Archivo de la categoría: Criptozoología

Los verdaderos críptidos no están en el Loch Ness

Parece que en Loch Ness sólo se pueden encontrar sapos y bombarderos de la Segunda Guerra Mundial, pero ningún monstruo (vean las tres entradas anteriores).

El que sí encontró un críptido (animal desconocido) fue el fotógrafo submarino Jay Garbose, en Juno Ledge. Al parecer se trata de un gusano del tipo de los Nemertean.

Serpiente de mar en nuestras costas

Reportado por: Chandra Bill

Fotógrafo: Dennis Burke

¿Has oído hablar del monstruo de Loch Ness, la Criatura de la Laguna Negra, las serpientes de mar de la leyenda?

Un buzo local dice que él ha encontrado algo que ni el Smithsonian ha podido identificar y está justo a las orillas de la playa de Juno.

Debajo de la superficie de nuestras aguas azules y cristalinas vive una miríada de animales marinos.

A veces podemos verla en el aire -los tiburones de ojos de acero que se junta por miles, deslizándose a lo largo de los bajíos.

Pero yendo más profundo…

Nunca sabes lo que encontrarás. Sólo pregúntale a Jay Garbose.

“Ésta es la primera y he viajado y filmado por todo el mundo”.

Hecha una ojeada a lo que encontró y escuchar la historia -no es ningún cuento de pesca.

“Estaba buceando en Juno Ledge. Eso está alrededor de una milla de la orilla de la playa de Juno. Pensé al principio que era un pepino de mar aunque nunca nadie ha visto uno de 7 a 10 pies como éste. Era algo como una masilla gris y la forma en que se estiraba era muy suave y chiclosa”.

Como videógrafo subacuático, Jay ha capturado imágenes para National Geographic y Discovery Channel.

Para esto, él se dirigió a sus conexiones en el Smithsonian.

“Ellos parecen haberlo identificado como un gusano Nemertean”.

Chandra Bill, reportero: “Pero no están seguros qué es esto exactamente”.

Jay: “Incluso justo ahora no pueden identificar de qué familia es”.

Por ahora, el Smithsonian lo está llamando “undescribed”.

Chandra Bill: “¿Piensas que le pondrán tu nombre?”

Jay: “Bien, dijeron que podrían nombrarlo, pero tendría que capturarlo”.

Jay dice que él desea ir de nuevo a Juno Ledge y buscarlo, pero sabe que es difícil que lo encuentre.

http://www.wptv.com/mostpopular/story.aspx?content_id=bd9ec522-d66c-4732-ae92-17d925d27cd6

En las profundidades del Loch Ness

Bueno, tal vez Wimpy –el bombardero del que hablamos en la entrada anterior- no era un ser vivo. Pero en esta misma semana encontraron un animal que habita las profundidades del Loch Ness, pero no es un monstruo: es un sapo.

Sapo encontrado en las profundidades del Loch Ness

Investigadores de Estados Unidos que realizaban una búsqueda con el sonar en el Loch Ness se sorprendieron al encontrar un sapo común en el fango a 324 ft (98 m) de profundidad.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha estado intentando desenredar los misterios del loch.

Sin embargo, el MIT dijo que no esperaba encontrarse con el anfibio a esa profundidad.

Bob Rines, conferencista del MIT, contará en la conferencia de ingeniería Oceans 07, en Aberdeen, sobre el sapo y sus investigaciones el mes próximo.

El profesor John Watson presidente de la conferencia, de la universidad de Aberdeen, dijo: “Fue una sorpresa encontrar un sapo a esa profundidad”.

El MIT dijo que había terminado el mapa del sonar a todo lo largo del loch – que tiene cerca de 750 ft (228 m) en su punto más profundo.

“Patrones pintorescos”

Los datos se han comparado con un mapa geológico del fondo hecho por sir Edward Murray que usó líneas de plomada hace 100 años.

El instituto dijo que la exploración era parte de sus esfuerzos continuos de encontrar los restos preservados del animal en las bajas temperaturas del fondo del loch que puedan explicar los inusuales avistamientos en la superficie.

La presentación del profesor Watson en la conferencia cubrirá los detalles de cómo ha cambiado el loch en el último siglo.

Esto incluye “patrones pintorescos” en el légamo causado por las bombas de agua de una planta hidroeléctrica.

Oceans 07 se llevará a cabo del 18 al 21 de junio en el centro de exposiciones y conferencias de Aberdeen.

http://news.bbc.co.uk/2/hi/uk_news/scotland/highlands_and_islands/6618995.stm

El día que capturaron a ¿Nessie?

La historia de la entrada anterior me recordó una noticia de 1985, cuando recuperaron los restos de uno de los “primos” de Nessie: Wimpy. Busqué en mi archivo y encontré la nota del 9 de septiembre:

El Monstruo resultó un montón de fierro

Londres, septiembre 9, 1985 (AFP).- Ha sido identificado el monstruo de Loch Ness: era un bombardero de la Real Fuerza Aérea que se cayó al lago escocés en 1940.

Setenta metros debajo de la superficie de Loch Ness descansa el cuerpo de un monstruo que murió en 1940. En algunos lugares su piel se ha rasgado para revelar sus brillantes huesos y su sangre hace mucho tiempo que se drenó en el légamo. Pero, no es Nessie. Su piel era de lona, los huesos de duraluminio, líquido hidráulico su sangre y su nombre en código era “R” for Robert.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Whitley, Blenheim, Hampden y Wellington eran nombres importantes porque todos eran bombarderos de la Real Fuerza Aérea usados para combatir contra las fuerzas del tercer Reich. Este monstruo que había estado en el fondo del Loch Ness por más de 40 años era un bombardero Wellington.

En la víspera del Año Nuevo de 1940, un bombardero Wellington, cuyo nombre en códigoera R for Robert salió de la Royal Air Force de Lossiemouth en un vuelo de entrenamiento de navegación a través del norte de Escocia. Su plan era volar a lo largo del Great Glen, a la isla de Canna y regresar de nuevo a la base después de pasar sobre Golspie.

Volando a una altura de 8.000 pies a través de una tempestad de nieve sobre las colinas de Monadhliath, el sur del Loch, falló el motor de estribor. El capitán ordenó que todos los tripulantes saltaran mientras él y el copiloto trataban de controlar la nave. Afortunadamente, los pilotos vieron la superficie del agua y se las arreglaron para hacer un acuatizaje. El Wellington se hundió en el loch antes de que los sobrevivientes alcanzaran la orilla. Sólo uno de los tripulantes no sobrevivió al no abrirse su paracaídas.

El Vickers Wellington o Wimpy como era conocido, era el principal bombardero de la Real Fuerza Aérea entre 1939 y 1943. Fue diseñado por sir Barnes Wallis. Era un avión bombardero y también era utilizado para reconocimiento marítimo. Tenía una tripulación normal de seis hombres excepto el MKV y el VI que utilizaban una tripulación de tres. La velocidad máxima era de 235 mph (MK1c) 255 mph (MK III, X) y 299 mph (MK IIII), rango de operación normal de 1805 millas (excepto el MK III que era de 1470 millas). El Vickers Wellington podía tener daños importantes y todavía seguir volando, probablemente debido a la construcción de su estructura geodésica y al uso práctico de líneas geodésicas.

La Real Fuerza Aérea recibió su primer Wellington en octubre de 1938. Durante la Segunda Guerra Mundial había 6 escuadrones equipados de Vickers Wellington. Debido a las grandes perdidas en las incursiones diurnas, el Wellington se convirtió en un bombardero nocturno y a partir de 1940 también fue utilizado como bombardero de gran alcance en África del norte. En 1942 también se convirtió en bombardero de gran alcance para la Real Fuerza Aérea en la India. También fue utilizado por el comando costero como cazador del U-Boat. El Wellington permaneció en servicio en la Real Fuerza Aérea hasta 1953.

De un total de 11,461 Wellington producidos, en la actualidad sólo quedan 2. Uno, de entrenamiento que no vio ningún servicio activo está en un museo de la R.A.F. El otro, un veterano de los cielos sobre Alemania, es el recuperado del fondo del Loch Ness.

En 1976 Marty Klein, mientras trabajaba para la Academy of Applied Science, descubrió el avión perdido en un escaneo del sonar. Primero se pensó que era un bote volador Catalina pero un examen adicional del equipo de buzos navales estableció que era el Wellington perdido. Estaba a unos 70 metros de profundidad, que era demasiado profundo para los equipos de escafandra autónoma. Por lo tanto, en 1981 el proyecto del barco de investigación “John Murray” asistido por Robin Holmes de la Universidad Heriot Watt proporcionó una plataforma para un examen con el Remote Operated Vehicle (ROV) “Sea Pup”.

Finalmente ha sido recuperado a principios de esta semana. El Wellington 1A número de serie N2980 será enviado al Brooklands Museum of Motor Sport and Aviation en Brooklands, Surrey, donde fue construido, para ser restaurado.

Buscarán a Nessie con minisubmarinos

Partida de caza va tras de Nessie – con cámaras submarinas

Por Andy Dixon

Demostrar que existe el monstruo de Loch Ness podría ocurrir la semana próxima – aunque la criatura misteriosa decidiera comerse las cámaras fotográficas que pudieran descubrirlo.

Hasta 15 submarinos metálicos del tamaño de cajas de zapatos -llamados “VideoRays”- entrarán en el loch como parte de una “Cacería de monstruos” dispuesta por la compañía de Aberdeen, Buccaneer, que vende el equipo por £3500 a £20,000.

Las cajas accionadas por control remoto tienen cables para controlar la caja desde la superficie, con por lo menos una capaz de sumergirse a 300 metros – cerca del fondo del loch.

El director de la firma Ian MacDonald explicó que las cajas emitirán imágenes a los monitores que registraran todo lo visto bajo el agua el miércoles y jueves de la semana próxima.

“Confío en que dejaremos la incógnita, como siempre lo hacen estas cosas”, dijo el señor MacDonald, cuando preguntamos por Nessie, el recientemente anunciado icono Highland 2007.

Explicó que aunque el monstruo de Loch Ness se sintiera hambriento y se comiera el equipo todavía habría oportunidad de ver algo.

“Hasta que el cable se rompa podríamos obtener fotos”, dijo MacDonald.

“Tenemos un colega en los Estados Unidos que tenía una a medio camino en la garganta de un cocodrilo y él tenía una vista excelente de los dientes del cocodrilo hasta que se cerró la mandíbula”.

Alrededor de 20 trabajadores y clientes de la compañía se unirán a colegas de los E.U. y permanecerán cerca del Loch Ness Exhibition Centre y el Drumnadrochit Hotel.

El señor MacDonald, que abrió el negocio hace casi cinco años, tiene años en la electrónica.

El grupo apunta a investigar una mancha de 50 metros en el fondo del loch conocida como “La huella del monstruo” -e intentar descubrir si quedan algunos restos del bombardero Wellington de la Segunda Guerra Mundial que fue rescatado del loch en los años 80.

“Siempre esperas encontrar algo nuevo e interesante y si puedes hacer algo de trabajo de investigación apropiado mientras estás en eso, es un bono adicional”, dijo. “Pero nunca estas absolutamente seguro de lo que vas a encontrar hasta que el vehículo esta en el agua.

“En casi cualquier cuerpo de agua vas a encontrar algo que es bastante inesperado”.

El cazador de Nessie Steve Feltham, que vive en la playa de Dores, a registrado la vista de la superficie de Loch Ness por 16 años, sigue confiando “medianamente” en ver la criatura evasiva, pero dice que este grupo no puede tener mucha suerte.

“Las probabilidades se apilan en contra de cualquiera que quiera encontrar algo aquí.

“Si no hicieran tantas fanfarrias al principio no habría un anticlímax a la semana cuando empacan y se van a casa”, comentó.

“Me alegro de que esta gente venga aquí e intente algo.

“Pensaría que si tuviera el dinero para hacerlo, estaría allí afuera jugando con un submarino, porque suena grandioso”.

Robbie Bremner, director del Loch Ness Exhibition Centre, dijo que la magia del área atraería siempre a los turistas.

“La gente no viene por el monstruo de Loch Ness”, dijo. “Viene por el paisaje, viene por la amistad y la hospitalidad de la gente, y viene por el romance de Loch Ness.

“Siempre son felices cuando llegan aquí y siempre son felices cuando se van”.

http://www.inverness-courier.co.uk/news/fullstory.php/aid/2730/Hunting