La fotografía Atlanta

La fotografía Atlanta

Luego de publicarse la historia de la caída del platillo de Chillicothe[1], un meteorólogo envió una carta al Cincinnati Enquirer[2], para aclarar el verdadero origen del objeto:

Me di cuenta en el periódico de esta mañana de un artículo en la última página, creo fechado en Chillilcothe, anent (sic) un objeto peculiar en forma de estrella encontrado en un campo de maíz de un granjero.

De inmediato me di cuenta del objeto y escribí para aclarar el misterio. Lo que pasa es que estoy bastante familiarizado con esos objetos, ya que lancé varios cientos de ellos, mientras estuve en el servicio meteorológico del ejército. Pasan a ser blancos de radar. Están sujetos a unos seis pies por debajo de un gran globo inflado de hidrógeno, el cual yo diría que tiene de cuatro o cinco pies de diámetro cuando está completamente inflado, y al contrario de la descripción habitual del platillo volador, ascienden casi verticalmente, dependiendo de la velocidad del viento y también van muy lentamente. Están hechos de papel kraft y material de aluminio laminado y son soportados por unos palos delgados de madera[3]. El papel de aluminio que recubre la parte inferior del blanco permite que la señal de radar se refleje en el instrumento de radar.

Estos objetivos son muy útiles en el trazado de la dirección y velocidad del viento en los días nublados cuando no se puede seguir un globo meteorológico con el teodolito de clima ordinario debido a las nubes.

Espero que esta información sea útil, y me imagino que seré la enésima persona en decirles lo que es el objeto y cuál es su uso en el servicio meteorológico.

Richard P. Kast,

ex Army Weather Service,

2307 Oxford State Road,

Middletown, Ohio.

imageEn el Atlanta Constitution, de Atlanta Georgia, del 10 de julio de 1947 se publica la fotografía de uno de estos dispositivos de radar arrastrados por globos. El pie de foto dice:

Los globos levantan el platillo: los globos llenos de helio llevan el «ray wind» que refleja el radar, que se cree que es el «platillo volador», en el aire. Cuando alcanzan los 20,000 a 25,000 pies, los globos explotan y la pantalla reflectora navega junto con el viento. A gran altitud, la pantalla aparece brillante y con forma de disco. La Estación Aérea Naval lanzó su primer «ray wind» aquí el miércoles por la tarde.


[1] http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

[2] Kast P. Richard, Letter to the editor, Cincinnati Enquirer, Kentucky, July 10, 1947.

[3] Esta es justo la descripción que dieron los testigos del caso Roswell.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.