La autopsia extraterrestre. Un mito dentro del mito. Segunda edición (Prólogo)

PRÓLOGO

AutopsiaPortadaDice Luis Ruiz Noguez que la ufología es el circo de la razón, el paraíso de la espectacularidad, la búsqueda continua de la noticia maravillosa que asombre a los lectores en este fenómeno elusivo. Es la constante nota amarillista, el convencimiento total de algunos de que Ellos están aquí; la negación argumentada de los escépticos y la burla de los ajenos.

Por eso ver las imágenes de una supuesta autopsia de un extraterrestre sólo nos confirma más el hecho de que el tema de los ovnis aún tiene mucha más tela para cortar de la que se pensaba.

El caso Roswell es hoy por hoy uno de los incidentes más estudiados y al cual se le han dedicado más recursos de todo tipo en todos los años. El incidente ha ido creciendo y la ufología americana lo ha convertido en su tarjeta de presentación, en su “caso perfecto”, en lo que creen es la evidencia contundente de que su propio gobierno, con sus impuestos, mantiene en secreto los restos de una nave y no se los dice…

Roswell es como el Disneylandia particular de los ufólogos, es como el encontrar en el desolado desierto la respuesta y las “verdades” personales que se quieren escuchar. Por eso todo lo que apoye el hecho de que en Roswell se estrelló una nave intergaláctica es siempre bien recibido por los entusiastas de los ovnis. Claro, aquellos que no pretenden dar una respuesta racional al caso sino recabar datos que apoyen su creencia previamente concebida.

Pero justo con el surgimiento de esta supuesta autopsia, la ufología mundial parece haber armado un frente común. La opinión generalizada: Fraude.

Y lo dicen porque argumentan que no es posible que un perfecto desconocido, un tal Jack Barnett, ahora aparezca y diga un testimonio que contradice todas sus investigaciones, porque los extraterrestres, aseguran, tienen 6 dedos y no 4, etc.

¿Argumentos?, argumentos inútiles sobran. Y la incertidumbre de algunos; la espera de saber si la película, el celuloide. es realmente del 47.

El circo de la ufología está actualmente presentando el mejor acto del espectáculo, es la premier de la gran atracción, la mujer barbuda de nuestras necesidades morbosas. Por eso está toda la información. Y por eso viaja por todo el mundo vía Internet. por eso se debate, se cuestiona, se replica y se repite (como se hizo en Argentina) y por eso aquí les presentamos y les brindamos las opiniones de importantes ufólogos del mundo con quienes hemos hablado personalmente para que usted se entere, sepa, juzgue, piense, opine e interactúe con nosotros, con su inteligencia su razón y su decisión…

Roswell ha alcanzado el clímax, ha llegado a su momento de mostrar lo más que se podía mostrar; ¿O surgirá dentro de algún par de años alguien que muestre filmaciones de “extraterrestres” vivos o fotografías de un pedazo de pescuezo junto con los análisis de “expertos científicos”? …[1]

Roswell es el hilo que mantiene firme nuestro sueño de una realidad que casi se nos escapa, de la duda ante un tema dudoso y más ahora, más cuando todo indica que lo estrellado fue un globo… atómico sí; no japonés, sino ruso[2], pero a fin de cuentas un globo; sin extraterrestres, sin tecnología superior, sin que esto sirva para alimentar las fantasías y sin que esto haga posible que alguien filme lo que nunca existió…

Óscar García

El libro se puede adquirir en: http://www.lulu.com/shop/luis-ruiz-noguez/la-autopsia-extraterrestre-un-mito-dentro-del-mito/paperback/product-24143997.html?ppn=1

También está disponible en Amazon: https://www.amazon.com/autopsia-extraterrestre-mito-dentro-Spanish/dp/0244482993/ref=sr_1_1?ie=UTF8&keywords=autopsia%20extraterrestre&language=es_US&qid=1563620687&s=gateway&sr=8-1


[1] Óscar no estaba tan equivocado, pocos años después de haber escrito lo anterior comenzaron a aparecer diferentes restos de presuntos extraterrestres, muchos de los cuales dieron material abundante para nuestra serie de libros sobre fotografías de extraterrestres. (LRN)

[2] En realidad, no fue ni japonés ni ruso, ni mucho menos atómico. Se trataba de un proyecto supersecreto de globos, sí, pero para espiar las armas atómicas de los rusos. (LRN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.