Todas las entradas de: luisrn

Globovnis perseguidos y filmados por la policía inglesa

En la tarde del 11 de agosto de 2000, un helicóptero de la policía de Sussex vio y filmó un ovni cilíndrico sobre Brighton. Los policías captaron el objeto con su cámara que contaba con un sistema de infrarrojo o térmico. Durante algunos minutos (poco más de tres) persiguieron y filmaron el objeto misterioso antes de volver a su base.

El video fue publicado por las autoridades poco después del incidente.

El caso pasó a formar parte de la base de datos del PRUFOS (Police Reporting UFO Sightings). Se trata del caso número 176 de esta base de datos:

176. Tarde. Agosto. Localización – Brighton.

Siguiendo los informes de fuegos en las playas de Brighton fue enviado el helicóptero de la policía de Sussex para investigar. Mientras estaba volando el PS John Tickner observó y filmó un ovni cilíndrico que pasó muy cerca del helicóptero. Note que este caso no está solucionado. La película en infrarrojo muestra un ovni muy convincente pero cuando es visto con la visión nocturna normal parece ser una llama definida en su base. Ahora se cree que el objeto pudo haber sido una gran linterna. Avistamiento en horas de servicio. 1 oficial. Fuente – UFO Magazine y PRUFOS.

Revisando estos archivos me encontré con varios casos similares. Algunos ejemplos:

171. 19/05/2000. 2240 horas. Localización – Southampton, Hampshire.

Video grabado por un camarógrafo de un ovni que vuela sobre Southampton Water. El helicóptero de la policía llegó y lo vio claramente al volar varias veces alrededor de él antes de que el objeto se apagara y desapareciera de la vista. Siguió una investigación muy larga del Southampton UFO Group. El MoD negó que la policía hubiera estado implicada al igual que la misma policía.

CLASIFICACIÓN OVNI – NL (LUZ NOCTURNAL)

Avistamiento en horas de servicio. 1 oficial. Fuente: PRUFOS/SUFOG.

172. 05/05/2001. Localización – Southampton, Hampshire.

Una virtual repetición de detalles de los avistamientos antedichos. El helicóptero de la policía fue visto circundar alrededor del objeto en por lo menos dos ocasiones antes de que el objeto desapareciera simplemente delante de ellos. Ambos casos fueron defendidos por el señor Hill Norton quien persiguió el gobierno para que le dieran una explicación. No hay explicación satisfactoria.

CLASIFICACIÓN OVNI – NL (LUZ NOCTURNAL)

Avistamiento en horas de servicio. 1 oficial. Fuente: PRUFOS/SUFOG.

Si vemos el siguiente video caeremos en la cuenta que estos avistamientos son de nuestros ya conocidos globovnis. Es decir, la oleada inglesa de globovnis pudo haberse iniciado a finales de los noventa (o tal vez más atráz).

Por otra parte es interesante observar que varios de los “expedientes X” ingléses se deben a avistamientos de globovnis.

http://www.prufospolicedatabase.co.uk/4.html

Cree ver las alas de un ángel en el árbol

Creyente describe imágenes religiosas que ella ve en tronco de árbol como “signos de esperanza”

Por: Rose Ybarra, The Enterprise

Gayle A. Griffin llevó su coche al estacionamiento de Kroger en el bulevar de Phelan desde la calle 23 como muchas otras veces antes, pero recientemente, un gran árbol, sombrío llamó su atención.

Ella notó lo que parecía ser un gran par de alas de ángel en el tronco del árbol. La imagen divina dominó sus pensamientos por meses, aún cuando ella estuvo de vacaciones en Colorado.

Cuando Griffin volvió a Beaumont en julio, ella tomó fotografías del curioso árbol con su cámara fotográfica digital.

“Estaba interesada en este árbol”, dijo. “Algo me obligó a que tomara fotos. Algo me dijo que fuera detrás”.

Después de imprimir las fotografías, Griffin y su socia, Jana, encontraron otra sorpresa. Vieron una imagen parecida a Jesús en el lado izquierdo de las fotografías.

“Vemos este árbol como signo de esperanza”, dijo Gayle Griffin. “Para nosotros, es un recordatorio de que dios está siempre allí”.

“La gente está ocupada con sus vidas y se olvida de dios”, agrega Jana Griffin. “Espero que esto recuerde a la gente que sólo se pare por un segundo para agradecerle”.

Patty Powell de Rockingham, Australia, un suburbio de Perth en la costa del oeste del país, dirige www.VisionsofJesusChrist.com, un Web site libre que acepta fotografías de todas partes del mundo, como la que tomó Gayle Griffin y las exhibe en línea.

Powell dijo que ella ha recibido centenares de fotografías, pero solamente una selección de cerca de 80 aparece en el sitio a la vez.

Ella dijo que la gente que envía las fotografías comparte los mismos sentimientos.

“La mayoría de la gente cree que estas imágenes son signos de dios”, dijo Powell. “La mayoría de la gente cree que es un signo que debemos tomar en cuenta de lo que está sucediendo alrededor de nosotros y que dios puso primero”.

Gayle Griffin dijo que ella estaba nerviosa de contarle a la gente sobre el árbol y sus fotografías.

“Estaba asustada de lo que la gente diría, “estas loca””, dijo. “Pero una gran parte de mí siente que debo compartir este mensaje, que supuestamente debo contarle a la gente sobre esto. Espero que este árbol ayude especialmente a los que necesiten esperanza”.

Esta no es la primera vez que una imagen religiosa ha aparecido en el área.

En junio de 1969, una imagen de lo que aparecía ser Jesús emergió en la puerta de un residente de C.P. y Lela Bass, residentes de Port Neches, en su hogar en el 816 de la avenida C. Cientos llegaron a su hogar para ver la imagen, según los archivos de The Enterprise.

En mayo de 2005, la vecina de Port Neches, Pat Thompson, dijo que una imagen parecida a Jesús apareció en la cortina de su dormitorio en su hogar en el bloque 1500 del bulevar Johnson. Thompson informó que cerca de 30 visitantes llegaron para mirar.

http://www.southeasttexaslive.com/site/news.cfm?newsid=18709944&BRD=2287&PAG=461&dept_id=512588&rfi=6

Un disco con extrañas figuras

CORONEL PRINGLES: UN DISCO CON EXTRAÑAS FIGURAS[1]

ROBERTO BANCHS

La noticia se inserta a finales de un año pródigo en informes sobre extrañas apariciones de “platos voladores” y, en particular, de sus aterrizajes con ocupantes en territorio europeo. Precedido además del anuncio de una escalada de observaciones a nivel mundial.

Efectivamente, el 5 de diciembre de 1954 el diario La Razón, de Buenos Aires, informa con notables desaciertos que: “el señor Enrique Aguirre Zabala, empleado de comercio en ésta, y que se encuentra pasando sus vacaciones en la chacra que un hermano suyo tiene en las afueras de Coronel Pringles (Pcia. de Buenos Aires), al salir ayer, a las 6, a realizar unas compras, observó en el espacio un disco luminoso que a medida que se le acercaba, parecía cambiar de forma, hasta adquirir la de un ‘cigarro’. Cuando el extraño objeto se detuvo a unos 80 metros de Aguirre, éste intentó acercarse, pero se lo impidió la fuerza de las irradiaciones que despedía y que lo enceguecieron. Empero, refiere que, ‘usando las manos como pantalla, seguí avanzando hasta que pudo ver perfectamente que el raro aparato se mantenía a medio metro del suelo y, que en medio del disco, se movía una figura extraña’. Parecía, añadió Aguirre, un enano de cabeza enorme. Poco después se produjo un resplandor vivísimo y el disco, elevándose rápidamente, desapareció en dirección norte”.

LA INVESTIGACIÓN

Coronel Pringles es una localidad situada al sudeste de la provincia de Buenos Aires (ver foto 1), de suelo llano en su mayor parte, con pequeñas sierras del grupo Ventania. Su clima templado, pampeano y subhúmedo la constituyen en una región agrícola.

Una rápida consulta en el Correo y la Municipalidad nos llevó hasta la despensa o almacén “Los Corrales”, al noreste y lindante con la planta urbana, próxima al cementerio. Allí localizamos a Américo Rodolfo Aguirrezabala, quien se reconoció como único testigo del caso en cuestión. Era evidente, pues, que la noticia periodística adolecía de exactitudes, motivo por el cual procuramos que nos hiciera una detallada descripción de aquel suceso, empero, teniendo en cuenta que muchos aspectos habrían pasado al olvido y que jamás dicho evento hubo sido investigado en tantos años.

Américo R. Aguirrezabala tenía por entonces 32 años. La mañana del 4 de diciembre de 1954, entre las 6 y las 7 horas, se dirige desde el almacén Los Corrales (situada en la actual ruta 51, Km 29) (ver foto 2) donde vivía con su hermano Pedro hasta la chacra de su otro hermano, Asencio, distante a 1.000 metros al noreste sobre la misma ruta, que por aquella época era -según se describe- un boulevard de tierra. Apeándose solo en una mañana agradable, advierte a unos 200 metros y por  delante de un monte de árboles (ver foto 3), una aeroforma “redonda”, de coloración rojizo-pálida, de unos 20 a 30 metros de diámetro, suspendida a una altura estimada de 15 metros del suelo. Era completamente silenciosa y transparente (ver croquis, 4, 5). “¡Por fin se me hizo!” exclamó Américo Aguirrezabala, superada las primeras cavilaciones y contento de ver un plato volador, de los que tanto se hablaban. Brillaba tenuemente, aunque “como estaba el Sol de ese lado -ubicado al frente y por encima de éste-, un poquito sí molestaba”, dice el testigo, quien continúa su andar hacia la chacra y aproximación hacia el fenómeno, que se mantenía suspendido en el aire, pero cuya transparencia le permitía advertir un movimiento en lo que parece su interior, como unas siluetas humanas que caminaban de un lado a otro. Se trataba de tres figuras, dos de las cuales estaban en constante movimiento, pero ningún otro detalle pudo observar. “Cuando estaba cerca los vi, me acerqué y vi gente; entonces me dije: ‘¿qué será esto?, caramba’. Porque siempre digo que tengo entusiasmo por esto, pero no, no… en ese momento se me aparece”, nos relata Américo Aguirrezabala.

Sin embargo, la percepción de los “ocupantes” fue apenas unos segundos y a 70 metros de distancia, ante la actitud indiferente de los mismos frente al azorado observador. Fue en ese instante en que el fenómeno repentinamente desapareció, dando la impresión de elevarse “por encima de las plantas, hacia la derecha, disparó hacia el sud-sudoeste…; el Sol ya estaba levantándose”. La desaparición del fenómeno fue instantánea, casi imperceptible. “Desapareció, desapareció, ¡como por arte de magia!”, expresa ante nuestro grabador (ver foto 6, 7).

La duración total de la observación fue de unos minutos, estimados en base a los 130 metros aproximados que recorrió el testigo. Américo Aguirrezabala nos cuenta qué le ocurrió en ese momento: “Me paré ahí, miré… pensativo, pensando qué será, que no será. Pensé lo que siempre había leído de los platos voladores, y que éste es uno de ellos. Y me pregunté: ¿para qué vendrán, si no quieren hablar con uno? Eso fue y siempre digo lo mismo. Mi vida no cambió después de esto; no, para nada, siempre igual. Tampoco me afectó físicamente, ni tuve experiencias similares luego de aquella vez, pero mi mujer sí, cuando vio unos enanos verdes con sombrero del mismo color, una madrugada, en el maizal de nuestra casa”, agrega entusiasmado Aguirrezabala.

Continuando con su narración, expresa que se detuvo a ver si había quedado rastros de tan inusitada presencia: “Ahí no quedó calcinado, ni nada; miré las plantas y estaba todo normal”. Tampoco se produjo alguna alteración en el ambiente. Únicamente la aparición fenómeno descrito. “Entonces voy para la chacra -relata- y lo comento a mi hermano; y él que estaba cerquita, para allá atrás y próximo al monte, no vio nada. Tampoco mi otro hermano, Pedro, que estaba en el almacén. Después fue el comentario del pueblo, pero acá, en el almacén. Unos decían: ‘vos sos un charlatán, che, qué vas a ver platos’. Bueno, yo no se si será plato eso, pero la cosa estaba ahí, suspendida, y nada más… y en cuanto a lo que había ahí, yo sólo vi las siluetas que caminaban, nada más, pero ojos, orejas, de eso nada. No le puedo decir otra cosa, no. Y después pasó, pasó y lo eché al olvido”.

Su exposición concluye en un intento de esclarecer la versión periodística: “Fue el furor de ese momento. Eso produjo que lo diera a conocer el diario; noticia que yo había leído en aquel momento, porque siempre compré La Razón. Pero lo que no sé es quién fue el que la dijo, aunque, bueno… habrá salido de las conversaciones que se daban en mi almacén…”

CONSIDERACIONES SOBRE EL CASO

En este episodio ocurrido el sábado 4 de diciembre de 1954 nos encontramos frente a un testigo que hace un esfuerzo evidente por rememorar aquella singular observación transcurrido un largo período, sin que hayan existido circunstancias que actualicen su recuerdo. Sin embargo, la tenacidad de la memoria se ha visto reforzada por el interés y los sentimientos puestos en juego ante la visión de un hecho inaudito como el descrito por Américo Aguirrezabala.

Teniendo en cuenta estos factores, hemos procedido a recoger el testimonio en sus aspectos más esenciales -y estables en el transcurrir del tiempo-, y ensayar una suerte de explicación en la medida que los datos proporcionados lo permitan.

Al respecto, débese señalar la temprana hora del día en que es observado el fenómeno: entre las 6 y las 7 horas de acuerdo a Aguirrezabala, y “a las 6” de la mañana según la noticia periodística. Para esa fecha el Sol salió cerca de las 5,40; precisamente, en la misma dirección en que fue avistado el supuesto ovni.

No escapa tampoco a nuestra consideración que dicho portento presenta una imagen semejante a la del astro solar, esto es, circular, un tamaño angular casi equivalente, y una coloración frecuente en el crepúsculo.

En cambio, las diferencias advertidas son: su aspecto transparente (¿inconsistente?), brillo tenue, movimientos en su superficie, y súbita desaparición.

Si intentamos conciliar ambas características, debemos referirnos a ciertos fenómenos ópticos conocidos como parhelias, mediante los cuales podremos comprender las causas de su aparición. Estudiando estos fenómenos, los científicos hace tiempo notaron que aparecen cuando el Sol (o la Luna) están cubiertos con un brillante velo blanco, una capa de altos cirros estratiformes. Estas nubes flotan a una altura de seis u ocho kilómetros y están compuestas por pequeñísimos cristalitos de hielo; elevándose y bajándose por las corrientes de aire, reflejan como un espejo o refractan como un prisma de vidrio los rayos solares que caen en ellos. A veces sucede que el cielo parece estar completamente despejado, pero en lo alto de la atmósfera flotan muchos cristalitos de hielo por separado sin formar una nube. Así ocurre con frecuencia cuando el tiempo es sereno y helado en esa altitud.

Por lo general, la réplica o “falso-Sol” surge cuando el Sol no está muy alto sobre el horizonte, habiendo un gran halo que no se vislumbra. Los falsos soles suelen desaparecer inesperadamente, o en forma tan repentina de acuerdo al movimiento del astro sobre el horizonte, de las corrientes de aire y de los mismos cristalitos hexaedros de hielo (que aparentan, según su forma puntillas) flotando en posición vertical. Los falsos-soles no constituyen un fenómeno raro en ciertas regiones del globo, y frecuentemente ellos son tan brillantes como el mismo Sol (1).

En la Provincia de Buenos Aires (donde ocurrió el hecho aquí tratado) el periodismo ha consignado varios presuntos fenómenos de parhelia. Por aquella época, el 25 de abril de 1949 en Bernal (2) y el 28 de febrero de 1950 en Mar del Plata (3), para citar un par de casos. Más recientemente, en febrero de 1987 en menos de veinte días, se habrían registrado unos ocho casos en San Nicolás, y de manera similar en Monte Hermoso y Pigüe (4).

En cuanto a las siluetas moviéndose en su superficie, vistas en forma difusa, durante breves segundos, juzgamos probable que el testigo -influenciado por la ola de observaciones mundiales- y ante la convicción de que estaba frente a un “auténtico” plato volador, no dudó en atribuir algún movimiento en la imagen óptica a la presencia de ignotos seres.

REFERENCIAS

(1) Mezentsev, Vladimir, Los enigmas del cielo y de la tierra, Ediciones Suramérica, Bogotá, junio 1971, Págs. 40, 41 y 46.

(2) La Razón, Buenos Aires, 10 de marzo de 1950.

(3) Ibíd..., 1 de marzo de 1950.

(4) La Opinión Austral, Río Gallegos (SC); y Crónica, Buenos Aires, 19 de febrero de 1987.


[1] Este artículo fue publicado originalmente en Los Identificados. Casuística ovni con ocupantes en Argentina, N° III, Buenos Aires, julio de 1993, páginas 23-25.

¿Podrá Nessie sobrevivir al Internet?

¿Podrá Nessie sobrevivir al Internet?

La era de la computadora ha alterado para siempre el paisaje de las leyendas urbanas

Por Hicks Tony

En los buenos viejos tiempos, tomaba semanas – o aún meses – oír hablar de un tsunami que dejara una sirena muerta en la tierra.

Ahora tenemos las fotos en el buzón de nuestra computadora en cuestión de horas.

Sí, es completamente un mundo nuevo para las leyendas urbanas.

Antes de que hubiera Internet, o aún papel y lápiz, existían las leyendas y los mitos. Servían como entretenimiento en los campamentos, pasando entre los amigos y las generaciones sin pensar mucho si eran verdad. A veces había una moraleja; a veces eran sólo un buen cuento. Pero siempre había un gran misterio, inexplicable, y diversión y maravilla de contar una vieja historia.

Ahora, en una sociedad instantánea, todo ha cambiado.

Un simple click y se ha ido.

La tecnología moderna puede desacreditar las historias que podían viajar alrededor del mundo de boca en boca por años. Ahora, los platillos voladores se convierten en globos. Bigfoot se convierte en un traje de gorila sobrepuesto. Las sirenas se convierten en colecciones de papel mache de partes de animales.

Ocurre que Internet se está convirtiendo en un conducto que viaja a la velocidad de la luz para cualquier cuento loco que alguien desea componer. La tecnología permite que convirtamos los globos nuevamente en ovnis. Mientras que una leyenda urbana es derrumbada, aparecen varias nuevas.

“La velocidad a la cual estas leyendas son transportadas es ridículamente rápida”, dice April Masini, el autor del Web site AskApril.com, un sitio de consejos e información que trata de todo desde leyendas urbanas a consejos en las relaciones. “Esto significa más leyendas, más a menudo. También significa que las leyendas se desacreditan más fácil y más rápidamente; de hecho, hay incluso Web sites que dicen a la gente qué mitos están circulando y cuáles son verdad o son leyenda”.

Uno de esos sitios es Snopes.com, que funciona básicamente investigando cada leyenda urbana de todos los tiempos, con evidencia y atribuciones comprobables. Por eso sabemos que la “sirena” que supuestamente apareció en la India después del tsunami de diciembre de 2004 era una fabricación de pasta de papel y huesos de animales.

¿Pero realmente, qué diversión es ésa?

Monstruos contra las estrellas de rock.

Las leyendas urbanas generalmente son de dos categorías: “naturales” (asuntos de lo oculto y monstruos de la naturaleza) y las relacionadas con la cultura pop.

Por ejemplo, durante los años 70, la mayoría de los niños conocían las historias de que el Bigfoot estaría esperando si ibas a acampar. Los ovnis estaban siempre cerca del horizonte en la noche, y el monstruo de Loch Ness, o Nessie, como lo apodan cariñosamente, era más probablemente un dinosaurio que un esturión o una anguila. ¿Y quién incluso soñaría con gastar demasiado tiempo alrededor de una alcantarilla de Nueva York, a fin de hacerle frente a un ataque de cocodrilo?

Cuando llegó la cultura pop, todo era sobre historias como que el estómago de Rod Stewart había sido bombeado (si no has oído esta, tendrás que buscarla tú mismo) y mensajes satánicos ocultos en la canción Staiway to Heaven de Led Zeppelin (sin mencionar las historias de cómo la banda incorporó los pescados en su concepto de interacción con sus fans). Una industria se construyó alrededor de los persistentes rumores de que Paul McCartney habían muerto en un accidente automovilístico y había sido substituido por un impostor – sin ninguna duda aparecieron otra vez cuando comenzó a hacer música con Michael Jackson.

Un rumor extraño que estuvo dando vueltas por meses era que el grito en la canción de Ohio Players “Love Rollercoaster” era el de una mujer que fue asesinada en el estudio de grabación. No era verdad, pero eso no paró a los niños de comprar el disco y de asustarse cada vez que lo escuchaban. Lo que era parte de la diversión.

En Snopes.com, el miembro de los Ohio Players Jimmy “Diamond” Williams finalmente ofrece una explicación, que para algunos llevó décadas de fabricación.

“Hay una parte en la canción donde hay una interrupción. Son las guitarras y justo antes del segundo verso es que Billy Beck hace uno de esos gritos inhalando como los que Minnie Riperton hacía para alcanzar sus notas altas o Mariah Carey hace para pasar por encima las octavas”, dice. “El DJ hizo esta grieta y barrió el país. La gente nos preguntaba, “¿Mataron a esa chica en el estudio?” La banda hizo un voto de silencio porque eso hace que vendas más discos“.

Rumores asesinos

Va a ser mucho más difícil usar ahora esa clase de trucos de comercialización, gracias a la capacidad de desacreditación del Internet.

“Como la naturaleza humana lo haría, hay mucho más de mito que de verdad en las leyendas urbanas en el Internet, y los niños son más escépticos hoy en día que antes de que tuvieran tal acceso rápido a los Web site reventadores de mitos y a los Web site de noticias”, dice Masini. “Así que muchos niños advierten y se muestran a la gente como niños y adolescentes que son más escépticos sobre lo que leen en el Internet, haciendo que las leyendas urbanas sean menos probable de tener éxito”.

Ya sea que tengan o no éxito, están allí afuera, en manadas. Incluso no tenemos que buscar. Gracias al E-mail, la gente nos está enviando fotos de supuestos cerdos gigantes llamados “Hogzilla” y una supuesta serpiente que estalló mientras intentaba comer un cocodrilo.

“Una leyenda urbana que ahora puede estar rondando en una secundaria rondará en miles de secundarias por todas partes del país y del mundo”, dice Masini. “Los Boomers están conectados al Internet, y están consiguiendo los mismos mails que sus nietos y sus hijos. Los parientes y los amigos de diversas edades y culturas permanecen en contacto y dispersan estas leyendas y rumores de mitos de leyenda diariamente – y a veces más que a diario”.

¿Cuántos de nosotros, a la semana del 11 de septiembre, vimos la foto de lo que pretendía ser una cara demoníaca en el humo de una de las torres? ¿Cuántos de nosotros vimos recientemente lo que se supone era una filmación de alta calidad del monstruo de Loch Ness?

Vida, del cielo

Lo mismo que la erupción de avistamientos ovni de este año, incluyendo una foto de Stratford, Inglaterra, a finales de julio, mostrando a la gente en la calle que mira una misteriosa formación de cinco luces volando. Incluso antes de que llegue el siguiente ciclo de noticias, la gente está subiendo fotos y está contando historias – algunas de las cuales se unen indudablemente al canon de leyendas urbanas perdurables.

“Las leyendas urbanas en el Internet prevalecen y crecen debido al fácil acceso para casi cualquier persona, y la propensión de la gente a pasar mensajes”, dice Dave Lakhani, experto en cuentos persuasivos y autor de “Persuasion: The Art of Getting What You Want”. También, es muy fácil instalar los Web site de apoyo que hacen que la historia parezcan ser verdaderas. El contar historias persuasivas es un arte que se utiliza en publicidad, comercialización, ventas y propaganda – a menudo relacionado con o cercano a las leyendas urbanas. “Y cuando es utilizado con eficacia, virtualmente cualquier persona puede crear una historia que tenga las piernas para correr a través del Internet”.

Para ilustrar el punto de Lakhani, no busque más allá de Roswell, New México, que acaba de celebrar su 60 aniversario de la legendaria caída de lo que todavía muchos creen era una nave espacial extraterrestre. Más de 50,000 visitantes llegaron el mes pasado para el festival de ovnis de Roswell. “Expertos” dieron conferencias o autografiaron sus libros. La gente pagó por viajes al supuesto sitio de la caída, mientras que los vendedores vendieron tazas de café extraterrestres. Una leyenda urbana es el producto de exportación no 1 de Roswell.

Incluso el Internet no puede matar eso.

http://www.contracostatimes.com/living/ci_6663827?nclick_check=1

Los ovnis de 1897

La columna de Bill Wangemann: ¿Ya volaban los ovnis alrededor de 1897?

La mayoría de las columnas que escribo son sobre historia local y se refieren a la gente y a los sucesos en Sheboygan y el condado de Sheboygan. Sin embargo, algunas veces la investigación de los sucesos implica no sólo a Sheboygan y el condado de Sheboygan sino también a todo el estado y a veces a todo el Medio Oeste.

Esta columna cubre uno de tales incidentes.

En 1897, el país estaba muy entusiasmado por la entonces en pañales industria de la aviación. Los inventores alrededor del mundo procuraban construir máquinas voladoras, algunas de ellas tan extrañas que estaban más allá de lo creíble. Las ascensiones en globo atraían a grandes a muchedumbres dondequiera que ocurrieran, y Sheboygan no era ninguna excepción.

En varias ocasiones en la ciudad, para atraer a las muchedumbres a las grandes comidas campestres, se llevaban a cabo ascensiones en globo. Pero, los grandes dirigibles que podían volar grandes distancias y maniobrar a voluntad seguían estando a unos 20 años en el futuro.

A finales de 1896, comenzaron a aparecer informes extraños en periódicos del occidente de los Estados Unidos sobre un misterioso dirigible que cruzaba sobre las ciudades. The Galveston Daily News publicó la primera de estas historias el 23 de noviembre de 1896, y hablaba de un dirigible misterioso que había sido visto cruzar lentamente sobre la ciudad de Galveston la noche anterior aproximadamente a las 2 de la mañana.

La historia continuaba relatando que este objeto en forma de cigarro tenía lo que parecía ser una gran linterna, pero más brillante que las que se encontraban en una locomotora de ferrocarril. Esta linterna, según los testigos, podía ser girada sobre un eje hacia adelante y hacia atrás y ser dirigida hacia arriba y hacia abajo de modo que pudiera iluminar objetos en la tierra.

El artículo periodístico también contaba que un incidente similar había ocurrido sobre numerosas ciudades en California.

Pronto la historia comenzó a dispersarse y los avistamientos del dirigible ocurrían cada vez más. Entonces el 19 de abril de 1897 se recibió un informe de la pequeña ciudad de Aurora, Texas. La historia contaba que mientras cruzaba a baja altura a través del paisaje de Texas, un gran dirigible chocó con un molino de viento y se estrelló en la tierra, matando a su único tripulante. Los residentes llegaron al sitio y afirmaron haber recuperado el cuerpo que describieron como herido gravemente y después de ser examinado por un doctor local se indicó que el extraño tripulante del artefacto no era de este mundo. El artículo entonces menciona que un pastor local dio a la extraña criatura un entierro cristiano en el cementerio de Aurora en donde supuestamente sigue estando hoy.

Pronto los avistamientos del dirigible se dispersaron a través del país desde el Medio oeste. Los informes de los extraños objetos voladores se recibían de Kansas, Iowa, Illinois y Wisconsin. Los periódicos de Wisconsin pronto tomaron la historia y comenzaron a publicar informes de avistamientos.

The Daily Northwestern de Oshkosh divulgó el 29 de marzo de 1897 que en cuatro noches sucesivas en las ciudades de Kansas y Nebraska fue avistado el misterioso dirigible.

Entonces el 10 de abril de 1897, el mismo periódico divulgó que el dirigible fue visto por miles de testigos mientras volaba lentamente a través de la ciudad de Chicago. Pronto todas las ciudades arriba y abajo del litoral del lago Michigan informaron de avistamientos. Otros avistamientos fueron divulgados en Oshkosh, Fond du Lac y el lago Winnebago por cientos de personas que daban descripciones similares del extraño artefacto.

Hacia 1898 la guerra hispanoamericana había sacado la misteriosa historia del dirigible de las portadas de los periódicos. Hasta este día no se ha dado ninguna explicación plausible para la gran manía del dirigible de 1897.

http://www.sheboygan-press.com/apps/pbcs.dll/article?AID=/20070819/SHE07/708190319/1109/SHEopinion

Desafortunadamente Bill Wangemann no conoce la literatura ovni. La oleada de 1897 ha sido perfectamente explicada y ahora se sabe que el caso del marcianito enterrado de Aurora sólo fu una broma periodística.