Las lluvias de peces de Yoro: caso cerrado

Las lluvias de peces de Yoro: caso cerrado

24 DE JUNIO DE 2018

POR CROPSTER

Los informes más recientes de peces que caen en Yoro, Honduras, me recordaron que había leído una referencia anterior al caso en mi colección de primeras revistas forteanas.

Yo tenía razón. La edición de octubre de 1975 de Pursuit (la revista de la Society for the Investigation of the Unexplained) tenía un artículo de Ron Dobbins sobre el fenómeno de Yoro. El núcleo de su pieza fue una traducción que hizo de un informe de la Academia Hondureña de Geografía e Historia. He visto otras referencias al mismo informe, así que estoy seguro de que su fuente fue genuina.

El informe se basó en observaciones hechas en Yoro en los años 1961-62 por varios científicos, incluido un meteorólogo de los Estados Unidos, bajo la dirección del Servicio Meteorológico de Honduras. El informe es tan interesante que espero que Ron me perdone reproduciendo su excelente traducción a continuación. Todavía estoy tratando de obtener el informe original de la Academia en Honduras.

Ahora parece claro que en Yoro, los peces suben por un río local (el Aguán) para desovar y después de fuertes aguaceros se quedan varados cuando las aguas se retiran en un pantano local, probablemente la misma área pantanosa que se ve en varios videos de Youtube. Incluso a principios de la década de 1960, ningún testigo había informado haber visto caer los peces y no se habían encontrado especímenes en los techos locales.

Entonces, Yoro, es un caso cerrado.

La traducción de Ron del informe está a continuación:

LAS LLUVIAS DE PECES DE YORO

(De la Academia Hondureña de Geografía e Historia).

Uno de los fenómenos conocidos desde hace muchos años y que forma parte de nuestro folclore es el curioso fenómeno denominado “la lluvia de peces”, que se muestra casi todos los años, un kilómetro y medio al sureste de la pintoresca ciudad de Yoro, Honduras.

Este evento, casi anual, se distingue de otros fenómenos que se presentan en varios lugares de Honduras por el hecho de que los peces no emanan de corrientes subterráneas o capas acuosas de la tierra, que con las ráfagas de lluvia hacen que la superficie sea suave, y salen peces que se desarrollan debajo.

El fenómeno de Yoro también es notable porque parece estar estrictamente asociado con la borrasca más poderosa de la estación lluviosa de Yoro, a tal grado que los Yorenos conocen perfectamente la nube que “trae peces” y que en este momento atraviesa el valle, el viento asociado con ella produce un sonido típico… bastante oscura y muy turbulenta. Una persona que presencie este fenómeno, debido a los eventos naturales que se desarrollan en este momento, juraría que los peces vienen con la nube, debido a la rara asociación de la condición atmosférica con la cantidad posterior de peces que se encuentran, saltando, después de la borrasca.

Sin embargo, nuestro Servicio Meteorológico Nacional, encargado de todo lo relacionado con los fenómenos atmosféricos que ocurren en nuestro país, comenzó a estudiar este fenómeno. Primero, realizaron estudios previos a la condición atmosférica en el período que exhibe el fenómeno, mediante el análisis de la atmósfera superficial que rodea el área de Yoro. y los datos climatológicos y los fenómenos atmosféricos que rigen nuestro territorio en este período. Mantuvo la evidencia de un pequeño pero débil centro de baja presión que retorna semipermanentemente sobre el valle de Yoro, precipitando la formación de fuertes nubes de tormenta.

Este débil centro de menor presión se separa del frente de baja presión que se posiciona a lo largo de la costa del Pacífico: de América Central durante la temporada de tormentas y, en otras ocasiones, estos pequeños centros atraviesan el país hacia el Golfo de Honduras y posteriormente se transforman en tormentas tropicales. Sin embargo, prevalece la idea de que los peces de Yoro son transportados por “trombas marinas desde el Océano Atlántico”. Según el estudio anterior de la teoría meteorológica, se sabía de antemano que esto no es posible y que tal idea puede refutarse científicamente.

Finalmente el Servicio Meteorológico envió a uno de sus técnicos y un climatólogo al teatro de los eventos. En el momento del año 1961 el meteorólogo Edgardo Zuniga Andrade, junto con un meteorólogo estadounidense, Martin Rossemblatt, fue a obtener datos de investigación entre la gente de Yoro con el fin de amplificar los estudios de análisis atmosférico del año siguiente.

Para el año 1962, el mismo meteorólogo, que acompaña al climatólogo Héctor Garay Moncada, tuvo el privilegio de presenciar el fenómeno y verificar completamente las conclusiones a las que se había llegado en los estudios previos. El propósito de estudiar este fenómeno fue el de conocer el mecanismo de su formación, la verificación de que la aparición de los peces después de la borrasca no forma parte de algún fenómeno meteorológico, pero es más maravillosa la Madre Naturaleza donde el traje ancestral de un animal se une con el desencadenamiento de las fuerzas atmosféricas. El público debe saber acerca de esta peculiaridad muy especial de una de nuestras regiones y, una vez que se haya comprendido completamente, puede ser de gran atracción para nuestra gente y para los extranjeros, aumentando la cantidad de turistas que Yoro tendrá y dando la satisfacción de investigar a un curioso fenómeno de la naturaleza.

Esto es lo que el meteorólogo observó en su última visita a la ciudad de Yoro:

1) Los peces que se exhibieron después de la borrasca son todos del mismo tipo (por lo que se deduce que no está conectado con trombas marinas, ya que si fuese de esta manera, se presentarían diferentes tipos o peces).

2) La fuerza del viento no excede la velocidad de los vientos de los tornados o las trombas marinas, ni alcanza velocidades superiores a 40 nudos.

3) No existe rastro de vegetación que establezca el paso previo de los tornados.

4) Ningún fenómeno meteorológico sigue una trayectoria exacta. Ninguna tromba marina podría atravesar la misma ruta cada año.

5) El tipo de nube que se origina en el centro débil de presión más baja que cruza el valle de Yoro ha sido exhibido en otras partes del país y el mundo. Esta nube es conocida por el nombre científico de mammato-cumulonimbus debido a que su base tiene la apariencia de pezones, debido a su gran inestabilidad, que le da un color violeta oscuro además del sonido del viento descendente.

6) Los peces salen por sí mismos aprovechando la gran cantidad de agua que cae que fluye hacia los arroyos Machigua y Jalegua que fluyen del río Aguan.

7) Los peces no son ciegos, por lo que no provienen de aguas subterráneas. Este tipo de peces existe comúnmente en los ríos de la región. Los nativos los llaman “peces de barco”. Su tamaño no supera los 11 centímetros y es claramente reconocido como una variedad de sardina.

8) Nadie ha visto a los peces caer de la nube en el momento del fenómeno y no han caído sobre un techo de las casas de Yoro, a una distancia de solo un kilómetro y medio del lugar.

9) La distribución de las montañas y sus elevaciones alrededor del valle de Yoro no permiten, en ningún momento, que ninguna tromba marina pueda llegar a Yoro sin antes haber destruido su propio embudo de viento, debido a las diferentes temperaturas que siguen al aire en su camino, a causa del cambio de presión con la altura. Esto vendría tanto en Yoro como en cualquier otro lugar en la tierra con altas montañas.

10) Los peces nadan contra la corriente de agua que llega a los afluentes del río Aguan, cuya agua sucia no nos permite verlos con claridad.

11) Los peces que se reúnen después de la lluvia torrencial, persisten en saltar, sin mostrar ninguna herida debido a la caída desde una altura promedio de 2,000 pies desde la nube cumulonimbus.

12) El lugar preciso del fenómeno es parte del distrito de la ciudad de Yoro llamado “El pantano”, donde existen pequeños estanques de agua, de las últimas tormentas previas al fenómeno.

13) En la región del fenómeno, el pasto crece y es tan compacto en la estación seca que no presenta “fisuras”, es decir, aberturas.

14) La corriente del agua de la lluvia caída se debe al hecho de que el valle tiene una inclinación hacia el Noroeste, obligando al agua a moverse hacia los arroyos.

15) Debido a la gran actividad eléctrica, a los Yorenos no se les permite moverse hacia el lugar de los eventos, excepto después del final de la tormenta.

16) Otras personas del área adyacente a la ciudad de Yoro han tenido la rara oportunidad de ver las escuelas de peces avanzando contra la corriente del río Aguán, en su movimiento hacia el lugar del fenómeno, un día antes.

CONCLUSIONES

Se llega después de terminar el estudio a la conclusión de que los peces tienen el hábito ancestral, ya que los tiempos pasados van a morir al sudeste del valle de Yoro y que para su salida a este lugar hacen buen uso de su natural sensibilidad a los cambios de presión, determinando la presencia del centro del debilitamiento de la presión más baja enviada a Yoro, usan la influencia de la nube mammato cumulonimbus, además de la gran cantidad de agua caída de la lluvia más fuerte, en orden para saltar a la tierra contra la corriente.

Los peces entonces, pueden proceder desde el Océano Atlántico. Pasan por el río Aguan y son guiados al valle de Yoro con el propósito de morir allí y no son transportados en la nube de tormenta. Sin embargo, es necesario que un experto en materia de peces, es decir, un ictiólogo, continúe el estudio de estos peces comestibles que son el orgullo de los Yorenos.

https://thefortean.com/2018/06/24/the-yoro-fish-rains-case-closed/

Otra caída de peces en Yoro, Honduras

Otra caída de peces en Yoro, Honduras

23 DE JUNIO DE 2018

POR CROPSTER

Es ese momento de nuevo. Los medios hondureños informan que la lluvia anual de peces en Yoro, Honduras, tuvo lugar el sábado 16 de junio. Tanto La Prensa como El Heraldo tienen piezas pequeñas sobre el evento que aparentemente tuvo lugar a pocos kilómetros de Yoro alrededor de las 5 p.m.

Según La Prensa, una violenta tormenta de dos horas trajo la lluvia, dejando peces de muchos tamaños en los patios de los residentes de Yoro. El periodista local Adonay Doaze dijo que los niños y adultos recogían los peces y que el domingo muchos hogares tenían un almuerzo gratis.

Las lluvias de Yoro se producen supuestamente cada año en mayo o junio y se han convertido en un importante evento cultural y religioso en esta parte de Honduras. El fenómeno merece una pieza más larga en este blog, pero es interesante observar que las imágenes de la Web, Twitter y Facebook muestran claramente a los locales que recogen una variedad de peces de diferentes tamaños e incluso un cangrejo en una foto.

El tocoeñohn@ElTocoenohn

#TRACICION O MILAGRO

Una vez mas el Municipio de Yoro es Bendecido ha caído una vez más la lluvia de peces los pobladores de la comunidad de Centro Poblado son los testigos oculares quienes a esta hora de la mañana ya se encuentran con sus canastos pepenando peces.

4:33 PM – Jun 17, 2018

Ver otros Tweets de El tocoeñohn

Twitter Ads info and privacy

Más importante aún, algunas tomas muestran áreas de tierra inundada al lado de una carretera, y aldeanos caminando recogiendo peces. El video de La Prensa también muestra a los lugareños capturando peces de una zona inundada. Junto con la falta de testigos que afirman haber visto caer a los peces, esto me lleva a sospechar que es más probable que el evento fue el resultado de un río que rápidamente inundó una zona y luego retrocedió, dejando a los peces varados. Las carreteras son particularmente propensas a importantes flujos de agua durante las fuertes lluvias.

Voy a investigar más el evento de 2018, así que estén atentos para más actualizaciones del pueblo de Yoro.

https://thefortean.com/2018/06/23/another-fish-fall-in-yoro-honduras/

Dos caídas de hielo americanas

Dos caídas de hielo americanas

15 DE JUNIO DE 2018

POR CROPSTER

Dos interesantes caídas de hielo tuvieron lugar en los Estados Unidos durante mayo de 2018.

Las cascadas de hielo son un verdadero clásico forteano, allá arriba, con caídas de peces y lluvias de ranas. El consenso científico general es que el hielo proviene de una aeronave como resultado de una acumulación en sus alas que cae a medida que el avión entra en el aire más cálido. En algunos casos, el hielo es de color azul u con olores, lo que sugiere una fuga del sistema de agua potable de una aeronave. Esta explicación es difícil de probar, ya que es casi imposible hacer coincidir el hielo caído con un avión en particular.

Otros han propuesto que algunas caídas de hielo son el resultado de la formación de hielo en la atmósfera. Jesús Martínez-Frías, un geólogo de España, ha acuñado el término megacriometeoros para describir el fenómeno, aunque su teoría no es ampliamente aceptada.

Dos casos recientes resaltan los problemas asociados con el intento de identificar la fuente de estas caídas. El primero tuvo lugar en Abingdon, Maryland, en la tarde del viernes 11 de mayo. El Dr. Yuvraj Kamboj estaba trabajando en su consultorio cuando recibió una extraña llamada de sus padres. Habían estado en su casa en la cuadra 900 de Sidehill Drive cuando oyeron un ruido fuerte afuera y salieron a revisar la casa. Un vecino señaló daño a su techo, en ese momento llamaron a su hijo.

“Cuando llegué aquí”, dijo Yuvraj a la reportera Erika Butler de The Baltimore Sun, “había hielo en todas partes”. El hielo había dañado el frontón frontal y una luz exterior. Había golpeado el techo y estaba disperso en los precios a través del césped.

La FAA estaba investigando. Su representante le dijo a The Sun:

“Normalmente, cuando el hielo cae desde una aeronave, se debe a un mal funcionamiento del lavabo. También es azul o verde del desinfectante del baño. (El departamento de bomberos) informó que el hielo era transparente y que no había inclemencias climáticas en el área. Se contactó a la FAA y ellos informaron que dos aviones habían pasado por esa área 15 (minutos) antes del incidente. Investigarán más el incidente, pero la fuente del hielo no está confirmada actualmente”.

Por lo tanto, el hecho de que la casa se encuentre bajo un tramo de vuelo y la presencia de dos aviones cerca del momento del incidente sugiere que el avión es la fuente. Pero, ¿dónde estaba el hielo durante esos 15 minutos?

Otro caso tres días más tarde también se llevó a cabo bajo una ruta de vuelo. El 14 de mayo, el residente de Walnutport, Pensilvania, Brian Cavanaugh y su familia afirmaron haber escuchado un gran choque en la noche y luego encontraron hielo y aguanieve en el techo del cobertizo y en todo el camino. La historia fue cubierta por WFMZ-TV (con video).

Cavanaugh le dijo al periodista de WFMZ-TV Jamie Stover que su casa también estaba bajo un vuelo, por lo que la explicación del avión nuevamente parece posible, aunque no se mencionó explícitamente ningún avión.

Entonces, ambos casos son sugestivos de aviones, pero no de forma concluyente. Intrigante.

https://thefortean.com/2018/06/15/two-american-ice-falls/

Trozo de hielo cae del avión WestJet y se estrella en el techo de la casa de Calgary

Trozo de hielo cae del avión WestJet y se estrella en el techo de la casa de Calgary

Por Caley Ramsay Supervisor en línea Global News

26 de febrero de 2017

MIRA ARRIBA: Una llamada muy cercana para una familia del sureste de Calgary. Quedaron sorprendidos luego de que un trozo de hielo pasó por su techo. Como informa Jenna Freeman, el susto vino del aire.

Algunos dueños de una casa en el sudeste de Calgary se asustaron bastante la noche del viernes cuando un trozo de hielo gigante se estrelló contra su techo.

Theresa Couch y su esposo estaban mirando televisión en el salón de su casa en la cuadra 100 de Doverthorn Bay S.E. cuando escucharon lo que pensaron que era una explosión.

“De repente escuchamos este gran estallido y todo esto cayendo”, explicó Couch, quien ha vivido en la casa durante 42 años. “Pensamos que algo grande se cayó del armario o algo así”.

La pareja entró a la cocina pero no encontraron nada fuera de lo común. Luego caminaron hacia el pasillo para encontrar un agujero en el techo.

“Estábamos muy conmocionados, te diré eso. Le dije: ‘Algo debe haber caído del cielo’. ¿Cómo pudo suceder eso?”

El Departamento de Bomberos de Calgary fue llamado a la casa alrededor de las 7 p.m.

La llamada inicial llegó como una explosión, dijo Paul LeBlanc del departamento de bomberos.

“Cuando llamé (al 911) dije que era una explosión porque así sonaba. Fue tan fuerte”, dijo Couch.

“Encontramos un agujero en la parte trasera de la casa que había pasado por el techo, a través del techo y en el sótano”, explicó LeBlanc.

Los bomberos entraron a la casa y encontraron un gran trozo de hielo en el sótano.

“Tenía aproximadamente un pie de diámetro”, dijo LeBlanc. “Con la evaluación que pudimos hacer cuando nuestros equipos llegaron aquí, y juntando todas las piezas, la única explicación que tenemos en este momento es que sería un trozo de hielo de un avión que pasaba”.

“Esta es la primera vez en mis 36 años de trabajo para el Departamento de Bomberos de Calgary que he escuchado que esto ocurra”.

“Ha sucedido en otras partes del mundo. Creo que esta es la primera vez en Calgary”.

Afortunadamente, nadie resultó herido por la caída del trozo de hielo. LeBlanc dijo que los propietarios estaban bastante conmocionados.

“Además de estar muy asustados en ese momento, a los ocupantes les está yendo bien”.

El departamento de bomberos confirmó con los funcionarios del aeropuerto que la casa cayó bajo una trayectoria de vuelo el viernes por la noche, dijo LeBlanc.

La investigación del departamento de bomberos ha concluido.

El Transportation Safety Board también está investigando y dijo que esta es la segunda vez en nueve años que algo así ha sucedido. La última vez que sucedió también fue en Calgary.

VER VÍDEO SIN PROCESAR A CONTINUACIÓN: Theresa Couch estaba sentada en su sala de estar viendo la televisión con su marido cuando escuchó un fuerte estampido. Resultó que un trozo de hielo cayó de un avión y se estrelló contra el techo de su casa, en el sótano. Ella explica la dura prueba.

https://globalnews.ca/news/3272577/chunk-of-ice-falls-from-plane-and-crashes-through-roof-of-calgary-home/

¿Quién está ensuciando a Canadá?

¿Quién está ensuciando a Canadá?

16 DE JUNIO DE 2018

POR CROPSTER

Los informes de heces humanas que caen del cielo hacen que los canadienses se pregunten si The Donald no es el único que los ha perjudicado últimamente. Las explicaciones estándar sobre los sistemas de alcantarillado de las aeronaves con fugas no son válidas (ejem) ya que se han recibido alrededor de nueve informes en una amplia área de Columbia Británica desde principios de mayo.

El primer informe se llevó a cabo en Kelowna, BC el 9 de mayo Susan Allan y su hijo Travis había estado conduciendo a través de Kelowna cuando se detuvieron en la intersección de la avenida de Bernard y Spall Road. Mientras estaban parados, fueron bañados por una lluvia de popó a través de su techo solar abierto. La mierda helada golpeó a su hijo Travis en la cara e incluso entró en los ojos de Susan, causando un caso leve de conjuntivitis.

“Fue un día hermoso, era un cielo azul puro y si hubiera mirado hacia arriba y hubiera visto una bandada de pájaros, habría sido una historia diferente. Todo lo que había allí era un avión y, cuando levantamos la vista, ya estaba sobrevolando el campo de golf “, dijo Susan.

“He tenido gente riendo, gente burlándose de mí. Estoy segura de que va a ponerse peor ahora cuando piensen: ‘Ja, ja, ves, es estúpido. No es verdad’. Pero es verdad y me está enojando porque no puedo probarlo”.

Tres días más tarde y unos 700 metros de donde se duchó Susan Allan, el residente Brett Yates estaba fuera de su casa en Ufton Court alrededor de las 17:30 y notó un rastro de salpicaduras de color marrón en su coche y varios otros de la zona.

Según el sitio de noticias canadiense Castanet, también se han recibido informes en Bach Road, Daves Road, Ufton Court, Highway 97 y Enterprise. Un hombre que vivía en Bach Road dijo que había presenciado cómo la sustancia había caído sobre su vehículo y el de su esposa durante el año anterior. Y en Armstrong, un hombre regresó a su camioneta el 13 de mayo para encontrar la cama llena de salpicaduras azuladas.

La declaración de Transport Canada indicó que su personal había investigado algunos de los casos, verificado los datos de radar y seguido con los aeropuertos locales y concluyó que la sustancia no provenía de aviones que pasaban. De acuerdo con su portavoz:

“La revisión del departamento ha concluido que estos incidentes no cumplen con la descripción del hielo azul y, por lo tanto, no están relacionados con la aviación”.

Castanet recientemente proporcionó un mapa que muestra la propagación del pánico de la caca:

Entonces, ¿qué hay detrás de este alboroto fecal? Los informes de prensa no indican que el material haya sido analizado en el laboratorio e identificado como residuo humano. Tal vez ese sea el siguiente paso lógico, si alguien tiene el descaro de empacar algunas de las cosas. Probablemente pueda omitir el avión, a menos que haya un grupo de aviones mal mantenidos que crucen los cielos canadienses.

Mientras tanto, oh, Canadá, ¡duck!

https://thefortean.com/2018/06/16/whos-crapping-on-canada/