Archivo de la categoría: Artículos

¡La chica fantasma ataca de nuevo!

¡La chica fantasma ataca de nuevo!

19 de septiembre de 2003

Kentaro Mori

Esto es muy bueno ¿Recuerdas esta foto? Aparentemente, un periódico indio usó habilidades de photoshop para cortar a la niña y colocarla junto a un niño debajo de un árbol. Con la foto, la historia de que el otro chico que tomó la foto se desmayó al ver al fantasma y murió vomitando sangre. El niño debajo del árbol habría entrado en coma. El periódico ampliamente circulado extendió el pánico sobre esto, la ubicación de la foto quedó desierta y los padres impidieron que sus hijos salieran a la calle, temerosos de la niña fantasma. Esto es lo que informa este periódico. No sé si la historia es realmente precisa, y si la chica fantasma es la que indiqué. Pero si es así, hay un desarrollo increíble de la vieja y conocida foto de internet.

Actualización: Ver mensaje arriba. La niña no es la misma que pensé que era … pero la historia sigue siendo interesante.

Paul (realmente) está muerto

Paul (realmente) está muerto

8 de agosto de 2003

Kentaro Mori

En 1966, Paul McCartney de los Beatles murió en un accidente automovilístico. Pero fue reemplazado por un doble, no sin que los otros Beatles confesaran el hecho de una manera “subliminal”. Esta es una de las leyendas urbanas más famosas, y en el enlace puedes ver en español la evidencia “innegable” de que sería real. Vea más sobre la leyenda aquí. [a través de museumofhoaxes]

Lifters = Ionocrafts

Lifters = Ionocrafts

10 de agosto de 2003

Kentaro Mori

hexalift3Recientemente ha habido entusiasmo en torno a los llamados “Lifters”, que se supone que son pequeños dispositivos antigravedad caseros, basados en el llamado “efecto Biefeld-Brown”. Sin embargo, los científicos y los escépticos advirtieron que probablemente eran más que generadores de viento iónico, un fenómeno conocido literalmente durante siglos. En el enlace de arriba, Wired visita la prueba de la NASA donde los lifters fueron probados en el vacío, sin aire para ser ionizado y repelido. Resultado: no se movieron. Los lifters son realmente una especie de “ionocrafts”, promovido por Popular Mechanics en 1964. Aquí no hay antigravedad. Los escépticos se regocijan … “¡Yo lo dije! ¡lo dije!”.

https://web.archive.org/web/20150927030643/http://www.ceticismoaberto.com/geral/140/lifters-ionocrafts

Imágenes de extraterrestres en Estados Unidos, octubre de 1973

Artículo

El siguiente texto ha sido escrito conjuntamente con el investigador mexicano Luis Ruiz Noguez[1]. Para fines de citas, la referencia formal es:

https://www.academia.edu/42066503/PICTURES_OF_ALIENS_IN_USA_OCTOBER_1973

Imágenes de extraterrestres en Estados Unidos, octubre de 1973

V.J. Ballester Olmos y L. Ruiz Noguez

Esta nota ilustra un hecho que ya se ha notado en muchos países y en diferentes momentos: cómo los casos mediatizados se influyen entre sí de manera concatenada. Recientemente, nuestra colaboradora Kay Coggin, una buscadora continua de información sobre ovnis en antiguas fuentes de prensa, encontró una fotografía que no habíamos visto anteriormente.

La portada del Dayton Daily News de Ohio del 17 de octubre de 1973 mostraba una imagen acreditada al fotógrafo del personal Bill Shepard. El pie de foto resume bien el evento: “SILVER CLAD ‘HUMANOIDS’ LURK NEAR THEIR BEAVERCREEK HOME. Pre-Halloween Prank Ended When Disbelieving Police Arrived”.

Beavercreek16 de octubre de 1973 por la noche, Beavercreek (Dayton, Ohio), hombres del espacio con sensores. © Bill Shepard, Dayton Daily News.

El escritor del periódico Don Steward desarrolló la historia. Sus oraciones iniciales se copian literalmente:

Tres “humanoides” de piel arrugada de color blanco plateado, con antenas que brotaban y que llevaban una luz roja intermitente, detuvieron a los automovilistas a lo largo de una sección desolada del puente 35 Xenia de los Estados Unidos la noche del martes [16 de octubre]. Pero no fue más que una broma a principios de Halloween [31 de octubre] perpetrada por jóvenes del municipio de Beavercreek … Dos de los jóvenes fueron detenidos sin cargos por la policía de Xenia. Fueron identificados como Mark K. Klentzman, de 18 años, del 2746 Edwin Drive en Beavercreek y Steven D. Lowe, 20 años, del 3359 Sunnyside Drive, Dayton. Lowe identificó al tercer joven, que eludió a la policía, como Mark Stevens, 13 años, de 1531N. Fairfield Rd., Beavercreek.

Este evento ‒ y la foto increíble ‒ recibieron amplia publicidad. CBS Evening News del 17 de octubre de Walter Cronkite informó brevemente sobre la investigación policial de Ohio de criaturas espaciales vistas caminando por la carretera, terminando el reportaje con un crudo “criaturas arrestadas”[2]. Al día siguiente, la noticia se distribuyó ampliamente en todo el país, impreso al menos en periódicos de Pensilvania, Tennessee, Nueva Jersey, Luisiana, Michigan, Massachusetts, Texas y Georgia, que hemos recopilado[3].

Las ideas nunca salen de la nada, y nunca fue tan cierto como en el caso de los platillos voladores. Según la tradición ovni, en 1973 los Estados Unidos de América se encontraban bajo una intensa oleada de aterrizajes de naves espaciales extraterrestres, con los ocupantes mostrandose descaradamente. Con 55 casos de este tipo registrados en el país de agosto a diciembre, 36 de ellos supuestamente ocurrieron en el mes de octubre (¡nueve en dos días, del 16 al 17 de octubre!)[4].

Esta broma tuvo una influencia muy directa y fue consecuencia de la historia de un supuesto secuestro en Pascagoula (Mississippi), el 11 de octubre de 1973. En la noche de ese jueves, dos trabajadores de Walker Shipyard, Charles Hickson, de 42 años, y Calvin Parker, de 19 años, ambos de Gautier, estaban pescando en la orilla oeste del río Pascagoula, a la vista de los dos casetas de peaje y al alcance de las cámaras de seguridad en el Astillero Ingalls, cuando escucharon un zumbido detrás de ellos. Cuando se giraron, vieron un objeto brillante en forma de huevo con dos luces azules parpadeantes en su frente flotando a unos 40 pies (12 m) sobre la orilla del río. El objeto tenía aproximadamente 30-40 pies (9-12 m) de largo y 8 pies (2.5 m) de alto.

Congelados por el miedo, los dos hombres vieron cómo se abría una puerta y tres criaturas con piel gris coriácea y garras parecidas a las de los cangrejos, flotaron sobre el río hacia ellos. Dos de las criaturas capturaron a Hickson y el tercero agarró a Parker quien “se desmayó de miedo”, según Hickson. Parker dice que estaba consciente pero paralizado. “Los seres tenían piernas pero no las usaban”, dijo Hickson a The Mississippi Press en 1973. “Tenían unos 5 pies (1.5 m) de altura, tenían cabezas en forma de bala sin cuellos, hendiduras para la boca y dónde estarían sus narices u orejas, tenían objetos finos y cónicos que sobresalían, como zanahorias de la cabeza de un muñeco de nieve. No tenían ojos, piel gris y arrugada, piernas fusionadas redondas que terminaban en patas de elefante y manos en forma de garra”. Las criaturas se movían de manera mecánica y robótica. Los tomaron por los antebrazos y los levitaron a bordo de la nave.

Hickson afirmó que en el interior de la nave de alguna manera levitaba o se cernía a unos metros sobre el piso de la nave, y fue examinado por lo que parecía un gran ojo mecánico en forma de balón de fútbol, de 6 a 8 pulgadas (15-20 cm) de diámetro, que parecía escanear su cuerpo. “Me hicieron un examen exhaustivo, quiero decir, un examen minucioso, como lo haría cualquier médico”, dijo[5].

Parker dijo que no podía recordar lo que le había sucedido dentro de la nave, aunque más tarde, durante las sesiones de regresión hipnótica, ofreció algunos detalles confusos. En una entrevista posterior, más de 20 años después del incidente inicial, afirmó que fue acostado en una mesa inclinada y examinado por un ser “petite”, evidentemente femenino. Aunque estaba paralizado, pudo observar que el ser inyectaba una aguja en la base de la parte inferior de su pene. El ser luego se comunicó con él telepáticamente, sugiriendo que había sido tomado por una razón. Si bien no pudo definirlo, Parker sintió una sensación de daño inminente.

Los hombres fueron liberados después de unos 20 minutos y las criaturas los levitaron para regresarlos a sus posiciones originales en la orilla del río. El ovni había desapareció. Hickson dijo que necesitó de tres tragos de licor de una botella en su auto para calmar sus nervios antes de decidir si informaban lo sucedido. Se quedaron sentados durante 45 minutos en el interior de su automóvil, tratando de calmarse. Pensaron que serían ridiculizados si le contaban a alguien lo que había sucedido, inicialmente decidieron quedarse callados. Luego decidieron que deberían informar el gobierno y llamaron a la Base de la Fuerza Aérea Kessler en Biloxi. Un sargento les dijo que la Fuerza Aérea ya no se ocupaba de los ovnis y que contactaran a su sheriff local. En lugar de ir con la policía, decidieron ir a The Mississippi Press en Delmas Avenue para hablar con un periodista, pero encontraron la oficina cerrada y entonces vieron que no tenían otra alternativa que hablar con el Sheriff del condado de Jackson Fred Diamond.

Alrededor de las 10:30 p.m., Hickson y Parker llegaron a la oficina del Sheriff. Llevaban el bagre que habían capturado mientras pescaban; era la única prueba que tenían para respaldar su historia. El sheriff Diamond pensó que los hombres parecían sinceros y realmente asustados y pensó que Parker estaba especialmente perturbado. Sin embargo, Diamond albergaba algunas dudas sobre la fantástica historia, debido en parte al consumo de whisky admitido por Hickson. Diamond y el Capitán Glenn Ryder entrevistaron a los hombres, quienes relataron su historia. Después de repetidas preguntas, Diamond dejó a los dos hombres solos en una habitación que, desconocido para Hickson o Parker, estaba equipada con un micrófono oculto.

“El otro investigador y yo nos levantamos y nos fuimos para dejarlos hablar, para ver si decían: ‘Bueno, los engañamos’, pero no lo hicieron”, dijo Ryder. “Estaban realmente preocupados. No sé qué les pasó”, dijo Ryder. “No estuve allí con ellos, pero sé que no simulas miedo, y tenían miedo. Tenían miedo”.

Hickson y Parker regresaron a trabajar el día después del encuentro. El capataz de Hickson se enteró de la historia y lo llamó a la oficina del propietario del astillero Johnny Walker. Los dos hombres escuchar los pormenores de boca de Hickson y Walker sugirió que Hickson y Parker contactaran a Joe Colingo, un abogado que era cuñado de Walker y también representaba al astillero. Colingo llamó al detective Tom Huntley y ambos llevaron a Parker y Hickson a un hospital local, porque Hickson creía haber estado sometido a radiación, pero ese hospital carecía de las instalaciones para una prueba de radiación. Entonces fueron llevados a la Base Keesler, donde fueron examinados exhaustivamente por varios médicos.

En cuestión de horas, el sheriff Diamond telefoneó a los hombres en el trabajo, declarando que los reporteros estaban pululando en su oficina, buscando más información sobre la historia de los ovnis. Un enojado Hickson acusó a Diamond de romper su promesa de confidencialidad, pero Diamond insistió en que no lo había hecho, y que el caso era demasiado sensacional para guardar silencio.

A instancias de Colingo y Huntley se sugirió hacer exámenes de polígrafo para probar la historia. Solo Hickson lo hizo, Parker se negó a hacerla. La prueba del polígrafo fue hecha por un operador joven, recién salido de la escuela, que no había completado su entrenamiento formal, que no había sido certificado por su propia escuela y que no había tomado un examen de licencia estatal, pero que fue traído desde Nueva Orleans, a más de 100 millas de distancia por Colingo porque trabajaba con uno de sus amigos. Además, Colingo rechazó la posibilidad de que sus clientes fueran examinados SIN CARGO por el muy experimentado capitán Charles Wimberly, jefe de operadores de polígrafo del cercano Departamento de Policía de Mobile. Además, que el abogado no contactó a otros operadores de polígrafo con experiencia cerca de Pascagoula. En cualquier caso, la validez de los detectores de mentiras es severamente cuestionada por la Asociación Americana de Psicología[6].

Parker luego pasó una prueba de detector de mentiras contratada por él mismo[7]. Luego afirmó que 19 años después, volvió a ponerse en contacto con la misma nave. Esta vez caminó voluntariamente a bordo de la nave y se encontró con el mismo ser femenino que había examinado su cuerpo en 1973. Afirmó que tuvo una conversación con el ser, en inglés, en la que ella le comunicó un mensaje religioso. Ella le informó que compartían el mismo Dios, que la Biblia era un texto auténtico y que su especie quería vivir en la Tierra pero no podía debido a la tendencia de la humanidad hacia la guerra y la destrucción.

En su libro, que fue coautor con William Mendez, Hickson también escribió que los extraterrestres lo contactaron tres veces después del secuestro: en enero de 1974 en una granja de árboles local, en febrero de 1974 en su casa y en el Día de la Madre en 1974 en Mississippi.

El reportero de la revista Rolling Stone, Joe Eszterhas, descubrió que ninguno de los vigilantes que había estado en las casetas de peaje y ninguno de los operadores vieron nada esa noche. Tampoco las cámaras de vigilancia del astillero Ingalls captaron nada.

reconstrucción“Cómo se veían, así es como se veían los astronautas de 5 pies, según Charles Hickson y Calvin Parker, quienes dijeron que los llevaron a bordo de una nave espacial. Este dibujo de Jim Flynt de Walker Shipyard fue realizado según lo descrito por los hombres”. © The Mississippi Press Register.

De hecho, el presunto encuentro cercano de Pascagoula con extraterrestres comenzó a ser consumido por la prensa local al día siguiente, y fue el 15 de octubre cuando llegó al informe de noticias de televisión[8] y se imprimió la primera representación gráfica de las entidades de Pascagoula. en la prensa regular[9]. Es razonable pensar que este retrato robot indujo a los tres jóvenes Xenia-Beavercreek a inventar la broma de la noche del 16 de octubre, ya que existe un cierto parecido entre las dos imágenes

El secuestro de Pascagoula ha logrado una amplia propaganda en el medio ovni desde que dio la noticia. Desde el registro inmediato publicado por The Mississippi Press Register, con una colección de sus propios clips de noticias publicados en el período culminante del 12 al 19 de octubre, una edición ilustrada A-4 de 13 páginas[10], hasta libros publicados apenas unos meses después capitalizando los informes de octubre, como el folleto de 99 páginas sobre los ovnis del valle de Tennessee[11], o directamente en Pascagoula, como un libro de bolsillo Bantam[12], hasta los libros escritos por los propios secuestrados[13][14]. También atrajo valoraciones críticas, como no podía ser de otra manera[15].

¿La imagen de Xenia-Beavercreek inspiró otra fotografía importante de un piloto de platillo volador? Nos referimos al increíble encuentro con un hombre del traje plateado del espacio que el oficial de policía de Falkville, Alabama, Jeffrey Greenhaw tuvo alrededor de las 10:45 p.m. el 17 de octubre de 1973. Sabemos con certeza que fue la fecha real del evento (es decir, no está defasada), ya que el jefe Greenhaw llamó al periódico local a las 11:30 p.m. esa noche para reportar el incidente, y fue publicado en la portada de The Decatur Daily al día siguiente[16].

Antes de intentar determinar la interdependencia de estos casos, resumamos brevemente este último encuentro alienígena.

Eran poco más de las 10 p.m. el 17 de octubre de 1973, cuando el policía Jeffrey Greenhaw, de Falkville, Alabama, descansaba en su casa. De repente sonó el teléfono. Era una llamada de emergencia. En el otro extremo, una vecina a quien el policía conocía muy bien informó que acababa de ver un platillo volador aterrizar con luces intermitentes en un prado al oeste de la ciudad. Greenhaw, de 26 años, estaba fuera de servicio en ese momento, pero decidió ir a investigar. Saltó de su asiento y corrió hacia su vehículo, el coche radio patrulla oficial. En cuestión de minutos, apareció en el lugar donde la señora dijo que vio el ovni aterrizar y realizó una inspección ocular: el terreno estaba despejado y no había absolutamente nada inusual allí. Volvió a subirse al auto y condujo un poco por la carretera, hasta llegar a otra ruta, a la izquierda, de grava y estrecha. Entró en la carretera, prestando mucha atención a lo que podría estar a ambos lados de la carretera, iluminado por los faros del vehículo. Unos cientos de metros más adelante, vio a un hombre parado en medio del camino. Era del tamaño de un ser humano adulto. Detuvo el auto, salió a preguntarle quién era y si podía ayudarlo con algo. No obtuvo respuesta.

La figura estaba tenuemente (indirectamente) iluminada por los faros del automóvil y se estaba acercando al policía, lentamente, caminando torpemente. Luego notó que la figura estaba vestida con un mono de aspecto metálico, con la cabeza cubierta con un casco. Una antena parecía brotar de la parte superior. Greenhaw tomó su cámara Polaroid e hizo cuatro instantáneas.

Encendió la luz giratoria de su coche y el extraño ser se detuvo por un momento, como desconcertado. Luego la figura giró y corrió “más rápido que cualquier humano que haya visto”. El oficial de policía trató de perseguir a la criatura, pero su aceleración abrupta hizo que el auto se deslizara hacia la zanja. Cuando recuperó el control del automóvil y volvió a la carretera, la figura había desaparecido[17].

Según su testimonio, Greenhaw vio a la entidad cuando estaba a unos 50 pies (15 m), tomó su cámara Polaroid de su automóvil y tomó una foto de la entidad de 40-50 pies (~ 14 m), otra de 30- 40 pies (~ 11 m) y dos últimos de 10 pies (~ 3 m)[18]. En cuanto al destino de las imágenes instantáneas, dos fuentes diferentes afirman que las impresiones originales fueron destruidas en el incendio que arrasó el remolque de la policía el 9 de noviembre, pero el ufólogo de Huntsville, Warren E. York, los fotografió antes de que la evidencia se perdiera por completo[19][20]. Por otro lado, las cuatro imágenes que mostramos aquí provienen de “copias en miniatura de los originales” en posesión de ICUFON[21].

NICAP, la organización líder de ovnis de EE. UU. no orientada escépticamente, hizo que el investigador de campo Marion Webb estudiara el caso tan pronto como se publicitó. Después de tres años de investigación, llegó a la conclusión de que “el análisis reveló que la prenda de la supuesta criatura es un traje térmico, fabricado con materiales ignífugos y luego recubierto con una cubierta de aluminio[22].

Del mismo modo, en opinión de otros investigadores independientes, “la criatura es un humano adulto envuelto principalmente en papel de aluminio”[23].

ALIENEn nuestros archivos tenemos ejemplos de equipos de protección contra incendios de aspecto similar que, disfrazados en la noche y fotografiados con una cámara Polaroid, se parecerían mucho

bomberoLa pregunta ahora es: ¿fue una broma sobre el joven (23 años) oficial de policía, o estaba involucrado en el teatro? En respuesta a la sección Cartas al editor, el presidente de NICAP, John Acuff, también señaló explícitamente: “El caso de Greenhaw es un engaño. Este engaño ha sido admitido por uno de los participantes”[24].

Pero hay más detalles en esta declaración. En una carta privada al notable investigador estadounidense de ovnis Richard Heiden, Acuff agregó esto: “La omisión del nombre del confesor en el caso de Greenhaw fue deliberada. La persona en cuestión es un menor que trabajó con Greenhaw en el engaño y sentimos que debido a su edad (17 años) que no deberíamos publicar su nombre. El chico es el que se vistió como humanoide”[25].

CARTAGround Saucer Watch, una organización que se especializa en la mejora de la imagen por computadora[26] de fotografías de ovnis, muy activa en las décadas de 1970 y 1980, analizó las impresiones de Falkville. Su estudio técnico concluyó que las fotografías “representan un intento humorístico de falsificar a una criatura espacial”[27].

Era otra broma; Esto está fuera de toda duda. ¿Pero qué lo estimuló? Establecimos una cronología de las tres ocurrencias:

PASCAGOULAAunque uno podría creer que existe una relación directa entre Beavercreek y Falkville, sabiendo que la fecha del último caso es real, entonces debemos inferir que tanto los cuentos como los acontecimientos se derivaron de la publicidad dada al caso de secuestro de Pascagoula, una fabricación en sí misma.

Como se dijo anteriormente, la distribución de los informes de “humanoides” en el otoño de 1973 tuvo un clímax en octubre. La difusión de 54 informes estadounidenses de este tipo se concentra en un solo mes. ¿Por qué? La respuesta parece bastante evidente si miramos la trama de los 32 informes del octubre por períodos de dos días. El secuestro de Pascagoula (11 de octubre) ocupa un lugar destacado como el punto de partida para seguir narraciones. Con el paso del tiempo, ahora sabemos que estas fueron solo historias imaginativas e intrascendentes provocadas por la exposición de los medios al asunto Pascagoula.

CASOSGráfica mensual de informes humanoides en los Estados Unidos, agosto a diciembre de 1973. Datos de David Webb[28].

HistogramaHistograma de informes humanoides en los Estados Unidos, octubre de 1973 por intervalos de 2 días. Note la posición del cuento Pascagoula. Datos de David Webb[29].

Solo un par de esos informes de avistamiento de entidades tenían evidencia fotográfica. Ambos son bromas reconocidas. Uno (Falkville) recibió atención internacional, especialmente en revistas y libros sobre ovnis. No en vano, ha sido calificado como “el segundo caso de secuestro de ovnis más famoso de la historia”[30]. Otro (Beavercreek) tenía un perfil bajo, solo en términos de consumo de la prensa nacional. Este artículo ha revisado ambos casos en relación con el secuestro temporal de Pascagoula, que llegó a las noticias unos días antes.

Esta breve nota nos brinda la oportunidad de explorar de alguna manera la magnitud de la oleada ovni de desembarcos de ovnis de 1973 y sus tripulaciones de seres del espacio en los Estados Unidos. A medida que las oleadas ovni se comportan de manera sociológica y mediata, la intensidad de la recrudecimiento del informe alcanza un punto de saturación y luego disminuye más o menos bruscamente hacia las cifras promedio o de fondo, la amplitud de tiempo de la oleada depende de la promoción que recibe en la prensa y la televisión.

Para medir el impacto de la oleada de ovnis en el contexto de los años circundantes, tanto a nivel nacional como internacional, hemos recurrido a la mayor base de datos de informes de aterrizaje de ovnis, el INTCAT de Peter Rogerson de más de 5,000 casos[31].

El siguiente cuadro muestra una serie de informes de touchdowns de ovnis de 1971 a 1975 en los Estados Unidos de América, junto con el panorama del resto del mundo. Inmediatamente, se da cuenta del impacto cuantificado de la oleada estadounidense de 1973 (362 informes) a nivel mundial, con un efecto del 172% sobre la suma de casos similares en el resto de los países (solo 210 informes). Una figura suprema. Sin embargo, la segunda característica evidente que descubrimos es cómo los “desembarcos de ovnis” son típicamente un producto estadounidense. En el conjunto de los cinco años revisados (Σ 828 EE. UU., Σ1069 todos los demás), los desembarcos de platillos voladores en los EE. UU. suman 4 de 5 de esas historias en el planeta. Aún más, cuando revisa la sucesión de informes en el catálogo de Rogerson, descubre que la mayoría de los informes siguientes provienen de países de habla inglesa como Reino Unido, Australia o Canadá, beneficiarios naturales de la cultura y las mitologías estadounidenses.

INTCATGráfico de informes de “aterrizaje” de ovnis por año durante 1971-1975. Datos de INTCAT[32].

La especificidad de los cuentos de desembarcos y entidades relacionadas como una influencia estadounidense (por tanto, anglosajona) es evidente cuando se traza otro tipo de datos globales de ovnis, los eventos donde se fotografiaron los ovnis. Contamos la base de datos de FOTOCAT[33] para el mismo período (1971-1975), dividida por EE. UU. (Σ192 entradas) y el resto del mundo (Σ891 entradas). Aquí, no solo el efecto del pico de 1973 es mucho más suave, sino que la estructura estadística de los informes entrantes es totalmente diferente. ¿Son los estadounidenses más propensos a contar cuentos (no censurables) que a la fotografía (apreciable)?

FOTOCATGráfico del número de imágenes de ovnis logradas: EE. UU. Versus resto del mundo durante 1971-1975. Datos de FOTOCAT.

Sea como fuere, la necesidad esencial de un estudio social de “flaps” y “oleadas” en los informes de ovnis[34][35] corre paralela a la necesidad imperiosa de investigar los pocos eventos ovni significativos que aún no se han identificado.

Agradecimientos

A Martin Shough, por editar. A Kay Coggin, por investigación periodística. A Julio Plaza del Olmo por asistencia técnica. A Matías Morey. Al Dr. Mark Rodeghier (J.A. Hynek CUFOS).

Publicado originalmente en inglés en: http://fotocat.blogspot.com/2020_03_13_archive.html


[1] http://marcianitosverdes.haaan.com/

[2] https://www.youtube.com/watch?v=My3D5M2bval

[3] Una muestra de otros artículos de prensa que ofrecen las noticias de la broma humanoide: Evening Herald (Shenandoah, Pennsylvania), 18 de octubre de 1973. Knoxville News-Sentinel (Knoxville, Tennessee), Galesburg Register-Mail (Illinois), The Tennessean (Nashville), The Record (Hackensack, New Jersey), Advocate (Baton Rouge, Louisiana), Marietta Journal, San Antonio Light (San Antonio, Texas), todos del 18 de octubre de 1973. South Haven Daily Tribune, 22 de octubre de 1973.

[4] David Webb, 1973-Year of the Humanoids, 2nd edition, Center for UFO Studies (Evanston, Illinois), May 1976.

[5] Jeff Amy, https://apnews.com/56d45e5966324e7d968e50b4ac94f908

[6] https://www.apa.org/research/action/polygraph

[7] Philip J. Klass, “‘Abduction’ in Pascagoula”, in UFOs Explained, Random House (New York), 1974, pages 293-311.

[8] Kenly Jones, reporter, https://tvnews.vanderbilt.edu/broadcasts/467241

[9] The Mississippi Press Register, UFOs Over Mississippi…A 7-Day Space Odyssey, Mississippi Press (Pascagoula), 1973.

[10] The Mississippi Press Register, UFOs Over Mississippi…A 7-Day Space Odyssey, Mississippi Press (Pascagoula), 1973.

[11] W. A. Darbro & Stanley L. Ingram, Unidentified Flying Objects over the Tennessee Valley, South Publishing Co. (Huntsville, Alabama), 1974.

[12] Ralph Blum with Judy Blum, Beyond Earth: Man’s Contact with UFOs, Bantam Books (New York), April 1974.

[13] Charles Hickson & William Mendez, UFO Contact at Pascagoula, Wendelle C. Stevens (Tucson, Arizona), 1983.

[14] Calvin Parker, Pascagoula – The Story Continues, Flying Disk Press (UK), September 2019, https://www.amazon.com/dp/1688698620

[15] Philip J. Klass, “‘Abduction’ in Pascagoula”, in UFOs Explained, Random House (New York), 1974, pages 293-311.

[16] The Decatur Daily, October 18, 1973, pages 1 and 8, https://newspaperarchive.com/other-articles-clipping-oct-18-1973-1538461/ and https://newspaperarchive.com/other-articles-clipping-oct-18-1973-1538464/ And October 19, 1973, page 10, https://newspaperarchive.com/other-articles-clipping-oct-19-1973-1538243/

[17] Luis Ruiz Noguez, “El robot de Falkville,“ in Extraterrestres ante las cámaras. Volumen VII (Lulu), 2010, pages 69-121, http://www.lulu.com/shop/luis-ruiz-noguez/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-vii/paperback/product-13585635.html

[18] Colman VonKeviczky & Karl L. Veit, “Police Chief Jeffrey Greenhaw of Falkville (Ala.) Encounter with an Extraterrestrial Entity,” 1974. Official UFO, August 1975, pages 20-27 & 52-54.

[19] Warren Smith, SAGA, October 1974, page 48.

[20] Walt Greenawald, letter to NICAP, December 10, 1974.

[21] Colman S. VonKeviczky, letter to Vicente-Juan Ballester Olmos, September 18, 1975. Photographs submitted to VJBO on October 11, 1975.

[22] UFO Investigator, January 1977, page 4.

[23] Walt Greenawald, letter to NICAP, December 10, 1974.

[24] John L. Acuff, “Response,” UFO Investigator, April 1977, page 4.

[25] John L. Acuff, letter to Richard W. Heiden, August 4, 1977.

[26] William H. Spaulding & Fred Adrian, “Usage of Computer Photographic Evaluation Techniques,” UPIAR Research in Progress, Vol. I, No. 1, 1982, pages 11-22, http://cdufo.info/tra/tra00008.pdf

[27] William Spaulding, “Falkville Creature Photographs Analyzed,” The MUFON UFO Journal, November 1976, cover and pages 3-5.

[28] David Webb, 1973-Year of the Humanoids, 2nd edition, Center for UFO Studies (Evanston, Illinois), May 1976.

[29] David Webb, 1973-Year of the Humanoids, 2nd edition, Center for UFO Studies (Evanston, Illinois), May 1976.

[30] Jerome Clark, High Strangeness: UFOs from 1969 through 1979 (The UFO Encyclopedia, Volume 3), Omnigraphics (Detroit, Michigan), 1996, pages 389-396.

[31] Peter Rogerson, INTCAT, International catalogue of close encounters and entity reports, 1752-1986, http://intcat.blogspot.com/

[32] Peter Rogerson, INTCAT, International catalogue of close encounters and entity reports, 1752-1986, http://intcat.blogspot.com/

[33] Con sede en Valencia (España), FOTOCAT es un catálogo mundial con formato de hoja de cálculo Excel de más de 12,500 eventos de ovnis con un registro fotográfico, generalmente hasta el año 2005, http://fotocat.blogspot.com/

[34] Vicente-Juan Ballester Olmos, “UFO Waves: An International Bibliography,” http://www.cnes-geipan.fr/typo3conf/ext/dam_frontend/pushfile.php?docID=11383

[35] Vicente-Juan Ballester Olmos, “The UFO Waves Review Project,” https://www.academia.edu/19729160/The_UFO_Waves_Review_Project

¿Ángel de la nube?

¿Ángel de la nube?

21 de agosto de 2003

Kentaro Mori

angelskye1Enlace enviado por el lector Pedro Lemos… la opinión de este escritor es que debe ser real, pero solo una nube similar a algo similar a cierta forma de ser mítico con un tipo de ala, ya sabes, que originalmente apareció en las creencias paganas y también fue más tarde incorporado a una determinada religión, en resumen, se asemeja a un ángel. O un minotauro, un soldado estadounidense con una pistola, una bailarina … El sitio web de FARK tiene una serie de imágenes photoshopeadas que parodian la prueba de Rorschach. Echa un vistazo a las imágenes de FARK aquí. O si no le importa el gusto, no está en el trabajo y no se ofende por los chistes ateos más fuertes, puede echar un vistazo aquí.

https://web.archive.org/web/20160324004618/http://www.ceticismoaberto.com/geral/128/anjo-em-nuvem