Bebé Dragon fue un fraude

Bebé Dragon fue un fraude

28 de marzo de 2004

Kentaro Mori

ndrag29El blog dio la noticia hace dos meses, con las debidas reservas… lo que resultó ser bastante apropiado. El bebé dragón que sería una broma del siglo XIX es en realidad un engaño del siglo XXI. El autor logró ganarse su dinero cerrando un contrato para un libro.

https://web.archive.org/web/20160323104158/http://www.ceticismoaberto.com/geral/293/bebe-dragao-era-mesmo-fraude

La fotografía Strunks (2)

La fotografía Strunks (2)

El martes 8 de julio el señor John Strunks, que trabajaba como instalador de líneas de servicio para la Cincinnati Gas and Electric Company encontró tirado en medio del campo del golf de la Universidad de Miami, en Oxford, Ohio. The Palladium-Item le dio una gran cobertura con varios artículos. El primero dice[1]:

ThePalladium-Item-Richmond-Indiana-9-7-1947aEl hallazgo de un “disco volador” en Nuevo México resulta falso; Lineman del condado encuentra posible “platillo” en Oxford

OXFORD. – Esta ciudad universitaria, sede de la universidad de Miami, está tomando su primer “platillo volante”, si eso es lo que es, con calma.

John Strunks, liniero de Cincinnati Gas and Electric, encontró el artilugio, una cosa de tres pies cuadrados con forma de papalote en el campo de golf de la universidad el lunes. Había estado allí durante varios días. Strunks informó, recordando que lo había visto brillar en la hierba una vez antes.

Cuando la locura del “platillo volante” comenzó, Strunks regresó al lugar y retomó el asunto. En ese momento, había sido volado o fue transportado a través de una carretera.

El disco es de una yarda cuadrada, construido como un papalote. Las piezas transversales se unen y se rodean con un cordón grueso. El papel grueso que lo cubre es liso por un lado y cubierto con papel de aluminio o estaño por el otro.

Uno de los travesaños lleva una tela pesada, similar a la cola de un papalote. La esquina opuesta tiene un pequeño trozo de hilo a través de ojales.

En una esquina hay algo escrito, casi demasiado fino para leerlo a simple vista. Se lee de esta manera:

CC-7724-I.

Algunos que han visto el artilugio informan que puede ser un objetivo de radar, sea lo que sea.

Pero hasta que Oxford vea un “platillo volante” seguro, o hasta que alguien demuestre lo contrario, la “cosa” que el Sr. Strunks encontró es solo eso.

Sigue una nota en la que se da cuenta sobre el caso del “plato volador” estrellado en Roswell:

FORT WORTH, Texas, (AP) – El descubrimiento de un “disco volador” informado por un oficial de relaciones públicas del ejército, resultó un fracaso el martes cuando el objeto se identificó como un globo meteorológico.

El Suboficial Irving Newton, un meteorólogo en la estación meteorológica de la Eighth Air Force aquí, dijo que el objeto encontrado cerca de Roswell, N. M., era un objetivo ray wind usado para determinar la dirección y velocidad de los vientos a grandes alturas.

Dijo que había unas 80 estaciones en los Estados Unidos usando este tipo de globos y que pudo haber venido de cualquiera de ellas.

“Los usamos porque pueden ir mucho más alto de lo que el ojo puede ver”, explicó Newton. Se usa un equipo de radar para seguir el globo y a través de un proceso de triangulación son graficados los vientos en lo alto, añadió.

Parecen una estrella

Cuando está arreglado, declaró Newton, el objeto parece como una estrella de seis puntas, es plateado en apariencia y se eleva en el aire como un papalote, montado en un globo de 100 gramos.

Newton dijo que había lanzado globos idénticos a éste durante la invasión a Okinawa para determinar información balística para las armas pesadas.

Sin embargo, los expertos meteorólogos del Ejército en Washington descartaron cualquier idea de que tales objetivos meteorológicos puedan ser la base para las decenas de informes de “discos voladores”.

El General de Brigada Donald N. Yates, Jefe del Army Air Force Weather Service, dijo que sólo pocos de ellos son usados diariamente en puntos donde algún proyecto específico requiere información altamente precisa de vientos a grandes alturas. Sin informes de campo él no se arriesgaría a adivinar sobre un número preciso, dijo.

La oficina meteorológica dijo que no usa ninguno de los globos objetivos de radar en estaciones de tierra. Algunos son usados desde barcos de la Guardia Costera en el Atlántico (ilegible) oficiales, dijo, pero ellos normalmente viajan hacia el Este, hacia Europa.

Entre el Ejército y la oficina meteorológica cientos de globos meteorológicos sin el objetivo metálico son lanzados diariamente desde puntos por todas partes del país.

Sin embargo, Ivan R. Tannehill, Jefe meteorólogo del Buro Meteorológico señaló que tales globos han estado en uso por muchos años. Dijo que era poco probable que ellos hayan sido confundidos “por todo el país y todo en una semana” con los misteriosos objetos volando a través del cielo a velocidades supersónicas.

El Mayor General Roger M. Ramey, comandante del Eighth Air Force con cuarteles aquí, también dijo en una transmisión de radio la noche del martes que el “disco volador” era un globo meteorológico.

Él fue entrevistado en una estación de Fort Worth.

Ranchero encuentra “disco”

El aparato meteorológico había sido encontrado tres semanas antes por un ranchero de Nuevo México, W. W. Brazell, en su propiedad alrededor de 85 millas al Noreste de Roswell. Brazell, cuyo rancho está a 30 millas del teléfono más cercano y no tiene radio, no sabía nada sobre discos voladores cuando encontró los restos rotos de un aparato meteorológico dispersados sobre una milla cuadrada de su tierra.

Él amarró el papel de estaño y los palos de madera rotos de un papalote y los restos rotos de caucho sintético del globo y los enrolló debajo de algunos arbustos, según el Mayor Jesse A. Marcel. Houma, La. Oficial de inteligencia del 509th Bomb Group en Roswell, quien trajo el aparato a Fort Worth.

En un viaje al pueblo de Corona, N. Mex., la noche del sábado, Brazell escuchó la primera referencia a los discos voladores de “plata”, relató el Mayor Marcel.

Brazell se apresuró a su casa, desenterró los restos del papalote y el globo el sábado y el lunes se dirigió a Roswell para informar de su hallazgo en la oficina del sheriff.

Esto resultó en una llamada al Roswell Army Air Field y en que el Mayor Marcel fuese asignado al caso. Marcel y Brazell regresaron al rancho, donde Marcel tomó el objeto en custodia del Ejército.

Informe de incidente

Después de que el Coronel William H. Blanchard, oficial comandante del 509th, informó al General Ramey, se le ordenó despachar el objeto a Fort Worth Army Air Field inmediatamente.

En ese momento, el teniente Warren Haught, oficial de información pública en la base Roswell anunció que un “disco volador” había llegado al poder de las Army Air Forces.

El teniente Haught dijo en una declaración a los periodistas que “los muchos rumores sobre el disco volador se convirtieron en realidad el lunes cuando el oficial de inteligencia del 509th (Atomic) Bomb Group de la Eighth Air Force, en Roswell Army Air Field, fue los suficientemente afortunado para tomar posesión de un disco a través de la cooperación de uno de los rancheros locales y la oficina del sheriff”.

Continúa otro artículo que informa que el objeto encontrado por Strunks probablemente es un objetivo Rabal[2]:

Objeto encontrado cerca de Oxford descrito como objetivo Rabal

Nota del editor El siguiente artículo fue escrito por George Lane, miembro del personal editorial de The Palladium-Item, quien durante la guerra sirvió en las fuerzas aéreas del ejército de los Estados Unidos como observador meteorológico.

El objeto triangular que fue encontrado por John Strunks cerca de Oxford, Ohio, me parece, en la imagen, como un objetivo Rabal, utilizado por el servicio meteorológico para obtener la velocidad y dirección de los vientos en el aire.

Aunque durante varios años de servicio meteorológico en el ejército, nunca serví en una estación que operaba Rabal, tuve la oportunidad de familiarizarme con la apariencia y el principio de funcionamiento del equipo Rabal tanto aéreo como terrestre.

Descripción dada

El equipo de aire consiste en un objetivo de aluminio en forma de diamante unido a un globo lleno de gas y enviado a lo alto. En tierra, un observador sigue al objetivo con una antena de movimiento, desde la cual se envía un rayo de radar.

El rayo de radar se “dispara” al objetivo durante el vuelo del globo.

El ángulo horizontal y el ángulo desde el Norte al que apunta la antena se miden a intervalos regulares durante el ascenso del globo.

Los ángulos medidos dan la base para una serie de cálculos matemáticos que indican la velocidad y la dirección en la que sopla el globo a medida que se eleva en la atmósfera.

El observador conoce la velocidad a la que asciende el globo y, por lo tanto, determina fácilmente la velocidad y dirección de los vientos superiores a una altura determinada.

Los meteorólogos utilizan los datos del viento en altitud y también forman parte de la información meteorológica proporcionada por los pilotos.

Parece papalote

El objetivo de la lámina mide aproximadamente un metro de largo y se parece al papalote de un niño.

A medida que el globo se eleva, se vuelve cada vez más grande y finalmente estalla. El objetivo adjunto luego, por supuesto, cae a la tierra.

La distancia que recorre uno de estos globos desde la estación donde se suelta depende de la velocidad de los vientos. Uno podría viajar muy fácilmente varios cientos de millas desde su punto de origen antes de estallar.

Supongo que el objeto encontrado por Strunks es un objetivo Rabal enviado en alto por una estación meteorológica en algún lugar de Illinois.

Un tercer artículo habla de una “especie de escritura” en uno de los travesaños, lo que nos hace recordar a los “jeroglíficos” encontrados en el “ovni de Roswell. También se informa de varios otros avistamientos en fechas cercanas[3]:

ThePalladium-Item-Richmond-Indiana-9-7-1947bPosible platillo volador encontrado por instalador de líneas de servicios públicos en campo de golf de Oxford

Oxford – Esta ciudad universitaria, sede de la Miami University, está tomando con calma su primer “platillo volador”, si eso es lo que es.

John Strunks, instalador de líneas de servicios de la Cincinnati Gas and Electric Company, encontró el artilugio, un dingus de tres pies cuadrados parecido a un papalote en el campo de golf de la universidad el lunes. Había estado ahí por varios días, informó Strunk, recordando que lo había visto brillando en la hierba una vez antes.

Cuando comenzó la locura “platillo volador”, Strunk regresó al lugar y recogió la cosa. En ese momento había sido volada o fue llevada al otro lado de la calzada.

El disco tiene una yarda cuadrada, construido como un papalote. Las piezas en cruz están clavadas y circuladas con una cuerda pesada. El papel pesado que lo cubre es liso en un lado y cubierto con hoja de estaño o plomo en el otro.

Uno de los travesaños lleva una pieza pesada de tela, similar a la cola de un papalote. La esquina opuesta tiene una pieza pequeña de cuerda roscado a través de ojales.

En una de las esquinas hay una especie de escritura, casi tan fina para leerla con el ojo desnudo. Dice lo siguiente:

CC-7724-I.

Algunos de los que han visto el artilugio informan que puede ser un objetivo de radar, sea lo que sea.

Pero hasta que Oxford vea un real seguro “platillo volador”, o hasta que alguien pruebe otra cosa, la “cosa” que encontró el Sr. Strunks es sólo eso.

Richard Ferguson, de 13 años, del 426 South Eleventh street, informó ver una “bola plateada” destellar a través de la parte occidental de Richmond en la tarde del martes. El chico dijo que la bola estaba viajando a una gran velocidad, tan rápido para un aeroplano a esa altura y hacía un zumbido. Estaba seguro de que era uno de los “platillos”.

The Palladium-Item recibió más informes de platillos voladores en Richmond la noche del martes cuando Jesse Hubel de Henley road south informó avistar uno de los discos elusivos viajando de Oeste hacia el Norte o Noreste alrededor de las 11 en punto, justo antes de que Howard Thomas del 314 South Fourth Street informara ver lo que “podría haber sido” un platillo volador moviéndose en casi la dirección opuesta, de Noreste al Suroeste.

El Sr. Hubbel describió lo que vio como un objeto que parecía a un globo de cinco puntas, más bien de color blanco y no luminiscente como la Luna o una estrella fugaz, mientras que el Sr. Thomas declaró que su platillo fue visible sólo por pocos segundos y era muy similar a un cometa o a una estrella fugaz, completo con cauda.

Hubbel estaba bastante seguro de que observó un platillo volador, pero Thomas no estaba tan seguro de que no se había confundido una rara estrella fugaz o meteoro por uno de los extraños cuerpos voladores.

Charles Stikeleather, del 908 North Thirteenth street informó el miércoles que vio lo que cree que es uno de los platillos voladores casi hace una semana. Estaba parado en su patio trasero cuando notó un rayo de luz cruzar el cielo. Dijo que estaba viajando a una gran velocidad y parecía tener alrededor de 30 pies de largo.

El pie de foto dice:

Richmond1Palladium-Item Photo

Delson Cox, reportero del Palladium-Item, sostiene el proprio “platillo volador” de Oxford para permitir que W. R. Emslie, otro reportero, tome una fotografía. El “platillo volador”, que parece un papalote cubierto con papel de estaño, está en exhibición en la oficina de la Cincinnati Gas and Electric Company, en Oxford.

Una última nota de esa edición del Palladium-Item proviene de México y dice[4]:

Ahora nueva bebida frappé disco volador

JUAREZ. México (INS) – Un cantinero de Juárez, México, inventó el martes y comenzó a servir a sus clientes más valientes un “frappé disco volador”.

El cantinero describió la bebida como una potente bebida alcohólica, ligeramente congelada y servida en platillos.

Él añadió:

“Es una mezcla de propelente de jet para mantener a nuestros clientes viendo doble”.

REFERENCIAS

Anonimo, Finding Of “Flying Disc” in New Mexico proves Dud; County Lineman Finds Possible “Saucer” in Oxford, The Palladium-Item, Richmond, Indiana, July 9, 1947.

Lane George, Object Found Near Oxford Described As Rabal Target, The Palladium-Item, Richmond, Indiana, July 9, 1947.

Anónimo, Mystery is Solved? “Saucer” Is Found On Road At Oxford, The Cincinnati Enquirer, Tuesday, July 8, 1947. Page 8-A Artículo en internet, http://web.archive.org/web/20101128052929/http://kenny.anomalyresponse.org/47Oxford.html

Anonimo, Possible Flying Saucer Found By Utility Lineman On Oxford Golf Curse, The Palladium-Item, Richmond, Indiana, July 9, 1947.

Anonimo, Flying Disc Frappe Now New Drink, The Palladium-Item, Richmond, Indiana, July 9, 1947.

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-111/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2020/08/la-fotografa-strunks/

http://roswellproof.homestead.com/Oxford_Ohio.html


[1] Anonimo, Finding Of “Flying Disc” in New Mexico proves Dud; County Lineman Finds Possible “Saucer” in Oxford, The Palladium-Item, Richmond, Indiana, July 9, 1947.

[2] Lane George, Object Found Near Oxford Described As Rabal Target, The Palladium-Item, Richmond, Indiana, July 9, 1947.

[3] Anonimo, Possible Flying Saucer Found By Utility Lineman On Oxford Golf Curse, The Palladium-Item, Richmond, Indiana, July 9, 1947.

[4] Anonimo, Flying Disc Frappe Now New Drink, The Palladium-Item, Richmond, Indiana, July 9, 1947.

Viendo serpientes marinas en la orilla del mar

Viendo serpientes marinas en la orilla del mar

14 de septiembre de 2020

John Rimmer

SERPENTSDavid Goudsward. Sun, Sand, and Sea Serpents. Anomalist Books, 2020.

Debo admitir que la criptozoología no es mi aspecto forteano favorito. Gran parte de la literatura publicada es sobre intrépidos exploradores que se abren paso a través de la jungla en busca de algún críptido que nunca parecen encontrar, o simplemente son rastreos “interesantes si es cierto”’ a través de los diarios de viajeros anteriores, o los alcances rara vez explorados de archivos de periódicos. Pero este libro es bastante diferente.

David Goudsward hace un buen uso de los archivos de los periódicos y una amplia gama de otros registros, y no nos los presenta simplemente como relatos de testigos presenciales. Él excava las historias, no solo de las serpientes, sino también de las personas que informaron haberlas visto, y lo más importante, las historias de las comunidades en las que se originaron estos relatos.

En la medida de lo posible con los recursos a su disposición, pretende desentrañar los antecedentes de los informes. No se trata simplemente de dar una explicación plausible del caso, lo que hace a menudo, o de proclamar la realidad del informe, sino de ver quién hizo los informes, cómo se informaron en los medios locales y regionales, y descubrir los antecedentes de muchas de las personas involucradas en estos casos.

Aunque sus investigaciones se limitan a la costa de Florida, con excursiones ocasionales a las islas y costas cercanas del Atlántico y el Caribe, todavía cubren un área enorme. Y, por supuesto, en un área tan masiva nunca puedes estar realmente seguro de qué tipo de bestias monstruosas podrían estar escondidas en las profundidades, para salir a la superficie en alguna lucha poderosa con otro monstruo, o hacer que sus restos en descomposición sean arrastrados a una playa hasta el horror – o deleite – de los turistas. Y siendo Florida el lugar que es, los intereses de los turistas juegan un papel muy importante en la forma en que se informan y, en muchos casos, se explotan los avistamientos de serpientes.

Los informes de monstruos en estas aguas datan de la época de Colón, e incluso antes en el folclore de los pueblos indígenas. Hay muchos informes de pasajeros y tripulación de la navegación costera a lo largo del siglo XIX, y los informes continúan durante todo el siglo XX y hasta la década de 2000.

Descubre historias de artimañas políticas y rivalidad comercial; descubre cómo la ruta de un ferrocarril cambió por la aparición de un “monstruo” que fue arrastrado a una playa local. Muchos de los relatos históricos revelan historias olvidadas de las familias y comunidades que se asentaron a lo largo de las costas a menudo inhóspitas del estado.

La minuciosidad de la investigación del autor queda particularmente bien demostrada por la forma en que ha rastreado los relatos originales de avistamientos del siglo XIX a través de periódicos, registros de barcos, informes de salvamento y registros marítimos. El libro es un modelo de cómo llevar a cabo la investigación histórica de los forteano. Tampoco tiene miedo de señalar errores y malas interpretaciones de investigadores anteriores, y es particularmente crítico con algunos de los juicios de Ivan Sanderson en ciertos casos. Estas críticas no tienen ninguna intención de “desacreditar” y simplemente garantizan que los registros que tenemos son lo más precisos posible.

Supongo que estoy obligado por contrato a hacer aquí mi propia pequeña crítica. El libro se beneficiaría de tener algunas ilustraciones y mapas, aunque me doy cuenta de que puede haber problemas relacionados con los derechos de autor y la producción; y hay demasiados errores tipográficos pequeños, pero bastante irritantes. Por otro lado, existe una excelente bibliografía y referencias, y un buen índice.

Aunque Goudsward ofrece explicaciones plausibles para la mayoría de los informes, como dije, no es un “desacreditador”. Tiene cuidado de explicar cómo los errores y las percepciones erróneas pueden hacer que un avistamiento bastante mundano de un pez, un cocodrilo o una foca parezca un monstruo irreconocible. Y también señala que las costas y vías fluviales de Florida también son el hogar de algunos habitantes de la vida real muy poco mundanos. El clima de la región parece haberlo convertido en un entorno adecuado para una variedad de especies exóticas introducidas, incluidos los fugitivos de circos locales y espectáculos itinerantes, y las mascotas domésticas liberadas en la naturaleza cuando se volvían incómodas.

Y, por supuesto, están los engaños. Algunos hechos solo por pura travesura: ¿un pingüino prehistórico de tres metros y medio? – otros para promover una atracción local, o incluso engaños para asustar a la gente de lugares rivales.

El “Muck Monster” no suena como una atracción turística particularmente atractiva, pero ciertamente fue una fuente de ingresos para una comunidad. Peanut Island es un pequeño parque insular en el canal entre Palm Beach y el Océano Atlántico. En 2009, un par de voluntarios estaban retirando basura y escombros de las vías fluviales locales, cuando vieron una criatura que de repente se sumergió bajo el agua, dejando una estela que siguieron y grabaron en video. Una estación de televisión local se enteró de esto y publicó el video en línea. Pronto fue recogido a nivel regional y nacional, y nació el “Mud Monster” – aunque ni siquiera los dos testigos pudieron verlo bien antes de que desapareciera en el agua fangosa.

Los “Lagoon Keepers”, el grupo voluntario para el que trabajaron los dos testigos, vieron esto como una buena publicidad, vendieron camisetas de “Muck Monster” y comenzaron un frenesí de explotación comercial que incluyó “Muck Burgers” (¡sin comentarios, por favor! ) Martinis Muck Monster y pizzas Muck Monster. Todo esto hizo que las narices de una comunidad cercana que había estado tratando de promover los puntos de venta de su “Monstruo Sowerwine” avistado el año anterior fuera más bien dislocadas.

Los funcionarios del condado de Palm Beach pronto intervinieron, promoviendo a la criatura virtualmente invisible como mascota oficial e instalando telescopios que funcionan con monedas en el paseo marítimo para los visitantes que desean echar un vistazo al críptido extremadamente esquivo. Un personaje local incluso asistió a los eventos vestido como el monstruo, más como una criatura cubierta de hierba de la Laguna Negra que como el bulto en la sombra real.

Aunque la ausencia de más avistamientos hizo que el interés se apagara, Goudsward señala que la camiseta Muck Monster todavía está disponible. ¡Desafortunadamente, no he podido rastrearlo en Amazon!

Este es un libro importante, que coloca lo que parece a primera vista un subconjunto bastante especializado de criptozoología en un contexto anómalo, humano y social más amplio. Una lectura excelente y entretenida, y no puedo dejar de recomendarla.

http://pelicanist.blogspot.com/2020/09/seeing-sea-serpents-on-sea-shore.html#more

Obituario de Larry William Bryant

Obituario de Larry William Bryant

26 de febrero de 1938-12 de octubre de 2020

¿Cómo empiezo como hija?

469687967Larry William Bryant es mi padre amoroso maravilloso, gentil, amable, cariñoso y generoso.

Bryant, junto con su hermano gemelo Robert, nació el 26 de febrero de 1938 en la ciudad de Shenandoah en el condado de Page, Virginia. Su padre Nelson Bryant, trasladó a la familia del condado de Page a Newport News, Virginia, cuando su padre era un niño pequeño.

Papá falleció el lunes 12 de octubre de 2020. Papá falleció antes que su padre Nelson Miles Bryant, su hermano gemelo Robert Nelson Bryant, su madre, Bessie Florine Thomas Bryant, su ex esposa Fernande Bodson Bryant, su hermana Joyce Louise Bryant Wise.

Al Sr. Bryant le sobreviven su hija Gretchen Lavina Bryant Condon y su yerno James Herbert Condon de Hampton, Virginia. Dos hijos gemelos adoptados, Claude Armand Bryant de Kemah Texas, Serge Armand Bryant de Newport News, Virginia. Nietos, Zachary Bryant, Alexandra Bryant y Chelsea Bryant de Cypress Texas. Hijastra Yvette M. Paletta de Wyoming y su hija Katie Baker Knight de Savannah Georgia. Sobrina Mellonie Wise y sobrino Billy Wise.

BRYANT-LARRY-W.-OBIT-PHOTO-2-300x231El Sr. Bryant asistió a las escuelas primarias Stonewall Jackson, Newport News y Warwick. Papá asistió un año al College of William and Mary en Williamsburg, Virginia.

Bryant tuvo interés en escribir desde muy joven. Comenzó su carrera como escritor en 1958 como escritor técnico en el Comando del Ejército Continental de los Estados Unidos en Ft Monroe, Virginia. En 1960 fue Director de TNG Lit en la Escuela de Transporte del Ejército de los Estados Unidos, Ft Eustis, Virginia.

Mientras el Sr. Bryant residía en la Península, publicó muchas cartas en la columna “Cartas al editor” del periódico Daily Press sobre muchos temas de interés.

El 17 de junio de 1971, antes de que mi padre dejara la península para ir al Norte de Virginia, escribió un ensayo de despedida que se publicó en la sección “cartas al editor” del Daily Press. Agradeció al Editor por publicar sus cartas durante 15 años, que abordaban todos los temas de la época, desde la enseñanza de la psicología en la escuela secundaria, la conducta de los funcionarios públicos y la protección y extensión de las libertades civiles, hasta el efecto del crimen en el ciudadano medio y los aspectos sociopolíticos de la “ufología”.

BRYANT-LARRY-W.-OBIT-PHOTO-3-260x300El Sr. Bryant tuvo una larga carrera en el servicio civil. Se jubiló del Pentágono en Washington DC como escritor/editor del Jefe de Asuntos Públicos a la edad de cincuenta y cinco años, en junio de 1994.

Bryant tenía un interés vitalicio en la investigación de ovnis. Papá utilizó su tiempo libre investigando registros gubernamentales sobre este tema y entrevistó a muchas personas en el camino. Papá presentó innumerables solicitudes por escrito a través de la Ley de Libertad de Información al Departamento del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea para todos los registros que el gobierno tenía sobre el tema de los ovnis. La colección de documentos publicados por el gobierno del Sr. Bryant fue fenomenal. Papá también presentó algunas demandas de la Primera Enmienda como director de la oficina de Washington DC de “Citizen’s Against UFO Secrecy” (desde su casa en Alexandria, Virginia). Escribió columnas sobre ovnis para varias revistas. También escribió innumerables artículos sobre ovnis y varios medios de comunicación publicaron muchos artículos de los cuales pocos se mencionan aquí:

The Sun Magazine, The Alexandria Journal, The Army Pentagram News, US Magazine, Fate Magazine, Omni Magazine, UFO Magazine, UFO Universe, News Week y Discover Magazine.

Bryant también escribió otras “cartas al editor” a los principales periódicos como USA Today, el Washington Post. Mi padre había estado en numerosos programas de entrevistas de radio y en The History Channel. Había sido entrevistado por la prensa extranjera.

El Sr. Bryant tenía su propio Blog ovni – ufoview.posterous.com y una columna “LWB Chronicles” en el sitio web www.ufocity.com.

Mi padre también escribió tres libros: “UFO Politics at the White House”, “Conjoined: The Story of Rex and Roxanne- the World’s First Androgynous Siamese Twins, a Fictive Memoir”, y “Conjuring Gretchen, The Saga of Virginia’s Preacher-Hypnotist”.

La colección de libros y escritos ovni de mi padre se han enviado a la Universidad Rice en Houston, Texas. La Universidad ha planeado abrir una nueva biblioteca llamada “Archivos de lo Imposible” el próximo otoño. La biblioteca exhibirá su colección y la de otros investigadores de ovnis sobre este controvertido tema.

Mi padre se refirió con cariño a su colección de ovnis como “Sus hijos”. Amaba sus libros y su colección de materiales ovni. Papá tenía muchos otros intereses sobre los que solía escribir a lo largo de su vida.

Quiero que el mundo sepa cuánto amé y extrañaré a mi padre. Larry Bryant era mi héroe y el mejor padre que pude haber querido. Siempre decía “mantén los ojos bien abiertos al cielo”. Hicimos tantas cosas juntos, papá y yo. Desde jugar sóftbol, billar, frisbee, Putt-Putt, ir de compras, ver películas. Sonreímos y reímos juntos y lloramos juntos. Papá era un hombre amable con un alma tierna.

Papá, gracias por ser tú y por amarme tanto. Planeo reunirme contigo de nuevo un día, y que me digas que la vida existe más allá de nuestro mundo. Espero que estés eternamente seguro y feliz. Pasamos los mejores momentos juntos. Siempre estarás en mi corazón.

Me gustaría agradecer especialmente a Crystal Russ por su amor y cariño hacia mi padre durante su enfermedad. Crystal era un ángel para papá. Adoraba la ternura y el cuidado que le brindaba. También me gustaría agradecer a Patrick Huyghe por su amistad de toda la vida con papá.

El alma de papá está en un lugar maravilloso y seguro, libre de las garras de la Tierra. Sus cenizas serán enterradas en el J.K. Cementerio de la familia Bryant en el condado de Pittsylvania, Virginia.

Te amo por siempre,

Tu hija Gretchen Lavina Bryant Condon. (Yahukie)

https://www.altmeyerfuneralandcremation.com/obituary/larry-william-bryant/

Atrapado en el Black Mirror

Atrapado en el Black Mirror

26 de octubre de 2020

Por Billy Cox

Con sus implicaciones de última letra del alfabeto y de final de línea, la Generación Z puede ser la denominación más tonta jamás asignada a una categoría de edad. Mucho más apropiado para describir a los niños nacidos entre mediados de la década de 1990 y los primeros años de la adolescencia es un término acuñado en 2017 por el psicólogo Jean Twenge – iGen.

En un artículo de la revista Atlantic titulado “¿Han destruido los teléfonos inteligentes una generación?” Twenge hizo un argumento convincente de que un grupo demográfico intercultural mundial emparejado con chupetes digitales desde la adolescencia temprana está “al borde de la peor crisis de salud mental en décadas”. Citando tasas vertiginosas de aislamiento, depresión y suicidio entre los adolescentes, Twenge escribe: “El aumento gemelo del teléfono inteligente y las redes sociales ha provocado un terremoto de una magnitud que no habíamos visto en mucho tiempo”.

dilemmaLas noticias falsas se difunden seis veces más rápido que la verdad y son más fáciles de monetizar que la verdad / CRÉDITO: medium.com

Ese terremoto acaba de ser cuantificado en uno de los documentales más inquietantes del año, “The Social Dilemma”, del director Jeff Orlowski. Es un confesionario distópico de algunos de los arquitectos pioneros de las redes sociales, que ahora advierte que sus diseños de conectividad innovadora se han vuelto contra sus maestros y han puesto en peligro no solo a los niños sino a las democracias de todo el mundo.

Para cualquiera que haya prestado atención a la ciencia del cerebro, los algoritmos adictivos, que inducen impulsos y se monetizan sin cesar (lo que la científica de datos Cathy O’Neil llama “opiniones incrustadas en el código”) de esta fuerza son noticias viejas. Pero escuchar a pioneros de la industria como el ex especialista en ética del diseño de Google, Tristan Harris, exponerlo todo: los trucos, la psicología, las fórmulas que dice que “dominan la naturaleza humana”, es más que escalofriante. Y el recableado de las vías neuronales es solo el comienzo. Como dice el gurú de la realidad virtual de Microsoft, Jaron Lanier, otros 20 años en la matriz actual “probablemente destruirán nuestra civilización por ignorancia deliberada”. Algunos antropólogos podrían considerar ese período de tiempo demasiado optimista.

Así que últimamente he estado pensando mucho en 1994, el silencio antes de la tormenta de Internet. Ese fue el año en que obtuvimos nuestro (posiblemente) primer vistazo a un programa de “realidad”, cuando la transmisión en vivo de toda la persecución en cámara lenta de O. J. Simpson nada presagiaba. Fue el año en que Al Gore anunció el inicio de la “Supercarretera de la Información” y Netscape Navigator dominó la embrionaria red mundial. 1994 marcó el inicio del comercio electrónico, con Pizza Hut afirmando haber realizado la primera venta en línea. Fue el año en que Jeff Bezos fundó Amazon, lo que finalmente lo convertiría en el primer $ 200 billonario de la historia.

1994 fue también el año en que decenas de escolares alegaron que un aterrizaje con uno o más ovnis ocurrió cerca de su patio de recreo en Ruwa, Zimbabwe. Teniendo en cuenta cómo sucedió meses después del genocidio que salpicó los titulares en Ruanda, es una maravilla que el evento de Ruwa haya tenido alguna cobertura fuera de África. Y, sin embargo, lo hizo, brevemente, antes de desaparecer rápidamente del radar. Pero ahora, gracias a la reanimación del incidente de James Fox en “The Phenomenon”, tal vez todos deberíamos regresar.

En entrevistas grabadas en video realizadas inmediatamente después del encuentro, los niños fueron unánimes en su insistencia de que también habían visto a los ocupantes fuera de la nave. Algunos informaron haber recibido mensajes telepáticos a través del contacto con los grandes ojos negros azabache, sin parpadear, de los visitantes.

“Creo que quieren, eh, que la gente sepa que en realidad estamos haciendo daño a este mundo y que no debemos tecnificarnos demasiado (sic)”, dijo una niña. Agregó otro, “Si no cuidamos el planeta, todos los árboles simplemente se caerán y no habrá fin, la gente morirá”.

Más de 20 años después, los exalumnos se mantuvieron firmes sobre las advertencias que percibieron. “Seguí teniendo estos pensamientos e ideas en mi mente sobre la tecnología: la tecnología no ayuda, la tecnología es mala y vamos por el camino equivocado”, insistió uno. “Y tenemos que empezar a reconocer que lo que estamos haciendo es perjudicial y tenemos que hacer cambios. Y no sé qué hacer con eso …”

La búsqueda de esta línea de evidencia va a ser un obstáculo para muchos, si no la mayoría, de los científicos sociales. Sin embargo, es difícil de creer que estos testigos estuvieran mintiendo o alucinando en grupo hace media vida. Y es por eso que, si nos tomamos en serio el llegar al fondo de este misterio imposiblemente complicado, todas las opciones están sobre la mesa, incluida la ciencia de la cognición.

Pasé gran parte del fin de semana revisando el tiempo de emisión dedicado a El gran tabú por el único elemento mediático en horario estelar que parece entenderlo: Tucker Carlson de Fox News. Al menos 33 segmentos* en total, 31 desde que el New York Times en 2017 dio cobertura a los científicos para abrirse a una investigación honesta. Y esto viene de un púgil que lanza gasolina política a la ciencia climática cada vez que las imágenes de los tornados de fuego se vuelven demasiado atroces para ignorarlas. (20 de septiembre: “En manos de los políticos demócratas, el cambio climático es como el racismo sistemático en el cielo. No puede verlo, pero tenga la seguridad de que está en todas partes y es mortal. Y como el racismo sistemático, es tu culpa”).

Sin embargo, Carlson está prestando atención, lo cual es encomiable. Desde que el Times publicó la historia de AATIP hace tres años, ha mantenido a sus más de 4 millones de espectadores al tanto de prácticamente todos los desarrollos significativos, desde la revisión de la Marina de los EE. UU. de las reglas de informes de ovnis para sus pilotos hasta la solicitud de responsabilidad del Comité de Inteligencia del Senado. Hace dos semanas, de hecho, Carlson promocionó “The Phenomenon” en su programa y respondió “Es indignante” después de ver el clip donde el bete noire Harry Reid se quejó de que la mayoría de los datos ovni todavía se mantienen en secreto.

“Si este no fuera un año de elecciones, estaríamos haciendo una hora completa en esto, tal vez una semana completa”, dijo Carlson, “es tan importante”.

image“Aquí hay una historia que, a diferencia del juicio político, realmente importa …” – Tucker Carlson, 19/12/19 / CRÉDITO: youtube

Bien quizás. O tal vez no. Una revisión de los archivos de TC indica que su cobertura es cada vez más circular, redundante y formulada. Sus segmentos promedian menos de 5 minutos cada uno, pero eliminan 45 segundos de la parte superior para dejar espacio para una configuración que incluye un logotipo de alienígena espacial (completo con antenas en la frente) y un platillo volador CGI gratuito, que trivializa visualmente la discusión subsiguiente.

Oye, lo entiendo, eso es televisión.

Pero “¿La verdad está ahí fuera?” de la lista de invitados de Carlson se está volviendo cada vez más familiar, quizás perezosa. No hay razón para nombrar nombres, no es culpa de los cabezas parlantes. Pero si este tema es realmente “tan importante”, y tienes la mayor audiencia entre semana en los EE. UU. y te niegas seriamente a dedicarle más tiempo, entonces al menos haz que los legisladores estén informados o las disciplinas más diversas graben y agiten la conversación. Porque el testimonio revitalizado de los niños Ruwa acaba de agregar otro nivel de complejidad a este dilema. Y los fragmentos de sonido sin salida de un Donald Trump desconectado no serán suficientes.

La elección es incapaz de resolver nuestra crisis cada vez más profunda, que en su esencia es un cambio evolutivo en los comportamientos activados tecnológicamente. El modelo de negocio que impulsa nuestras paralizantes codependencias puede ser imposible de revertir. Nuestra casa está en llamas. La organización de brigadas de cubetas puede exigir nuevas formas de pensar que eran inimaginables hace solo tres años, asumiendo que aún no sea demasiado tarde.

* Gracias de nuevo, Giuliano Marinkovic.

http://devoid.blogs.heraldtribune.com/16036/trapped-in-the-black-mirror/