Archivos de la categoría Astroarqueología

Los investigadores paranormales y Velikovsky suenan igualmente pseudocientíficos

Los investigadores paranormales y Velikovsky suenan igualmente pseudocientíficos

20 de abril de 2016

idoubtit4

imageEn enero de 2013, escribí sobre Immanuel Velikovsky, Mundos en colisión, y la pseudociencia, haciendo referencia al excelente libro de Michael Gordin The Pseudoscience Wars (2012). Bien, estoy escribiendo sobre él de nuevo, para ser incluido en un libro acerca de los grupos de investigación de aficionados “que suenan sciencey” y engañan al público. Volví a algunos de mis antiguas fuentes y encontré una buena. Es bueno saber que a pesar de que se le olvidó que alguna vez se pensó en esto antes, en realidad lo escribiste, y ahora te das cuenta que estabas en el camino correcto.

Una discusión fascinante por R.G.A. Dolby (1975) ofrece un estudio de caso sobre una idea popular que fue casi universalmente rechazada por los científicos ortodoxos, que se vendió directamente al público por una persona no experta, e incluso involucraba conexiones religiosas. Es un caso clásico de lo que llamamos pseudociencia.

Este artículo se puede seguir leyendo en:

https://idoubtit.wordpress.com/2016/04/20/paranormal-investigators-and-velikovsky-sound-similarly-sciencey/

Amigos de Skeptic

Amigos de Skeptic

Aaron Sakulich

Enlaces a algunos sitios a los que pienso que deberían ir

Consigo la mayor parte de la información que utilizo en mis artículos de los sitios pro-paranormales que no llegan a darse cuenta de lo loco que suenan sus reivindicaciones. No voy a linkearlos, principalmente porque no quiero aumentar su tráfico, ingresos por publicidad, o accidentalmente enviar a alguien allí y convertirlos en un verdadero creyente.

Sin embargo, recomendaré las organizaciones que se encuentran a continuación. Todas ellas tienen una gran cantidad de información sobre la continua batalla corriente entre las personas que creen en la lógica y la razón y las personas que creen en criaturas del espacio más allá de la luna y farsantes que doblan cucharas.

Me disculpo si esta página no es tan elegante. Si estás aquí y no quieres estar, o no eres de aquí y te gustaría estar, déjamelo saber.

Disfruten,

Aaron Sakulich

The Iron Skeptic

The Skeptic’s Dictionary

http://www.skepdic.com

imageRobert T. Carroll investigado a fondo y ha sido citado muchas veces en el campo de lo paranormal. Más énfasis en lo sobrenatural, pero hay un montón acerca de los ovnis, en un práctico formato de diccionario.

The James Randi Educational Foundation

http://www.randi.org

imageEl gran papa de todos ellos, el sitio increíble de Randi. Centrándose en los psíquicos, afirmaciones extraordinarias, y similares, el ex-mago los disecciona desde sus articulaciones.

Stop Sylvia Browne!

http://www.stopsylviabrowne.com/

image¿Psíquica real, o estafadora extraordinaria? Un catálogo de las actividades de la mujer que se ha negado a tomar el desafío de James Randi, erróneamente le dijo que tenía una enfermedad del corazón, nunca ha ayudado a encontrar a una persona desaparecida, sin embargo, todavía aparece en el televisor seis días a la semana.

Magonia

http://www.magonia.demon.co.uk/

imageInterpretar y entender la visión contemporánea desde antes de que yo fuera una broma sucia que mi padre aún no le había dicho a mi madre, este es el hogar de algunos de los mejores investigadores y escritores más ingeniosos en el inter-tubes-o-net. Recomiendo especialmente los de Martin Kottmeyer, a quien le debo una gran deuda por el envío de una pila de archivos hace varios años, incitándome a continuar mi lucha de una sola persona a pie en contra de la locura de algunos que afirman provenir de más allá de las estrellas.

Committe For Skeptical Inquiry

http://www.csicop.org

sepiafraudEstos tipos me hicieron miembro asociado porque les gustaban mis artículos. También fueron los que pusieron las cosas en perspectiva después de escribir un artículo sobre Betty y Barney Hill y recibir cientos de correos electrónicos mal escritos de odio. También son el único grupo en el mundo sin un logotipo; He utilizado este ovni mal photoshoppedado de color sepia de “Oregón 1927”. Como sea, son buenas personas.

http://www.theironskeptic.com/misc/links.htm

La “literatura” irracional

LA “LITERATURA” IRRACIONAL[1]

El éxito que tienen las publicaciones esotéricas, de temas paranormales, de ufología o del “más allá”, revela una enorme credulidad, causa y efecto de una profunda insuficiencia de espíritu crítico. Y, aunque en esta nota nos referimos a la prensa escrita, los mismos argumentos se pueden aplicar a los programas de radio y televisión que, abordando esta temática, han irrumpido recientemente en el ámbito nacional de la mano de reconocidos adalides del disparate y del dislate, que se autocalifican como “investigadores”.

Debemos reconocer que esto es, en cierto sentido, disculpable. Me refiero a la enorme credulidad y a la insuficiencia de espíritu crítico. Es de todos conocido que en la actualidad, un gran número de lectores de todo tipo de publicaciones (y en particular del tipo de revistas motivo de estas líneas), se ven obligados a confiar, a priori, y en gran medida, en los autores de las informaciones sobre las cuales el lector está insuficientemente informado y no puede tener un juicio autorizado. No se puede imponer la obligación de que estos artículos lleven una etiqueta certificando que son un producto de calidad, marcado al calce por un sello de rigor científico. Es fácil, entonces, hacer aceptar productos falsificados en lugar de mercadería auténtica, por poco que se conozca la manera de hacerlos aceptables. Como ejemplo de ello, aunque en otro rubro, no hay más que ir a los mercados de Tepito, La Lagunilla, La Merced y muchos de los puestos callejeros que comercializan productos falsificados, baratos pero de mala calidad, que copian burdamente a los originales.

Pues bien, las revistas de temas para anormales (perdón, quiero decir, las revistas de temas paranormales) que copan los puestos de periódicos, en su mayoría de procedencia extranjera (España principalmente, aunque se pueden ver algunos ejemplos de pasquines americanos, ingleses y argentinos, sin olvidar los de origen nacional), han puesto cuidadosamente a punto sus técnicas de difusión. La presentación editorial de dichas revistas, que son grandes logros editoriales, constituye un éxito.

Pero si bien una presentación cuidada, un diseño moderno y portadas llamativas con títulos sugestivos atrae lectores, uno pensaría que sólo podría retener a estos lectores aportándoles “materia para pensar”. El caso de estas revistas es muy curioso ya que, si analizamos el contenido, no cumplen con estos requisitos y sin embargo sus ventas se mantienen. La razón es obvia, dan gato por liebre. Se presentan como revistas de divulgación. Más aún, ¡se dicen de divulgación científica! (los más moderados hablan de “ciencias de frontera”) y han adoptado la política de proporcionar al público este “alimento del cerebro”, sin importar si la moneda es buena o falsa, con tal de que sea accesible, no presente esfuerzo de lectura y mantenga el interés del lector.

Sin duda alguna la literatura sobre los “mundos para lelos” (disculpen…, quise escribir, “los mundos paralelos”) ofrece la materia ideal. Permite “pensar”, ya que se trata de “ciencia”, y quien dice ciencia sobreentiende saber de calidad; pero la verdad es que este tipo de “literatura” no exige ni los esfuerzos ni los renunciamientos que reclama la “ciencia oficial”.

Hay que aceptar que dentro de la literatura de lo insólito no todo es ficción: la invención se puede construir sobre datos positivos, lo que ayuda a generar la confianza del lector. Aunque no se desdeña la pura invención, es más común partir de un elemento tangible, aunque no necesariamente válido. El cimiento puede ser un sueño, un relato, una tradición y hasta un hecho científico. Para engendrar maravillas fantásticas la materia importa poco. Lo que vale es la técnica. Los editores de estas revistas han desarrollado una técnica teratológica sin que nada la límite: ni la verdad, ni la naturaleza de las cosas y mucho menos el espíritu crítico de los lectores.

La puesta en escena de esta técnica se rige por el principio de “todo vale, todo está permitido”: lo que asegura mayor éxito a los autores a mayor incontinencia imaginativa. En otras palabras, aun cuando estos escritores invoquen el sentido común, el rigor de pensamiento e incluso el método científico, ello no implica que los utilicen; se dispensan de tomarlos en cuenta.

Los “insolitólogos” no demuestran, afirman, y sus afirmaciones pueden ser de diversos tipos:

Afirmación por insinuación. Es la más practicada. La forma dubitativa permite concebir todo, adelantar todo, por medio de un vaivén de sugerencias que, aparentemente, no afirman nada, pero que se repiten, se refuerzan y, al final, se llegan a imponer. Del indicativo pasan al condicional, el modo que tanto favorece a la afirmación que no afirma, pero que permite comprender con medias palabras al iniciado. Este deslizamiento sutil de lo posible en suspenso a lo posible realizable, que se convierte rápidamente en una certeza, conduce a la férrea aceptación de lo que sigue siendo esencialmente una hipótesis.

Afirmación por halago. Es la más fácil. Se recusa a esos personajes celosos y fosilizados que son los científicos y se hace un llamado a la inteligencia del lector, quien muy halagado, admite a ojos cerrados los viajes a velocidades superiores a la de la luz o el poder de la mente sobre la materia.

Afirmación difamatoria. Contrapartida de la anterior. Permite decir sus verdades a los científicos, que se niegan a caminar sobre la cabeza.

Afirmación nebulosa. Claro engendro del cerebro de los brujos y videntes. Es tanto más convincente cuanto que, como no se puede comprender a estos iluminados, no queda más remedio que creerles bajo palabra.

Afirmación paralógica. Por medio de ella se puede ir sacando cualquier cosa de cualquier otra, de deducción en deducción.

Afirmación por medio de la interpretación de cuentos o símbolos. Permite introducir en el campo de la realidad, las más extravagantes nociones, gracias a ese sobreentendido permanente del ¿por qué no?

Afirmación in verificable. Es la más segura y la más impúdica. Se ejerce anunciando hechos que el lector más exigente es incapaz de verificar por falta de los medios necesarios para hacerla. Coadyuva el hecho de que en ninguna de estas revistas se citen referencias bibliográficas o de otro tipo.

Afirmación masiva. Es la más frecuentemente repetida. ¿Cómo dudar de lo que todo mundo dice? ¿Por qué no creer lo que todos afirman?

Afirmación por interpretación. La más peligrosa, Estas revistas presentan fenómenos científicos cuyo desarrollo puede parecer paradojal, y hasta anormal, al profano, ya sea porque constituye un caso particular y poco conocido de uno más general, ya sea porque moviliza las relaciones complejas, difícilmente traducibles a un lenguaje familiar, o porque simplemente se le supone una cierta anomalía cuando en realidad no existe tal. Los escritores de lo oculto señalan la pretendida “extrañeza” y luego interpretan libremente los hechos, mágicamente, fantasmagóricamente, introduciendo en el corazón del fenómeno prodigios impresionantes que, muy naturalmente, son calificados de científicos.

Afirmación por ocultamiento de datos e inducción al pensamiento mágico. Desde el Retorno de los Brujos (de Pawels y Bergier) hasta los programas y videos de nuestro conocido Maussan, pasando lógicamente por la desaparecida revista Duda, los autores de estas obras presentan sólo una cara de la moneda: la mágica, la extraordinaria o la extraña y luego piden que sea el propio lector el que saque sus “propias” conclusiones. No se le da la oportunidad de que conozcan el reverso de la moneda y cuando algún escéptico lo intenta, rápidamente lo descalifican o le imponen una veda cerrándole las puertas a los medios masivos de comunicación.

La pregunta es ¿sabrán los lectores de estas revistas que los están engañando y en lugar de alimento cerebral están recibiendo, como las gallinas, su propio excremento cerebral procesado? Lo más seguro es que no hayan caído en la cuenta, y por lo tanto la culpa la tiene el indio además del compadre.

La tarea de educar al público y refutar las pseudociencias o las creencias en los pensamientos mágicos no es labor exclusiva de los científicos, es también obligación de los intelectuales, entendiéndose por ello a los humanistas y literatos, y en general de todo aquel que haga uso de la razón. ¿Qué está usted haciendo por evitar el avance del oscurantismo?


[1] Publicado originalmente en Planeta X, Septiembre 1998, No. 3, págs. 142-143.

Hombre de Tyler dice que encontró fósiles del diluvio de Noé

Hombre de Tyler dice que encontró fósiles del diluvio de Noé

Mar 16 2016

Por Risa Morris

rocks 1TYLER (KYTX) – Un hombre del este de Texas cree que encontró fósiles del diluvio de Noé y un autoproclamado experto en fósiles dice que tiene razón.

“Desde el diluvio de Noé al frente de mi casa, ¿cuánto mejor puede conseguir?”, dijo Wayne Propst.

Propst está aturdido. Estaba ayudando a su tía sacando un poco de suciedad fuera de su casa en Tyler cuando se dio cuenta de esto.

rocks 2“Lo que es realmente interesante para mí es que estamos hablando de la mayor catástrofe conocida por el hombre, la inundación que afectó a todo el mundo”, dijo Propst.

Llamó al autoproclamado experto en fósiles Joe Taylor, que confirmó que lo que encontró Propst es, de hecho, del momento del arca de Noé y dice que el hallazgo de fósiles en Tyler es rara.

rocks 3“Nunca he oído nada acerca que parta de allí, me sorprende lo que encontró allí”, dijo Taylor.

Durante días, Wayne y su tía Sharon han estado peinando a través de esta tierra con la ayuda de algunos niños del barrio.

rocks 4“Sólo tomé mi cepillo de dientes y trabajé en él hasta que lo tuvimos”, dijo la tía de Wayne, Sharon Givan.

Y envió las imágenes de Taylor.

rocks 5“Y pensar que como él dice tenemos algo en nuestro patio que se remonta a cuando Dios destruyó la tierra. Es decir, cuánto mejor podría ser cualquier cosa”, dijo Givan.

Para un hombre que amaba a los dinosaurios de niño, Propst dice que esto no podría ser más chido.

rocks 6“Ahora todo lo que tengo que hacer es ir por delante de la casa de mi tía y recoger algo de cuando empezó todo. Ni siquiera tengo que buscar más”, dijo Propst.

Para el registro, no hemos verificado independientemente si las rocas son de hecho históricas.

http://www.cbs19.tv/story/31488856/tyler-man-says-he-found-fossils-from-noahs-flood

KYTX CBS19.tv – News, Weather, & Sports | Tyler-Longview

La “batería de Bagdad”

La “batería de Bagdad”

“Voy a ser lo que soy, y no tratar de alterarme”.

~ Mucho ruido y pocas nueces, Acto I Escena II

Aaron Sakulich

baghdad-batteryComo ingeniero, es bastante embarazoso para mí admitir que no tengo ni idea de cómo funciona una batería. Mi comprensión actual (que no es un juego de palabras) es que, en determinadas condiciones, los átomos pueden liberar electrones, que son al parecer tanto ondas como partículas. Para mí, eso significa que ellos se ven como pelotas de ping pong amarillas que se mueven poco. Por lo tanto, fue con gran inquietud que leí de la “batería de Bagdad”.

La “batería de Bagdad” es el nombre dado a un objeto encontrado por Wilhelm Konig. Es una pequeña olla de barro, cerca de 5 pulgadas de largo, que contiene un cilindro de cobre y una barra de hierro. Estos objetos pasan a través de un tapón hecho de asfalto en el cuello del frasco. Nada más y nada menos.

Entonces, ¿cómo este pequeño cubo que contiene metal consigue ese gran nombre? Bueno, si uno llena el recipiente con un ácido (por ejemplo, algunos jugos de frutas) o un Akali (tales como cenizas mezcladas con agua), una reacción química tendría lugar que crearía electricidad. Por lo tanto, la historia dice que este frasco es un claro ejemplo de la primera batería moderna, creada mucho antes del Conde Volta.

Si uno escucha a los entusiastas de los ovnis, su versión de la historia es algo como esto: hace miles de años, un hombre en lo que hoy es Irak hizo la batería. Claramente, tal química avanzada iba más allá del nivel de conocimiento en el momento, por lo que debe haber sido ayudado por los ovnis, Bigfoot, fantasmas, o lo que su personaje favorito paranormal.

La “batería” es capaz de producir una corriente minúscula, pero muchas sumadas podrían ser algo poderoso, y por lo tanto utilizarse para galvanizar la joyería, o podría haber sido utilizada por los sacerdotes para convencer a los fieles de su poder religioso (tocando un ídolo o en el tubo conectado a la batería le daría uno un ligero choque, que en la antigüedad habría sido asombroso) o eso, o muchas de ellas podrían conectarse juntas para abastecer a una ciudad.

Dependiendo de a quién escucha, la comunidad científica, o bien no le importa, o está involucrada en una conspiración al más alto nivel para encubrir la evidencia de que los primeros antepasados de la humanidad estaban en contacto con los hombres del espacio.

battery_BBCHay, siento tener que decir, una serie de cosas que no se dicen del todo acerca de la historia, y que son simple y lógicamente deshonestas: – Nadie puede estar de acuerdo en la procedencia de la batería. Algunos dicen que Wilhelm Konig la encontró durante una excavación arqueológica cerca Khujut Rabu, y otros dicen que la encontró en el sótano del Museo de Bagdad cuando se hizo cargo de curador. Como siempre, a más versiones de una historia, más sospechoso debe estar al respecto.

– Nadie puede ponerse de acuerdo sobre de dónde viene la batería. La mayoría de los autores citan como siendo de la época de los partos, en algún momento entre 250 aC y 225 dC. Los que conocen el arte señalan que las vasijas de barro se hacen en el estilo de un pueblo llamado los sasánidas, que vivió entre 250 – 650 dC aproximadamente. Si estos artefactos son tan increíblemente importantes como los entusiastas de lo paranormal quieren hacernos creer, ¿por qué hay una gama de 900 años en la fecha de su origen? ¿Qué está causando el problema?

– Es un hecho que la “batería” se hace de una olla de barro con dos piezas de metal y un tapón de asfalto. La única evidencia de que hubiera funcionado como una batería es que las pruebas químicas mostraron que en algún momento el bote “contenía una sustancia ácida”. Eso demuestra una cosa, y sólo una cosa: Que contenía una sustancia ácida. Implica, pero de ninguna manera demuestra, que era capaz de funcionar como una batería.

– Los usos de un objeto, no son más que una suposición. Algunos afirman que podría ser utilizada para engañar a los fieles confiados en la creencia en el poder de sus sacerdotes; sin evidencia dura, o pruebas de cualquier otro tipo, es tan probable que esta teoría es una manifestación del odio execrable e irracional que algunos hombres de ciencia tienen para la religión en general. Algunos afirman que podría ser utilizada como un medio de galvanoplastia, es decir, la deposición de una capa delgada de un metal (por ejemplo, oro) en otro (plomo, tal vez) para adornar la joyería o en contra comerciantes confiados. Sin embargo, ni una sola pieza de material galvanizado nunca se ha encontrado, por cualquier persona, procedentes de cualquier lugar en el mundo antiguo. Por lo tanto, hay tanta evidencia de esto en cuanto a mi teoría personal, de que la “batería” se utilizó para alimentar el primer perrito robot del mundo. (Cabe mencionar que a finales de los años 70, el Dr. Arne Eggebrecht, entonces director de Roemer and Pelizaeus Museum, construyó varias réplicas, las conectó, y afirmó galvanizar una capa de plata de 1 micra de espesor. Sin embargo, ella no tomó notas de laboratorio, ni registró nada de su experimento, y nadie científicamente ha duplicado sus resultados. Se hizo en el programa de televisión Mythbusters, pero esos son los mismos tipos que “científicamente han demostrado” que si disparas un arma hacia arriba en el aire, la bala no tendrá la energía suficiente para matar a una persona cuando aterriza en ellos, haciendo caso omiso de una gran cantidad de evidencia de traumas.

– No hay pruebas que sugieran la implicación de los ovnis o fenómenos paranormales en general. El objeto está hecho de materiales de la tierra perfectamente normales que habrían estado ampliamente a disposición de quien la construyó. La idea de que un pueblo antiguo no podría haber construido un dispositivo simple, tal vez por accidente, limita con el racismo.

– Muchos teorizan que podría haber más de estos dispositivos en el mundo, pero ya que las partes son tan simples y, de ser desmontada, podrían ser fácilmente confundidas con objetos de todos los días. Por otro lado, en los casi 80 años desde que el objeto ha existido, no sé de ningún otro arqueólogo que, al mirar por encima de su colección, llegó a la conclusión de que algunas cosas que tenía podrían funcionar como fuentes de energía.

– Cuando se bien a fin de cuentas, no hay absolutamente ninguna evidencia de que la “batería” es distinta de un frasco perfectamente normal con tal vez una tapa de aspecto raro. Es igualmente posible que el fabricante de la batería de Bagdad decidiera añadir un toque artístico a la tapa, y lo utilizó para almacenar jugo, completamente ajeno a las propiedades eléctricas que tenía todo el dispositivo. No hay evidencia de cualquier manera, por lo que debemos tomarla como lo que es hasta que la investigación adecuada pueda llevarse a cabo: un frasco.

La historia de la batería de Bagdad es, por ahora, sólo una historia. La afirmación de que fue utilizada como fuente de energía es engañosa, en el mejor de los casos, y el hecho de que en realidad nadie sabe cuándo o de dónde vino el objeto, por sí solo debe ser una fuente de gran precaución cuando se habla de ella. Se necesitan más estudios sobre el objeto, pero creo que, por el momento, todos podemos concordar que el museo en Bagdad tiene asuntos más urgentes en su placa en este momento. Los entusiastas de los ovnis son incapaces de examinar que un artefacto es sin duda el más pequeño de los muchos horrores de la guerra; Estoy dispuesto a esperar a que un estudio científico adecuado del dispositivo antes de llegar a ninguna conclusión, aunque el caso sin duda se ve mal. Sugiero que usted adopte la misma actitud paciente antes de saltar a conclusiones sobre las naves espaciales y los hombres de más allá de las estrellas.

Nos vemos

http://www.theironskeptic.com/articles/battery/battery.htm