Archivo de la categoría: General

Disminuyen los avistamientos de Nessie

Nessie ya no será una llave del turismo

Londres: Pocas personas están divulgando avistamientos del legendario monstruo de Loch Ness en Escocia, generando preocupaciones de que el escepticismo sobre su existencia pudiera amenazar el turismo en la región.

Ha habido solamente dos informes de avistamientos este año, comparados con tres de 2006 y mucho menos que hace una década, cuando el número de avistamientos anuales estaba constantemente en dos dígitos, dijo The Times el sábado.

“Se está convirtiendo en una crisis potencial”, dijo Mikko Takala, de 39 años, miembro fundador del Loch Ness Monster Fan Club que mantiene cuatro webcams en la orilla norte del lago.

Los funcionarios de turismo escoceses no estaban disponibles para comentar.

Loch Ness – la extensión de agua más grande y más profunda de Gran Bretaña – esta rodeado por el mito y el misterio.

Con más de 230 m de profundidad, el loch – la palabra escocesa para lago – es más profundo que el Mar del Norte.

Ha habido más de 4,000 supuestos avistamientos de una criatura – llamada cariñosamente “Nessie” – desde que un cirujano vacacionando en el lago en los años 30 publicó una foto que supuestamente mostraba al monstruo legendario en película.

Desde entonces, Nessie ha sido la llave principal del turismo, trayendo un estimado de $3 millones (BD 1.134 millones) al año a las montañas escocesas, según The Times.

Los fieles han especulado si Nessie es una especie totalmente desconocida; un esturión, aun cuando durante muchos años no ha habitado las aguas de Escocia; o aún un dinosaurio sobreviviente.

En la época de las cámaras fotográficas digitales, webcams y videos, es sorprendente que este bajando el número de avistamientos reportados.

Adrian Shine, de 58 años, naturalista que ha investigado el misterio del monstruo por 20 años, piensa que la tendencia muestra que el mundo se ha hecho más escéptico. “Pienso que vivimos en una edad más pragmática, y la gente está más enterada de la clase de ilusiones que pueden ocurrir en el agua”, dijo.

http://www.gulf-daily-news.com/Story.asp?Article=195413&Sn=WORL&IssueID=30194

La Fuerza Aérea israelí engañada por una "invasión" de pájaros

La Fuerza Aérea israelí hace una salida de combate por una “invasión” de pájaros

Por Stuart Winter

Jets israelíes salieron en operación de combate en dos noches la semana pasada después de que las estaciones de radar confundieran parvadas de pájaros en migración con aviones enemigos.

Los operadores de radar temieron que las imágenes oscuras en la pantalla fueran un ataque de las Fuerzas Sirias, con las cuales Israel técnicamente todavía está en guerra.

Los pájaros, volando en formación apretada de diez millones y huyendo del rudo invierno siberiano, casi causaron un importante incidente internacional.

Fue solamente cuando los cazas F-16 entraron en contacto visual con las rápidas formas sobre la frontera Siria que los puntos sospechosos fueron identificados correctamente.

En las semanas recientes las tensiones han sido altísimas en la frontera al norte de Israel y las fuerzas militares están en alerta.

Aunque el gobierno israelí mantiene un secreto total en las operaciones, un militar dijo que los operadores de radar habían sido preparados para tomar riesgos cuando vieran movimientos inexplicados.

Pero un funcionario militar israelí dijo ayer que las falsas alarmas eran comunes y que con frecuencia eran enviados los aviones de combate como precaución ante cualquier amenaza.

El último periodo de negociaciones de paz entre Israel y Siria se derrumbó en 2000, en gran parte por el destino de las Alturas de Golan, que Israel capturó en la guerra de los seis días en 1967 y anexó en 1981.

Las estaciones de radar en Europa del Norte han estado captando “firmas aéreas” similares a través de Bélgica y de los Países Bajos.

Ayer por la noche, los ornitólogos dijeron que las grandes parvadas de pájaros eran de tordos, pinzones y otros pájaros de los bosques del norte, dirigiéndose a Gran Bretaña, a Europa meridional y al Medio Oriente para escapar de la disminución de alimentos y el frío penetrante en Rusia y Escandinavia.

El inicio del invierno, la falta de semillas y los fuertes vientos del Este han coincidido para producir lo que los científicos han llamado una “mega migración”.

Y se espera que el fenómeno alcance un clímax el martes, ofreciendo avistamientos sin precedentes de especies raras para un millón observadores de pájaros de Gran Bretaña.

Chris Batty, de Rare Bird Alert, dijo: “Después de un mes de viento del Oeste, finalmente el viento ha cambiado al Nordeste y se piensa que es inminente la llegada de migración de pájaros a lo largo de la costa Este británica.

“Ésta es, sin duda, la época más emocionante del año para los observadores de pájaros”.

Russell Slack, de BirdGuides, el servicio del Internet que detalla los avistamientos de pájaros, dijo que este otoño sería recordado como una de las migraciones de pájaros más emocionantes que se tenga memoria. Él agregó: “Vamos a tener el equivalente mundial en pájaros de una exhibición de fuegos artificiales”.

Uno de los pájaros más bonitos que buscarán los vigilantes es el “ala roja”, un tordo pequeño que nace en el bosque de coníferas desde Noruega a la costa del Pacífico en Rusia.

Los mirlos, los tordos cantores, los robins, los fieldfares y los bramblings, el primo norteño del chaffinch, también se están reportando en números inusualmente grandes.

Un tordo siberiano, un pájaro visto solamente ocho veces en la historia en las islas británicas, ha llegado a Shetland, mientras que han visto a otro visitante extremadamente raro de Asia, el cola azul de flancos rojos, en Suffolk.

Sin embargo, los científicos temen que haya una escasez de alimento natural en el campo británico este otoño después de uno de los peores veranos en años. Las bellotas, las semillas de las coníferas y el beechmast son difíciles de obtener, lo que podría ser desastroso para especies tales como los jays, crossbills y siskins.

La Royal Society for the Protection of Birds ha pedido que los granjeros y jardineros no cortar los setos y los arbustos para que los pájaros agotados que llegan del extranjero puedan alimentarse de bayas.

http://www.express.co.uk/posts/view/20540/Israeli-air-force-scrambled-over-bird-invasion-

Phenomenon de Geller y Angel

NBC emitirá “Phenomenon” para octubre

Por Josef Adalian

La NBC ya ha seleccionado su primera serie de temporada, programando su nuevo reality Criss Angel/Uri Geller para el miércoles a las 8 comenzando el 24 de octubre.

Llamado “Phenomenon”, anunciado previamente que substituirá temporalmente la edición del miércoles de “Deal or No Deal”. The Peacock transmitirá seis episodios del show en cinco semanas, con un episodio de dos horas para Halloween.

Todos los segmentos serán en vivo – un movimiento que NBC espera aumente el drama al show, en el cual 10 mentalistas compiten para ver quién puede realizar los trucos y las ilusiones más extrañas en un panel de celebridades. Geller y Angel juzgarán a los contendientes, aunque los espectadores decidirán quién va a casa.

http://www.variety.com/article/VR1117972783.html?categoryid=14&cs=1

Super meteorito ilumina el cielo

“Super-Meteorito” ilumina el cielo del Norte

La asociación astronómica más grande de Finlandia, Ursa, dice que un fenómeno de luz visto sobre la mayor parte del Norte y Este de Finlandia, en la noche del viernes, era un meteorito – el más brillante visto en el país en más de 30 años.

El editor de la revista de la organización, Marko Pekkola, dice que era un superbólido, una bola de fuego 100 veces más brillante que una Luna Llena.

La bola de fuego fue causada al parecer por una roca del espacio que golpeó la atmósfera sobre el norte de Ostrobothnia y después estalló sobre Finlandia. Ursa dice que la roca pudo haber pesado unos 200 kilogramos. Sin embargo no estaba claro el sábado si algunos meteoritos llegaron hasta la tierra.

La deslumbrante “estrella fugaz” generó llamadas telefónicas a los centros de emergencia en varias partes de la Laponia finlandesa, tan lejanas como Kemi, Enontekiö e Ivalo.

YLE, Tähdet ja avaruus

http://www.yle.fi/news/left/id71032.html

Los niños salvajes (18)

LOS SESENTAS

El niño macaco de Teherán, de 14 años, fue encontrado en 1961.

En 1962, según un informe, los geólogos encontraron a niño de unos siete años que corría con una manada de lobos en una región del desierto de Turkmenistan, en el Asia central, al Sur de Rusia. Los hombres lanzaron una red sobre el muchacho, pero los lobos acometieron para protegerlo, rasgando la red. Al final, todos los lobos fueron asesinados. El niño mordió a uno de sus captores.

Cuatro años antes se había perdido un niño, llamado Djuma (niño salvaje), al que le habían enseñado a pronunciar algunas palabras. Contó a los antropólogos que su familia fue asesinada en una purga política y que su madre se acostó sobre él para protegerlo. Luego escapó y se unió a una manada de lobos. También contó cómo cabalgaba en el lomo de su madre lobo cuando iban de caza, y más tarde aprendió a correr en cuatro patas. Lo cuidaron en el Hospital Republicano en Ashkhabad y fue hasta años después que se acostumbró a dormir en una cama. En un informe de noticias de 1991, se decía que todavía se arrastraba en cuatro patas, comiendo solo carne cruda, y mordiendo cuando esta enojado. En ese entonces el doctor Rufat Kazirbaev, jefe de investigación psiquiátrica en el hospital, dudaba que perdiera sus modales de lobo.

France Press, del 24 de mayo de 1963, reportó a Yves Cheneau de Saint-Brévin, de 7 años, 1963. Se trata de un niño que creció confinado. Su madrastra lo encerró en el sótano de su casa, pero fue descubierto 18 meses más tarde por uno de sus tíos, quien dio aviso a la policía.

EN EL SAHARA OCCIDENTAL

En septiembre de 1961, el poeta, antropólogo, geólogo y explorador francés (de la región vasca), Jean-Claude Auger (alias Jean-Claude Armen), viajaba solo a través del Sahara español (Río de Oro) cuando se reunió con algunos nómadas de la tribu Nemadi, que le informaron sobre un niño salvaje que vivía a unos días de viaje.

Siguiendo la dirección indicada por los nómadas. Descubrió desde lejos, en el horizonte, un niño desnudo. Era “una forma humana desnuda… esbelta y con largo pelo negro, corriendo con saltos enormes entre una larga cabalgata de gacelas blancas”.

Todos los animales, incluyendo el muchacho, corrieron al percibir el olor de Armen. Durante días el explorador intentó acercarse al muchacho, pero siempre obtenía el mismo resultado: la manada corría a refugiarse. Auger encontró un oasis pequeño de arbustos de espinas y palmas datileras y esperó la manada. Tres días más tarde, su paciencia fue recompensada: apareció la manada, pero al darse cuenta de su presencia volvieron a escapar.

Finalmente recordó aquello de “la música amansa a las bestias”. Comenzó a tocar una pequeña galoubet (flauta berebere) y el método pareció dar resultados. El primero en acercarse fue un pequeño cervatillo. Poco a poco fue perdiendo el miedo. Llegó hasta Armen, lo olfateó y lamió sus manos. Instintivamente el explorador lamió el lomo del cervatillo, pensando que era un tipo de saludo. Luego vino una gacela hembra, seguida del macho líder de la manada. En todos los casos hubo olfateos y lamidas. Finalmente se acercó el chico y siguió el mismo protocolo. Mostró “sus ojos animados, oscuros, en forma de almendra y una expresión agradable, abierta… parecía tener cerca de 10 años; sus tobillos son desproporcionadamente gruesos y obviamente poderosos, sus músculos son firmes y temblorosos; una cicatriz, donde un pedazo de carne se debe haber rasgado del brazo, y algunas incisiones profundas mezcladas con rasguños ligeros (¿los arbustos de espinas o las marcas de viejas luchas?) forman un tatuaje extraño”.

Durante quince días siguió esta rutina hasta ganarse la confianza de los animales. Comprobó que el niño se había adaptado totalmente a la vida del rebaño. Iba desnudo sin resentir, aparentemente, los cambios de temperatura. Podía correr muy rápido y mantenerse con las gacelas, desplazándose tanto cuadrúpeda como bípedamente. La adaptación llegaba hasta el punto de olisquear y lamer a las gacelas como hacían estas entre sí. La adaptación era tan notable que Armen se preguntaba:

“¿Cómo pudo un niño atrasado, aún “ayudado” por los animales, seguir existiendo en un medio tan duro como el desierto?”

Armen cuenta en su libro El niño salvaje del desierto, que estuvo con él varias veces. Pastaba en la hierba, extraía raíces, y parecía ser aceptado a fondo por las gacelas como miembro de la manada. En sus huellas se podía apreciar que “el peso descansa sobre la parte delantera del pie y apenas deja impresión en la arena, lo que revela una rara flexibilidad”.

Habitualmente crispaba sus músculos, cuero cabelludo, nariz y oídos, como el resto de la manada, en respuesta al ruido más leve. Incluso en el sueño más profundo parecía constantemente alerta, levantando su cabeza con los ruidos inusuales, aunque débiles, y oliendo alrededor de él como las gacelas.

El lenguaje de las gacelas no se limitaba a olfateos y lamidas. Había murmullos, rumores, resoplos y otros sonidos. También se comunicaban moviendo la cabeza, las orejas, el rabo y las pezuñas. El muchacho actuaba como cualquier otra gacela. Estiraba el cuello para olfatear; comía hojas y hierba sin utilizar las manos; olfateaba los rastros de orina y estiércol; crispaba los vellos y levantaba las cejas y orejas ante el más leve ruido. Otros signos le era imposible reproducirlos: algunos sonidos o los movimientos de la cola, que trataba de imitar colocando la mano en esa posición y moviendo los dedos. Por el contrario el joven, a diferencia de las gacelas, podía trepar a los árboles.

Auger describe cómo aprendió gradualmente a descifrar el significado de cada gesto y movimiento de las gacelas, que el muchacho compartía con la manada. Había un código complejo para indicar la distancia de las fuentes de alimento; y la interacción social con intercambios de lamidas y olisqueos. Todos los miembros lo olfateaban, pasaban sus morros entre sus cabellos e incluso le tironeaban con sus dientes. El niño estaba plenamente integrado al rebaño. Comía raíces del desierto con sus dientes, abría las ventanas de su nariz como las gacelas. Parecía ser herbívoro aparte de comer lagartos o gusanos ocasionales cuando no había plantas. El borde de sus dientes era plano como los de un animal herbívoro.

Había una gacela, una hembra mayor, que parecía tener una particular predilección por el niño. Quizá se trataba de la madre adoptiva.

El muchacho emitía una clase de grito mudo desde la parte posterior de su garganta con su boca cerrada, también pronunciaba una palabra: kal (khah), que al parecer significaba piedra o roca.

Como el muchacho de vez en cuando asumía un paso vertical, Auger supuso era hijo de un Nemadi, una tribu nómada, y que pudo haberse perdido durante alguno de los traslados o lo habían abandonado aproximadamente a los siete u ocho meses, cuando ya había aprendido a estar parado. Los nemadis son conocidos por su habilidad para correr rápido. Los niños comienzan a caminar a muy temprana edad. De esa manera se podía explicar que pudiera caminar como los humanos.

Armen comprobó que el niño sentía verdadero terror por el fuego, como las gacelas, y cuando oía tocar una flauta, su mirada se perdía y quedaba inmóvil. La música fue el medio que utilizó el profesor Armen para ganarse la confianza del niño.

Así pasó dos meses con la manada y ya que el muchacho parecía feliz, Armen lo dejó con su familia de gacelas, sin tomar ninguna fotografía para protegerlo de la interferencia humana, según dijo. El contacto de Armen con la manada fue intermitente. Tres años después en 1963, en su segunda visita, el explorador encontró que el chico había escalado en el rango del rebaño. Ahora ocupaba una segunda posición inmediatamente después del macho líder. Parece que la “madre sustituta” ya había muerto. En esta ocasión Armen tomó algunas fotografías.

En esta segunda visita, Auger volvió con un capitán del Cercle Militaire Française d’El Aioudj-Idjil y su ayuda de campo, guardando su distancia para evitar espantar la manada. La curiosidad los superó y el capitán no se contentó con sólo mirar, eventualmente y persiguieron al muchacho en un jeep para ver qué tan rápidamente podía correr. Esto lo asustó, aunque alcanzó una velocidad de 54 kilómetros por hora, con saltos continuos de cerca de 4 metros.

Sus perseguidores no pudieron continuar a través del terreno áspero, y la manada desapareció mientras que el jeep sufría una ponchadura. En 1966 los soldados americanos de la base de la OTAN en Villa Cisneros, intentaron atrapar al muchacho con una red suspendida de un helicóptero, pero fracasaron. Lo mismo ocurrió en junio y julio de 1970.

En 1971, al publicarse el libro de Armen en Inglaterra, The Daily Mirror envió uno de sus periodistas al Sahara para verificar la historia de primera mano. En su edición del 1 de febrero mencionaba que el niño que se desplazaba a saltos entre una manda de gacelas y que nunca fue capturado.

PARA HACERSE AMIGO DE LAS GACELAS

¿Cómo pudo el niño tener éxito en volverse animal con los animales? ¿Cómo dos especies aprendieron a comunicarse una con la otra y a comprender los significados de la otra, considerando que nacieron con diferentes medios de comunicación?

El etnólogo Vitus B. Dröscher describe un “truco” para hacerse amigo de los rebaños de cebras y antílopes (y que tal vez funcione con las gacelas):

“En las últimas horas del atardecer se coloca en una tienda de campaña móvil, “una roca caminante”, que poco a poco se desliza hasta colocarse en medio del rebaño. Por la noche, cuando ya reina la oscuridad, se sale de la tienda de campaña y se sitúa entre los animales que duermen. Al día siguiente, cuando el rebaño despierta, ya es uno de ellos. Quien ha dormido con las cebras y los antílopes demostró ya que no es un enemigo y, por lo tanto, se acepta su compañía.

“El investigador tiene que prestar atención a no quedar dormido a la salida del Sol, cuando despierta el resto del rebaño, pues si siguiera durmiendo sería despertado con una buena coz, cariñosa, de algún miembro del rebaño, que en realidad sería el equivalente de despertar cariñoso de un amigo a otro, que vendría a decir: “¡Venga, despierta! Ahora vamos todos a beber y a desayunar, y te podría pasar algo malo si te quedas aquí solo”. Pero una coz así, que nada representaría para una cebra, podría resultar muy dolorosa para el débil ser humano”.

Es más que probable que esa coz “cariñosa” fuese mortal para un bebé de un año. Podríamos conceder que, de alguna “extraña” manera, el niño encontrado por Armen apareció un buen día en medio del rebaño de gacelas y que por ello fue aceptado por los animales; pero lo difícil es aceptar que haya sobrevivido despertando puntualmente todas las mañanas para seguir al rebaño.

También podríamos aceptar que los lobos lleguen a alimentar con carne a un bebe, pero sería más que difícil que éste se alimente de hojas y pasto. Finalmente, las fotografías que mostró Armen presentan a un niño básicamente europeo (¿francés?) y no a un descendiente de africanos que se mueven en caravanas. El caso es altamente sospechoso y más bien parece haber sido inventado por Armen para vender su libro, tomando como base la historia, también ficticia, del niño gacela de Siria.

Continuará…