Archivo de la categoría: . Ceticismo Aberto (Kentaro Mori)

“¡Pero conmigo funciona!”

“¡Pero conmigo funciona!”

Texto de J. M. Hernández, publicado en La Ciencia y sus Demonios. Traducción gentilmente autorizada, colaboración de Jorge Jarufe

Roberto es una persona normal, le gusta practicar deporte y viajar. Compartir mucho tiempo e innumerables aventuras con Pablo, su amigo de infancia. Además de los muchos años de amistad, también están unidos por pasatiempos y gustos muy parecidos.

Sin embargo, existe una gran diferencia entre ambos: Roberto tiene muy mala suerte. Sin ir muy lejos, otro día ellos compraron unas baratijas para mejorar el equilibrio en la práctica de uno de los deportes que les apasionan: el surf. Una pequeña pulsera que según el fabricante les permitiría mejorar su estilo. De hecho, Pablo notó una considerable diferencia desde el primer día, que fue apreciable a los ojos de todo el mundo. Roberto continuó con su surf de siempre, perdiendo los 85 Reales invertidos.

No es la primera vez que sucede algo así. Hace un par de años, Pablo encontró una solución a otro problema que los dos tienen: pasar mal en barco. Siendo grandes apasionados por los deportes náuticos, las náuseas eran un inconveniente para los dos hace años. Pablo supo de un secreto para evitar la molestia: cubrir el ombligo con un pedazo de esparadrapo. El truco no tiene ninguna justificación, pero desde entonces, Pablo no pasa mal, mientras que Roberto sigue vaciando el estómago por el borde en la primera ola que sacude la embarcación.

Lo mismo sucedió con ese carísimo tratamiento floral cuando estuvieron en Tailandia, con aquel remedio homeopático para evitar el jet-lag y hasta con el ionizador que ambos comprar para mejorar el sueño. Pablo siempre amortiza al investido; Roberto no hace más que jugar dinero.

Lógicamente, el pobre de Roberto comienza a enfadarse. Nunca creyó en mala suerte, pero está cada vez más convencido de que a pesar de su escepticismo, algo debe existir y lo alcanzó en lleno.

Sugerencia y sugestionabilidad

El caso de Roberto y Pablo, sin embargo, no es nada excepcional. Roberto es una persona a quien la psicología calificaba como poco sugestionable, mientras que Pablo presenta una alta sugestionabilidad. Todos somos sugestionables, en mayor o menor medida, y muchos de nosotros lo hemos comprobado en múltiples ocasiones: ¿quién nunca se sintió mal después de leer una relación de síntomas de determinada enfermedad? ¿Quién no tuvo nunca un amuleto que llevaba a pruebas o en viajes y que le hacía sentirse más seguro?

Los efectos de la sugestión se conocen desde hace siglos, habiéndose constatado en innumerables momentos y siendo tenidos en cuenta desde mucho por la práctica médica. Está comprobado que cuando se le dice a una persona que le va a dar un remedio para su enfermedad, en un porcentaje significativo de los casos la persona mejora, aunque sólo se le da agua con azúcar sin poder de curación alguno. En la mayoría de los casos, la mayoría de las personas que sufren de este tipo de cáncer de próstata, no se sienten atrapadas, cualquier medicamento.

Pero la sugerencia o efecto placebo no se limita a las enfermedades. También se presenta una alta sugestionabilidad ante acontecimientos de la vida cotidiana, influenciando aspectos tan variados como nuestra autoestima, relaciones sociales, percepción, imaginación o estados emocionales (González y Miguel, 1999).

¿Qué nos provoca la sugerencia? La respuesta a esta pregunta no es simple: desde estímulos externos (algo muy utilizado en la publicidad subliminal o en las técnicas de sectas), hasta lo que en psicología se conoce como “auto-sugestión”, producida por estados o procesos propios. Esto hace que ante una determinada prueba, estemos sujetos tanto a la influencia del entorno (experimentador, decoración, sonidos) como a nuestro propio estado de ánimo y convicciones. Esto es bien sabido por muchas terapias alternativas y otras disciplinas pseudo-científicas, que comienzan asegurando que “es necesario creer” para que el tratamiento funcione.

Ensayos clínicos y protocolos experimentales: cómo evitar el efecto placebo y otras desviaciones

Además de lo que se ha comentado, un aspecto importante es la existencia de posibles causas ajenas al proceso que estamos investigando y que lo influencian, lo que puede llevarnos a conclusiones erróneas. Por ejemplo, una persona puede morir de infarto después de usar un medicamento determinado; pero las causas del infarto pueden no estar relacionadas con el remedio y ambos acontecimientos pueden haber coincidido por casualidad.

Debido a este tipo de situaciones, cuando probamos algún producto en una población de estudio, solemos dividirla en dos grupos: un primer grupo recibe el tratamiento, mientras que un segundo grupo -llamado grupo de control- no recibe nada. Los resultados se registran en ambos grupos y se comparan entre sí para comprobar si un posible efecto puede ser aleatorio o debido a otras causas externas.

Ahora, como comentábamos antes, el efecto de la sugerencia propia o provocada se debe tener en cuenta a la hora de realizar un procedimiento experimental, ya sea la prueba de un medicamento o cualquier otro fenómeno y la utilización de un grupo de control. Esto debido al ya mencionado efecto placebo, que provoca mejores resultados si el sujeto sabe en qué consiste la prueba que se va a realizar en él.

Por otro lado, el propio investigador puede mostrar un desvío inconsciente, que lo inclina a ver los resultados más favorables a su idea preconcebida y tender a despreciar el minimizar las contradicciones. Se ha demostrado en numerosas ocasiones que, sin intención de manipular los datos, tendemos a “adaptarlos” a nuestras ideas preconcebidas.

Desviación de muestra en una investigación sobre el tamaño de los peces

Por eso, los protocolos más rigurosos para diseñar pruebas experimentales incluyen lo que se denomina “método doble ciego”. En ellos, se administra el trato real al grupo experimental, mientras que se administra algo similar e indistinguible al grupo de control, pero que no produce ningún efecto. De esta manera, un individuo no sabe si está siendo tratado con el principio activo o simplemente con un placebo. El experimentador tampoco sabe si está administrando o registrando resultados de un sujeto tratado con el producto real o con un placebo, de esta forma se elimina también la influencia o desvío del investigador.

La estadística como instrumento de evaluación de resultados

Supongamos que después de administrar un determinado tratamiento en 100 personas, medimos resultados positivos en tres de ellas, mientras que, en el grupo de control, al que se administró un placebo, tenemos un caso de mejora entre 100. ¿Esto significa que el tratamiento es efectivo o tanto tres positivos del primer grupo como los del de control son mero azar? ¿Y si los resultados son 30 éxitos en el primer grupo y 10 en el segundo?

Es muy difícil, por no decir temerario, aventurarnos a establecer una conclusión sobre la efectividad de un mecanismo cuando las tasas de éxito no son claramente mayoritarias. Afortunadamente, se han desarrollado métodos para poder analizar si los números son significativos o si no pueden diferenciarse del mero azar.

Por eso, cualquier estudio que consista en medir los efectos de determinado fenómeno sobre una población experimental debe incorporar los análisis estadísticos necesarios que nos lleven a concluir si podemos considerar un acontecimiento por encima de lo que cabría esperar del azar.

Un problema más: la correlación

Como si todo lo mencionado hasta ahora ya no fuera una dificultad suficiente, existe un fenómeno denominado correlación de variables que puede mimetizar los resultados de un experimento.

Utilizando la reducción al absurdo como ejemplo ilustrativo, supongamos que deseamos saber si los analfabetos comprenden la Teoría de la Relatividad con mayor dificultad que las personas con estudios de primer grado. Para ello, establecemos dos grupos: uno de analfabetos y otro que concluyó la enseñanza básica. A ambos entregamos un libro de divulgación sobre la Relatividad y damos una semana de tiempo para que lo lean. Después, entrevistamos personalmente a todos los sujetos de ambos grupos preguntando cinco conceptos básicos de física relativista. Los resultados obtenidos indican que la tasa de aciertos en analfabetos es inferior al 5% mientras que en el otro grupo se aproxima al 50%.

¿Concluiríamos, a pesar de que estadísticamente fuera significativa la diferencia, que las personas que no saben leer tienen mucha más dificultad para comprender los conceptos básicos de Relatividad? Obviamente, esto sería una conclusión equivocada, dado que ninguno de ellos en el grupo de analfabetos puede leer el libro. Lo que en realidad comprobamos es obvio: los analfabetos no saben leer y los que finalizaron la enseñanza básica sí.

Obviamente, sin tanta exageración como en el ejemplo, este fenómeno ocurre muchas veces en la naturaleza: proyectamos un experimento que en realidad está midiendo una variable diferente, aunque relacionada a la que queremos estudiar.

Correlación entre peso corporal y frecuencia cardiaca máxima, mínima y media de la población estudiada (López-Fontana et al., 2005).

Podríamos apuntar muchos casos similares, pero mencionaremos algunos de los más conocidos:

Existe una elevada correlación positiva y significativa entre las ventas anuales de chicle y la incidencia de crímenes en los Estados Unidos de América. (Obviamente, no es correcto concluir que prohibiendo la venta de chicle se podría reducir el crimen, pues ambas variables dependen de una tercera: el tamaño de la población analizada).

Estadísticamente, las personas diestras viven más años que las zurdas. (No corra para aprender a usar la mano derecha, la explicación es que las estadísticas también prueban que la mayor parte de los zurdos son jóvenes, porque antiguamente en las escuelas obligaban a los zurdos a aprender a usar la mano derecha).

Se ha documentado una correlación positiva y significativa entre el índice de divorcios de un país y sus importaciones de plátanos (aquí preferimos no hacer observaciones).

Podemos ver que todavía que una prueba nos demuestre que dos variables están relacionadas, no tiene sentido concluir que también tenga que existir una relación causa-efecto entre ambas.

El caso contrario: cómo aprovechar la sugerencia, las desviaciones y las correlaciones

Dice un dicho popular español: “Hecha la ley, hecha la trampa”. Porque las limitaciones de la experimentación son ampliamente utilizadas por los tramposos, pseudocientíficos y charlatanes de todas las categorías.

Terminemos con un último ejemplo: supongamos que queremos estudiar la influencia de una pulsera holográfica en el equilibrio del cuerpo humano. ¿Bastaría probar en un grupo con 10 amigos, de los cuales 5 perciben efectos y otros 5, no? ¿O incluso en la que los diez resultan positivamente beneficiados? No podemos estar seguros de que los resultados se deban al entrenamiento, sugerencia o a cualquier otra causa desconocida.

La prueba óptima sería convocar a un grupo con 300 amigos. Sin que nadie sepa, a 150 de ellos se coloca el holograma en uno de los bolsillos, ya los demás una simple chapa del mismo material sin grabaciones. Se hace la prueba aduciendo tratarse de una nueva y divertida broma, sin que quien anota los resultados sepa quién lleva el holograma y quien tiene la placa vacía. A continuación, se analizan si las diferencias entre ambos grupos -en el caso de existir- son estadísticamente significativas o no.

¿Parece demasiado complicado? ¿Sinceramente, pensemos si no es más complicado gastar dinero o jugar con nuestra propia salud con base en cuatro testigos y algunos “protocolos” que son completamente inadecuados?

http://www.ceticismoaberto.com/cetici…/…/mas-comigo-funciona

Extraterrestre “Palito” en Argentina fue creado en computadora

Extraterrestre “Palito” en Argentina fue creado en computadora

10 de octubre de 2011

Kentaro Mori

El año pasado, un esbelto alienígena hizo una discreta aparición al fondo de la escena de un noticiero en Caleta Olivia, Argentina. El video ya ha tenido más de 20 millones de visualizaciones desde entonces, pero poco después de que fue publicado en Youtube, los autores también divulgaron este vídeo:

Donde se puede ver el vídeo original en mayor definición (empezando en 00:14). Y también el extraterrestre original en algunas otras escenas. Y en otro vídeo, los criadores capturaron el mismo modelo de alienígena bailando en uno de los hitos de Caleta Olivia.

En el caso de que quede alguna duda de que el video fue creado insertando el modelo alienígena digitalmente (según los creadores, “en cinco minutos”), uno de los socios de la empresa de efectos virtuales confesó el fraude al programa Fact or Faked:

https://www.youtube.com/watch?v=zoI3orpd40c

Un vídeo de “extraterrestre palito” solucionado, quedan sólo una infinidad de otros tan o más dudosos. Seleccionamos algunos a continuación.

El Hombre de Quives

En 2007, un vídeo capturado en Santa Rosa de Quives, en Perú, provocó conmoción por la supuesta aparición de una criatura moviéndose a la derecha, llamada “El Hombre de Quives” o “El Duende de Santa Rosa”. Después de explorar el vídeo y propagar el supuesto misterio, el vídeo original con mejor calidad fue finalmente divulgado, dejando claro que el extraterrestre era sólo una rama de los arbustos.

El Alien de Fresno

https://www.youtube.com/watch?v=BJmzJyzRcjc

Promovido en el año 2009, por Victor Camacho, hasta hoy no se ha divulgado abiertamente el vídeo con una calidad aceptable – circulan apenas, como en el caso peruano, videos de vídeos. Analizar la grabación original puede ser crucial para desvelar el caso, aunque aquí un error es poco probable – es o una auténtica criatura desconocida, o un fraude.

El programa Fact or Faked buscó reproducir el vídeo, incluyendo a través de un muñeco tirado por hilos, sin mucho éxito. Como sugerimos originalmente, sin embargo, lo que el equipo de televisión no intentó fue simplemente tirar de pedazos de tela con hilos.

Curiosamente, el mismo programa sí intentó esa idea al reproducir el extraterrestre de Caleta Olivia.

En cualquier caso, a menos que el autor de este vídeo confiese el fraude, todo lo que tenemos es un vídeo dudoso que se puede reproducir con pedazos de paño y cuerdas. Sobre esta posibilidad, vea también los siguientes vídeos.

Meme de “Nightcrawlers”

Y ahora este tipo de criatura-alienígena se convierte en un meme en la red, al punto de ver videos surgiendo de fuentes anónimas, generalmente de artistas digitales intentando la suerte con videos virales.

El video anterior habría sido encontrado, en una fabulosa coincidencia, por un sujeto que ya estaría analizando el vídeo original de Fresno. Es supuestamente de Yosemite, también en los Estados Unidos.

El indicador de hora, así como el ruido en el vídeo parecen un tanto artificiales – es decir, añadidos en post-producción, digitalmente, para emular artefactos analógicos. Esto sugiere que las criaturas también se crearon en la computación gráfica, lo que sería curioso ya que sería una recreación digital del fraude original usando pedazos de tela.

El hecho es que cualquier vídeo extraordinario de fuente anónima divulgado en Internet pierde toda su credibilidad. La identificación de la fuente y testigos es la piedra fundamental para empezar a establecer cierta verosimilitud en un mundo donde las imágenes son sólo una colección de píxeles sin ninguna conexión obligatoria con la realidad.

Como el siguiente vídeo, anónimo, pero curiosamente real:

No pude encontrar ninguna información sobre la fuente, excepto que sería supuestamente de Fresno. El vídeo es interesante porque destaca de forma más clara como pueden comportarse pedazos de tela tirados por hilos – que es todo lo que estamos viendo. No es una reproducción exacta del vídeo original de Fresno, pero ilustra la idea.

Videos reales, pero en realidad poco misteriosos.

Este último vídeo me recordó una tradición japonesa. Para desear un día soleado, se creó la superstición de crear pequeños amuletos llamados “Teru teru bozu”, nada menos que pequeños muñecos de tela estilizados, con una cabeza redonda representando la calva de un monje budista. Los amuletos son colgados en las ventanas, y garantizar el buen tiempo.

2006_06090004_2[fuente]

La próxima vez que surja uno de los vídeos de este nuevo meme, en lugar de pensar en asustadizas criaturas caminando sordamente por la noche, tal vez sea más divertido pensar en pequeños amuletos de tela con caras sonrientes. Tirados por estafadores, a veces.

Nada a temer excepto tropezar con los hilos.

https://web.archive.org/web/20160917065715/http://www.ceticismoaberto.com:80/ufologia/6311/stick-figure-alien-in-argentina-was-cgi

¿Foto captura el arrebatamiento?

¿Foto captura el arrebatamiento?

27 de septiembre de 2011

Kentaro Mori

image“Una mujer de la antigua iglesia que mi madre frecuentaba (yo también la frecuentaba, cuando aún era niño) se sintió tocada por Dios a tomar una foto de una página de la Biblia que hablaba sobre el fin de los tiempos, o el arrebatamiento. Esta mujer lo hizo y el resultado fue una foto oscura, borrosa en blanco y negro, y no con las páginas como debería ser.

Entonces la mujer tomó varias copias y distribuyó a los miembros de aquella pequeña iglesia, siendo tan sólo unas pocas personas actualmente poseen la foto. Esto ya tiene algunos años, y fue restringido a una pequeña iglesia en Belo Horizonte.

Quien mira la foto sin tener explicaciones no entiende nada, sólo ve manchas blancas en formatos extraños. Pero cuando se dan las explicaciones, se pueden ver varias cosas, como camellos, pirámides, mujeres (incluso un bulto saliendo de una tumba) y camas vacías, con bastante precisión”.

Recibimos la imagen y el relato de Luiz Gustavo Neres, y el caso ilustra muy bien diversos fenómenos que el enfoque escéptico puede ayudar a entender mejor. En el recorte anterior, puede ser difícil entender algo. Pero, ¿y si “explicamos” que lo que se ve sería una multitud de personas con ropas blancas (y largos cabellos negros), reunidas alrededor de un objeto en el cielo, que sería una trompeta?

La imagen completa tiene muchos más elementos (haga clic para ampliarla):

arrebatamentofullLos subtítulos para la interpretación:

trompeta;

Multitud de personas con ropa blanca;

Iglesia;

Cama vacía;

Mujer lavando ropa y un bulto subiendo a su lado (supuesto arrebatamiento)

Tres pirámides y un camello;

Cementerio, con un bulto en ascenso;

¿Corral?

Más camellos.

De forma muy curiosa, algunos detalles, como las pirámides y el camello, parecen presentarse “con bastante precisión”. ¿Sería algo sobrenatural? ¿O un fraude?

ACTUALIZACIÓN 26/10/2011: Nuestra explicación original para esta fotografía era la de que “exhibe una serie de manchas, derivadas de un fallo en el proceso de revelación”, y que se interpretan como relacionadas con el arrebatamiento por mera ilusión perceptual, la pareidolia, en un contexto religioso.

Err.

Como indicó el lector Alfredo en los comentarios (¡muchas gracias!), La imagen aquí es en verdad una versión borrosa de un ejemplo original sobre el “arrebatamiento”:

arrebatamentoLa historia que circula sobre esta versión -como la que se puede ver en el sitio web “Plano de Deus” – es muy similar a la que llegó hasta nosotros, y las imágenes que no nos parecían tan claras son mucho más nítidas, como una cama vacía y un cementerio.

Incluso la imagen anterior no es el original, por la distorsión de perspectiva se puede notar que es una fotografía de una página impresa (o dibujada). En el canto interior, se puede leer lo que sería la firma del artista, NR Sigman (?) Y a la derecha la referencia a Tesalonicenses (“Thessalonians”), que en conjunto sugieren un origen de lengua inglesa para la ilustración. El estilo de los coches también indica la primera mitad del siglo 20.

Es decir, de las dos opciones indicadas, sobrenatural o fraude, la tercera que elegimos, la pareidolia, estaba equivocada. Es sólo una ilustración, cuyo origen por el momento no logramos identificar, circulada desde hace varios años como una supuesta fotografía inexplicable, siempre con la misma historia, con pequeñas variaciones.

Esta no es la primera vez que tomamos un fraude por pareidolia: también pensamos inicialmente que la fotografía del fantasma de Wem Town podría ser un juego de luz y sombra, con mucho humo, sólo para nuevas evidencias mostrar que la foto había sido montada a la foto desde una tarjeta postal.

De forma un tanto lamentable, y contrariando una variación de la navaja de Hanlon, los fraudes parecen ser la explicación más probable para algunas imágenes extraordinarias.

– – – –

[Con agradecimientos a Luiz Gustavo Neres por el envío]

https://web.archive.org/web/20161104125253/http://www.ceticismoaberto.com:80/fortianismo/6298/foto-captura-o-arrebatamento

La foto de la “Batalla de Los Ángeles” fue retocada

La foto de la “Batalla de Los Ángeles” fue retocada

12 de marzo de 2011

Kentaro Mori

fa_248_battlela1a_970El 25 de febrero de 1942, tres meses después de que Estados Unidos se embarcó en la Segunda Guerra Mundial tras el ataque sorpresa a Pearl Harbor, los estadounidenses en Los Ángeles, California, vivieron una noche de pánico.

Más de 1,400 rondas de artillería anti-aérea fueron disparadas por una serie de baterías durante varias horas mientras las autoridades militares creían que el país estaba siendo atacado directamente por una serie de “aeronaves no identificadas” avistadas por innumerables testigos.

El incidente se conocía como la “Batalla de Los Ángeles”, y recientemente se convirtió en el mote para una película de Hollywood sobre una invasión alienígena.

La conexión de las “aeronaves no identificadas”, y que de hecho jamás fueron encontradas, con los “objetos voladores no identificados”, u ovnis, que invadirían las mentes del mundo pocos años después no tardaría mucho en ocurrir. No fue inmediata: durante la guerra, para los estadounidenses los alienígenas eran los enemigos de las fuerzas del Eje.

Una de las principales conexiones entre la Batalla de Los Ángeles y los ovnis ha sido una fotografía publicada al día siguiente del evento por el periódico local, Los Angeles Times. La imagen, que empieza el artículo anterior, muestra las luces de los focos convergiendo en lo que parece un objeto que podría ser un enorme disco visto de perfil. De manera intrigante, las luces de los reflectores no se ven extendiéndose más allá de la región de convergencia, sugiriendo que había allí un enorme objeto sólido.

Se añaden a estos detalles las explosiones de artillería también registradas, y el hecho de que, como repetimos, ninguna aeronave identificada fue abatida, y tenemos los ingredientes para un caso clásico de la ufología: un supuesto disco volador visto por muchos, fotografiado y, de forma verdaderamente alienígena, inmune a todas las armas terrestres.

Tema para las películas de Hollywood, realmente.

“Versión retocada”

El pasado 10 de marzo, en el artículo de Scott Harrison, el mismo Los Angeles Times finalmente informa que:

“El 26 de febrero de 1942, The Times publicó una página de fotos con una versión retocada de la imagen con proyectores, acompañada con siete otras imágenes de los daños causados por la caída de municiones de artillería antiaérea”.

La versión original, no retocada de la famosa foto, “fue recientemente encontrada en el archivo fotográfico de Los Angeles Times en la Universidad de California”. Usted la puede ver abajo (haga clic para el archivo original divulgado por el LA Times).

fa_248_battlela1_970_thumbExplicando los retoques hechos por los artistas para publicación, el LA Times nota que la parte inferior de la imagen original fue pintada de negro. Los reflectores fueron blanqueados con tinta blanca. “Muchos rayos de luz se aclararon y alargaron con tinta blanca, mientras que otros fueron eliminados”. El negativo de la segunda versión, que enfatizamos, fue retocado, también está disponible en los archivos de la UCLA.

Actualmente hay códigos de ética más rígidos con respecto al retoque de fotografías periodísticas, pero “en aquellos tiempos, era común que los periódicos contratar a artistas para retocar imágenes debido a la pésima calidad de la reproducción – básicamente 10 tonos de gris si tuvieran suerte. Mi conclusión es que el retoque era necesario para reproducir la imagen”, comenta Harrison.

“Pero quería que el retoque hubiera sido más fiel al original. Por nuestros patrones de hoy, esta imagen no habría sido publicada”.

Una tercera versión, con retoques diferentes, fue publicada el 29 de octubre de 1945, y también es divulgada por Harrison.

1945version600¿Conspiración?

Algunos pueden juzgar sospechoso la aparición tan tardía de la fotografía original sin retoques. Sin embargo, otra fotografía captada la misma noche, y sin retoques, ya había sido publicada el 9 de marzo de 1942 por la entonces muy popular revista Life.

lifebattleLAEn esta otra imagen, como en la imagen original del LA Times sin retoques, no se ve ninguna señal de ningún objeto sólido. Un disco volador gigante e invulnerable también debería surgir en otras imágenes. Descubrimos ahora que no surge en ninguna.

En un detallado artículo sobre todo el caso y reproducido aquí en Ceticismo Aberto, “A História da Batalha de Los Angeles”, el investigador Tim Printy ya notaba que podría haber habido alguna “‘licencia artística’ implicada para hacer la foto (del LA Times) más excitante”. La sugerencia se mostró correcta.

La famosa fotografía de la “Batalla de Los Ángeles” es así finalmente explicada: así como la otra imagen del evento, no registró ningún ovni. No hay mucho que explicar en la imagen, realmente.

¿Y en cuanto al evento en sí? Lo que la gente vio ese día, ¿qué provocó la alerta?

Como Printy notó, en los días anteriores un submarino japonés había atacado directamente a la costa oeste estadounidense, y varias alertas falsas ya se habían hecho acerca de otro ataque directo. Nervios a flor de la piel, en los meses siguientes hubo otra alarma falsa, con artillería disparada contra lo que se descubrió ser nada.

Porque, como la fotografía, e incluso la Fuerza Aérea de los Estados Unidos concluyó, no hubo realmente ningún objeto alienígena – de otros mundos, o sólo de Japón – invadiendo el espacio aéreo estadounidense. La alarma inicial habría sido provocada por … globos meteorológicos. Los detalles que usted puede ver en el artículo de Printy.

La incredulidad con respecto a la versión oficial de los acontecimientos es comprensible – la Batalla de Los Ángeles es el primer caso en que un objeto volador no identificado fue asignado por las autoridades a un globo meteorológico -, pero lo más impresionante es que a aquellos que estudien el contexto histórico, la versión oficial tiene sentido y es apoyada por toda la evidencia. O incluso por la ausencia de cualquier evidencia concreta de que algo alienígena sobrevoló Los Ángeles en aquella agitada noche.

En cualquier caso, con respecto a la famosa fotografía al menos, ya no debe haber más duda razonable. No hay nada allí. Y como tal, es ahora una evidencia para apoyar la versión oficial: decenas de explosiones en el aire y focos convergiendo alrededor de … nada.

– – – –

Vea:

A História da Batalha de Los Angeles – Tim Printy

The Battle of L.A., 1942 – Scott Harrison

Actualización 13/03/2011: Esta animación (ver en la entrada original) debe ayudar en una comparación de las imágenes. La alineación se ha hecho con las explosiones de artillería, que combinan casi perfectamente. Los haces de luz de los reflectores difieren mucho, indicando que los retoques fueron de hecho primarios. Incluso la línea del horizonte de la ciudad parece haber sido una obra de creatividad.

https://web.archive.org/web/20160917065758/http://www.ceticismoaberto.com:80/ufologia/6083/fotografia-da-batalha-de-los-angeles-era-retocada

Arena Colorida Vibrante, Tazones Budistas Cantantes y Megalitos en Levitación

Arena Colorida Vibrante, Tazones Budistas Cantantes y Megalitos en Levitación

5 de diciembre de 2011

Kentaro Mori

Baje el volumen y disfrute del artista japonés Kenichi Kanazawa haciendo que la arena colorida baile en hermosos patrones geométricos. ¿Magia? Tal vez, pero nada sobrenatural.

Esta es una versión de lo que es mejor conocido como Disco de Chladni. El tablero de la mesa está hecho de metal, que vibra en resonancia cuando el artista friega una bola de goma en su borde, en un efecto similar a frotar el dedo contra el borde mojado de un vaso de cristal. La mesa vibrante hace que la arena salte y se acumule en patrones nodales, estudiados por la cimática.

cimatica3Cuadros Cantantes

Lo que es la oportunidad perfecta para presentar otro fenómeno no exactamente mágico, pero extremadamente fascinante. Son los tazones tibetanos cantantes, que datan de más de cuatro milenios, y que ¡pueden hacer que el agua hierva casi instantáneamente!

Excepto que el agua no hierve de verdad, no se puede preparar un macarrón instantáneo con ese tazón. De forma similar a los Discos Chladni, y como el Nature News Blog explica (en inglés), lo que el tazón está haciendo es comportarse más como una campana, vibrando en resonancia y así agitando y creando olas en el agua en su interior. En una frecuencia crítica las ondas forman pequeñas gotas que se separan y llegan a saltar sobre el resto del agua, creando un efecto que hace parecer que el agua está hirviendo. Pero su temperatura sigue siendo la misma.

Vea el vídeo en detalle y en cámara lenta abajo, cortesía de Denis Terwagne y John Bush:

El fenómeno es un tanto complejo, no lineal, ya los aficionados de la serie de televisión “Lost”, tiene un nombre que debe sonar familiar. Es la instabilidad de Faraday, en nombre de su descubridor, el propio Michael Faraday, uno de los grandes nombres de la ciencia y que ya llegó a la cultura popular como leyenda enigmática.

Y hablando de leyendas enigmáticas, vibraciones y monjes budistas, llegamos al último nexo de este artículo: la levitación acústica de piedras, en la leyenda de la construcción de monasterios con los secretos milenarios mejor guardados del Tíbet.

Megalitos que Levitan

En 1959 el proyectista sueco Henry Kjellson publicó un curioso relato en una revista alemana. Dice que su amigo, el Dr. Jarl, estudiaba en Oxford e hizo amistad con un joven estudiante tibetano. Un tiempo después, mientras el Dr. Jarl estaba en Egipto en un viaje a la Sociedad Científica Inglesa, un mensajero de su amigo tibetano lo llamó urgentemente para ir al Tíbet para cuidar de un Lama.

Después de conseguir una licencia y viajar, en avión e incluso en yaks hasta un monasterio aislado al suroeste de Lhasa, el Dr. Jarl quedó sorprendido al descubrir que el Lama era su propio amigo tibetano de Oxford. Todo corrió bien, y debido a su amistad, el Dr. Jarl pudo aprender muchas cosas que otros forasteros no tenían la posibilidad de siquiera observar.

Fue así como él presenció con sus propios ojos algo fantástico, un conocimiento derivado directamente de los antiguos egipcios. Los monjes mostraron cómo erigían bloques de toneladas a la cima de un desfiladero con altura de más de 250 metros usando … tambores y trompetas. Kjellson relata:

“En medio del lugar estaba una base de piedra pulida con una pequeña cavidad en el centro. Ella tenía el diámetro de un metro y una profundidad de 15 centímetros. Un bloque de piedra era maniobrado para la cavidad. Entonces, 19 instrumentos musicales estaban dispuestos en un arco de 90 grados a una distancia de 63 metros de la base al centro. Los instrumentos consistían de 13 tambores y seis trompetas (Ragdons). Ocho tambores tenían una sección de un metro y una longitud entre uno y 1.5 metros. El único tambor pequeño tenía una sección de 0.2 metros y una longitud de 0.3 metros. Todas las trompetas tenían el mismo tamaño, 3.12 metros y una abertura de 0.3 metros.

Los tambores grandes estaban hechos de hojas de hierro de 3 mm, y tenían un peso de 150 Kg. Todos tenían un lado abierto, mientras que el otro tenía un fondo de metal, que los monjes batieron con grandes bastones con cuero. [Mientras batían los tambores y tocaban las trompetas], todos los monjes estaban cantando y entonando un cántico, lentamente aumentando el tiempo de este ruido ensordecedor.

antigravitywg106Por los primeros cuatro minutos nada sucedió, pero mientras la velocidad de los tambores aumentó, la gran piedra comenzó a moverse y súbitamente se alzó en el aire con una velocidad creciente en la dirección de la plataforma frente al agujero de la cueva a 250 metros de altura. Continuamente traían nuevos bloques, y usando este método, transportaron 5 a 6 bloques por hora en un vuelo parabólico de aproximadamente 500 metros de distancia. De vez en cuando el bloque en vuelo se rompía, y los monjes retiraban las piedras quebradas. Una tarea increíble”.

¿Increíble? Tal vez porque, aunque el Dr. Jarl ha filmado todo el evento, la Sociedad Científica Inglesa -la que estaba sometido- haya confiscado las dos películas. Nunca fueron vistas públicamente.

La levitación acústica en sí es real, y los granos de arena, así como las gotitas de agua pululando son fenómenos relacionados. Se puede ver abajo un experimento de la NASA levitando pequeños pedazos de isopor.

Dado que los monjes budistas conocían cuencos cantantes que se ocupaban de la resonancia, ¿podrían haber llevado grandes piedras con nada menos que tambores?

Desafortunadamente, sabemos por cierto que no. Hay un límite físico en la cantidad de energía que una onda de sonido puede contener, además de la cual el sonido se convierte en una onda de choque y cuanto más energía, más se disipa simplemente como calor.

Así, e irónicamente, se pueden crear ondas de choque poderosas que hierven agua de verdad, a diferencia de la mera apariencia de ebullición de los tazones cantantes. Pero sería una forma muy inconveniente de cocinar los fideos.

Es imposible que el puro aire en ondas de sonido resonante pueda levitar una piedra pesada. Es verdad que una onda de choque puede mover grandes rocas, pero eso no es algo que se hace con tambores, sino con explosivos – y eso es algo que se hace en canteras muy lejos del Tíbet en todo momento.

Bueno, espero que las maravillas reales que hemos visto aquí compensen el fin de una buena leyenda sobre las piedras levitando.

https://web.archive.org/web/20161007032406/http://www.ceticismoaberto.com:80/ciencia/7644/areia-colorida-vibrante-tigelas-budistas-cantantes-e-megalitos-em-levitao