Archivo de la categoría: Astroarqueología

La conciencia: la última frontera marginal

La conciencia: la última frontera marginal

2/8/2019

Los lectores habituales recordarán a Jeffrey J. Kripal, profesor de filosofía y pensamiento religioso en la Universidad de Rice, porque hace unos años declaró que una pintura del Renacimiento representaba un verdadero platillo volador y, más recientemente, porque realizó un simposio sobre ovnis. En una entrevista reciente, Kripal ha hecho una nueva afirmación sorprendente que encuentra más paralelos con las divagaciones pseudo-religiosas de los Ancient Aliens de la última temporada. Kripal dice que cree que la imaginación humana no necesariamente genera sus propias ideas, sino que puede ser un conducto para recibir mensajes sobrenaturales desde el exterior. Esto es sorprendentemente similar a la afirmación de Ancient Aliens de que los genios no tienen ideas originales, sino que los alienígenas superiores del espacio han transmitido sus pensamientos en sus cabezas.

Kripal también abrazó al autor de Comunión, Whitley Strieber, con quien escribió un libro sobre lo sobrenatural, y comenzó a describir al abducido alienígena como un “profeta”, aunque no cree que el secuestro de Strieber haya ocurrido en el mundo físico.

No sé qué está pasando con Kripal, pero su órbita cada vez más cercana a la escuela de Ancient Aliens de especulación casi espiritual seguirá brindando ayuda y socorro a los teóricos de los antiguos astronautas mientras continúan su búsqueda para especular su camino hacia la fama y la fortuna.

Pero lo que me molesta es esta desviación hacia una espiritualidad extraña. Ha pasado mucho tiempo en llegar, nacido del fracaso de los ovnis y los extraterrestres para producir cualquier evidencia tangible de su realidad. Sin embargo, las versiones recientes de la espiritualidad paranormal están muy lejos de los platillos voladores espirituales de la década de 1950, que imaginaban a ángeles y demonios montados en discos plateados. Ahora, la espiritualidad parece orbitar alrededor de la Nueva Era/ideas gnósticas de conciencia y realidad falsa.

Recordará que Graham Hancock ha tomado la conciencia como un tema principal de su trabajo de los últimos días y afirma que las drogas alucinógenas proporcionan un camino hacia la comunicación con entidades cósmicas. Desde este punto de vista, nuestras mentes se convierten en receptores para transmisiones desde otras dimensiones, de la misma manera en que Kripal imagina que la imaginación aprovecha fuerzas sobrenaturales. De manera similar, Ancient Aliens enfatiza continuamente el Registro Akáshico de la Teosofía, la biblioteca imaginaria de toda la sabiduría en el cielo que los psíquicos pueden visitar mentalmente para acceder a las verdades ocultas. Y, por supuesto, no podemos olvidar la hipótesis de poltergeist ovni perseguida por Hal Puthoff, Robert Bigelow y otros, que imagina que los platillos voladores son manifestaciones de energía fantasmal de otras dimensiones, que se filtran a través de los agujeros de gusano.

En el extremo más ridículo del espectro, el geólogo Robert Schoch también está espiritualizando sus afirmaciones y abrazando una exploración casi religiosa de la conciencia. Schoch es más famoso por su radical renovación de la Esfinge a miles de años antes del Egipto dinástico, y el año pasado, cuando murió su colega John Anthony West, Schoch expresó su creciente creencia de que el mundo material existe dentro de un contexto sobrenatural más amplio, aunque sea uno donde lo sobrenatural es una especie de propiedad inherente inexplicable del hidrógeno:

Sin embargo, ¿qué pasa si nuestro Sol y las estrellas son realmente conscientes? ¿Qué pasa si, cuando morimos, nuestra conciencia tiene el potencial de convertirse literalmente en una estrella, o unirse con la conciencia ya existente de nuestro Sol o quizás alguna otra estrella? Esto es algo que Katie (mi esposa, ella conocía bien de JAW) ha estado desarrollando, y ciertamente JAW estaba intrigada por sus ideas. Las estrellas están compuestas en gran parte de hidrógeno, y se ha demostrado que el hidrógeno puede codificar información. ¿Estamos a punto de comenzar a comprender, en términos modernos, el núcleo de la ciencia sagrada? ¿Se transporta la esencia de nosotros mismos (tal vez a través del hidrógeno o sus componentes) a los cielos?

Aparentemente, la afirmación se hizo por primera vez en el libro Forgotten Civilization de Schoch 2012, aunque no lo he leído y no estoy familiarizado con él.

Me arriesgaré y sugeriré que, si tuviéramos realmente una esencia sobrenatural, no puede ser esencializada y física como el hidrógeno. (¡Si pudiera, imagínate cuántos dioses murieron cuando explotó el Hindenburg!) Pero me fascina la idea de que Schoch quiera tomar el misticismo de Wests, heredado de Schwaller de Lubicz, y convertirlo en algo material.

Individualmente, todas estas afirmaciones, y los esfuerzos relacionados de figuras más comunes, como las afirmaciones de Avi Loeb de que aceptar a los antiguos astronautas pueden mejorar la moral humana, son mucho ruido. Pero en conjunto, forman un patrón y sugieren que el motivo subyacente detrás de la exploración de la ufología, la historia marginal y similares no es científico sino más bien religioso, y busca un sustituto de la fe tradicional en una era posmoderna. Hemos recorrido este camino muchas veces en nuestras discusiones aquí, pero mientras más ejemplos se agreguen a la lista, más claras serán las motivaciones.

http://www.jasoncolavito.com/blog/consciousness-the-fringes-final-frontier

Avi Loeb se duplica en un nuevo estatus como antiguo gurú de la nave espacial

Avi Loeb se duplica en un nuevo estatus como antiguo gurú de la nave espacial; Además: Joe Rogan dice que Tom DeLonge no puede reconocer los engaños ovnis

7/2/2019

Jason Colavito

La semana pasada, escribí sobre la forma en que el astrofísico de Harvard Avi Loeb, quien sugirió que el objeto interestelar Oumuamua podría ser una sonda alienígena, parece estar utilizando su hipótesis especulativa para dedicarse a filosofar pseudo-religioso sobre la moral y la ética. En un perfil publicado el lunes en el Washington Post, básicamente confirmó todo lo que obtuve de su reciente publicación en el blog Scientific American, y añadió una porción extra de un culto a la personalidad. Parece como si quisiera usar la posibilidad de los antiguos astronautas para convertirse en la versión astronómica de Jordan Peterson o Steven Pinker. El pasaje clave del artículo presenta a Loeb discutiendo cómo puede convertir la publicidad sobre su cosmología sustituta kumbaya en una mayor fama y menos responsabilidades laborales:

En cuestión de meses, Loeb se ha convertido en una alternativa de un solo hombre al canto de las noticias terrestres.

“Cambia tu percepción sobre la realidad, solo sabiendo que no estamos solos”, dice. “Estamos luchando en las fronteras, en los recursos… Nos haría sentir parte del planeta Tierra como una civilización en lugar de que los países individuales voten por Brexit”.

Así que ahora él es famoso, diseñándose a sí mismo como alguien que cuenta la verdad y asume riesgos en una época de científicos demasiado conservadores y quiescentes.

“El enfoque general [es] que puedes tomar tu café por la mañana y esperar lo que encontrarás más adelante. Es un estilo de vida estable, pero para mí se parece más al estilo de vida de una persona de negocios que de los científicos”, dice.

“Lo peor que me puede pasar es que me liberen de mis tareas administrativas, y eso me dará aún más tiempo para concentrarme en la ciencia”, agrega Loeb. “Todos los títulos que tengo, puedo devolverlos. De hecho, puedo volver a la granja”.

Independientemente de si su hipótesis sobre el origen de Oumuamua como una sonda alienígena espacial contiene agua (la mayoría de los científicos dicen que no, pero no es imposible, aunque la ultima idea es que es una porción de polvo de cometas), la actitud de Loeb me molesta. A lo largo de la entrevista con el Post, parece ansioso por considerarse un populista frente a una camarilla de científicos elitistas. En un momento dado, literalmente dice que no se suscribe a un “sistema de clases” que clasifica a los académicos como “elite”. Dijo que mientras posaba para fotos heroicas junto al Gran Refractor, un telescopio del siglo XIX, y dejó caer el nombre de personas famosas que ha conocido.

Loeb también adoptó el lenguaje de los teóricos de los antiguos astronautas, refiriéndose a la “modestia cósmica” para sugerir que los humanos deberían suponer que existen extraterrestres avanzados y que los humanos no son especiales, una versión menor del tradicional de los antiguos astronautas absténgase de que los humanos son “arrogantes” si no imaginan que los extraterrestres superiores estén en control de nuestro destino. Ambas son inversiones de la afirmación religiosa tradicional de que los humanos son el centro de la creación. Si bien la posición de Loeb es defendible y estadísticamente lógica, el lenguaje que utiliza es más reflexivo, como señalé la semana pasada, de la postura social y política que de la investigación científica.

El final de la pieza es revelador. El reportero señala que Loeb hizo que sus estudiantes de astronomía de primer año lo reconocieran como el hombre que especuló sobre los orígenes extraterrestres de Oumuamua y sonrió ampliamente cuando uno de ellos lo hizo.

Loeb se topó con una afirmación que despertó el interés popular, y parece que está preparado para llegar a la fama de la cultura pop.

Hablando de eso … La mayoría de los lectores recordarán que el ex miembro de Blink-182, Tom DeLonge, ha usado su fama de estrella de rock para promover su ecléctica Academia de Artes y Ciencia A las Estrellas, y su misión múltiple para desarrollar medios con temática ovni, perseguir la divulgación ovni, y desarrollar tecnologías de propulsión de alta tecnología para imitar a los ovnis.

De todos modos, su ex compañero de banda Travis Barker estuvo en la Joe Rogan Experience esta semana, y él y Rogan discutieron la pasión de DeLonge por los ovnis.

El intercambio más revelador se produjo cuando Rogan describió cómo él y DeLonge vieron juntos supuestos videos de ovnis y Rogan pudo identificar inmediatamente los videos como falsos. Pero a pesar de ver lo que Rogan describió como algunos de los videos ovni más falsos que se han hecho, Rogan dijo que DeLonge creía de manera creíble que cada uno de ellos era auténtico. “En su mente, estaba viendo una verdadera nave espacial extraterrestre”, dijo Rogan. Esto recuerda el momento en que DeLonge compartió una imagen fija de Taken de Steven Spielberg y la confundió con una fotografía del gobierno de un ovni. Este tipo de extrema credulidad explica mucho sobre To the Stars.

http://www.jasoncolavito.com/blog/avi-loeb-doubles-down-on-new-status-as-ancient-spaceship-guru-plus-joe-rogan-says-tom-delonge-cant-recognize-ufo-hoaxes

Científico de Harvard especula acerca de los astronautas antiguos como sustitutos de Dios

Científico de Harvard especula acerca de los astronautas antiguos como sustitutos de Dios, pregunta si su existencia haría a la humanidad más moral y responsable

29/1/2019

Jason Colavito

Nota: debido a una serie de obligaciones que tengo esta semana, las publicaciones de mi blog serán más breves de lo habitual varios días esta semana. Espero que no te importe demasiado.

Hoy quería hablar sobre una publicación de blog en el sitio web de Scientific American por Abraham (Avi) Loeb, presidente del departamento de astronomía de la Universidad de Harvard y un montón de otros títulos impresionantes relacionados con la astrofísica. Sin embargo, a pesar de su extensa carrera, es más conocido por el público por su afirmación de 2018 de que el objeto interestelar anómalo “Oumuamua podría ser una pieza de tecnología alienígena. Este fin de semana escribió sobre la idea, tan popular entre los teóricos de los antiguos astronautas, que los extraterrestres avanzados serían indistinguibles de Dios. Si bien él atribuye la idea a una variación de la tercera ley de Arthur C. Clarke (propuesta por primera vez en 1973), los lectores habituales sabrán que H. P. Lovecraft escribió historias sobre humanos que confunden a los extraterrestres avanzados con las deidades en la década de 1920, y los antecedentes de la idea pueden ser encontrados en la teosofía décadas antes.

Más específicamente, a Loeb le preocupa que la humanidad no esté preparada para reconocer la roca espacial “Oumuamua como una pieza de tecnología extraterrestre, incluso si fuera una, tanto como los primeros humanos solo habrían entendido un iPhone como una roca brillante debido a su falta de un marco de referencia adecuado. Este es, por supuesto, el mismo argumento que Erich von Däniken formuló en Chariots of the Gods cuando sugirió que los humanos no tenían el vocabulario para entender correctamente las ruedas que se ven en la visión divina de Ezequiel como un platillo volador, y que el experimento mental de Loeb es básicamente el mismo. von Däniken en Charriots, imaginando cómo los alienígenas primitivos podrían interpretar a los astronautas de la NASA. También es casi exactamente lo inverso de la loca afirmación hecha por Jacques Bergier en Extraterrestrial Visitations from Prehistoric Times to the Present (1970; traducción inglesa 1973) cuando afirmó que había entendido correctamente un fragmento de hierro meteórico conocido como el Dr. Gurlt Cube como “recolectores de datos del mismo tipo que las bandas magnéticas, pero mucho más perfeccionadas”.

Pero por extraño que sea ver a un astrofísico de Harvard recurrir al estilo de argumento de los teóricos de los antiguos astronautas para especular sobre la tecnología alienígena espacial antigua, me preocupaba más ver que Loeb realmente no parece ver la ciencia como si fuera suficiente. Repite repetidamente las cuestiones de panspermia y colonización interestelar en términos morales. En un pasaje, aboga por que la humanidad “sembrara” otros planetas con “la vida tal como la conocemos” para preservar “las cosas que nos importan” de la destrucción que pueden provocar las armas nucleares, el cambio climático, etc. El hecho de que este sueño de pipa sea una jeremiada sobre la civilización contemporánea en lugar de un plan para el futuro se puede ver en el hecho bastante obvio de que incluso si “sembramos” otros planetas, gracias a la selección natural y los diferentes entornos que se encuentran incluso en los planetas más terrenales, lo que sea que crezca allí con el tiempo, no serán “cosas que nos interesan”, a menos que estés realmente caliente por las cuatro bases del ADN y algunos principios biológicos muy generales. No puedes lanzar semillas al espacio y conseguir un planeta de cachorros y conejos.

Pero mira cómo cierra su post:

Si la vida se sembró artificialmente en la Tierra, uno podría preguntarse si los sembradores están verificando el resultado. Y si es así, el hecho de que no hayamos oído hablar de ellos puede indicar que están decepcionados. El experimento puede haber fallado, o simplemente somos demasiado lentos para madurar. Bueno, esto puede no ser una sorpresa dado el modo irresponsable en que nos comportamos a veces. Tal vez si supiéramos que alguien está mirando por encima de nuestros hombros, lo haríamos mejor. No es demasiado tarde para descubrirlo, utilizando los mejores telescopios que tenemos a nuestra disposición.

¿Cómo sabes que los alienígenas están decepcionados? ¿O que podrían estar? Tal vez simplemente están muertos. O nunca existieron en primer lugar. Esto no es ciencia sino moralidad. Loeb declara abiertamente que los extraterrestres no solo son indistinguibles de los dioses, sino un sustituto de Dios. Parece estar proyectando en los cielos un descontento que siente con los desafíos sociales y políticos en la Tierra, y está casi buscando recrear a un Padre del Cielo desaprobador para proporcionar una justificación sobrenatural para los cambios sociales y políticos que no ocurren normalmente.

Todo el mundo sabe que los científicos son robots humanos en lugar de puramente racionales, pero es extraño ver los fundamentos casi religiosos de la búsqueda de extraterrestres reconocidos tan abiertamente por alguien que realmente debería saber mejor que mezclar los hechos sobre la vida extraterrestre con un anhelo emocional por figuras parentales sobrenaturales para resolver los problemas de la humanidad.

http://www.jasoncolavito.com/blog/harvard-scientist-speculates-about-ancient-astronauts-as-surrogates-for-god-asks-if-their-existence-would-make-humanity-more-moral-and-responsible

Arqueólogo desafía mi revisión del episodio de Megan Fox en Viking Women

Arqueólogo desafía mi revisión del episodio de Megan Fox en Viking Women

1/3/2019

Jason Colavito

Parece que hace una vida que Megan Fox lanzó Legends of the Lost con un episodio dedicado a la cuestión de los roles de las mujeres en la sociedad vikinga, y es posible que la cantidad de artículos y reseñas dedicadas al programa superara la cantidad de personas que en realidad vieron la serie. De hecho, si diciembre no hubiera sido un mes tan lento, probablemente habría ignorado el programa por completo. Pero revisé ese primer episodio, y el profesor de arqueología Howard M. R. Williams, de la Universidad de Chester, quien se especializa en arqueología mortuoria, particularmente en contextos anglosajones y escandinavos, ha publicado una larga refutación a mi crítica, y la de otros críticos de Fox, acusándome de no apreciar completamente la profundidad de la originalidad en la descripción de Fox de la vida vikinga, calificando mi crítica como “completamente errónea”

Williams y yo abordamos el tema desde perspectivas muy diferentes y estamos escribiendo para audiencias muy diferentes. Esta es una razón por la que nuestros puntos de vista tienden a divergir sobre el tema de lo que entendemos por “nuevo”. Por ejemplo, Williams cree que la discusión de Fox sobre el papel de las mujeres en la cultura vikinga es notablemente diferente de las descripciones anteriores de los vikingos en los medios de comunicación principales, y, por lo tanto, me equivoco al criticar a Fox por aclamar sus pruebas como nuevas:

Con respecto a la historia del episodio, la historicidad de las mujeres guerreras, su punto principal es que Fox está afirmando algo como nueva evidencia, pero ya sabemos que es cierto. Aparentemente, ya sabíamos que las mujeres tenían un papel más importante en la sociedad vikinga (¿más importante que cuando?). Este es, sin embargo, un estereotipo propio, arraigado en la literatura de la saga del siglo XIII y su romantización de la era del asentamiento hasta e inmediatamente después de la conversión cristiana (siglos IX-XI aC). Esta es, por lo tanto, una perspectiva de élite medieval que necesita un debate y una crítica sostenidos en sí mismos.

Aquí tenemos una pequeña división en términos de lo que entendemos por “nuevo”. Williams tiene razón en que muchos documentales no describen completamente el papel de las mujeres en la sociedad vikinga como enmarcado a través de la lente de la erudición moderna. Un montón de basura en el cable regurgita los estereotipos de la década de 1960 y cualquier trampa que puedan dragar de forma gratuita del dominio público. Hasta ese punto, Fox hizo algo bueno al poner material de televisión que por lo demás se limitaba a libros, artículos académicos y museos. Por lo tanto, hasta ese punto, es “nuevo” en el sentido de que las audiencias de televisión probablemente no lo han visto antes.

¿Pero es “nuevo” en el sentido de que nadie lo sabía antes de Fox? ¿O, en menor medida, antes del artículo de la revista académica 2017 que identificó un entierro de guerrero vikingo conocido como Bj581 como el de una mujer?

Como señala Williams, la historicidad de las mujeres guerreras no es aceptada universalmente. Una de las razones de esto es la división entre aquellos que dan mayor credibilidad a las fuentes históricas y aquellos que requieren evidencia física irreprochable. Hasta este punto, los victorianos lo tuvieron ligeramente mejor que nosotros porque aún no se habían divorciado de la historia de la arqueología y aceptaban más los relatos literarios, lo que Williams considera problemático. Si solo tuviéramos mitos y leyendas, entonces este sería ciertamente el caso, pero en mi opinión el hecho de que las mismas afirmaciones las hacen tanto las personas que escriben en un contexto escandinavo como las que operan fuera de él, como un historiador bizantino, refuerza eso. Estas afirmaciones no son del todo ficticias. Un problema similar se enfrentó a aquellos que creían que los vikingos llegaron a América del Norte. Antes del descubrimiento de L’anse-aux-Meadows, las sagas islandesas eran la principal evidencia, y fueron aceptadas por los victorianos y rechazadas por los estudiosos del siglo veinte. Pero el hecho de que las afirmaciones en las sagas también se encontraran en Adán de Bremen, y antes de que se escribieran las sagas, debería haber indicado que las afirmaciones eran más que completamente ficticias.

Después de las guerras mundiales, sin embargo, la arqueología y la historia recorrieron caminos divergentes, y se puso de moda que los arqueólogos asumieran que los relatos históricos eran falsos, o incluso que ignoraran las afirmaciones sobre la historia que estaban fuera de la definición cada vez más estrecha de la arqueología. (Esto no es diferente de la manera en que los victorianos deducían correctamente que las afirmaciones sobre los huesos de los gigantes provenían del descubrimiento de los huesos de mastodonte, mamut y elefante, pero los estudiosos de posguerra minimizaron, ignoraron o olvidaron el tema hasta que Adrienne Mayor lo revivió en 2000, en gran parte porque se consideraba que el tema estaba fuera de las preocupaciones de la arqueología.) Sí, Saxo Grammaticus escribió una pseudohistoria romántica: sus relatos de cómo los dioses nórdicos eran héroes troyanos deberían demostrarlo. Pero los detalles culturales incluidos en las narrativas ficticias no pueden simplemente ser descartados como imaginarios. Por lo menos, muestran que su audiencia aceptó la idea de mujeres guerreras como plausible y no se limitó a reírse de Dinamarca.

Como nota aparte, también señalaré que cuando Williams dice que tomé una “foto barata” al criticar a Fox por visitar una edición anterior del texto de Saxo en un museo en lugar de leerlo en línea, no me refería a mostrar el texto antiguo en pantalla. Mi punto fue que Fox presentó el acceso a la primera edición como acceso a un conocimiento prohibido implícito que solo una élite puede contemplar. El conocimiento en el libro está disponible gratuitamente para cualquier persona, y presentarlo como prohibido y secreto solo disuade a los espectadores de buscar fuentes primarias y los alienta a confiar en vendedores ambulantes de narraciones falsas. Fue encantador ver el libro; fue mucho menos agradable para Fox dar a entender que al ver esa copia antigua se obtuvieron ideas no disponibles para la gente normal.

Williams también opta por leer mi revisión de una manera decididamente poco caritativa. Observé que, a partir de los textos anteriores y de informes arqueológicos anteriores de al menos un entierro de guerreras antes de la reciente afirmación de 2017, había evidencia de guerreras vikingas, evidencia de que el sexismo de la posguerra minimizó a propósito.

Entonces … el discurso popular de los especialistas es ahora que cualquiera que encuentre un problema con la interpretación de Bj581 es un “historiador sexista”. Todos esperábamos encontrar mujeres guerreras en el registro arqueológico, y solo el sexismo de algunos ha evitado que esto suceda hasta ahora.

Excepto que esto no es lo que dije. Escribí que “la evidencia del papel de las mujeres en la sociedad nórdica siempre estuvo ahí, pero a menudo fue minimizada por los historiadores sexistas del pasado”. Y así fue. Los textos medievales siempre han estado disponibles. The American Antiquarian and Oriental Journal informó el descubrimiento del entierro de una mujer guerrera en 1902 y lo relacionó con indiferencia con las sagas medievales. Los mismos documentos literarios e históricos que se usaban hoy para pintar una imagen de mujeres de la época vikinga como relativamente poderosas y activas en los negocios existían en el pasado. Es fascinante ver cómo los académicos antes de la Segunda Guerra Mundial estaban más abiertos a la idea que aquellos después de los años de guerra, y eso ciertamente dice algo acerca de los roles de género a mediados del siglo veinte. Tenga en cuenta Social Scandinavia in the Viking Age de la historiadora feminista Mary Wilhelmine Williams, de 1920, señala de manera práctica que había guerreras reales entrenadas en formas de guerra, y nota claramente cuántos empleos asociados en los tiempos modernos con los hombres que las mujeres de la era vikinga tenían, incluyendo talladoras de runas y patrocinadoras financieras de navegación. Incluso contrasta a las mujeres poderosas de Escandinavia con el papel restringido de las mujeres en la Grecia clásica, calificando de “destacables” su autoridad y poder. De hecho, su libro cubre los mismos temas que el programa de Fox, casi punto por punto, incluida la participación de las mujeres en la medicina y la magia. Es casi como si basaran el episodio en su capítulo. Lo he colocado en mi biblioteca para que lo puedas ver por ti mismo.

Fox presentó este material como básicamente “nuevo”, pero fue impreso en 1920, citado en libros como Origines Islandicae, algunos de los mismos textos (específicamente The Tale of  Freydis Eric´s Daughter) usados para hacer las mismas afirmaciones en la actualidad. (El argumento, lógicamente, es que las sagas no representarían a las mujeres de esta manera si en realidad no tuvieran el derecho de invertir). Esto no quiere decir que antes de la Primera Guerra Mundial todos aceptaran a mujeres guerreras, una serie de libros románticos victorianos imaginan espárragos vikingos de pelo dorado que protegían a las criadas rubias de piel pálida, pero la evidencia estaba disponible para aquellos que querían ver.

Williams, sin embargo, parece querer tener dos formas, hacer que la evidencia para las mujeres guerreras sea “nueva” y también para afirmar que no debemos hacer suposiciones sobre el género basadas en esa evidencia. En una publicación anterior sobre la tumba de la llamada “mujer guerrera” Bj581 que forma la pieza central del programa de Fox, Williams no estuvo de acuerdo con la noción de que el esqueleto era “femenino” en un sentido significativo. No niega que contenga un cuerpo cuyo ADN contenga dos cromosomas X, pero cuestiona si el sexo biológico puede traducirse en género percibido y en las fallas de los autores del artículo de la revista 2017 que inició esta discusión por no haber explorado otras opciones de género. “Otras interpretaciones son posibles, pero ¿por qué debemos considerarlas? … Sin embargo, la falta de matices resultante, la consideración de solo los géneros binarios, los saltos inferenciales y el análisis contextual limitado es un tanto desconcertante”. Esto resalta una de las diferencias entre la redacción académica y la televisión: la academia debería (idealmente) estar buscando cómo los vikingos se entendían a sí mismos, pero los programas de televisión pseudohistóricos por cable no lo están haciendo. Utilizan el pasado para comentar sobre el presente, un punto que Fox hizo explícito al comparar repetidamente su discusión con la cultura pop contemporánea e incluso con su propio matrimonio. Williams elogia a Fox por esto, a pesar del desafío obvio que representa para su enfoque preferido.

Williams considera que es valioso y revolucionario para Fox, básicamente, presentar el mismo material descrito en 1920 como “nuevo” porque hay evidencia arqueológica adicional en apoyo de la evidencia histórica conocida por los historiadores anteriores. El problema, por lo tanto, es el peso que se atribuye a la evidencia histórica frente a la arqueológica, pero el libro de Mary Wilhelmine Williams más que demuestra que las afirmaciones sobre el papel de las mujeres en la sociedad escandinava estaban disponibles antes de la década de 2010, incluso si los historiadores de mediados del siglo decidieron rechazar la evidencia y los arqueólogos no lo aceptarían sin huesos para respaldar los textos. Por lo tanto, Howard M. R. Williams se equivoca al criticarme por afirmar que la historia general que Fox contó no era, de hecho, nueva, incluso si algunas de las pruebas de respaldo son recientes.

http://www.jasoncolavito.com/blog/archaeologist-challenges-my-review-of-megan-foxs-viking-women-episode

Revisión de In Search of Aliens S01E07 “El misterio de Puma Punku”

Revisión de In Search of Aliens S01E07 “El misterio de Puma Punku”

13/09/2014

Jason Colavito

En lo que se refiere a H2, uno de los grandes beneficios de In Search of Aliens es que la serie ya se siente como una repetición incluso cuando los episodios son nuevos. La combinación del formato de America Unearthed con el contenido y las personalidades de Ancient Aliens preserva un claro sentido de familiaridad incluso cuando pretende ofrecer “nuevas” exploraciones de lo desconocido. Este episodio de In Search of Aliens, S01E07 “The Mystery of Puma Punku”, es particularmente atroz en este sentido. Comparte un título casi idéntico al de Ancient Aliens S04E06 “The Mysteries of Puma Punku”, y usa el contenido que Ancient Aliens ha estado reciclando desde que lo incluyó como un largo segmento del episodio piloto de 2009, hábilmente deconstruido en el estudio Ancient Aliens Debunked de Chris White.

Pero esta vez obtenemos respaldos no intencionales de la arqueología nazi y respaldos completamente intencionales de la geología creacionista, que es … ¿una mejora?

Abrimos con el presentador Giorgio Tsoukalos, vestido completamente con Indiana Jones y bajándolo hasta la chaqueta de cuero, llegando al sitio de Tiwanaku en Bolivia, del cual forma parte el complejo de templos de Puma Punku. Tsoukalos afirma que los arqueólogos están “desconcertados” y “desconcertados” por el sitio mientras se desarrolla la animación reciclada de Ancient Aliens, con falsos OVNIs generados por computadora que se ciernen sobre el sitio.

Tsoukalos describe cómo Pedro Cieza de León descubrió Tiwanaku en 1529, y proporciona una historia en maceta del sitio, enfatizando lo “poco” que sabemos sobre la civilización, una falsa verdad dada la cantidad de arqueólogos que saben sobre las técnicas de cultivo únicas de la cultura Tiwanaku, Cerámica, y todas las otras partes de la vida diaria, a Tsoukalos no le importa en su apuro por declarar caras de piedra estilizadas a las de los alienígenas grises. Tsoukalos afirma que los arqueólogos creen que Puma Punku se construyó “hace miles de años”, pero esto es un poco exagerado, ya que la datación por radiocarbono ubica su construcción inicial después de 550-600 dC, que es hace menos de 2,000 años y por lo tanto no se puede describir como “ Miles. ”Es un error pequeño pero revelador.

“Es uno de los lugares donde la lógica ya no tiene sentido”, dice Tsoukalos. Afirma que los bloques H de 3 pies de altura de Puma Punku están hechos de bloques sólidos de “andesita de forma precisa”, que es un paso más que los Antiguos Aliens, cuando afirmó falsamente que estaban hechos de diorita, una piedra mucho más dura. Esta andesita boliviana se puede desprender fácilmente de la presión, como se desprende del daño que se produjo en las piedras después de la destrucción del templo. Si la piedra fuera tan dura que necesitaran tecnología alienígena para tallar, hoy no estarían en tan mala forma. Sin embargo, Tsoukalos afirma que los bloques no pueden ser “explicados por los principales científicos”. Dígale eso a Jean Pierre Protzen, quien estudió la cantería andina en los años 80 y 90. Protzen no tuvo problemas para explicar la mampostería en términos de las técnicas tradicionales de trabajo en piedra.

A continuación, obtendremos un segmento de repetición de Ancient Aliens en 2012 en el que el teórico franco Chris Dunn afirma estar trabajando en un fragmento roto de piedra Puma Punku tomada de un bloque vestido, para el cual, por supuesto, no hay indicios de que se haya exportado legalmente. Bolivia, a la que Dunn hace violencia con varias herramientas. Como escribí la primera vez:

Giorgio Tsoukalos luego argumenta, como lo hizo en 2009, que los taladros con punta de diamante hicieron las piedras, a pesar de que admite en una pieza de campo espectacularmente tonta en el taller de Chris Dunn que la superficie no se parece en nada a las superficies cortadas con diamante, argumentando en cambio que el diamante original Las superficies cortadas que asumió que existían debían haberse erosionado más tarde. Suspiro.

Esta vez, la pieza se edita con cuidado para eliminar la afirmación final; Ahora es una herramienta “desconocida” la responsable. Como puede ver, Tsoukalos tiene en cuenta las críticas, hace que las reclamaciones sean inoperantes y pasa a otra idea aleatoria. Todo su argumento se basa en la idea de que no puede concebir que los antiguos trabajen arduamente para hacer que los bloques encajen por sí solos sin una figura de autoridad del espacio que les diga que lo hagan y que expliquen exactamente cómo. No importa que las técnicas de preparación de piedras utilizadas en Tiwanaku y Puma Punku se remonten a siglos atrás y se vean en fases de desarrollo; No, los alienígenas enseñaban todo, pero no muy bien al principio.

Tsoukalos está impresionado de que los bloques Puma Punku tengan un campo magnético y sugiere que fueron expuestos a rayos mágicos alienígenas. La andesita a menudo contiene cantidades significativas de magnetita, por lo que los bloques tienen propiedades magnéticas. ¡Escuchémoslo por geología!

imageLa Puerta del Sol en Tiwanaku (Biblioteca del Congreso)

Después de la pausa, Tsoukalos nos presenta la Puerta del Sol, un gran monumento andesita que afirma que contiene representaciones de Viracocha y “sus hijos alados”. Esta es una interpretación posible, pero no sabemos con certeza que el Dios del Personal de Tiwanaku es idéntico al Viracocha del Inca. Tsoukalos nuevamente afirma que la andesita es difícil de esculpir porque es casi increíblemente dura y, sin embargo, el monumento tiene cicatrices, grietas y escamas de innumerables insultos que demuestran que tal talla está lejos de ser imposible.

Esto nos lleva a otro segmento filmado en el Parque Jungfrau en Suiza, el sitio del fallido parque temático de astronautas de Erich von Däniken. Von Däniken, una vez más descrito como el “mentor” de Tsoukalos después de la vergonzosa incisión del anciano del episodio de la semana pasada, da su versión de la historia de Puma Punku, que implica interpretar la Puerta del Sol como un calendario, que justo, han sugerido algunos arqueólogos. Pero no del tipo de calendario del que están hablando. Sobre la base del “trabajo” de H. S. Bellamy y P. Allen en The Calendar of Tiahuanaco (1956), escuchamos que la Puerta es un calendario creado por extraterrestres espaciales y abarca 24,000 años de historia. Von Däniken afirma que los arqueólogos se niegan a aceptar estos hallazgos porque “van en contra” de la evolución; como si fuera imposible para alguien con habilidades matemáticas básicas proyectar un calendario en el tiempo. ¿Cómo cree él que el calendario gregoriano puede dar cuenta de cualquier año anterior a su promulgación en 1582?

Pero tenemos problemas cuando el programa decide pedirnos que apoyemos el trabajo de Edmund Kiss, un explorador alemán que visitó Tiwanaku en la década de 1920. Sus hallazgos fueron publicados por los nazis porque Kiss era un racista que argumentó que el sitio antiguo fue construido por arios de Europa, como escribí en mi artículo sobre Nazi archaeology:

Los nazis se apropiaron del trabajo de Edmund Kiss, un arquitecto que afirmó haber estudiado arqueología en la universidad, a pesar de no haber evidenciado esto. En 1928, Kiss viajó a Tiahuanaco en Bolivia y, bajo el régimen nazi, publicó un gran volumen de pseudo-arqueología en el que argumentaba que la arquitectura ciclópea del sitio era demasiado similar a la de Europa para ser cualquier cosa menos una antigua residencia nórdica. y argumentó que el sitio era mucho más antiguo de lo que nadie había pensado, tal vez millones de años más viejo. Himmler le pidió que trabajara más en sus teorías de Atlántida, Thule y Tiahuanaco.

Una vez más, Tsoukalos elige pedirnos que apoyemos las ideas nazis, como lo hizo en un episodio anterior. Es problemático que ni Tsoukalos ni von Däniken reconozcan la ideología aria de Kiss y su papel en la formación de sus puntos de vista.

Tsoukalos se remonta a la antigua versión que vio que los bloques “gigantes” no se pueden mover solo con personas y cuerdas, aunque nos dijo hace un momento que los bloques “gigantes” que se ven en la pantalla durante esto (los bloques H) tienen solo tres pies de alto. Algunas otras piedras eran mucho más grandes, pero esos no son los bloques que In Search of Aliens nos muestra o utiliza en sus ilustraciones generadas por computadora. Él descarta la idea de que tales bloques fueron movidos sobre rodillos de madera porque a 12,000 pies no hay árboles. No estoy seguro de entender que, si bien es indiscutible que los bloques viajaron sesenta millas, de alguna manera los árboles tenían que ser locales.

Después de la pausa, Tsoukalos pregunta a los aymaras locales acerca de Tiwanaku, aunque nos dijo al principio del programa y nos recuerda nuevamente que los aymaras se mudaron a la región después de que Tiwanaku se derrumbó y, por lo tanto, no tienen ningún recuerdo vivo del lugar. Rene Quipe, un anciano aymara, le explica a Tsoukalos que Viracocha los estaba vigilando en el lago Titicaca, y el traductor aymara dice que Viracocha era un “Vigilante”. Tsoukalos se apodera de esto rápidamente como “El hombre que ve desde el libro”. No podemos pasar una hora en la historia marginal sin que aparezcan los ángeles caídos. Tsoukalos, por supuesto, resume el Libro de Enoc, los Vigilantes y los Nephilim. Él impone esta mitología judeocristiana al inca al afirmar que Viracocha fue un vigilante que también creó una raza de gigantes. En algunos mitos de Viracocha, la primera creación del dios fueron gigantes sin cerebro a quienes destruyó en una inundación, una historia con un poco de indicio de la influencia cristiana misionera. De hecho, muchos eruditos asumen que la historia está fuertemente influenciada por el cristianismo, ya sea de informantes nativos que proporcionaron relatos cristianizados o por misioneros españoles que registraron cuentos nativos en un marco cristiano, como escribió Véronica Salles-Reese en From Viracocha to the Virgin of Copacabana: Representation of the Sacred at Lake Titicaca (1997).

No sería demasiado rápido aceptar la afirmación aymara de que Tiwanaku fue construida por gigantes, ya que eso significaría tener que aceptar la cuenta del folclore anterior de que los gigantes también estaban involucrados en orgías homosexuales públicas, violaciones homicidas y otros eventos desagradables, registrados por el mismo Cieza de León que Tsoukalos previamente nos pidió que creamos era digno de confianza (Primera parte de la Crónica del Perú, Capítulo 52).

Tsoukalos nos dice que Puma Punku “existió antes del Diluvio”, hace unos 15,000 años, un número que su informante aymara ha derivado claramente de la literatura marginal en lugar del folklore, ya que el traductor cita al teórico franco Arthur Posnansky por su nombre. ¿Entonces Tsoukalos cree que el diluvio de Noe realmente sucedió? ¿Le gustaría proporcionar alguna prueba?

Cubrí la investigación defectuosa de Posnansky en mi revisión del episodio de Ancient Aliens en Puma Punku, y Tsoukalos repite la misma fecha errónea (hace 15,000 años antes de Cristo por hace 15,000 años). Aquí hay un breve resumen:

Tiwanaku no tiene 17,000 años. Esta fecha se deriva del trabajo de Arthur Posnansky, quien intentó aplicar la arqueoastronomía al sitio, pero lo hizo de una manera que los estudiosos modernos no reconocen como legítima. Posnansky propuso una fecha de 15,000 B.P. (antes del presente, es decir, 13,000 aC), que los genios de Ancient Aliens interpretaron erróneamente como 15,000 aC, agregando 2,000 años adicionales a las fechas ya defectuosas de Posnansky. Esto es lo que hizo mal. Posnansky asumió que el templo de Kalasasaya en Tiwanaku estaba dispuesto con una precisión perfecta para alinearse con los equinoccios y solsticios que sentía (pero no podía probar) que eran importantes para la gente de Tiwanaku. Por lo tanto, en un cierto día se suponía que el sol se elevaría por encima de una roca en el templo y se colocaría detrás de otra. (Ah, pero ¿qué roca debemos usar?) Dado que las ruinas actuales no se alinean con estos eventos celestes con precisión, concluyó que las ruinas deben haberse construido en un momento en que se hubieran alineado con ese evento. Dado que el sol y el cielo cambian de posición a un ritmo predecible debido a los cambios graduales en el ángulo del eje de la Tierra, concluyó que el Kalassaya se construyó en 13,000 aC como un observatorio solar, a pesar de que no hay otra evidencia de astronomía solar en el sitio.

Tengo que decir, sin embargo, que lo más perturbador hasta ahora es que Tsoukalos está haciendo todo lo posible para buscar a los Vigilantes bajo la apariencia de buscar alienígenas; Los Vigilantes son su versión de los Caballeros Templarios de Scott Wolter, son el hilo que une sus ideas.

Después de la pausa, Tsoukalos se reúne con David Childress, que forma parte de la compañía de repertorio de Ancient Aliens, para volver a insistir sobre la precisión de las piedras y su talla increíblemente precisa. Childress explica que él cree que los albañiles de piedra deben haber tenido herramientas eléctricas porque se dedicaron a tallar “innecesariamente” con fines puramente decorativos y “elegantes”. Aparentemente, Childress es un partidario de la escuela modernista de arquitectura y nunca ha considerado que la decoración pueda ser un fin en sí misma, que la forma no necesariamente tiene que seguir la función. Después de todo, ¿por qué los antiguos griegos se involucraron en todas esas innecesarias estrías de sus columnas de piedra? ¿O están sus capitales corintios exentos de la práctica de la talla de piedra? Según Childress, los no blancos son perezosos, por lo que solo se habrían molestado en hacer que las cosas se vieran bien si “los arquitectos primitivos” tuvieran una forma fácil de tallar la piedra que no requiriera “tanto trabajo”.

Los dos hombres se sorprenden de que la gente antigua usara abrazaderas de metal para sujetar las rocas. Incapaces de concebir la idea de que las abrazaderas no son una idea particularmente difícil de descubrir, los dos hombres están de acuerdo en que los mismos constructores construyen todos los sitios antiguos con abrazaderas o que los Vigilantes enseñaron cómo sujetar a todos. “No es algo que realmente podría haberse desarrollado de forma independiente”, dice Childress, argumentando que los arqueólogos están reprimiendo la verdad sobre las abrazaderas para evitar que salga la verdad sobre la hiper-difusión.

Después de la pausa, Childress plantea el tema del cuenco Fuente Magna, también repetido de Ancient Aliens, donde lo describí así:

Childress también se entusiasma con el tazón “Fuente Magna”, un supuesto artefacto cerca del lago Titicaca en Bolivia que supuestamente muestra “proto-sumerio” y escritura semítica junto con diseños sudamericanos. (Childress está equivocada al tener tanto sumerio como proto-sumerio; dos lingüistas simplemente no estaban de acuerdo sobre si era sumerio o proto-sumerio). Se encontró en una fecha desconocida (en algún momento anterior a 1958) y se llamó a la atención de los arqueólogos en algún momento. entre 1958 y 1960. Nadie le prestó atención hasta el año 2000, cuando la filmó un equipo documental para Atlantis in the Andes. Dada la procedencia extremadamente problemática, es muy probable que sea un engaño, como la Piedra de la Runa de Kensington y otras supuestas “evidencias” de los pueblos del Viejo Mundo en las Américas. Hoy, algunos mormones celebran el artefacto como prueba del Libro de Mormón. Curiosamente, los mormones comenzaron a trabajar en las cercanías de Perú en 1956, justo en el momento en que supuestamente se descubrió esta “prueba”.

Pero no importa la verdad, el tazón no apoya, como afirma Childress, las teorías de Zecharia Sitchin sobre los Anunnaki alienígenas en Bolivia ya que la inscripción, cuando se “tradujo”, se refiere a (a) los sumerios que enseñan a los bolivianos a criar cabras, sin alienígenas a la vista o (b) un rito de purificación, de nuevo sin alienígenas. Depende del traductor de la probable inscripción falsa que prefieras. (Uno de los dos traductores, el escritor afrocentrista Clyde Winters, insiste en que los incas son idénticos a Enki, el dios sumerio, porque, bueno, suenan igual. Trabajo de calidad). En el mejor de los casos, el tazón sería evidencia del contacto transatlántico. Pero probablemente es un engaño.

Childress nuevamente afirma que (a) los arqueólogos bolivianos han autenticado el tazón y (b) los arqueólogos también están suprimiendo el tazón para preservar sus paradigmas. Childress y Tsoukalos explican que los Anunnaki dejaron el tazón cuando Tiwanaku era un centro minero para la extracción de oro para los extraterrestres. No estoy muy seguro de dónde obtuvieron todos los diamantes para tallar el sitio; parecería trabajo extra para extraer diamantes solo para usarlos para construir un sitio para extraer oro. ¿Qué usaron para minar diamantes?

Oh, bueno, a medida que la hora se acerca a una conclusión, volvemos a la falsa afirmación de que la andesita en Puma Punku es demasiado difícil de cortar con herramientas normales y los bloques demasiado pesados para moverse. Se está volviendo muy repetitivo. Casey Hemmatyar, un ingeniero forense, usa una computadora para crear una versión imaginaria de Puma Punku basada en una versión de ciencia ficción de un puerto espacial, una que no tiene relación con la realidad, en particular sin relación alguna con los hallazgos arqueológicos sobre las ubicaciones originales de los bloques, e incluyendo cientos de veces más bloques de los que realmente existen en el sitio. Hemmatyar cree que el Diluvio de Noé destruyó el sitio cuando el agua hizo que las rocas se movieran fuera de lugar. Y luego … OH MI DIOS … Tsoukalos en realidad usa el argumento creacionista de que los fósiles de peces y conchas marinas encontrados en las montañas demuestran que el Diluvio realmente sucedió. Aparentemente, la tectónica de placas, el tiempo profundo y el levantamiento geológico no han dejado huella en la mente neo-creacionista de Tsoukalos.

Por gritar en voz alta, Leonardo da Vinci, a quien Ancient Aliens coronó con el laurel de estar en comunión con los alienígenas, reconoció la estupidez de este argumento en su cuaderno, donde explicó que el Diluvio no tiene sentido como una explicación para las conchas en las cimas de las montañas:

Y de vez en cuando se levantaba el fondo del mar, depositando estas conchas en capas. […] Y si las conchas hubieran sido transportadas por el diluvio fangoso, se habrían mezclado y separado unas de otras en medio del lodo, y no en pasos y capas regulares, como los vemos ahora en nuestro tiempo. (entry 987)

Entre los argumentos creacionistas, el énfasis en el Diluvio de Noé y la obsesión por encontrar ángeles caídos y gigantes, Tsoukalos parece estar transformándose en L. A. Marzulli. Como estrategia de marketing, es casi brillante: al operar en el área ambigua donde los ángeles y los alienígenas se fusionan, puede atraer a dos audiencias a la vez, los creyentes en extraterrestres y los cristianos fundamentalistas, ampliando su atractivo más allá de la franja hacia una audiencia conservadora cristiana más amplia. Pero al afirmar ser un supuesto buscador de la verdad, es una posición cínica para tomar, por muy provechosa que sea.

“Toda mitología tiene un núcleo de verdad, y esa es mi búsqueda”, dice Tsoukalos. Cada parte de esa oración es una mentira.

http://www.jasoncolavito.com/blog/review-of-in-search-of-aliens-s01e07-the-mystery-of-puma-punku