Espiritismo

Espiritismo

23 de octubre de 2011

Por Mark Russell Bell

Palladino Seance“Una mano blanca tocando una campana”. Pie de foto de Eusapia Palladino and Her Phenomena: “Esta fotografía muestra la posición exacta de las manos y los pies de la médium durante la producción de este notable fenómeno. Se verá que sus manos se sostienen en los extremos opuestos de la mesa”.

Las diferentes modalidades de mediumnidad abarcan la clarividencia relacionada con imágenes mentales, la clariaudiencia que involucra experiencias auditivas derivadas de fuentes invisibles, manifestaciones “físicas” o de “materialización” con el médium típicamente entrando en un estado de trance, “escritura automática” y fenómenos de “Voz Directa” donde la sesión los asistentes han conversado con voces de personas que habían pasado a otro reino del ser. El “contacto espiritual” se entendió mejor cuando los comunicadores de sesiones espiritistas hablaron sobre habitar un “cuerpo astral” mientras habitaban otras “esferas” de existencia.

Durante el Movimiento de Espiritismo, que se hizo prominente en el mundo a mediados del siglo XIX, la gente se encontró experimentando una gama de fenómenos inexplicables que provocaban la reflexión. Desafortunadamente, algunos investigadores parecen estar predispuestos a apoyar una conclusión de fraude con respecto a muchos casos completamente documentados en los que se pueden encontrar testimonios discriminatorios que expliquen la autenticidad de los fenómenos observados. Los investigadores escépticos del espiritismo a menudo se han basado en datos superficiales de otros que, de manera similar, pueden ignorar la evidencia ofrecida en fuentes cualitativas de no ficción. Uno de esos casos es el de la médium “física” (manifestación) Eusapia Palladino, cuya mediumnidad se narra en Eusapia Palladino and Her Phenomena (1909) de Hereward Carrington, entre otros relatos.

Al abordar la cuestión del fraude, Carrington citó comentarios del físico y autor Oliver Lodge:

“Sucede que solo he tenido buenas sesiones con Eusapia, y mi propia experiencia de lo que probablemente sucedería en los demás se basó en lo que sucedió cuando ella no estaba en trance en absoluto. A juzgar por esa experiencia, pensé que no era improbable que ella a veces puede intentar, sonámbula, lograr los efectos que cree que desea, de una manera que puede parecer fácilmente fraudulenta”.

“… Se evitará todo peligro de acusación injusta si los asistentes sólo tienen el sentido común de tratarla no como una persona científica involucrada en una demostración, sino como un aparato delicado con el que ellos mismos están haciendo una investigación es un instrumento cuyas costumbres e idiosincrasias deben aprenderse, y hasta cierto punto divertirse, al igual que uno estudia y simula los caminos de algún aparato físico mucho menos delicado elaborado por un hábil fabricante de instrumentos”.

Otro médium físico que continuamente se dedicó a cooperar plenamente con los investigadores fue la Sra. Mina “Margery” Crandon, tema de la biografía “Margery” the Medium (1925) de J. Malcolm Bird, quien comentó:

La ciencia ortodoxa se inclina a decir que siempre, si queda alguna posibilidad infinitesimal de explicar los fenómenos de la sesión espiritista, esta posibilidad debe ser aprovechada. Creo que la ciencia ortodoxa no está del todo justificada en esta actitud. Nos pide, en efecto, que asignemos a la posibilidad de que no hay un descubrimiento importante por delante, un valor numérico que satisfaga la definición del matemático de un infinitesimal, un valor que será menor que cualquier otra probabilidad que pueda aparecer, no importa lo pequeños que sean estos últimos.

Entre los numerosos libros que ofrecen transcripciones de los comentarios de los comunicadores de la sala de sesiones se encuentra Flashes of Light from the Spirit-Land, Through the Mediumship of Mrs. J. H. Conant (1872). El libro fue “compilado por Allen Putnam” a partir de las respuestas de los “espíritus controladores” de la médium. Aquí hay algunos extractos (probablemente no textualmente) del libro con el nombre del “espíritu controlador” identificado para cada pasaje.

Por William E. Channing, 6 de enero de 1868.

R. Las esferas de las que hablan los espíritus que regresan no son localidades, de ningún modo, sino condiciones de la mente, estados del ser. El mundo espiritual propiamente dicho se ha derivado de las emanaciones espirituales de este mundo, por lo tanto, es semejante a él, solo que superior a él.

Por Theodore Parker, 29 de abril de 1869.

… En primer lugar, debe entenderse que estas sesiones no están controladas en todo momento por el mismo espíritu, pero para cada ocasión se selecciona una inteligencia que mejor se adapta a esa ocasión.

Debe entenderse que cada inteligencia distinta, o espíritu humano, retiene su propia integridad intelectual especial después de la muerte como antes.

Por. Rev. Arthur Fuller, 28 de febrero de 1870.

R. La teoría de la reencarnación en Estados Unidos es un bebé. En algunas partes de Europa ha alcanzado su mayoría. Dado que tenemos la evidencia de miles de espíritus -digo nosotros, refiriéndome a mí mismo y al grupo de espíritus con el que estoy asociado- ya que tenemos la evidencia de miles de espíritus que recuerdan haber vivido varias existencias físicas, por supuesto que sabemos que el la teoría es correcta. No sabemos que nosotros también seremos reencarnados una y otra vez en la vida física, pero creemos que lo haremos. A juzgar por la experiencia de los demás, creemos que también es nuestro propio destino.

Arthur Conan Doyle describió los eventos en la vida de las Hermanas Fox que a menudo se asocian con el comienzo del Movimiento de Espiritismo en The History of Spiritualism (1926). Los extraños sucesos en su casa comenzaron con ruidos de golpes. Finalmente, la “inteligencia independiente” invisible respondió a las preguntas. “Según su propio relato era un espíritu; había sido herido en esa casa; rapeó el nombre de un antiguo ocupante que lo había herido; tenía treinta y un años en el momento de la muerte (que eran cinco años antes), lo habían asesinado por dinero, lo habían enterrado en el sótano de tres metros de profundidad … Fue un vecino llamado Duesler quien, ante todo hombres modernos, recitó el alfabeto y obtuvo respuestas mediante golpes en las letras”. Las denuncias relacionadas con el crimen fueron hechas por una mujer que había servido como ayudante a tiempo parcial para ocupantes anteriores de la casa, los Bell.

Un relato de una situación anterior similar de “las respuestas vendrían en raps” se incluyó en las memorias escritas por Richard Williams Bell sobre lo que ahora se conoce como el caso “Bell Witch”, uno de los testimonios históricos a los que a veces se hace referencia categóricamente como “poltergeist parlante” (descrito en una serie anterior de publicaciones de blog).

Hay una lección fundamental que aprender de los anales del espiritismo. Lo que la gente de la Tierra tiene en común con los que se comunican desde otros reinos es que cada uno es una personalidad individual o “unidad” de una Conciencia Cósmica omnipresente.

Entre las fuentes que explican el estado ascendido de la existencia humana se encuentran las “transcripciones de lectura psíquica” resultantes de que Edgar Cayce (1877-1945) entrara en trance y permitiera que su cuerpo fuera utilizado como canal. Las inteligencias comunicantes hablarían en pluralidad, por lo general terminando las sesiones con un comentario como “Hemos terminado por el momento”.

El siguiente pasaje es un extracto Channeled Reading 3744-3 de Edgar Cayce dada el 9 de octubre de 1923.

11. (P) ¿De qué fuente obtiene esta CE su información?

(A) La información dada u obtenida de este organismo se recopila de las fuentes de las cuales la sugerencia puede derivar su información.

En este estado, la mente consciente se subyuga a la mente subconsciente, superconsciente o del alma; y puede comunicarse y se comunica con mentes similares, y el subconsciente o la fuerza del alma se vuelve universal. De cualquier mente subconsciente se puede obtener información, ya sea de este plano o de las impresiones dejadas por los individuos que han pasado antes, ya que vemos un espejo que refleja directamente lo que está ante él. No es el objeto en sí, sino lo reflejado, como en esto: La sugestión que llega hasta el subconsciente o el alma, en este estado, recopila información de eso reflejada en lo que ha sido o se llama real o material, ya sea del cuerpo material o de las fuerzas físicas, y así como el espejo se puede agitar o doblar para reflejar de manera obtusa, de modo que la sugestión a las fuerzas del alma pueda desviar el reflejo de lo dado; sin embargo, en el interior, la imagen misma es lo que se refleja y no la de algún otro.

A través de las fuerzas del alma, a través de la mente de otros tal como se presenta o que han sucedido antes; a través de la subyugación de las fuerzas físicas de esta manera, el cuerpo obtiene la información.

Edgar CayceAutorretrato fotográfico de Edgar Cayce trabajando en el estudio Russell Brothers en Jacksonville, Alabama del libro de 1978 Edgar Cayce’s Photographic Legacy.

https://www.metaphysicalarticles.org/2011/10/spiritualism-in-perspective.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.