Los ufólogos que el tiempo olvidó: Wade Wellman

Los ufólogos que el tiempo olvidó: Wade Wellman

6 de octubre de 2017

Curt Collins

ouIzjVulYFIoManly Wade Wellman, Jr. nació el 13 de noviembre de 1939, hijo de un gigante, el conocido autor de fantasía y ciencia ficción Manly Wade Wellman. El trabajo de su padre incluyó la contribución a revistas como la legendaria Weird Tales junto a H. P. Lovecraft, C. L. Moore y Robert E. Howard. El hijo, en lugar de usar su nombre completo, pasó por Wade Wellman, tal vez para tratar de crear su propia identidad y salir de la sombra de su padre.

Weird_Tales_November_1943Weird Tales, noviembre de 1943

Una estrella en ascenso

ODf92NT9ZdAI1958, de su último año en Chapel Hill High School

A principios de la década de 1960, cuando era estudiante universitario, Wade Wellman tenía un gran interés en los ovnis y fue miembro activo del Comité Nacional de Investigaciones sobre Fenómenos Aéreos (NICAP). Le apasionaba el tema y se desempeñó como defensor para promover las audiencias del Congreso sobre el estudio de los ovnis, escribiendo a personas e instituciones como los congresistas estadounidenses y la revista Time.

JKEMn7DtiR6YNICAP’s UFO Investigator, Oct. 1961

The Daily Tar Heel, el periódico estudiantil de la Universidad de Carolina del Norte, publicó una serie de artículos de Wellman sobre los ovnis que incluían información clave de casos y una discusión sobre la literatura creíble e increíble sobre el tema, que él criticó mucho.

Screen Shot 2017-08-08 at 11.28.27 AMThe Daily Tar Heel, Sept. 21, 1960

Se ha escrito una cantidad ciclópea sobre los platillos volantes desde los primeros informes modernos en 1947. El resto de esto es escritura chiflada que atrae la mayor parte de la atención y no merece nada de eso. Está, por ejemplo, George Adamski, que dice haber volado con personas de Saturno. O Frank Scully, quien dice que los platillos son naves de Venus. O Gerald Heard, quien, en un libro inmerecidamente famoso titulado Is Another World Watching, atribuye los platillos a las súper abejas de Marte. Y, por supuesto, siempre existen las afirmaciones perennes de contacto personal con personas o monstruos semihumanos de otros mundos y, quizás lo peor de todo, el término ridículo “platillos voladores”, un obstáculo para cualquier estudio real.

Sin embargo, a pesar del aluvión de tonterías que parece deliberadamente calculado para robar al sujeto de atención reflexiva, hay innumerables personas que han visto ovnis reales (Objetos voladores no identificados) y que no serán engañados por los escritores chiflados, o por el hueco de las negaciones de la USAF, o por el desprecio: ‘Dice que vio un platillo volador’”.

Screen Shot 2017-08-09 at 3.22.48 PMArchivo de The Daily Tar Heel, con las columnas ovni de Wade Wellman.

Wellman tomó el tema en serio, y también escribió sobre el esfuerzo de NICAP y otros para solicitarle al gobierno de los EE. UU. que investigue más a fondo el asunto de los ovni. En una posdata de la serie, escribió un artículo sobre su primera visita a la oficina de NICAP y su reunión con el director, Donald Keyhoe y el asistente, Richard Hall.

Screen Shot 2017-08-11 at 8.31.07 AMNICAP era el extremo conservador del espectro de platillo, pero Wellman también escribió para la Flying Saucer Review del Reino Unido, que era mucho más tolerante con el tipo de contactados “chiflados” que él y NICAP pensaban que mantenían el tema ovni en las franjas marginales. Los artículos de Wellman tenían mucho más fundamento y, a pesar de su juventud, su obra aparecía junto a escritores como John Keel y Jacques Vallée. Sus artículos de FSR incluyen:

Extra-Solar UFOs, March-April 1962

The UFO Sledgehammer, Jan-Feb, 1963

Phobos and Deimos, May-June 1963

The Psychology of Scepticism, Sept-Oct. 1963

Two Types of Scepticism, May-June 1965

Sense and Speculation, Sept-Oct. 1965

Otra cosa que muestra la seriedad de Wellman acerca del tema de los ovnis fue su conflictiva correspondencia con el famoso ovni escéptico y detractor, Astrónomo de Harvard, el Dr. Donald Menzel. Entre la correspondencia ovni en los archivos de Menzel, las cartas de Wellman están junto a nombres como Hynek, Sagan y Keyhoe.

Screen Shot 2017-08-08 at 4.26.21 PMAmerican Philosophical Society, artículos ovni de Menzel

Según Michael Swords, el intercambio fue un debate continuo por correo, uno de “civilidad apenas controlada”. Swords dice, “Wade Wellman y Donald Menzel recurrieron a presentar sus cartas entre sí con ‘Dear Duck’ y ‘Dear Weedy’, refiriéndose a Wellman fumando marihuana, después de algunos intercambios — Menzel comenzó esta ‘superioridad’ por cierto”. Wellman pensó que Menzel negaba la realidad extraterrestre. En su artículo, sobre Menzel, “The UFO Sledgehammer” en enero-febrero de 1963, en Flying Saucer Review, Wellman escribió:

“Parece lamentable que un astrónomo tan grande no pueda dejar la puerta lo suficientemente abierta como para retroceder graciosamente cuando surja la verdad completa. Si nuestros primeros aterrizajes en la Luna chocan contra bases alienígenas, el Dr. Menzel puede encontrar su posición un poco embarazosa”.

Menzel y Wellman compartieron otro interés además de los ovnis; su amor por la ficción fantástica. Menzel contribuyó con la portada del número de la revista Galaxy que también presentó el poema de Wellman, “The Martian Surface”. Fue una especie de colaboración. Cuando Menzel lo presentó en otra parte, escribió: “El siguiente soneto, escrito a sugerencia de Wade Wellman, interpreta la vida marciana tal como podemos esperar encontrarla”.

GALSEP69Galaxy, Sept. 1969

Screen Shot 2017-08-08 at 4.51.06 PMLa graduación de universidad parece haber reducido el tiempo de investigación de ovnis de Wellman, pero también tenía otros intereses como literatura, escribir poesía, exploración espacial, vampiros, fantasía y ciencia ficción. Su tesis de 1963 para la Universidad de Carolina del Norte, fue titulada “Tratamientos Literarios del Vampiro”. Wellman se graduó de la UNC en 1964 con una maestría en Artes, y en 1965 fue instructor de inglés en la Universidad de Wisconsin-Stevens Point. En 1967, fue instructor de inglés en Boise College en Idaho, e inauguró una colección de 131 páginas de su poesía, November Wind, de Golden Quill Press.

Una visita incómoda al Reino Unido

A finales de 1966, Wellman visitó el Reino Unido, y parte de su viaje fue con el propósito de examinar los archivos ovni. En su sitio dedicado al escritor John Keel, Doug Skinner publicó informacion sobre la visita de Wellman a la casa del Reino Unido de Charles Bowen de la FSR:

Muchos lectores de The Mothman Prophecies recordarán a un inquietante “Hombre de Negro” llamado “Tiny”, que visitó a una familia en Nueva Jersey en 1967. (Está en el Capítulo 8, si quiere buscarlo). John envió un informe detallado de este encuentro a otros investigadores poco después de que sucediera… Uno de estos investigadores, Charles Bowen (editor de Flying Saucer Review), escribió para decir que Tiny le recordó a un desagradable fanático de los ovnis que lo había visitado el año anterior.

La carta de Bowen a Keel sobre la visita dice: “En noviembre recibí una carta de Wade Wellman que anunciaba que volaba a Inglaterra para investigar en el Museo Británico (¡revisando un manuscrito sobre vampiros!)”. Wellman llegó el 10 de diciembre de 1966, y Bowen descubrió que el joven era muy extraño, tanto en apariencia como en comportamiento. “A menudo se metía en la poesía… recitándola como si la aprendiera de manera informática. Bebió la mejor parte de una botella de mi Martini y se derramó bien… y se burló de los pobres incomprendidos de Hitler, etc. Pensé que era un esquizo”. Al día siguiente, cuando finalmente Wellman llegó a pedir ver los archivos UFO de FSR, Bowmen mintió, diciendo que estaban en su oficina para deshacerse de él.

Aparentemente, Wellman no había podido pagar el viaje y fue financiado por sus padres. Tristemente, este episodio parece mostrar que hubo problemas serios al principio de su vida adulta.

Flying Saucers, Despedida

El final de la década de 1960 fue un momento difícil para el negocio de los ovnis. Como explicó Don Berliner, en 1967, NICAP tenía alrededor de 14,000 miembros, pero el problema estaba por venir. El Director Adjunto Richard Hall dejó el NICAP, y las conclusiones negativas del estudio del Dr. Edward Condon de la Universidad de Colorado sobre ovnis allanaron el camino para el cierre del Proyecto Libro Azul.

Con respecto a la advertencia de Wellman sobre encontrar bases extraterrestres en la Luna, no sabemos cómo reaccionó a esta caricatura, pero apareció en el periódico sobre un editorial que lo desencadenó.

20750913_10214239903775463_1444580911_nCaricatura de Pat Oliphant publicada en Dubuque Telegraph Herald, Ene. 17, 1969

El periódico de Iowa, The Dubuque Telegraph Herald, del 17 de enero de 1969, publicó un artículo de opinión de William Hines, “UFO Buffs Launch A Paperback Barb”. Los puntos clave de Hines:

• Si una persona está absolutamente segura de que el asesinato de John F. Kennedy fue obra de una conspiración, o que la Tierra es plana, o que los platillos voladores provienen del espacio exterior, ningún estudio científico o informe alguno oficial lo persuadirá de lo contrario.

• El otro día (Donald) Keyhoe convocó una conferencia de prensa en el National Press Club de Washington para exponer sus objeciones al informe Condon y, aunque sea incidentalmente, para conectar un libro de bolsillo que acaba de publicar un colega.

• El desacuerdo de Keyhoe con el informe Condon fue el fárrago habitual de alusiones insinuaciones y casi-verdad a las que los periodistas se han acostumbrado en las conferencias de prensa de NICAP.

• Deje los Keyhoes en el tubo de los bobos, los estantes de bolsillo y los estantes de lectura de barbería, y manténgalos fuera del aula de ciencias. Entonces, tal vez todos nos arreglaremos de alguna manera después de todo.

El artículo llamó la atención de Wellman. Lo vio como un “ataque furioso contra Donald Keyhoe”, y su mordaz respuesta se imprimió cuatro días después.

10225550ROMFVFVVDubuque Telegraph Herald, 21 de enero de 1969

Las cosas no salieron bien a Wellman. Don Berliner sobre cómo el informe Condon anunciaba el final de una era:

“… se disolvió el interés público. Se redujo el número de miembros de NICAP, el saldo bancario menguó y las operaciones tuvieron que reducirse. En el verano de 1969, con una membresía de menos de 8,000, hubo un recorte del 50 por ciento en el personal… El cierre de la investigación de la Fuerza Aérea parece haber matado el interés público”.

Donald Keyhoe, presionado por la junta directiva, renunció a NICAP.

Fantasy and Science Fiction

La escritura ovni de Wellman había desaparecido en la década de 1960, pero en la década de 1970, escribió poesía, ensayos e historias para revistas de fantasía y ciencia ficción, gran parte en el espíritu oscuro de Weird Tales, mientras que otros poemas miraban a las maravillas del espacio exterior. Su trabajo más conocido es la colaboración con su padre en una serie de historias de ciencia ficción de Sherlock Holmes que enfrenta al detective contra los invasores marcianos de H. G. Wells de La guerra de los mundos. En el libro resultante de 1975, Sherlock Holmes’ War of the Worlds, Wellman explicó cómo se originó el proyecto:

De repente comencé a preguntarme, preguntándome, de hecho, por qué nunca lo había pensado antes, cómo Holmes podría haber reaccionado a la invasión marciana de H. G. Wells. Decidí escribir una historia sobre este tema y, dado que soy principalmente un poeta, me sentí obligado a pedir ayuda. Mi padre aceptó colaborar, sugiriendo que se incluyera a otro personaje de Doyle, el Profesor Challenger. Nuestra colaboración, The Adventure of the Martian Client”, fue publicada en The Magazine of Fantasy and Science Fiction para diciembre de 1969.

La revista presentó a Wellman como “un poeta publicado que actualmente es profesor de inglés en Clarke College (Iowa)”. La primera historia fue seguida en marzo de 1972, por “Venus, Mars y Baker Street”, y una tercera en mayo de 1975, “Sherlock Holmes Versus Mars”. Con esas tres historias y algunas adiciones y revisiones, fue publicado en septiembre de 1975 por Warner Books.

91826e62uXwWcLa Guerra de los Mundos de Sherlock Holmes tenía críticas mixtas, y el Wilson Library Bulletin lo llamó una “colisión de Baker Street y el espacio exterior”, pero la premisa por sí sola capturó la imaginación de muchos lectores de todo el mundo. El libro fue traducido y publicado en el extranjero, y más recientemente, reimpreso como The Further Adventures of Sherlock Holmes: War of the Worlds en 2009. El libro hizo una impresión duradera. Se puede decir que La guerra de los mundos fue la primera historia de ovnis, por lo que es apropiado que Wellman llamara al último detective para investigar el caso.

Su último arco

Wade Wellman parece haber abandonado la ufología por el momento en que NICAP se marchitó, pero volvieron a saber de él unos veinte años después, en una llamada a CUFOS. Jerome Clark, historiador ovni, escribió:

“Una vez hablé con él por teléfono, probablemente a principios de la década de 1990, cuando estaba en la oficina del Center for UFO Studies en Chicago investigando mi UFO Encyclopedia. Wellman me llamó… Me dijo que estaba viviendo en Milwaukee y trabajando… Sabía quién era, escribió algunos ensayos para FSR, y sabía que era el hijo de Manly Wade, y recordé la historia de Charles Bowen, que me relató poco después del notorio encuentro. Así que estaba en mi camino. Sin embargo, Wellman parecía lo suficientemente normal. No recuerdo gran parte de la sustancia de la conversación, excepto que un punto expresó su admiración por la prosa de Donald Keyhoe”.

Hay más que un indicio de que Wellman sufrió algunos problemas de salud mental y dependencia química, pero no está claro cuándo comenzó todo. La década de 1960 fue un momento tumultuoso que incluyó a una gran cantidad de jóvenes experimentando radicalmente con drogas y sexo, y vale la pena señalar que pocas historias sobre poetas oscuros tienen finales felices. Wade tuvo una relación problemática con sus padres, y según los informes, los trató horriblemente. Aparentemente, los Wellman amaron a Wade y continuaron apoyándolo económicamente, pero desaprobaron su vida personal.

El padre de Wade murió en 1986, y su madre Frances murió en 2000. En homenaje a Manly Wade Wellman, el erudito de ficción fantástica Steven R. Trout escribió que “el propio hijo de Manly, Wade, parece haber sido una desilusión para él, como David Drake informa que vivía en un ‘albergue de caridad’ debido a problemas de abuso de sustancias en el momento de la muerte de su madre”.

Una posdata

Screen Shot 2017-08-10 at 10.23.45 AMCuando apareció la primera historia de Holmes contra los marcianos en Dec. 1969 Fantasy and Science Fiction, incluyó un epílogo de Wade Wellman, “Una posdata del colaborador junior”. Describió cómo concibió la idea para la historia, pero sus últimos dos párrafos tocaron el tema ovni.

La profundidad y la magnitud de la idea de Wells es cada vez más relevante a medida que pasan los años. Me parece que los ovnis bien pueden representar una tecnología muy por encima de la civilización humana, ya que estamos por encima de las comunidades de animales de la jungla. Sus observaciones de la Tierra podrían compararse con un equipo zoológico que observa cebras en la jungla. De nuevo, un ser humano que observa un ovni flotando en el aire puede estar en la posición de un babuino mirando un helicóptero suspendido. Sospecho fuertemente que este es el caso. Pero, cualquiera que sea la realidad detrás de los ovnis, siento que nuestra aparición en el espacio inevitablemente, en algún momento, nos pondrá en contacto con “mentes que son para nuestra mente como las nuestras para con las de las bestias que perecen”, para citar nuevamente del propio texto de Wells. No debemos rechazar este desafío, pero aun así me preocupan los esfuerzos que se están haciendo para señalar otros mundos. Hace años, un científico espacial anónimo fue citado diciendo que, para ciertas razas alienígenas, podríamos ser “los mejores animales de carne”. Él conocía a H. G. Wells, y su advertencia no fue escuchada es un reproche a la poca vigilancia de sus colegas.

En cualquier caso, la conquista del espacio y la vigilancia ovni son el comienzo de eventos que ampliarán enormemente nuestros horizontes, sea cual sea su resultado final. Es por esta razón que cada persona pensante debe estudiar la idea original de Wells y aplicar su significado e implicaciones a nuestro propio tiempo.

-WADE WELLMAN

La versión posterior publicada al presentar el libro de Holmes descartó todas las referencias a los ovnis.

Wellman había recomendado la escritura de Otto O. Binder (ciencia ficción, cómic y autor ovni) en su enojada respuesta de 1969 al Dubuque Telegraph Herald, y Binder dedicó su novela histórica de 1972, The Forgotten Colony, “A Wade Wellman para el nueva luz que brilló en Benedict Arnold y su genio military”. Binder lo recordó nuevamente en otro libro. Mankind: Child of the Stars era un libro de no ficción de 1974 que explotaba la moda de los “Antiguos Astronautas”. Llevaba una introducción de Erich Von Daniken, con su nombre apareciendo en la portada sobre la de los autores, Max H. Flindt y Otto O. Binder. Un poema de Wellman abre el libro, posiblemente sus últimas palabras publicadas sobre el tema ovni.

To the Authors

We search with humbled thoughts and reeling brains

For stellar footprints, cosmic legacy,

For signs of visitors from distant lanes

Who bred this race in dim prehistory,

And wonder if these watchers of the earth,

These strange observers from a stranger port,

Evolved us from the brutes to foster mirth,

Created us in fancy and in sport.

The mighty structures of a dateless age

That hold their stories thoughtfully concealed

May still become an open lamplit page

In which these riddles show themselves revealed;

And we, who strive to open and to rob

The secrets, face the laughter of the mob.

– WADE WELLMAN

https://thesaucersthattimeforgot.blogspot.mx/2017/10/the-ufologists-that-time-forgot-wade.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.