Archivo de la categoría: Astroarqueología

Ovnilogía cubana

Ovnilogía cubana

Signos Durante años estuvimos tratando de conseguir la revista Signos. Se trata de una revista cultural cubana fundada por Samuel Feijóo en 1969. El motivo era que su número 45 es un monográfico dedicado al tema de los ovnis en Cuba. 324 páginas que se ocupan desde temas astroarqueológicos hasta los modernos encuentros cercanos en la isla, pasando por sus contactados.

Poco conocía de la ufología cubana. Tan sólo lo escrito por Robiou Lamarch desde Miami, y el libro de Eduardo Frank, Los dioses astronautas, Editorial Gente Nueva, La Habana, 1991. 162 páginas. Así que ese monográfico de Signos se convertía en un bocado apetecible. Más al conocer el índice del número:

El editor

Rostros en la oscuridad

Oscar Sierra Quintero

Las fronteras del misterio OVNI

Daniel Jacob

El universo y la estupidez humana. (Entrevista con el ingeniero Enrique Castillo Rincón)

Enrique Pérez Gutiérrez

Los escudos de fuego y la conspiración del silencio

Hugo J. Parrado Francos

El fenómeno OVNI: una aproximación desde el mito.

Carlos Andrés García Rodríguez

Arcano Aborigen

Patricio Bosch Quidiello

El enigma de Tiahuanaco y los avistamientos de OVNIs en los Andes

Orestes Girbau Collado

Elegido de otros dioses

Ercilio Vento Canosa

Vida extraterrestre: la filosofía del encuentro

Jesús Diez Silva

La Biblia y la Ovnilogía

Jorge R. Bermúdez

¿OVNIs renacentistas o renacimiento d los OVNIs?

LosDiosesAstronautasRené Batista Moreno

Los platillos voladores, los extraterrestres y yo

Gabriel Mesa y Marcos E. Rodríguez

Un enigma que trasciende los límites de nuestro tiempo

Carlos Heredero

OVNIs al sur de La Habana

Carlos Rafael Sánchez Almenares

¿OVNI o meteoriode?

Lorgio Batard Martínez

El infinito y las infinitas vidas en el universo

Agustín de Rojas Anido

¿Estamos solos?

Yoss
Los marcianitos verdes, los platillos voladores y los dioses astronautas. (Algunas consideraciones lógicas -e introductorias- sobre vida extraterrestre, OVNIs y paleocontacto)

Eduardo del Pozo García

El viaje informático y el contacto entre civilizaciones

Oscar Alvarez Pomares

OVNIs y OVMIs: mito y realidad de la vida extraterrestre

José A. Sardiñas Orozco

La hipnosis, ¿una técnica para llegar a la vida extraterrestre?

Michael Grosso

¿Son los OVNIs una creación mental?

Bruno Enríquez

Ciencia, ciencia ficción y pseudociencia en el fenómeno OVNI

Rafael Soriano Rodríguez

Los sonidos terrestres del más allá

Aníbal Escobar Artiles

Miradas del cine a los extraterrestres

René Batista Moreno

Orson Welles y la invasión marciana a Estados Unidos

OvnilogiaCubanaBruno Enríquez

Diccionario breve del tema OVNI y fenómenos anómalos

Este año se presenta un nuevo libro, Ovnilogia_cubana, en la Feria del libro de La habana. Su autor Jorge R. Bermúdez, escribió una reseña en la revista La Jiribilla:

Las huellas de lo desconocido

Jorge R. Bermúdez

Desde los tiempos más remotos el hombre ha dado testimonio de su paso por la vida. Sobre piedra, madera, arcilla, papel o pantalla electrónica; en cuevas, vasijas, utensilios de trabajo, templos o rascacielos, estos testimonios son evidencias irrefutables de sus necesidades y esperanzas, de sus miedos y alegrías. Nadie duda de ellos, aun cuando una filosofía tan ilustre como la de Platón, sostenga que lo que vemos en este mundo son duplicados del modelo original, ideal, que existe fuera de este.

Sin embargo, junto a estos testimonios —por cierto, bien objetivos— existen otros que, no por más enigmáticos e incomprensibles para el hombre, dejan de ser lo que son: evidencias irrefutables de un saber y un hacer que van más allá de cualquier explicación o referente conocido, a no ser aquel que permite la intuición humana y su imperiosa necesidad —en todos los tiempos— de conocer incluso aquello que hasta el momento no tiene comprobación cierta por el trabajo científico.

Estas huellas de lo desconocido, son el eje central de la selección de textos que la Editorial Capiro de Santa Clara, recoge bajo el título Ovnilogía cubana, presentada en la Feria del Libro de La Habana.

Tal y como su título indica, su principal particularidad radica en que trata el tan controvertido como polémico fenómeno de los objetos volantes no identificados —más conocido por las siglas OVNI— desde aquellos hechos históricos y manifestaciones culturales que caracterizan la identidad propia de lo que damos en llamar lo cubano.

En este registro de hechos y manifestaciones, es de observar también la evolución de un pensamiento acrecentado en el trabajo investigativo y científico, en el que no falta el puro ejercicio de las bellas letras, como se observa en los cuatro artículos de Alejo Carpentier, amén del propio interés de los temas que abordan, entre los que destacan las interpretaciones de nuestro pasado aborigen desde puntos de vista inéditos, o las reflexiones sobre el impacto que este fenómeno ha tenido en el imaginario popular de las culturas pasadas y presentes, tanto como en nuestra sociedad y la de otros pueblos.

En consecuencia, el presente título es una selección actualizada de la construcción de un pensamiento nacional en relación con los tópicos científicos y pseudocientíficos que problematizan este objeto de estudio, y no una reiteración o vuelta a lo ya hecho por otros, como no pocas veces podemos constatar en los textos y revistas más comerciales vinculados con el fenómeno OVNI y los alienígenas en el extranjero.

También recoge documentos cuasi inéditos para el público lector y hasta especializado, como el que da fe de la situación creada con el caso “Dámaso”, en el que la psicología del cubano y hasta aspectos de su cotidiano de vida quedan puestos de manifiesto en un hecho singular de abducción, o artículos periodísticos como el que aborda el caso “Zárate” en el semanario Juventud Rebelde.

FotoZayas Textos todos, sin excepción, compilados bajo un criterio que preferencia aquellos valores de la cultura nacional y universal con los cuales es factible identificar el fenómeno aludido. Con una estructura concebida en cuatro partes o capítulos, el discurso tiende al contrapunto entre pasado y presente, entre lo particular y universal, sin perjuicio de la dinámica que la nueva conciencia y los medios de comunicación han generado en este inicio de siglo, incluso en aquellos eventos en los que están presentes los rasgos idiosincrásicos del pueblo cubano, por el cual, también en este tema, somos iguales y diferentes a otros pueblos.

El interés y carácter polémico de estos textos, los convierten en verdaderos signos de interrogación de las tres preguntas capitales que se ha hecho siempre la humanidad: ¿De dónde venimos? ¿Qué hacemos aquí? ¿Hacia dónde vamos? El sentido mismo de la vida, que de forma tan pródiga y variada le es concedido a nuestra especie por la fe en sus dioses y en sus propios congéneres; por su amor a este planeta, que le ha permitido ser lo que en sueños ha querido ser; por amor, también, a la pareja, a los hijos, a las bellezas naturales y a las del arte, al conocimiento y a las ciencias, parece encontrar en tales preguntas el límite razonable entre lo que sabemos y lo que tal vez un día lleguemos a saber. ¿Acaso los sueños tienen límites? El universo está tan en nosotros, que sentimos sus latidos en cada uno de nuestros corazones.

La ciencia y la religión se abocan cada vez más a un mismo destino. Asimismo, la literatura, el arte y el diseño; su intuición y particular manera de acceder al conocimiento a través de ese sexto sentido inherente a su instrumental de creación, alcanzado desde lo más honesto y puro de lo humano eterno, sigue imperturbable la desconocida huella. “Algo viene hacia nosotros”, parece decirnos cada una de sus grandes creaciones, desde las pinturas rupestres hasta la última foto satelital.

No sé qué poder alumbró a Miguel Ángel para concebir esa metáfora visual que, en el centro de la bóveda de la Capilla Sixtina, ilustra la creación del hombre con el casi imperceptible roce del índice divino de Dios… por la propia soberbia del artista —nada ajena a la estética y filosofía dominante en su tiempo— representado a imagen y semejanza de su hijo. Pero sí sé, que ese mismo índice, es el que utilizó Steven Spielberg para que su entrañable extraterrestre se despidiera del primer amigo que hizo en nuestro planeta.

Si me pidieran un epílogo para tamaña aventura, diría que ET y el niño son dos hermanos que buscan incansablemente al padre, para definir de una vez por todas su identidad existencial y, ¿por qué no?, estelar. También nosotros somos hermanos de ET. Estamos hechos del mismo polvo con que se hicieron las estrellas. También nosotros buscamos una identidad mayor, que nos permita reencontrarnos.

Dicho en términos más llanos: una nueva y más justa oportunidad para amarnos, para reconocernos mejor en lo que somos y en lo que podemos ser; para volver de nuevo a lo perdido, no como derrotados, sino como vencedores de nuestra pequeñeces morales y lo limitado de nuestros sentidos presentes.

Amigos, los textos aquí seleccionados —apenas una ínfima parte del enorme caudal bibliográfico relacionado con el fenómeno OVNI dentro y fuera de nuestra Isla—, por una parte, son testimonios de que la cultura cubana no ha estado en ningún momento de su decursar histórico ajena a ello, y, por otra, que “algo” por explicar aún forma parte de nuestra existencia desde los más remotos tiempos. Mucho antes de que Europa tuviera noticias de la existencia de un gran continente entre ella y Asia, Herodoto dijo: Lo más bello del mundo se encuentra en los confines de la Tierra. Hoy, aquí y ahora, desde esta América Nuestra, corramos las fronteras, y digamos con él: Lo más bello de la Tierra se encuentra en los confines del universo.

2008: El año en que los globovnis invadieron Inglaterra

2008: LOS GLOBOVNIS INVADEN INGLATERRA

Globovnis4 Ni en los peores momentos de la “Batalla de Inglaterra” (julio a octubre de 1940) se tuvo tal actividad aérea en los cielos ingleses. El asedio de la Luftwaffe es nada comparado con la actual invasión de globovnis. Prácticamente no hay una sola ciudad o pueblo que no haya sido visitado por estas “naves”.

La invasión de globovnis a Inglaterra comenzó hace algunos años, pero ha sido el 2008 el punto cumbre. De una media de pocos cientos de casos ovni al año, en el 2008 la cifra superó los 1,500. Los principales grupos ufológicos británicos, como el BUFORA, vieron crecer los reportes de ovnis provenientes de todo el país.

La prensa ha sido el principal medio de difusión de la “oleada británica”. Prácticamente no hay día sin que se observen estos ovnis. Pero los avistamientos aumentan los fines de semana y los días feriados. Justo cuando se celebran bodas y otras fiestas. Y justo, también, cuando se lanzan las Sky Lanterns, unos pequeños globos de papel ignífugo que suben al cielo al calentarse el aire que guardan en su interior.

Estos globos son muy comunes en las culturas y países orientales como China, Malasia, Corea. Incluso hay festivales en donde se lanzan cientos de lamp1 estos aparatos con la esperanza de hacer realidad los deseos.

Desde fuera es incomprensible la actitud inglesa. Si bien es cierto que al inicio de la “oleada” la mayoría de los británicos desconocía la existencia de estos globos, con el tiempo sería lógico que se hubieran habituado a verlos. Pero los periódicos han aprovechado este desconocimiento para llenar sus páginas con reportes de ovnis que, al paso de una semana, desenmascaran como producto del lanzamiento de globos de aire caliente durante alguna fiesta. El final del año, 24-25 y 30-31 coincidió con avistamientos masivos en toda Inglaterra.

Por lo fácil que resulta comprar estas “linternas chinas” en Internet, la “oleada” se ha extendido a otros países: Alemania, España, Italia, Francia, Turquía, Holanda, Rusia, Australia e incluso los Estados Unidos. Muy pronto las tendremos en Latinoamérica.

Podríamos especular que estos globovnis intentaban impedir la extradición de Gary McKinnon, el hacker que buscaba ovnis en las computadoras del GaryMckinnon Pentágono, pero de nada les valió su tecnología, finalmente Gary será juzgado en EU. Si tan sólo se hubiera esperado un poco…

En efecto, en el 2008 el Ministerio de Defensa de Inglaterra liberó sus archivos secretos de ovnis y había historias tan interesantes como la de aquel hombre que declaró que su perro fue raptado por los extraterrestres, quienes también le robaron su auto y su casa de campaña. O la de aquél que confundió la Luna con un ovni. Otras historias tanto o más ridículas, así como una serie de confusiones y fraudes, llevaron a la conclusión que en los archivos del MoD no fue posible encontrar extraterrestres.

Pero los tabloides británicos no han desaprovechado esta “oleada” y han reportado avistamientos de pajarovnis, reflejos en las ventanas, fraudes con cometas y hasta confusiones con shows de luces láser.

Pero ha habido casos más interesantes, como la caída de “ovnis boludos” en Goiàs, Brasil (22 de marzo), Australia (26 de marzo) y Kurseong, India (10 de julio). Se trata de recipientes a presión que contienen helio, que se utilizan UfoVietnam10 para modificar la trayectoria de los satélites artificiales.

Hubo otros tres accidentes “ovni”. El primero ocurrió en Irak. Se trataba de un UAV o vehículo aéreo no tripulado. El segundo ocurrió en Vietnam el 27 de mayo. También era un avión espía americano. Finalmente en el río Belaya, Rusia, cayó chatarra espacial.

MAL AÑO PARA LAS PESUDOCIENCIAS

Justo en Rusia 28 miembros de una secta apocalíptica se encerraron en una cueva para esperar el fin del mundo (que ocurrió en mayo del 2008, por si usted no estaba enterado). Finalmente salieron el 27 de abril, día de la Pascua ortodoxa, pues se cansaron de esperar el Apocalipsis. En julio fue descubierto otro grupo apocalíptico, esta vez en la ciudad de Penza. Las autoridades los tienen vigilados para evitar alguna desgracia. Pero si del fin del mundo se trata, lo mejor es pasarlo en la fiesta que año con año Subgenius organizan los miembros de la iglesia Subgenius. Se trata de una bacanal en la que se reúnen actores porno, músicos de rock y otros personajes curiosos. El fin del mundo del 2008 ocurrió el 4 de julio.

Estos incidentes, o el caso del curandero Grigori Grabovoi, quien prometió revivir a los niños de Beslan, así como otros casos de corrupción política relacionados con las pseudociencias y medicinas alternativas, llevaron a la Duma a tomar una línea dura contra brujos, magos, astrólogos y otros entusiastas del negocio paranormal.

Una actitud similar fue adoptada en la Unión Europea con las nuevas leyes del reglamento de Protección al Consumidor, que establecen que los psíquicos deben demostrar sus poderes, o indicar que se trata de un acto de entretenimiento, pues de otra forma podrían ser condenados a pagar una multa o ser recluidos en la cárcel, tal y como le ocurrió a Craig Shell, quien debe pagar 74,000 libras y pasará los próximos 3 años en la cárcel.

Algo similar establecieron las autoridades del municipio de Ixmiquilpan, en el Estado de Hidalgo, México. Los regidores emitieron un bando en donde se prohíbe la práctica de la brujería a fin de evitar la proliferación de estafadores Tantra que abusan de la buena fe y credulidad de sus clientes.

Sanal Edamaruku, presidente de Rationalis International, puso en ridículo al mago tántrico más famoso de la India. Ante la TV abierta se sometió a todos los hechizos, embrujos y maldiciones que le lanzó el mago. Al final salió con una sonrisa. Gran éxito del movimiento escéptico mundial.

No les fue bien a las sectas y cultos como la Dianética o Cienciología, que fue juzgada por los tribunales de Francia, acusada de ser una “banda organizada”. Algo similar le pasó a la Iglesia Universal del Reino de Dios (¡Pare de sufrir!), en Brasil, que fue condenada a devolver el diezmo que puntualmente entregaba uno de sus fieles, aquejado de retraso mental.

Aunque también fue encerrado Vincenzo Di Costanzo, el policía que hizo llorar lágrimas de sangre a la famosa Maddona de Forli, embarrándole los ojos con su propia sangre, no fue suficiente para impedir que otros hicieran llorar a la virgen de los Dolores en el municipio de Pedro Escobedo, MadonnaLlorona Querétaro.

Tampoco todas estay leyes y castigos han impedido que continúen dándose casos como el de la anciana de Middletown que fue maltratada por “tener relaciones con espíritus”; o el de la venta de piel de burro australiano como afrodisíaco para las mujeres chinas; o el pago a brujos vudú por trabajos para la policía de Deltona. Si bien es cierto que la mayoría de estos casos se dan en pueblos africanos o asiáticos con bajo nivel cultural y enorme fanatismo religioso, también los encontramos en los países del primer mundo.

Entre los primeros podemos mencionar: Cuatro miembros de una familia fueron lapidados y enterrados vivos en Guwahati, India, acusados de brujería. Por la misma causa otra mujer fue quemada viva en Bhubaneswar. Y también en la India, una bebé fue asesinada por un sacerdote tantrik en Malabar Hill.

En África son más comunes: Caza de brujas en Kenia; en Nigeria contratan brujos para lanzar hechizos a sus oponentes políticos; brujas asesinadas a pedradas en Dar Es Salam, Tanzania; en este mismo país los albinos son el blanco de asesinatos rituales; en Sudáfrica violan a las niñas para protegerse del sida; mueren 11 espectadores en un partido de fútbol en el Congo, luego de que uno de los porteros lanzó un embrujo contra sus rivales. Y lo peor de Suradji todo, segregan niños y los condenan a morir al acusarlos de brujería.

En Asia: el brujo Ahmad Suradji fue ejecutado después de encontrársele culpable de asesinar 42 mujeres; en Kano, Indonesia matan a un musulmán que se atrevió a blasfemar contra Mahoma; las mujeres en Pakistán siguen siendo enterradas vivas por atreverse a elegir con quién contraer matrimonio.

En Latinoamérica: En Huixquilucan, Estado de México, una “bruja” fue bañada en gasolina y prendida; otra “bruja” fue asesinada en Coyuco, Hidalgo; en la Ciudad de México dos brujas asesinaron a dos menores de edad; toda una familia fue asesinada acusados de brujería en el municipio de Chalchihuitán, Chiapas; el Instituto Nacional de Pediatría comenzó a documentar ritos satánicos con niños; madre asesina a su hija en un ritual satánico; una mujer fue poseída por una extraña criatura en Santiago del Estero; unos manochantas le robaron 235 mil dólares a una mujer de General Pico.

En Europa y Estados Unidos: padre satanista y madre cristiana luchan por la custodia de sus hijas, en Indiana; también en EU, Matt Lincoln demandó a Mervyn su iglesia después de golpearse durante un arrebato místico; Mervin Wright, famoso espiritista inglés, es encarcelado por violar niñas durante sus sesiones; miembros de un culto desollaron y se comieron a sus hijos en la República Checa; jóvenes satanistas asesinaron a dos de sus amigos en un ritual satánico en Rusia; en España un chamán sodomizaba con cirios a sus pacientes; y en Inglaterra una mujer murió después de someterse a una falsa cura para el cáncer conocida como “el soplo vaginal”.

APARICIONES DE LAVIRGEN

La virgen, su hijo y otros personajes también estuvieron activos.

La Madonna se apareció en: una pared de Nuevo México; en Kirkland, Seattle, fue fotografiada por una niña. Hubo muchas apariciones en piedras: en Brooksville, en Stockton y en Jackson Township, en donde también se Colam2 encontró otra con la imagen de Jesús. Pero le gustan más los árboles y apareció en: una palmera de Citrus Heights; en un roble de St. Genevieve, cargando al niño; un tronco de árbol de Middland; otro más en Jacksboro, Texas; un árbol quemado en California; un árbol de Toronto; y en un roble al norte de California. Tampoco desdeña los lugares más insólitos y ridículos como: un huevo de Pascua en Brownsville; en la herida de Mark Lipton, un joven de Monterey, California; una concha subastada en eBay por una madrileña; un limón en Watauga, Texas; una uva encontrada en Arlington, Texas; dos sartenes, uno en Dorchester, Mass., y otro en una primaria de California. Pero la más grotesca fue su aparición en el desagüe de un restaurante en Salinas, California.

Siguiendo sus pasos, su hijo también apareció en los árboles: en Bensalem, Milton, Orlando, Margate, Rockwell y Birch Run. Y también en los sartenes y en una cuchara de Kentucky. Algo nos debe estar diciendo sobre la comida puesto que apareció en una papa de Colorado y en otra de Florida, en huesos de pescado de Oklahoma, en un chapati de la India y en un periogi de Point Place. También lo encontraron en un helado de Salt Lake City. Pero debe Cheesus tener algún contrato con los fabricantes de comida chatarra pues apareció en una sartén de nachos en Jacksonville y dos veces en los cheetos, por lo que ya se le conoce como Cheesus.

Jesucristo tampoco se quedó atrás en cuanto a aparecer en lugares ridículos. Lo hizo en la pared de una casa, una ducha, una losa de granito, una mecedora. También estuvo en la ecografía de dos bebés (en Ohio y Florida), sobre la piel de un gato en Indiana y en el calcetín sucio que vendieron en Internet. Se llevan las palmas la figura de Cristo que apareció en la orina de perro en Santa Fé, Argentina, y el perro que tiene una figura “milagrosa” en su ano.

Pero no sólo ha habido pareidolias cristianas, también encontramos musulmanas, como la palabra Alá que apareció en una berenjena en una escuela de Wexham, Inglaterra, o la “carne Alá” que asombró a los nigerianos. También hubo simulacra rockeras con la figura de Elvis Presley en una cuchara. El Spirit fotografió una marcianita verde que causó gran revuelo. E incluso hubo pareidolias escépticas, con la aparición de Darwin en un puente de Dayton, Tennessee (una sátira).

MUNDO FORTEANO

Storsjon En el mundo de la criptozoología tenemos la muerte del monstruo del Lago Khaiyr, la filmación del monstruo del lago Storsjôn (troncos flotando), la aparición de los chupacabras de Cuero y de Dewitt (coyotes con sarna), el monstruo de Montauk (los restos de un mapache). Pero el fuerte fue el fraude del bigfoot en el congelador.

Ese año se exhumó al padre Pío encontrándose que su cuerpo se conserva incorrupto (apuesto a que ya se convirtió en jabón gracias a una reacción de saponificación de sus grasas con el medio alcalino). También se supo que el padre Pío se producía los estigmas aplicándose fenol.

Cayó lluvia lechosa en el condado de Grant, Nuevo México, carbonato de calcio de piedras calizas proveniente de las costas. También llovió lodo en California y Texas, producto de arena mexicana transportada por los fuertes vientos que se dieron en marzo.

Dede Se dio a conocer el caso de Dede Koswara, “el hombre árbol de Java”, que sufre de una rara enfermedad de la piel. La historia terminó con un final feliz pues Dede pudo ser operado para eliminar casi el 90% de sus verrugas.

En las necrológicas: murió Jon Erik Beckjord, famoso criptozoólogo y ufólogo americano y Corrado Balducci, “el exorcista del Vaticano”.

Profecías a toro pasado

PROFECÍAS A TORO PASADO

Juan José Morales

Malkun Si usted es de aquellos a quienes no preocupa el fin del mundo porque -como dice el viejo chiste- “Si se acaba me voy a Mérida”, tiene 5 años para preparar su mudanza a la capital yucateca para que no le agarren las prisas de última hora. El viernes 21 de diciembre de 2012 “El Sol, al recibir un fuerte rayo sincroni­zador (¿?) proveniente del centro de la galaxia, cambiará su polari­zación y producirá una gigantes­ca llamarada radiante”. Como en todo buen fin del mundo que se respete, quienes oportunamente se arrepientan y cambien de con­ducta podrán “atravesar la puerta que permite evitar el gran cataclis­mo que sufrirá el planeta» y entrar a «la nueva era, en un 6º ciclo del Sol”. ¿Y qué debe hacer quien desee salvarse de perecer como pollo ros­tizado en la lengua de fuego solar? Pues sim­ple y llanamente dejar de contaminar nuestro planeta. Todo esto del mortífero rayo -se dice- fue vaticinado hace 1,000 años por los sacerdotes mayas en la 1ª de sus 7 profecías. En la 3ª también pronosticaron que cuando el fin se aproximara “una ola de calor aumentará la temperatura del planeta producien­do cambios climatológicos, geoló­gicos y sociales en una magnitud sin precedentes y a una velocidad asombrosa”, debido a “varios fac­tores, uno de ellos generado por el hombre que, en su falta de armonía con la naturaleza, sólo puede pro­ducir procesos de auto destrucción; otros serán generados por el Sol, que al acelerar su actividad por el aumento de vibración produce más radiación, aumentando la tempera­tura del planeta”.

En su 4ª profecía los visiona­rios sacerdotes de la antigüedad advirtieron que “a consecuencia del aumento de la temperatura cau­sado por la conducta antiecológica del hombre y una mayor actividad del Sol, se provocará un derreti­miento en los polos”.

TUNES, KATUNES Y BAKTUNES

Parece asombroso que hace 1,000 años los sacerdo­tes mayas hayan podido vaticinar el calentamiento global y el cambio climático. Sólo hay un pequeño detalle en todo esto: que los tales augurios son más falsos que una moneda de 4 pesos. Las supuestas profecías mayas no se encuentran en ni ningún códice prehispánico ni en libro alguno de tiempos de la Conquista. Las inventó en 1999 un colombiano, Fernando Malkún, en un programa de televisión. Entonces ya se hablaba del cambio climático y el calentamiento global, de modo que él no hizo sino predecir lo que ya estaba ocurriendo. O, para decirlo en términos coloquiales, sus vaticinios fueron a toro pasado.

Malkún no es arqueólogo ni his­toriador, sino arquitecto y dice tam­bién haberse graduado -aunque no especifica en qué- en cierta curiosa “Universidad del Amor”. Se dedicaba a producir anuncios publicitarios, documentales de tele­visión y materiales audiovisuales, y un buen día produjo uno acerca del calendario maya, pero en versión apocalíptica y aderezado con esos imaginarios vaticinios.

Los mayas, que usaban un siste­ma de numeración vigesimal –no decimal como el nuestro- tenían un refinado sistema ca­lendárico donde se combinaban ciclos de diversa duración. El más corto es el kin, de 24 horas, equivalente al día solar. Le siguen el mes o uinal de 20 días, el tun o año de 13 uinales -360 días a los que se añadían otros 5 días aciagos sin nombre-, el katún o ciclo de 20 años (7,200 días), y el baktún, formado por 20 katunes, o sea 144,000 días o kines. Finalmente, su calendario incluía la llamada Cuenta Larga, un gran ciclo de 13 baktunes (1,872,000 días, unos 5,125 años).

FIN DE CICLO

Por alguna razón todavía no cono­cida, esa cuenta del tiempo comen­zaba en una fecha equivalente en el calendario actual al 11 de agosto del año 3114 a. C, por lo cual el primer gran ciclo de 13 baktunes concluirá el 21 de diciembre de 2012, incluidos los días extra por años bisiestos. Al terminar ese ciclo comenzará otro, de igual modo que al terminar un día, un mes, un año, un siglo o un milenio, se inicia el siguiente. Pero Malkún prefirió interpretar el hecho como aquellos ignorantes campesinos, artesanos y señores feudales europeos de la Edad Media que se llenaron de pánico ante la proximidad del año 1000, por creer que sería el del fin del mundo.

Nadie sabe de dónde sacó Malkún su colección de bobadas supuestamente obra de los sacer­dotes mayas (lo cual implicaría que conocían la existencia de los casquetes polares, la forma de la galaxia, la ubicación del sistema solar en ella y otras minucias simi­lares). Simplemente dijo que lo habían dicho y punto. Confiaba en que este mundo está lleno de gente dispuesta a creer cualquier estupidez a condición de que sea lo bastante absurda y se presente convenientemente envuelta en un lenguaje enigmático, misterioso y esotérico.

El pronosticador de hechos pasa­dos ha seguido fabricando mentiras del mismo estilo: La conexión atlante, sobre el continente perdido, Ari-kat, que nos revela -sin aportar prueba alguna de sus aseveraciones- cómo se construyeron realmente las pirá­mides egipcias, Imhotep, el 3 veces grande, sobre ese personaje de tiem­pos de los faraones, El Ojo de Horus sobre una misteriosa sociedad secre­ta del antiguo Egipto, y otro más -en preparación- acerca de los enigmas de los vedas hindúes.

Por supuesto, ha sabido explotar muy bien el asunto mediante semi­narios, talleres, conferencias y otras actividades por las que cobra muy bien a los asistentes, y con la venta de videos, discos y demás parafer­nalia usual en estos casos. Incluso organiza viajes “de iniciación y aventura, donde se viven experien­cias trascendentes” a Egipto, Nepal, la India, el Tibet, Guatemala y Yucatán, con nombres grandilocuentes -como “En busca del ojo de Horus”- que no pasan de ser simples tours como los que ofrece cualquier agencia de viajes pero 3 veces más caros y aderezados con algunas conferencias y “sesiones de meditación”.

Nina hagen. Gods of Aquarius

Nina Hagen – Gods of Aquarius

The Gods of Aquarius are coming with UFO`s

They love me and they love you

And what they have to say is true

The good old communication with

Holy Spirits of God`s creation

Is true but our church denies it

God, when will they realize it

Oh God, we need the big solution

We can`t stand atomic pollution

Man, it would be such a shame

If we won`t stop the devil`s game

Telepathic communication leads to physical transformation

When at the end of night human race is filled with light

Love, love, never get enough

And if you don`t love hey, hey, hey too tough

Voices, visions some go in trends

Holy Ghost talks to His fans

I really don`t want no more fighting

What I want is automatic writing

Oh my God, the Heavenly Host

Sends us down His Holy Ghost

The Golden Age of Aquarius

The second coming of the glorious

Love, love, never get enough

And if you don`t love hey, hey, hey too tough

Los carruajes de von Däniken (Final)

Los carruajes de Von Däniken: Un compendio en el arte de las falsas ciencias

John T. Omohundro

El sillygismo y la falsa ciencia

Daniken21 El libro de Von Däniken es una virtual mina de oro de falacias lógicas, implicaciones por insinuaciones y preguntas retóricas, y fallas de aplicar la “navaja de Occam”. Alicia Ostriker, quien entrevistó a von Däniken para Esquire, escribió: “¿Qué importa si las falacias vuelan en parvadas, como patos dirigiéndose al sur?” Ella fue cautivada por el entusiasmo del hombre y optó por pasar por alto su “estilo gee-whiz sólo apto para niños”. Ella optó por pasar por alto sus defectos, pero muchas otras personas no los ven.

Un non sequitur, o falacia lógica, hace una conclusión que no sigue de la premisa. El libro comienza con unos pocos non sequiturs. En la página vii von Däniken sostiene que si ignora su libro, entonces usted es un profano que se niega a enfrentar el aventurero y misterioso pasado. En la página 2, dice que si uno acepta la posibilidad de desarrollar la vida en otras partes del universo, entonces debe haber una civilización. Aquí está un ejemplo, el enunciado de la principal tesis del libro: “Dado que no estamos dispuestos a admitir ni aceptar que existió una cultura superior o una tecnología igual de perfecta antes de la nuestra, todo lo que queda es ¡la hipótesis de una visita desde el espacio!” (p. 28).

Una pregunta retórica coloca toda la carga de la prueba en el lector, quien, o bien acepta por el general desconcertante estilo de argumentación o pasa la carga de la prueba a los “académicos”. Al contemplar las ruinas de Tiahuanaco, en Bolivia, von Däniken escribe: “¿No tenían nuestros antepasados nada mejor que hacer que pasar años – sin instrumentos – configurando los conductos de agua con tal precisión?” (p. 21)

Aplicando la navaja de Occam significa que cuando son posibles dos explicaciones para un conjunto de hechos, uno adopta la explicación más sencilla, es decir, la que asume el menor número de “si”. Von Däniken ha argumentado (Ferris 1974) que los viajes espaciales es una explicación simple, ya que ahora son posibles para nosotros. Sin embargo, no es la posibilidad de los viajes espaciales o de la inteligencia extraterrestre lo que es cuestionable. La tesis de Chariots of the Gods? Falla en la navaja de Occam porque construye un gigantesco castillo de naipes, cada uno de ellos requiere una tarjeta de un nuevo “si”. Los “si” se mantienen unidos sólo por la fe y evidentemente en contradicción con la mayoría de los principios que la “ciencia” ha comenzado a ver más bien como un sistema unificado. Mire, por ejemplo, en la tesis de von Däniken de que los seres humanos modernos son el acto deliberado de la cría de inteligencias extraterrestres. El registro fósil de criaturas parecidas a las humanas y la cultura que poseían se extiende más de un millón de años. A través de los milenios, y no gradualmente por etapas, vemos el cuerpo tomando la forma moderna y el cerebro acercarse al tamaño moderno. Acontecimientos culturales como el fuego, sofisticadas herramientas de piedra, entierros, la adopción de las prendas de vestir, y así sucesivamente, aparecen mucho antes del Homo sapiens moderno. Para vernos a nosotros mismos como un continuo desarrollo de esas tendencias, moviéndose y adaptándose a los cambios climáticos, criaturas, y contornos de la tierra, es mucho más simple que introducir algunos “criadores” indefinidos, sin fecha de aparición.

Von Däniken juega en gran medida con la disposición del lector a concluir que una larga serie de posibilidades aleatorias es igual a una certeza. Por el mismo razonamiento, es una virtual certeza que usted obtendrá seis águilas en seis lanzamientos de moneda, ya que existe una posibilidad real (50 por ciento, para ser exactos) de que un volado se convierta en águila.

Por último, y quizás lo más preocupante, es la tergiversación de von Däniken del proceso mismo de “hacer ciencia”. Él no exhibe, ni anticipa al lector, ninguna instalación real en la naturaleza de un “hecho”, una hipótesis, desarrollo de una teoría, y prueba (o más exactamente, la demostración). En un punto von Däniken desconoce que él está compilando una secuencia de pruebas de prehistóricos viajeros del espacio: “no es lo que estoy haciendo. Simplemente me refiero a los pasajes en textos muy antiguos que no tienen cabida en la hipótesis de trabajo en uso hasta el presente” (p. 66).

El autor no sabe lo que es una hipótesis de trabajo, ni está avergonzado de estampar el sello “QED” sobre una enorme cantidad de tautologías (asumir algo, crear una hipótesis, probarla, afirman haber demostrado la hipótesis). Él evita establecer cualquier explicación en términos razonables. Él está perdido en su concepto de prueba. Más de cualquier otra característica, este ignorante está jugando alegremente con el método de razonamiento científico que marca el desaliño del libro.

Simplemente equivocado

ElMensaje2 Un examen de Chariots of the Gods? en Book World dice: “Comprobar sus ‘hechos’ tomaría meses de investigación, ya que nunca cita sus fuentes”. Su elección muy selectiva de lo que presenta como datos no sigue ningún criterio discernible. Sus traducciones hacen aullar a los críticos (con alegría si tienen sentido del humor, con rabia si no). Se han checado muchos de los “hechos” que presenta von Däniken. Algunos de estos se presentan a continuación.

Los mapas de Piri Reis (p. 14). (Mapas fantásticos, pero lejos de ser exactos.)

La cultura Tiahuanaco de Bolivia (p. 20ff). (Cf. Lanning para eliminar algunos de los misterios vistos aquí por von Däniken.)

Los sumerios (p. 24). (Braidwood y Adams, entre otros, tienen bastante bien las ideas acerca de dónde vinieron los sumerios.)

“¿No hay algo más absurdo que un culto acerca de un ‘dios’ que se sacrifica y se come?” (p. 33). (No. El mundo tiene varias personas que lo hacen: los aborígenes de Australia, Mesopotamia, Ainu, y otros.)

Los hornos de cobre en Ezion Geber (p. 44). (La fecha que se da es errónea, la fuente también ha retirado su especulación: los cuartos eran salas de almacenamiento).

Las cría de los experimentos sobre prehumanos de los viajeros espaciales (p. 52). (La entrevistadora de Esquire señala que von Däniken ni siquiera creen en estas cosas. Entonces, ¿por qué decirlo? Desafía todos los principios de la genética y la evolución. Irónicamente, él debe hablar de Dioses del espacio, si no el libro no se vende).

El surgimiento “repentino de Egipto”, de acuerdo a los egiptólogos (p. 74). (Esto lleva a sospechar que alguien lo puso allí – bingo. De hecho, se desarrolló a partir de una cultura neolítica de agricultores, mil años después de que se inició la civilización en Mesopotamia).

La pirámide de Keops: la fórmula de la altura, la fórmula de pi, y la hipótesis de la madera. (Cf. Wilson. Incluso las matemáticas de von Däniken son malas).

“Quizás los egipcios aprendieron la momificación de la naturaleza? Si ese fuera el caso, debería haber sido un culto de mariposas o escarabajos… No hay nada de este tipo” (p. 84). (El culto al escarabajo estaba muy extendido.)

La tumba china con 41 muertos, sin violencia (p. 86). (¿Qué hay de las enfermedades o el hambre, una amenaza común en la civilización china?)

Las cabezas de terracota de Jericó, diez mil años atrás: “Eso también es sorprendente, porque este pueblo aparentemente no conocía las técnicas de alfarería” (p. 87). (Error en su cuento, ya que se han hecho estatuas de terracota por más de diez mil años antes de esto.)

“Yo sugeriría, por buenas razones, colocar el incidente del Paleolítico temprano – entre 10,000 y 40,000 (p.88). (El Paleolítico temprano terminó aproximadamente 200,000 años antes de esto. Lo que está describiendo se llama el Paleolítico Superior y Mesolítico.)

El collar de jade “chino” en Guatemala (p. 93). (Esto me tomó un minuto, pero dice Wilson que el jade es autóctono de América Central).

“… en tiempos de Cristo el concepto de un cielo con estrellas fijas teniendo en cuenta la rotación de la tierra no existía” (p. 105). (Permítanme que cite de nuevo Ostriker: “Lo que el lector promedio de von Däniken probablemente no sabe es que la idea de la vida en otros mundos no es exactamente nueva”. Asimismo, señala que antes de que llegara la visión geocéntrica de Ptolomeo del mundo, varias culturas tenían un punto de vista no muy lejano del que tenemos ahora.)

Dibujos esquemáticos de animales que simplemente no existían en América del Sur hace diez mil años, es decir, camellos y leones (p. 106). (Tal vez son llamas y pumas, nativos de la zona.)

“Hay marcas producidas artificialmente, todavía no explicadas, en caras inaccesibles de grandes rocas en Australia, Perú, y la Alta Italia” (p. 106). (Hablando sólo de Australia, se ha visto hacer las mismas marcas a los aborígenes, en sus rituales totémicos).

Grabados de máquinas cilíndricas parecidas a cohetes en Kunming, China (p. 107). (Los chinos son los que inventaron la pólvora y disparaban cohetes.)

Estos son algunos de los temas que atrapé. Otras son señalados en los artículos mencionados en la bibliografía. Columnas de hierro inoxidable en la India, las piedras de la Isla de Pascua, etc. no son de las afirmaciones más misteriosas de von Däniken.

Esta revisión esta destinada a los lectores de von Däniken que consideran que en interés de la ciencia y la racionalidad se debería considerar la posibilidad de sus argumentos. He esbozado algunas de las razones por las que, si se tiene en cuenta sus argumentos, uno no descubre ciencia o racionalidad en ellos. La gran popularidad de Chariots of the Gods? no se deriva en última instancia, de ningún interés en la ciencia o la racionalidad, sino, como he sugerido, se deriva de una reacción en contra de ella. Hay alguna justificación para esa reacción, yo incluso abogo por una dosis de locura en la vida de todos. El libro de von Däniken es una buena lectura, si usted necesita una dosis de delirio entusiasta. Pero yo no mezclo mi locura con mi ciencia.

REFERENCIAS

Ferris Timothy, Playboy Interview: Erich von Däniken, Playboy, August, 1974, Pags. 51 ff.

Ostriker Alicia, What If We’re Still Scared, Bored and Broke?, Esquire, December, 1973, Pags. 238 ff.

BIBLIOGRAFÍA

Si se ha estimulado su interés por la controversia que rodea Chariots of the Gods?, le recomiendo los siguientes trabajos sólo para que su interés tenga más bases.

Braidwood Robert, Prehistoric Men, Scott, Foresman, 7th ed. Glenview, Ill, 1967. De la edad de piedra a la civilización de Mesopotamia.

Deetz James, An Invitation to Archaeology, Doubleday, Natural History Press, Garden City, N.Y, 1967. Arqueología científica.

Eiseley Loren, The Immense Journey, Random House, New York, 1957. Evolución humana.

Frankfort Henri, et al., Before Philosophy, Penguin, Baltimore, 1966. Una excelente exposición de un viejo mito.

Lanning Edward, Peru Before the Incas, Prentice-Hall, Englewood Cliffs, N.J., 1967. Uno de los pocos libros generales.

Sanders William T., and Barbara J. Price, Mesoamerica: The Evolution of a Civilization, Random House, New York, 1968.

Shklovskii I. S. and Carl Sagan, Intelligent Life in the Universe, Dell, New York, 1966. Exobiología por expertos.

Wallace Anthony, Religion: An Anthropological View, Random House, New York, 1966. Una forma de mirar las religiones no occidentales.

Wilson Clifford, Crash Go the Chariots, Lancer Books, New York, 1972.