Archivos de la categoría Divulgación científica

Mercurio líquido encontrado en pirámide mexicana podría llevar a la tumba del rey

Mercurio líquido encontrado en pirámide mexicana podría llevar a la tumba del rey

Los investigadores informan de “grandes cantidades” de la sustancia en las ruinas de Teotihuacán en descubrimiento que podría arrojar luz sobre los misteriosos líderes de la ciudad

1000Los visitantes miran la zona arqueológica del Templo de Quetzalcóatl (Serpiente Emplumada), cerca de la Pirámide del Sol en la zona arqueológica de Teotihuacán, al norte de la Ciudad de México. Fotografía: Henry Romero/Reuters

Alan Yuhas en Nueva York

Un arqueólogo ha descubierto mercurio líquido en el extremo de un túnel debajo de una pirámide mexicana, un hallazgo que podría sugerir la existencia de la tumba de un rey o una cámara ritual muy por debajo de una de las ciudades más antiguas de América.

El investigador mexicano Sergio Gómez, anunció el viernes que había descubierto “grandes cantidades” de mercurio líquido en una cámara por debajo de la Pirámide de la Serpiente Emplumada, la tercer pirámide más grande de Teotihuacán, la ciudad en ruinas en el centro de México.

Gómez ha pasado seis años excavando lentamente el túnel, cuya excavación se inició en 2003 después de 1800 años. En noviembre pasado, Gómez y un equipo anunciaron que habían encontrado tres cámaras a 300 pies al final del túnel, casi 60 pies por debajo del templo. Cerca de la entrada de las cámaras, ellos encontraron un tesoro de artefactos extraños: estatuas de jade, restos de jaguar, una caja llena de conchas talladas y pelotas de goma.

500Los arqueólogos trabajan en un túnel que puede llevar a las tumbas reales de la antigua ciudad de Teotihuacán, en esta foto del mes de mayo de 2011. Fotografía: Handout/Reuters

Poco a poco abriéndose camino por el amplio, oscuro y profundo corredor bajo la pirámide, luchando contra la humedad y ahora obligatorio el uso de equipos de protección contra los peligros de la intoxicación por mercurio, Gómez y su equipo están estudiando minuciosamente las tres cámaras.

El mercurio es tóxico y capaz de devastar el cuerpo humano a través de una exposición prolongada; el metal líquido no tenía ningún propósito práctico evidente para los antiguos mesoamericanos. Pero se ha descubierto en otros sitios. Romero Joyce, profesor de antropología en la Universidad de California, Berkeley, dijo que los arqueólogos han encontrado mercurio en otros tres sitios en todo Centroamérica.

Gómez especuló a Reuters que el mercurio podría ser una señal de que su equipo está cerca de descubrir la primera tumba real que se haya encontrado en Teotihuacán después de décadas de excavación – y siglos de misterio que rodea el liderazgo de la ciudad críptica pero bien conservada.

El mercurio puede haber simbolizado un río o un lago bajo mundo, postula Gómez, una idea que resonó con Annabeth Headreck, profesora en la Universidad de Denver y autora de obras sobre Teotihuacán y el arte mesoamericano.

Las cualidades brillantes, reflectantes del mercurio líquido puede haberse parecido a “un río subterráneo, no tan diferente de la laguna Estigia”, dijo Headrick, “aunque sólo sea en el concepto de que es la entrada al mundo sobrenatural y la entrada al inframundo”.

“Los espejos eran considerados una forma de mirar al mundo sobrenatural, eran una manera de adivinar lo que podría pasar en el futuro”, dijo. “Podría ser una especie de río, aunque sea bastante espectacular”.

Joyce dijo que los arqueólogos saben que el centelleo fascinó a los antiguos pobladores en general, y que el mercurio líquido puede haber sido considerado como “algo mágico… con fines rituales o fines simbólicos”.

Headrick dijo que el mercurio no era el único objeto de fascinación: “una gran cantidad de objetos rituales se hicieron reflectantes con mica”, un mineral brillante probablemente importado a la región.

En 2013 los arqueólogos utilizando un robot encontraron esferas metálicas que ellos denominaron “bolas de discoteca” en una parte no-excavada del túnel, cerca de espejos de pirita. “Me gustaría poder entender todas las cosas que estos chicos están encontrando ahí abajo”, dijo Headrick, “pero es único y por eso es difícil”.

El agua también era preciosa para muchos de los habitantes de Mesoamérica, que conocían de los sistemas de agua y lagos subterráneos que se podían acceder a través de cuevas. Teotihuacán alguna vez tuvo manantiales, a pesar de que ahora están secos.

Joyce dijo que los antiguos mesoamericanos podían producir mercurio líquido por calentamiento de mineral de mercurio, conocido como el cinabrio, que también utilizaron para su pigmento rojo como la sangre. Los mayas utilizaron el cinabrio para decorar objetos de jade y el color de los cuerpos de su realeza, por ejemplo; la gente de Teotihuacán – para quienes los arqueólogos no han acordado un nombre – no han dejado ningún resto evidente de su realeza para su estudio.

1000aUn gráfico, sin fecha, muestra el túnel que puede conducir a unas tumbas reales descubiertas debajo del templo de Quetzalcóatl, en la antigua ciudad de Teotihuacán. Fotografía: Handout/Reuters

El descubrimiento de una tumba podría ayudar a resolver el enigma de cómo fue gobernado Teotihuacán, y Joyce dijo que la concentración de artefactos en el túnel fuera de las cámaras podría estar asociado con una tumba – o un conjunto de cámaras rituales.

Una tumba real podía dar crédito a la teoría de que la ciudad, que floreció entre 100-700AD, fue gobernada por dinastías de la manera de los mayas, aunque con un toque mucho menos obvio para la auto-glorificación.

Pero una fría tumba real también podría tener los restos de un señor, que puede encajar con una idea alternativa sobre la ciudad. Linda Manzanilla, una arqueóloga mexicana aclamada por muchos de sus compañeros, sostiene que la ciudad fue gobernada por cuatro co-gobernantes y señala que la ciudad carece de un palacio o aparente representación de reyes en sus numerosos murales. La excavación por Gómez puede encontrar uno de los co-gobernantes, bajo esta hipótesis.

Headrick sugirió modelos aún más fluidos, en los que los linajes o clanes fuertes negocian reglas pero nunca se cimentaron en dinastías, o en las que los gobernantes dependían de los acuerdos con los militares para mantener el poder y la autoridad residía más en una oficina que en una familia. La antigua Teotihuacán era una ciudad con facciones familiares que competían por influencia: la élite, los militares, los comerciantes, los sacerdotes y el pueblo.

Por ahora, los arqueólogos y antropólogos continúan cavando y deduciendo. Gómez dice que espera que la excavación de las cámaras se complete en octubre, y Headrick dijo que los arqueólogos están mirando la ciudad desde nuevos ángulos. Algunos están tratando de descifrar las pinturas y jeroglíficos alrededor de la ciudad, otros tratando de analizar lo que puede ser un sistema de escritura sin verbos o sintaxis.

Luego están los miles de artefactos, algunas inéditos y raros, que Gómez y sus compañeros desentierran de debajo de la pirámide. “Es bastante misterioso”, dijo Headrick. “Es divertido”.

http://www.theguardian.com/world/2015/apr/24/liquid-mercury-mexican-pyramid-teotihuacan

El Homo sapiens abre camino al Canis latrans

IMPACTO AMBIENTAL

El Homo sapiens abre camino al Canis latrans[1]

Juan José Morales

Hace algún tiempo comentamos que el coyote —Canis latrans para los zoólogos—, cuya área de distribución en México se limitaba al centro y norte del país, se estaba extendiendo hacia el sureste y ya había llegado tan lejos como el noreste de la península de Yucatán, donde su presencia fue registrada por cámaras-trampa en el oriente de Yucatán y el norte de Quintana Roo. Esa expansión, decíamos entonces, era consecuencia natural de la deforestación, pues el coyote habita espacios abiertos, y hasta hace pocos años las selvas habían sido una barrera que no podía remontar. Pero al desaparecer las densas arboledas para dar lugar a campos agrícolas y ganaderos, tuvo el campo libre para avanzar.

clip_image001Este coyote fue fotografiado en 2010 por investigadores de la UNAM y Pronatura Península de Yucatán en la Reserva de El Zapotal, en el noreste de Yucatán. Su expansión hacia la península fue facilitada por la destrucción de las selvas, pero también se debe a méritos propios: su gran habilidad como cazador, su astucia —que le permite eludir peligros y enemigos— y su alta tasa de natalidad, con un promedio de siete crías por camada al año. Es muy útil, ya que extermina principalmente roedores nocivos para la agricultura, pero los rancheros lo consideran una plaga porque a veces ataca al ganado y lo cazan ferozmente.

Pero justamente por ello, porque su hábitat natural son los matorrales y pastizales, y porque siendo cazador en la selva encuentra demasiados competidores, tales como pumas, jaguares y ocelotes, no había logrado penetrar en la Selva Lacandona de Chiapas, la más densa y con árboles de mayor altura en el país.

Pero esa situación está cambiando. Un estudio realizado por Juan Luis Peña Mondragón, Alicia Castillo Álvarez y Julieta Benítez Malvido, del Centro de Investigaciones en Ecosistemas de la UNAM, reveló que al menos desde 2013 ya hay coyotes en plena Selva Lacandona.

La investigación se inició cuando pobladores del ejido Adolfo López Mateos, en el municipio chiapaneco de Marqués de Comillas, informaron a los científicos sobre el presunto ataque de un jaguar a un becerro recién nacido. Para confirmarla autoría del ataque, se instalaron tres cámaras-trampa y en varias de las fotografías se observó a un coyote devorando los restos del becerro supuestamente muerto. Se confirmó así que ya hay coyotes en aquella zona y que eran ciertos los informes de sus habitantes en el sentido de que desde varios años atrás habían visto ejemplares de esa especie.

En realidad, la presencia del coyote en la región no fue una sorpresa. De hecho ya había sido prevista por los investigadores, ya que —señalan en su informe— “es una especie que se adapta fácilmente a cambios de vegetación y esto se acentúa en zonas con alta actividad pecuaria y zonas cubiertas con pastos”, y la Selva Lacandona está experimentando una acentuada modificación en ese sentido.

“Este cambio en la cobertura vegetal en la zona —prosiguen los autores del estudio— se ha venido acrecentando en los últimos años. En la región la superficie que se ha transformado hacia alguna actividad agrícola o pecuaria se incrementó del 16% en 1986 a 44% en 2009.” Como consecuencia, el coyote ahora encuentra un hábitat favorable.

La presencia de este nuevo depredador representa un problema para la conservación de otras especies que, a diferencia del coyote, están seriamente amenazadas, como el jaguar, el puma o el ocelote ya mencionados. “El aumento de la deforestación —añade el estudio— trae consigo el aumento poblacional del coyote y por tanto, el recrudecimiento del conflicto entre los coyotes y los humanos. El aumento de la distribución geográfica del coyote y su confirmación en áreas como la Selva Lacandona, representa un problema potencial para la conservación de los carnívoros, porque esta especie, al considerarse depredadora de ganado, puede contribuir a la percepción negativa que existe hacia los mismos. Como consecuencia de lo anterior, resulta de especial importancia reforzar los trabajos de conservación de las áreas remanentes de bosque maduro, pues éstos representan una limitante para el avance de las poblaciones de coyote en la Selva Lacandona.”

El Canis latrans, pues, sigue ampliando sus territorios gracias a la actividad del Homo sapiens.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Lunes 6 de abril de 2015

¿Dónde está ET? La Paradoja de Fermi cumple 65

¿Dónde está ET? La Paradoja de Fermi cumple 65

Por David H. Bailey & Jonathan M. Borwein

The Huffington Post

19 de abril 2015

Enrico FermiHace 65 años, en 1950, mientras almorzaba con sus colegas Edward Teller y Herbert York, físico ganador del Nobel Enrico Fermi de repente exclamó: “¿Dónde está todo el mundo?” Su pregunta hoy se conoce como la paradoja de Fermi.

La línea de razonamiento de Fermi fue la siguiente: (a) Lo más probable es que hay numerosos (quizá millones) de otras civilizaciones tecnológicas en la galaxia solo en la Vía Láctea; (b) si una sociedad es menos avanzada que nosotros, incluso por algunas décadas, no sería tecnológica, como es cualquier otra civilización tecnológica, casi con toda seguridad, muchos miles o millones de años más avanzada; (c) en un plazo más o menos de un millón de años (un parpadeo en el tiempo cósmico) después de convertirse en tecnológica, una sociedad podría haber explorado o aún colonizado la mayor parte de la Vía Láctea; (d) así que ¿por qué no vemos evidencia de la existencia de incluso una sola civilización extraterrestre?

Es evidente que la cuestión de si existen otras civilizaciones es una de las preguntas más importantes de la ciencia moderna. Y un descubrimiento de tal vida, es decir mediante el análisis de datos de microondas, sin duda clasificaría como uno de los más significativos y de mayor alcance de todos los avances científicos. Por un lado, sería dar crédito a la sugerencia de algunos científicos eminentes, como Freeman Dyson, de que el universo está preparado para la vida inteligente.

Pero después de 50 años de búsqueda, la conclusión es que no se ha encontrado. Si de hecho hay numerosas civilizaciones tecnológicas en la Vía Láctea, ¿por qué no hemos sido capaces de detectar ninguna señal u otra evidencia de su existencia? ¿Por qué está siendo tan difícil para nosotros encontrarlas? En el lenguaje de Fermi, “¿Dónde están?”

Propuestas de solución a la paradoja de Fermi

Numerosos científicos han examinado la paradoja de Fermi y han propuesto soluciones. He aquí una breve lista de algunas de las soluciones propuestas, y réplicas comunes [Webb2002, pg. 27-231]:

Están bajo órdenes estrictas de no revelar su existencia. Réplica: Esta explicación es presa del hecho ineludible de que sólo se necesita un pequeño grupo en una sociedad extraterrestre para disentir y romper el pacto de silencio. Dada nuestra experiencia con la sociedad humana, parece absolutamente imposible pensar que una prohibición de este tipo podría ser impuesta, sin una sola excepción a través de millones de años, en una vasta civilización extraterrestre dispersa en múltiples estrellas y planetas.

Ellos existen, pero están demasiado lejos. Réplica: Tales argumentos típicamente ignoran el potencial de la tecnología que avanza rápidamente. Por ejemplo, una vez que la civilización es lo suficientemente avanzada, se podría enviar “sondas von Neumann” a estrellas distantes, que podrían explorar planetas adecuados, la tierra, y luego construir copias de sí mismos, utilizando el software más reciente enviado del planeta madre. Las simulaciones de este esquema indican que una única sociedad podría explorar (a través de sus sondas) toda la galaxia de la Vía Láctea en el plazo máximo unos pocos millones de años, que es una pequeña fracción de la vida de la galaxia. La comunicación de manera similar se puede facilitar en gran medida por, medios de alta tecnología futurista, pero totalmente factibles.

Ellos existen, pero han perdido el interés en la comunicación y/o exploración interestelar. Réplica: Teniendo en cuenta la evolución darwiniana, que ampliamente se cree que es el mecanismo de guía del desarrollo de la biología en todo el universo, favorece fuertemente organismos que exploran y expanden su dominio, es poco creíble que todos y cada uno, en todas y cada una civilización distante carezca siempre de interés en la exploración del espacio, o (como en el punto 1 anterior) que una sociedad galáctica sea 100% efectiva, durante muchos millones de años, en la aplicación de la prohibición en contra de aquellos que deseen comunicarse o explorar.

Ellos están llamando, pero todavía no reconocemos la señal. Réplica: Si bien la mayoría coincide en que el proyecto SETI tiene aún mucho que hacer en la búsqueda, esta explicación no se aplica a las señales que se envían con el expreso propósito de comunicar a una sociedad de nueva tecnología, en una forma que esta sociedad podría reconocer fácilmente. De hecho, el programa del proyecto SETI actual supone que la civilización remota está haciendo un esfuerzo para señalar su existencia mediante la tecnología que podemos detectar. Y como con el punto 1, es difícil ver cómo una sociedad galáctica podría hacer cumplir siempre, sin excepción alguna, la prohibición mundial de este tipo de comunicaciones dirigidas.

Las civilizaciones como la de nosotros invariablemente se auto-destruyen. Réplica: Esta contingencia ya se calcula en la ecuación de Drake, en el término L (la duración media de una civilización). En cualquier caso, a partir de la experiencia humana hemos sobrevivido al menos 100 años de la adolescencia tecnológica, y sin embargo no nos hemos destruido en un apocalipsis nuclear o biológico. El calentamiento global representa un desafío importante en el momento actual, y se ha sugerido recientemente de forma explícita como una solución negativa a la paradoja de Fermi. Pero ahora entendemos la situación bastante bien y estamos desarrollando rápidamente tecnologías verdes asequibles, llevando a algunos, incluyendo a Al Gore, a cambiar de opinión y ser cautelosamente optimistas. Otras tecnologías, más exóticos, están en obras, y por lo menos algunas de ellas pueden dar sus frutos. En cualquier caso, dentro de una década o dos la civilización humana se extenderá a la Luna y a Marte, y entonces su existencia a largo plazo será en gran medida impermeable a las calamidades de la Tierra.

 

La Tierra es un planeta único, con características que fomentan un régimen biológico de larga vida que lleva a la vida inteligente. Réplica: Los últimos estudios, en particular las detecciones de planetas extrasolares, apuntan en la dirección contraria, es decir, que los ambientes como el nuestro parecen ser bastante comunes.

ESTAMOS SOLOS, al menos dentro de nuestra casa en la galaxia de la Vía Láctea. Réplica: Esta hipótesis va en contra del “principio de mediocridad”, es decir, la presunción, dominante desde la época de Copérnico, de que no hay nada de especial en la Tierra o en la sociedad humana. Esto puede ser una respuesta que satisfaga filosóficamente a algunos, pero científicamente hablando es bastante inquietante.

El gran filtro. Algunos autores han sugerido que existe una gran filtro que explica el extraño silencio – algunas de las principales barreras para convertirse en una sociedad lo suficientemente avanzada para explorar la Vía Láctea. Las posibilidades aquí van desde la hipótesis de que podría ser extraordinariamente improbable que la vida comience en absoluto, o que el salto de células procariotas a eucariotas es igualmente poco probable, o que nuestra combinación de dinámica planetaria y tectónica de placas es extremadamente improbable, o, como se sugiere anteriormente, que las civilizaciones como la nuestra, invariablemente se autodestruyen, o que alguna calamidad futura, como una enorme explosión de rayos gamma de una estrella cercana, termine invariablemente sociedades como la nuestra antes de que puedan explorar el cosmos.

Un aspecto inquietante de esta línea de pensamiento es que se sigue entonces que (a) somos los primeros como sociedad tecnológica, ya que el gran filtro está detrás de nosotros, o bien (b) estamos en serios problemas, ya que el gran filtro, posiblemente una gran catástrofe, está todavía por delante de nosotros. En esta línea, Nick Bostrom, entre otros, espera que la búsqueda de vida extraterrestre, ya sea en Marte o en un planeta extrasolar, venga con las manos vacías, ya que si se encontrara vida, ya sea antigua o actual, esto reduciría la número de posibles candidatos para que el gran filtro esté detrás de nosotros, y que aumentaría la probabilidad de que el gran filtro quede por delante de nosotros.

Conclusión

Con cada nuevo hallazgo en la investigación de planetas extrasolares en la zona habitable, o de ambientes amigables para la vida de potencial dentro del sistema solar, se profundiza el misterio de la paradoja de Fermi. De hecho, “¿Dónde está todo el mundo?” se ha convertido en una de las preguntas científicas más fascinantes de nuestro tiempo. No hay una respuesta fácil.

Vamos a continuar esta discusión en un blog posterior. ¡Manténganse al tanto!

http://www.huffingtonpost.com/david-h-bailey/where-is-et-fermis-parado_b_7014044.html

Los misteriosos Círculos de las hadas en el desierto comparten patrón con células de la piel

Los misteriosos Círculos de las hadas en el desierto comparten patrón con células de la piel

Por Laura Geggel

9 de abril 2015

imageCírculos de hadas en el desierto de Namibia (izquierda) y las microscópicas células de la piel en una lente del pez cebra (derecha) son sistemas totalmente diferentes, pero los investigadores han encontrado que tienen patrones similares. Crédito: OIST

Los círculos de hadas que salpican las praderas áridas de Namibia, han desconcertado a los científicos en cuanto a cómo se forman estas manchas redondas de césped y por qué desaparecen sin razón aparente. Su naturaleza misteriosa quizás se ha profundizado con un nuevo hallazgo de que los círculos comparten un patrón matemático con las células de la piel del pez cebra.

“Es una concordancia completamente increíble y extraña”, dijo en un comunicado uno de los investigadores del estudio, Robert Sinclair, profesor de biología matemática en el Instituto de Okinawa de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Graduados en Japón.

No está claro cómo se forman en el desierto estos anillos de hadas, que son diferentes de los anillos de setas. Pero son imposibles de perder; cada parche estéril de tierra está rodeado de hierba corta, y moteada del desierto como los cráteres de la luna, dijeron los investigadores. Los científicos se apresuran a averiguar este extraño fenómeno, y han ofrecido varias teorías aún no probadas de lo que crea los círculos, incluida el de las cebras girando, las diferencias en los nutrientes del suelo y las termitas.

Fairy-Circles-Share-Pattern-with-Zebrafish-Skin-CellsLos investigadores del nuevo estudio tomaron un enfoque diferente para la comprensión de este fenómeno. Se dieron cuenta de que al igual que las células de la piel, los círculos de hadas tienen un ciclo de vida (en que nacen, crecen y mueren) y que podrían verse afectados por la competencia por los recursos relacionados con el espacio. Así que decidieron observar el patrón macroscópico de los círculos de hadas que salpican el paisaje y lo compararon con la distribución microscópica de células de la piel, viendo que los dos comparten un patrón muy similar. [In Photos: Amazing ‘Fairy Circles’ of the Namib Desert]

Un patrón que aparece en ambos niveles macroscópicos y microscópicos en la naturaleza es prácticamente desconocido, dijeron.

“Todavía es difícil decir porqué exactamente son similares, pero el hecho de que son similares ya es muy importante”, dijo Sinclair. “Esto sugiere que puede haber ese tipo de patrones que cubren escalas muy diferentes de tamaño”.

Feenkreis_Marienflusstal_NamibiaCírculos de hadas de Namibia, grandes manchas circulares de tierra árida rodeadas de césped, han desconcertado a los científicos. Crédito: OIST

Para el estudio, Sinclair y sus colegas compararon el número de vecinos que rodean a cada círculo de hadas con los de células de la piel. Utilizaron imágenes satelitales de los círculos de hadas junto con un programa de computadora para dibujar líneas a medio camino entre cada par de círculos para darles fronteras invisibles, al igual que las paredes celulares. Entonces, el programa contó cuántos vecinos bordean cada círculo polvoriento.

Los investigadores también utilizaron un análisis de un estudio de 2014 publicado en la revista Biology Open que examinó la geometría de la célula de la piel que cubre una lente del pez cebra.

Los resultados fueron prácticamente indistinguibles. La mayoría de los dos círculos de hadas y las células tenía seis vecinos. Lo que es más, el porcentaje de los círculos de hadas con cuatro, cinco, seis, siete, ocho y nueve vecinos es casi idéntico en los dos círculos, el de hadas y el de las células de la piel, encontraron los investigadores.

“No esperaba que fuera tan cercano”, dijo Sinclair. “Pasamos mucho tiempo revisando porque realmente parecía demasiado cercano a creer”.

Los patrones pueden ser similares porque ambas células de la piel y los círculos en el desierto de Namibia están luchando por el espacio, dijeron los investigadores. Si esto es cierto, puede ayudar a los científicos a aprender más acerca de los sistemas mediante el análisis de sus patrones geométricos, agregaron. Por ejemplo, estos patrones podrían ayudarles a buscar signos de vida en otros planetas.

Examinar los patrones también podrían ayudar a los investigadores que estudian la ecología y la biología en general. Por ejemplo, la comprensión de un modelo grande, una galaxia espiral, puede ayudar a los científicos a entender uno similar en una escala más pequeña, como un panal de abejas. “De lo contrario, necesitamos una nueva teoría entera para cada tipo de sistema que estudiamos, y es posible que se pierdan principios generales, o, como dicen algunos, no veamos el bosque por los árboles”, dijo Sinclair.

El estudio se publica en la edición de junio de Ecological Complexity.

http://www.livescience.com/50426-namibia-skin-fairy-circles.html

Por fin Plutón salió del olvido

ESCRUTINIO

Por fin Plutón salió del olvido[1]

Juan José Morales

Hace ya un buen número de años, en la revista Contenido publiqué un artículo al que titulé “Plutón, el planeta olvidado”, por referencia al hecho de que ninguna de las misiones interplanetarias realizadas o proyectadas hasta entonces incluía a ese distante y pequeño planeta, situado en los confines del sistema solar.

El olvidó ya terminó. En estos momentos, la nave New Horizons (Nuevos Horizontes) de la NASA se aproxima a Plutón en la fase final de un extraordinario viaje de 4 830 millones de kilómetros y nueve años que se inició el 19 de enero de 2006 y durante el cual pasó por las cercanías de Júpiter para utilizar como fuerza aceleradora la intensa gravedad de ese planeta y aumentar así su velocidad de tal manera que se convirtió en la sonda espacial más veloz lanzada hasta la fecha.

imagePlutón tiene cinco satélites. El mayor es Caronte, tan grande en comparación con el planeta —más de la mitad de su diámetro— que el sistema formado por ambos se considera un planeta doble. Esta imagen es una representación artística de Plutón y Caronte vistos desde Hidra, otro de sus satélites.

Ya la nave ha comenzado a enviar imágenes del planeta y sus satélites. Pero en ellas se ven sólo como pequeños objetos luminosos, pues aún se encuentra muy lejos. Será hasta el 14 de julio próximo cuando lo “roce” a sólo diez mil kilómetros. Las fotos que entonces y en las semanas previas se logren serán de una nitidez y una calidad extraordinarias y podrán arrojar valiosos datos sobre ese planeta, el más pequeño del sistema solar y del que por su reducido tamaño —apenas 2 300 kilómetros de diámetro, o sea menor que la Luna y otros seis satélites de planetas— llegó a considerarse que no era un verdadero planeta sino un antiguo satélite de Neptuno que escapó de su atracción gravitacional, o alguno de los pequeños cuerpos celestes existentes más allá del sistema solar. Sin embargo, finalmente la Unión Astronómica Internacional lo catalogó como planeta enano.

Pero no hay que esperar que a partir del 15 de julio se inicie un torrente de información sobre Plutón. Habrá que esperar meses mientras los datos nos llegan prácticamente a cuentagotas. Y es que, debido a la enorme distancia que nos separa de él y a la débil potencia de los transmisores de la nave, el envío de datos se tendrá que hacer a un ritmo extremadamente lento, a tan sólo entre 600 y 1 200 bits por segundo. Si se toma en cuenta que las imágenes captadas por New Horizons ocuparán diez mil millones de bits, es fácil imaginar el tiempo que demorará la transmisión. Por otro lado, la nave no lleva sólo cámaras fotográficas sino también diversos instrumentos para enviar información acerca de la atmósfera de Plutón y otras cuestiones importantes, Además —y esto es igualmente importante—, las antenas de recepción en la Tierra no estarán dedicadas únicamente a captar esos datos, sino que también deben atender a otras sondas espaciales actualmente activas y de las cuales llega un incesante flujo de información. Dadas esas circunstancias, cada fotografía tardará doce horas en ser recibida, y la totalidad de la información recabada durante la aproximación se recibirá en un lapso de nueve meses.

El paso por la vecindad de Plutón y su gran satélite Caronte será muy rápido y breve. Después, la nave continuará alejándose para estudiar el llamado cinturón de Kuiper, una región situada más allá de las órbitas de Neptuno y el propio Plutón, que contiene una gran cantidad de pequeños cuerpos y de la cual al parecer provienen los cometas de corto período.

En fin, pronto sabremos algo más —mucho más— acerca de Plutón, el planeta olvidado. Y como detalle final, vale la pena señalar que a bordo de la nave que lo estudiará de cerca van cenizas de Clyde Tombaugh, el astrónomo que lo descubrió en 1930.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Miércoles 25 de marzo de 2015