Archivos de la categoría Extraterrestres

Leon Davidson en el archivo de la CIA (1)

Leon Davidson en el archivo de la CIA (1)

Antes: Satélites

Sigue: Leon Davidson en el archivo de la CIA (2)

El 24 de noviembre de 1978 la CIA liberó sus archivos sobre el Dr. Leon Davidson. Ahí podemos leer sobre sus indagaciones sobre el Panel Robertson y sobre el caso del mensaje captado por dos hermanas ancianas, el cual resultó ser una clave morse emitida desde una estación de radio en los Estados Unidos.

Esto último es lo que nos interesa en este momento. Dejaremos el tema del Reporte Robertson, para otro momento.

El primer documento que encontramos está fechado el 25 de febrero de 1955 y se refiere a un memorándum de T. P. Nordreck, Subdirector, solicitando que la Oficina de Operaciones obtenga la grabación para ser analizada en sus laboratorios.

25-2-1955XXXXX

 

Jefe, División Contacto, 00

 

25 febrero 1955

 

Jefe, Personal de Soporte, O/SI

 

XXXXX

 

Grabación magnetofónica inusual

 

XXXXX

 

1. De acuerdo con XXXXX posee una grabación magnetofónica de una transmisión eléctrica no identificada de origen desconocido. Se invita al colector a XXXXX que se anexa aquí para que relate los detalles de este incidente.

 

2. Se solicita que la Oficina de Operaciones intente obtener esta grabación para una investigación por esta Oficina.

 

3. La grabación debe enviarse a Support Staff/SI para transmitirla a la Physics and Electronics Division/SI.

 

/f/ T. P. NORDRECK

 

T. P. NORDRECK

 

Subdirector

 

Anexo: 1

 

204

Con fecha del 4 de marzo de 1955 se indica que la OSI está interesada en conseguir la grabación.

4-3-1955XXXXX

 

XXXXX

 

Jefe, Oficina de Chicago

 

4 marzo 1955

 

Jefe, División de Contacto XXXXX

 

Caso Nsw XXXXX – Grabación Código de Radio

 

XXXXX

 

1. XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

OSI está interesada en obtener la grabación magnetofónica del programa de radio en el cual se escuchó un código no identificado. Si ellos no lo ceden voluntariamente de forma permanente, por favor tramiten conseguirlo en préstamo.

 

2. Apreciaremos el regreso de XXXXX a esta oficina.

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

Anexos (1)

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

D – #89

 

APROBADO PARA LIBERACIÓN

 

FECHA 24 nov 78

El 17 de marzo de ese año se informa que se ha obtenido una copia, pero que hay otros cinco posibles testigos que dicen haber escuchado el “mensaje del espacio”.

17-3-1955XXXXX

 

XXXXX

 

(Ilegible) CSI

 

17 marzo 1955

 

Jefe, División de Contacto, 00

 

Grabación de Código de radio – Caso XXXXX

 

1. En cumplimiento con su solicitud del 25 de febrero de 1955 (sin número DIS) hemos obtenido una copia de la cinta de la grabación magnetofónica que XXXXX hizo de un mensaje del espacio exterior. Ellas (ilegible) esta grabación magnetofónica original en tan alta estima para cederla, incluso al gobierno, sin embargo, ellas estaban llenas de alegría de que mostráramos interés.

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

2. Ellas recientemente han escuchado de cinco hombres de Chicago radioperadores que también afirman haber grabado tales mensajes, así que si usted encuentra esto interesante, estaríamos contentos de rastrear a los otros. Nuestro representante en Chicago apreciaría conocer cuales son sus conclusiones.

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

Anexos: Como se indica arriba

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

APROBADO PARA LIBERACIÓN

 

FECHA 24 mar 78

 

D – #90

El 6 de abril se informa que la cinta ha sido analizada, encontrando que fue identificada como una señal conocida de origen en los Estados Unidos.

6-4-1955XXXXX

 

XXXXX

 

6 de abril de 1955

 

MEMORANDUM PARA : Jefe, División de Contacto, 00

 

ATENCIÓN : Rama científica

 

ATRAVÉS : Jefe Personal de soporte, SI

 

DE : Jefe, División Física y Electrónica, SI

 

ASUNTO : Grabación de radio

 

1. Con referencia a su memorándum del 17 de marzo de 1955, en relación al Caso XXXXX, la cinta grabada anexa aquí a sido analizada e identificada positivamente como una señal conocida de origen en los EE.UU.

 

2. Se agradece su pronta cooperación para asegurar la grabación.

 

XXXXX

 

TODOS M. ODARSENKO

 

cc : Jefe, 83/SI

 

XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

205

El 25 de abril leemos por primera vez sobre la solicitud de Leon Davidson de información sobre la grabación.

25-4-1957XXXXX

 

SE NR34 ROUTINE C 30 251929Z

 

Xxxxx

 

CHGO CITE WA 16998

 

XXXXX

 

XXXXX DE SOPORTE XXXXX

 

XXXXX

 

EL DCI X DCI HA RECIBIDO UNA CARTA DE LEON DAVIDSON X. LEON DAVIDSON WHITE PLAINS NEW YORK SOLICITANDO INFORMACIÓN SOBRE LA GRABACIÓN QUE USTED RECIBIÓ DE XXXXX XXXXX DAVIDSON REFIERE UNA CORRESPONDENCIA QUE TUVO CON USTED Y ENTONCES PIDE LA COOPERACIÓN DE LA AGENCIA PARA SABER QUÉ REVELÓ EL MENSAJE EN CÓDIGO. ÉL INDICA QUE RECIENTEMENTE TESTIFICO ANTE EL HOUSE SUBCOMMITEE SOBRE INFORMACIÓN GUBERNAMENTAL Y DIJO QUE SU TESTIMONIO REVELARÁ SU INTERÉS SOBRE ESTE ASUNTO.

 

ESTAMOS CONSIGUIENDO COPIAS DE ESTE TESTIMONIO, MIENTRAS TANTO NOS PUEDEN INDICAR CÓMO ENTRARON EN CORRESPONDENCIA Y CÓMO SUPO QUE EL DCI ERA LA PERSONA ADECUADA PARA DIRIGIR SU SOLICITUD. CUALQUIER INFORMACIÓN DE RESPALDO QUE TENGAN SOBRE ÉL SERÁ BIENVENIDA.

 

ESE TOT: 252939Z

 

APROBADO PARA LIBERACIÓN

 

FECHA 24 nov 78

 

D – #91

Ese mismo día hay otro memorandum indicando que se recibieron 2 cartas de Davidson fechadas el 6 y el 19 de marzo de 1955, quien es remitido al ATIC en Wright Patterson.

25-4-1957 (2)XXXXX

 

ES 251550Z

 

XXXXX

 

WA CITE CHGO 5401

 

SOPORTE XXXXX

 

RE CASO XXXXX

 

REFERENCIA WA 16990 X 16990. BAJO LA FECHA 6 X 6 DE MARZO XXXXX XXXXX RECIBIÓ UNA CARTA DE DAVIDSON XXXXX XXXXX EN LA QUE DAVIDSON PREGUNTABA SI LA CINTA XXXXX HABÍA SIDO ANALIZADA EN ATIC X ATIC WRIGHT FIELD. XXXXX CONTESTÓ QUE LA CINTA FUE REENVIADA A LAS AUTORIDADES ADECUADAS PARA EVALUACIÓN Y NINGUNA X NINGUNA INFORMACIÓN ESTABA DISPONIBLE SOBRE LOS RESULTADOS. XXXXX ENTONCES RECIBIÓ UNA SEGUNDA CARTA FECHADA EL 19 X 19 DE MARZO DE DAVIDSON EN LA CUAL DECÍA QUE DADO QUE XXXXX NO ESTABA EN UNA POSICIÓN DE HACER CONSULTAS A ÉL LE GUSTARÍA DIRIGIRSE A LAS AUTORIDADES ADECUADAS QUE PUDIERAN HACERLAS. XXXXX CONTESTÓ QUE ÉL ENTENDÍA QUE LA DIRECCIÓN ADECUADA PARA REENVIAR INFORMACIÓN SOBRE “PLATILLOS VOLADORES” ES EL CENTRO DE INTELIGENCIA TÉCNICA DEL AIRE, WRIGHT PATTERSON AIR FORSE BASE, SUBSECUENTEMENTE, XXXXX SUPO QUE DAVIDSON HIZO CONSULTAS AHÍ. APARENTEMENTE ELLOS LO ESTANCARON, XXXXX XXXXX.

 

XXXXX

 

XXXXX

 

ARCHIVO: XXXXX

 

XXXXX

 

XXXXX

 

CH TOT:26/1605Z

 

ESW TOT:26/1720Z

 

APROBADO PARA LIBERACIÓN

 

FECHA 24 nov 78

 

CLR

 

D – #92

Satélites

Satélites

Antes: El negocio de Mon-Ka

Sigue: Leon davidson en el archivo de la CIA

Artículo en el San Francisco Examiner, de San Francisco, California, del 14 de mayo de 1954[1]

SanFranciscoExaminer-14-5-19541 o 2 satélites artificiales circundan la Tierra, dice experto

 

Washington, Mayo 13 – (AP) – Donald E. Keyhoe, quien escribe sobre tales cosas, dijo anoche que la Tierra está siendo circundada por uno o dos satélites artificiales, y que el Secretario de la Fuerza Aérea Talbott personalmente ha visto un “objeto en forma de disco, grande y plateado”, en el cielo.

 

Pero Talbott rápidamente negó que él hubiera visto un platillo volador. No, añadió, él no había tenido esa oportunidad.

 

“Nunca he visto un platillo volador”, dijo Talbott.

 

“Estoy convencido de que no es por falta de oportunidades. Durante los últimos 15 meses mis viajes oficiales me han llevado a más de 160,000 millas sin encontrar ninguno”.

 

Keyhoe, un Mayor retirado de los Marine Corps, escribió el bestseller “Flying Saucers from Outer Space”.

 

En una entrevista de radio con Frank Edwards, dijo que “tres desarrollos muy importantes” relativos a los objetos voladores no identificados se han mantenido ocultos del público.

 

Estos, dijo, son (1) los satélites artificiales que él reportó, (2) lo que él dijo que Talbott vio y (3) noticias de científicos del gobierno canadiense a todos los observadores del cielo oficiales dentro de las dos semanas pasadas “a estar especialmente alertas e informar inmediatamente cualesquier objetos aéreos no identificados”.

 

Los científicos del Gobierno de los Estados Unidos en White Sands, N. M., dijo Keyhoe, están haciendo un esfuerzo intensivo para localizar y graficar el curso de los satélites en un intento de determinar qué son y de dónde vienen.

 

Dijo que Talbott y su tripulación en su avión avistaron un objeto en forma de disco a finales de marzo cerca de Fresno, Calif.

 

“Después de observar el objeto por varios minutos, el Secretario Talbott ordenó a su avión volar alrededor y aproximarse”, dijo Keyhoe. “El objeto inmediatamente aceleró y desapareció a gran velocidad”.

Artículo en el St. Louis Post-Dispatch, del 14 de mayo de 1954[2]

StLouisPostDispatch-14-5-1954Satélites artificiales están circundando la Tierra, dice escritor de “Platillos”

 

Washington, Mayo 13 – (AP) – Donald E. Keyhoe, quien escribió un libro sobre tales cosas, dijo anoche que la Tierra está siendo circundada por uno o dos satélites artificiales, y que el Secretario de la Fuerza Aérea Harold Talbott personalmente ha visto un “objeto en forma de disco, grande y plateado”, en el cielo.

 

Pero Talbott rápidamente negó que él hubiera visto un platillo volador. No, añadió, él no había tenido esa oportunidad.

 

“Nunca he visto un platillo volador”, dijo Talbott en una declaración. “Estoy convencido de que no es por falta de oportunidades. Durante los últimos 15 meses mis viajes oficiales me han llevado a más de 160,000 millas sin encontrar ninguno”.

 

Keyhoe, un Mayor retirado de los Marine Corps, escribió el bestseller “Flying Saucers from Outer Space”.

 

En una entrevista de radio con Frank Edwards, de Mutual Broadcasting System dijo que “tres desarrollos muy importantes” relativos a los objetos voladores no identificados se han mantenido ocultos del público.

 

Estos, dijo, son (1) los satélites artificiales que él reportó, (2) lo que él dijo que Talbott vio y (3) noticias de científicos del gobierno canadiense a todos los observadores del cielo oficiales dentro de las dos semanas pasadas “a estar especialmente alertas e informar inmediatamente cualesquier objetos aéreos no identificados”.

 

Los científicos del Gobierno de los Estados Unidos en White Sands, N. M., dijo Keyhoe, están haciendo un esfuerzo intensivo para localizar y graficar el curso de los satélites en un intento de determinar qué son y de dónde vienen.

 

Artículo en el New York Herald Tribune, New York, 26 May 1955[3]

N.Y.HeraldTribune-26-5-1955Debate Satélite

 

Stewart Alsop

 

Líderes de la defensa y científicos reflexionan sobre lo sabio de lanzar un cuerpo celeste hecho por el hombre el siguiente año para vencer a los rusos.

 

Washington, Mayo 26 – Con un determinado pero no caro esfuerzo, debe ser posible lanzar un satélite artificial al espacio por estas fechas alrededor del próximo año. Esta, al menos, es la aseveración de los técnicos líderes en el campo de misiles, quienes han presentado al Pentágono planes para el lanzamiento de un cuerpo celeste hecho por el hombre en alrededor de doce meses.

 

Hasta hace poco se pensaba que tomaría al menos dos años poner un satélite en el espacio. Pero recientes avances tecnológicos en el arte de los misiles lo han hecho posible – al menos en la opinión de algunos técnicos calificados – reducir a la mitad esta estimación.

 

Si el Pentágono aprueba el proyecto, el objeto a ser disparado al espacio tan pronto que no habrá mucho que ver. Los planes prevén un objeto solo alrededor de nueve pulgadas de diámetro, de la construcción más simple y ligera posible. Para ahorra peso y espacio – que es por supuesto muy importante – la pequeña cosa no contendrá instrumentos, más que un aparato de respuesta de radar que permita rastrearlo por radar en su tránsito alrededor del globo.

 

Los puristas en tales asuntos insisten que el objeto no será un verdadero satélite de la Tierra, sino un “vehículo orbital”. Los puristas están en lo cierto en el sentido de que tal objeto no permanecerá para siempre en el espacio, como la Luna. En lugar de eso, hará una espiral que gradualmente lo regrese a la Tierra, después de algunas semanas o meses circundado el globo, y cuando alcance la atmósfera densa cerca de la Tierra, se desintegrará.

 

Obviamente, la cosita no tendrá ninguna aplicación militar inmediata. Por esta razón, ha estado sucediendo un debate en el Departamento de Defensa, sobre si vale la pena o no seguir con el proyecto del satélite. Al lado de los prejuicios contra los “lujos” supuestamente en poder de los hombres de negocios cabeza dura que ahora dirigen el Pentágono, hay argumentos serios contra ir adelante sin cuartel con el proyecto satélite.

 

Aunque algunos especialistas en el arte piensan que un simple satélite o un vehículo orbital pueden lanzarse al espacio por tan sólo $ 20 millones, otros están en completo desacuerdo. Los técnicos más escépticos señalan que permanecen muchos factores desconocidos, y que ellos han estimado el costo tan alto como quinientos mil millones de dólares o incluso más, y el tiempo en varios años.

 

Los argumentos más serios en contra del proyecto satélite es que puede desviar fondos, instalaciones, y talentos de otros misiles – sobre todo de los Misiles Balísticos Intercontinentales, el gran premio de la carrera de misiles. Los técnicos que están a favor del proyecto satélite argumentan lo contrario, que el satélite puede conseguirse sin ningún sacrificio de tiempo en la carrera de misiles; que el satélite de hecho es una clase de dividendo gratis de los esfuerzo para crear un I. B. M.

 

Pero el argumento más convincente pro-satélite puede entenderse mejor en términos de un par de titulares; Los soviéticos afirman un lanzamiento exitoso de un satélite terrestre, y El radar de EE.UU. confirma la existencia de satélite soviético.

 

Dos hechos sugieren que estos titulares no son tan extravagantes como puede suponerse.

 

Primero, la posibilidad de que los soviéticos lancen un satélite es tomada tan seriamente que un proyecto de detección de satélites ha sido establecido en White Sands, New Mexico, y en Mount Wilson, California. Un tremendo pánico fue causado no hace mucho en el Pentágono cuando el proyecto identificó no uno, sino dos satélites. Ambos resultaron ser satélites naturales, nunca antes detectados.

 

Segundo, los rusos anunciaron en abril, con muchos ademanes, la creación de una “comisión interdepartamental permanente para la comunicación interplanetaria”. El gran científico ruso Peter Kapitsa fue nombrado para la comisión. Su primera tarea fue anunciada como “la organización de un laboratorio automático de investigación científica en el espacio cósmico… la cual debería, sobre un largo periodo, girar alrededor de la Tierra como un satélite, más allá de los límites de la atmósfera”.

 

Este soso anuncio también causó mucha consternación, al menos entre los hombres más sensibles en el Pentágono. Por este tipo de alarde antes del hecho por los soviéticos, de hecho debe ser tomado muy en serio, como ha aprendido el Pentágono a su pesar, conscientemente en el caso de las bombas atómicas y de hidrógeno. Aquellos quienes se oponen al proyecto satélite argumentan que no importaría mucho si los rusos obtienen el primer satélite en el espacio – es de suponer que es tan carente de valor militar como el aparato americano propuesto.

 

Pero, como lo puso un oficial pro-satélite – “Nosotros no sabíamos realmente que era inofensivo – todo lo que sabemos es que estaba arriba”. El primer satélite ciertamente será el precursor de los satélites con enorme valor militar en reconocimiento, guía de misiles y otros campos. Además, no requiere mucha imaginación (o) prever la impresión que un lanzamiento soviético exitoso de satélite haría en el mundo. Para los hombres eruditos en cada oficina extranjera y establecimiento militar, significaría sólo una cosa – que los técnicos militares soviéticos habrían ganado una amplia ventaja sobre sus numerosos opositores americanos, en la carrera por el arma definitiva.

 

(Copyright, 1955, New York Herald Tribune Inc.)

Del siguiente recorte de periódico no tengo la referencia complete, pero debe ser de 1959 o 1960, aunque algunos ufólogos lo presentan como relacionado al caso de 1955[4]

Mystery Satellite - 1Satélite misterioso se desploma a través del espacio

 

Washington (AP) – Un satélite oscuro que el Pentágono dice que puede ser de origen soviético se desplomó a través del espacio hoy en una órbita de misterio.

 

Su trayectoria sobre los polos era una que sería deseable para cualquier tipo de “ojo que ve” espía en el espacio.

 

Moscú no está diciendo nada sobre él.

 

Aquí está todo lo que conocemos sobre el objeto misterioso, de acuerdo con el Departamento de Defensa:

 

Parece estar en una órbita cercana a la polar. Es oscuro y probablemente de menos de 19 pies de largo. Es silencioso, en lo que se refiere a los monitores de EE.UU.

 

Pero los científicos del espacio americanos no han descartado la posibilidad de que el satélite pudiera estar enviando mensajes si se activan desde una remota estación de recepción en la Unión Soviética. Sin embargo, estos científicos han aprendido de su experiencia que es difícil recibir señales desde un vehículo espacial dando vueltas en órbita, como parece que este está haciendo.

 

En Jodrell Bank en Inglaterra, científicos del radio telescopio británico dijeron que ellos no sabían de ningún satélite enviado a lo alto por los soviéticos recientemente y que ellos no tienen información de ningún nuevo satélite alrededor de los polos.

 

Estaciones de rastreo de la Marina observaron por primera vez el objeto hace unas tres semanas, pero el Departamento de Defensa no dijo nada sobre él.

 

No hubo comentarios oficiales hasta que el miércoles se publicó que el Pentágono estaba zumbando con la especulación “¿qué es esto?”.

 

Los científicos americanos rápidamente estimaron la posibilidad de que el viajero espacial fuera uno de los satélites conocidos americanos o soviéticos que han sido lanzados en una órbita generalmente Este-Oeste.

 

Ellos también tendieron a descartar la posibilidad de que pudiera ser parte del Lunik III de los soviéticos que tomó una fotografía del lado oscuro de la luna el pasado octubre[5].

 

Seis satélites Discoverer de EE.UU. han sido disparados a órbitas polares. El único de ellos que sigue circundando es el Discoverer VIII, lanzado el pasado 20 de noviembre desde Vandenberg Air Force Base, Calif.

 

Rastreadores de la Marina que mantienen una observación continua de todos los objetos espaciales dijeron que conocían el paradero de las carcasas del cohete Discoverer – y que este objeto no era ninguna de ellas.

 

La única indicación del

 

Continúa en la página 4, No. 1

 

Mystery Satellite - 2Continúa de la página 1

 

tamaño del satélite misterioso vino de un comentario del Pentágono de que el objeto es ligeramente más pequeño que los cohetes porteadores Discoverer. Estos cohetes porteadores tienen 19.2 pies de largo y 5 pies de diámetro, pesando 1,400 libras al quemarse. Sus cápsulas eyectables pesan 300 libras.

 

La malla “Spasur” (Space Surveillance) de la Marina que captó por primera vez el satélite misterioso se extiende alrededor de la parte Sur de los Estados Unidos. Naves en el Atlántico y en el pacífico también llevan a cabo operaciones de rastreo. El Pentágono dice que esto asegura “que satélites pasivos o silentes no sean capaces de orbitar sin ser notados sobre los Estados Unidos”.

 

El arreglo “Spasur” incluye estaciones en Jordan Lake, Ala., Ft. Stewart, Ga., Silver Lake, Miss.; Gila River, Ariz.; Elephant Butte, N. M., y Brown Seals, Calif.

 

Sus transmisores envían un spray continuo en forma de ventilador de energía de frecuencia de radio hacia el cielo. Un satélite pasando a través de la “malla” es detectado por la energía que refleja a las antenas receptoras sensibles.

 

Tal información es retransmitida a Dahlgren, Va., donde es analizada.


[1] Anonimo, 1 or 2 Artificial Satellites Circling Earth, Says Expert, San Francisco Examiner, San Francisco, California, 14 May 1955

[2] Anonimo, Artificial Satellites Are Circling Earth, Writer on “Saucers” Says, St. Louis Post-Dispatch, 14 May 1954

[3] Alsop Stewart, Satellite Debate, New York Herald Tribune, New York, 26 May 1955.

[4] Anonimo, Mystery Satellite Tumbles Through Space,

[5] 4 de octubre de 1959.

La “oleada” Airship de 1896

La “oleada” Airship de 1896

Aaron Sakulich

“Extraña historia de los hombres de Sacramento no adictos a la prevaricación ¬ Vieron un Crucero aéreo a su paso por la ciudad en la noche”. Ese es un titular de un periódico de California, 1896, y usted tiene que admitir que cuando escribían un titular, lo hacían con estilo. Este tipo de cuento no era poco común en 1896, y la “oleada” de avistamientos se refiere a menudo como “The Great Airship Mystery” por los entusiastas de los ovnis. Ya que mi punto de vista sobre este tema es objeto de muchos de los mail de odio que he recibido, creo que es hora de echar un vistazo más de cerca.

Todo comenzó en el año 1896. Miles de personas en todo el país comenzaron a informar de objetos extraños en los cielos, cosas que parecían cigarros gruesos o globos. Algunas personas incluso afirmaron haber respondido a las tripulaciones de estas aeronaves, y no era infrecuente que una persona viera una nave producir algún tipo de basura que según él había tirado la tripulación. Las personas comenzaron a producir de todo, desde bocadillos hasta mitades de trozos de metal en pedazos de papel y otros equipos, alegando que las tripulaciones por descuido les habían tirado a un lado de sus naves celestes.

Los avistamientos siguieron por lo general uno de dos argumentos: una persona o grupo de personas en sus labores, ya sea mirando hacia arriba para ver un “dirigible” volar a lo largo o encontrar una aeronave que había aterrizado para que la tripulación pudiera hacer reparaciones, tomar un aperitivo, responder a la llamada de la naturaleza, y así sucesivamente. El segundo tipo de encuentro es, para mí, el más interesante: casi todas las personas que reportaron un caso así, dijeron que la tripulación de la aeronave les dijo que la nave era un prototipo, un proyecto secreto construido por algún inventor solitario, rustico que finalmente había inventado el vuelo. Por la razón que sea, con el tiempo, el inventor tomó el nombre de “Wilson” y se integró al folklore americano. Algunos han llamado a esta teoría del “inventor solitario”: en ese momento, la mayoría de la población creía que tarde o temprano la gente construiría máquinas voladoras, y que la primera de ellas sería construida con éxito por un tipo perdiendo el tiempo en su garaje.

Cabe señalar que esta teoría del inventor solitario es esencialmente correcta: el primer avión fue inventado por un par de mecánicos de bicicletas pensando en un granero. Sin embargo, tomaron pasos de bebé: la primera nave de los hermanos Wright, sin duda no fue rasgando por todo el país, zumbando por las ciudades y bombardeándolas con chatarra.

¿Por qué era la teoría del inventor solitario es tan popular? Mirémosla en el contexto, creo que tenemos que agradecer a Julio Verne a por eso. Diez años antes, había escrito un par de libros, 20,000 leguas de viaje submarino y Robur el Conquistador. En la primera un inventor solitario construye un submarino y va en algunas aventuras; en la segunda, un inventor solitario construye una nave voladora y él mismo tiene un tiempo salvaje paseando por las calles. La teoría del inventor solitario no era sólo algo que estoy tratando de pegar al caso en retrospectiva; era una idea que casi todo el mundo ha escuchado y aceptado.

Me gustaría ir rápidamente por la tangente: en ningún momento, a excepción de un engaño, donde los adolescentes locales crearon el sitio de la caída de un “navío de Marte”, alguno de los relatos de los periódicos mencionan el espacio exterior o extraterrestres. Todo el mundo estaba 100% seguro de que los dirigibles eran obra de algún inventor misterioso que había descubierto un medio de vuelo más pesado que el aire. Sin embargo, en los tiempos modernos, los entusiastas de los ovnis quieren hacernos creer que estos dirigibles, y sus tripulaciones claramente humanos, eran en realidad gente del espacio, venida a la tierra por alguna razón nefasta. Es una tendencia muy interesante: en la década de 1940, cuando los ovnis modernos aparecieron por primera vez, la gente pensaba que era un fenómeno nuevo. En la década de 1950, la afirmación era que los ovnis habían estado observándonos y visitándonos durante cientos de años; en la década de 1960 se convirtió en miles; y desde la década de 1970 se ha conocido que los ovnis han estado con nosotros desde los albores de la humanidad. Escoja la que guste.

Pero volvamos a la cuestión que nos ocupa: ¿qué pruebas tenemos de que estas aeronaves existieron? La mayoría de los periódicos tenían relatos de avistamientos, que, para ser honestos, no confío en lo que podían lanzar. A la vuelta del siglo, el objetivo era vender los periódicos, no informar de las noticias, y si eso significaba que un reportero tenía que compensar a una fuente, darle vida a una historia, o simplemente plagiar una historia de alta venta de un periódico de la competencia, se hacía. ¿Cree que estoy siendo demasiado duro? En 1835 el New York Sun publicó una historia completamente ficticia sobre un astrónomo que había construido un telescopio de gran alcance con el que podía estudiar la Luna. La historia pasó a informar de que había toda clase de plantas y animales allí, así como una raza de hombres murciélago avanzada que habitaban en chozas. The New York Times recogió la historia e incluso el New Yorker se refirió a ella como “una nueva era en la astronomía”. No es una exageración decir que los periódicos de esta época son casi tan fiables como un ponchadura. Pero no culpo solo a los periódicos: ¿Recuerda una pequeña obra de teatro de radio llamada La guerra de los mundos?

Supongamos que los reporteros estaban reportando cosas objetivamente y con precisión: eso significa que todo el caso depende de la credibilidad de los testigos. En mi opinión, si tienes un testigo creíble, tienes nada. Un testigo creíble y cinco dólares vale precisamente cinco dólares. ¿Por qué siento de esta manera? Pues bien, con el tiempo, cientos de personas salieron de la nada para admitir que sus informes habían sido falsos. Muchas ciudades tenían lo que ellos llamaron, “clubes de mentiras”, asociaciones de caballeros que, debido a un exceso de tiempo libre, decidían tratar de superarse unos a otros diciendo mentiras. Testigos “creíbles”, como jueces y hombres de negocios, finalmente se presentaron y admitieron que habían fabricado las historias sólo para darle vida a una tarde. No se les puede culpar por eso: 1896 debe haber sido un tiempo bastante aburrido.

No estoy diciendo, observe, que cada testigo estaba mintiendo. Los bromistas existían en aquel entonces del mismo modo que ahora. Habrían enviado papalotes de aspecto extraño, globos de aire caliente hechos en casa, o linternas y velas de elevación en el aire donde sabían que la gente las detectaría. Luego la gente iría a informar que habían visto una nave voladora, luces extrañas, o un objeto en el cielo, creyendo cada palabra de ello. Un periódico, el Peoria Transcript, incluso fue tan lejos como para lanzar papalotes multicolores unidos a lámparas para “probar la imaginación de la gente”. El resultado: una cosecha récord de avistamientos de aeronaves. Sobre el terreno, las cosas no eran diferentes: los falsificadores crearon sitios de aterrizaje falsos o incluso sitios de accidentes falsos para engañar a incautos palurdos.

También, eche un vistazo más de cerca al planeta Venus, el objeto más brillante en el cielo aparte del Sol y la Luna. A menudo puede parecer multicolor, moverse, y así sucesivamente. ¿Es una coincidencia que los avistamientos de dirigibles alcanzaron un pico en momentos en que Venus era más prominente en el cielo y, cuando las estaciones cambiaban haciendo menos notable a este vagabundo del cielo, el nivel de avistamientos cayó? Tal vez, tal vez no. Sea usted el juez.

Entonces, ¿cómo se suma todo? Es bien sabido que una gran parte de los avistamientos ya han sido explicados como bromas o mentiras completas. La única evidencia que tenemos son informes de periódicos que son universalmente dudosos, y los avistamientos y las ideas detrás de los avistamientos reflejan con gran precisión las historias de ciencia ficción más populares de al menos un autor de fama mundial que eran ampliamente disponibles en el momento. Muchos de los avistamientos se registraron cuando Venus, que a día de hoy a menudo se identifica erróneamente como un ovni, estaba alto en el cielo. A menos que más evidencia salga a la luz, luego, no creo que esté fuera de línea que diga que no se ve bien para los defensores de la teoría cruda de los “extraterrestres que llegaron a la tierra y decidieron tomar crucero alrededor con dirigibles”.

Nos vemos.

Publicado por primera vez en The Triangle de 24 de junio de 2005

http://www.theironskeptic.com/articles/airship/airship.htm