Archivos de la categoría Enlaces

El papel de la URSS en la Segunda Guerra Mundial

ESCRUTINIO

El papel de la URSS en la Segunda Guerra Mundial[1]

Juan José Morales

La semana próxima, el 8 de mayo, se cumplen 70 años del fin oficial de la II Guerra Mundial en Europa. Decimos oficial, porque un día antes, en la madrugada el 7 de mayo de 1945, el ejército nazi se había rendido, pero sólo ante los aliados occidentales, lo cual lo dejaba en libertad de seguir luchando contra el Ejército Rojo. Por eso el alto mando soviético exigió y logró una capitulación formal y explícita también ante sus fuerzas, lo cual se hizo la noche del día 8.

clip_image001El ejército hitleriano, el mejor del mundo en ese entonces, era apoyado además por los de sus aliados Italia, Hungría, Rumania y Finlandia, más divisiones de simpatizantes nazis de España y los países ocupados. Sólo había conocido victorias, y por eso, cuando, en junio de 1941, se lanzó contra la URSS, se pensó que pronto la derrotaría, sobre todo porque para entonces Alemania contaba con los vastos recursos de la industria y la mano de obra de las naciones ocupadas. Pero pronto fue detenido y obligado a retroceder hasta ser finalmente derrotado.

Ante la proximidad del aniversario, comienzan a aparecer artículos y reportajes en diarios, revistas y televisión que presentan la derrota de Hitler como resultado del desembarco anglo-canadiense-norteamericano en la costa francesa de Normandía en junio de 1944 en el llamado Día D, y su avance hacia Alemania. Se pretende así minimizar el papel de la Unión Soviética, a la que prácticamente no se concede mérito alguno en la victoria.

La realidad, empero, es que el Día D la URSS llevaba tres años luchando prácticamente sola contra Alemania y sus aliados. En ese lapso no sólo contuvo y derrotó a las puertas de Moscú a las entonces consideradas invencibles tropas nazis —que en sólo semanas habían ocupado Polonia, Checoslovaquia, Francia, Holanda, Bélgica, Noruega, Dinamarca, Yugoslavia y Grecia— sino que las hizo retroceder en una serie de épicas batallas, algunas famosas, como la de Stalingrado, y otras poco o nada conocidas pese a su colosal envergadura, como la de Kursk, que fue el mayor enfrentamiento de tanques de la historia, o la Operación Bagratión, en Bielorrusia, a mediados de 1944, en que los soviéticos lanzaron al combate 2.3 millones de soldados, 6 000 tanques y más de cinco mil aviones, barrieron 17 divisiones alemanas y diezmaron a otras 50. Por contraste, en la mayor batalla librada por el ejército norteamericano en Europa, la de las Ardenas en Bélgica, participaron 610 000 estadounidenses con unos 1 600 tanques.

Unas cuantas cifras más pueden dar idea de las diferencias en el papel que tuvieron en la II Guerra Inglaterra y Estados Unidos por un lado y la Unión Soviética por el otro.

El Ejército Rojo, por si solo, enfrentó durante toda la guerra a las dos terceras partes de las fuerzas armadas del Eje, a las cuales causó el 80% de sus muertos y heridos. En las batallas del frente occidental —es decir, contra la invasión anglo-norteamericana— murieron 200 000 soldados alemanes. En las batallas contra el Ejército Rojo, cuatro millones. Y si las tropas angloamericanas pudieron avanzar con relativa facilidad después del desembarco en Normandía, fue porque el frente occidental estaba guarnecido sólo por unos 400 000 soldados alemanes, ya que la casi totalidad de los demás —entre el 85 y el 90%— estaban tratando de contener el arrollador avance soviético en el frente oriental.

Y por lo toca a las pérdidas sufridas por cada país, Estados Unidos sufrió 300 000 muertos durante el conflicto. La URSS 30 millones, de los cuales más de la tercera parte soldados y el resto civiles.

Ciertamente, no puede decirse que Alemania haya sido vencida únicamente por las potencias occidentales.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Miércoles 29 de abril de 2015

El Niño Verde y sus violaciones a la ley

IMPACTO AMBIENTAL

El Niño Verde y sus violaciones a la ley[1]

Juan José Morales

Normalmente, los viernes dedicamos esta columna a temas de ecología, medio ambiente y recursos naturales. Pero hoy hablaremos de un tema muy especial: la petición presentada al Instituto Nacional Electoral y al Tribunal Electoral del Poder Judicial, para que se cancele el registro del llamado Partido Verde Ecologista de México por su actitud de sistemática y contumaz violación a la ley electoral.

clip_image001Una pequeña muestra de la enorme cantidad de artículos y materiales publicitarios con las que el llamado Partido Verde Ecologista ha estado apabullando a los electores en abierta violación a la ley, y la obligada pregunta sobre el misterioso origen del dinero para pagar todo eso y además las repetidas multas que se le aplican por su ilegal conducta.

La petición, respaldada en sólo 25 días con las firmas de 140 mil ciudadanos indignados por tal comportamiento —entre los que me cuento— no es caprichosa ni producto de antipatías o antagonismos hacia esa agrupación, sino una petición en favor de la legalidad y la vigencia del estado de derecho. Simplemente, no es posible que un partido cometa tantas y tan graves violaciones a la ley y se le permita seguir funcionando como si nada, pagando una multa tras otra. Eso equivale a permitir que un delincuente burle la ley a base de dinero simplemente porque cuenta con recursos económicos inagotables de oscuro origen.

En efecto, aunque parezca increíble, el PVEM ha estado acumulando una multa tras otra cada 72 horas y ya suman cientos de millones de pesos. Pero con todo cinismo continúa violando la ley, y haciéndose acreedor a nuevas sanciones. Evidentemente, dinero no le falta, y con él espera seguir burlando la ley y ganar las elecciones.

El documento en el cual se pide la cancelación del registro es demasiado extenso para reproducirlo en nuestro limitado espacio. Y lo es, obviamente, porque larguísima es la lista de violaciones a la ley cometidas por el negocio familiar de El Niño Verde y sus compinches, violaciones todas que han sido documentadas y plenamente comprobadas por la autoridades electorales y sancionadas con multas. He aquí una síntesis de las principales:

• Uso de recursos públicos y privados ilegales.

• Contratación y adquisición mediante sus legisladores de cerca de 300 mil spots en televisión de manera ilegal, pasando por encima de la prohibición constitucional.

• Transmisión ilegal y reiterada en los tiempos del Estado Mexicano de propaganda prohibida por las autoridades electorales.

• Contratación de espectaculares y propaganda fija ilegal en miles de espacios urbanos en todas las entidades del país.

• Compra y transmisión ilegal de propaganda (cineminutos) en prácticamente todas las salas cinematográficas del país.

• Propaganda ilegal en tortillerías.

• Contratación de propaganda ilegal en las revistas del Grupo Televisa.

• Distribución en todo el país, de miles de tarjetas de descuento que contravienen las disposiciones electorales.

• Campaña ilegal para la entrega de beneficios a ciudadanos, consistente en la entrega de vales de lentes con graduación gratuitos en distintas entidades del país.

• Uso y transmisión de propaganda falsa con la que ilegalmente pretende engañar a la ciudadanía usando programas de gobierno para promoverse.

• Impresión y distribución de cuatro millones de calendarios producidos con materiales no biodegradables prohibidos por la ley. Y este dizque partido se autodenomina ecologista.

• Uso ilegal de nuestros datos personales, del padrón electoral, de padrones públicos y de empresas privadas para hacernos llegar propaganda.

• Desacato reiterado de órdenes provenientes de autoridades electorales para suspender su propaganda ilegal.

Aquí cabe una reflexión: si ya desde la campaña electoral un partido viola deliberada y descaradamente la ley, se mofa de la autoridad y la reta abiertamente insistiendo en sus acciones ilegales, ¿qué puede esperarse que haga si triunfa en las elecciones? El INE y el TEPJ tienen el asunto en sus manos, y tienen las facultades para cortar de tajo las tropelías de El Niño Verde. Todo lo que necesitan es aplicar la ley. Veremos si lo hacen o si siguen solapándolo y abren las puertas para que otros partidos hagan lo mismo.

La petición de cancelación de registro del negocio familiar de El Niño Verde, por lo demás, sigue abierta. Quien desee sumarse a ella sólo tiene que entrar al siguiente portal de Internet:

Change.org/quitenregistroalpartidoverde

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Viernes 1 de mayo de 2015

No se vale colgarse medallitas ajenas

ESCRUTINIO

No se vale colgarse medallitas ajenas[1]

Juan José Morales

En los días que corren, Cancún está festejando sus primeros 45 años de vida como ciudad, pues —un tanto o un mucho arbitrariamente— hace tiempo se fijó el 20 de abril de 1970 como fecha de inicio de los trabajos de construcción del que sería el primer centro turístico integralmente planeado del país, y se adoptó ese día como el de la fundación de la ciudad.

Las celebraciones han sido muy diversas y animadas, y tienen la especial característica de que gran parte de ellas, si no la mayoría, fueron organizadas por grupos de la sociedad civil, no por las autoridades municipales.

clip_image001Un aspecto del día de campo organizado por la asociación Fundadores de Cancún, en que participaron espontánea y entusiastamente numerosos grupos artísticos, educativos, musicales y de muy diversa naturaleza, así como familias que durante las seis horas que duró el evento ofrecieron o disfrutaron de espectáculos y actividades como la que muestra la gráfica, en la cual se combinaron el conocimiento de las mariposas de la región y la pintura.

En particular, se ha distinguido la asociación Fundadores de Cancún, con un amplio y variado programa de eventos que incluye un ciclo de conferencias sobre la historia y la identidad de la ciudad, la presentación de un libro sobre el tema, una mesa redonda acerca de los primeros años de Cancún, una comida a la que asistieron unas 250 personas, y un animado y concurrido día de campo en el llamado Parque de las Garzas o Parque José Martí —el más antiguo de la ciudad—, durante el cual se presentaron bailes folklóricos, una estudiantina, la orquesta sinfónica juvenil, cantantes y conjuntos de rock y música moderna, y hubo talleres de divulgación científica, papiroflexia, liberación e intercambio de libros, pintura, protección y conservación del medio ambiente, juegos educativos, exposiciones pictóricas, el acostumbrado corte de pastel, y otros actos para fomentar la convivencia entre los asistentes.

También, en conjunto con otra agrupación similar, Pioneros de Cancún, Fundadores efectuó una ofrenda floral a antiguos habitantes de la ciudad ya fallecidos, y —ayer por la tarde— el tradicional desfile de los pobladores ataviados con los trajes típicos de sus estados y países de origen. Como atractivo especial, en este desfile se tuvo la participación de la organización juvenil internacional Viva la Gente, que presentó canciones y danzas folklóricas de diversas naciones.

La visita de los jóvenes miembros de Viva la Gente —quienes también estuvieron en Mérida y permanecerán varios días en Cancún para convivir con familias del lugar y realizar actividades de servicio social— fue un logro de Fundadores de Cancún, que además de haberla gestionado y conseguido, se responsabilizó de conseguir alojamiento para todos esos jóvenes en más de medio centenar de hogares cancunenses.

En suma, los festejos por los 45 años de Cancún demostraron dos cosas: que —contra lo que algunos dicen— hay entre los habitantes de esta joven ciudad un sentimiento cada vez más firme y arraigado de identidad y pertenencia a una comunidad, y que la sociedad civil es capaz de planear y organizar sus propios eventos con gran eficiencia. Ciertamente, lo que estos grupos no gubernamentales hicieron, es merecedor de aplauso y reconocimiento.

La otra cara de la moneda, empero, es la de las autoridades municipales, que inicialmente mostraron muy poco interés por los festejos, con el argumento de que no había dinero. Pero al final, presentaron como parte de su programa todo lo que habían organizado las diversas agrupaciones, de las cuales se dijo en declaraciones y boletines de prensa oficiales que “se sumaron” al Ayuntamiento. Incluso, aprovechó la presencia de Viva la Gente en Cancún y su buena disposición a actuar en público, para presentarlo en la Plaza de la Reforma como una actividad del propio ayuntamiento, sin dar el menor crédito a Fundadores de Cancún, que fue la que, como decíamos, gestionó, logró y organizó la visita de ese grupo.

Como se ve, está muy extendida la costumbre de colgarse medallitas ajenas.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Martes 21 de abril de 2015

Una nueva especie: reptil con rostro de ave

ESCRUTINIO

Una nueva especie: reptil con rostro de ave[1]

Juan José Morales

Paleontólogos, zoólogos y politólogos están estudiando el proceso evolutivo mediante el cual cierto dinosaurio ha ido adquiriendo rostro de ave, aunque no por ello deja de ser el viejo y mañoso espécimen de siempre, que —fiel a sus costumbres— ahora trata de engañar a sus víctimas con esa nueva apariencia para poder seguir depredándolas. La superficial transformación, según han revelado las primeras investigaciones, es un fenómeno mercadotécnico logrado mediante inagotables recursos económicos invertidos en publicidad, combinados con enormes dosis de cinismo y desvergüenza, más una buena cantidad de tolerancia, encubrimiento y complicidad por parte de las autoridades electorales.

clip_image001Este es el Prisaurio verdensis o dinotucán, como se le llama popularmente, el viejo dinosaurio tricolor que intenta vestirse de verde y presentarse con rostro de tucán para engañar a sus víctimas. El proceso de metamorfosis se realiza mediante la inyección de inagotables sumas de dinero gastadas en publicidad engañosa.

La especie modificada, que ha recibido el nombre popular de dinotucán y en la clasificación científica se ha propuesto registrarla como Prisaurio verdensis comenzó a ser observada hace alrededor de un año y su velocidad de multiplicación es realmente asombrosa. Los bramidos del nuevo animal se escuchan en las transmisiones de prácticamente todas las radioemisoras de México, y cientos de miles de imágenes de él aparecieron y siguen apareciendo cada día a lo largo de calles, carreteras y avenidas, en las pantallas de las salas cinematográficas, en los receptores de televisión, en diarios y revistas, en decenas de millones de volantes deslizados bajo las puertas de las viviendas, en papel de envoltura de tortillas, en calendarios, en boletos gratuitos para funciones de cine —aunque no de circos, porque el dinotucán es principalmente un depredador de cirqueros y animales amaestrados—, en ofertas de lentes gratuitos y —no podía ser menos, dado que por su dinosáurico origen es muy ducho en tales mañas— en despensas regaladas para comprar votos lucrando con la pobreza, conforme a las viejas máximas de “Te doy un regalito hoy, y miseria los próximos seis años”, o “Invierte 500 millones de pesos en comprar votos y podrás embolsarte tres mil millones una vez en el poder”.

No pretendo ofender la inteligencia de los lectores suponiendo que a estas alturas no se han percatado de que hablamos del maridaje PRI-PVEM, esa turbia alianza con que el primero —o más bien los grandes intereses económicos y los grupos de poder que lo manejan— intenta, como señalábamos hace poco, conservar el gobierno con un nuevo rostro, pintado de verde, como en su momento se echó mano del color azul para seguir gobernando a través del PAN.

El derroche publicitario del dinotucán es escandaloso. Son al menos 400 millones de pesos los que ha gastado en los últimos meses, antes siquiera de iniciarse la campaña electoral. Y las violaciones a la ley que ha cometido son cínicas y desvergonzadas, merecedoras —como se ha señalado en una petición firmada por más de 50 mil personas— de que se le cancele el registro. Pero el Instituto Nacional Electoral lo trata con increíble lenidad, limitándose a aplicarle una multa tras otra, que no le afectan más que un arañazo a la piel de un rinoceronte, pues el dinosaurio disfrazado de ave parece contar con una fuente inagotable de dinero. Mientras más se le restringe el financiamiento público —porque esa, dejar de entregarle parte de las ministraciones que le corresponden por ley, es el método que usa el INE para cobrar las multas—, más gasta en publicidad. Hasta la semana pasada, ya llevaba acumuladas multas por unos 190 millones de pesos, pero el dinotucán simplemente ríe, sabiéndose impune y protegido.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Miércoles 22 de abril de 2015

Que no se desate la histeria anticocodrilos

IMPACTO AMBIENTAL

Que no se desate la histeria anticocodrilos[1]

Juan José Morales

Este mes, Cancún cumple 45 años de existencia. En ese largo lapso, de casi medio siglo, no había ocurrido una sola muerte de un ser humano atribuida a ataques de cocodrilos, hasta que anteayer un hombre aparentemente pereció por esa razón en el sector del sistema lagunar conocido como Laguna Bojórquez. Y mucho me temo que este suceso sea el detonante de una ola de histeria y se empiece a clamar por la eliminación de esos animales, calificándolos de peligrosos.

clip_image001Ciertamente, los cocodrilos son peligrosos, pero es posible coexistir con ellos si se actúa con prudencia y se toman las medidas necesarias para evitar los ataques.

En 45 años —repetimos— nadie había muerto en las fauces de un cocodrilo en Cancún. Ataques sí habían ocurrido, pero en su gran mayoría, si no en su totalidad, se debieron a descuidos o actos imprudentes. Alguien, por ejemplo, se quedó dormido a orillas del agua con un brazo colgando dentro de ella, y sufrió un mordisco. Otra persona lesionada lo fue porque se aventuró entre los manglares, pese a los letreros que advierten que aquel sitio hay cocodrilos. Hubo también un caso de un turista que, al ver un cocodrilo en un campo de golf, se puso en cuclillas junto a él para que se le tomara una fotografía… y fue mordido en el muslo. En el caso de anteayer, la persona que al parecer fue atacada estaba nadando en la laguna, no obstante los letreros de advertencia. Todo indica, pues, que fue víctima de su imprudencia.

Por otro lado, no hay que olvidar que algunos propietarios de restaurantes situados a orillas de las lagunas se valen de los cocodrilos como atracción turística, para lo cual acostumbran atraerlos arrojando al agua restos de comida, pese a la recomendación de que no lo hagan. Es como si alguien pusiera carne frente a su casa para atraer a un tigre y luego se lamente de que el tigre devoró a su perro, a su cabra o, peor aún, a su hijo.

Que hay cocodrilos en el sistema lagunar Nichupté de Cancún, es un hecho. Que los ha habido por miles de años, es igualmente un hecho. Y que son un elemento fundamental del ecosistema, es algo que está totalmente fuera de discusión. Pensar en eliminarlos es absurdo. Equivaldría a pedir que se eliminen los erizos marinos, el coral de fuego o las medusas urticantes de los sitios turísticos de buceo. Lo que debe hacerse es tomar medidas para asegurar una coexistencia equilibrada entre seres humanos y cocodrilos. Para ello, desde luego, se requieren investigaciones científicas sobre muchos y muy diversos aspectos de la vida de esos reptiles, desde el número de ellos que hay en el sistema lagunar, hasta sus hábitos reproductivos, pasando por sus asoleaderos preferidos, su distribución en las diferentes zonas de las lagunas, la distribución de la población por grupos de edad, y otros detalles.

Sin embargo, ni las autoridades ni los prestadores de servicios turísticos se han preocupado realmente por apoyar esas investigaciones. Como dijo irónicamente en alguna ocasión un biólogo, “desgraciadamente este año no hubo ningún ataque”. Y es que las autoridades y los empresarios sólo reaccionan —en la clásica llamarada de petate— cada vez que ocurre un incidente, y pronto se olvidan del asunto. Y las acciones que en tales ocasiones toman, son usualmente improvisadas —como atrapar algunos cocodrilos y llevarlos a algún sitio lejano—, y más destinadas a tranquilizar a la opinión pública que a resolver el problema de fondo. En esos 45 años no ha habido un programa de investigaciones amplio, detallado, de largo alcance y bien planeado sobre la relación hombre-cocodrilo.

Espero que en esta ocasión no ocurra lo mismo y que, por fin, se integre un grupo de especialistas para hacer ese necesario —indispensable más bien— estudio sobre los cocodrilos del sistema lagunar Nichupté. Hay científicos, como Marco Lazcano y Javier Carballar, por citar un par de ejemplos, que durante décadas han trabajado en el tema y cuya experiencia, conocimientos y talento deben aprovecharse.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán yQuintana Roo. Lunes 13 de abril de 2015