Aleshenka, o “el enano de Kyshtym”

Aleshenka, o “el enano de Kyshtym”

21 de noviembre de 2009

Kentaro Mori

uralalien11-e1289754112834La historia recibió más atención cuando la Asociación Ufológica de Georgia (GUFOA) divulgó imágenes capturadas de un vídeo. Todas las imágenes que circulan por la red provienen del sitio web del GUFOA, ahora ya fuera del aire. Decían:

“Un cuerpo extraterrestre fue recuperado por el Servicio de Seguridad ruso en 1996. Una anciana de la aldea de Kashtim en los Urales, decía el informe, había encontrado a la criatura moribunda en la carretera”.

“Después de dos semanas, la mujer se enfermó y fue hospitalizada. La criatura se quedó en su casa, sola… y murió. Probablemente porque la mujer avisó a alguien en el hospital, el Departamento de Policía de Kashtim entró en su casa y encontró el cuerpo el 13 de agosto de 1996. Los restos fueron filmados por una cámara VHS – equipo estándar de la policía rusa en la época – cuando se realizó una investigación (incluyendo el uso de un contador Geiger). De acuerdo con las mediciones de la policía, el ser poseía sólo 21 centímetros de largo. El cuerpo fue posteriormente confiscado por la Seguridad de Estado (antigua KGB)”.

[Patrick Gross, The Ural Alien]

Exactamente como en otras leyendas de supuestos cuerpos alienígenas, hay muchas versiones para la historia, aunque en este caso no haya tanta variación como en el caso Salinas. Casi todas las versiones mencionan a la anciana, Tamara Velikopolskyana Prosivirina. Pero difieren en cómo y cuándo ella encontró el ser.

Multiverso

De acuerdo con una versión, Tamara Prosivirina sufría de una aflicción mental desde hace mucho, y solía visitar el cementerio local para retirar flores para decorar su casa. Una noche, el 13 de agosto de 1996, oyó una voz en su cabeza diciendo que fuera de nuevo al cementerio, donde encontró a la criatura sobre una tumba, viva, y la llevó a casa. Ella contó a los vecinos que ahora tenía un hijo, llamado “Aleshenka”, pero todos pensaron que era una más de sus fantasías.

Fue sólo cuando fue visitada por su nuera, también llamada Tamara, que descubrieron a Aleshenka. Según la historia, sin embargo, la nuera pensó que era un bebé humano y dejó que la anciana cuidara de él. Esto no tiene mucho sentido, pero seguimos.

Poco después, Tamara, la anciana, fue hospitalizada, pero no porque se hubiera enfermado, sino por el agravamiento de sus problemas mentales. Aquí, otra vez, más versiones. Ella habría contado a los médicos sobre su “hijo”, pero nadie creyó en su historia. El ser así habría muerto, sin cuidados, y habría sido encontrado no por la policía, sino por Vladimir Nurdinov.

De acuerdo con una versión, Nurdinov sería amigo de Tamara, y entró en su casa para recoger el cuerpo de Aleshenka. Otra versión da cuenta de que él sería un ladrón, que además de irrumpir su casa acabó encontrando y llevandose al supuesto alienígena, hasta que fue capturado por la policía debido a otra acusación – el robo de cables de electricidad.

Y de esto, al menos, podemos estar razonablemente seguros: en este punto la policía se involucró, y es la fuente del vídeo y de las imágenes conocidas. El detalle curioso, sin embargo, es que la fecha registrada en el vídeo es… 13 de agosto de 1996. Supuestamente el día en que Tamara habría encontrado Aleshenka.

Claramente todas estas versiones son florerías, fantasías y distorsiones que no convergen en una historia coherente. Y no vamos a extendernos para el número aún mayor de versiones sobre lo que habría ocurrido con el cuerpo de Aleshenka, en versiones involucrando la KGB y las naves espaciales viniendo a buscar al compañero estelar. No hay sentido en considerarlas y, de hecho, no se sabe el paradero actual del cuerpo.

¿La historia verdadera?

Hay una versión que parece tener sentido, y retratar bien los acontecimientos que fueron posteriormente distorsionados. El cuerpo fue inicialmente encontrado por la policía en agosto de 1996 cuando capturaron a un ladrón de cables, Vladimir Nurdin. Él mostró dónde guardaba los hilos eléctricos en su casa, y “por ninguna razón aparente se ofreció a mostrar… un alien”, dijo el policía Yevgeny Mikhailovich a un diario local en 2005.

Las autoridades llevaron el cuerpo a la comandancia y lo filmaron. Este es el video que conocemos.

Sin embargo, ninguna investigación fue abierta, porque pronto descubrieron que el feto había sido descubierto por Tamara Prosvirin, de 70 años, “jugando en el fango”. Ella lo llamó Aleshenka. Tamara fue posteriormente internada en un hospital psiquiátrico, y Aleshenka, si aún estaba vivo, murió en su casa. Nurdinov, que era su amigo, encontró el cuerpo, “lo lavó con alcohol y lo secó en el sol”. Esto explicaría su apariencia “momificada”.

Que Prosvirina sufriera de problemas psiquiátricos también explicaría por qué habría recogido un feto abortado del lodo y lo hubiese llevado a casa. Porque “Aleshenka” era simplemente un feto.

Algunas de las primeras versiones de la historia citan a los médicos locales Stanislav Samoshkim e I. Ermolaeva, que habrían declarado que no podría ser un feto humano. “No hay niños con una textura tan extraña en el cuerpo”, habría supuestamente declarado Ermolaeva.

Pero ni 2003, el diario Cheliabinsk citó a los doctores Igor Cusco e Irina Ermolaeva (la misma Ermolaeva, presumimos) declarando que:

“Todo estaba basado en rumores y en el testimonio de la señora que lo encontró. Es posible que alguien se haya librado de un feto abortado. El hecho es que lo tuvimos en nuestras manos, que tenía el tamaño de 17-20 cm, que corresponde al período de gestación de 20-25 semanas. Podría haber sido viable, pero sólo por unas horas, no dos semanas. Era humano, con 12 costillas en el tórax. Estructura de los huesos apropiada, en los hombros y puño. Desarrollo del esqueleto normal para el feto. Cuando lo vimos, francamente, nos decepcionó. Al principio pensamos que era un pollo seco. Después de la investigación profesional, pensamos que es un aborto común, posteriormente momificado”.

Las supuestas declaraciones iniciales de Emorlaeva negando que fuese un feto tienen como fuente diarios sensacionalistas, capaces de invertir completamente sus afirmaciones. Porque si su evaluación no es suficiente, y pensar en algún tipo de encubrimiento y negación, incluso los ufólogos locales deben estar involucrados.

La historia original fue publicada en 1997 por el ufólogo ruso Mijaíl Gershtein, y lo contactamos al respecto. Él respondió gentilmente:

“El caso de Aleshenka ya ha sido solucionado. El investigador ruso Vadim Chernobrov encontró en la residencia de la antigua ama de Aleshenka un pedazo de tela con sangre de esta entidad. El Instituto de Genética de Moscú realizó un análisis de ADN. El resultado: un feto común, terrestre (abortado), del sexo femenino, con muchas anomalías genéticas terribles. Kyshtim fue epicentro de un desastre radioativo en 1957, y el llamado Aleshenka fue una víctima deformada de esta antigua tragedia. Muchos médicos (incluyendo, por ejemplo, la ginecologa Irina Ermolaeva) también declararon que el caso de Aleshenka no era único y que vieron tales patologías anteriormente. Otro investigador ruso, Mijaíl Raduga, en su reciente libro ‘Ovnis y entidades paranormales’ (2009, en ruso) dedicó un capítulo entero al caso. También encontró a algunos médicos que vieron y estudiaron Aleshenka en 1996: todos dijeron que Aleshenka era un feto deformado, y nada más”.

Chernobrov también alegó ser poseedor de una máquina del tiempo, de modo que sus declaraciones deben ser tomadas con algunos granos de sal, pero como Gershtein informa, él no es la única fuente a llegar a la conclusión de que “Aleshenka” era sólo un feto abortado.

El cráneo es quizás el elemento más extraño en la apariencia del feto, formado por lo que parecen pétalos, pero esto se debe a las “molleras“, que probablemente se perdieron, parte de un cráneo muy lejos de estar plenamente formado.

En la siguiente imagen, observe el cráneo de 29 semanas. De apariencia muy similar y coincidente con la estimación de 20-25 semanas mencionada por Ermolaeva.

fetal_skull_set_of_12_ages_13_to_40_thumbUn feto abortado recogido por una anciana con problemas psiquiátricos, que estaba muerto o murió poco después, habiendo sido removido otra vez y lavado con alcohol, secado al sol, originando por fin todo tipo de especulaciones sobre alienígenas y naves espaciales. Esta puede ser la versión más deprimente de todas, pero todo indica ser lo que realmente ocurrió.

[Con agradecimientos a Luis Ruiz Noguez y Mikhail Gershtein]

https://web.archive.org/web/20160711202249/http://www.ceticismoaberto.com:80/galeria/fotos-de-alienigenas/5563/aleshenka-o-anao-de-kyshtym

Más información en: http://www.lulu.com/shop/luis-ruiz-noguez/extraterrestres-ante-las-cámaras-volumen-ii/paperback/product-4984349.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.