El misterio de las centellas (1146)

El misterio de las centellas (1146)

Estaba en casa sentado en Steven’s Point, WI en 1995. Aproximadamente a las 12:00 p.m. Me desperté y vi una esfera brillante de seis pulgadas que venía hacia mí en el sofá. Hacía ruidos como soldadura (chisporroteó). Se movió lentamente cuando pasó por mi cuerpo y luego se movió rápidamente hacia la entrada donde desapareció. (También experimenté parálisis temporal durante el incidente, que no he visto que otros reporten aquí). Duró probablemente 10 segundos, pero pareció una eternidad. Me espantó. Fui a casa y le conté a un amigo de Minnesota que había sucedido y me dijo que lo mismo le había sucedido en el campo en su granja esa misma primavera. La asusté por completo también.

Sarah

MN US

La fascinante historia de cómo el diablo supuestamente se insertó en las carreras de músicos legendarios

La fascinante historia de cómo el diablo supuestamente se insertó en las carreras de músicos legendarios

Por Lori Dorn

23 de febrero de 2018

En un video ensayo fascinante, el muy conocido YouTuber Polyphonic ahonda en cómo el diablo ha sido insertado en la historia de legendarios músicos y compositores durante siglos. El primer registro de esto ocurrió fue con Guiseppe Tartinii en el siglo XVIII, quien se inspiró para escribir la “Sonata del Trino del Diablo” después de una visita de Lucifer en un sueño. En el siglo XIX, el inmenso talento de Niccolò Paganini fue culpado del demonio hasta su muerte. Una de las historias más famosas, el guitarrista Robert Johnson fue a la encrucijada y regresó como virtuoso de la guitarra, escribiendo su icónica trilogía “Cross Road Blues”, “Hellhound on my Trail” y “Me and the Devil Blues”.

“Hellhound on my Trail” es una canción magistral que toma el tropo del hombre del blues y le da un nuevo giro. La razón por la cual Johnson es un vagabundo errante y viajero es porque tiene infieles que lo siguen. Incluso podrías ver esta canción como el medio de una trilogía de canciones que relatan su encuentro con el diablo. “Cross Road Blues” es donde vende su alma y luego la trilogía termina con “Me and the Devil Blues”, que tiene algunas de las líneas de apertura más inquietantes de la historia.

https://laughingsquid.com/how-the-devil-inserted-himself-into-music-careers/