El extraño desorden que hace que la gente huela olores que no están ahí

El extraño desorden que hace que la gente huela olores que no están ahí

Por Lorenzo Stafford

Octubre 9, 2018

¿Alguna vez has olido olores que otras personas no pueden oler? Si es así, es posible que haya experimentado fantosmia, el nombre médico de una alucinación con olor.

Los olores de la fantosmia a menudo son asquerosos; algunas personas huelen a heces o aguas residuales, otras describen humo o productos químicos. Estos episodios pueden ser provocados por un ruido fuerte o un cambio en el flujo de aire que entra por la nariz. Espeluznantemente, algunas personas parecen tener la premonición de que van a suceder. La primera vez que ocurren, el olor fantosmico puede durar unos minutos, y los episodios pueden repetirse diariamente, semanalmente o mensualmente durante un año.

Dado que nuestro sentido del olfato domina el sabor de los alimentos en nuestra boca, cualquier alimento consumido durante un episodio fantosmático estará manchado con las propiedades del olor fantosmico. Es fácil ver cómo estos síntomas pueden afectar gravemente la calidad de vida de una persona. En casos extremos, incluso puede inducir pensamientos suicidas.

Condiciones relacionadas

Las personas con fantosmia a menudo también informan una condición estrechamente relacionada conocida como “parosmia”. Aquí es donde un olor real se percibe como algo muy diferente, como el olor de una rosa que se percibe como canela, aunque a menudo se percibe como algo desagradable.

Tanto la fantosmia como la parosmia se conocen como “trastornos olfativos cualitativos”, ya que es la calidad percibida del olor lo que ha cambiado. En contraste, los trastornos cuantitativos son donde la fuerza del olor ha cambiado e incluyen condiciones como la anosmia (pérdida del sentido del olfato) y la hiperosmia (sentido del olfato mejorado a un nivel anormal). Las condiciones cuantitativas se pueden medir utilizando una prueba estandarizada objetiva.

Es raro que alguien experimente fantosmia sin alguna otra condición cuantitativa existente, como la anosmia. Y, curiosamente, las fantosmias a menudo se encuentran en la ventana de la nariz con el menor sentido del olfato.

¿Quién lo consigue?

Por lo general, la primera experiencia con fantosmias ocurre entre los 15 y 30 años y parece afectar a más mujeres que hombres. Se ha encontrado en una serie de poblaciones de pacientes diferentes, incluidos aquellos con depresión, migraña, epilepsia y esquizofrenia.

Las tasas de fantosmia varían ampliamente de 0.8 a 25%, siendo mucho más altas para aquellas personas con condiciones olfativas existentes.

No sabemos qué causa la fantosmia, pero se cree que se origina en cualquiera de las áreas centrales del cerebro, incluidas aquellas que controlan la emoción o áreas periféricas más relacionadas con la función del olfato, como las áreas involucradas en la detección de olores.

Algunas personas encuentran que la administración de gotas de solución salina en la nariz puede aliviar la fantosmia, al igual que los medicamentos utilizados para tratar afecciones neurológicas existentes, como los antidepresivos y los medicamentos antiepilépticos. En situaciones extremas, y solo después de una extensa consulta médica, a algunos pacientes se les extrae el bulbo olfativo (tenemos uno por cada fosa nasal) mediante cirugía, pero este es un procedimiento muy arriesgado y llevaría a la pérdida permanente del olfato de esa fosa nasal. Afortunadamente, sin embargo, la fantosmia generalmente se resuelve por sí sola sin la necesidad de tratamiento.

Si comienza a oler olores que otros no pueden, es posible que desee consultar a su médico, aunque solo sea para descartar trastornos subyacentes graves que pueden estar causando el olor fantasma. Pero recuerde que, en la gran mayoría de los casos, la fantosmia es una condición inofensiva en lugar de un signo de una condición subyacente grave.

https://qz.com/1417033/the-strange-disorder-that-makes-people-smell-smells-that-arent-there/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.