Todas las entradas de luisrn

Alfabetos extraterrestres

Alfabetos Extraterrestres

Kentaro Mori

La ilustración de al lado y la historia que cuenta son muy curiosas. Viene del libro japonés “Ume no Chiri” publicado en 1803. Una nave extranjera habría visto cerca del puerto de Haratono, ciudad de Ibaragi, este objeto extraño. De acuerdo con la descripción, la carcasa externa estaría hecha de hierro y de cristal, y las letras extrañas mostradas en el dibujo fueron vistas dentro de lo que parece ser una sonda extraterrestre.

¿Pero será lo mismo?

Una evidencia curiosa: las ‘extrañas’ letras mostradas, de hecho inexistentes tanto en el alfabeto japonés como en el chino, son muy parecidas a las letras y símbolos que de hecho existen en el japonés. En verdad, son solamente combinaciones de símbolos y letras presentes en el alfabeto japonés. Descomponiéndolas, todas son conocidas y comunes a los japoneses. Los autores de esta historia podrían haber usado algún jeroglífico, o por lo menos algo de árabe o de hebreo… sería menos evidente que fue inventado -que el japonés de comienzos del siglo XIX. Una pena, podría haber sido algo muy interesante.

En todos los supuestos casos de contactos donde se proporciona bastante información sobre los extraterrestres, esta información es siempre reveladora. Pero no reveladora de una cultura extraterrestre, y sí de la cultura y de la capacidad de fantasear de las personas que crearon tales historias.

A veces las personas consiguen crear una fantasía resonante de forma involuntaria, como parece ser el caso de los abducidos, siendo los Hill el ejemplo típico. Estas creaciones involuntarias sin embargo necesitan ser probadas (como lo son) en busca de información interesante, dependiendo siempre de los aspectos oníricos, donde las informaciones objetivas son escasas y las subjetivas abundantes. Viajar a mundos distantes, al futuro o por encima de la tierra es común, pero en ninguno de estos viajes es visto algo realmente único. Por el contrario, son vistos pasajes de películas B.

Ya en otros casos se descubrió que el autor de las historias creó deliberadamente fantasías complejas, y en éstas a veces podemos hallar información de alto nivel si el autor de las historias sabe como crearlas. Un ejemplo clásico es el bien versado autodidacto Jordán Peña, creador del mito que se transformó en culto, el ‘caso UMMO’. Peña admitió recientemente que inventó los Ummitas, y cuenta cómo se sorprendió cuando vio que otros continuaron e igualmente crearon sus propios fraudes para mantener el culto UMMO alrededor del mundo. El aspecto fascinante del ‘caso UMMO’ es que los supuestos Ummitas estarían proveyendo información extensa sobre su cultura, yendo de su filosofía hasta su física. Algunas cartas Ummitas contenían conceptos físicos avanzados, no solamente del conocimiento del interesado en física común, sino más apropiado para los ambientes académicos de la física teórica. Lo que demuestra que Jordán Peña era un autodidacto nada ignorante, y más competente que Robert Lazar y sus teorías físicamente espurias sobre el funcionamiento de las naves extraterrestres.

Para ilustrar la dificultad para crear una supuesta cultura alienígena creíble, vamos a abordar la idea de los alfabetos extraterrestres. Nadie inventa fácilmente un alfabeto de símbolos totalmente nuevo. Inténtelo por sí mismo: usted inevitablemente acabará creando algo similar a cierta cosa que usted mismo ya vio. Pero perciba una cosa: los jeroglíficos nada tiene que ver con el alfabeto romano, que nada tiene que ver con el chino, el árabe, el hebreo… Y mire que algunos de estos alfabetos algunas veces se cruzaron culturalmente, algunos tuvieron hasta el mismo origen, siendo que todos fueron creados por la misma especie, de dos manos con cinco dedos y un pulgar oponible.

Un alfabeto es el resultado de toda una comunidad de escribanos, que perfeccionan su uso sopesando tanto su practicidad como una lógica propia, y todo eso relacionándose con una cultura. Por ejemplo, los jeroglíficos (los que conocemos popularmente) son adecuados para ser grabados en la piedra para la posteridad, y también para mantener una elite de escribanos; el alfabeto hebreo está hecho para ser escrito con una pluma especial, así como el idioma chino, escrito con un pincel. Sin contar los detalles específicos de cada uno de estos alfabetos, únicos e interesantísimos.

Algunos jeroglíficos presentan cobras cortadas por la mitad. ¿Por qué? Porque se creía que los que los dibujos podrían tomar vida, y al dibujar una serpiente cortada por la mitad, esto prevendría que saltara al cuello de un lector incauto. En el hebreo, originalmente no se representaban las vocales. Hasta hoy, son representadas por los puntos después de las consonantes, algo casi binario. Todavía en el hebreo, borrando ciertas partes de una palabra, se puede transformar en otra totalmente opuesta. A su vez, el alfabeto chino, del cual el japonés fue derivado (copiado), tiene más de 50.000 letras. Sin embargo, todas se componen de menos de 10 trazos básicos. O sea, con menos de 10 ‘partes’ se crearon más de 50.000 combinaciones.

La lengua japonesa tiene tres alfabetos diferentes. Uno es de ideogramas, y dos son fonéticos. Uno de los fonéticos utiliza los mismos trazos básicos que los que componen los más de 50.000 ideogramas. El otro, más popular, fue hecho especialmente para facilitar la escritura con un pincel, y a primera vista parece un montón de remolinos ligados. Acaba pareciéndose a nuestra escritura cursiva. Y todo era originalmente escrito de arriba para abajo, de derecha a izquierda. Eso deriva del chino. ¿Por qué escribir de arriba a abajo? Se cree que fue porque se comenzó a escribirlo sobre tiras de bambú, que podían estar fijadas en el suelo. Ciertamente, es más fácil fijar una tira de bambú en el suelo y escribir en ella verticalmente que crear la placa típica occidental, donde escribimos horizontalmente.

Cada alfabeto humano esta lleno de estas curiosidades, o mejor, peculiaridades, y un simple conjunto de símbolos arrastra toda una cultura compleja detrás de si. Así, es difícil que alguien consiga inventar todo eso solo, o igual con la ayuda alguien. Aunque también no sea imposible.

Una vez entendido como es complejo un alfabeto y la dificultad que se presenta en la tarea de crear uno de la nada y atribuirlo a los aliens, es necesario percibir que todo este problema se podría solucionar de forma simple, por lo menos a los adeptos de la hipótesis extraterrestre. ¡Bastaría encontrar un alfabeto extraterrestre REAL! Un indicio tan simple si usted encuentra ETs que todavía utilizan una cierta forma de escritura, o sea, por lo menos un conjunto de símbolos REALMENTE extraños podría ser una cierta evidencia de razonable credibilidad por sí misma, justamente porque es tan difícil crear un alfabeto de la nada.

¡Pero ni eso! ¡Ni un fraude con este nivel de sofisticación! Que pena. Los lingüistas quedarían fascinados con un conjunto de símbolos realmente nuevo, desvinculado de todo lo que conocemos. Lo mismo siendo fruto de un fraude, sería algo interesante. ¡Pero ni eso!

 Como es típico en las seudo ciencias, los adeptos de la certeza extraterrestre frente a tales argumentos acaban creando alguna justificación cerrada en sí misma. Una de estas justificaciones sería la típica, apelando a la magia de los avances de la tecnología: “¡Sin embargo, los ETs son avanzados y no utilizan más alfabetos!”. Ciertamente, es posible. Pero es improbable. El famoso ensayo de Isaac Asimov “The Ancient and The Ultimate” (algo como “El antiguo y más moderno”) donde argumenta que un avanzadísimo sistema de almacenamiento y lectura de información es el bueno y viejo libro.

Podemos pensar que en un futuro distante no será más necesario saber leer para recibir informaciones, que serían inyectadas directamente en nuestros cerebros cuando lo deseáramos. ¿Pero si algún día llega a ser tan simple asimilar la información, por qué no asimilar fácilmente la propia información de aprender a leer? Después de todo, la lectura es una forma extremadamente poco dispendiosa y muy eficiente para la transmisión, el almacenamiento y la captación de información, y es difícil de imaginarse que alguna civilización simplemente decida ignorar su uso aunque esporádico.

La ausencia de descripción de alfabetos alienígenas convincentes hasta el momento es realmente decepcionante. Pero si la Ufología no nos da simples alfabetos, ¿podemos buscar transmisiones de radio, y quién sabe si encontremos algo? Llegamos finalmente al SETI, en esta discusión sobre la complejidad y extrañeza que una cultura alien debe tener.

Así como el alfabeto es una forma primitiva y al mismo tiempo eficiente de manipulación de la información, la radio es análoga. Muchos dicen ingenuamente que los ETs no utilizan más la radio. De hecho es bien posible que los ETs descubran medios más avanzados de transmisión y recepción de datos, pero la radio es, como el alfabeto, una forma primitiva y muy eficiente de transmisión. Por más avanzados que sean tecnológicamente los ETs, deben utilizar esporádicamente la radio, aunque sea en casos de emergencia. Más que eso, si ellos quisieran hacerse notar, la radio parece ser una forma muy buena para eso -y son justamente estos supuestos ‘faros galácticos’ los que el SETI está buscando.

¿Pero como sería una señal de radio captada por el SETI? Bien, como la TV al cabo ya es muy interesante ver los canales extranjeros en tiempo real y ver cómo nuestra “cadena Globo de televisión” es propia y única. Al final, hasta los mismos canales argentinos son ya totalmente diferentes. Mal podemos imaginar lo que sería asistir a algo como la “cadena Gris de televisión”…

Espero solamente que no tenga telenovelas.

Footprints: la película del Bigfoot de Florida

Persiguiendo al evasivo mono mofeta

Estudiantes de cine de FIU han peinado los Everglades en busca del legendario mono mofeta.

Por Curtis Morgan

Patrick Farrell/Miami Herald

Cuatro chicos de universidad, armados solamente con una cámara fotográfica de visión nocturna, caminan a través de un matorral de palmetto, dirigidos por un hombre con botas de serpiente que afirma haber tenido múltiples encuentros con la criatura más evasiva del estado.

Buscan una leyenda mitad-hombre, mitad-simio, conocida como el mono mofeta.

Ésta no es una película casera del monstruo. Es la experiencia verdadera de los estudiantes de cine de la Florida International University que durante meses siguieron el rastro de uno de los cuentos más hirsutos del folklore -el mono mofeta, o Bigfoot de Florida.

Lo que encontraron en Footprints, un documental terminado el mes pasado para un proyecto de clase, no hará que se rescriban los textos de antropología.

En el siguiente sitio se puede continuar con la lectura y ver un clip de la película

http://www.miami.com/mld/miamiherald/news/local/16363738.htm?source=rss&channel=miamiherald_local

Ateos contra leprechauns

Ateos contra Leprechauns

Por Lee Duigon

MichNews.com

Los ateos están espantados porque tienen que aprender que no deben hablar contra la creencia en leprechauns. Recientemente el Instituto de Arte de Portland, Oregon, expulsó a un estudiante ateo por hacer eso (véase http://www.portlandmercury.com/portland/Content?oid=84436category=22101).

Está siendo difícil para los ateos. Pueden mofarse y burlarse del cristianismo, pero ahora tienen que tener cuidado de no impugnar al Cristianismo Liberal. No es políticamente correcto hacer que la gente piense que el Cristianismo Liberal es algo distinto al paganismo con mucho maquillaje.

No pueden reírse del Islam porque los musulmanes los podrían matar, y no pueden burlarse de las religiones no occidentales porque no es políticamente correcto.

Y ahora no pueden desacreditar la nueva creencia en leprechauns, alias “seres astrales” quiénes “viven en un nivel de energía diferente”-no sin conseguir ser expulsados de la universidad.

¿Sorprendido? Entonces continúe leyendo en

http://www.michnews.com/artman/publish/article_15254.shtml

Museo de Adán, Eva y el T-Rex

No solo se abrirán parques con tema de extraterrestres, también un nuevo museo de creacionismo.

Adán, Eva y T-Rex: Museo exhibe Ciencia y dios

Por Brianna Bailey

The Norman Transcript (Norman, Oklahoma)

Noble, Oklahoma – Thomas Sharp tiene grados en ciencia por la Universidad de Purdue y de la Universidad de Oklahoma pero cree que los dinosaurios y los seres humanos alguna vez caminaron juntos sobre la tierra y el mundo tiene entre 6.000 y 10.000 años.

La oficina de la Creation Truth Foundation, fundada por Sharp en 1989 y establecida en una bodega de la Main Street en Noble, está decorada con fósiles y versículos de la Biblia enmarcados. Sharp no ve ninguna contradicción entre los dos. Una concha prehistórica petrificada se exhibe al lado de una placa en donde se lee “Confía en el señor con todo tu corazón…”

“Si rechazamos el libro del Génesis, qué haremos después eso?” dijo Sharp. “Si deseas creer en la legitimidad de dios, entonces tienes que comenzar por el principio”.

La historia se puede seguir leyendo en:

http://www.cushingdaily.com/religion/cnhinsfaith_story_363090651.html?keyword=topstory