El Papa-Asno y los ovnis de Nuremberg

El Papa-Asno y los ovnis de Nuremberg

12 de noviembre de 2011

Publicado en Damn Data, traducido por la colaboración de Vitor Moura

papaasno-nurembergEn 1523, el reformador Martín Lutero publicó un panfleto inflamatorio llamado Of Two Wonderful Popish Monsters (Sobre Dos Maravillosos Monstruos Papistas, en traducción libre). El folleto describía la aparición reciente de dos criaturas extrañas: el Papa-Asno y el Monje-Becerro. Ambos habían sido creados por Dios para demostrar a través de una alegoría viva su descontento con la Iglesia Católica. El Papa-Asno (con un cuerpo humano pero una cabeza de asno) mostraba la ira de Dios porque la Iglesia tenía al Papa como líder. El Monje Becerro (una monstruosidad gorda con orejas enormes) demostraba el descontento de Dios con la práctica de escuchar confesiones.

papasno-mongebezerro-lutero-1523El Papa-Asno y el Monje-Becerro. De Martín Lutero y Philip Melancthon, “Deuttung der cwo grewlichen Figuren” (Wittenberg, 1523)

¿De qué modo Lutero esperaba que su público tomara esos monstruos híbridos? Probablemente, él sabía que, mientras los lectores bien educados los verían como metáforas, la clase campesina probablemente creería en ellos literalmente. Una traducción inglesa de 1579 del folleto advierte al lector contra tomar a los monstruos como “meras fábulas”. Por el contrario, deben “temblar de miedo al ver tales monstruos prodigiosos”, que son signos evidentes de la “ira y de la furia de Dios”.

Tal vez sea sólo una cuestión de tiempo antes de que algún ufólogo ansioso sugiera que el Papa-Asno y el Monje-Becerro fueran en realidad extraterrestres caídos en la Tierra. Después de todo, un reciente documental llamado Best Evidence: Top 10 UFO Sightings (La mejor evidencia: Los 10 mejores avistamientos de ovnis), promueve el cuento de 1561 de las esferas de Nuremberg como proporcionando una prueba convincente de que los ovnis ya nos visitaban desde hace siglos.

nuremberg-1561“Fenómeno en el cielo en Núremberg el 14 de abril de 1561”, Hans Glaser (Digitale Bibliothek: The Yorck Project 9)

Antes de considerar las esferas en sí, vale la pena hacer una rápida revisión histórica general. En 1561, Lutero sólo estaba muerto hace 20 años, y el choque de la Reforma había creado una ola de paranoia apocalíptica entre la población europea semi-hambrienta infestada de enfermedades. Los teólogos protestantes declararon que la Iglesia Católica era la Bestia descrita en el Libro del Apocalipsis, cuyos mil años de reinado serían seguidos por la batalla final entre el bien y el mal, mientras que, para muchos católicos, el propio Lutero era el Anticristo, que habría precipitado el conflicto final.

Ambos lados se aprovecharon de la prensa, recientemente inventada, para bombardear al pueblo con propaganda en forma de panfletos y carteles sensacionalistas. El poder del diablo sobre el mundo estaba creciendo, ellos proclamaban en voz alta. Las comunidades rurales estaban infestadas con brujas ansiosas para hacer la voluntad de Satanás. Y señales y prodigios aparecían diariamente – una prueba segura de que el fin de los tiempos estaban cerca.

Entre los folletos hablando del nacimiento de terneros de dos cabezas y de brujas que afligían la Tierra había uno alegando que un “espectáculo horrible” había sido visto en los cielos de Nuremberg. Un grupo de esferas coloreadas, aparentemente, surgió de dos tubos y se engancharon en una batalla una contra la otra. También se vieron una enorme lanza negra y varias cruces voladoras color de sangre. Después de pincharse suspendidos durante una hora, los objetos volaron al Sol, aunque algunos cayeron en la Tierra y se evaporaron.

El autor del folleto interpreta la batalla aérea como una señal de la ira de Dios, y exhorta a sus lectores a “enderezar sus vidas” y rezar para que Dios “aleje su ira”. Él también menciona otras maravillas vistas en el cielo ese año, incluyendo un crucifijo, “ataúdes y ataúdes con hombres negros al lado de ellos”, y “varas y látigos”. Los ufólogos, naturalmente, ignoran completamente los ataúdes, los crucifijos, las cruces sangrientas, los latigazos y los hombres negros. Para ellos, el folleto simplemente describe la aparición de un par de naves madre y una flotilla de naves espaciales esféricas.

¿Selectivos? Bueno, sí, sólo un poco.

Tal vez los alienígenas realmente han sobrevolado Nuremberg en el siglo XVI por ninguna razón mejor que la de confundir a la población. Y tal vez ellos realmente se parecían al Papa-Asno y Monje-Becerro del panfleto anterior de Lutero. O quizás, en vez de eso, debíamos ser cautelosos al interpretar textos de 500 años de edad sin al menos considerar brevemente el contexto de su publicación original.

https://web.archive.org/web/20160830200456/http://www.ceticismoaberto.com:80/ufologia/6320/o-papa-asno-e-os-ovnis-de-nuremberg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.