Archivo de la categoría: General

¿Un fenómeno atmosférico en el origen del cristianismo?

FENÓMENOS DE REFLEXIÓN

Luis Ruiz Noguez

“In Hoc Signo Vinces”

Constantino (312)

Después de la visión de lo que se supone era el crismón X (monograma de Cristo), Constantino I (Cayo Flavio Valerio Aurelio Claudio o Constantino el Grande del 274 al 337) recibió en sueños, pocos días después, la noticia de su próxima victoria. Se dice que vio la leyenda en griego “En Touto Nika” (“In Hoc Signo Vinces”. IHSV. En este signo vencerás) y luego de colocar el crismón en los escudos y estandartes de sus soldados, ganó la batalla de Saxa Rubro, cerca del Puente Silvio que cruza las aguas del Tiber, en el 312. Luego de derrotar a Majencio, su cuñado, atribuyó su éxito a una intervención del dios cristiano.

Cayo Flavio Valerio Aurelio Claudio, Constantino el Grande o Constantino I.

El crismón o la cruz que vio Constantino era muy probablemente un efecto de reflexión de la luz sobre cristales de hielo.

Estos fenómenos luminosos debidos a la reflexión de la luz abarcan un amplio espectro de formas y tamaños.

Pilares de Sol, pilares de Luna y pilares artificiales.

Los pilares son columnas verticales de luz que se extienden por encima y debajo del Sol, la Luna o cualquier otro objeto luminoso cuando estas fuentes de luz se encuentran a baja altura.

Pilar de Sol.

En climas fríos, cuando la atmósfera está en calma los cristales de hielo que se encuentran flotando en el aire tienden a adoptar una posición paralela a la superficie de la Tierra, reflejando hacia el suelo la luz que les llega de los cuerpos luminosos localizados a baja altura. Esto produce haces o pilares verticales de luz blanca que se extienden por encima y por debajo de la fuente de luz. Los movimientos o fluctuaciones debidas a la ligera brisa y que dispersan la luz lateralmente no llegan a tener un efecto importante si la fuente de luz y los cristales se encuentran en la misma dirección. Si el Sol se encuentra lo suficientemente bajo, la columna adoptará una intensa coloración roja.

Pilar de Sol.

Durante la noche aparecen con frecuencia sobre el horizonte unos extraños haces de luz verticales. No los causa ni el Sol ni la Luna sino las luces artificiales de nuestra civilización.

Pilares artificiales.

En ocasiones, cuando el Sol está sobre el horizonte, aparece encima de él un falso Sol, desde el que a veces se eleva al cielo una columna solar.

En las nubes Cirrus se encuentran los cristales menos densamente empaquetados, por lo que éstas producen más fácilmente los Pilares de “Fuego”.

Pilar de Fuego.

Las observaciones en países fríos y las ascensiones en globos meteorológicos han confirmado la estructura laminar de los cristales que producen las columnas, y la naturaleza prismática de los cristales que forman al halo de 22°.

Subsol.

Si el Sol se encuentra lo suficientemente alto y los cristales planos están debidamente orientados, el pilar toma la forma de una mancha alongada totalmente bajo el horizonte. Para ciertas elevaciones, estas manchas dejan de parecerse a los pilares y toman la apariencia de discos luminosos.

El Subsol sólo es visible desde las alturas y se debe al reflejo del Sol en la cara superior de un banco de nubes de cristales y es tan brillante como el Sol mismo. Este fenómeno puede desarrollar sus propios parhelios produciendo formaciones complicadas.

Subsol y Parhelio.

Cuando las caras de los cristales se encuentran totalmente horizontales, las manchas se acortan en su dimensión vertical. Los cristales reflejan el Sol como si se tratara de un espejo plano y sin inclinación. Esto ocurre cuando el Sol está sobre el horizonte y los cristales se encuentran debajo de él. El fenómeno se observa perfectamente desde los aviones o las montañas. Por lo regular su forma es imperfecta ya que la reflexión tiende a formar una elipse vertical. El Subsol se mueve a la par con el avión, girando, acelerando o frenando cuando éste lo hace, de la misma manera en que lo haría un arco iris. Desaparece repentinamente cuando la nube de cristales lo hace. Robert Greenler sospecha que este fenómeno puede explicar algunos reportes de OVNIs.

Subsol.

Círculo Parhélico

Ocasionalmente pasa por el centro del Sol un círculo blanco débil y difuso, paralelo al horizonte y cruzando las posiciones del Parhelia, Antihelio, Parantihelia, etc. Es el Círculo Parhélico, en el que se forman los falsos soles.

Círculo Parhélico con un Falso Sol.

Cuando los cristales planos y los prismas hexagonales se encuentran distribuidos horizontalmente, las caras laterales de los primeros y los extremos de los segundos se encuentran orientados verticalmente formando un espejo vertical. La luz del Sol –colocado a 30° sobre el horizonte- se reflejará en esta capa produciendo un círculo de luz blanca a una elevación constante bajo el horizonte y que pasa a través del Sol.

Subsol.

El Círculo Parhélico podría también corresponder a reflexiones en las bases de los prismas horizontales o mejor aún, de las laminillas adheridas a ellos.

Esta sugerencia de Dobrowolki no parece haber sido considerada con toda la importancia que tiene, porque es la única capaz de explicar la frecuencia de los parhelios (Según Louis Besson se veían en París un día de cada trece, siendo el halo ordinario visible un día de cada tres).

Subsol.

Subparhélia de 22°. Falsos Subsoles.

A veces se puede ver a los lados del Subsol dos objetos luminosos. Son los Subparhélia de 22°. Como hemos dicho, un Subsol lo suficientemente brillante puede crear sus propios falsos Subsoles.

Círculo Subparhélico.

Cuando el Sol se encuentra a altitudes mayores a los 32° puede ocurrir una doble reflexión en las caras de los cristales.

Subsol.

Cuando ocurre esta reflexión el rayo emergente saldrá por la parte superior del cristal con el mismo ángulo que el rayo incidente. Esto produce un Círculo Parhélico reflejado de tal manera que aparecerá por debajo del horizonte. Este es el círculo Subparhélico, visible desde los aviones.

Parhelia de 120°.

Es un efecto relativamente raro. Aparece como una mancha brillante sobre el Círculo Parhélico de 120°. Se debe principalmente a la reflexión total interna de una, o a veces dos, caras adyacentes que forman 120° entre si, y en segundo lugar a la reflexión externa a través de ángulos de 50° o 120°.

En el Punto Antihélico se producen varios efectos lumínicos. El primero de ellos es la formación de una especie de X o cruz en dicho punto. Otro efecto es la concentración de luz (antihelion) y una columna vertical de luz llamada Pilar Antihélico.

Subsol.

El Punto Antihélico es aquel que se encuentra en la posición contraria al Sol en el Círculo Parhélico, es decir, a 180° en el azimut del Sol (180° medidos en un plano horizontal).

El Parhelia de 120° se encuentra a 60° en azimut con el Punto Antihélico. Debido a esta proximidad a veces se le llama Paranthelia.

Arcos Antihélicos.

C. S. Hastings en 1920 y Alfred Wegener (1880 – 1930) en 1926, sugirieron mecanismos similares para explicar el Arco Antihélico. Se debe a la reflexión de los rayos del Sol en los prismas hexagonales. La luz entra por una de las caras laterales del cristal, se refleja en uno de los extremos del mismo y sale por otra cara.

Alfred Wegener.

R. A. R. Tricker ha dado una explicación diferente y C.S. Hastings proporciona otros dos mecanismos.

Subsol.

Antihelio.

En raras ocasiones se ve una mancha brillante y blanca dentro del Círculo Parhélico y opuesta al Sol. Esto es producto de la combinación del Círculo Parhélico y del Arco Antihélico en un punto común.

Franjas Antihélicas.

Los prismas hexagonales contribuyen a la formación del Antihelio cuando dos de sus lados se encuentran orientados verticalmente. Sin embargo, si estos lados están más o menos inclinados la luz se reflejará arriba y abajo, y a izquierda y derecha del Antihelio, apareciendo como arcos cortos que cruzan el Antihelio.

Subsol.

Arcos Antihélicos Oblicuos.

Subsol.

Los arcos oblicuos blancos se ven emerger del Sol (sin cruzarlo), simétricamente sobre la vertical solar y están inclinados cerca de 60°. Estos arcos se unen en una curva continua sobre el Sol y producen Parhelios en su intersección con otros halos, especialmente con el de 22°. Se deben a la reflexión de la luz en agujas de hielo en posiciones particularmente estables –el eje mayor y dos caras completamente horizontales.

Parhelia de 90°.

Se ven entre el Sol y el Antihelio. Se deben a la intersección de este círculo con el halo de 90°.

Haz de luz.

Parhelia de posiciones variables.

Obviamente la intersección del Círculo Parhélico con los halos antisolares de 38° y 44° produce parhelios cuyas distancias al Antihelio son de 38° y 44° respectivamente. Esto, cuando el Sol está sobre el horizonte. La distancia decrece progresivamente con el incremento de la elevación solar.

Haz de luz.

Arcos Parhélicos de 120°.

Haz de luz.

Un arco pequeño y sin color cruza a veces el Círculo Antihélico oblicuamente a cada antihelio de 120°. Estos arcos se deben al extremo horizontal de los cristales que producen el Parhelio de 120°, es decir, los que además de ser horizontales tienen un eje menor paralelo al plano de la vertical solar.

La visión de Constantino.

Halo de Bouger.

Es un ancho anillo suspendido en el cielo, frente al Sol. Es incoloro y se le conoce también como Arco Iris Blanco porque, al igual que el común, surge en la parte del cielo opuesta al Sol.

Mosaico del Crismón.

Cruces.

Citemos, para terminar, las raras apariciones de cruces solares o lunares, consistentes en dos trazos luminosos que se cruzan sobre el Sol o sobre la Luna. Se deben, presumiblemente, a la ocurrencia de un Círculo Parhélico o segmento de él (trazo horizontal) y a un pilar o columna luminosa (trazo vertical). También pueden ser producidos por la intersección de halos de 22° secundarios o a alguna combinación de pilares, círculos parhélicos y halos secundarios.

Cruz formada por un halo de 22°, dos Parhelios y un Arco de Parry.

Existen también los Arcos Subhélicos, los Arcos Subantihélicos o Arcos Antisolares, los Arcos de Kern…

Cruz de un halo de 22° y Falsos soles.

La presencia de estos complicados meteoros luminosos provoca siempre interés y emoción y ha tenido a veces consecuencias históricas como en el caso de Constantino. La cruz que según los relatos vio en el cielo hacia el año 312 de nuestra era, y que motivara su conversión al cristianismo, pudo ser uno de esos fenómenos. Pudo haber sido la cruz que se forma en el punto antihélico o también las cruces que se forman frente del Sol o de la Luna. Cuando los cristales están distantes, la cruz aparece en el cielo lejano, pero cuando los cristales se encuentran cerca, la cruz también lo está, al parecer a pocos metros.

Cruz parhélica con Subsol y Falsos Subsoles.

Otro tanto pudo haber ocurrido con la visión de Ezequiel. Dos halos concéntricos con un arco invertido sobre ellos y atravesados por una cruz con el centro en el Sol, daría la impresión de una rueda.

¿Ocurre lo mismo con algunas de las modernas observaciones de OVNIs?

Cruz parhélica con Subsol y Falsos Subsoles.

REFERENCIAS

Besson Louis, Concerning Haloes of Abnormal Radii, Journal of the Optical Society of America, Vol. 51, 1923, pág. 254.

Dietze Gerhard, Einführung in die Optik der Atmosphaere, Akademische Verlagsgesellschaft, Leipzig, 1957.

Greenler G. Robert, Monte Drinkwine, Mallmann A. James & Blumenthal George, The Origin of Sun Pillars, American Scientist, Vol. 60, 1972, pág. 292.

Greenler G. Robert, Rainbows, Halos, and Glories, Cambridge University Press, Cambridge, 1980.

Hastings C. S., A General Theory of Halos, Monthly Weather Review, Vol. 48, 1920, pág. 322.

Humphreys William Jackson, Physics of the Air, Dover, New York, 1964.

Knight C, & Knight N., Snow Crystals, Scientific American, Vol. 228, 1973, pág. 100.

LaChapelle R. Edward, Field Guide to Snow Crystal, University of Washington Press, Seattle, 1969.

Lynch David & Schwartz Peter, Origin of the Anthelion, Journal of the Optical Society of America, Vol. 69, 1979, pág. 383.

Mallmann A. James & Greenler G. Robert, Origins of Anthelic Arcs, the Anthelic Pillar, and the Anthelion, Journal of the Optical Society of America, Vol. 69, 1979, pág. 1103.

Minnaert Marcel, The Nature of Light and Colour in the Open Air, Dover, New York, 1954.

Tricker R. A. R., A Simple Theory of Certain Helical and Anthelic Halo Arcs: The Long Hexagonal Ice Prism as a Kaleidoscope, Quaterly Journal of the Royal Meteorological Society, Vol. 99, 1973, pág. 649.

Tricker R. A. R., Introduction to Meteorological Optics, American Elsevier, New York, 1970.

Tricker R. A. R., The Kern Arc, Weather, Vol. 26, 1971, pág. 315.

Wegener Alfred, Theorie der Haupthalos, Archiv der Deutschen Seewarte, Vol. 43, No. 2, 1926.

¿Sonic o Chupacabras?

SONIC O CHUPACABRAS

Kentaro Mori

El chupacabras del folklore se parece tanto en su aspecto a un personaje del videojuego contemporáneo, “Sonic, el puerco espín”. Este texto no propone defender que el personaje electrónico sea el origen de la figura del chupacabras, sino estudiar algunas similitudes curiosas. Ya otros habían notado las semejanzas, no obstante en forma de broma. Sin embargo hay algo serio detrás de esto y su significado, si es que tiene alguno, será sugerido al final.

APARIENCIA

La representación más conocida del chupacabras está relacionada a la génesis de tal nombre en Puerto Rico. Si el lector leyó ya alguna referencia sobre el tema, es más que probable que haya visto una versión del bosquejo original de Jorge Martin. Fue creado en diciembre de 1995 a partir del “caso” de Madelyne Tolentino, tres meses antes, y algo que distingue este bosquejo de otros tantos diseños de monstruos y seres extraterrestres son las curiosas extensiones puntiagudas que salen de las costillas (espina dorsal) del ser.

Este es exactamente el aspecto más notable de la figura de Sonic, el personaje creado en 1991 por Naoto Oshima y adoptado como mascota de la compañía de juegos electrónicos Sega. Como puerco espín estilizado, las espinas son fácilmente comprensibles.

La serie de juegos Sonic, que continúa hasta el día de hoy, alcanzó su mayor éxito justamente a mediados de los años 90. Sitios on-line mencionan que por esa época los niños americanos reconocían más la figura del puerco espín azul que la de otros iconos como Mickey Mouse, Abraham Lincoln o Mario (la mascota electrónica del competidor Nintendo).

En la descripción original del chupacabras, los “apéndices similares a espinas” se mencionan como “de colores claros fosforescentes (…) corriendo a lo largo del cuerpo, de la cabeza al final de las costillas”. Los “colores de las espinas cambian constantemente de color de rojo a azul, amarillo, verde, naranja y violeta”. Cuando Sonic adopta la forma de una bola, al rodar y usar sus espinas, también se envuelve en una esfera brillante de colores que cambian. Todo el juego está lleno de colores fosforescentes.

HISTORIA

“Al principio creí que estos animales eran el resultado de un experimento genético o biónico”, dijo Jorge Martin. Esta fue una de las primeras especulaciones en torno al origen y naturaleza del chupacabras, que persiste hasta hoy, aún cuando han aparecido otras historias a lo largo del tiempo –“hoy creo que no son de origen terrestre”, del mismo Martín, por ejemplo.

Los responsables del experimento genético o biónico” serían los americanos, que poseen bases militares en Puerto Rico. Se especuló que una o más de estas aberraciones genéticas simplemente habían escapado. Esta versión en particular es un paralelo casi exacto de la trama de los juegos de Sonic.

“Había una vez un mundo pacífico llamado Mobius (o Tierra del futuro) que fue amenazado cuando el Dr. Kintobor (o Ivo Robotnik, o Eggman), un amable científico que estaba investigando las poderosas Esmeraldas Caos, fue transformado en un furibundo megalómano después de sufrir un accidente en el laboratorio”. Todos los lindos animales del planeta son transformados en seres robóticas del mal (Badniks) –excepto Sonic un puerco espín, amigo de Kintbor que era demasiado rápido para ser capturado. Ahora Sonic debe encontrar todas las Esmeraldas Caos, rescatar a sus amigos y derrotar a Kintbor antes que sea demasiado tarde”.

El Dr. Kintbor, o Robotnik, transforma animales graciosos en robots biónicos esclavos, para contaminar y destruir la naturaleza. Todo el tema del juego está relacionado con el movimiento ecológico y el mal uso de la tecnología (tan evidentes en aquellos años, que llegaron a puntos tan bizarros con figuras infantiles como el “Capitán Planeta”).

DISCUSIÓN

La leyenda del chupacabras no apareció de la nada en 1995. Tampoco debe haber surgido a partir del personaje azul del videojuego. Tiene antecedentes más claros que van de la “mutilación” de animales en los Estados Unidos al “Vampiro de Moca”, ambos de los años 70, décadas antes. Las coincidencias entre el aspecto y la historia de Sonic y la criatura vampiresca pueden ser también eso: coincidencias.

Para representar las espinas o “apéndices” en la columna de un animal en la forma en que Martin las representó no se necesita basarse en el diseño de Sonic. Cualquier niño, instado a dibujar un puerco espín, puede representar al animal de forma semejante. El chupacabras, por otra parte, a pesar de que sus espinas a veces eran descritas como fosforescentes, tenía el resto del cuerpo en tonos oscuros, grandes ojos rojos, garras, y piernas parecidas a las de un canguro. Algo bien diferente al personaje infantil.

Hechas estas excepciones –y muchas otras más, incluyendo la enorme diversidad de descripciones del chupacabras- no se puede dejar de sugerir, sin embargo, que las coincidencias no sean “meras” coincidencias. Tanto Sonic como el chupacabras son productos culturales que se difundieron con éxito en una misma época. Ambos son referidos en singular, como si no existieran los chupacabras o los sonic. “Creo que es un fenómeno sociológico. Noten que siempre se habla “del” chupacabras, y no de “los” chupacabras”, escribió el argentino Max Seifert.

Mientras que Sonic no debe ser el origen del chupacabras, detrás de ambos pueden estar influencias y referencias culturales semejantes. Y, después de todo, es posible que el ama de casa Madelyne Tolentino haya jugado mucho con el Sega MegaDrive de sus hijos. Quizás no, tal vez haya sido el mismo MasterSystem.

¿Chupacabras en la Biblia? El Chotacabras

¿Chupacabras en la Biblia? El Chotacabras

Kentaro Mori

En Cryptomundo, Loren Coleman comparte algunos usos del término “Chupacabras” antes de que se hiciera popular en 1995, “Chupacabras 1951“. Citando a Kenneth Thomas:

… mirando a la película de 1951 Bride of the Gorilla con Raymond Burr y Lon Chaney. Burr es envenenado por una bruja y ya sea que comience a transformarse en gorila o esté todo en su mente, él está corriendo desnudo en la noche en una selva de América del Sur. Los nativos están convencidos de que es una bestia legendaria llamada algo así como “sucaris.” (Era difícil hablar el dialecto). Cuando describen la bestia legendaria están describiendo claramente un Chupacabras. Las descripciones verbales concuerdan. Cuando deciden ponerle una trampa, utilizan una cabra viva como cebo. Traen una cabra a la trampa que colocan para la criatura.

Coleman también menciona los pájaros llamados “goatsuckers” en español, de la orden de los Caprimulgiformes, lo que significa literalmente chupa-cabra en latín. Según el trabajo del investigador mexicano Luis Ruiz Noguez sobre el Chupacabras, esos pájaros de hecho se llaman popularmente chupacabras en español, pero el término real usado es “Chotacabras”.

“Choto” o “Chota” es el nombre dado al descendiente de la cabra cuando está mamando leche, y la leyenda popular (errónea) es que estos pájaros pueden abrir los picos tan ampliamente para poder mamar la leche no sólo de cabras, sino también de vacas.

Pero la relación entre los pájaros Chotacabras y el Chupacabras es más interesante que una mera semejanza de nombres y del supuesto comportamiento, porque el principal promotor del Chupacabras en 1995 también estuvo implicado en un caso de Chotacabras algunos años antes.

En 1989, el puertorriqueño Jorge J. Martín promovió el caso de un pájaro con supuestos colmillos como de serpiente encontrado y capturado por los parientes de María Ortiz Hernández mientras pescaban. Fue promovido como el “pájaro serpiente de Gurabo “, y si te preguntas de dónde habría venido la idea de tal quimera, sólo tienes que leer cómo fue inmediatamente relacionado con la leyenda de Quetzalcoatl.

Se habló mucho de la criatura, que estuvo disponible para examen, hasta que un policía visitó la casa en donde se guardaba, tomó la criatura y le quitó los colmillos. Eran simplemente parte de los espolones de un gallo, unidos al pico de un pájaro común.

Quizás lo más importantemente para este artículo, es que el pájaro era un chotacabras.

Y puedes ver realmente algunos de los dibujos más recientes del Chupacabras donde también tiene colmillos y grandes alas.

Así pues, como Noguez precisó, puedes agregar el fraude del “pájaro serpiente de Gurabo” que involucra un Chotacabras a los predecesores de la manía del Chupacabras que barrió el mundo hace alrededor de diez años. Según el investigador mexicano, el término “Chupacabras” es un uso simplista y erróneo del término antiguamente conocido Chotacabras.

Ah. Casi me olvidaba. Mientras que probablemente en la Biblia no encontrarás ningún uso del término español exacto “Chupacabras”, o de otra manera, si podrás encontrar el término “Chotacabras”, según Luis Noguez. Y está relacionado con Lilith. Otra clase de vampiro mítico.

http://forgetomori.com/2007/criptozoology/chupacabras-in-the-bible-the-chotacabras/

El efecto McGurk

EL EFECTO MCGURK

(ILUSIÓN AUDIO-VISUAL)

Kentaro Mori

Uno de las más notables ilusiones fue descubierta por casualidad en los años 70, y se hizo notable en el estudio de la percepción sensorial. Es el ‘Efecto McGurk’, que demuestra la integración que nuestro cerebro hace, inconscientemente, de estímulos diversos. Para experimentar el efecto en su grado máximo, espere que cargue el vídeo de abajo, y luego véalo atento y escuche qué sílaba está repitiendo el sujeto:

Video (400*300 px) [268K] -requiere el plug-in Flash 6.

¿Escuchó? Ahora intente escuchar solamente, sin mirar el vídeo (para reproducir el vídeo otra vez, sólo cliqué sobre el símbolo play en el control a la izquierda, y si desea que el video se repita continuamente, cliqué en el control de loop a la derecha). Sin mirar el video, ¿qué sílaba está escuchando usted ahora?

La gran mayoría de la gente al ver el vídeo escuchar al sujeto diciendo /da/ repetidamente, pero cuando solamente escucha el sonido, escucha /ba/. Y el sonido es el mismo /ba/, pero la imagen que usted ve es del sujeto pronunciando la silaba /ga/.

Confrontado con los dos estímulos, el sonido /ba/ y la imagen /ga/, el cerebro hace lo mejor que puede en la integración de los estímulos y usted percibe un /da/ (en otras palabras, ba+ga=da).

Lo fascinante en esta ilusión es que sigue siendo igual después de que usted la conoce (incluso cuando esto arruine la agradable sorpresa de ser engañado…). Lo mismo sabiendo que el sonido es /ba/, al ver el vídeo usted continúa percibiendo un /da/.

Este efecto fue descubierto por los investigadores Harry McGurk y John MacDonald, y fue descrito en su trabajo humorísticamente titulado los “Hearing Lips and Seeing Voices” (Oyendo labios y viendo voces), publicado en 1976 en Nature. Ocurre probablemente debido al hecho de que ba, da y ga son sonidos parecidos, y nosotros integramos pistas visuales en nuestra percepción de sonidos. El efecto de McGurk también ocurre con diversas otras sílabas semejantes.

De una forma o de otra, vea bien lo que está escuchando.

Para saber más:

Página de Arnt Maasø, de donde el vídeo del efecto mostrado aquí fue retirado (disponible en formato Quicktime)

The McGurk Effect
Speech Recognition and Sensory Integration
BA+GA=DA
Using Words to Examine the McGurk Effect

Ovnis en Basingstoke

Avistamiento de ovni

Por Ben Ellery

Más lectores afirman haber visto un misterioso objeto púrpura sobre Basingstoke.

Después de un informe de la Gazette, la redacción recibió llamadas y mails de lectores diciendo que, también habían visto un extraño artefacto en el cielo el sábado 4 de agosto.

Como se informó la semana pasada, el conductor de camión Kris Reed, de 29 años, afirmó haber visto el objeto en forma de pera desde su hogar en Richmond Road, Oakridge, Basingstoke.

Él dijo que el objeto voló por encima antes de moverse con un ruido de retumbos.

La aprendiz y asistente de desarrollo Helaine Brownhill, de Norden Close, dijo que ella también vio algo de otro mundo.

Ella dijo: “Aproximadamente a las 11 pm del sábado, había estado sonando una alarma de coche y fui al cuarto de mi hija para ver de donde venía.

“Vi aparecer una gran esfera rojiza en el cielo sobre el área de Houndmills antes de moverse muy lentamente a través del cielo y hacia la ciudad. Se paró en medio del aire y giró en círculos.

“Se movía demasiado lentamente para ser un helicóptero o el avión de la policía que a veces vuela por encima. Fui con mi marido para que viniera a ver, pero, para el momento en que vino, había desaparecido”.

Andrew Keeble, de 64 años, un conductor de taxi del New Road, Bramley, asegura haber visto el mismo ovni seis días más tarde.

Él dijo: “Llevaba a dos pasajeros a Winklebury y, repentinamente, vimos esta luz rojo naranja profundo brillante que oscilaba a través de los árboles.

“Nos acercamos y nos sentamos en el coche para observarla volar sobre nosotros por cerca de cuatro o cinco minutos, antes de perderla de vista detrás de algunos árboles.

“Más de media hora más tarde, estaba trabajando en Oakridge y vi la misma cosa otra vez.

“Salí de mi coche para mirarla y desapareció inmediatamente”.

Como se informó la semana pasada, un portavoz del Ministerio de la Defensa dijo que los avistamientos se investigan solamente si son considerados una amenaza potencial.

http://www.thisisbasingstoke.co.uk/display.var.1641294.0.ufo_sighting_prompts_further_claims.php