Archivo de la categoría: . Ceticismo Aberto (Kentaro Mori)

El efecto McGurk

EL EFECTO MCGURK

(ILUSIÓN AUDIO-VISUAL)

Kentaro Mori

Uno de las más notables ilusiones fue descubierta por casualidad en los años 70, y se hizo notable en el estudio de la percepción sensorial. Es el ‘Efecto McGurk’, que demuestra la integración que nuestro cerebro hace, inconscientemente, de estímulos diversos. Para experimentar el efecto en su grado máximo, espere que cargue el vídeo de abajo, y luego véalo atento y escuche qué sílaba está repitiendo el sujeto:

Video (400*300 px) [268K] -requiere el plug-in Flash 6.

¿Escuchó? Ahora intente escuchar solamente, sin mirar el vídeo (para reproducir el vídeo otra vez, sólo cliqué sobre el símbolo play en el control a la izquierda, y si desea que el video se repita continuamente, cliqué en el control de loop a la derecha). Sin mirar el video, ¿qué sílaba está escuchando usted ahora?

La gran mayoría de la gente al ver el vídeo escuchar al sujeto diciendo /da/ repetidamente, pero cuando solamente escucha el sonido, escucha /ba/. Y el sonido es el mismo /ba/, pero la imagen que usted ve es del sujeto pronunciando la silaba /ga/.

Confrontado con los dos estímulos, el sonido /ba/ y la imagen /ga/, el cerebro hace lo mejor que puede en la integración de los estímulos y usted percibe un /da/ (en otras palabras, ba+ga=da).

Lo fascinante en esta ilusión es que sigue siendo igual después de que usted la conoce (incluso cuando esto arruine la agradable sorpresa de ser engañado…). Lo mismo sabiendo que el sonido es /ba/, al ver el vídeo usted continúa percibiendo un /da/.

Este efecto fue descubierto por los investigadores Harry McGurk y John MacDonald, y fue descrito en su trabajo humorísticamente titulado los “Hearing Lips and Seeing Voices” (Oyendo labios y viendo voces), publicado en 1976 en Nature. Ocurre probablemente debido al hecho de que ba, da y ga son sonidos parecidos, y nosotros integramos pistas visuales en nuestra percepción de sonidos. El efecto de McGurk también ocurre con diversas otras sílabas semejantes.

De una forma o de otra, vea bien lo que está escuchando.

Para saber más:

Página de Arnt Maasø, de donde el vídeo del efecto mostrado aquí fue retirado (disponible en formato Quicktime)

The McGurk Effect
Speech Recognition and Sensory Integration
BA+GA=DA
Using Words to Examine the McGurk Effect

El genio de la cueva maravillosa

EL GENIO DE LA CUEVA MARAVILLOSA

Kentaro Mori y Luis Ruiz Noguez

Existen múltiples versiones sobre el origen de esta foto. Las historias van desde que se trata de un duende, un extraterrestre, hasta el cuerpo de un niño en descomposición, en un barranco.

Un tal Bashar escribió:

“Esta es una historia real que sucedió en Ras Al Khaimah, Emiratos Árabes Unidos. Se publicó esta fotografía como un reporte de evidencia de la policía de los Emiratos. La historia dice que un joven y su amigo entraron a las cavernas en Ras Al Khaimah para tomar fotos de su interior. Estas son cuevas no habitadas. Se les advirtió no ir. Uno de los amigos declaró a la policía que su compañero grito y luego vio el destello de la cámara. Él lo estuvo buscando. Le gritaba, pero nunca obtuvo respuesta, por lo que, temiendo que hubiese caído en algún precipicio, llamó a la policía. Pocas horas más tarde lo encontraron muerto, con la cámara entre sus manos. Sólo había una sola foto en la que aparecía este misterioso ser”.

En las montañas de Ras Al Khaimah existe una cueva famosa, Al Jeer, de donde se dice emanan unos sonidos misteriosos.

Otra versión: En la página italiana de Presenzaliena se informó que un tal Alim Al Sharif dijo que dos muchachos habían tomado la foto en una mina de una montaña de los Emiratos Árabes Unidos.

Luego se dijo que los soldados habían robado la foto, ya que el autor pertenecía a un “grupo militar” especializado en capturar Chupacabras y tros seres similares. Lo curioso es que el chupacabras suele atacar en Latinoamérica y no existen referencias de ataques a ganado en los países árabes, por lo que no tendría sentido un grupo de tales características, en un lugar como los Emiratos Árabes Unidos.

Pero esas no serían las únicas versiones.

El ufólogo Michael Mott dijo que la historia, junto con la fotografía, se la había enviado un árabe llamado Amar Kamel.

Un grupo de exploradores estaban inspeccionando ciertos terrenos en Arabia Saudita. Cuando llegó la noche, observaron unas luces extrañas, como de fuegos fatuos (whil-o-the-whisp). En la oscuridad más completa, las siguieron a corta distancia durante algunos minutos. Eventualmente la luz llegó hasta una cavidad en las rocas y desapareció en su interior.

Los exploradores la siguieron, pero no tenían lámparas para alumbrarse. El interior de la cueva era oscuro, pero lograron ver la luz del otro lado de la caverna. Uno de ellos decidió tomar una fotografía con su cámara y con flash. El resultado es el que se muestra en la fotografía.

Un lector de las columnas de Vasiliev V. (alias Lolik4), dijo que la foto era auténtica y que había sido publicada en la revista Al Ayyam Wannas. Afirmó que un sheik llamado Al Gahtany, declaró:

“Esta foto es auténtica… porque los genios son muy parecidos y sus formas se asemejan a la de los seres humanos… esto prueba que la imagen es auténtica… los cuerpos de los genios son transparentes y la luz puede crearlos… ellos tienen la habilidad de cambiar de forma… y esta foto es muy similar a su aspecto… recuerdo una historia sobre el profeta que se reunió con ciertos genios cuando estaba sentado en el valle en donde estaba una fogata… él les leyó unos versos del Al Arman”.

EL ORIGEN DE LA FOTO

La verdad es que la imagen comenzó a circular en Internet a mediados de los noventa. Un joven inglés llamado “John”, de 33 años, de Bornemouth, Inglaterra, durante su visita a Arábia Saudita visitó una de las cavernas. Tan pronto como entró, vio unas sombras extrañas, apuntó sin ver, y sacó esta fotografía. El no pudo ver la criatura hasta que reveló la foto. Se trataba de un djinn o genio, de los que se habla en las tradiciones locales.

Al regresar a Inglaterra John vendió la imagen al periódico Bornemouth Advertiser, quien la publicó el 2 de febrero de 1995[1]. Algunos de los lectores identificaron la figura como una escultura de un parque de atracciones temático, en las cavernas de Cheddar, en Somerset, Inglaterra. Las cuevas son las mismas que le dan el nombre al famoso queso inglés.

En 1995 la revista Fortean Times publicó la aclaración de este caso.

Bob Smart, director del Cheddar Showcaves & Gorge, declaró a FT que la figura formaba parte de la exposición Crystal Quest, que había sido visitada por miles de personas desde su inauguración en marzo de 1991. Se trata de un duende basado en las descripciones de las novelas de Rowland Pavey, sobre la saga de Tolkien.

Pero poco después otra funcionaria del Cheddar Showcaves & Gorge, a través de un mail, desmintió que la criatura perteneciera a la exposición.

From: <mailto:[email protected]>Cheddar Caves

To: Rick-

Sent: Thursday, June 13, 2002 3:39 AM

Subject: Re: A QUESTION ON THE CAVE

Dear Rick

Unfortunately, this particular plaster goblin is not one of our exhibits. However we do have plaster goblins, but perhaps not as evil looking as the picture you sent!

If you have any further questions, please do not hesitate to e-mail me.

Many thanks

Kate Walton

Personal Assistant

Cheddar Caves and Gorge

Incluso circuló la versión de que Kate Walton había declarado que:

“Es tan espantosa que no hubiéramos podido ponerla en exhibición, pues asustaría a los niños”.

Pero un periódico turco confirmó que sí se trataba de una escultura perteneciente a esa exposición. El reportero Yeni Şafak, publicó varias fotos que así lo demuestran.

El gobblin, djin, duende o genio de Cheddar, fue esculpido por Richard Pavey, quien además de escultor, también es un mago famoso.

UNA HISTORIA QUE SE RECICLA

Pero esta no sería la última aparición del duende. Al fin inmortal, se recicla una y otra vez en Internet. Ahora saltó de los países árabes a los latinoamericanos, y se transformó de genio a chupacabras.

Recientemente un individuo que se identificó como Esteban Arias, de Puerto Rico, dio un nuevo giro de tuerca a esta historia.

“Esta foto fue tomada en el interior de Perú, en un área para hacer campamentos. Estaba totalmente oscuro cuando se tomó esta fotografía y el flash de la cámara es lo único que ilumina esta fotografía. Por lo tanto, nadie vio esta criatura que cuelga en el árbol mirando a todos.

“Mi esposa, que es peruana, me dijo que la gente de esta región del país siempre habla de duendes. Yo soy de Puerto Rico, así que yo creo que pudiera tratarse del Chupacabras. Esta es probablemente la mejor foto que yo he visto. Mírenla bien. ¿Es un duende? ‘Es el Chupacabras? ¿Es un fraude? Uno de los tipos que aparecen en la foto es el primo de mi esposa y él afirma que no es un truco”.

Efectivamente. No es un “truco”, es un trabajo artístico en Photoshop.

REFERENCIAS

Anónimo, artículo en Internet, http://www.geocities.com/h3rbi/25—-02.jpg

Anónimo, Creature in Rock Crevice!, Artículo en Internet, http://www.ghoststudy.com/monthly/nov01/rock.html

Anónimo, Strange but true, artículo en Internet, http://www.mydomain.freewebspace.com/photo5.html

Anónimo, Strange Days #1, en Fortean Times, No. 82, pags. 27-28, 1996.

Arias Esteban, Goblin of Peru, Cajamarca, Perú, http://www.anomalies-unlimited.com/CaveBeing.html

http://www.presenzaliena.it/yake.html

Knight Jadczyk Laura, Monsters, artículo en Internet, http://www.cassiopaea.org/cass/monster.htm

Mori Kentaro, O ‘Djinn’ de El Khaimah, Ceticismo Aberto, artículo en Internet, http://www.str.com.br/ca/khaimahdjinn.htm

Mott Michael, Is This A Chupacabra?, artículo en Internet, http://www.rense.com/general25/chups.htm

Nasouh Nazzal, Cave’s mysterious sounds echo through cyberspace, Gulf News, 5 de agosto del 2001, artículo en Internet, http://www.gulfnews.com/Articles/news.asp?ArticleID=23794; http://rak-lover.8k.com/np.html; Aquí se pueden escuchar los misteriosos sonidos de Al Jeer, http://www.rak-lover.8k.com/aljeer.html; Sobre la cueva de Al Jeer, http://www.albayan.co.ae/albayan/2001/06/22/mhl/4.htm

Páginas en árabe sobre el djinn, http://almuna.tripod.com/index/truth.htm; http://www.geocities.com/awsaj/khfseg.htm; http://www.geocities.com/ff_fatoon/jainpro/7f.htm; http://www.geocities.com/h3rbi/pic13.htm

Sitio sobre los genios y su relación con los OVNIs, http://www.thejinn.net/

Velikopolsky V., The Origin of the Cave Devil Photographs?, September 26, 1998, artículo en Internet, http://www.para-normal.com/nuke/html/modules.php?name=News&file=article&sid=1844

Yeni Şafak, “Efsane cin” enselendi, Artículo en Internet, http://www.yenisafak.com/tarih.html


[1] En la edición del 2 de marzo de ese mismo año, David Haith publicó la explicación de la misma.

El "Djinn" del Khaimah

EL “DJINN” DEL KHAIMAH

Kentaro Mori

“Esta es una historia verdadera de Ras el Khaimah, Emiratos Árabes Unidos. La fotografía fue liberada como evidencia en una investigación policial. Un joven que con un amigo a las cuevas desiertas de la región para tomar algunas fotos, aunque se le había aconsejado no ir. Su compañero dijo que vio cuando se disparó el flash de su amigo y en ese momento escuchó un grito. Llamó, pero como no tuvo respuesta pensó que su colega se había caído, declaró a los policías. Entonces encontraron el cadáver de su amigo, y la única imagen en la cámara era esta”.

La imagen circuló originalmente a mediados de los 90 en Inglaterra, con una historia más o menos parecida a las leyendas urbanas. Un inglés, “John”, de 33 años, que había visitado Arabia Saudita, escuchó a sus colegas hablar de la foto tomada en las cavernas de la región. El supuesto fotógrafo no había muerto, en el momento en que pensó ver algo disparó el flash, pero sólo pudo ver a la criatura detalladamente luego que reveló la foto. Los lugareños se referían al ser como un “djinn”, una especie de demonio.

Cuando regresó a su país, “John” trató de vender la copia que había conseguido. Pero con la publicación de la imagen en el diario Bornemouth Advertiser, el “djinn” fue identificado de inmediato como una escultura. Es, efectivamente, una escultura árabe, pero forma parte de las atracciones de un parque temático de las cavernas de Cheddar, en Somerset, en Inglaterra. En caso de duda, son las mismas cuevas de donde proviene el hongo que da el nombre al queso.

Ya en 1995 la revista británica ForteanTimes había publicado y aclarado el asunto:

Incluyendo otra fotografía de la escultura (sin la arruga) y una declaración de Bob Smart, director del Cheddar Showcaves & Gorge. La escultura es parte de la atracción “Crystal quest”, que ha atraído a millones de visitantes desde su apertura en 1991. El “djinn”, es en verdad un goblin (duende), y está en una cueva con figuras Tolkinescas creadas por Rowland Pavel.

La explicación es simple y clara, no obstante en Internet circula lo que sería la respuesta vía e-mail de una funcionaria de Cheddar Showcaves & Gorge desmintiendo que la horrible criatura sea parte de su atracción. Felizmente hay más imágenes de la figura de la atracción que demuestran que la funcionaria pudo simplemente haber sido engañada. Un diario turco contiene diversas imágenes de la escultura, incluyendo estas:

Es curioso notar, como el diario turco señala, que la escultura original sostiene un cuchillo en la mano (¿mano?) derecha. En retrospectiva, podemos percibir exactamente esto mismo en la imagen original y arrugada del “djinn”.

El goblin de Cheddar, en una nueva versión digital, también circuló hace poco en un website conspiracionista diciendo que se trataba de un chupacabras captado accidentalmente, en la parte superior izquierda de una foto de unos amigos latinoamericanos festejando:

Es el mismo “djinn” insertado digitalmente.

Que la imagen haya circulado de tal manera, y de tantas formas, se debe probablemente al talento de Pavel, el escultor. Es una figura impresionante, encontrarla en una cueva desierta y sombría podría matar a alguien sensible. Un ataque cardiaco, quien sabe.

Con agradecimiento a Jorge Petretski y Andréia Tschiedel.

Links

‘Efsane cin’ enselendi – La página con más imágenes de la atracción de las cuevas del Cheddar.

Los ovnis de vórtice

LOS OVNIS DE VORTICE

Kentaro Mori

¿Una medusa gigante que flota en el aire? Las especulaciones de los ufólogos en torno a esta fotografía son prácticamente fantásticas. Pero la verdad puede serlo aún más. El caso ocurrió una fría mañana del domingo 17 de noviembre de 1974, cuando el señor Laureen salió a caminar con su perro cerca del lago Nørre Sø en Viborg, Dinamarca. A él le gustaba observar los pájaros sobre el lago, por lo que llevaba su cámara fotográfica de 35 mm. Repentinamente vio un enorme objeto en el aire, tomó su cámara y logró sacar una foto. Vio a su alrededor tratando de buscar a otras personas que pudiesen corroborar la existencia del increíble objeto que había fotografiado, pero no encontró a nadie. Cuando volteó de nuevo, el objeto ya había desaparecido. Sin embargo, la imagen capturada en película Kodacolor, pasaría a constituir una de las más curiosas evidencias físicas de OVNIs. En 1979 el caso fue divulgado por la revista UFO-Kontakt, en donde un análisis hecho por el mayor húngaro retirado Colman Von Kevieczky afirmaba que el objeto era una “típica” nave extraterrestre discoidal envuelta en niebla. Otras muchas publicaciones ufológicas del mundo afirmarían a lo largo de los años que era el instante justo en que un disco volador se camuflajeaba en una sospechosa nube. Tal vez porque existían “importantes bases de la OTAN” en el área. Y este no sería el primer caso de esta clase.

FORT BELVOIR, EUA, 1957

El soldado X (identidad preservada) estaba en un edificio de la sección de ingeniería de Fort Belvoir, base militar de Virginia, también en la mañana. Desde afuera alguien estaba llamando a la gente para que observaran un curioso objeto en el aire. El soldado X y varios otros testigos salieron al tiempo para observar un objeto negro en forma de anillo que se aproximaba desde el norte. Él corrió a su coche, de donde sacó su cámara Brownie 127, con la que consiguió tomar una notable serie de seis fotografías en blanco y negro. Entre la segunda y tercera, el OVNI negro comenzó a ser rodeado por un humo blanco, que acabó por envolverlo por completo al final de la serie de fotos. En 1967 las fotos fueron divulgadas en una revista popular, que las presentaba como un completo misterio, OVNI en forma de anillo. ¿Sería otro disco volador captado en el momento de camuflarse como una nube? De hecho, ambos casos fueron solucionados. Y antes que nada, no implican ningún fraude.

SIMULACIÓN DE BOMBA ATÓMICA

En respuesta a la divulgación de las fotos del OVNI de Fort Belvoir, un estudiante de la Universidad de Wisconsin dijo haber visto unas nubes de humo, producto de explosiones, que serían iguales al OVNI negro en forma de anillo. La explicación inusitada no fue tomada en serio por los investigadores de la Fuerza Aérea. Pero la reconsideraron cuando el sargento mayor A. M. Wagner de Fort Belvoir identificó de inmediato las fotos, sin que nadie se lo sugiriera, como nubes de humo producidas por las “demostraciones de simulaciones de la bomba atómica” que eran realizadas con frecuencia para oficiales y cadetes visitantes.

Tales simulaciones de explosiones atómicas producían un hongo de humo característico y eran realizadas utilizando gasolina, diesel, TNT y fósforo blanco en un círculo y detonándolos. La bola de fuego resultante subía en una forma de hongo, siendo la parte superior un anillo de humo en vórtice estable –como todo “hongo de humo”- que dependiendo de las condiciones de la explosión y del tiempo, podía continuar subiendo estable como un anillo de humo negro y denso, separándose de la columna de humo de abajo. En este caso, con el tiempo el fósforo producía un humo blanco que acababa envolviendo el anillo de humo negro producido por la explosión del diesel, precisamente como lo registran las fotografías del soldado X. Wagner también mostró un mapa de la base, indicando el lugar en donde eran realizadas esas explosiones, y quedaba claro que el OVNI fotografiado por el soldado X había partido de ese lugar.

El informe oficial de la Fuerza Aérea americana sobre los OVNIs, o “Informe Condon”, concluyó que el anillo negro sí se “camuflajea” en nube en Fort Belvoir, pero era un anillo de humo, producido por simulaciones de explosiones atómicas. Sería básicamente iguales a los simples anillos de humo que pueden crear los fumadores en el aire por diversión –que también son anillos de vórtice, guardadas las debidas proporciones.

ANILLOS DE VÓRTICE

Si los anillos de humo resultado de “simulaciones de bombas atómicas” no parecen ser una explicación muy convincente para el OVNI de Fort Belvoir, cabe notar que tales “simulaciones” –exactamente humo- no son la única forma por la que se pueden formar los anillos de vórtice estables. En la foto de arriba usted puede ver un pequeño anillo de humo producido por el disparo de un cañón, y lo más interesante, abajo puede ver dos anillos de humo producidos por la explosión de bombas en un show aéreo realizado en el 2002 en la ciudad de Brownsville, Estados Unidos. La semejanza con el OVNI de Fort Belvoir es clara.

Tampoco los anillos de humo son exclusivamente artificiales. Una fuente particularmente abundante de anillos de vórtice enormes y casi perfectos es el monte Etna, en Italia, uno de los volcanes más activos del mundo. Sus canales secundarios expelen humo, que a veces asume justamente la configuración de anillos de vórtice. La visión recuerda aureolas angelicales, pero otra vez más, es “solo” humo.

Naturalmente, no es realmente “solo” humo. Es un vórtice toroidal (en forma de “dona”) de humo. El humo está girando en torno a sí mismo en un anillo, que genera las diferencias de presión internas que garantizan la cohesión. La física detrás de los vórtices toroidales es en verdad muy compleja, no obstante sin entenderla cualquier persona que haya visto los anillos de humo producidos por los fumadores puede notar que estos pueden permanecer en el aire por mucho más tiempo del que se esperaría para el “simple” humo.

Los vórtices toroidales también no son únicamente generados en explosiones. Hay juguetes a la venta capaces de disparar vórtices toroidales de humo perfumado con olor a cereza, nada peligrosos. Y, como si no fuera suficiente, uno de los anuncios más famosos del siglo XX, creado durante la Segunda Guerra Mundial en los Estados Unidos para no consumir energía eléctrica que estaba racionada, y sin embargo poder llamar la atención, fue el de una marca de cigarros que generaba anillos de humo de un metro y medio de diámetro en plena esquina de Broadway con la calle 44, en New York.

VIBORG

Y así regresamos a la fotografía que inicia este artículo. No se parece mucho a un anillo, sin embargo, ¿se podría explicar como un vórtice toroidal? En 1993, el artista Ned Kahn, que incluye en sus creaciones interactivas un minitornado de 3 metros de de altura en el World Financial Center en New York, creo una obra “Anillos de Nube”, que usted puede ver al lado. Presionando un tambor, de forma inusual, sale del orificio central. Una rápida mirada a la nube genera un deja vu.

El anillo de nube de Kahn también es un vórtice toroidal estable subiendo lentamente por el aire, en tanto que su forma discoidal superior así como las formas más sueltas de la parte inferior son la reproducción exacta del OVNI fotografiado en Viborg en aquella gélida mañana de 1974, salvo las debidas proporciones. Sólo resta saber de dónde vino el vórtice de humo dinamarqués.

Ole Henningsen, del grupo de investigación SUFOI (Scandinavian UFO Information), investigó el caso a fondo y, entrevistando al testigo que sacó la fotografía, pudo determinar el lugar y la dirección desde donde fue tomada. Él descubrió que faltó poco para que el hombre de negocios capturara la chimenea de la planta de calefacción de Houlkærvænget que está justo abajo, a la derecha de donde el OVNI-Nube fue fotografiado. No sería rara la liberación de esas nubes de humo características, cuando se estén limpiando las calderas del centro de calefacción. La intrigante fotografía de Viborg está plenamente explicada, y realmente tiene poco que ver con las bases de la OTAN o de naves extraterrestres que se camuflan como nubes.

Arriba: Comparación entre el cuadro completo de la fotografía del OVNI de Viborg, con una fotografía posterior tomada en el mismo lugar y dirección, con un encuadre más amplio, por el investigador Ole Henningsen. En el canto inferior derecho se puede ver la chimenea de calefacción de la cual el OVNI de vórtice debe haber partido. La chimenea también aparece en la fotografía de al lado. Las tres fotografías, © SUFOI Picture Library/www.ufo.dk

OVNIS DE VÓRTICE

Fort Belvoir y Viborg a su vez no tienen el monopolio sobre los OVNIs de vórtice, que son más comunes de lo que se imagina. Ya presentamos los vórtices producidos por los canales secundarios del monte Etna, en explosiones, por juguetes, en exposiciones de arte interactivas y en anuncios publicitarios, pero cabe enlistar otros dos casos, que tal vez ahora se puedan entender más fácilmente.

Chile, 1997. Los espectadores de un show de la Fuerza Aérea de Chile en Pucón vieron mucho más que las acrobacias del grupo “Los Halcones” en la tarde del día 28 de febrero. Un anillo blanquizco apareció en el aire y fue visto por muchos testigos, al mismo tiempo que se registró en video por un canal de la TV local. Se dijo mucho sobre el OVNI. Sin embargo, Carlos Ruminot Núñez, controlador de tráfico aéreo y piloto privado, aclaró el caso al investigador chileno Diego Zúñiga:

“Puedo asegurar que el objeto avistado corresponde a un “anillo de vórtice”, producido por la compresión de una columna de humo debido a la tracción de la hélice de uno de los Extra 300 de la presentación acrobática. Esta columna de humo, al ser comprimida, explota hasta sus márgenes, en pequeños “hongos”, los cuales se desprenden de ella. Uno de ellos, al ser atravesado por una “flecha de aire”, formó un anillo (vortex ring), suya sustancia (humo), gira en torno a su propio eje. Mientras se mantenga su rotación, mantendrá la forma circular. El dislocamiento y el tiempo que se mantenga esta forma circular dependerá de la dirección e intensidad del viento”.

EU, 2003 – Durante la lluvia llegó el rayo. Y después del rayo, surgió un anillo negro de humo, que parecía un círculo casi perfecto de aire. Todo ocurrió el 8 de julio, en la ciudad de San Antonio, Texas. Chuck Fehlis y Kimberly Montoya consiguieron capturar las imágenes del anillo de humo, que se deshizo gradualmente en el aire. Especialistas del National Weather Service al principio pensaron que el anillo fotografiado por Fehlis era un efecto de halo, mas luego descubrieron que en efecto era un anillo de vórtice. El relámpago alcanzó un transformador, que en su explosión generó otro vórtice toroidal de humo.

Hay muchos OVNIs de vórtice por el mundo, que periódicamente continúan llevando a los ufólogos a las especulaciones más salvajes. La fascinante verdad es que ninguno de estos OVNIs se hizo humo en el aire. Siempre lo fueron.

AGRADECIMIENTOS

La elaboración de este artículo contó con la gentil ayuda de Diego Zúñiga Contreras, Ole Henningsen, Ned Kahn, Alejandro Agostinelli, Reinaldo Stabolito y Josef Prado, a quienes les doy las gracias más sinceras.

NOTAS Y REFERENCIAS

– El caso del OVNI de Viborg se aclara por completo en el trabajo de Ole Henningsen, ‘Airy Spaceship over Viborg‘, SUFOI Newsletter N.15, 32-37, http://www.sufoi.dk
– El caso del OVNI de Fort Belvoir es parte del “Informe Condon”, caso 50, disponible on-line gracias a los esfuerzos de National Capital Area Skeptics.

– Las fotografías de explosiones y anillos de humo del show de Brownsville, EU, fueron obtenidas del Explosive Ordnance Detachment.

– Las fotografías de anillos de humo del Monte Etna se encuentran en la página de Tom Pfeiffer.
– “Pistolas” de anillos de humo perfumado se pueden conseguir a través de la página de Zero Toys, que es la página en inglés con más detalles sobre los vórtices toroidales.

– El trabajo de Ned Kahn, incluyendo los “Anéis de Nuvem” (Cloud Rings), se puede ver en su website.

– El anillo de humo que surgió en julio de 2003 en San Antonio, Texas, EUA, fue divulgado en las noticias locales. Dos websites con la noticia son el canal de TV local WOAI y el diario local San Antonio Express-News.

Finalmente, este artículo no estaria completo si no que recomendemos que cada lector procure crear sus próprios vórtices toroidales.

¿El universo es Matrix?

¿EL UNIVERSO ES MATRIX?

Kentaro Mori

El tablero de ajedrez es el mundo; las piezas son los fenómenos del universo; las reglas del juego son lo que llamamos las leyes de la naturaleza. El jugador al otro lado esta oculto a nosotros.

Thomas H. Huxley, 1868

¿Y si todo lo que usted ve fuera solamente una simulación de computadora? La película Matrix provoca la idea, con la ayuda de sorprender efectos visuales –creados justamente por computadoras, y que parecen increíblemente reales. En la producción de la secuela, Matrix Reloaded, el supervisor de efectos especiales John Gaeta comentó que las imágenes generadas por su equipo son tan impresionantes que “tal vez nuestra tecnología se torne en verdadera Matrix, y nosotros hayamos inadvertidamente liberado el frasco de cosa verde en el planeta”.

Pero lo que debe intrigar lo mismo es que existen propuestas científicas serias de que todo el universo, incluyendo nosotros mismos, es esencialmente el resultado de una gran computadora. Ya a finales de los años 60, el alemán Konrad Zuse sugería que todo el universo estaría teniendo lugar en las entrañas lógicas de una computadora. Zuse no era un cualquiera: construyó las primeras computadoras electromecánicas programables del mundo, él desarrolló el primer lenguaje de computador de alto nivel, y, entre tantas otras cosas, creó el primer programa de ajedrez en una computadora. Lo que no deja de ser curioso, dada a la metáfora del naturalista del siglo XIX Thomas Huxley que introduce este artículo.

La sugerencia de Zuse hacía referencia al tipo de computador en particular que estaría ‘girando’ nuestro universo, llamado autómata celular. El concepto de este tipo de computadora fue creado por otro gran pionero, el matemático húngaro John von Neumann, en los años 40 -a propósito, como una base de la idea de sistemas lógicos que fuesen auto-reproductores y que imitasen así la propia vida.

Konrad Zuse

Para entender básicamente lo que son los autómatas celulares, y ellos son un tanto diferentes del computador al que estamos acostumbrados, comenzamos con la metáfora del ajedrez de Huxley. Juegue sin las piezas, y hágalo solamente con el tablero. Cada casilla del tablero es una célula, y cada una de estas células puede ser blanca o negra. Ahora, el color de estas células no depende más del patrón monótono y fijo del ajedrez, sino que puede cambiar de acuerdo con reglas simples implementadas dentro de cada una de ellas. Estas reglas se ejecutan en todas las células simultáneamente, toda vez que un reloj suena. El tablero es ahora un autómata celular.

Cada célula de este autómata puede, por ejemplo, tener el siguiente conjunto de reglas: si hay tres células blancas inmediatamente vecinas, ella debe continuar o volverse blanca. Si hay dos células vecinas blancas, su color no debe cambiar. Si hay menos de dos o más de tres vecinos blancos, debe continuar o volverse negra. Y esto es todo. Si usted leyó estas reglas, lo que debe haber sido uno tanto plano, por lo menos debe haber percibido que son muy simples. Pero a partir de ellas, ejecutada en cada célula de nuestro autómata, puede surgir un orden increíble de complejidad.

Pantalla del programa Life32, basada en el Game of Life original de John Conway.

Esto fue demostrado de forma hermosa por un programa de computadora que se convirtió en una fiebre en los años 70: el Game of Life de John Conway. Usando exactamente las reglas descritas arriba, cada célula blanca estaba ‘viva’, y las negras, ‘muertas’. En una época que hoy ya parece remota, donde el tiempo de las computadoras era carísimo, horas y horas fueron gastadas por investigadores fascinados observando cómo surgía un orden inesperado: cuadrados centelleando, triángulos caminando y flechas zumbando, todo en patrones complejos cambiando, a cada latido del reloj.

Y resulta que el mismo autómata celular de reglas simples como el Game of Life de Conway puede funcionar exactamente como una computadora universal: es decir, representando información como células blancas o negras, y disponiendo diversas otras células de forma determinada, este simple juego de computadora puede simular cualquier computador imaginable, dando sus resultados como un determinado patrón de células.

La capacidad de cómputo universal de autómatas celulares simples nos lleva de vuelta a las especulaciones de que el universo sea una computadora. Esta especulación fantástica deriva esencialmente de una suposición: la de que el universo sea discreto, en otras palabras, que sea en esencia digital.

El mundo puede parecerse continuo, analógico en muchos aspectos: basta mirar el arco iris que parece variar sus colores continuamente. Pero parece solamente: la luz esta compuesta de partículas discretas llamadas fotones. En el mundo de lo infinitamente pequeño, regido por las leyes de la física cuántica, lo infinitamente pequeño puede simplemente no existir: las acciones se darían en paquetes, de forma discreta, en quanta. Hasta el mismo tiempo y el espacio no serían continuos: existiría una cantidad mínima de tiempo y espacio imposible de ser medidos, y posiblemente, de acontecer en nuestro universo. Y un universo donde el tiempo y el espacio ocurren a pulsos es justamente el universo de los autómatas celulares.

”Nuestra tesis es que algún modelo de autómata celular puede, en efecto, ser programado para funcionar como la Física (del Universo)”, dice Edward Fredkin, de la Universidad de Boston. Fredkin ya fue director del laboratorio de ciencia de computación del M.I.T., y ha sido uno de los más notables promotores del universo como computadora. Su ‘Mecánica Digital’ explicaría exactamente los aspectos más incompresibles de la mecánica cuántica.

Stephen Wolfram

Sin embargo, el más nuevo y ardiente defensor de éste abordaje es Stephen Wolfram, creador de uno de los programas de computo más usados del mundo. Wolfram se hizo millonario, y dedicó los últimos años a una búsqueda obstinada -y en gran parte obscura- para demostrar que los autómatas celulares pueden responder por toda la complejidad que encontramos en el mundo.

En el 2002, Wolfram finalmente lanzó el libro A New Kind of Science (Un nuevo tipo de Ciencia), un tomo voluminoso repleto de grabados, complementado por programas de computo de demostración. Se convirtió brevemente en bestseller, un hecho notable considerando las más de 1000 páginas y el tema hermético, pero no agradó mucho a la comunidad científica. Wolfram es acusado de no reconocer plenamente el trabajo de otros científicos en las teorías e ideas que expone, de no presentar ideas realmente nuevas, además de intentar llevar todas ellas demasiado lejos sin la base necesaria. “No es nuevo, y no es ciencia”, escribió el crítico David Drysdale.

El patrón de pigmentación en conchas puede ser reproducido por autómatas celulares con reglas definidas. Para Wolfram, esto evidencia procesos de computación que ocurren ya en la naturaleza.

El libro de Wolfram y, es claro, la película Matrix, divulga cada vez que más la idea de que el Universo es una computadora. Por detrás de esa divulgación amplia, sus creadores, de Zuse a Fredkin, ofrecieron una hipótesis seria e impactante. Tal vez, preguntar ‘¿qué es Matriz?’ sea al final de cuentas la misma pregunta fundamental hecha por la ciencia: ¿qué es el universo?

Cuarenta y dos

Edward Fredkin está buscando el coche en el estacionamiento, cuando su hijo dice: “Yo sé exactamente donde está el coche”. Sorprendido, él pregunta ¿dónde?”. Y lo que oye es “El coche está en el universo”. En caso de que el universo sea una computadora funcionando en algún lugar, nosotros podemos estar igualmente seguros de que donde quiera que sea, no es en este universo: como Fredkin llama, el lugar donde estaría nuestro universo es el Otro.

Podemos saber poco sobre el Otro. Una vez que contiene algo que es responsable de nuestro universo, y como nuestro universo puede crear computadoras universales, entonces el Otro es ciertamente capaz producir computadoras universales. Por otra parte, si las leyes físicas que conocemos son el resultado de reglas en un autómata celular, pueden existir muchas otras reglas, muchos otros universos. Y todos ellos pueden estar contenidos en el Otro, que a su vez puede tener leyes físicas imponderables a nosotros. Estudiar nuestro universo no dice mucho más de eso sobre el Otro universo.

Edward Fredkin

Sin embargo, no resistimos imaginarnos porqué estaría ‘girando’ nuestro universo. En uno de sus mejores cuentos, el escritor de ficción científica Isaac Asimov escribió sobre “La última pregunta”: cómo evitar el destino de nuestro universo en expansión, la muerte térmica. El año es 2061, y como no podía dejar de ser, la pregunta es hecha a un computador. Después de un breve silencio, la computadora informa: “Datos insuficientes para una respuesta”. Y a través de miles de millones de años, la humanidad se expande por el universo y se funde con sus computadoras -siempre para descubrir que la última pregunta todavía no puede ser contestada. Al final, cuando todo el universo es englobado por la computadora, cuando el caos ya reina, ella finalmente llega a una respuesta. Pero ya no hay nadie para conocerla excepto ella misma. La respuesta debe ser dada entonces por demostración, y la entropía del Universo será revertida. Y la computadora dice “!Que se haga la luz!” Y hubo luz.

Ficción aparte, si nuestro universo es solamente uno entre muchos que pueden ocurrir en el Otro, tal vez no exista un Creador, o mejor, un Programador. Como nota Jürgen Schmidhuber, del Instituto Dalle Molle de Estudios en Inteligencia Artificial en Suiza, en nuestro Universo-computadora una jícara de té no sólo sería el resultado de cálculos, sino que estaría efectuando cálculos para existir. ¿Qué computa? Probablemente nada muy interesante, pero si ella es una computadora efectuando un cálculo cualesquiera, nuestro propio universo podría estar teniendo lugar en el Otro como algo tan sin interés como una jícara de té es para nosotros.

A los que queden desanimados con la idea, podemos volver a la ficción científica. En ‘El Mochilero de las galaxias’, Douglas Adams cuenta que fuimos creados para computar la respuesta de la Gran cuestión de la vida, del universo y de todo. ¿La respuesta? 42.

Lea más

A Filosofia Digital de Edward Fredkin (en inglés)

Fredkin, Wolfram & God
A Hipótese de Zuse (en inglés)

Life32 – versión freeware para Windows(r) del Game of Life

Cellular Automata – Una excelente introducción a los autómatas celulares

The World According to Wolfram – Reseña del libro de Wolfram

Nota

A pesar de lo que pueda parecer, éste no es un plagio del artículo ‘Matrix: A realidade é uma ilusão?’ de Rafael Kenski, publicada en mayo de 2003 en la revista SuperInteressante. Todo este artículo fue escrito al comienzo de abril de 2003 para otro proyecto, pero tuvo que ser descartado exactamente debido a la semejanza (realmente pasmosa) con el artículo publicado en mayo en la revista SI. No sé si implantes alienígenas en mi cerebro transmitieron este artículo a la mente de Kenski, probablemente un alienígena reptiliano disfrazado entre nosotros. Sin embargo, para que este trabajo (aunque semejante, también diferente) no sea una perdida total, está aquí entonces para los visitantes de Marcianitos verdes, espero que lo aprecien a pesar de estar un poco lejos de la temática de ufología y paranormal.