Archivo de la categoría: Divulgación científica

Entendiendo el dolor

Entendiendo el dolor

Marilyn A. Mendoza Ph.D.

Parafraseando a Shakespeare, hay más cosas en el cielo y en la tierra de las que podemos imaginar o entender. Esto ciertamente se aplica a los muchos acontecimientos inusuales y misteriosos que pueden ocurrir alrededor del lecho de muerte. Hoy en día, la mayoría de las personas ha oído hablar de visiones en el lecho de muerte en las que los moribundos tienen visiones de familiares fallecidos, figuras religiosas, mascotas o amigos, y experiencias cercanas a la muerte en las que alguien está cerca de morir o ha muerto, dejó su cuerpo, experimenta la vida después de la muerte y vuelve a la vida. Sin embargo, hay otras experiencias excepcionales de final de vida que son menos conocidas, pero igualmente interesantes. Uno de estos fenómenos tiene muchos nombres diferentes. Se llama “el último hurra”, “el último adiós” o “el final de la vida”. Más recientemente, se le ha dado el nombre de “lucidez terminal” por Michael Nahm, un investigador y biólogo alemán[1]. La lucidez terminal no debe confundirse con la agitación terminal, que se caracteriza por el delirio, la ansiedad, la agitación y el deterioro cognitivo. De hecho, es todo lo contrario: la lucidez terminal se aplica a alguien que está cerca de la muerte y que no responde, pero de repente mostrará una mejora notable en su energía y funcionamiento mental. Participarán en conversaciones significativas con otros e incluso pedirán comida o bebida. Parecen ser su antiguo yo. Las familias sienten que ha tenido lugar una curación milagrosa y que su ser querido estará bien ahora, solo para que mueran minutos u horas más tarde.

Ha habido relativamente poca investigación científica sobre el fenómeno de la lucidez terminal. Solo ha sido nombrado desde 2009, aunque, según Nahm, hay informes anecdóticos de personas que experimentan lucidez del final de la vida en la literatura médica que se remonta a al menos 250 años. Aquellos que trabajan con los moribundos, como las enfermeras de cuidados paliativos, ciertamente están familiarizados con esto. Hay muchas preguntas en torno al fenómeno: ¿Por qué y cómo sucede? ¿Cuál es el mecanismo involucrado? ¿Por qué algunos lo experimentan mientras otros no? Se ha encontrado lucidez terminal en individuos con demencia, tumores cerebrales, accidentes cerebrovasculares y enfermedades mentales como la esquizofrenia. Estas son las personas que uno pensaría que tendrían menos probabilidades de tener esta experiencia y, sin embargo, la tienen.

Un pequeño grupo de investigadores está investigando actualmente la lucidez terminal. Además de Nahm, Alexander Betthyany de Viena[2] ha estado tratando de recopilar datos al respecto. Hasta ahora, la tasa de respuesta al cuestionario que ha distribuido ha sido limitada. Si bien los resultados no son definitivos, de los 227 pacientes con demencia registrados, aproximadamente el 10 por ciento mostró una lucidez terminal. De su revisión de la literatura, Nahm ha informado que aproximadamente el 84 por ciento de las personas que experimentan una lucidez terminal morirán en una semana, y el 42 por ciento muere el mismo día. Estos hallazgos sugieren que la cognición normal puede ocurrir a pesar de un cerebro severamente dañado. ¿Cómo es posible que el cerebro de una persona sea destruido por una enfermedad y, sin embargo, la persona pueda volverse lúcida y comprometerse cerca de la muerte? Nahm da el ejemplo de una mujer de 91 años que padeció la enfermedad de Alzheimer durante 15 años:

“La mujer no había respondido durante mucho tiempo y no mostró signos de reconocer a su hija ni a nadie durante los cinco años anteriores. Una noche, ella comenzó una conversación normal con su hija. Ella habló sobre su miedo a la muerte, las dificultades que tuvo con la iglesia y los miembros de la familia, y luego murió unas horas después”[3].

Todavía no hay una respuesta científica lógica a este misterio médico. Simplemente no hay suficiente información para postular un mecanismo definitivo para la lucidez terminal. El hecho de que ocurra en personas con diferentes enfermedades sugiere que pueden ocurrir diferentes procesos. Algunos especulan que esto podría ser una experiencia espiritual o un don divino. Sin duda, es un regalo para los miembros de la familia que asisten a la muerte tener una última oportunidad de estar con su ser querido y despedirse por última vez. Tanto los familiares como los cuidadores que han sido testigos de este estado se sienten cambiados por la experiencia.

Las experiencias excepcionales, como la lucidez terminal, las visiones en el lecho de muerte y las experiencias cercanas a la muerte, han suscitado dudas sobre si la mente es en realidad un producto del cerebro. Algunos filósofos y teólogos han teorizado que la conciencia está fuera del cerebro. Esta idea ha sido sugerida como una explicación para las experiencias cercanas a la muerte. Con suerte, llegará el día en que podamos tener las respuestas a estas experiencias inusuales. Hasta entonces, si está con su ser querido al final de su vida y tiene la suerte de estar cerca de él cuando tiene esa experiencia, considérelo como un regalo final y saboree esos momentos. Los moribundos que tienen estas experiencias parecen tener una muerte más tranquila y pacífica, mientras que los miembros de la familia que están con ellos dicen que siempre apreciarán los últimos momentos especiales con su ser querido.

El Dr. Betthany continua

El Dr. Betthany continúa realizando investigaciones sobre la lucidez terminal. Si ha presenciado este fenómeno, le solicita que complete la encuesta en este enlace

https://www.psychologytoday.com/gb/blog/understanding-grief/201810/life-s-last-rally-terminal-lucidity


[1] Nahm, M. (2009). Terminal Lucidity in People with Mental Illness and other Mental Disability: An Overview and Implications for Possible Explanatory Models. Journal of Near-Death Studies, 28(2), Winter 2009, 87-106.

[2] Nahm, M., Greyson, B. Kelly, E. and Harroldsson, E. (2011)Terminal Lucidity: A Review and a Case Collection Archives of Gerontology and Geriatrics. 55,138-142.

[3] http://www.michaelnahm.com/terminal-lucidity

Las alucinaciones están en todas partes

Las alucinaciones están en todas partes

Experiencias como escuchar voces llevan a los psicólogos a cuestionar cómo todas las personas perciben la realidad.

Joseph Frankel

2 de octubre de 2018

Hay una buena probabilidad de que haya alucinado antes.

Si alguna vez sentiste el zumbido de tu teléfono contra tu muslo solo para darte cuenta de que la sensación estaba completamente en tu cabeza, tuviste una percepción sensorial de algo que no es real. Y eso, según el psicólogo Philip Corlett, es lo que hace una alucinación.

Para muchos, esta definición puede parecer sorprendentemente amplia. Las alucinaciones fueron consideradas durante mucho tiempo como cosas de psicosis o viajes de drogas, no como una parte normal e intrascendente de la vida. Pero Corlett opera con la idea de que existen alucinaciones dentro de una jerarquía. En el nivel más alto, de acuerdo con el colaborador de Corlett Albert Powers, serían algo así como escuchar “oraciones completas de un discurso claramente hablado de un ser que parece bastante real”. Pero, al avanzar más en la línea, las alucinaciones pueden ser mucho más banales: un mensaje de texto imaginado, una gota de lluvia fantasma, el sentido erróneo de un nuevo padre de su hijo a su lado.

Esta perspectiva jerárquica representa una revelación en curso sobre cuán comunes y variadas pueden ser las alucinaciones. Una encuesta realizada a principios de la década de 1990 encontró que entre el 10 y el 15 por ciento de la población de los Estados Unidos experimentó vívidas alucinaciones sensoriales en algún momento de sus vidas. Y los científicos han empezado a tomar en serio la idea de que la audición por voz y otras formas de alucinación auditiva pueden ser benignas o “no clínicas”. Esta nueva ubicuidad se ha presentado con una gran cantidad de preguntas. ¿Por qué es tan común que las personas perciban lo que no existe y cómo el cerebro permite que esto suceda en primer lugar? Para encontrar respuestas, los investigadores han recurrido a la mecánica de cómo percibimos la realidad misma.

Para Corlett y Powers, ambos de la Escuela de Medicina de Yale, las alucinaciones tienen todo que ver con las expectativas. En un nuevo artículo en Science, exploran cómo las experiencias misteriosas encajan en una idea más amplia y especulativa sobre cómo funciona el cerebro y, en cierto sentido, qué es el cerebro. La pareja relata un estudio de 2017 que realizaron, en el que su grupo intentó inducir alucinaciones tanto en personas que comúnmente informan alucinaciones en todo el espectro psicótico como en personas que normalmente no tienen alucinaciones. A los participantes se les enseñó a esperar escuchar un tono después de que se les mostrara una luz parpadeante, y luego se les hizo presionar un botón cuando pensaron que habían escuchado un tono. Se les dijo que mantuvieran presionado el botón más tiempo para calificar su confianza en lo que escucharon. Las personas que regularmente alucinan tienen el botón, es decir, alucinadas, significativamente más largo que los que no lo hacen.

Corlett y Powers ven este experimento como evidencia de su perspectiva sobre cómo las personas entienden el mundo que les rodea. Por su forma de pensar, el cerebro funciona por “codificación predictiva”: integrando nueva información basada en las creencias construidas sobre información antigua. “Cuando recorremos el mundo, no solo percibimos pasivamente entradas sensoriales a través de nuestros ojos y oídos”, dice Corlett. “En realidad, construimos un modelo en nuestra mente de lo que esperamos que esté presente”.

Esta configuración mental funciona muy bien para permitirnos avanzar sin problemas por el mundo, analizando cada detalle sin pensarlo dos veces. Pero a veces, dicen Corlett y Powers, el cerebro tiene la capacidad de predecir en exceso: puede esperar algo que no está allí, y esta expectativa puede ser tan fuerte que realmente percibamos lo que no existe. Así, una alucinación.

La idea de la codificación predictiva es parte de una forma de salir de un linaje anudado, superpuesto y, a veces, competitivo, de tratar de explicar las alucinaciones. Otro modelo, la teoría del habla interna, fue popularizada en parte por los escritos del psicólogo Julian Jaynes, del siglo XX. Se sostiene que las personas que escuchan voces están realmente escuchando sus propios pensamientos que se sienten como los de alguien más. Esta explicación ha sido apoyada más recientemente por la teoría de descarga de corolarios, que establece que el rastreo del cuerpo de sus límites y acciones (la maquinaria neuronal que hace que su brazo se sienta como su brazo y su pie se sienten como su pie) falla por los pensamientos y voces de personas con trastornos psicóticos que experimentan alucinaciones auditivas.

“Todavía estamos trabajando para ver cómo nuestro modelo encaja con esos modelos”, dice Corlett.

Esta búsqueda de una pierna en la que investigar las alucinaciones ha dado lugar a algunos experimentos teatrales, y en ocasiones incluso poéticos. En su libro sobre la ciencia y la historia de las alucinaciones auditivas, Charles Fernyhough, psicólogo de la Universidad de Durham, cuenta cómo un psiquiatra de los años 40 descubrió que, como un grupo de personas con esquizofrenia, tenía voces alucinadas, los músculos en sus gargantas responsables de hablar junto con las palabras que escucharon. Las voces parecían ser sus propias palabras escondidas en otros lugares.

Décadas más tarde, los investigadores grabaron las voces de alucinadores con trastornos psicóticos y presentaron a estos sujetos copias electrónicamente distorsionadas. Querían ver si los alucinadores podían identificar sus propias voces distorsionadas. En la misma línea, los investigadores han explorado el uso de avatares computarizados de Second Life en la última década para tratar de ayudar a los psicóticos alucinantes a asignarles a sus “presuntos perseguidores” una cara para hablar, con el objetivo de suavizar las cosas que estas voces les decían.

Corlett también me señaló el discurso de la onda sinusoidal, un ejemplo particularmente sorprendente de la forma en que la expectativa puede dar forma a nuestra realidad cuando se trata del lenguaje. Puede probarlo usted mismo: escuche este sonido (no ponga el volumen demasiado alto). La mayoría de la gente oirá un sonido similar al R2-D2 de silbidos con vocoder. A continuación, escuche esta grabación de una mujer que dice: “Era un día soleado, y los niños iban al parque”, con un acento suave del sur de Inglaterra. Ahora intente R2-D2 de nuevo. Al escuchar el silbido del habla sinusoidal, es probable que escuche una versión distorsionada de la misma oración del “día soleado”. Y, con toda probabilidad, no podrá desodorizar las palabras en la primera grabación ahora.

Es posible que a los alucinadores les resulte más fácil analizar los sonidos de R2-D2, incluso antes de escuchar la otra grabación. En un estudio de 2017, los oyentes de voz no clínicos fueron mucho mejores para reconocer la presencia de una voz en el habla sinusoidal que sus homólogos que no escuchan la voz. Y como grupo, sus cerebros se dispararon siguiendo un patrón distinto de aquellos que no podían decir que el discurso de onda sinusoidal era una voz. Este ejemplo, dice Corlett, construye el caso de que las alucinaciones auditivas están vinculadas a los procesos de expectativa y predicción.

Sin embargo, señala Fernyhough, hay algunos agujeros potenciales en la idea de la codificación predictiva. “En comparación con la visión convencional del cerebro como un dispositivo que procesa la información proveniente del entorno, la codificación predictiva comienza con un conjunto diferente de suposiciones sobre cómo el cerebro hace predicciones sobre lo que hay en el entorno y luego aprende de ellas”, dijo. Y eso puede dificultar la reconciliación con otras formas más establecidas de ver el cerebro.

Corlett, mientras tanto, argumenta que hay una brecha en la teoría del discurso interno. Al citar un estudio en el que las personas que se habían silenciado desde el nacimiento informaron haber escuchado voces en sus cabezas, él dice que el fenómeno no se puede explicar completamente porque el cerebro se está interpretando mal.

Cualquiera que sea la explicación del tiempo, las apuestas de esta ciencia son mucho más altas que entender por qué muchos de nosotros imaginamos mensajes de texto. Para algunas personas, las alucinaciones pueden ser más persistentes y perturbadoras. La ciencia de cómo estos toques, sonidos y visiones alucinadas se manifiestan en la mente todavía no está clara. Es demasiado pronto para decir cuánto podrían superponerse las causas de las alucinaciones auditivas y otros tipos, dice Fernyhough. Hasta ahora, la investigación se ha centrado en las alucinaciones auditivas. Y para muchos, la necesidad de ese trabajo es bastante clara. Eleanor Longden, investigadora y defensora de la salud mental, ha relatado públicamente cómo sus propias alucinaciones auditivas han cambiado entre neutral y angustiante en diferentes momentos de su vida. Ella defendió que el estigma social y el juicio que recibió de su médico en ese momento los hizo más negativos.

“Las alucinaciones pueden ser muy angustiosas y debilitantes. También pueden ser neutrales o positivas”, dice Fernyhough. “Una mejor comprensión de cómo ocurren y cómo pueden manejarse podría aliviar una gran cantidad de angustia mental”.

https://www.theatlantic.com/health/archive/2018/10/hallucinations-hearing-voices-reality-debate/571819/

Noticias falsas, deshonestidad de los políticos sesga el debate sobre el clima, advierte John Hewson

Noticias falsas, deshonestidad de los políticos sesga el debate sobre el clima, advierte John Hewson

A.M

22 de abril de 2017

imageFOTO: John Hewson dice que el cambio climático es el desafío más importante que enfrenta el mundo hoy en día (ABC RN: Natasha Mitchell)

Los políticos se están alejando de la flagrante falta de honestidad, ya que un cambio de los hechos a la opinión colorea el debate político sobre el cambio climático, dice el ex líder liberal John Hewson.

Puntos clave:

Hay una falta de evidencia en el debate público, dice John Hewson.

Él dice que los políticos ignoran el cambio climático o intentan usar el problema para ganar puntos

Australia ha llegado a un punto donde los hechos son de menor valor que las opiniones, dice.

El Dr. Hewson habló en el período previo a la Marcha Global por la Ciencia de hoy, con reuniones en 12 ciudades y pueblos australianos, así como en Washington DC y otros centros en todo el mundo.

Le dijo a AM que inicialmente decidió involucrarse porque estaba preocupado por la “falta de evidencia utilizada como base de la política pública”.

“Creo que la ciencia es probablemente más útil y más relevante para la sociedad hoy que lo que alguna vez ha sido. Pero ha habido una brecha cada vez mayor entre la ciencia y el público”, dijo.

“Vemos cómo se recorta el financiamiento de la ciencia. Vemos, obviamente, una falta de evidencia en el debate público. Vemos ataques contra científicos, como hemos visto en el debate sobre el cambio climático”.

“Y creo que debemos detenernos y reconocer la importancia de la ciencia y la importancia de financiarla adecuadamente y usar la evidencia que produce como base de una buena política pública”.

Dijo que el cambio climático era el desafío más importante que enfrenta la sociedad hoy en día, pero dijo que los políticos estaban jugando a la política con él.

“Nuestro proceso político básicamente juega con la política a corto plazo, lo ignora cuando lo desea, le otorga puntos”, dijo.

“Ninguno de nosotros sabría que el clima era un problema si los científicos no nos lo hubieran dicho. No se puede mirar por la ventana y ver que es un problema”.

“Es que los científicos no relacionados con el clima, por ejemplo, tienen que tomar la palabra de los científicos. Así que es fácil para un pequeño grupo jugar a la política”.

“Personas como John Howard en el pasado han admitido que jugaron deliberadamente políticas a corto plazo y siguen siendo agnósticos en lo que respecta al clima. Pero, ya sabes, no es una cuestión de religión. Es una cuestión científica”.

Cuando se le preguntó si los australianos estaban viendo “más deshonestidad flagrante” de parte de sus políticos, dijo que “sí”.

“A menudo la gente me dice en la comunidad empresarial, por ejemplo: ‘Podemos ir a la cárcel por un comportamiento falso y engañoso. Tenemos verdad en las leyes de publicidad. ¿Por qué no se aplican a la política?’’”

“Es una pregunta bastante buena debido a la medida en que hemos llegado a este mundo de noticias falsas post verdad”.

“Hay un cambio muy significativo, creo, que va de un hecho a otro. Se inventan sus propios hechos para respaldar su argumento. Muy a menudo lo ven en el debate público”.

“Todo el debate se ha distorsionado seriamente y tergiversado. Y, entonces, es un poco un ruego, realmente, volvamos a la evidencia”.

“Volvamos a la importancia de la ciencia en las escuelas, en la educación, en financiarla adecuadamente, en reconocer su valor, la contribución que puede y debe hacer a nuestra sociedad”.

https://www.abc.net.au/news/2017-04-22/john-hewson-pleads-for-politicians-to-go-back-to-evidence/8463782

Los científicos desarrollan una “vacuna” falsa para combatir los mitos del cambio climático

Los científicos desarrollan una “vacuna” falsa para combatir los mitos del cambio climático

Por Lucia Stein

23 de enero de 2017

La propagación de noticias falsas en línea ha llevado a los científicos a desarrollar una “vacuna” para inocular al público contra los mitos del cambio climático.

El autor principal del estudio, Sander van der Linden, dijo que el objetivo era proporcionar un “repertorio cognitivo” que ayudaría a construir resistencia a la información errónea y haría a las personas menos susceptibles a las noticias falsas.

“La información errónea puede ser pegajosa, propagarse y replicarse como un virus”, dijo en un comunicado el Dr. van der Linden, quien también es psicólogo social.

“Queríamos ver si podíamos encontrar una ‘vacuna’ exponiendo a las personas de manera preventiva a una pequeña cantidad del tipo de información errónea que podrían experimentar. Una advertencia que ayuda a preservar los hechos”.

El estudio, publicado en la revista Global Challenges, comparó las reacciones de más de 2,000 residentes de los EE. UU. a dos afirmaciones sobre el calentamiento global.

Una de estas afirmaciones fue un hecho bien conocido del cambio climático y la otra fue tomada de una campaña generalizada de desinformación.

Los investigadores descubrieron que cuando se presentaban de forma consecutiva, el “material falso” anulaba completamente la afirmación precisa en la mente de las personas.

Beneficios de una inoculación general.

Sin embargo, cuando se les presentó una “inoculación”, donde se introdujo a las personas las tácticas de distorsión utilizadas por ciertos grupos, así como una pequeña dosis de desinformación y el hecho, las opiniones se mantuvieron más cercanas a la verdad.

La inoculación general vio un cambio de opinión promedio de 6.5 puntos porcentuales hacia la aceptación del consenso de la ciencia del clima, a pesar de la exposición a noticias falsas.

“Es incómodo pensar que la información errónea es tan potente en nuestra sociedad”, dijo el Dr. van der Linden.

“La actitud de muchas personas hacia el cambio climático no es muy firme. Son conscientes de que hay un debate en marcha, pero no están necesariamente seguros de qué creer”.

“Los mensajes conflictivos pueden hacer que vuelvan a sentirse en la primera posición”.

El estudio se produce cuando las compañías de medios sociales y las organizaciones de noticias luchan para abordar noticias falsas.

Los expertos han advertido que la influencia de las noticias falsas en los procesos democráticos es una preocupación creciente.

La semana pasada, Facebook anunció que actualizaría sus plataformas de redes sociales en Alemania para reducir la difusión de noticias falsas después de que surgieran inquietudes de que la información falsa podría influir en las elecciones de septiembre.

https://www.abc.net.au/news/2017-01-23/scientists-develop-fake-news-vaccine/8205812

Creencia paranormal y psicología anómala

Creencia paranormal y psicología anómala

19 de febrero de 2013

4526542-3x4-340x453Imagen: La psicología anomalista busca entender por qué las personas tienen creencias paranormales al mirar factores como la propensión a la fantasía y la razón probabilística débil (Andyy/Photonica)

Una proporción significativa de la gente cree que podría ser capaz de leer mentes o tener sueños que luego se harán realidad, o que la astrología ofrece una sabiduría que la experiencia terrenal no puede.

De los dioses a los fantasmas, una cosa es estudiar si las creencias paranormales son reales o no, pero ¿qué pasa con la investigación de la forma en que estas creencias se forman y pueden funcionar? Ese estudio se llama psicología anómala, y la Dra. Krissy Wilson es psicóloga y directora de la recientemente creada unidad de Ciencia de Fenómenos Anomalistas (o SOAP, por sus siglas en inglés) en la Universidad Charles Sturt.

“La psicología anómala no es parapsicología”, dice el Dr. Wilson. “La parapsicología tiende a ser muy comprensiva con la idea de lo paranormal. Y los parapsicólogos han tratado durante los últimos cien años de probar y probar que los fenómenos psíquicos son reales”.

“La psicología anómala tiende a ser más escéptica en su enfoque, pero no estoy tratando de probar si estas cosas son reales o no; Lo que me interesa es tratar de entender por qué es que muchos de nosotros en todas las culturas, todas las sociedades, mantenemos las creencias más extraordinarias y las creencias de que si realmente resultaran ser verdaderas, se derrumbarían mucho lo que sabemos de la ciencia normal”.

A pesar de la creciente penetración de la ciencia y la tecnología en nuestras vidas, muchas creencias paranormales parecen estar aumentando en lugar de perder una posición en la cultura, dice la Dra. Wilson.

“La creencia en la astrología, que parece estar en aumento. El espiritismo parece estar en aumento. Estamos viendo a grupos de RSL colocando un medio psíquico y la gente aceptará y presuntamente intentará contactar a los muertos. Así que eso parece estar definitivamente en aumento”.

Clarividencia

Joanna Macnamara levantó su mano para ser un conejillo de indias en uno de los estudios de la Sra. Wilson. Ella dice que estaba feliz de ser examinada y no tiene problemas para que sus creencias sean tratadas como características de la psicología en lugar de ser probadas como fenómenos en el mundo real. Ella dice que hace mucho tiempo reconcilió la contradicción entre sus creencias científicas y paranormales.

“Me parece que esa área de la que Krissy está hablando es muy interesante y es genial que venga de esta visión fantástica, objetiva y de mentalidad abierta para recibir todo tipo de respuestas”.

La Sra. Macnamara se identifica como vidente y lo que ella llama “clarividente”.

“Clairvoyant”, básicamente “clair” significa “claro” y “voyant” significa “ver o conocer”, dice la Sra. Macnamara. “Clairsentient”: es un “sentimiento claro”, recogiendo los sentimientos o emociones de otras personas en una habitación. Ya sabes, si alguien con una opinión bastante fuerte entra en una habitación, a menudo podemos darnos cuenta de eso. Ese es uno de los regalos “clair” más comunes con los que las personas se identifican”.

Pero la Sra. Macnamara ha desarrollado la creencia de que su intuición va más allá de la lectura del lenguaje corporal y las expresiones faciales.

“Es algo más profundo. Está siendo sensible a la matriz universal de información, que ahora se está convirtiendo, creo, en más reconocida en la teoría científica. Es como una red mundial de información a la que todos tenemos acceso para acceder en cualquier momento”.

Ella dice que llegó a creer que tenía poderes paranormales después de una lucha con problemas de salud congénitos y su búsqueda de mejores tratamientos.

“Creo que se me ocurrieron algunas barreras en ese tipo de enfoque”.

4526562-3x4-340x453Imagen: El psiquiatra británico Henry Maudsley (1835 – 1928) fue uno de los primeros investigadores que trataron experiencias supernaturales como trastornos de la mente (G. Jerrad/Wellcome Library)

Ella ha logrado reconciliar sus creencias en lo paranormal con una fuerte curiosidad y compromiso con la ciencia.

“Estoy empezando a entender que la forma actual en que los científicos lo entienden, eso es fantástico, eso es parte del panorama general, pero no es en absoluto de lo que se trata el panorama general”.

“La mente es una herramienta valiosa y el método científico es una herramienta valiosa que la mente ha desarrollado, pero necesitamos comenzar a salir de la adoración mental y comenzar a adentrarnos más, y sé que esto suena un poco atrevido, pero nuestro ‘cuerpo sentido’, que tipo de enlaces a nuestra mente superior, nuestra intuición”.

“Para mí, esa es la base detrás de todas nuestras decisiones, ya sea que estemos conscientes de ello o no. Y creo que todo se alimenta el uno del otro; No creo que haya ninguna separación entre “Oh, usted es un científico o una persona religiosa”. Creo que todo está tan entrelazado en una imagen más grande, es solo que estamos atrapados en estas pequeñas burbujas, porque nuestra mente tiene que entender algo. Tiene que ponerle reglas.

Personalidad de creencia

En la unidad de fenómenos anómalos de la Universidad Charles Sturt, la Dra. Wilson está interesada en conocer qué forma las creencias de las personas y los elementos cognitivos comunes que forman lo que ella denomina una “personalidad de creencia”.

“Es muy interesante escuchar a Joanna hablar sobre sus experiencias”, dice. “Para mí, lo que me pareció muy fuerte fue que lo que ella estaba hablando parece ser un mecanismo de supervivencia para la vida cotidiana y para las luchas por las que todos pasamos”. Y sugiero que, para algunas personas, creer en lo paranormal actúa como una especie de mecanismo de afrontamiento para hacer frente a las cosas que nos suceden en la vida. Y eso, por supuesto, está muy relacionado con la personalidad”.

Un rasgo que parece desempeñar un papel en la personalidad de la creencia es la “propensión a la fantasía”, la idea de que las personas tienen dificultades para entender la diferencia entre la realidad y la ficción.

“Tiendes a encontrar que las personas que creen en lo paranormal con fuerza y también informan sobre experiencias paranormales también tienen una puntuación bastante alta en la absorción, por lo que tienen la tendencia a ser completamente absorbidos en un libro o una película”, dice el Dr. Wilson.

“Parece surgir un patrón de que existen estos rasgos de personalidad que parecen ser más fuertes en los creyentes. Y podría ser por la biología, eso es algo que estoy estudiando, por la diferencia fisiológica, las experiencias de la vida, el estrés, las relaciones familiares, el patrimonio, los antecedentes religiosos; todo tipo de cosas parecen aprovechar lo que podría ser una personalidad de creencia”.

Razonamiento probabilístico

Otro elemento común importante entre las personalidades de las creencias es el razonamiento probabilístico débil.

“Todos somos muy malos en el razonamiento probabilístico”, dice el Dr. Wilson. “La idea [de] escoger nuestros boletos de lotería: cuando se inició en Estados Unidos en los años setenta, nadie estaba particularmente interesado. Cuando pagabas por tu boleto te daban los números. Pero una chispa brillante sugirió: “Bueno, ¿por qué no dejamos que las personas elijan sus números?” Y, por supuesto, todos tienen números de la suerte, todos tienen fechas de nacimiento y fechas de nacimiento de sus hijos, etc. Ese tipo de significado, ese significado, significaba que todos pensaban, “Genial”, y se hizo muy, muy popular. Entonces, la gente pensaría que elegir, digamos, 6, 6, 6, 6, 6 es menos probable que surja 1, 7, 5, 9, 4. Pero en realidad, la probabilidad de que eso suceda es la misma. Así que todos somos muy pobres en el razonamiento probabilístico. Y si crees en los fenómenos psíquicos, si crees que estas cosas son reales, es más probable que impartas una enorme importancia en este tipo de eventos”.

“Soñando, por ejemplo. Todos sueñan cada noche. Es una cosa fisiológica que sucede. Tendremos decenas de sueños cada noche. Por lo tanto, la probabilidad de que algún día vayas a soñar con un evento que podría ocurrir es extremadamente probable. Pero verás, si crees en la clarividencia, si crees en los sueños precognitivos, entonces le darás un significado enorme”.

Efecto desinformación

La base para el propio doctorado de la Dra. Wilson era los sesgos de memoria y su relación con las experiencias paranormales; En particular, cómo las personas con una personalidad de creencia reconstruyen los recuerdos.

“Dentro de un entorno paranormal, los creyentes recordarán ciertos eventos. Recordarán algo que sucedió durante una lectura psíquica, por ejemplo. Es más probable que recuerden los éxitos, las cosas que el psíquico puede corregir, y menos probable de recordar los errores”.

“Se irán pensando ‘Wow, este tipo lo sabía todo sobre mí’, pero cuando realmente reproduces la cinta, resulta que lo que realmente sucedió fue muy diferente. Se han equivocado de memoria porque tienen esta creencia. Y en mi doctorado, sugiero que la memoria es en realidad susceptible a todo tipo de efectos de información errónea, incluida la creencia”.

Pero, ¿en qué punto la creencia se vuelve explotadora y peligrosa? ¿O patológica? ¿O perjudicial?

“Desafortunadamente, hay una gran cantidad de charlatanes por ahí. Hay una gran cantidad de personas que están haciendo enormes cantidades de dinero. Quiero decir, la industria de la línea directa psíquica, por ejemplo, vale miles de millones de dólares. Y en general es una tontería. Y eso es lo que me molesta mucho: cuando escuchas a un médium psíquico que dice hablar con el espíritu de una persona muerta y, sin embargo, ha sido expuesto como charlatanes. Así que hay charlatanes por ahí, pero en igual medida también hay personas que creen sinceramente que tienen estos poderes, pero que son más probables, hasta que tengamos evidencia de lo contrario, más probable es que se engañen a sí mismos”.

Sin embargo, la Sra. Macnamara, aunque se siente cómoda con las críticas de la Dra. Wilson, no cree que esté engañada. En cambio, ella está agradecida por sus creencias paranormales. Ella recuerda que el descubrimiento de sus nuevos dones le mostró que aún era poderosa y saludable en un momento de enfermedad.

“Decidí, bien, tengo que explorar esto más a fondo. ¿Qué me queda?”, dice. “Tengo este lado intuitivo; lo exploraré más y mi conciencia espiritual. Y así, sí, en cierto modo, aprender a sobrellevar mi salud física me llevó a esa circunstancia”.

“Creo que si nunca hubiera tenido los problemas de salud que tenía, probablemente todavía sería muy lógico”. No es que eso sea algo malo; creo que la lógica es definitivamente utilizada por el corazón y la mente, es una parte necesaria de la vida, vivir en este mundo físico, pero me ha llevado a un nuevo campo de experiencia”.

“Creo que agoté todas las vías y eso es lo que quedaba. Y [a excepción de mi enfermedad] nunca hubiera tomado este camino y abierto a mis dones espirituales”.

Esta historia se basó en un panel de discusión conducido por Natasha Mitchell en Life Matters, que puede escuchar aquí. Para una vista alternativa de la psicología de la creencia, también puede escuchar la reciente entrevista de Rachael Kohn con el Dr. Tony Jinks sobre El espíritu de las cosas aquí.

https://www.abc.net.au/radionational/programs/lifematters/psychology-of-belief/4526536