La fotografía Hanson 3

La fotografía Hanson 4

BlackRiverFalls_thumbEn una historia de La Crosse Tribune del 18 de noviembre de 2004, Robert Huntley confesó cómo él, con la ayuda de tres amigos, Bud Bowler y sus primos John y Dan McDonald, construyeron y organizaron el accidente del platillo.

En julio de 1947, Bob Huntley era un adolescente de 17 años que trabajaba en una tienda de rótulos de madera con su abuelo en Black River Falls, Wisconsin. La vida en ese pueblo era aburrida y Huntley pensó en poner algo de emoción a la pequeña localidad en ese verano.

Decidido a divertirse, llamó a sus tres amigos y sus primos y les expuso su plan. Entre todos construyeron un platillo. A un panel de madera de balsa ensamblaron partes de un motor viejo y un bulbo fotoeléctrico de un proyector de películas antiguas.

Una vez que terminaron de armar su disco, en la noche del 9 al 10, fueron al recinto ferial para «estrellar» el platillo donde estaban seguros de que sería observado. «Teníamos que encontrar un lugar donde sabíamos que encontrarían el disco, y sabíamos que había un partido programado para la noche siguiente», dijo Huntley. El objetivo era instalarlo en el jardín del parque de atracciones del condado de Jackson, donde los jóvenes cavaron con palas una pista de aterrizaje para el platillo.

57 años más tarde Bob Huntley confesó que él fue uno de los jóvenes detrás de la creación del «platillo volador» que, misteriosamente, se estrelló al aterrizar en una cancha de béisbol en Black River Falls en Wisconsin, en 1947. La apariencia del aparato de madera de balsa, de 15.5 pulgadas, causó tal alarma en ese momento, que la Patrulla Aérea Civil voló con un inspector de Milwaukee y el FBI se presentó. Sin embargo, los funcionarios descubrieron rápidamente que no era del espacio exterior[1].

El objeto, como hemos visto, fue descubierto por Sigurd Hanson, el electricista de la ciudad, cuando en compañía de George Dickie y Aleck Gunderson fueron a colocar una lámpara sobre el diamante del terreno de béisbol.

Hanson comenzó a exhibir el disco. Cobraba 50 centavos la entrada para ver el «platillo», antes de que la policía local llegara y cerrara el objeto en una cámara acorazada. Se describió el vehículo como si hubiese sido visto en vuelo cerca de la ciudad.

MitchellField_thumbEl disco fue enviado a Mitchell Field, y tras el análisis se hizo el siguiente informe: «Este artefacto es claramente un engaño»¦ se mantendrá durante un período razonable de tiempo y luego se quemara y sus cenizas se colocarán en el receptáculo más cercano».

Hanson era sospechoso de ser el autor, o más bien su sobrino, que estaba estudiando ingeniería eléctrica en UCLA. Huntley, por su parte, abrumado por su broma, guardó silencio por miedo: no tenía ningún deseo de ser arrestado por el FBI o de ser encarcelado por el ejército, ni nada. «Hanson era un caballero muy bueno», dijo Huntley, «y siento mucho por todos los problemas que le generé. Sin embargo, un joven de 17 años de edad, no piensa en esos términos».

Como se dijo, la confesión de Huntley apareció en La Crosse Tribune[2]:

El misterio del platillo volador de BRF revelado como un engaño

Por Autumn Grooms de La Crosse Tribune

18 de noviembre de 2004

BLACK RIVER FALLS, Wisconsin. Casi seis décadas después, Bob Huntley todavía sigue siendo renuente a hablar sobre la broma extraterrestre que hizo en 1947 a la gente de Black River Falls.

«Sólo estaba tratando de hacer un poco más excitante el verano», explicó la semana pasada en una entrevista telefónica desde su hogar en Lexington, Virginia.

Nunca pensé que se convertiría en un caso federal.

Pero cuando un platillo volador de aspecto notablemente realista aterrizó en un campo el día de un gran juego, eso fue exactamente en lo que se convirtió.

La Patrulla Aérea Civil voló con un inspector de Milwaukee para hacer una inspección.

El FBI se interesó.

«Fue entonces cuando me asusté», dijo Huntley, de 76 años, después de declinar inicialmente ser entrevistado por La Crosse Tribune.

Su historia se descubrió recientemente cuando envió anónimamente una carta al periódico en la que detallaba los pormenores de los eventos del 10 de julio de 1947.

Ver el fraude del 10 de julio de 1947 en la página A-6.

«Por supuesto que fue un engaño, pero sus perpetradores han permanecido en el anonimato durante unos 57 años», escribió el abogado de La Crosse, John McDonald. «Pienso aclarar lo mejor posible el misterio, para dar el crédito debido a quienes crearon el platillo«.

Así que pensando que había dejado todo en el olvido del tiempo, entonces, aunque prefería dejar que toda la terrible experiencia se desvaneciera en el olvido del tiempo, Huntley compartió sus recuerdos de la historia del platillo volador.

Tenía 17 años en ese momento. Pasó la primera parte del mes trabajando fuera de horario en la tienda de carpintería y pintura de letreros de su abuelo en Black River Falls.

El exterior del platillo estaba hecho con un tablero de letrero y el interior de madera de balsa, con un motor hecho de motor viejo y partes del motor, y un bulbo fotoeléctrico de un viejo proyector de películas.

Con la ayuda de tres amigos, Bud Bowler y sus primos John y Dan McDonald, Huntley «estrelló» el platillo en un lugar en donde estaba seguro que lo notarían. El platillo medía 15.5 pulgadas de diámetro, 4 pulgadas de altura y pesaba una libra y media.

Fue el fallecido Sigurd Hanson, que era electricista de la ciudad de Black River Falls, quien descubrió el platillo en la hierba en el recinto ferial del condado de Jackson cuando él, George Dickie y Aleck Gunderson instalaban iluminación en el diamante de béisbol, según una antigua edición del Tribune.

La noche anterior, Huntley y el grupo de jóvenes habían usado palas para cavar una pista de aterrizaje para el platillo.

«Tuvimos que elegir un lugar donde supiéramos que se encontraría el disco, y sabíamos que había un juego de pelota programado para la noche siguiente», dijo Huntley.

«Entonces resultó que Sig Hanson tenía que hacer algún tipo de trabajo (en el parque)».

«Era un fino caballero, y lamento cualquier incomodidad que haya creado», agregó Huntley. «Un chico de 17 años no piensa en esos términos».

Mientras la ciudad se preguntaba sobre el platillo volador, los rumores florecieron. El Tribune publicó una edición adicional sobre el descubrimiento el 11 de julio de 1947, proclamando: «Platillo volador encontrado en los terrenos de Black River».

McDonald dijo que tuvo «MIEDO, con mayúsculas», y eso lo condujo guardar silencio sobre el incidente durante todos estos años.

Huntley estuvo de acuerdo. «No tenía ningún deseo de ser arrestado por el FBI o ser encarcelado por el ejército ni nada».

McDonald dijo que la idea de confesar surgió cuando estaba limpiando su garaje y encontró algunos recuerdos. Entre los artículos se encontraba una edición del Tribune del domingo 13 de julio de 1997 con un titular que decía: «BRF cuenta con su propio misterio de 50 años».

La historia contaba cómo el platillo era un engaño del que nadie se había hecho responsable. Se especuló sobre quién estaba detrás del engaño, y se incluían los nombres de Sig Hanson y su hijo, Jim, que estudiaba ingeniería eléctrica en UCLA y estaba en casa durante el verano en el momento del descubrimiento del platillo volador.

«Pensé que (Huntley) realmente debería obtener crédito por ello», dijo McDonald la semana pasada.

¿La razón del engaño?

«Fue sólo para dar un poco de diversión a un pueblo pequeño», dijo Huntley. «Originalmente pensé que lo encontrarían los muchachos al día siguiente».

Huntley dijo que el platillo fue llevado a la Universidad de Minnesota, en donde se le colocó en un túnel de viento y demostró tener características aerodinámicas excelentes.

Pero los funcionarios no tuvieron ninguna duda y descubrieron rápidamente que no era del espacio exterior, dijo Huntley. «No vas a encontrar una bombilla RCA en una nave espacial».

«La madera de balsa también podría haber sido una pista».

«Lo último que escuché», dijo, «terminó en un campo de pruebas del Ejército en algún lugar de Nebraska, tal vez en Omaha. Fue lo último que supe de eso».

En 2004, su cómplice, John McDonald, entonces abogado de La Crosse, escribió en el diario del estado de Wisconsin para reunirse con los autores de la broma: «Por supuesto que era una broma, pero los autores permanecieron en el anonimato por 57 años. Pensé que sería mejor iluminar el misterio, para dar al César lo que es del César antes de que todos los que crearon el plato, pasaran al más allá, de donde vino el plato»[3].

Un vuelo malogrado

Señores:

No muchos de sus lectores recordarán el platillo volador que «aterrizó» en Black River Falls en la madrugada del 10 de julio de 1947. Sin embargo, yo y algunos otros residentes de la antigua Black River Falls recordamos el incidente como si fuera ayer, al igual que sus editores que publicaron una edición especial para conmemorar el evento y publicaron un artículo del 50 aniversario de la nave espacial en su edición del domingo 17 julio, 1997.

Por supuesto, se trataba de una broma, pero sus autores han permanecido en el anonimato unos 57 años.

Pensé que sería mejor aclarar el misterio, para dar crédito a quien crédito merece, antes de que todos los que crearon el plato pasen al gran más allá de donde llegó el plato.

La idea del platillo fue concebida en un juego de póquer de la tarde, en la casa de mi primo, Dan McDonald, el 5 o 6 de julio de 1947. El grupo estaba compuesto por Dan, Bob Huntley, Bud Bowler y yo. La idea del platillo fue realmente del «cerebro de niño», de Bob Huntley, pero todos contribuimos al plan general. Nos dimos cuenta de que, ya que muchos platillos voladores habían sido avistados en y alrededor del país en 1946 y 1947, no había razón por la cual Black River Falls no debía tener uno. Como es natural, suponíamos que todos eran engaños, y de todos modos, uno más o menos no haría daño a nadie.

El plan se desarrolló de la siguiente manera:

1. El platillo se iba a construir en la tienda de carpintería del abuelo de Bob Huntley, en el sótano de Bob Flagstad»™s Red and White, en Black River.

2. Se determinó que, dado que los electricistas de la ciudad estaban instalando nuevas luces en el campo de béisbol en los terrenos de la feria del condado, debía ser el lugar de aterrizaje. Pensamos que si el jefe de los electricistas de la ciudad, Sig Hanson, encontraba el platillo, por lo menos lo llevaría al centro de la ciudad y afirmaría que era una falsificación. Pensamos que tal vez podríamos conseguir cobertura local en el Banner Journal, nuestro periódico local.

3. Por supuesto, el lugar de aterrizaje necesitaba preparación. Se determinó que luego que el plato «se estrelló», debió haber patinado por un trecho de cincuenta a setenta y cinco yardas. El lugar de aterrizaje tuvo que ser construido por la noche después de la medianoche cuando el estadio estaba oscuro, sin ocupantes y sin vigilancia de la policía local.

4. Cuando Bob y su abuelo, Ben Huntley, terminaron el plato tenía unos 15 pulgadas de diámetro y 4 pulgadas de alto. Más tarde se informó que el platillo era alimentado por una celda fotoeléctrica. Sin embargo, no era el caso. A pesar de que había una celda fotoeléctrica, también había pilas de una linterna y un motor de reloj eléctrico conectados entre sí por cables eléctricos cuidadosamente soldados. Fue construido de cartón y madera de balsa, pintado con pintura de aluminio. Era hermoso, pero difícilmente de calidad extraterrestre.

5. Ya que se suponía que el plato había hecho un aterrizaje forzoso, golpeamos una parte de una cerca para simular los daños sufridos en el impacto del estrellamiento.

6. En horas de la madrugada de la mañana del 10 de julio de 1947, nos reunimos, llevamos el plato al recinto ferial, cavamos una pista de aterrizaje con palas y hundimos el borde dañado de la nave en el suelo cerca de uno de los postes de luz en los que los electricistas de la ciudad estarían trabajando en el próximo día o dos.

Al día siguiente nos reunimos en la tienda de Ben Huntley a la espera de las noticias del descubrimiento. Fue una larga espera hasta media tarde, cuando se conoció la noticia en los cafés locales. Un platillo volador había sido encontrado. Y lo que es más, Sig Hanson, el principal electricista de la ciudad, proclamó que era auténtico. (Más tarde lo negó).

A las pocas horas se produjo una explosión de acontecimientos. El platillo fue trasladado al Ayuntamiento y puesto a la vista del público por 25 centavos de dólar por persona. El Ejército de EU fue notificado. Sig Hanson fue anunciado como un héroe. Su sobrino, Jim Hanson, un estudiante universitario en ingeniería eléctrica en UCLA estaba en casa para el verano, y al examinar el platillo confirmó su autenticidad. El platillo fue encerrado en la bóveda del Banco del Condado de Jackson para su custodia hasta que el ejército pudiera llegar.

No es necesario decirlo, los inventores y autores hicimos un juramento de secreto y pasamos a la clandestinidad asustados a muerte.

Al día siguiente, el Tribune publicó una edición especial sobre el platillo. Uno o dos días después, oficiales del ejército volaron en un avión de carga, recogieron el plato, y nunca más fue visto.

Cuando Bob, Dan, Bud y yo nos reunimos un día o dos más tarde se decidió, por temor a ir a un reformatorio, que lo mejor sería mantener el platillo en secreto. También temíamos un juicio de Sig Hanson y su sobrino, Jim, cuyo padre, por cierto, era el juez de circuito de Black River.

Después de varios años, el Saturday Evening Post en un artículo sobre platillos voladores señaló que el platillo de Black River era un engaño. ¡Y así fue! Pero es el material del cual están hechos los recuerdos maravillosos.

Gracias Bob, Dan y Bud, fue muy divertido.

Atentamente,

John R. McDonald, S. C.

Referencias

Anonimo, «Flying Saucer» Grounded at Black River Falls, The Winona Republican Herald, Winona, Minnesota, 11 July 1947.

Anonimo, Badger Pilot Tells of New «Saucer» Find, Green Bay Press Gazette, Green Bay, Wisconsin, 11 July 1947

Anonimo, Black River Falls Plans To Display Its «Disk-overy», Dubuque Telegraph Herald, Dubuque, Iowa, 13 July 1947

Anonimo, C. C. to Charge 20 Cents For Look at Flying Disk, Youngstown Vindicator, Youngstown, Ohio, 13 July 1947

Anonimo, Chamber To Cash in on Flying Disc, La Crosse Tribune, La Crosse, Wisconsin, 13 July 1947

Anonimo, Claims He Saw One!, Dubuque Telegraph Herald, Dubuque, Iowa, 13 July 1947

Anonimo, Exhibits «Flying Saucer», The Sunday Morning Star, Wilmington, Delawere, 13 July 1947.

Anónimo, Plastic Disks Found in Two States, The Chicago Daily News, July 11, 1947, pg. 7.

Anonimo, Strange Object with Motor is Found in State, Kenosha Evening News, 11 July 1947

Anonimo, Wanted! One Who Hasn»™t Seen A Disk, La Crosse Tribune, La Crosse, Wisconsin, 13 July 1947

Anonimo, Wisconsin «Disc» Rigged for Power, The Oregon Journal, Oregon, 11 July 1947.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Werner Walter, Mülle aus den Weltraum, CENAP News Flash, No. 15/2, november 2005.

Páginas en internet:

Grooms Autumn, 57 years later, Black River Fall»™s flying saucer mystery revealed as hoax, La Crosse Tribune, Sunday, October 10, 2004. Artículo en internet, https://lacrossetribune.com/community/jacksoncochronicle/lifestyles/brf-s-flying-saucer-mystery-revealed-as-a-hoax/article_6e7d97ab-8a16-5cd6-ad5a-16f0ea6eee3a.html

McDonald R. John, An Ill-fated Flight, Carta a La Crosse Tribune, Sunday, October 10, 2004. Artículo en internet, http://www.lacrossetribune.com/articles/2004/10/10/news/00lead.txt

http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/11/el-ovni-de-black-river-falls/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-112/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-111/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-172/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-175/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-174/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/11/el-da-despus-de-roswell-194/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/11/el-da-despus-de-roswell-190/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/12/el-da-despus-de-roswell-197/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/12/el-da-despus-de-roswell-196/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/12/el-da-despus-de-roswell-195/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/01/el-da-despus-de-roswell-199/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/03/el-da-despus-de-roswell-211/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/03/el-da-despus-de-roswell-209/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/04/el-da-despus-de-roswell-214/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/04/el-da-despus-de-roswell-212/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2016/06/el-da-despus-de-roswell-276/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2018/02/platillos-voladores-capturados-black-river-falls-wisconsin-10-de-julio-de-1947/

https://vault.fbi.gov/UFO/UFO%20Part%201%20of%2016/view#document/p17%20PBB

https://www.fold3.com/image/1/9669350

http://www.forteantimes.com/forum/viewtopic.php?p=451200


[1] Werner Walter, Mülle aus den Weltraum, CENAP News Flash, No. 15/2, november 2005.

[2] Grooms Autumn, 57 years later, Black River Fall»™s flying saucer mystery revealed as hoax, La Crosse Tribune, Sunday, October 10, 2004. Artículo en internet, https://lacrossetribune.com/community/jacksoncochronicle/lifestyles/brf-s-flying-saucer-mystery-revealed-as-a-hoax/article_6e7d97ab-8a16-5cd6-ad5a-16f0ea6eee3a.html

[3] McDonald R. John, An Ill-fated Flight, Carta a La Crosse Tribune, Sunday, October 10, 2004. Artículo en internet, http://www.lacrossetribune.com/articles/2004/10/10/news/00lead.txt

No siempre familiar…

No siempre familiar…

15 de febrero de 2020

Lynn Picknett

familiarsMaja D»™Aoust, Familiars in Witchcraft: Supernatural Guardians in the Magical Traditions of the World, Destiny Books. 2019.

Realmente quería que me gustara este libro. Me gusta la idea de que el autor de un trabajo oculto sea un practicante experto: Maja D»™Aoust es conocida, aparentemente, como La bruja del amanecer. Este libro también está salpicado de sus propias obras de arte a menudo de Picasso, que aunque quizás no sean atractivas para todos los gustos, sin duda son hábiles e intrigantes, lo que ayuda a atraer al lector al tema en un nivel más profundo. Son una buena idea y funcionan la mayoría de las veces.

Pero tuve mis problemas. Para empezar, el título y el subtítulo son técnicamente acerca de dos categorías de entidad que están estrechamente aliadas pero que en realidad son diferentes. El familiar de la bruja, según la Enciclopedia Británica, es «un animal pequeño o diablillo que se mantiene como asistente de bruja, que le dio el demonio … un demonio de bajo rango que asumió cualquier forma de animal, como un sapo … o un gato negro». Esa es la explicación estándar, santificada por las edades. Los guardianes sobrenaturales son diferentes, usualmente con más poder, agendas más altruistas, y considerablemente menos olor a azufre. Pero la autora, según parece, ha elegido redefinir tanto a los «familiares» como a los «guardianes sobrenaturales». Se podría decir, con un gesto de la mano, que no importa mucho cuando se discute un tema tan insustancial de todos modos, pero lamentablemente un aura de confusión rodea este libro desde el principio.

Inmediatamente, el alma gemela de uno, a menudo en la forma de un animal querido, se describe como un «familiar», aunque luego se nos dice que el familiar es una especie de «sirviente devocional», lo que de alguna manera degrada al alma gemela. (Como si fuera una revelación, se nos dice, «el concepto de que los humanos tienen sirvientes … es antiguo», aunque eso podría ser el resultado de una construcción de oraciones ligeramente inestable).

La relación entre la bruja y el familiar se compara con la práctica de la buena cría de animales. Se nos dice que perder el control de tu familiar es como perder el control de tu perro. Pero espera, a veces lo familiar es un alma gemela. ¿No es ser tan controlador de un alma gemela que se convierte en abuso real?

Hay un subtexto alarmante en gran parte de este libro. Describe alegremente, por ejemplo, lo familiar, esta vez en la forma de los espíritus ancestrales, como ofrendas tan exigentes como la sangre. Este es un territorio potencialmente bastante oscuro y poco fiable.

(Y aunque algunos podrían reconocer una nueva y desafiante forma de ver el cristianismo, otros podrían retroceder en líneas tales como: «Jesús declaró que al ofrecer su propia sangre no se necesitaría otra sangre para alimentar a los espíritus mientras ofrecía el Espíritu Santo como un espíritu familiar para todo a través de él: un sacrificio de sangre para terminar con todos los sacrificios de sangre …» Pero para confirmar de qué lado está, el autor agrega rápidamente, «… de acuerdo con la historia, de todos modos». No del todo. Esos no eran las palabras reales suyas y el contexto original, como era de esperar, era bastante diferente. Además, quizás este es el lugar para señalar que, a pesar de lo que esta autora implica más adelante en el libro, ¡Origen no escribió el Nuevo Testamento por canalización o de otra manera!)

Cuando se discute la relación entre una persona viva y un espíritu, una entidad familiar o desencarnada, tal vez, solo se presta atención al verdadero peligro de tales prácticas o incluso a una creencia en ellas. Personalmente, me pareció horrible que la autora parece aprobar tales encuentros, a menudo citas con lo que solían llamarse «amantes de los demonios», casi sin dudar, al tiempo que admitía que subyacente a esto suele ser una obsesión o fijación. En otras palabras, comienzas desde una posición poco saludable. Y ella admite que tales encuentros a veces pueden ser violentos. Traduce este tipo de relación al mundo real, #metoo, y habría poca tolerancia, y mucho menos una aceptación casual.

Si bien la emoción extrema podría ayudar a los rituales a funcionar, tal vez debería haber algún tipo de advertencia de salud adjunta. Ciertamente, confiar en un amante de los demonios para satisfacer sus necesidades emocionales y sexuales es provocar un trauma mental terrible, si no un colapso completo. Por lo menos, hay un fuerte argumento para argumentar que la autora debería haber incluido técnicas para la autodefensa psíquica.

(Y podría decirse que el mayor defensor de defenderse de las enfermedades paranormales es el fallecido Dion Fortune, el seudónimo de Violet Firth, cuyo intelecto feroz y antecedentes en psicología, además de la vasta experiencia de muchas manifestaciones ocultas, la ayudó a desconfiar mucho de tales encuentros. Pero de la Sra. Fortune no hay mención en este libro).

Con la amplia definición de la autora de familiares, la autora nos lleva a una gira mundial sin aliento de temas a veces discutiblemente relevantes, como la profecía histórica, la telepatía y las deidades, incluidos el oráculo de Delfos y los dioses egipcios. Hay algunas cosas fascinantes sobre las deidades con cabeza de animal que se originan en las visiones chamánicas de los sacerdotes, lo cual es casi seguro el caso.

Pero luego están las flagrantes infelicidades, como la mención de los peregrinos islámicos que son pisoteados hasta la muerte cuando rodean ritualmente la piedra de Kaaba. La autora dice: «Aunque oficialmente se sostiene que la adoración se centra en Alá en lugar de la piedra en la Kaaba, el hecho de que las personas estén dispuestas a entregar sus vidas a la piedra es una indicación de cuánto valor tiene para ellos en sus creencias». ¿Disculpe? ¿Renunciar voluntariamente a sus vidas? Ser pisoteado hasta la muerte no estaba en su lista de deseos. Siempre que sucede, es un horrible y trágico accidente, no una ambición religiosa.

Por otra parte, nos dicen que los paganos modelaron sus ídolos de piedra con la idea de crear estatuas a partir de meteoritos. ¿Pero no los crearon de piedra de todos modos? ¿O madera, para el caso? Los meteoritos crearon focos religiosos muy especiales, pero no dieron inicio a la idea de la escultura espiritual.

Aunque repleto de algunas historias e ideas interesantes, lamentablemente hay demasiados resbalones molestos, lógica slapdash y algunas omisiones sorprendentes. Al azar»¦

¿Estaba el astrólogo de Reagan realmente en la misma liga que el Dalai Lama como asesor espiritual? ¿Todos los altares católicos realmente contienen reliquias sagradas? ¿No está yendo demasiado lejos para etiquetar a Jesucristo como un espíritu familiar, o, para el caso, la diosa egipcia Isis? Y los espíritus guardianes tradicionales no son familiares: intente conseguir un dragón que escupe fuego y guarde tesoros para que haga lo que quiera, como lo haría su mascota atigrada…

Al hablar sobre el nacimiento virginal, siempre hay un punto importante a tener en cuenta: como historia literal, esencialmente no tiene sentido. Fue pura invención, ni siquiera apareció en el primer evangelio canónico, Marcos (ni, por cierto, la resurrección). Y cuando se habla del embarazo milagroso de la anciana Santa Isabel, seguramente sería cortés mencionar de quién estaba embarazada, en realidad Juan el Bautista. Además, ¿quizás la autora se perdió un truco al no explicar que el Espíritu Santo era originalmente una mujer?

Los antiguos egipcios no tenían ángeles. Lo que los cristianos consideraban sus «ángeles» eran dioses realmente menores. Seguramente, es un poco irónico que una bruja felizmente promueva la interpretación cristiana.

Un doppelganger o doble no es un espíritu familiar.

Y sería muy útil obtener un contexto histórico para las distintas personas nombradas, incluso las fechas de personas como Aleister Crowley o Anna Kingsford habrían ayudado.

Además, hay algunas omisiones realmente sorprendentes en un libro sobre este tema, particularmente una con un alcance tan amplio. Además del trabajo de Dion Fortune mencionado anteriormente, ¿dónde están los servidores de los magos rituales? (Como en «El aprendiz de brujo»). ¿O las formas de pensamiento, llamadas tulpas, del Tíbet? ¿O las egregoras creadas por la conciencia de un grupo? Y cuando, demasiado brevemente, tocando el tema de largo alcance de los espías invisibles, ¿dónde está todo el tema molesto de la clarividencia itinerante, ahora llamado visión remota?

Y aunque está feliz de incluir a Harry Potter y El señor de los anillos en la mezcla, la autora nunca menciona las novelas de Philip Pullman, que, por supuesto, se centran en el concepto de familiares. Además, ¿dónde, oh, dónde hay alguna referencia al clásico absoluto, Daimonic Reality: A Field Guide to the Other World (2003) de Patrick Harpur?

Claramente, la autora es una apasionada de estos temas y tiene mucha experiencia personal del otro mundo. Quizás podríamos haber hecho más de eso. Sospecho, y supongo aquí, que si hubiera tenido más tiempo a su disposición, el libro hubiera sido considerablemente mejor. Hay evidencia de prisa en cada página, y todos los autores saben lo dañino que puede ser. (Si bien soy realmente comprensiva si ese fuera el caso, lamentablemente un crítico debe centrarse en el producto final, no en el ideal que podría haber sido).

D’Aoust es claramente una escritora y artista consumada, y una bruja conocedora. Sin embargo, por más que lo intenté, solo pude asentir cuando crucé la línea: «¿Qué pasa si, querido lector, estamos confundidos?» – Lynn Picknett, coautora: When God Had A Wife: The Rise and Fall of the Sacred Feminine in the Judeo-Christian Tradition.

http://pelicanist.blogspot.com/2020/02/not-always-familiar.html

El curioso caso del poltergeist del carbón de Hornsey

El curioso caso del poltergeist del carbón de Hornsey

Brent Swancer

17 de marzo de 2020

Hay muchos casos históricos extraños de fantasmas que han logrado permanecer oscuros y en su mayoría olvidados. En algunos casos, que no estaban muy bien cubiertos, mientras que en otros simplemente parecen haberse deslizado por las grietas, sin embargo, son intrigantes. Una extraña, histórica e inquietante rareza gira en torno a una humilde familia en Londres, que fue aterrorizada por una entidad invisible que parece haber sido imbuida en el carbón que usaban para su chimenea.

Era un día frío el 1 de enero de 1921, cuando un Sr. Ivan Frost recibió una carga de carbón en su casa en Ferrestone Road, cerca de Hornsey High Street y Tottenham Lane, en el área de Hornsey de Londres, Inglaterra. Esa noche estaba en su casa con su esposa, sus padres ancianos, sus dos hijos adultos y tres sobrinas y sobrinos huérfanos, y comenzaron a poner el carbón en la chimenea para calentar la casa, ansiosos por quitar el frío. Sin embargo, este carbón se comportó de manera bastante anormal tan pronto como golpeó el fuego, explotando, chispeando, disparando por la habitación y rodando por el piso, así como, según se informa, atravesó las paredes y desapareció para reaparecer al día siguiente, con el Sr. Frost diciendo:

Cuando grandes bultos saltaron del fuego y rompieron las ventanas de la cocina, pensamos que algún tipo de explosivo se había mezclado con el carbón. Pero después de que otros grumos rompieron imágenes y dañaron los muebles en el comedor, limpiamos todo el carbón en el jardín. Anoche reapareció algo en la casa y lo escuchamos caer en lo alto de las escaleras. Parecía estar subiendo desde abajo.

La policía fue notificada y llegó a la residencia para investigar, y pronto fue testigo de algunos fenómenos bastante peculiares. Se dice que se vio que el carbón «bailaba por el piso» y que los escombros de carbón se movían solos. En una ocasión aterradora, al parecer, un cuchillo salió volando por la cocina, y al mismo tiempo trozos de carbón se precipitaron y llovieron sobre los presentes, a veces prendiéndose solos o atravesando paredes hacia otras habitaciones. Un inspector describiría recoger un trozo de carbón poseído y ver cómo se evaporaba para desaparecer justo ante sus ojos mientras lo sostenía. Este extraño fenómeno parecía empeorar cuando los hijos estaban cerca, y nadie tenía ninguna respuesta para nada de eso. Se trajeron hombres de la iglesia, y también fueron testigos de la actividad, con un reverendo A. L. Gardiner diciendo: «No puede haber ninguna duda de los fenómenos. Los he visto yo mismo». Otros testigos también vinieron a verlo, incluido el Dr. Herbert Lemerle, quien diría que vio un reloj desaparecer misteriosamente mientras lo miraba. Todo esto a menudo iba acompañado de una sinfonía de golpes y sonidos que parecían provenir de las mismas paredes.

Hubo intentos de explicarlo todo en términos mundanos, con la idea más común de que los trabajadores del carbón descontentos habían mezclado el carbón con dinamita, lo que explicaría la pirotecnia, pero no la otra rareza. Otra idea era que el carbón estaba impregnado de los espíritus enojados de los mineros que habían muerto, y otros pensaban que era una broma de los dos hijos de la familia. Sin embargo, las respuestas reales eran escasas, incluso a medida que crecían las listas de testigos. Los bomberos que vinieron a inspeccionar la casa dijeron que el carbón se encendía espontáneamente, solo para salir de nuevo, y que las piezas volaban de las manos para navegar por la habitación. A veces, este carbón incluso viajaba afuera para golpear a los transeúntes. Un reportero del Aberdeen Journal que visitó la residencia afectada escribiría:

Como puede ver cualquiera que visite la casa, las manifestaciones, sean espirituales o no, han causado daños materiales. Las ventanas, los cuadros y la vajilla están rotos, y las paredes están marcadas donde trozos de carbón golpearon el papel de la pared. Una vecina que llamó para expresar su simpatía afirma que un trozo de carbón, arrojado aparentemente de la nada, la golpeó en la pierna. Un cojín con alfileres y otros artículos fueron arrojados de la cómoda al piso. Una naranja se levantó de una silla y se dejó caer sobre la cama de los niños. Un vestido fue volcado en una silla.

Mientras tanto, otras casas vecinas comenzaron a reportar el mismo tipo de fenómenos, con una mujer incluso asesinada por un pedazo de carbón en su casa en Guilford, Surrey, y esto fue suficiente para instigar una reunión de la ciudad en mayo de ese año. Aunque no pudieron llegar a ninguna explicación racional, la familia Frost en particular continuaría siendo afectada por lo que se conocería como el «poltergeist del carbón», y parecía estar aumentando. Los incendios comenzaban a comenzar solos, y los muebles pesados se movían o incluso levitaban del suelo, a veces con alguien sentado en él. Aparentemente, esto era muy estresante para la familia, y la propia sobrina de Frost, Muriel, de 5 años, estaría literalmente muerta de miedo por toda esta actividad fantasmal. Frost diría de esto:

Muriel tomó todos los fenómenos con calma hasta hace una semana más o menos. Pero desde que se levantó una cama, derribando una silla y haciéndola caer y morderse la lengua, ha tenido mucho miedo. Justo antes de su muerte, la casa se convirtió en una masa de golpes. A principios de esta semana, la enfermaron repentinamente y murió el jueves por la mañana. Todos estamos convencidos de que ella ha estado preocupada por esta enfermedad.

No mucho después de esto, su hermano Gordon también experimentó misteriosamente una crisis nerviosa severa y fue enviada a un hospital psiquiátrico, y parece que todo fue muy desgarrador, de hecho. Curiosamente, habría otros informes de explosión de carbón desde lugares tan lejanos como París, Francia, Bélgica y Suiza, y se notó que en todos los casos se había utilizado carbón británico. Teniendo en cuenta que en ese momento había un gran descontento entre los mineros del carbón en el país, esto subrayó la teoría de que la dinamita se había mezclado con el carbón por despecho o tal vez por accidente. Sin embargo, el gran investigador paranormal Charles Fort escribiría sobre este ángulo en su libro Wild Talents:

En este período hubo mucha insatisfacción entre los mineros británicos. Se sospechaba que los mineros estaban mezclando dinamita con carbón. Pero, ya sea que pensemos que los mineros tuvieron algo que ver con estas explosiones, o no, las sospechas en su contra, en Inglaterra, fueron verificadas por las circunstancias de que no se informó ningún caso de hallazgo de dinamita en el carbón, y que no hubo explosiones de carbón en los procesos brutos de embarques.

Fort tenía la impresión de que este era el trabajo de poltergeists, posiblemente girando en torno a uno de los niños de la casa, e incluso existía la idea de que podría ser un fenómeno fantasmal derivado del hecho de que la casa estaba construida sobre un cementerio que había sido reubicado, posiblemente con cuerpos dejados atrás. Cualesquiera que sean las respuestas, Fort consideró que era un caso muy convincente y dijo: «No ha habido ningún caso poltergeist mejor investigado. No sé de ninguna negación de los fenómenos por parte de ningún investigador. ¿Qué estaba pasando aquí? ¿Fue esto realmente solo explosivos mezclados con carbón, y si es así, cómo describiría eso los otros fenómenos presenciados? ¿Era una broma hecha por uno de los niños? Si es así, ¿cómo lo lograron? ¿Cuál es el significado de la enfermedad de Muriel y el colapso mental de Gordon? Teniendo en cuenta que este es un caso histórico oscuro, probablemente nunca sabremos las respuestas a estas preguntas, y el poltergeist del carbón de Hornsey sigue siendo un curioso misterio sin resolver.

https://mysteriousuniverse.org/2020/03/the-curious-case-of-the-hornsey-coal-poltergeist/

Los fanáticos de los ovnis reconocen las afirmaciones de secuestro en el Día de la abducción extraterrestre

Los fanáticos de los ovnis reconocen las afirmaciones de secuestro en el Día de la abducción extraterrestre: ufólogo de Winnipeg

20 de marzo de 2020

Sam Thompson

ufos-canadaChris Rutkowski, el principal experto en ovnis de Canadá. John Woods/The Canadian Press/Archivo

Aunque el mundo está en una grave crisis de salud con la pandemia COVID-19, el 20 de marzo, para algunas personas, conmemora otro tipo de crisis por completo, aunque es una de las más frecuentes en la ciencia ficción.

El Día de Secuestro Extraterrestre es un enfoque anual en aquellos que afirman haber tenido encuentros personales con visitantes del espacio exterior. Y si bien es fácil pasarlo como una fantasía de cómic, un experto local en ovnis dice que estos incidentes tienen un profundo impacto en los demandantes, ya sean verdaderos o no.

«De vez en cuando recibimos esos informes de que las personas han dicho que han sido contactados directamente por extraterrestres», dijo a 680 CJOB Chris Rutkowski, escritor científico y de lo «extraño».

«Algunos sienten que han sido seleccionados por criaturas más allá de esta Tierra para darnos un mensaje, o los extraterrestres quieren ayudar a la humanidad … y tengo que decir que si realmente quieren hacer eso, este sería un momento para darnos una mano».

Rutkowski, quien ha escrito varios libros sobre el tema, dijo que muchas de las personas que afirman haber sido secuestradas son tan firmes que sucedió que es algo que merece investigación.

«Es un fenómeno interesante. Quizás sea algo tan simple como la identificación errónea de algo más en sus vidas, pero es una experiencia muy profunda, y el número de personas que tienen esas experiencias es muy significativo», dijo.

«Es el tipo de cosas en las que es bueno divertirse con él, pero recuerde que detrás de esto, hay cierta seriedad en el sentido de que las personas realmente experimentan estas cosas y abundan para ser estudiadas por la ciencia».

https://globalnews.ca/news/6709279/extraterrestrial-adbuction-day-winnipeg/

Platillos voladores y los tres hombres (10)

IX

Libro13La discordia surgió por primera vez en la sede de IFSB en una reunión celebrada a principios de marzo de 1953. Votamos para celebrar lo que llamaríamos un «Día Mundial de Contacto», en el que exhortaríamos a todos los miembros de IFSB a intentar enviar un mensaje telepático a los visitantes de espacio. Si hubiera algo en las afirmaciones de las personas que exponen métodos telepáticos, y si tuviéramos visitantes del espacio, tal vez tal mensaje podría llegar, particularmente con tantas mentes concentrándose en el mismo mensaje.

Dos funcionarios de IFSB pensaron que la idea era ridícula y votaron en contra. Pensaron que la gente sentiría que todos habíamos perdido la cabeza y como resultado que nuestra organización sería ridiculizada. Otros funcionarios y yo sentimos de manera diferente. Los dos miembros opuestos entregaron sus renuncias la noche siguiente y retiraron todo el apoyo financiero. Pero esto no desanimó a los miembros restantes del personal ejecutivo. Otras dos fuentes, al enterarse del asunto, ofrecieron apoyo financiero de inmediato.

Así que decidimos seguir adelante con el Día de contacto, o «CDay», y rápidamente recogimos instrucciones para enviar a todo el mundo por correo aéreo para que todos los miembros recibieran el material con suficiente tiempo antes del 15 de marzo, el día del experimento. Recibimos cartas de muchos que pensaron que todo era una locura y dijeron que no tendrían nada que ver con eso. No sabemos quién participó y quién no, pero estoy seguro de que muchos de nuestros miembros lo hicieron. El boletín especial fue el siguiente:

TODOS LOS OFICIALES, REPRESENTANTES Y MIEMBROS DEL BOLETÍN ESPECIAL DE LA OFICINA INTERNACIONAL DE PLATOS VOLADORES: 15 de marzo de 1953, es el día C (día de contacto)

El 15 de marzo de 1953, se les pide a todos los oficiales, representantes y miembros que participen en un experimento, algo que aún no ha sido intentado por ningún otro grupo como el nuestro. Intentaremos enviar un mensaje a los ocupantes de los platillos (si existen) mediante el uso de la telepatía mental. Cada miembro memorizará el mensaje en este formulario y, a la hora designada, cerrará los ojos en un lugar apartado y tranquilo, se acostará si es posible y repetirá este mensaje en su mente (no repita vocalmente). Si la gente del platillo puede captar telepatía mental, ciertamente podrá captar un mensaje que será enviado por cientos de miembros de IFSB. Es posible que nunca sepamos si este mensaje ha llegado a alguien, pero si se produce una repentina oleada de avistamientos de platillos en 1953 o poco después de nuestro mensaje, o incluso un aterrizaje de platillo, sabremos que podemos haber sido indirectamente responsables de él.

Los miembros deben recordar que, para que la telepatía mental funcione, no debe tener nada en mente al momento de enviar el mensaje. Solo deben pensar en la persona o personas a las que envían el mensaje y repetirlo en su mente. No deben tener problemas o preocupaciones de ningún tipo en el fondo de su mente ya que esto tenderá a distraerlos. Este experimento no es obligatorio para nadie en IFSB; simplemente les pedimos que ofrezcan voluntariamente sus servicios para tratar de que sea un éxito. Todos los participantes deben hacerlo a la hora designada, y no demasiado pronto antes o después de la hora indicada. Estamos enviando este boletín con suficiente antelación para que pueda asegurarse de que sus relojes estén configurados correctamente ese día y que el mensaje haya sido memorizado,

EL MENSAJE (para ser memorizado)

«Â¡Llamando a los ocupantes de las naves interplanetarias! Llamando a los ocupantes de las naves interplanetarias que han estado observando nuestro planeta TIERRA. Nosotros, de IFSB, deseamos ponernos en contacto con ustedes. Somos sus amigos y nos gustaría que aparecieran aquí en la TIERRA. Su presencia ante nosotros será recibida con la mayor amistad. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para promover el entendimiento mutuo entre su gente y la gente de la TIERRA. Por favor, vengan en paz y ayúdenos en nuestros problemas de la TIERRA. Denos alguna señal de que han recibido nuestro mensaje. Sean responsables de crear un milagro aquí en nuestro planeta para despertar a los ignorantes a la realidad. Déjenos saber de ustedes. Somos sus amigos». (Fin del mensaje)

La fecha, los lugares y las horas para enviar este mensaje:

LA FECHA: 15 DE MARZO DE 1953

LUGARES TIEMPOS

Estados en los EE. UU. que usan Hora Eastern Std. 6 P.M.

Estados en los EE. UU. que usan Hora Central Std. 5 P.M.

Estados en los EE. UU. que usan Hora Mountain Std. 4 P.M.

Estados en los EE. UU. que usan Hora Pacific Std. 3 P.M.

Gran Bretaña 11 P.M.

Francia 11 P.M.

Australia 16 de marzo, 9 de la mañana

Nueva Zelanda 16 de marzo, 11 a.m.

Canadá igual que Estados Unidos arriba

El 15 de marzo de 1953, en mi guarida en Bridgeport exactamente a las 6:00 p.m., procedí a participar en el experimento según lo planeado. Apagué las luces de mi habitación y luego me acosté en silencio en mi cama. Después de estudiar los platillos durante once años, sentí que probaría cualquier cosa que pudiera ayudar a resolver el misterio. La investigación del platillo se había convertido en la mayor parte de mi vida, y había trabajado diligentemente para encontrar una solución. Tan pronto como estuve cómodamente situado en la cama, cerré los ojos y comencé a repetir el mensaje una y otra vez, para ser exactos.

Fue después del tercer intento que sentí un escalofrío terrible que me golpeó todo el cuerpo. Entonces mi cabeza comenzó a doler como si varios dolores de cabeza hubieran salvado su angustia y se hubieran acumulado al mismo tiempo. Un olor extraño llegó a mis fosas nasales, como el de quemar azufre o huevos muy descompuestos. Luego perdí la conciencia en parte, cuando la habitación a mi alrededor comenzó a desvanecerse.

Entonces pequeñas luces azules parecieron nadar a través de mi cerebro, y parecieron parpadear como la luz intermitente de una ambulancia. Parecía estar flotando en una nube en el medio del espacio, con una extraña sensación de ingravidez que controlaba toda mi anatomía. Un dolor punzante se desarrolló en mis sienes y sentí que podrían estallar. Las partes de mi frente directamente sobre mis ojos parecían hinchadas. Sentí frío, mucho frío, como si estuviera acostado desnudo sobre un trozo de hielo flotante en el Océano Antártico.

Abrí los ojos y, para mi sorpresa, parecía flotar sobre mi cama, ¡pero miraba hacia abajo donde imaginaba que podía ver mi propio cuerpo tendido allí! Era como si mi alma hubiera abandonado mi cuerpo y estuviera flotando sobre él a unos tres pies en el aire. De repente pude escuchar una voz, que me impregnó pero de alguna manera no parecía ser un sonido audible. La voz parecía venir de la habitación frente a mí, que permaneció totalmente oscura.

«Te hemos estado observando a ti y a tus actividades. Por favor, ten en cuenta que dejes de profundizar en los misterios del universo. Haremos una aparición si desobedeces».

Respondí con palabras, aunque mis labios no se movieron: «¿Por qué no eres amigable con nosotros, ya que no queremos hacerte daño?»

«Tenemos una tarea especial», respondió, «y no debemos ser molestados por su gente».

Mientras intentaba protestar, fui interrumpido por otra declaración: «Estamos entre ustedes y conocemos cada uno de sus movimientos, así que ten en cuenta que estamos aquí en tu Tierra».

Con esto, la voz se desvaneció, pero pude sentir que algo me estaba mirando. Mi cuerpo pareció caer repentinamente y una vez más recuperé el sentido y me di cuenta de que estaba en mi cama. La sala estaba llena de niebla amarilla. No muy lejos de mi cama había una sombra, parecida a la de un hombre, pero cuando hice un movimiento para levantarme de la cama, desapareció. La niebla amarilla se desvanecía gradualmente y mi habitación se estaba volviendo normal.

Me froté los ojos con desconcierto. No podía creer que lo que acababa de experimentar hubiera sido real. Debo haberme quedado dormido y, con el experimento telepático en mente, debí tener un sueño terrible como resultado. Al mirar el reloj, me di cuenta de que eran las seis y cinco minutos, lo que sin duda me habría permitido dormir y soñar.

Cuando me senté en el borde de mi cama, me enfermé del estómago y sentí como si hubiera comido algo podrido. ¿Realmente había experimentado algo sobrenatural? Apenas podía obligarme a levantarme de la cama. Todavía me dolía la cabeza y las manchas sobre mis ojos conservaban la misma sensación de hinchazón.

Después de un rato me levanté de la cama y caminé por la habitación. Escuché un zumbido y noté que mi radio estaba encendida. Lo apagué y me di cuenta de que no lo había encendido cuando entré en la habitación. Lo mismo había sucedido en ocasiones anteriores. Estaba empezando a sentir seriamente que podría estar perdiendo la cabeza. Una vez más me pregunté si debería contarle a alguien al respecto.

Me senté e hice un diario de todo lo que podía recordar de la experiencia, lo sellé en un sobre y lo encerré en el escritorio. Sentí que si me ocurría algo de naturaleza seria, alguien encontraría el sobre y sabría lo que había sucedido ese día.