Archivos de la categoría Divulgación científica

Enormes lagos se transforman en “jacuzzis”

Fotos revelan que más de 200 lagos azules brillantes del Ártico han comenzado a burbujear con gas metano

No está bien.

FIONA MACDONALD

25 MAR 2017

BlueLakes_web_1024Imágenes satelitales han revelado que más de 200 extraños y brillantes lagos azules en las regiones árticas de Rusia están burbujeando “como jacuzzis” como resultado de la fuga de gas metano.

Los lagos son un tipo de lago termokarst, que se forman cuando el deshielo del permafrost hace que la superficie se derrumbe y se llene con agua de fusión. Pero a diferencia de los lagos termokarst normales, oscuros, estos son de color azul brillante y burbujeantes, debido al metano que se filtra en ellos antes de escapar a la atmósfera.

De acuerdo con Vasily Bogoyavlensky de la Academia de Ciencias de Rusia, estos lagos termokarst recientemente identificados aparecen cerca de depósitos de petróleo y gas en las penínsulas de Yamal y Gydan en Siberia.

Su color azul brillante es el resultado de las algas que se sienten atraídas por los altos niveles de azufre causados por el escape de metano.

Usted puede ver la superficie de uno de estos lagos entre 2013 y 2016 fotografiados por los satélites Landsat-8 y Sentinel-2:

gaz_2Vasily Bogoyavlensky

“Estos lagos tienen una serie de rasgos que pueden ayudar a identificarlos desde la distancia”, dijo Bogoyavlensky al Siberian Times.

“El azul anómalo del agua, la presencia de cráteres en el fondo y el gas se filtra en el agua, las trazas de gas en la capa de hielo estacional, así como la erosión costera activa y el permafrost que se hincha cerca del borde del agua”.

Bogoyavlensky y su equipo identificaron los extraños nuevos lagos después de estudiar datos de satélites de 2015 y 16, y ahora los monitorean como una fuente activa de emisiones de metano.

Parecen ser similares a los marcadores y cráteres que se encuentran en los suelos de algunos de los océanos del mundo, que también se sabe que se están filtrando lentamente las reservas de metano.

Siberia no es ajena a los termokarsts – el agujero masivo de Siberia conocido como ‘Doorway to the Underworld’ es uno de estos cráteres que ahora se ha vuelto tan grande que ha descubierto bosques antiguos enteros.

Pero los investigadores no habían visto nada como estos lagos en la región antes.

No están completamente seguros de lo que los está causando, pero la hipótesis por ahora es que podría estar relacionada con la actividad sísmica.

“Por ejemplo, sobre uno de los depósitos de gas (en Yamal), los lagos están situados a lo largo de dos líneas… parecen una cruz gigante”, dijo Bogoyavlensky al Siberian Times.

Esto sugiere “la conexión genética de cráteres con fallas profundas en la corteza terrestre, pero para confirmar necesitamos llevar a cabo una investigación sísmica completa”.

Lo interesante es que los datos de los satélites sugieren que las fugas ocurren durante todo el año en estas regiones, incluso a temperaturas cercanas a los 0°C (32°F).

Usted puede ver los lagos en la región de los campos de gas Bovanenkovo y Kruzenshternskoye en las imágenes Landsat-8 abajo (la izquierda son colores visibles, la derecha es una imagen infrarroja).

information_items_5655Vasily Bogoyavlensky

La investigación está en curso, por lo que aún no se ha publicado en una revista revisada por pares – hasta que eso suceda, no podemos decir con certeza lo que está pasando con estos extraños lagos azules.

Pero esperemos que a medida que los experimentos en la región continúen, los científicos empezarán a tener una mejor idea de lo que está pasando.

Y eso es importante, ya que el metano es aproximadamente 30 veces más potente que el CO2 como un gas que atrapa calor – y no hay escasez de hielo congelado debajo de la tundra siberiana.

Un estudio estimó que para el año 2100, el permafrost liberará hasta 205,000 millones de toneladas de emisiones de carbono si el cambio climático continúa intensificándose, como informa Sarah Emerson para Motherboard.

El descubrimiento de los lagos llega la misma semana en que los investigadores anunciaron que están vigilando de cerca cerca de 7,000 burbujas de gas o “pingos”, que se han formado en Siberia y están en riesgo de explotar para formar enormes cráteres.

Investigaciones anteriores habían sugerido que un aumento de la temperatura global de 1.5°C sería suficiente para iniciar el derretimiento del permafrost de Siberia, y los científicos están preocupados de que estos lagos y pingos son un signo de que ya está sucediendo.

Marina Leibman, del Instituto de Criosfera Terrestre de la Academia de Ciencias de Rusia, dijo al Siberian Times que Siberia experimentó un verano muy caluroso el año pasado, y aún podríamos ver los efectos.

“Como resultado, las expediciones de 2017 estarán dirigidas a evaluar los cambios asociados con este calentamiento”, dijo.

Una cosa es segura, hay una gran cantidad de cambios que ocurren rápidamente en Siberia, y tenemos que seguir vigilándolos de cerca si queremos saber qué esperar para el futuro de nuestro planeta que se está calentando.

http://www.sciencealert.com/photos-reveal-more-than-200-bright-blue-arctic-lakes-have-started-bubbling-with-methane-gas

7.000 enormes burbujas de gas se han formado debajo de Siberia

7.000 burbujas de gas enormes se han formado debajo de Siberia, y podrían estallar en cualquier momento

Qué sucede cuando el permafrost se descongela.

BEC CREW

21 MAR 2017

El año pasado, los investigadores de la remota isla Bely de Siberia hicieron el extraño descubrimiento de que el suelo había comenzado a burbujear en ciertos lugares, y estaba blando debajo de los pies de los habitantes, como jalea.

En ese momento, sólo 15 de estas burbujas hinchadas habían sido identificadas, pero una investigación más amplia en la región de las penínsulas de Yamal y Gydan ha revelado que han surgido 7,000 o más de ellas, y la preocupación ahora es que podrían explotar en cualquier momento.

“Al principio, una protuberancia es una burbuja, o ‘bulgunyakh’ en el idioma local yakut”, dijo Alexey Titovsky, director del Departamento de Ciencia e Innovación de Yamal, a The Siberia Times.

“Con el tiempo, la burbuja explota, liberando gas. Así se forman gigantescos embudos”.

Aquellos gigantescos embudos de los que Titovsky se está refiriendo son tan intimidantes como suenan.

Mientras que las burbujas derrumbadas pueden formar bastantes ‘pockmarks’ en el suelo, también han sido vinculadas a los sumideros masivos y cráteres que han estado apareciendo a través de Siberia:

Ahora imagínense miles de estas trampas mortales salpicadas por el paisaje, con cada una de las 7,000 nuevas burbujas identificadas preparadas para explotar sin previo aviso.

Entonces, ¿qué está pasando exactamente aquí?

En 2016, los investigadores ambientales locales Alexander Sokolov y Dorothee Ehrich decidieron retirar la suciedad y la hierba que había estado cubriendo estos protuberancias de tierra, y encontraron que el aire que escapaba de ellas contenía hasta 1,000 veces más de metano que el aire circundante, y 25 veces más dióxido de carbono.

Y las cosas pueden llegar incluso más extrañas en el fondo de los sumideros más grandes – una investigación en 2014 en un cráter de 30 metros de ancho (98 pies) en la península de Yamal encontró que el aire cerca de la parte inferior del cráter contenía concentraciones inusualmente altas de metano – Hasta el 9.6 por ciento.

Como informó Katia Moskvitch para Nature en ese momento, el arqueólogo Andrei Plekhanov del Centro Científico de Estudios Árticos en Salekhard, Rusia, dijo que el aire circundante generalmente contiene sólo 0.000179 por ciento de metano.

Los investigadores han planteado la hipótesis de que estas burbujas de metano están vinculadas a una reciente ola de calor que había provocado el deshielo del permafrost de la tundra siberiana.

El permafrost de Siberia se ha vuelto famoso por su capacidad para mantener las cosas perfectamente preservadas durante miles de años, como este increíble cachorro de 12,400 años de edad, o estos adorables cachorros de león, que aún tenían sus abrigos de piel de lana después de 30,000 años.

Un estudio de 2013 encontró que un aumento de la temperatura global de 1.5°C sería suficiente para iniciar un período sin precedentes de fusión, pero gracias a los veranos anormalmente calurosos vinculados al cambio climático, los investigadores locales sospechan que esto ya está empezando a ocurrir, con temperaturas diarias en julio de 2016 golpeando a una preocupante 35°C (95°F).

“Su aparición en latitudes tan altas está muy probablemente asociada con el descongelamiento del permafrost, que a su vez está vinculado con el aumento general de la temperatura en el norte de Eurasia durante varias décadas pasadas”, dijo un portavoz de la rama Ural de la Academia de Ciencias de Rusia a The Siberian Times.

Todavía estamos esperando que algunas investigaciones revisadas por pares procedan de estas investigaciones para que podamos saber más sobre la evidencia que los científicos usan para vincular las burbujas de metano al cambio climático, pero parece que la única geología que compone la tundra siberiana también juega un gran papel en el fenómeno.

De acuerdo con Vasily Bogoyavlensky de la Academia de Ciencias de Rusia, que ha estado estudiando estas burbujas durante años, la tierra aquí se ha datado de la época Cenomaniana de la época del Cretácico Superior (100.5 a 93.9 millones de años) y ha sido identificada como antiguo y poco profunda, situada a sólo 500 a 1,200 metros (1,640 a 3,937 pies) por debajo de la superficie.

“El gas que sube a la superficie a través de los sistemas de fallas y grietas provoca una sobrepresión en las capas de arcilla paleo-permafrost y rompe las partes debilitadas de la misma, formando las fuentes de gas y los cráteres”, escribió Bogoyavlensky en una edición 2015 de la revista GEO ExPro.

“Básicamente, después de un largo período de crecimiento, la parte superior del ‘pingo’ (el suelo que cubre el núcleo de hielo) se deshace y el núcleo de hielo se derrite, formando un lago redondo. Se sabe que algunas veces estos montes de hielo explotan bajo la excesiva presión del hielo”.

Aquí está una imagen de una burbuja encontrada por Bogoyavlensky que ha hinchado inmensamente:

bubble-marchVasily Bogoyavlensky

Y aquí está lo que parece si usted encuentra una lo suficientemente pequeña como para caminar:

La buena noticia es que a través de todo esto, hay varios equipos de investigación en la tundra estudiando este fenómeno extraño, así que espero que tengamos algunas respuestas definitivas pronto.

Para reiterar lo que dijimos antes, la investigación publicada sobre estas burbujas todavía está por venir, y Titovsky en particular dice que no ha terminado con su investigación de campo todavía, así que tendremos que tomar estas conclusiones con un grano de sal hasta que se verifiquen los resultados.

Pero la prioridad en este momento es que los investigadores identifiquen qué burbujas representan una amenaza para los locales y proporcionen un mapa que resalte los posibles “puntos calientes” de explosión.

“Necesitamos saber qué protuberancias son peligrosas y cuáles no”, dijo Titovsky a The Siberian Times.

“Los científicos están trabajando en la detección y la estructuración de signos de amenaza potencial, como la altura máxima de un bulto y la presión que la tierra puede soportar. El trabajo continuará en el 2017.

http://www.sciencealert.com/7-000-huge-gas-bubbles-have-formed-under-siberia-and-could-explode-at-any-moment

Corrigiendo a Stephen Hawking

Corrigiendo a Stephen Hawking[1]

Mario Méndez Acosta

Prácticamente todos los grandes científicos, en especial en el área de la física y la astronomía, han tenido detractores gratuitos e improvisados.

Newton y sus teorías se tuvieron que enfrentar con Roger Babson, quien, ya en el siglo XX y para descalificar a Sir Isaac, trató de crear un escudo antigravedad. Einstein tuvo detractores como Charles L. Poor, profesor de mecánica celeste en la Universidad de Columbia[2].

Hoy en día, es de lamentar que sea en México donde están surgiendo personas que, contando con algunos conocimientos científicos no relacionados finalmente con la física moderna, se dedican a divulgar teorías insólitas emitidas desde fuera del ámbito de la astrofísica contemporánea.

Recientemente, una matemática y especialista en mecánica de materiales, la mexicana Leticia Corral, señaló – o permitió que los medios afirmaran – que ella es nada menos que la astrofísica que corrigió a Stephen Hawking.

La eventualidad de que alguna persona que trabaja en un área ajena a la astrofísica esté en posibilidad de aportar algo novedoso o de refutar algún concepto dentro de esta disciplina tan especializada y que tanta capacidad académica requiere para figurar como parte de una comunidad científica muy cerrada es en verdad muy improbable. Los miembros de esta comunidad de investigadores tienen que trabajar en el área durante largos años bajo la supervisión de equipos tutoriales y de pares académicos, publicando constantemente en revistas muy especializadas de astrofísica y sujetas estas publicaciones a una revisión muy severa.

La posibilidad de que el llamado lobo solitario en la ciencia logre en estos días realizar descubrimientos excepcionales, en especial en el ámbito de la física actual, es insignificante, sobre todo si el individuo no cuenta con acceso a la información actualizada de los grades equipos de experimentación en física de partículas o de los grandes observatorios astronómicos, terrestres o en órbita, que escudriñan el cosmos en las diversas frecuencias de la radiación electromagnética (luz, rayos X, ultravioleta, rayos gamma, etc.).

Señala el divulgador de la ciencia Martín Bonfil Olivera: “El pasado 3 de noviembre, el portal periodístico Deconstrucción.org publicó una nota, firmada por Misael Zúñiga Gallegos, con un impactante titular: Corrige astrofísica chihuahuense Leticia Corral hipótesis de Stephen Hawking. En ella se afirmaba que la académica, del Instituto Tecnológico de Cuauhtémoc (Chihuahua), había recibido un reconocimiento de la Organización Mundial de Ingenieros por un trabajo donde desarrollaba un modelo matemático para medir la entropía del big bang, el cual contradice una hipótesis de Hawking llamada caja de espacio de Hawking, pero apoya otro modelo de la curvatura del universo, propuesto por Roger Penrose, con base en un concepto desarrollado por el matemático alemán Hermann Weil”[3]. En el big bang, cuando todo estaba en un punto, la entropía debería ser infinitamente baja, según Hawking: no había desorden. Pero hay propuestas alternas, como las de la explorada por Corral, que cuestionan esta idea… Y el tema tiene que ver con el desarrollo posterior del universo: su dinámica, crecimiento, forma y destino final.

Lo anterior no corrige nada. Simplemente se adhiere a otra interpretación sobre esos hechos, planteada por el colega de Hawking, Roger Penrose y ha estado en la mesa de las discusiones desde hace muchos años. No obstante, según el diario Excélsior[4], Corral recibió un reconocimiento por la Organización Mundial de Ingenieros – que no existe – y que poco tendría que hacer fuera del ámbito de su esfera de conocimiento y práctica.

Concluye Bonfil que “En mi opinión, más allá de la personalidad, logros o calidad del trabajo de la protagonista, el caso es una muestra más de lo urgente que resulta formar más y mejores periodistas científicos, preparados para manejar las complejidades y ocasionales enredos de la fuente de ciencia, de modo que no colaboren a desinformar, difundiendo información exagerada o inexacta. Y su amplísima difusión triunfalista en las redes es una expresión más de la muy mexicana tendencia a creer nuestras ilusiones de ser los mejores”[5]. Esto nulifica la labor de grandes investigadores mexicanos en el ámbito de la propia astrofísica y la cosmología, como Carlos Frenk, que no se presta a mascaradas y revela la necesidad de contar con mejores periodistas científicos en los principales medios de nuestro país.

La desacreditación de esta noticia no puede señalarse como un caso de antifeminismo o malinchismo. Por otro lado, y como es de esperarse, el anuncio de Corral, dada su insignificancia en el ámbito científico, no ha propiciado ninguna respuesta de parte del aludido Hawking o de la comunidad científica, sólo ha servido para despertar expectativas sin base en nuestro país.

Los hallazgos teóricos de Hawking sobre el origen del universo y los hoyos negros son de tal trascendencia que con dificultad podrán ser superados a corto plazo, y han sido corroborados por observaciones con instrumentos de detección hechos con tecnología de punta. No debe temer su desacreditación por algún aficionado.


[1] Publicado originalmente como: Méndez Acosta Mario, Corrigiendo a Stephen Hawking, Ciencia y Desarrollo, Vol. 42, No. 282, México, marzo-abril 2016, págs.. 54-55.

[2] Martin Gardner (1957). Fads and Fallacies in the Name of Science. Dover Books, 1957.

[3] Astrofísica mexicana corrige las hipótesis de Hawking. www.excelsior.com.mx/nacional/2016/01/…/1067243

[4] Astrofísica mexicana corrige las hipótesis de Hawking. www.excelsior.com.mx/nacional/2016/01/…/1067243

[5] Martín Bonfil Olivera (2016). La correctora de Hawking. http://lacienciaporgusto.blogspot.mx/2016/01/la-correctora-de-hawking.html

Algunos cadáveres pueden calentarse misteriosamente después de la muerte

Algunos cadáveres pueden calentarse misteriosamente después de la muerte

Un extraño estudio de caso de la República Checa

Por Sarah Fecht

16 de marzo de 2017

Se supone que los cuerpos se enfrían a la temperatura que los rodea después de la muerte… pero algunos informes sugieren que no siempre sucede.

Una mañana, en un hospital de la República Checa, un hombre de 69 años murió de una enfermedad cardíaca. Una hora más tarde, mientras las enfermeras se preparaban para trasladar su cuerpo al laboratorio para la autopsia, notaron que su piel era inusualmente cálida. Después de llamar al médico para asegurarse de que el hombre estaba realmente muerto (él lo estaba), tomaron su temperatura. A las 1.5 horas de la muerte, el cuerpo tenía 104 grados Fahrenheit[1], unos cinco grados más caliente de lo que estaba antes de morir, a pesar de que la sala del hospital se mantuvo a unos 68 grados[2].

Temiendo que el cuerpo pudiera quemarse espontáneamente, el médico y las enfermeras se esforzaron por enfriarlo con bolsas de hielo y, finalmente, se puso tan frío como cabría esperar de un cadáver. Este interesante estudio de caso se publica en el American Journal of Forensic Medicine and Pathology, y de hecho no tiene nada que ver con la combustión espontánea.

“La hipertermia post-mortem es un fenómeno bien documentado, pero no se entiende bien”, dice Victor Weedn, patólogo forense de la Universidad George Washington. Aunque se menciona en los libros de texto de ciencias forenses: “No es necesariamente conocido por mucha gente”.

En un cuerpo vivo, las células generan calor a medida que descomponen los alimentos, por lo general manteniendo la temperatura corporal alrededor de unos cómodos 98.6 grados Fahrenheit[3]. Después de la muerte, sin alimentos ni oxígeno para digerirlo, las células generalmente dejan de producir calor y el cuerpo se enfría a una velocidad bastante predecible durante varias horas. Los investigadores suelen utilizar la temperatura corporal para calcular cuánto tiempo ha pasado desde que una persona murió, lo que puede ser esencial para resolver un asesinato, por ejemplo.

Desafortunadamente, la relación entre la temperatura corporal y el tiempo no siempre es tan directa.

Atrapando calor

En 1839, el médico John Davey documentó algunas temperaturas inusualmente altas en los cuerpos de soldados británicos que murieron en Malta. Algunos cadáveres se calentaron hasta 113 grados Fahrenheit[4], aunque Davey especuló que el clima cálido podría haber desempeñado un papel. Sin embargo, la calefacción post mortem ha sido documentada por muchos otros médicos y científicos forenses.

Sin embargo, Peter Noble, un microbiólogo de la Universidad Estatal de Alabama que estudia cómo cambian los microbiomas y la expresión génica después de la muerte, piensa que los estudios sobre la calefacción post mortem no han sido suficientemente rigurosos. Señaló que muchos no mencionan la precisión de sus termómetros, dónde se tomaron las temperaturas (la temperatura rectal es el patrón oro, ya que da la temperatura corporal del núcleo), la temperatura ambiente en la habitación y si los cadáveres estaban o no vestidos, y muchos de los estudios no han sido revisados por pares.

De hecho, Noble no está convencido de que la calefacción post mortem es un fenómeno real. En el caso checo, señala que la temperatura del cuerpo se tomó en la axila, que no es ideal, y si el termómetro no era razonablemente preciso, las temperaturas más altas y más bajas pueden haber sido significativamente diferentes.

Lío caliente

Si existe calefacción post-mortem, existe la posibilidad de que pueda estropear las investigaciones forenses, según los autores del estudio de caso.

Ese riesgo es mayor en algunas partes de Europa; Los investigadores estadounidenses tienen menos probabilidades de depender de la temperatura corporal para estimar el tiempo transcurrido desde la muerte, dice Weedn. “En la medida en que lo usamos, es sólo como algo general. Si esta caliente, sabes que la muerte fue bastante reciente.

Esto se debe a que muchos factores pueden influir en la temperatura de un cuerpo, incluyendo la cantidad de grasa o ropa que se encuentra en el cadáver, la temperatura ambiente y la humedad. “Hay tanta variación que no es muy valiosa”, dice Weedn.

Por lo tanto, los investigadores en los Estados Unidos tienden a basarse en múltiples indicadores para proporcionar un intervalo de tiempo en el que es más probable que haya ocurrido una muerte. La rigidez de los músculos (rigor mortis), los cambios de color a medida que la sangre se asienta debido a la gravedad, la putrefacción y la colonización de insectos proporcionan pistas que ayudan a resolver una misteriosa muerte.

Misterios sin resolver

Pero la calefacción post-mortem sigue siendo misteriosa. Sus causas, frecuencia e incluso su propia existencia permanecen borrosas. El fenómeno ha sido difícil de estudiar, porque los casos son bastante raros e impredecibles, y no todo el mundo muere en camas de hospital con su temperatura cuidadosamente controlada.

Los factores que pueden hacer que un cuerpo sea más susceptible a la calefacción post mortem son tan amplios como intoxicación, traumatismo cerebral, asfixia, cáncer, consumo de drogas, infección, ataque cardíaco y delirio emocionado.

En cuanto a lo que está causando la calefacción, la mayoría de los papers sólo saludan y dicen “procesos metabólicos”. El último documento sugiere “el tejido continuo y el metabolismo bacteriano y la pérdida térmica insuficiente”.

Es posible que si una persona está corriendo y muere de repente – la circulación sanguínea se detiene – el calor en sus músculos no tendría ningún lugar para ir y el cuerpo se calentaría temporalmente, dice Noble. O tal vez las drogas que manipulan el flujo sanguíneo podrían desempeñar un papel. Pero las bacterias de descomposición probablemente no podrían causar calentamiento post-mortem, dice, porque “el sistema inmunológico sigue funcionando a las 24 horas post mortem y el crecimiento bacteriano generalmente se suprime”.

Las bacterias en nuestras entrañas pueden continuar descomponiendo la comida después de morir, lo que podría generar algo de calor. Y a la vez las células de su cuerpo no dejan de metabolizar. Ellas continuarán usando oxígeno y descomponiendo los alimentos por el tiempo que puedan, lo cual es tal vez unos minutos después de que la respiración y la circulación se detengan. A medida que el dióxido de carbono que producen se acumula sin ir a ninguna parte, el ácido resultante comienza a romper las células en un proceso llamado autolisis o auto-digestión. Ese proceso también podría generar calor en teoría. Pero entonces, ¿por qué la calefacción post-mortem no ocurre con más frecuencia?

Según Weedn, los EE.UU. no tienen mucho apoyo para los investigadores que tratan de responder a este tipo de preguntas, o para la investigación científica forense en general.

Con más preguntas que respuestas, y la falta de una investigación activa, podrías llamar esto… un caso frío.

http://www.popsci.com/some-corpses-may-mysteriously-heat-up-after-death


[1] 40°C. (Nota de LRN)

[2] 20°C. (Nota de LRN)

[3] 37°C. (Nota de LRN)

[4] 45°C. (Nota de LRN)

Alarmismo cancerígeno

Alarmismo cancerígeno[1]

Mario Méndez Acosta

La credibilidad de la OMS se ha visto gravemente afectada por el descuidado anuncio en el que se equipara – por su calidad de cancerígeno – a la carne preparada en conserva con productos reconocidamente dañinos, como el tabaco y las bebidas alcohólicas[2].

Esto ha despertado regocijo entre grupos naturistas, que siempre han condenado el consumo de la carne como antinatural y dañino para la salud humana, Pero el problema y la confusión causados por el anuncio de la OMS (Organización Mundial de la Salud, entidad de la ONU encargada de la salud del planeta) pueden atribuirse a la complejidad del sistema que usa la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC por sus siglas en inglés), pues señala que los alimentos o productos del llamado grupo 1, (gráfico anexo) son considerados carcinogénicos (o cancerígenos) para los seres humanos, ya que hay suficiente evidencia en éstos como para establecer una relación causal (causa-efecto); y ahí se agrupan: el tabaco, los rayos ultravioleta, las bebidas alcohólicas y… ¡las carnes procesadas!

En el grupo 2A – que abarca los que probablemente sean carcinógenos para los seres humanos – coloca, junto a los esteroides, el trabajo en los salones de belleza, los alimentos fritos y, con toda tranquilidad, la carne roja. No hay ningún intento por ponderar los efectos detectados en pruebas clínicas ni la mortalidad, frecuencia o relevancia del cáncer causado en grandes poblaciones.

Como es lógico, surgió una oleada de protestas de parte de los productores de cárnicos industrializados, en especial en los EUA y en la Unión Europea, lo cual era de esperarse y, aunque no contribuye a la credibilidad de la defensa de estos productos, revela la magnitud del dilema social causado por el anuncio. Pero, lo que sí contribuye a esa credibilidad son los indicadores clínicos estadísticos de morbilidad asociados con la ingesta frecuente de cárnicos y la presencia en aumento de carcinomas intestinales[3].

El hecho es que, ni remotamente, la morbilidad por cáncer colónico se acerca en sus efectos mortales a la del tabaco – por dar un ejemplo – o los de la exposición al sol sin protección. Estos efectos rebasan por mucho a los que se les atribuyen al consumo de carne.

Lo único que deriva del reporte de la OMS es que el consumo frecuente de carnes en conserva, tratadas con sales que contienen nitratos y nitritos, es un factor en el incremento del cáncer intestinal, pero no es el único y, aunque se afirma que aumenta el riesgo en 18%, si tomamos en cuenta la incidencia de este tipo entre todos los cánceres – que es de 6% -, el impacto en el riesgo de consumir 50 gramos de estos productos cada día, es cercano a 0.11%.

La doctora Ana María Calderón de la Barca, investigadora del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), explica por qué este mensaje no forzosamente implica una alarma[4].

“Hay que ser muy cuidadosos”, dijo la especialista del centro enfocado a contribuir al aseguramiento de la calidad y la seguridad alimentaria de los mexicanos. “La OMS interviene, primero, con una apreciación muy positiva sobre la carne: aseguran que es un alimento muy necesario para la vida, que la proteína proveniente de la carne es de muy buena calidad y que es la mejor fuente de hierro y de zinc”, aunque el riesgo “está en las proporciones” aclaró.

“La misma OMS indica que son 50 gramos al día los que aumentan 18% el riesgo de tener cáncer; debemos decir que éste es un efecto muy bajo. Como ejemplo, las radiaciones solares nos dan un riesgo más alto y aun así nos asoleamos sin problema y sólo a pocas personas les da cáncer”.

La solución, según los expertos del CIAD, es diversificar la alimentación y agrega a la dieta alimentos como verduras, frutas y fibras, que ayudan a contrarrestar el efecto que pudieran tener los compuestos generados a partir del procesamiento del cárnico.

GUÍA BÁSICA DE LA CLASIFICACIÓN DE CANCERÍGENOS DE LA IARC

La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC clasifica las sustancias para mostrar si son sospechosas de causar cáncer o no. Las coloca en una de estas categorías, dependiendo de lo fuerte que sea la evidencia de su carcinogenicidad.

 

GRUPO ¿QUÉ SIGNIFICA? ¿QUÉ INCLUYE?
clip_image002 Carcinógeno para los humanos.

Evidencia suficiente en humanos. Relación causal establecida.

clip_image004

Fumar, exposición a la radiación solar, bebidas alcohólicas y carnes procesadas

clip_image006 PROBABLEMENTE CARCINÓGENO PARA LOS HUMANOS

Evidencia limitada en humanos. Evidencia suficiente en animales.

clip_image008

Emisiones por fritura en alta temperatura, esteroides, exposición ocupacional en peluquería, carne roja

clip_image010 POSIBLEMENTE CARCINÓGENO PARA LOS HUMANOS

Evidencia limitada en humanos. Evidencia insuficiente en animales.

clip_image012

Café, gasolina y emisiones de motor de gasolina, gases de soldadura, verduras encurtidas.

clip_image014 CARCINOGENICIDAD NO CLASIFICABLE

Evidencia insuficiente en humanos. Evidencia insuficiente en animales.

Té, campos magnéticos estáticos, iluminación fluorescente, polietileno.
clip_image015 PROBABLEMENTE NO CARCINÓGENO PARA LOS HUMANOS

La evidencia no sugiere carcinogenicidad en humanos y animales.

UN SOLO PRODUCTO QUÍMICO HA SIDO INCLUÍDO EN ESTE GRUPO Caprolactina, usado en la fabricación de fibras sintéticas.

El índice de la IARC sólo nos dice cuan fuerte es la evidencia de que algo cause cáncer, La sustancias de una misma categoría difieren mucho en cuanto aumentan este riesgo.

Compound interest 2015 – www.compoundchem.coml / @compoundchem

Compartido bajo licencia Creativo Commons Atribución – NoComercial • Noderivadas

Traducido al castellano por OK Infografía para Naukas.corn


[1] Publicado originalmente como: Méndez Acosta Mario, Alarmismo cancerígeno, Ciencia y Desarrollo, Vol. 42, No. 281, México, enero-febrero 2016, págs.. 62-63.

[2] “La OMS dice que la carne procesada puede causar cáncer”, http://www.elmundo.es/salud/2015110/26/562eOc08ca4741ee2f8b4592html

Aclaran que no es necesario eliminar carne y embutidos, Diversificar la dieta, clave para evitar cáncer, por Nelly Toche.

[3] “Colon Cáncer. Risk Factors” “Low fiber High fat diet”, Mayo Clinic Staff http://www.rnayoclinic.org/diseases-conditions/colon-cancer/basics/risk-factors/con-20031877

[4] http://eleconomista,com,mx/entretenimiento/2015/10/29/diversificar-dieta-clave-evitar-cancer