Archivo de la categoría: Cultura

Burbujas aéreas luminosas

LOS OVNIS DEL ULISES CRIOLLO

José Vasconcelos (1881-1959)

Escritor, abogado, filósofo y educador mexicano nacido en Oaxaca. Estudió en la Escuela Nacional Preparatoria y en la de Jurisprudencia donde se recibió de abogado en 1907. Tomó parte activa en la Revolución de 1910, dentro del maderismo. Rector de la Universidad Nacional (1920-1921) y director del Ministerio de Instrucción Pública (1921-1924) desde donde impulsó la creación de la Secretaría de Educación Pública (1935).

Organizó la primera campaña de antianalfabetismo, las misiones culturales y las bibliotecas populares. Celebró la Primera Exposición del Libro en el Palacio de Minería, inició un amplio programa de publicaciones, y fomentó la pintura mural mexicana, ofreciendo contratos a pintores como Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Sequeiros y Roberto Montenegro, para que pintaran en edificios públicos. En 1924 renunció al Ministerio de Instrucción Pública por estar en desacuerdo con la elección del candidato Elías Calles a la presidencia. Regresó en 1928 y lanzó su candidatura a la Presidencia de la República. Su intento fracasó y volvió a exiliarse, viajando por Europa, Asia, América del Sur.

En 1940 regresó a México y se le nombró director de la Biblioteca de México. Fue miembro de numerosas agrupaciones culturales extranjeras y del país. Doctor Honoris Causa por las universidades Nacional de México y de Puerto Rico, Chile, Guatemala y El Salvador. Perteneció a la Academia Mexicana de la Lengua.

Escribió casi un ciento de libros, pero en los que se aprecia su vena “espiritualista” son: La revolución de la energía (los ciclos de la fuerza, el cambio y la existencia) (1924); Teoría de los 5 estados (1924); La raza cósmica (1925); Tratado de metafísica (1929). En La raza cósmica plantea una imagen espiritualista y dinámica del universo. Afirma que los latinoamericanos (la raza cósmica) son la fusión de lo mejor de las dos culturas. Su obra abarca filosofía, sociología, historia y literatura, destacando Prometeo vencedor (1916); Ulises Criollo (1936); La tormenta (1936); El desastre (1938); El proconsulado (1939); Apuntes para la historia de México, desde la conquista hasta la revolución (1943); El viento de Bagdad (1945).

José Vasconcelos tuvo una extraña visión en compañía de su padre y sus hermanos. No sabemos si fue una imagen “espiritualista”, una “alucinación colectiva” (como él mismo apuntó), o un fenómeno quimiluminiscente o triboluminiscente. Lo interesante es que el relato, afortunadamente, no cayó en manos de los ufólogos quienes rápidamente lo hubieran asimilado al fenómeno ovni.

LA VISIÓN DE VASCONCELOS

Regresábamos de un paseo. La mañana estaba luminosa y tibia. Leves gases de niebla borraban el confín y se esparcían por la llanura. Serían las once de la mañana y comenzaba a quemar el sol. Desde el puente contemplábamos la margen arenosa, manchada de grana y mezquites, cortada de arroyos secos…

De pronto, nacidos del seno humoso de ambiente, empezaron a brillar unos puntos de luz que, avanzando, ensanchándose, se tornaban en discos de vivísima coloración bermeja o dorada: con mi padre y mis hermanos éramos cinco para atestiguar el prodigio.

Al principio creíamos que se trataba de manchas producidas por el deslumbramiento del sol… Nos restregábamos los ojos, nos consultábamos y volvíamos a mirar. No cabía duda: los discos giraban, se hacían esferas de luz, se levantaban de la llanura y subían, se acercaban casi hasta el barandal donde nos apoyábamos…

Como trompo que zumbara en el aire, las esferas luminosas rasgaban el tenue vapor del ambiente. Hubiéramos dicho que la niebla misma se cristalizaba, se acrisolaba para engendrar forma, movimiento y color…

Asistíamos al nacimiento de “seres de luz”. Conmovidos comentábamos, emitíamos gritos de asombro, gozábamos como quien asiste a una revelación.

En tantos años de lecturas diversas no me he topado con una explicación del caso, ni siquiera con un relato semejante, y todavía no se si vimos algo que nace del concierto de las fuerzas físicas o padecimos una alucinación colectiva de las que estudian los psicólogos.

Esta visión de Vasconcelos es muy semejante a otros reportes de burbujas aéreas luminosas que han sido vistas en diversas partes del mundo. Veamos tan sólo cinco ejemplos.

Frank Wards y su padre, visitaban un viejo molino en una región rural de Georgia, USA, en 1938, cuando vieron materializarse una pequeña bola de luz azul, a la altura de su rodilla, que creció de pocos centímetros a medio metro. La siguieron por más de un kilómetro hasta que llegó a una cabaña de madera, entró por la puerta, voló en su interior y volvió a salir, para regresar al camino y recorrerlo todo a la inversa. Cuando llegó al punto en donde había aparecido, se esfumó. Ward logró escuchar cierto ruido como el de un transformador eléctrico.

Charles Fitshugh Talman, un meteorólogo del United States Weather Bureau, cuenta que una tarde de verano dos mujeres caminaban a lo largo del precipicio en Ringstead Bay, en la costa Sur de Inglaterra. El clima era bochornoso, y en la distancia ocasionalmente relampagueaban los rayos. Repentinamente vieron numerosos globos de luz, del tamaño de bolas de billar, que las rodeaban por todas partes. Era como si aparecieran de la misma atmósfera, moviéndose de arriba abajo. Algunos de los globos estuvieron a pocos centímetros de las mujeres, pero siempre eludían sus intentos de ser atrapadas. A un tiempo “miles aparentemente las envolvieron”. Finalmente desaparecieron.

En Bélgica, durante la segunda Guerra Mundial, un caporal canadiense relató lo siguiente:

“Hacia las 9 h 00, vi un globo luminoso que se dirigía del frente hacia atrás. Tenía un metro de diámetro, parecía estar dentro de una copa de humo y poseer una luz interna. Emitía una suave luz blanca. Estaba a unos 13 metros sobre el suelo y tenía una velocidad de unos 50 km/h y era totalmente silencioso. Visiblemente, no se movía con el viento sino más bien parecía guiado. Estaba sobre otro globo, y éste sobre otros. En total había cinco”.

Esta visión es muy semejante al relato de Nicolás Roerich por el número de objetos observados. Quien también observó varias lucecitas brillantes fue el filósofo alemán Johann Wolfgang von Goethe. En el tomo VI de Conversaciones con Goethe, la biografía de Goethe, narra una curiosa aparición que presenció a la edad de 16 años, en un lodazal, mientras se dirigía en carruaje desde Frankfurt a la Universidad de Lepzig una noche que amenazaba tormenta:

“… de repente, a un lado del camino, vi una especie de anfiteatro enormemente iluminado. En un espacio con forma de tubo había un sinfín de pequeñas lucecitas tan brillantes que dañaban la vista. Estas luces no eran fijas, ya que saltaban en todas direcciones, aunque había algunas que permanecían inmóviles”.

“Sentí mucho tener que abandonar aquel maravilloso espectáculo, que hubiera querido observar más de cerca, para continuar el viaje. Queda por saber si se trataba de un pandemónium de fuegos fatuos o una asamblea de criaturas luminosas; no podría decidir”.

Luego se enteró que en el lugar había existido una vieja cantera. ¿Eran fuegos fatuos como apuntó el filósofo? ¿Son estas visiones debidas a fenómenos de quimiluminiscencia o triboluminiscencia? ¿Acaso son centellas? Es difícil saberlo

REFERENCIAS

Acharius E., Account of an Extraordinary Meteoric Phenomenon, North American Review, 3:320, 1916. (Burbujas aéreas luminosas)

Anonimo, Un misterioso globo infuocato sorvola la provinciale di Filicaia, La Nazione Italiana (Lucca Edition), Florence, November 22, 1954, p. 2. (Refiere una luz esférica que se ve frecuentemente a ras del suelo en la villa de Tuscana, Italia)

Anonymous, Ball Lightning, Meteorological Magazine, vol. 57, 1922, p. 46 (Burbujas aéreas luminosas)

Anonymous, Ball Lightning, Scientific American, 57:53, 1887. (Burbujas aéreas luminosas)

Anonymous, Electrical Phenomena near Weymouth, Nature, 126:262, 1930. (Burbujas aéreas luminosas)

Anonymus, Spurious Daylight Observations of Leonids, Observatory, 23:68, 1900. (Burbujas aéreas luminosas)

Batchler Janet Newton, Seeing the Lights, Fate, August, 1986, p. 127. (Una serie de “bolas luminosas” vistas en el desierto de Mojave, California, in 1932)

Bonney A., Note on an Appereance of Luminous Bubbles in the Atmosphere, Quarterly Journal of the Royal Meteorological Society, 13:306, 1887. (Burbujas aéreas luminosas)

Dabaev Valery, The Ulan-Ude Lights, Fate, vol. 54, No. 5, May 2001. (Grupos de “bolas de luz” vistas en Siberia entre junio y diciembre de 1994)

Eaton H. S., Note on a Display of Globular Lightning at Ringstead Bay, Symon’s Monthly Meteorological Magazine, vol. 32, 1898, p. 127. (Burbujas aéreas luminosas)

Eaton H. S., Note on a Manifestation of Electricity at Ringstead Bay, Quarterly Journal of the Royal Meteorological Society, 13:305, 1887. (Burbujas aéreas luminosas)

Eckermann Joham Peter, Conversaciones con Goethe, UNAM , Colección Nuestros Clásicos, México, 2001, página 38. (Burbujas aéreas luminosas)

Ehlinger Kelly, Wimberley Lights, artículo en Internet 1999. (Tres pequeñas esferas vistas en Texas)

Marwick E. E., Curious Phenomenon, English Mechanic, 75:417, 1902. (Burbujas aéreas luminosas)

Poey M. A., Sur le passage d’une quantité considerable de globules lumineux, Comptes Rendus, 56:88, 1863. (Burbujas aéreas luminosas)

Smith-Gordon Lionel, Ball Lightning, Meteorological Magazine, vol. 57, 1922, p. 336 (Burbujas aéreas luminosas)

Swinnerton Henry U., Aerial Bubbles, Science, 21:136, 1893. (Burbujas aéreas luminosas)

Talman Charles Fitzhugh, Ball Lightning, American Mercury, vol. 26, 1932, p. 69. (Burbujas aéreas luminosas)

Vasconcelos José, Ulises Criollo, Ediciones Botas, México 1935, página 50. (Burbujas aéreas luminosas)

Diversas fotos de José Vasconcelos, desde su juventud hasta la vejez.

Libros escritos por Vasconcelos.

La biografía escrita por Joaquín Cárdenas Noriega.

Estos fueron los objetos observados por Nicolás Roerich. ¿Algo similar sería lo presenciado por la familia Vasconcelos?

Johann Wolfgang von Goethe

Morgellons ¿pronto en su cine favorito?

¿Es el Morgellons una campaña de comercialización?

La página de comentarios de un artículo anterior sobre la psicología del Morgellons menciona que hay rumores de que todo es una campaña de comercialización para la próxima película de Philip K. Dick A Scanner Darkly –esta es una teoría de la que PKD habría estado orgulloso, pero que ciertamente es falsa.

Aunque no sería la primera vez que la idea de una nueva forma de vida parásita se haya utilizado para una campaña de marketing.

El juego de computadora Cold Fear fue comercializado por un Web site aparentemente genuino que afirmaba que se había descubierto una nueva forma de parásito del cerebro (con una inteligente y cuidadosa exploración del cerebro). El propósito verdadero de la información fue revelado solamente algunas semanas después.

Sin embargo, si esto también es cierto para el Morgellons, los mercadólogos han hecho pasar de contrabando un artículo en un diario científico y persuadido por lo menos a un científico académico para que tire su carrera por dinero rápido.

Randy Wymore, un genuino profesor de farmacología y fisiología de la Universidad del Estado de Oklahoma, ha hecho varias declaraciones públicas sobre su investigación en curso de la enfermedad. Si él encontrara que sólo sirvió de combustible para incrementar el interés en una falsa enfermedad solamente para propósitos de comercialización, tiraría su profesión más rápidamente de lo que usted puede decir “palomitas gratis”.

En segundo lugar, si es una campaña de comercialización, no es muy buena. Los supuestos síntomas del Morgellons son absolutamente diferentes a la escena de Scanner Darkly donde Charles Freck y Jerry Fabin creen ser infestados con “afidos” e intentan capturarlos en frascos de cristal.

Sin embargo, la parasitosis ilusoria es un eslabón. Se afirma que el Morgellons es una manifestación de este síndrome sicopático, y la escena ficticia es una fina descripción de cómo se puede presentar la condición clínica.

Si fueras a crear una campaña secreta de comercialización, probablemente desearías un parecido más estrecho, a menos que solamente desees anunciarla a los que tienen un interés en oscuras psicopatologías.

Una de las mejores sugerencias es que los rumores mismos son una campaña de comercialización, capitalizando el reciente interés de los medios.

Verdaderamente, esto es un rumor digno de PKD, de un verdadero conocedor de las teorías de conspiración y escepticismo de los medios de comunicación. A veces es duro decir si estamos viviendo en la realidad de Philip K. Dick, o si él está viviendo en la nuestra.

http://www.mindhacks.com/blog/2006/05/is_morgellons_a_mark.html

¿Falsa enfermedad creada para la campaña de la película?

Hay un pequeño rumor alrededor de una enfermedad llamada Morgellons, una enfermedad espeluznante de la piel que implica la sensación de tener pequeños insectos debajo de la piel. El rumor dice que los Web site asociados a ella son sólo una campaña de comercialización para la próxima película A Scanner Darkly. Michael Shostack de The Halting Point ha recogido cierta información que señalaba la probabilidad de que la enfermedad, en su opinión, es una campaña. Shostack -uno nunca sabe-, puede realmente ser parte de la campaña, apunta a una historia de Slashdot que dice “Imagina tener una enfermedad que sea tan polémica que los doctores rechazan tratarte.” La historia de The Slashdot conduce a la edición de junio de 2005 de Popular Mechanics sobre la enfermedad que ha sido reportada desde alrededor del 2002 cuando comenzaron a aparecer Web sites sobre la enfermedad.

Hay también una nota en Wikipedia para el Morgellons que, entre otros lugares, señala una historia local de la CBS TV de abril de 2005 sobre la enfermedad. Ese artículo dice que la enfermedad ha estado presente durante mucho tiempo. “En 1935, un médico inglés escribió un artículo sobre el Morgellon incluyendo extractos de revistas médicas del siglo XVII, describiendo la enfermedad”. Una enfermedad con síntomas similares a los del Morgellon también se menciona en el primer capítulo de la novela de Philip K. Dick, de 1977, A Scanner Darkly, en la cual se basa la película.

El hecho de que la enfermedad ha estado presente, al parecer, durante algún tiempo, y que es señalada en muchos lugares, fue eludido por a Dick en su novela y ha generado muchos comentarios sobre este Web site en apoyo de la validez que pueda conducir a creer que la enfermedad, aunque oscura, es legítima. Por otra parte, el hecho de que los Web site de la enfermedad hayan sido colocados por personas anónimas puede dar crédito a la versión de que la película cooptó la enfermedad (o la creó junto con una historia falsa) y creó una campaña de comercialización alrededor de ella. Además, mucha de la cobertura de noticias reciente de la enfermedad se lee como si viniera de la misma nota de prensa para el lanzamiento. La cobertura de la TV parece como si viniera de un VNR. Y, bastante interesante, los informes señalan que la concentración más alta de la enfermedad están en LA –casa del aparato para hacer películas, Hollywood. En apoyo de la teoría de la creación de una enfermedad, uno puede encontrar raro que toda esta ráfaga de actividad está ocurriendo apenas antes de la fecha del lanzamiento de la película, el 7 de julio. Por no mencionar que los Web site de la enfermedad hacen mención de una cierta clase de aviso importante en junio o julio. Por supuesto, todo esto podría simplemente ser nuestro cerebro, escéptico funcionado frenéticamente.

¿Alguien podría decirnos que estamos locos? ¿Alguien podría apoyar la teoría? Votamos por que es pura mercadotecnia. Si es así es una pieza maestra y aterradora. Haber creado una campaña en 2002, cuatro años antes del lanzamiento de la película y cuando estas campañas estaban apenas en la caja de herramientas de un vendedor, es asombroso y recomendable. Por supuesto, crear una enfermedad falsa que acapare una legítima cobertura de noticias es como atraer la cólera de la comunidad médica. De una u otra forma, probablemente sabremos la verdad en un mes o dos.

ACTUALIZACIÓN: Estábamos completamente equivocados. El Morgellons es una enfermedad verdadera y el Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades CDC están formando, según se informa, una comisión para estudiar la situación. Nos disculpamos por nuestra idiotez.

ACTUALIZACIÓN II: Hicimos una llamada a la oficina de prensa de la CDC y, mientras aguardamos una respuesta “oficial” de un agente de prensa “cualificado”, la mujer con la que hablamos en la oficina de prensa nos dijo que no había oído hablar del Morgellons, ni piensa que la CDC haya sido enterada de la enfermedad e indicó que cualquier alarma se sube a su Web site inmediatamente. Una búsqueda en el Web site no encontró ninguna mención del Morgellons. Manténganse en contacto.

ACTUALIZACIÓN III: El especialista en comunicaciones del CDC Dan Rutz nos regresó la llamada y ha verificado que el Morgellons es un síndrome, como él lo llamó, y que la CDC está investigando. La CDC ha recibido numerosas llamadas de personas que citaban los síntomas asociados con lo que se está llamando enfermedad de Morgellons y, de hecho, ha formado a grupo para explorar el síndrome y para definirlo. Se tomarán en consideración todos los ángulos, desde el ambiental al mediático y psicológico. Rutz dice, basado en la información que el CDC ha recogido hasta la fecha, que es altamente inverosímil que este síndrome “fuera inventado”, algo que nosotros pensamos originalmente. Si el Morgellons está siendo apalancado de una cierta manera clandestina para promover A Scanner Darkly es algo confuso, enfermizo, torcido e incorrecto.

http://www.adrants.com/2006/05/fake-disease-created-for-viral-movie-camp.php

Enfermedad de Morgellons….¿Comercialización viral para la película A Scanner Darkly?

En una historia reciente de Slashdot referente a la enfermedad de Morgellons se ha sugerido que el reciente interés sobre la enfermedad de Morgellons tiene todos ingredientes de ser parte de un trabajo de comercialización viral para la próxima película A Scanner Darkly que esta basada en el libro de Phillip K. Dick por el mismo nombre.

La entrada en Wikipedia cita la siguiente evidencia:

El Web site asegura que se dará a conocer una “noticia nacional” en junio o julio. La fecha del lanzamiento para la película es el 7 de julio.

Los sitios Morgellons.org y Morgellonusa.com (actualmente no funciona) fueron colocados por una compañía proxy y no contienen ninguna info para contacto.

El primer artículo sobre el Morgellon en Wikipedia fue creado en febrero como un link a uno de los Web site antedichos.

De lejos la pieza más grande de maldita evidencia es sin embargo la que destapó el post en Slashdot, mencionado arriba, que contiene un resumen del primer capítulo de la novela original de Phillip K. Dick, A Scanner Darkly.

Aun cuando la investigación inicial no descubrió qué agencia de anuncios o firma PR está trabajando con Warner Bros. en esto, tenemos que decir que cuándo conectas los puntos esto tiene mucho sentido. Algo similar fue hecho antes de que se lanzara King Kong que ascendió a muchos de sitios populares de noticias en Internet que hablaban de historias sobre monos gigantes antes de que la película fuera lanzada. No parecía haber mucha evidencia de esto pero era bastante obvio para la mayoría de los lectores de estos sitios que era una campaña viral grande. Habiendo tantas historias publicadas en tan corta cantidad de tiempo es una coincidencia muy grande.

No me sorprendería si su plan para aumentar el interés en esta enfermedad de Morgellons haya sido como sigue:

Paso 1: Encontrar cierta idea obscura que tenga relación con la película y se haya investigado y asombrado a los científicos en el pasado.

Paso 2: Crear Web site para esta idea usando registros anónimos.

Paso 3: Generar el rumor sembrando los boletines de prensa del lanzamiento en sitios populares de noticias en Internet.

Paso 4: Conseguir que la historia sea tomada por las estaciones de TV como resultado de contactos de PR y el interés generado en la red de Internet.

Paso 5: Lanzar la película el 7 de julio de este año.

Paso 6: ¿?????

Paso 7: ¡¡¡GANANCIAS!!!

Si alguien sabe qué agencia podrían estar detrás de esto, escríbanme por favor una línea en la sección de comentarios y colocaré una actualización que le de el crédito.

Si de hecho ésta resulta ser una campaña viral para el lanzamiento de la película, entonces esto la potenciará más porque, tengo que decirlo, es una de las campañas mejor realizadas. Por supuesto parte de la diversión detrás de la comercialización viral es lo que estoy acuñando como “la fase del descubrimiento”.

La fase del descubrimiento es la parte de la campaña viral donde el gancho viral usado ha acumulado tanto vapor que la gente está intentando activamente aprender todo lo que puede sobre ella. Esto conduce a un descubrimiento de la verdadera naturaleza de la campaña viral. Mientras que hay un potencial para la respuesta negativa a esto, mientras se haga de buena fe, de forma ética, entonces la respuesta tiende a ser positiva, y puede generar una oleada de interés en lo que está promoviendo la campaña viral.

Esto es en gran parte debido al creciente tráfico del Web site de lo que se está promoviendo. Mientras que Internet no es el único lugar en donde la gente buscará la información (muchos preguntarán a sus pares), si es la más probable y proporciona las mejores oportunidades para capitalizar la respuesta de la oleada generada por la campaña viral.

http://haltingpoint.blogspot.com/2006/05/morgellons-diseaseviral-marketing-for.html

Un avance de la película: A_Scanner_Darkly

Morgellons ¿nueva enfermedad o sólo ilusión?

¿Todo en la cabeza?

Por Elaine Monaghan, Times Online

Imagínate que un día ves extrañas fibras, generalmente claras pero a veces azul, rojo o negro, saliendo de tu piel, como un pedazo de espagueti, o como un pelo, donde se supone que no hay nada.

Tienes comezón por todas partes, aparecen lesiones y tienes una sensación de que insectos enfurecidos se están arrastrando debajo de tu piel.

“Se nubla el cerebro” y se pierde la memoria de corto plazo. Tienes fatiga crónica. No puedes trabajar o estar a la intemperie por mucho tiempo porque no sabes si estas infectado, aunque de todos modos, tú estás demasiado cansado.

Doctor tras doctor ve la evidencia que llevas a su consultorio -las fibras- en una “caja de cerillos” señala que estás imaginando cosas porque los que sufren de ilusión de parasitosis tradicionalmente traen sus “pruebas” en una caja de cerillos.

Las lesiones continúan apareciendo, y también las fibras. A veces ves cosas que sólo se pueden llamar “bolas confusas,” o a veces son granos de arena, y otras, gránulos negros. Duelen. Intentas sacar las fibras cuando puedes verlas pero no ayuda. Años más tarde, todavía estás buscando una cura. Puede ser que consigas alivio temporal con los antibióticos de amplio espectro, pero tan pronto los dejes de tomar, regresan los síntomas.

Puede sonar como una escena de Alien, como una broma elaborada o una parábola bíblica que olvidaste. Pero para un estimado de 3.500 casos, muchos de ellos en California, la Florida o Texas, es la realidad del siglo XXI. Estas víctimas se han registrado en un Web site que busca apoyo económico para los estudios clínicos de una enfermedad misteriosa que se ha llamado “Morgellons.” Se han reportado casos en los 50 estados, pero también por toda Europa, incluyendo Gran Bretaña, muchos de ellos por enfermeras y profesores, según la Fundación de Morgellons. Algunos doctores han reportado tomarla seriamente, y uno dice que ha tenido éxito al tratarla con antibióticos. Otro médico que se especializó en tratar el Morgellons ha estado mucho en las noticias últimamente después de que se le revocó su licencia.

Pero la mayoría de los doctores creen que el Morgellons no está en la piel, sino en la cabeza.

“Esto no es una enfermedad misteriosa”, dice el Dr Norman Levine, profesor de dermatología en la Universidad de Arizona. “Si le preguntaras a 10.000 dermatólogos, todos estarían de acuerdo conmigo”. Él dice que ha visto a 100 pacientes sufrir de tales síntomas, y respondieron bien al tratamiento, incluyendo una droga llamada Pimozide, que se utiliza para la esquizofrenia crónica. Según el Dr Levine, están sufriendo de un desorden monosintomático en el cual estan absolutamente convencidos de que algo está en su piel, una ilusión de parasitosis. Él dice que ha estudiado las fibras que sus pacientes traen adentro de un bolso y son de naturaleza textil.

Con todo el caso más prominente que exhibe la Fundación es el de un niño. Ampliado 60 veces, esto fue extraído según se informa de una lesión en la cara de un niño de tres años. No se sabe que los niños sufran de ilusión de parasitosis. Pero supongo lo que la medicina organizada le diría a sus padres.

Así que hablé con Mary Leitao, que llegó a la Fundación después de que dijo que su hijo Drew, ahora de siete, comenzó a quejarse por insectos en su piel a la edad de dos años. Ella puso un molde de yeso en su brazo para cerciorarse de que las fibras que encontraba realmente no provenían de la alfombra o de otra fuente externa. No provenían, dijo. Ella es bióloga, pero ahora trabaja en casa de tiempo completo, intenta atraer la atención al Morgellons, que dice también aflige a sus dos niños adolescentes. Su historia es trágica. Su marido, médico, murió de un ataque al corazón mientras dormía, hace dos años.

Ella dio con el nombre de Morgellons en el 2002 después de leer una carta escrita en 1690 por sir Thomas Browne, en la cual aparecía la siguiente oración: “Los pelos que más me han divertido no son los de la cara o la cabeza, sino de las nalgas, y no en hombres sino niños, pues los observé hace tiempo en esa enfermedad endémica de los niños pequeños en Languedock, llamada el Morgellons, en donde críticamente explotan con pelos ásperos en sus partes posteriores, y producen los síntomas de la enfermedad, y les producen tos y convulsiones”.

Un Dr. C.E. Kellett de Newcastle-upon-Tyne, en 1935, escribió un conteo de referencias sobre condiciones similares a través del tiempo en 1935.

Las madres de los infantes que sufrieron típicamente de la dolencia recurrieron a la miel o a los tratamientos térmicos que forzaban a los “gusanos” a salir a la superficie y después eran afeitados o sacados con pinzas o con las uñas, escribió el dr Kellett.

La señora Leitao describió la experiencia de su hijo como sigue. “Un día él tomaba un baño de burbujas y se rasguño y él sólo me miró y dijo cielos, odio esta enfermedad”, dijo. “¿Ayer por la noche él acababa de tomar una ducha y lo sequé y él dijo mamá, es normal que pelos negros salgan de tu piel cuando la rasguñas? Él rascó donde su piel estaba muy inflamadas y fibras grises y azules salieron fuera de la piel limpia. Él acababa de salir de la ducha,” dijo Leitao.

Mi siguiente contacto era el Dr Randy Wymore, profesor auxiliar de farmacología en la Universidad del Estado de Oklahoma que está estudiando la enfermedad como fenómeno no ilusorio. La universidad anuncia sus investigaciones en su Web site.

En su laboratorio, él ha estado estudiando las muestras de piel tomadas de víctimas. Él me envió por mail estas imágenes y dijo que las ha comparado con imágenes microscópicas de muchas muestras de textiles y pelos de animales y no se parecen.

“En este momento me estoy inclinando hacia la posibilidad de que una cierta clase de neurotoxina pueda estar implicada en esto”, dijo. “Claramente algo está pasando. Esta gente no está imaginando esto”.

Pero para el Dr Levine, la gente que cree que la condición no es una ilusión es “parte del problema”.

“Yo, estoy deslumbrado, dolido, sintiéndome terrible por estos pacientes, y esperando que si ellos están sufriendo de hecho de una ilusión, no quiero alimentarla escribiendo sobre ella. ¿No debería alguien comenzar un estudio clínico apropiado, para que se pueda establecer de una vez por todas si esta pobre gente está sufriendo de hecho de una nueva enfermedad? ¿O eso me hace también ser parte de la ilusión?”

http://www.timesonline.co.uk/article/0,,18393-2188371,00.html

Del enigma de los invasores de cuerpos a los implantes extraterrestres: Morgellons

Los doctores están desconcertados por la extraña infección que ha aparecido al sur de Texas

Deborah Knapp

Si las enfermedades como la gripe aviar y el sida te asustan, espera que oigas cuál es la siguiente. Los doctores están intentando descubrir qué está causando una extraña y misteriosa infección que apareció al sur de Texas.

La enfermedad de Morgellons aún no se sabe que mate, pero si te contagiaras, desearías estar muerto, pues los síntomas son horribles.

“Esta gente tendrá como granos de sudor pero negros, negros y bituminosos”, dijo Ginger Savely, una enfermera de Austin que trata la mayoría de estos pacientes.

Los pacientes tienen lesiones que nunca curan.

“Algunas veces como motas negras que salen de las lesiones y otras pequeñas fibras”, dijo Stephanie Bailey, enferma de Morgellons.

Los pacientes dicen que no es el peor síntoma -las extrañas fibras estallan fuera de tu piel en diversos colores.

“Él fue atacado y las fibras salían de sus manos y dedos, blancas, negras y a veces rojas. Muy, muy doloroso”, dijo Lisa Wilson, cuyo hijo Travis tenía la enfermedad de Morgellon.

Mientras está ocurriendo todo esto, se siente como si insectos se estuvieran arrastrando debajo de tu piel. Hasta ahora se han divulgado más de 100 casos de enfermedad de Morgellons en el sur de Texas.

“Realmente tiene todos los tintes de una película de horror”, dijo Savely.

Mientras que Savely ve esto como enfermedad legítima, hay muchos doctores que rechazan simplemente reconocer su existencia; debido a los extraños síntomas se diagnostica que los pacientes tienen sólo una ilusión.

“Créeme, si acabara de ver a uno de estos pacientes en mi oficina, yo también pensaría que están locos”, dijo Savely. “Pero después de que has oído la historia de más de 100 (pacientes) y ellos están –hasta e último detalle- diciendo exactamente la misma cosa, eso llega a ser absolutamente impresionante”.

Travis Wilson desarrolló Morgellons apenas hace un año. Él llamó a su madre para que viera una fibra que salía de una lesión.

“Parecía un pedazo de espagueti que colgaba hacia fuera de alrededor de un cuarto a un octavo de pulgada de largo y estaba pegado a su pecho”, dijo Lisa Wilson. “Intenté tirar de ella tanto como pude pero no podía sacarla”.

Los Wilson gastaron el año pasado $14.000, además del seguro, en doctores y medicinas.

“La mayor parte son antibióticos. Él consumía Tamadone para el dolor. Viltricide, éste era un antiparásitos. Esto era para intentar proteger su piel debido a todas las lesiones”, dijo Lisa.

Sin embargo, nada funcionó, y Travis, de 23 años, no podía soportarlo más.

“Sabía que él iba a suicidarse, y no había nada que pudiera hacer para evitarlo”, dijo Lisa Wilson.

Hace apenas dos semanas, Travis se suicidó.

Stephanie Bailey desarrolló sus lesiones hace cuatro años y medio.

“Las lesiones salen, y entonces aparecen estas cosas borrosas como esporas”, dijo ella.

Ella también tiene una sensación de que algo se arrastra.

“Sólo quieres salir de ti”, dijo Bailey.

Ella no tiene ninguna idea de qué causó la enfermedad, y nada lo ha aclarado.

“(Los doctores) me dijeron que era yo la que me lo estaba haciendo, que estaba loca. Así que básicamente dejé de ir con los doctores porque estaba asustada porque iban a encerrarme”, dijo Bailey.

Harriett Bishop ha luchado contra el Morgellons durante 12 años. Después de un año de antibióticos, sus manos casi se han quedado vacías. De día, la visitamos y ella tenía solamente una lesión y ella extrajo esta fibra de ella.

“Deseas sacar estas cosas hacia fuera para aliviar el dolor, y eso es porqué tiras y entonces puedes ver las fibras allí, y los tentáculos están allí, y hay millones de ellos”, dijo Bishop.

Hasta ahora, los patólogos no pudieron encontrar ninguna infección en las fibras extraídas de sus lesiones.

“Algo físico está sucediendo claramente aquí”, dijo el Dr. Randy Wymore, un investigador del Morgellons Research Foundation en el Centro de Ciencias de la salud en la Universidad Estatal de Oklahoma.

Wymore examina las fibras, tapajuntas y otras muestras de los pacientes de Morgellon para intentar encontrar la causa de la enfermedad.

“Estas fibras no parecen fibras ambientales comunes”, dijo.

La meta en OSU es descubrir científicamente lo que está pasando. Hasta entonces, los pacientes y los doctores luchan contra esta infección misteriosa y extraña. Hasta el momento, el único tratamiento que ha demostrado un cierto éxito es un antibiótico.

“Suena un poco como un parásito, como una infección de hongos, como una infección bacteriana, pero no cae absolutamente en los criterios de ningún patógeno conocido”, dijo Savely.

Nadie sabe cómo se contrae el Morgellons, pero no aparece ser contagioso. Los estados con el número más alto de casos son Texas, California y la Florida.

La única conexión encontrada hasta ahora es que más de la mitad de los pacientes de Morgellons también se les ha diagnosticado la enfermedad de Lyme.

http://www.mysanantonio.com/news/metro/stories/MYSA051106.morgellans.KENS.32030524.html

La noticia no es una broma. En efecto existe una organización dedicada a estudiar estos casos: http://www.morgellons.org/aboutus.html

En esta página se pueden ver docenas de fotografías: http://www.morgellonsusa.com/

En la Wikipedia se puede encontrar más información: http://en.wikipedia.org/wiki/Morgellons , http://www.answers.com/topic/morgellons#Mentioned_In

Lo más probable es que se trate de una enfermedad mental, pero ya veremos más adelante cómo se desenvuelve el asunto.

¿Cuál es su opinión? Deje algún comentario.

¡HE DESCUBIERTO Z! (y IV)

TALENTO SALVAJE

Fort se hunde cada vez más en la depresión, pero finalmente toca fondo. La suerte le cambia. Muere su tío Frank Fort dejándole una herencia que lo deja libre para dedicarse a su pasión. Charles se lo cuenta a Dreiser en su propio estilo, en una carta fechada el 3 de junio de 1916, mencionando de pasada el snobismo de Annie:

“Mi querido Dreiser:

“Usted es una buena persona, y niego –aunque no absolutamente- que exista una investigación secreta en cuanto a ‘X’. Ese libro está en sus manos, y no necesito toda la evidencia que tengo, de todo lo que usted ha estado haciendo por él. Es ‘Y’ el que me está incomodando. Esto es en parte debido a una gran calamidad que ha caído sobre mí.

“Después de enviarle ‘Y’, comencé a coleccionar datos, y ahora tengo tantas evidencias que deseo escribir toda la cosa completa. No he descubierto nada realmente nuevo, pero tengo datos que refuerzan casi todas las evidencias de ‘Y’[1].

“Pero, como digo, hay una gran desgracia. Tengo solo unos pocos meses más en las actuales circunstancias, y debo darlos a ‘Y’.

“Mi tío murió el domingo pasado. Pero eso no es lo peor. Lo peor es que mi esposa, la mejor y más provechosa mujer del mundo, se ha hecho una snob. Ella insiste que ahora debo vestir siempre una camisa limpia. Mi querido Dreiser, compadécete de mí; Debo limpiar mis zapatos -pero debo salir por la puerta de una humilde casa.

“Mi querido Dreiser, por veinte años, he vivido con extraños dioses ortogenéticos, que no son snobs; quienes crecen en establos, basureros y casas humildes. Si los abandono, ‘Z’ nunca será escrito, porque fue del mismo gran dios Syntheticus, del que derivé ‘X’ e ‘Y’. Pero ahora Amorpha, que, siendo femenina, desprecia los basureros y las casas humildes, que en el pasado me pasó por alto, en tres o cuatro cuartos y un baño, me tendrá a su misericordia. Este asunto de un cuarto de baño me está rompiendo el corazón; mi esposa insiste, pero ella está jugando justo en las manos de Amorpha. Pienso en el desprecio de los extraños dioses ortogenéticos, si me ven siempre en una tina de baño. Hay solo una oportunidad: que la vista pueda afectar solo a Amorpha para que ella no sea cruel conmigo.

“No, estoy condenado. Ahora debo tomar mi lugar entre peluqueros y policías y bomberos y sus esposas, o de hecho convertirme en miembro de una clase que en el pasado era lejana, y estaba sobre mí. No les gustaré a los ejecutores de la voluntad de mi abuelo[2], sin embargo han venido, y no me darán un centavo; todavía tengo algunos meses de comunión con los extraños dioses ortogenéticos; y ese tiempo se lo daré a ‘Y’.

“Entonces perderé mi alma literaria. Hay otra parte del estado que viene a mí tras la muerte de una tía mía; aquí ha habido tan mala gestión que tendré que vestir traje. Hablaré con los abogados; los extraños dioses ortogenéticos nunca me perdonarán por eso.

“Ruegue por mí. Haga que las masas recen por el descanso de mis aspiraciones. Puede ser que, por medio de las viejas camisas que subrepticiamente oculté a mi esposa, y revolcándome en el piso, cuando ella no este mirando, pueda propiciar a Syntheticus y al todavía gran dios Equalization; o pueda ir al baño sólo a salpicar en el agua, y a hacer ruido, pero no realmente ir al baño.

“No sé. Estoy afligido por esta calamidad. Lea ‘Y’. Será una experiencia.

“Charles Fort”.

Pero finalmente acepta el snobismo de su esposa y se muda de casa, al 445 West 43rd St. En una carta sin fecha se lo comenta a Dreiser y le invita a que lo visite:

“¡Dreiser!

“¡Hail!

“Me he mudado. Los extraños dioses ortogenéticos me han mudado. Estoy arriba en la parte superior de una casa. Porqué vivo en un piso superior es un secreto, pero pienso que usted puede adivinar. Soy lo más terriblemente exclusivo pero me permito invitarlo. Venga arriba y véame. Le compraré una cerveza y un poco de queso.

“Hay extraños dioses ortogenéticos.

“¡Hail!”

Mientras tanto sigue sin encontrar editor para su libro. En otra carta sin fechar, dirigida a Dreiser menciona el nombre de uno de los editores que revisó El libro de los condenados:

“¡Dreiser!

“Soy un alma perdida. Los extraños dioses ortogenéticos me han abandonado. O nunca escribiré otra vez, o no me permitirán escribir otra vez hasta marzo 13 de 1918.

“Carl Brandt me envió + de ‘X’ e ‘Y’. Dijo que para él ‘X’ está hecho de detalles y de pedacitos impresionistas, pero que no podía encontrar ningún diseño en su totalidad, que aunque el libro le llegó fuertemente recomendado, él no podía regresarlo porque no podía ver ni siquiera cuál es su tendencia. Él desea una lista de los editores que han rechazado ‘X’ e ‘Y’. ¿Me podría enviar esta lista? Talvez la guardaré como un monumento a lo que usted ha hecho en este asunto. Comienzo a sospechar algo. Puede ser que existan razones por las que ‘X’ e ‘Y’ nunca deban ser publicados.

“Charles Fort”.

Para el 4 de septiembre de 1916 Fort cree haber alcanzado el triunfo y le escribe a Dreiser: “Esta hecho. Se lo enviaré mañana. ‘X’ será aceptado o publicado o algo, el 13 de sept”.

Pero algo ocurre y el libro de nuevo es rechazado. Fort a Dreiser, 21 de septiembre de 1916:

“Mi querido San Theodore:

“O usted lo será, tan sólo con que los estimule para proseguir será suficiente.

“Firmé y remití la protesta con placer. Ahora espero algún día invitarle para expresar mi enojo por la manera indignante con que me trataron.

“¿Qué nuevo martirio esta preparando para usted? ¿Consiguió leer mis argumentos para el futuro martirio, titulado ‘Y’, que le envié hace varias semanas?

“San Charles”.

Para el 6 de diciembre aún no ha enviado la lista a Brandt.

“Mi querido Dreiser:

“Siento que usted ha hecho todo lo que se puede hacer en este asunto; sin embargo enviaré la lista a Brandt. Ciertamente puedo trabajar algo más sobre ‘X’ e ‘Y’. Es sólo inercia o habito; No espero nada de él; también el mío no es el libro que usted piensa que no haya que esperar mucho para publicar. Actualmente estoy en un estado muy malo de dilema e incertidumbre. No obstante lo uso, ocurre entre los períodos de concentración. Pienso que voy a estudiar las cosas ocultas, usted sabe, las cosas que han sido llamadas almas o espíritus. La mía es una mente gruesa y más cínica que las que han examinado hasta ahora tales fenómenos, también tiene algunas otras cualidades y una diferente actitud hacia lo qué se llama el método científico. Puedo descubrir algo. Me tomará diez o quince años supongo. Le dejaré saber en 1925 o 1930.

“C. Fort”.

Entra en un periodo de depresión cada vez más profundo. Para el 29 de junio de 1917 aún no se ha resuelto la situación del libro.

“Mi querido Dreiser:

“Mi tarjeta de la biblioteca dejará de funcionar la semana próxima. Iba dejarla perder y maldecirlo, pero esta mañana comencé a escribir algo. Primera vez en meses. Puede que comience otra vez.

“Carl Brandt todavía tiene ‘X’ e ‘Y’. Nada que hacer.

“No sé qué leeré otra vez, o si escribiré de nuevo, pero ahora es una tradición mía que usted me suscriba a la biblioteca cuando la tarjeta deje de funcionar. Así si usted me puede obligar.

“¿Qué haría usted si tuviera la clase de cerebro que tengo? Sospecho que los extraños dioses ortogenéticos están involucrados en todo esto.

“Venga arriba y véame el próximo febrero.

“C. Fort”

Fort sigue trabajando en la biblioteca. El 15 de julio de 1918 le envía una pequeña nota a Dreiser:


“¡He descubierto Z!”

Tal vez pensando que su amigo se está volviendo loco, Dreiser decide presionar a sus propios editores, Boni and Liveright. Horace Liveright lee la obra de mala gana y se niega a publicarla: “No puedo publicar esto, perderé dinero”. Dreiser le contesta: “Si no lo publicas, me pierdes a mí”. Finalmente el libro se publica en 1919. Fort está alegre y rebosante. Presume su obra e invita a Dreiser a beber: “Le envío, esta tarde, por expreso, ‘The Book of the Damned’. Es una religión. Nuestro hombre de la cerveza viene el martes”.

Regresa también la vanidad. El 25 de abril de 1919 escribe: “De un humilde descubridor a un descubridor mayor. Le ofrezco mis felicitaciones. Charles Fort ha descubierto Monstrator y Azuria y Melanicus y el Super mar de los Sargasos. Pero Theodore Dreiser ha descubierto a Charles Fort”.

Para el 9 de mayo comenta que va a incluir un anexo a su libro. “Arreglé mis nuevos datos, todos juntos, en un penúltimo capítulo, que envié a Liveright, que se insertará en ‘The Book of the Damned’. Pienso que la idea del libro-revista es muy buena”.

El libro produce un verdadero escándalo y efervescencia en los medios intelectuales, siendo al mismo tiempo alabado como uno de los libros más lúcidos de los últimos tiempos e insultado como “una de las aberraciones más monstruosas de toda la historia de las pseudociencias” (Edmund Pearson). Algunos lo comparaban sardónicamente a The Golden Bough, la monumental y famosa obra de James Frazer, “Una ‘Rama Dorada’ para delirantes” (John T. Winterich), y sus amigos calificaban a Charles Fort como “la mayor figura literaria después de Edgar Allan Poe (Dreiser). Pero la crítica en los periódicos fue más dura. Para The Nation se trataba de “Propaganda de idiotez sistemática” [3], y The New York Times dijo que era “Doloroso y burdamente ordinario”.

Pero ni la polémica logró impulsar las ventas del libro: fracaso económico. Fort se sume nuevamente en la depresión, quema su colección que en ese momento alcanzaba la cifra de más de 40,000 fichas y se embarca rumbo a Inglaterra, en 1921. Esta actitud contrasta con la que observaba con su propia esposa. Cada que encendía la cocina para preparar los alimentos, él la vigilaba pues temía el riesgo de que quemara sus recortes.

Pero el libro atraería a diversos parias de la literatura. Entre ellos estaba Ben Hecht que escribía para el Chicago Daily News: “Soy el primer discípulo de Charles Fort. Él ha hecho un impacto terrible sobre la locura acumulada en cincuenta siglos… En adelante soy un Forteano”[4].

También estaba Booth Tarkington, ganador de un Pulitzer, autor de The Magnificent Ambersons y Penrod. “¿Quién en el nombre del frenesí es Charles Fort?” escribió en The Bookman. “La gente debe girar su cabeza y mirar mientras camina por la calle; Pienso que es una cabeza que emitirá ruidos y explosiones, con llamas de cobre explotando en los oídos”[5].

El terreno era fértil. Muchos escritores americanos estaban fascinados con el hilarante ataque de Fort a los basamentos científicos. Aparece New Lands en 1923, prologado por Tarkington. Su éxito es arrollador. The Boston Transcript lo llamó “Un libro asombroso e interesante”[6]; pero el New York Times seguía dando la opinión más cercana a la realidad, “El método preferido del Sr. Fort de probar parece consistir en la alineación de un arsenal de datos que apoyan su creencia, y en emparejarlos con una cohorte de errores cuidadosamente seleccionados en el campo de la astronomía ortodoxa”[7].

LA SOCIEDAD FORTEANA

New Lands atrajo a un nuevo paria, el ya conocido Tiffany Thayer, de 22 años, que por aquel entonces trabajaba para el Chicago Examiner. Thayer quedaría fascinado por el trabajo de Fort, que comenzó a escribirle a Inglaterra en 1924. Escribió una novela Thirteen Men, publicada en 1930, que se convertiría en bestseller. La obra relata las vidas, extrañamente entrelazadas, de 13 miembros de un jurado y del asesino que culpa a Fort de sus actos y nihilismo. Cada capítulo está dedicado a uno de los jurados, y el capítulo final al asesino. Al final, el asesino aconseja a los padres de familia que no dejen que sus hijos lean “The Book of the Damned, de Charles Fort, porque allí se divulga la raíz podrida de la ciencia… Por todos los medios prohíban este desfile de pálidos datos referentes a precipitaciones de mantequilla y de comida de puerco. Es demasiado embriagador para los simples hombres”[8].

En ese mismo año Thayer se reuniría con Fort para enseñarle su libro. De esta forma comenzó su amistad.

Thayer era un actor fracasado que trabajaba como copywriter para las pulp magazines como la Detective Story Magazine. Con Thayer ocurrió algo similar a lo que había ocurrido con Dreiser. Como El libro de los condenados había sido un fracaso, Boni and Liveright decidieron no publicar los siguientes. No contaron con el éxito de New Lands. Dreiser le informa del éxito sorpresivo de su libro y le pide escriba otro, pero como ya no había editor, Thayer tuvo que hablar con el suyo, Claude Kendall, y con el diseñador Aaron Sussman.

Fort envió su nuevo libro que había titulado God and the Fishmonger. A nadie le gustaba el título y se propusieron muchos otros: Skyward Ho!, God Is an Idiot, If the Time Has Come, The Time Has Come. Finalmente Thayer propuso Lo! (¡Mirad!). Se refería a la expresión que según él utilizan los astrónomos para señalar los prodigios celestes o sus descubrimientos. El título no estaba de más pues en esa obra Fort se dedica al ataque de la astronomía.

Fort permaneció en Londres durante 8 años. Fort y su mujer regresaron a Nueva York en 1929. Su nuevo libro fue publicado en 1931, con una introducción del propio Thayer e ilustraciones de Alexander King. Este fue el libro más popular de Fort. Incluso se serializó en el Astounding Stories.

Antes de la publicación de Lo!, Thayer insistía en la creación de la Fortean Society, pero a Fort no le agradaba la idea y siguiendo las enseñanzas de Groucho Marx, declaró: “Llámenla sociedad interplanetaria de exploración y entraré, pero no si tiene mi nombre en ella”[9].

No obstante, y con engaños, Thayer logró que Fort asistiera al hotel Savoy-Plaza en Nueva York, el 26 de enero de 1931. Ahí estaban reunidos el propio Thayer, Dreiser, Tarkington, Hecht, Sussman Alexander Woollcott[10], Burton Rascoe, Oliver Wendell Holmes, Harry Leon Wilson[11], J. David Stern[12] y John Cowper Powys[13].

Pero no todos los amigos y conocidos de Fort atendieron a esta reunión. Hubo algunos que, incluso, se negaron a afiliarse a la sociedad, como el novelista Benjamin De Cassères, el único de sus amigos que entendía y podía jugar el Super Checkers.

Estos nuevos “condenados” se definían así mismos de la siguiente manera:

“La Sociedad Forteana es una asociación internacional de filósofos, esto es, de hombres y mujeres que no desearían vivir en forma diferente en caso de que no existieran las leyes, de hombres y mujeres cuya conducta no es consecuencia de reflejos condicionados, sino que resulta del razonamiento o de alguna extravagancia mística interna. Son miembros de esta sociedad eminentes científicos, físicos, médicos, lo mismo que quiroprácticos, espiritistas y cristianos, y aún un sacerdote católico…”

“La Sociedad lucha por las causas perdidas, la mayoría de las cuales –de no ser por nuestro apoyo- debieran estar extintas. Una buena proporción de nuestros miembros cree que la Tierra es plana, son antivacunacionistas, no permiten ser operados, apoyan las investigaciones parapsicológicas y creen que el desarme mundial es una buena idea”.

“Todos nosotros abrazamos la única doctrina, el Forteanismo, que suspende todo juicio y acepta el eterno cuestionamiento”.

Las reglas y propósitos de la sociedad fueron enmarcadas y eran las siguientes:

1. Poner los libros de Charles Fort al alcance de un mayor número posible de personas, a fin de que puedan leerlos.

2. Publicar libros y folletos encaminados al debate y a la lectura de los temas forteanos.

3. Combatir cada esfuerzo de individuos o instituciones que intentarán estigmatizar a Charles Fort o su obra, con el apelativo de “visionario” o cualquier otro termino derogatorio.

4. Establecer una mención a conferir a la persona que con mayor efectividad difunda los temas forteanos.

5. Preservar las notas, fichas y referencias reunidas por Charles Fort.

6. Continuar el trabajo de reunir datos de Fort.

7. Ampliar el alcance de los temas forteanos.

8. Forzar a las personalidades más representativas de las distintas ciencias a responder a los cargos formulados en los libros de Charles Fort.

9. Acosar a los estamentos más cualificados de las ciencias para que admitan su incompetencia o que muestren su ridículo con su silencio.

10. Urgir a los autores, editores y usuarios de libros de texto para que adopten la práctica de no enseñar a base de juicios últimos y taxativos.

11. Sostener el punto de vista forteano –el del escepticismo ilustrado- entre la población joven y los niños: implantar la duda razonable y la sospecha hacia todo lo estatuado.

12. Perpetuar la disidencia[14].

Los miembros se reunían informalmente en sus propios hogares o en restaurantes, particularmente en el Brauhaus en Yorkville, Nueva Jersey. Thayer usualmente conducía las discusiones. Adoptaron como emblema el Manneken-Pis, la famosa fuente de Bruselas de un muchacho joven orinando.

Fort nos abrió las puertas a nuevos mundos; a los mundos de los alienados, de los descerebrados, cuyo talento salvaje se maravilla de las incongruencias y que, incidentalmente, utilizan un calendario de 13 meses, cuyo año “uno” corresponde a 1931, año de la fundación de su sociedad, y cuyo treceavo mes, naturalmente, se llama “Fort”.

“Por condenados, entiendo a los excluidos… Por belleza, designaré lo que parece completo. Lo incompleto o lo mutilado es totalmente feo. La Venus de Milo. Un niño la encontraría fea… Por estabilidad, designaré lo indesplazable, lo inalterable, lo sincero… Por verdad, designo lo Universal… Sustituiré la aceptación por la creencia… Yo no soy un realista. Yo no soy un idealista. Yo soy un intermediarista. Nada es real, pero nada es tampoco irreal, y todos los fenómenos son aproximaciones a un lado o a otro entre la realidad y la irrealidad… Por realidad designo lo que no se confunde con cualquier otra cosa, lo que no es parcialmente otra cosa, lo que no es una reacción a alguna cosa o una imitación de alguna cosa”.

¡Escuchad! Ha hablado el maestro de los condenados y sus palabras aún resuenan en los pasillos del manicomio. ¿Acaso existe un ligero destello de lógica en este galimatías? “Lógica” que le llevaría a adoptar una dieta de pan, durante varios meses, con el fin de corregir su ceguera. ¿Y qué decir de sus ideas astronómicas?:

“La Tierra no rota, o quizás tiene una ligera rotación pero de un período de un año”.

“Nuestro planeta está rodeado por una capa opaca tachonada de agujeros, por donde se escurre la luz que nosotros vemos como estrellas. Esta capa es de un material gelatinoso y se encuentra ubicada muy cerca de la Tierra. Los meteoros, al caer, arrastran consigo parte de este material gelatinoso”.

Para Fort algo flota sobre nosotros. Se trata del “Súper mar de los sargazos”. En ese mar hay una isla, Genesistrine, de la que provienen aquellas extrañas lluvias de objetos vivientes, de sangre y gelatina…

“Ríos de sangre que cruzan los mares de albúmina –la Tierra es el centro de un huevo en incubación-. Esas son las arterias de sangre de Genesistrine. Nosotros tenemos conciencia de ellas por las puestas de Sol: algunas veces iluminan los cielos con las luces del norte.

“Nuestro sistema solar es un ser viviente: las lluvias de sangre sobre la Tierra son sus hemorragias internas”.

Negaba el paralaje anual de las estrellas, la constancia de la velocidad de la luz, el desplazamiento al rojo de las líneas del espectro solar, la ley de la gravedad

Continuara…

En el video podemos ver la portada de El Libro de los Condenados en sus diversas ediciones. La edición francesa, por ejemplo, fue prologada por Jacques Bergier.Existe una edición Argentina del libro de los condenados.

Vemos tres fotografías de Ben Hecht. Si Fort se parecía al “Gordo”, Ben Hecht tenía un notable parecido con Homero Adams. Y dos instantáneas de Booth Tarkington, además de la portada de una de sus novelas: Penrod.

New Lands es el segundo libro de Fort. La edición mexicana se tituló Nuevos Mundos.

Se muestra el frontis e ilustraciones de todos los capítulos de Thirteen Men, la novela de Thayer. Así como la portada del Astounding Stories de abril de 1934, en donde apareció la primera parte de Lo! La parte final se publicó en el número de noviembre de 1934.

Fotos de otros miembros e la Sociedad Forteana: Alexander Woollcott, John Cowper Powys con un peinado a la Haarpo, y Dreiser observando un busto de Cowper Powys.

El Manneken-Pis.

[1] Como vemos, eso de las “evidencias” de los ufólogos no es nada nuevo.

[2] Escribe “abuelo” pero se refiere al tío Frank.

[3] New York Times, 8 de febrero de 1920; Nation, 10 de abril de 1920.

[4] Reimpreso en The Fortean Society Magazine No. 3.

[5] Reimpreso en The Fortean Society Magazine No. 2.

[6] Boston Transcript, 26 de diciémbre de 1923.

[7] New York Times, 25 de noviembre de 1923. Los ufólogos modernos continúan con el mismo método. Creen ingenuamente que coleccionar miles de informes, videos o fotografías puede demostrar algo.

[8] Thirteen Men, página 313.

[9] Doubt No. 14.

[10] Crítico y cronista de la radio.

[11] Redactor de la revista Wilson’s Puck.

[12] Editor del Philadelphia Record.

[13] Crítico, novelista y poeta.

[14] The Books of Charles Fort, p.xxiv.