Archivo de la categoría: Cultura

La lógica Jedi

Kentaro Mori

¿Cómo sería el mundo si fuese realmente posible prever el futuro? Según los que alegan que pueden prever el futuro, el mundo sería exactamente igual. Al final los videntes ya estarían allí, y supuestamente previendo el futuro pero eso no tiene efectos muy profundos, una vez que todo continúa dándonos sorpresas. Después que algo importante ocurre, innumerables personas dicen que previeron el evento, pero ¿cuántas veces usted vio alguien de hecho previendo algo? Detalle: ¿y posteriormente acertando con precisión?

Un mundo en que la paranormalidad fuese real sería totalmente diferente del mundo que conocemos. En particular, la capacidad de prever el futuro. Si fuese realmente posible prever el futuro, nuestro mundo podría ser comparado con una galaxia distante, hace mucho tiempo atrás, palco de una historia fantástica que conocemos como Guerra de las galaxias, o Star Wars.

Star Wars tienen la fuerza de una mitología contemporánea, con personajes e historia con claras analogías a la mitología griega. Hay diversos libros analizando los elementos mitológicos que explicarían el gran éxito de la larga serie de películas, pero el aspecto interesante en Star Wars para éste análisis es que todo un universo mágico (o paranormal) fue adaptado a un contexto futurista que todavía depende a veces de la tecnología y, se supone, de la ciencia. Star Wars no es ficción científica, es fantasía romanceada, pero hay un esfuerzo perceptible en atribuir cierta lógica a este universo fantasioso-tecnológico donde es posible prever el futuro, utilizar telequinesis y esperar que la ‘Fuerza esté de nuestro lado’ al mismo tiempo en que se viaja por el hiperespacio para llegar a las Estrellas de la Muerte movidas por reactores nucleares.

La incongruencia más evidente y curiosa en Star Wars es que en un mundo repleto de alta tecnología, una elite guerrera representada por los caballeros Jedi usa espadas -o mejor, sables de luz- en lugar de armas avanzadas, como una pistola láser superpotente o una ametralladora inteligente. Los motivos para que eso sea así están más ligados al origen y producción de las películas que a una cierta razón de ficción.

El nombre ‘Jedi’ (léase como todos saben ‘djedái’) es un corruptela creada por George Lucas del término japonés ‘Jidai Geki’ (léase ‘djidái gueki’), que eran romances sobre el Japón feudal que generalmente envolvían nobles samuráis siguiendo el bushido, un rígido código moral. Mucha de la fantasía de Star Wars, principalmente los caballeros Jedi, es referencia clara a los Jidai Geki y al bushido. Pero es irónico notar que en el Japón real, al contrario de Star Wars, las armas de hecho acabaron substituyendo a la espada. La espada continuaría siendo parte importante de la cultura japonesa, pero las armas de fuego eventualmente la tornarían obsoleta, como demuestra la impagable escena de Indiana Jones peleando con un habilidoso árabe manipulando una espada.

Los Jedi utilizan las espadas porque fueron inspirados en samuráis, no obstante entrando de cabeza en la lógica del universo de Star Wars podemos encontrar una razón muy interesante para que los caballeros Jedi utilicen espadas en vez de armas de fuego. Esta razón también explicaría cómo consiguen desviar o hasta rebatir tiros de láser que viajan a la velocidad de la luz. Todo esto ocurre porque los caballeros Jedi tienen la capacidad de prever el futuro. Como pueden prever el futuro, pueden desviar los tiros antes de que sean disparados, o que les de tiempo de calcular una secuencia de movimientos que permita el desvío de diverso disparos láser.

Entender cómo la precognición convierte el uso de espadas en algo inevitable es un poco más complicado. Imagine que usted quiere matar un Jedi que, recuerde, puede prever el futuro. Como sabemos, dispararle no sería muy eficiente puesto que sabrá cuándo y dónde será dado el tiro, y podrá esquivar o evitar la emboscada. Así mismo las emboscadas elaboradas se vuelven algo un tanto difícil ya que incluso aunque la precognición Jedi no sea tan perfecta, es razonablemente capaz dejarlo alerta en cuánto a una cierta acción ofensiva. Matar alguien que puede prever el futuro no es algo muy fácil.

No sería imposible matar a un Jedi a través de una emboscada, podemos en último caso explotar una bomba nuclear para aniquilar todo el continente en que el tal Jedi se encuentre, pero si eso da cuenta de un Jedi, es claro que sería impráctico hacer lo mismo en la relación a centenares de caballeros separados por diversos planetas. Haga la pregunta mórbida: ¿cuál la mejor forma para matar Jedis?

Usted debe haber adivinado: usando las espadas, a través de un combate cuerpo a cuerpo. Si el primer golpe que demos puede ser previsto por el Jedi, el segundo golpe dependerá de la reacción de él, y así sucesivamente. Un combate cuerpo a cuerpo, en el que nuestros ataques y defensas dependen directamente de los ataques y defensas del oponente vuelven la precognición en prácticamente inútil. Ella deja de desempeñar un papel crucial para dar lugar a la habilidad de los combatientes: quién sea más ágil y perspicaz eventualmente tendrá éxito en ganar al opositor, por más que este pueda prever el futuro. Es increíble, pero la ‘simple’ capacidad de prever el futuro, aunque sea el futuro inmediato, torna obsoleta toda la lógica del combate que conocemos y nos lleva de vuelta a la época feudal, donde la habilidad del guerrero es el elemento más importante de un combate. En la lógica Jedi donde la precognición es posible, armas blancas combinadas con la habilidad son mucho más importantes que las armas de fuego.

Éste es solamente uno de los detalles profundos que podemos imaginar de un mundo paranormal. Existen infinitos otros, y en conjunto no forman solamente detalles, sino que modifican totalmente la justicia, la lógica y la realidad. Un mundo paranormal sería totalmente diferente del que conocemos, y antes de creer en precognición, telequinesis, lectura de la mente y similares, piense bien si el mundo que aparece con tales ideas realmente hace sentido -y más importante, si este mundo es el mundo que usted puede ver y comprobar delante de sí. Yo por lo menos nunca vi un Jedi.

Tencología sandwich

¡Finalmente, tostadas CNC!

Hace algunas semanas, hablamos de un grupo de tostadoras de alta tecnología y escribimos sobre usar un arma de aire caliente para dibujar diseños, a mano, en tostadas de lujo. Ahora hemos montado el arma de aire caliente a un sistema de control X-Y controlado por ordenador de modo que pueda ser utilizarlo para imprimir imágenes arbitrarias en tostadas.

El arma de aire caliente que hemos utilizado se piensa utilizar realmente como cabezal de impresión de nuestra impresora de azúcar 3D, donde sirve para fundir selectivamente los medios de impresión.

Recientemente tuvimos éxito en montar el arma de aire caliente al carro de la impresora. El paso siguiente fue probar el sistema de control XY de movimiento sin el eje Z instalado.

Resulta que realmente puedes hacer algunas cosas interesantes con sólo la cabeza de impresión y el pórtico X-Y. Especialmente ya que, como uno de nuestros astutos lectores notó en un comentario, “(impresora 3D – eje Z) + estación de trabajo de aire caliente = tecnología digital de proyección de imágenes en tostadas”. Nosotros pensamos lo mismo.

No somos ciertamente los primeros en apostar por la verdadera tostada CNC– Un grupo de estudiantes en la universidad de Olin trabajaba al parecer hacia esa meta hace algunos años, pero pudo haberse rendido a favor de su cortador láser- lo cuál es (pensamos) engañar sobre construir una tostadora CNC. (No nos malinterpreten- Por supuesto estamos muy encariñados con el cortador láser- pueden ser utilizados para cortar pastel, o grabar sobre matza, o para otras cosas.

Para comenzar nuestra segunda prueba, colocamos una hoja de galleta donde normalmente iría el eje Z de la impresora. Tuvimos que apilar algunos pedazos de pan de modo que el pedazo superior estuviera en el nivel correcto para imprimirlo, apenas algunos milímetros debajo del inyector de la pistola de calor. Nuestra resolución para estas pruebas fue de 10 puntos por pulgada (tamaño del píxel de 2.5 milímetros).

http://www.evilmadscientist.com/article.php/cnctoast%3Cbr%20/%3E

Ovnis: El musical

Ovnis: El musical

La nueva producción de ART presenta a los hombres de negro, el Bigfoot y los monstruos conejo

Grant Buttler

Cuando Jahnna Beecham estaba creciendo, también estaba al corriente de las cosas que van asustan en la noche.

“Viví en una granja que tenía 150 años, y estaba “encantada”, dice. “Vimos cosas y oímos cosas”.

Por ejemplo una vez tiró hacia abajo las colchas de su cama y encontró las sábanas cubiertas con centenares de moscas muertas, algo como “The Amityville Horror”. O la vez que los pájaros volaron incontrolables a través de la casa. O cuando la puerta del ático se abrió en varias ocasiones, emitiendo olores misteriosos, asquerosos sin origen identificable.

Todo ese material fantasmal no era nada comparado con su propio encuentro muy cercano de tipo inexplicado cuando ella tenía 13 años.

“Hice que un amigo pasara la noche afuera y estuvimos platicando, y entonces repentinamente vimos esta cosa”, recuerda. “Era como te lo imaginas. Era este disco – este orb – y tenía luces que brillaban en la tierra.

“Lo mirábamos y estábamos seguros deque realmente lo habíamos visto. Para el momento en que conseguí que mis padres vinieran a verlo, desapareció en el cielo”.

Ese incidente de otro mundo es una de las inspiraciones claves para una nueva comedia musical “They Came From Way Out There”, que se estrena el viernes en el segundo escenario del Artists Repertory Theatre para una corrida de cinco semanas. Beecham, que está dirigiendo la producción, la co-escribió con Malcolm Hillgartner y Michael J. Hume, adaptando la comedia de Erik Brogger “The Paranormal Review”, que ella vio hace casi tres décadas en Seattle.

“Nunca me reí tanto como lo hice esa noche”, dijo.

Pero ha ocurrido mucho en el mundo paranormal desde el debut de “Review”. En marzo, Francia lanzó la desclasificación de sus documentos relacionados con los ovnis, listando 1.600 casos comprobables en el lapso de cinco décadas. Y el pasado mes de noviembre, docenas de empleados de United Airlines vieron lo que creen eran una nave espacial extraterrestre que volaba sobre el aeropuerto internacional de O’Hare en Chicago, aunque los funcionarios de la línea aérea y de la Administración Federal de Aviación no tomaron los informes seriamente.

“La gente estaba enojada: ‘¡Somos profesionales! ¡Vimos esto!’” dice Beecham.

Sólo porque Beecham cree que “the truth is out there” y que está relacionada con lo paranormal no significa que “Way Out There” sea solamente para los verdaderos creyentes. Ella dice que su co-dramaturgo y marido, Hillgartner, es un gran escéptico como Dana Scully de los “X-Files” cuando habla de los platillos voladores y de las abducciones extraterrestres. Y el show es así de alegre, que hará reír a los creyentes y a los escépticos.

Además de los ovnis, las 17 viñetas del show abordan la proyección astral, telekinesis, hombres de negro, el Bigfoot y los monstruos conejo. Todos llegan durante el curso de una reunión anual de la Sociedad de lo Paranormal, cuyos miembros deben elegir a un nuevo presidente y encargado de la “cosa sagrada,” un poco de evidencia ovni que los miembros de la sociedad adoran.

Los miembros de la sociedad de ART producciones incluyen a asiduos al teatro musical de Pórtland, Susannah Mars, Bruce Blanchard y Kevin Michael Moore, con Adán Goldthwaite y Jill Westerby completando el elenco. Sus personajes se basan libremente en gente verdadera con los que se reunieron Beecham e Hillgartner cuando asistieron a un congreso del Disclosure Project, un grupo dedicado a hacer que las agencias estatales revelen lo que saben sobre lo paranormal. Éstas eran personas serias, varios de ellos con archivos llenos de evidencia.

“Way Out There”, con sus números de baile y parodias de loony tunes, toma aire de esa ultra-seriedad, pero no considera a los creyentes como locos o chiflados. ¿Cómo lo podría hacer Beecham, cuando ella ha visto un ovni?

“Es una de esas cosas que una vez que lo has visto,” dice, “pasas el resto de tu vida preguntándote si realmente lo has visto.”

http://www.oregonlive.com/entertainment/oregonian/index.ssf?/base/entertainment/1176681329318370.xml&coll=7