Archivo de la categoría: Criptozoología

Noticia para criptozoólogos

¡Encuentran el esqueleto de Pac-man!

Segunda versión del esqueleto de los Pac-man, concebida en colaboración con François Escuilié, paleontólogo; de la observación comparativa de cráneos humanos y de varios animales rapaces. El equipo de estudio, “Eldonia”, especializado en moldes de fósiles, hizo la edición.

El cráneo está hecho de resina y tiene 65 centímetros de diámetro.

http://www.legentilgarcon.com/

Parece que en efecto es una ballena

Como lo habíamos supuesto: los restos de un animal marino en descomposición, de los que hablamos aquí, no son los de una tortuga gigante, sino de una ballena. Habrá que esperar algún análisis de los restos, en particular de ADN.

El propio Loren Coleman dice: “Diría que esta historia de descomposición se ha varado”.

Pero no quita el dedo del reglón y sigue soñando con la existencia de tortugas gigantescas: “Pero, por supuesto, no significa que las tortugas gigantescas no puedan estar allá fuera”. Al fin y a cabo es un criptozoólogo.

http://www.cryptomundo.com/cryptozoo-news/mystery-beached/

Las hadas sin velo

Quitando el velo de las hadas, los Fatagrabados (Hadagrabados) de Colmore

Un aventurero, inventor, y fotógrafo escocés llamado Neville Colmore afirmó haber construido un dispositivo capaz de “…develar las hadas…”. El aparato, que él llamó el “Spectobarathrum”, produjo hermosas placas fotográficas que él llamó “fatagravures” (hadagrabados), con un proceso ahora perdido. Se cree que el “Spectobarathrum” original junto con todas las imágenes que él afirmó haber hecho fueron destruidos por un fuego.

Debido a mi conocimiento en antropología, arqueología, imagen digital, arte, historia escocesa y como miembro del Consejo de la Sociedad Traprock, me han pedido examinar estos materiales. Soy bastante afortunado de haber recibido el permiso de compartir algunos de mis resultados preliminares aquí. El vigilante actual de estos tesoros desea seguir siendo anónimo.

Estas imágenes asombrosas no se deben confundir con las posteriores, y más familiares, fotos de hadas del jardín de Cottingley sobre las cuales está basada la película de 1998 “Fairy Tale – A True Story”. Las fotografías de Cottingley fueron publicadas alrededor de 1918. Fueron hechas públicas en los 1890’s. Fueron presentados en conferencias científicas y generalmente fueron ignoradas. Las niñas de Cottingley tenían un campeón literario en sir Arthur Conan Doyle y eran pequeñas y lindas muchachas inglesas. Él era científico de Escocia con un fuerte acento de la frontera y era considero muy enojón por la mayoría de sus pares en el Reino Unido. Colmore estaba muy amargado por la atención que recibieron.

Estaba convencido de que las imágenes de Cottingley eran bromas y sentía que habían recibido más atención debido a la fama de A. Conan Doyle y la dulzura de las muchachas. Sin embargo, cuando disminuyó el renombre de las imágenes de Cottingley, él se las arregló para alistar su propio campeón literario y científico, el famoso explorador y autor americano, Walter Traprock. Él era más conocido por los relatos populares de sus expediciones científicas publicadas en los años 20, Cruise of the Kawa, Sarah of the Sahara y My Northern Exposure.

Traprock tenía conexiones con George Chapell y a través de él con la Algonquin Roundtable. Colmore tenía grandes esperanzas de viajar, exponer y dar conferencias en América. Donde él no se enfrentaría con un desinterés, real o ficticio, que era común en sus presentaciones en Gran Bretaña. El Dr. Traprock predijo que “¡… todo Nueva York se enloquecerá por las hadas! ” Esperaban publicar un libro para aclarar su investigación y teorías científicas sobre la existencia del mundo de las hadas y la presentación de sus asombrosos fatagravures por primera vez en forma de libro.

Trágicamente el fuego que se cree destruyó todos sus materiales ocurrió antes de que su colaboración obtuviera algún beneficio. Sin embargo, creo que algo del material que me han pedido examinar pudo haber sido parte de las pertenencias de Traprock que nunca fue publicado debido a las controversias y acusaciones de fraude que se presentaron alrededor de los anteriores libros de Traprock. Antes de su muerte, Colmore no dio ninguna indicación pública de que él supiera que alguna cosa hubiera sobrevivido al fuego.

http://www.flickr.com/photos/crowolf/sets/72157594253902274/

Esta historia es obviamente una broma, pero hay que aclararlo. Una entrada anterior sobre una supuesta sirena descubierta en Florida, que supuse sería obvio se trataba de una broma, ha generado una buena cantidad de comentarios de personas que parece que se creyeron el cuento. Por eso hago esta aclaración.

Dr Walter E. Traprock fue el pseudónimo de un arquitecto, humorista y escritor neoyorkino, George S. Chappell, muy famoso a principios del siglo veinte. Graduado en Yale en 1899, estudió en Paris antes de regresar a Nueva Cork. Murió en 1946.

Sus libros más famosos son:

The cruise of the Kawa: wanderings in the South Seas

Sarah of the Sahara

My northern exposure: The Kawa at the Pole

Durante esa época de nuevas exploraciones y descubrimientos, Chappell creo un personaje (adoptado actualmente en unas tiras cómicas que se pueden ver aquí y aquí), el doctor Traprock, un romántico explorador fascinado por las tierras incógnitas, que solía hacer comentarios y consejos como:

“Nunca le dispare a una mujer, excepto en defensa propia”.

“Nunca cambie su programa. Cambie su audiencia”.

Regresando a las fotos de las hadas. Es el trabajo del fotógrafo y artista norteamericano Crowolf. Abajo podemos ver algunas de sus páginas que muestran su trabajo.

http://www.flickr.com/people/crowolf/

http://www.crowolf.net/

http://api.flickr.com/services/feeds/photos_public.gne?tags=strangevintagefictions&format=rss_200

El Bigfoot como actor porno

The Geek es una película porno de 15 minutos de duración que presenta al Bigfoot en el papel protagónico. Fue filmada en 1981, pero se desconoce su director, productores, editores, libretistas y la mayoría de los actores. Buscando en Google encontramos que una mujer, Lynn Holmes, ha colocado The Geek en su currículum, pero no sabemos si es la mujer que es violada por el Bigfoot o una de sus acompañantes.

The Geek fue filmado en locaciones en Washington, Oregon y Alberta.

Deeky Wentworth, de Surfindead.com, nos reseña esta película corta: “No soy un experto, pero si siete minutos de tu película de quince consisten en escenas de gente que camina, y tu película no es sobre gente que camina, entonces hay algo terrible, terriblemente mal. Como ves, esta película es sobre el Bigfoot”.

La historia es de seis campistas, tres hombres y tres mujeres, que viajan a través de las colinas, caminan por los boques, caminan por la maleza, caminan en los arbustos, y siguen caminando durante mucho tiempo.

“Después de que la mitad la película se la pasó mostrando escenas de los campistas caminando, estos finalmente se tropiezan con la primera evidencia del Sasquatch: algo que el líder de la expedición describe como huella.

“Algunos momentos más adelante, encuentran una pila de materia fecal del Bigfoot”.

Pero si usted cree que esta es la peor parte, espere ver el final. La película es digna de la mentalidad de los ufólogos y criptozoólogos. Tiene el mismo nivel de los videos de Maussan. Si esto no lo espanta, véala a su propio riesgo.

En Brainsonfilm.com se pueden ver algunas fotos y otra reseña.