Archivos de la categoría Ovnis

La naturaleza de la catástrofe

LA NATURALEZA DE LA CATÁSTROFE

24.1.17

Por David Sivier

Imágenes de ovni en “Worlds to Barter” de John Wyndham

La visión psicosocial de la ufología sostiene que la experiencia ovni es esencialmente un evento psicológico interno, cuyas imágenes y contenidos son moldeados por eventos y culturas contemporáneas. Gran parte de esto tiene sus orígenes en el ocultismo, la ciencia popular y la astronomía, y la ciencia ficción. Martin Kottmeyer, un colaborador de larga trayectoria de Magonia, mostró en su serie de artículos, “Varicose Brains”, cómo los alienígenas con grandes cerebros típicos de muchos encuentros ovni tuvieron en última instancia su origen en la teoría evolutiva victoriana y especulaciones sobre la eventual forma que la humanidad tomaría en la futuro lejano[1]. Esto entonces entró en la ciencia ficción, donde formó la base del diminuto e intelectualmente decadentes Eloi en “La máquina del tiempo” de H. G. Wells, y los marcianos en La guerra de los mundos.

John Wyndham es mejor conocido por sus novelas El día de los Triffids, The Midwich Cuckoos, que fue filmada como Village of the Damned, The Chrysalids, The Kraken Wakes y The Trouble with Lichen. De estos, The Midwich Cuckoos y The Kraken Wakes expresan y temen al espacio como la fuente de los extraterrestres hostiles que amenazan con conquistar la Tierra y exterminar a la humanidad común a gran parte de la SF en ese momento, y la paranoia general después de la aparición de la Cortina de Hierro y La expansión del comunismo.

Pero Wyndham también fue autor de relatos breves de SF en las revistas de pulp antes de la Segunda Guerra Mundial. Uno de ellos, “Worlds to Barter”, publicado por primera vez en 1931 y posteriormente publicado en la colección Sleepers of Mars, publicada por Coronet en 1973, contiene muchas imágenes de ovni desde la forma de los invasores hostiles y sus inmensos poderes mentales hasta las formas de sus naves.

Dos científicos, el profesor Lestrange y el narrador, Harry Wright, están trabajando en el laboratorio en la última invención del profesor, cuando son interrumpidos por la aparición repentina de Jon Lestrange, un viajero del tiempo del siglo XXI. Este nuevo Lestrange es un refugiado de una invasión de seres humanos de medio millón de años en el futuro. Su mundo se está muriendo, y para evitar la extinción final de la humanidad, esta raza futura ha viajado al pasado con la intención de intercambiar lugares con sus antepasados lejanos. La gente del siglo XXI debe ser transportada por la fuerza a su tiempo, mientras que la gente del futuro toma su lugar.

519iJIlGRKL._SX310_BO1,204,203,200_Aunque muriendo, con el Mar Mediterráneo ahora secado para formar una cuenca profunda, la Tierra no está muerta todavía. La gente del siglo 22 disfrutará de todos los beneficios y maquinaria de la civilización de los humanos del futuro lejano. Incluso habrá tiempo suficiente para dar lugar a otras tres o cuatro generaciones antes del final. Los futuros humanos, sin embargo, creen que volver al siglo XXI les dará el tiempo necesario para que evolucionen hacia inteligencias puramente desencarnadas que puedan sobrevivir a la muerte final de la Tierra y el sol.

La gente del futuro primero advierte a la gente del siglo XXI de sus intenciones y demandas a través de una serie de emisiones oídas simultáneamente en todo el mundo, que en un principio se cree que son causadas por ellos interrumpiendo las emisiones de radio. Cuando se les ignora, ordenan al gobierno del mundo que reúna un comité de gente común, que será transportado por los futuros humanos a su ciudad secreta. Jon Lestrange, un ciudadano común, era un miembro de este partido internacional, que fueron llevados a la base secreta de la gente del futuro en el desierto del Sáhara al sur de Argel. Allí la carrera futura finalmente se les muestra, e imágenes de la Tierra y su ciudad, Cyp, de su propio tiempo. Sin embargo, los delegados no pueden convencer a sus gobiernos de que la amenaza es genuina. Con el fin de clarificar su poder e intenciones, la gente del futuro cortará el suministro de electricidad en todo el mundo, causando la muerte y el desastre a medida que los servicios principales se descomponen, incluso los aviones caen del cielo.

Esto entonces comienza una guerra entre la gente del siglo XXI y los seres humanos del futuro lejano, una guerra que la gente del futuro lejano está ganando. La raza futura también estableció una serie de sitios en diferentes países del mundo, donde llevarán a la gente del siglo XXI a su tiempo. El lugar de aterrizaje en Gran Bretaña es Salisbury Plain. Jon Lestrange y su esposa, Mary, se dirigen allí, donde encuentran una gran máquina del tiempo usada para transportar a la multitud de refugiados, y dos máquinas de tiempo más pequeñas usadas para transportar a los pilotos desde el futuro.

Jon Lestrange es capaz de superar a los dos hombres del futuro, y él y Mary toman el control de las máquinas más pequeñas. Mary accidentalmente golpea uno de los dials que fijan el destino de la máquina, y ella y Jon se separan. Jon le dice al profesor y a Wright que tiene miedo de que haya perdido a su esposa para siempre en el tiempo. Todo termina felizmente para él cuando ella reaparece después de que él ha contado su cuento. Sólo había golpeado un poco el dial, de modo que llegó unas horas después. La historia termina ahí, con la pareja a salvo, pero la gente del siglo XXI es conquistada y suplantada por sus futuros descendientes.

La gente del futuro lejano sigue mucho las convenciones establecidas de lo que los biólogos evolucionistas victorianos y los escritores SF esperaban que fueran. Son pequeños, con grandes cerebros y cuerpos atrofiados. Antes de que la futura raza finalmente se de a conocer, dos de ellos mueren en accidentes, como cuando uno se materializa frente a un tren. Los cuerpos son descubiertos y examinados por forenses. Jon Lestrange da a sus antepasados la siguiente descripción de ellos.

“No podía haber duda de que el cadáver era humano, como nosotros, cuyas normas eran todavía las de la antigua Grecia, la cosa parecía una farsa. En altura, debía de tener cerca de cinco pies. La cabeza tenía el doble del volumen de otros, aunque la ampliación era principalmente frontal. El cuello estaba engrosado para soportar el peso, los hombros apenas se proyectaban. Los brazos punzantes terminaban en manos pequeñas, de las cuales ningún dedo llevaba una uña y ninguno tenía más de dos pulgadas. Cada pie era sólo una almohadilla que no mostraba articulación de los dedos de los pies.

 

“Cuando los disectores empezaron a trabajar en el cuerpo, notaron muchas otras malformaciones curiosas, tales como intestinos abreviados, un sistema auricular atrofiado y ausencia de dientes…” (p.67).

Se sugieren varias explicaciones para el cuerpo, incluyendo un engaño, producto de un experimento de vivisección, y que la criatura es un visitante interplanetario.

Esto es muy parecido a las descripciones de varios ocupantes de ovni, como los famosos grises, que también son pequeños, con grandes cerebros, sin orejas y un sistema digestivo severamente simplificado. La gente de Wyndham del futuro lejano es físicamente débil, pero pueden afectar su ambiente, incluyendo golpear a uno de la partida de la gente del siglo 22, que está intentando interferir con una de las máquinas del tiempo, aunque a fuerza de voluntad pura. (P.76) Las propias criaturas se comunican por proyección mental. Esto se demuestra cuando la gente de Londres del siglo 22 intenta grabar uno de los mensajes de radio de los enanos, sólo para descubrir que nada ha sido grabado mecánicamente. (Pp. 78-9)

Esto, de nuevo, es muy parecido a los relatos de los extraterrestres, incluyendo a los grises, comunicándose por telepatía. Hay también varios relatos de los contactados extraterrestres que intentan registrar los extraterrestres del ovni supuestamente hablando vía la transmisión de radio, tales como los de Byron Goodman, de George Hunt Williamson, de John Otto, del contactado surafricano “Edwin”, de Bob Renaud, del Dr. Edward W. Goldstein, y el notorio Uri Geller[2].

El caso de John Otto es algo similar al relato corto de Wyndham, ya que en 1954 él estaba en WGN, una estación de radio de Chicago, y pidió a cualquier extraterrestre que estuviera visitando la Tierra que entrara en la transmisión de la estación. La mayoría de la gente no escuchó nada, aunque cuatro oyentes declararon que habían escuchado sonidos y otra persona grabó lo que sonaba como una transmisión de teletipo de onda corta[3]. Es también bastante diferente de Wyndham, en que son seres humanos, que están intentando comunicarse por la radio, solamente una minoría minúscula de quiénes pueden tomar la respuesta, que, a diferencia de los enanos de Wyndham, podría ser grabada.

Las naves que los enanos usan para el vuelo, llevando a la delegación internacional a su base desértica se describen como un cilindro de plata. Jon Lestrange continúa describiéndolo como

…aproximadamente igual a uno de nuestros dirigibles más grandes. Construido de metal plateado, se afilaba en cada extremo, y a lo largo de los lados había filas de ventanas. No se veía nada más; No dio ninguna pista de la manera de la propulsión. (Página 70).

Esto es similar de nuevo a los relatos de los ovnis en forma de cigarro y en forma de huso, también reportados por testigos ovni, tales como los pilotos Clarence S. Chiles y John B. Whitted en julio de 1948, y el astrónomo Clyde Tombaugh en agosto de 1949[4]. También anticipa la teoría de que los alienígenas ovni son visitantes de un futuro lejano en lugar de extraterrestres.

Wyndham no inventó la imagen de la humanidad futura como seres pequeños con grandes cabezas. El astrónomo francés Camille Flammarion lo hizo en su Omega: The Last Days of the World[5] (seguido por The Time Machine de Wells un par de años después, y la imagen se había convertido en un elemento básico de la Ciencia Ficción cuando Wyndham escribía, de la telepatía y los poderes psíquicos. Además de entretener a sus lectores, la historia de Wyndham, sin embargo, sirvió para mantener vivo el motivo y difundirlo más. Eso proporciona pruebas adicionales para demostrar que la figura persistente de los extraterrestres ovni como pequeñas y grandes criaturas cerebradas, los grises, tiene su origen en la SF y la especulación evolutiva de finales del siglo XIX y principios del XX.

http://pelicanist.blogspot.mx/2017/01/the-nature-of-catastrophe.html


[1] Ver, por ejemplo, “Varicose Brains: Part One: Entering a Grey Area”, en Magonia 62, y “Heading Towards the Future: Varicose Brains Part Two”, Magonia 68, pp.10.

[2] Janet and Collin Bord: Life Beyond Earth, pp. 116-21, 122-8.

[3] J. and C. Bord, op. cit., p. 121.

[4] John and Anne Spencer, Fifty Years of UFOs, pp. 25-6.

[5] Kottmeyer, op. cit., p. 3.

Israel Norkin: contactado y cronista de las convenciones platillo

Israel Norkin: contactado y cronista de las convenciones platillo

IsraelNorkin2Otro de esos contactados oscuros y poco conocidos es Israel Norkin. Sabemos que publicó al menos dos libros: Saucer Diary y Mysterious Signs in the Sky. El primero parece ser una serie de entrevistas realizadas en la convención platillo de Giant Rock; el segundo muestra una serie de mensajes recibidos de Ashtar

El primer libro de Norkin es citado en la revista de Gray Barker, The Saucerian Bulletin, Volumen 2, Número 2, (#13) del 30 de mayo de 1957, página 4:

“La última edición a la cada vez más grande biblioteca platillo es SAUCER DIARY, por Israel Norkin. La parte más valiosa del libro son sus muchas páginas brillantes de fotografías, de platillos y platillistas famosos tales como Dan Fry, Geo. Van Tassel, Truman Bethurum, etc. $ 3.00 y lo tenemos”.

También Brinsley Le Poer Trench se ocupó de este libro en la Flying Saucer Review, Vol. 3, No. 5, página 32, 1957.

Max B. Miller lo menciona en la sección de libros de su boletín Saucers, Vol. V, No. 2, verano de 1957:

Saucer Diary de Israel Norkin, uno de los más recientes publicados sobre este asunto, relata de primera mano las “historias de contacto” y las fases más subjetivas de esta investigación. Este volumen de 137 páginas e ilustrado cuesta $ 3.00. El editor es Pageant Press, 101 Fifth Avenue, New York 3, N. Y.

Daniel Fry lo anunciaba y vendía, a 3 dólares, en su boletín Undertanding[1].

El libro fue reseñado en la revista Astounding Science Fiction de febrero de 1958, por P. Schuyler Miller, pero no he tenido acceso a esa reseña.

Al parecer, como decíamos, se trataba de una serie de reportajes y entrevistas que Norkin realizó durante la convención de platillos de Giant Rock.

theFifthHorsemanLoren E. Gross, en su The Fifth Horseman of The Apocalypse. UFOs: A History. 1956: January-April, Fremont, California, 1993, se ocupa de la Tercer Convención Annual de Naves Espaciales y, de paso, habla de Israel Norkin:

27 de abril. “Third Annual Spacecraft Convention”

 

Viernes, abril 27, miles de “fanáticos del espacio” comenzaron a llegar al Giant Rock Airport, en Yucca Valley, California, para la tercer “convención anual de naves espaciales”. La gente en autos, camiones y trailers encontraron lugares de estacionamiento y sitios para acampar para una noche de estadía, los dos días de sesión fueron programados para iniciar la mañana del sábado. Alrededor de 1,000 convencionistas habían arribado a la media noche.

 

El anfitrión George Van Tassel esperaba una gran multitud este año incluso cuando los medios de noticia nunca publicitaron el evento con anticipación. De todas formas la noticia de la convención llegó a los aficionados porque la reunión recibió considerable publicidad en varias publicaciones ovni.

 

28 de abril. Giant Rock. Temprano por la mañana.

 

El sábado por la mañana todavía seguía llegando gente. Una larga fila de autos dieron vuelta de la autopista principal para tomar el Victorville road a través de las dunas de arena hacia Giant Rock Airport para unirse a los muchos devotos de los platillos que ya estaban acampando en la zona. Un cielo azul y un Sol caliente saludaban a los recién llegados y a aquellos que se estiraban en sus bolsas de dormir entre la rala vegetación del desierto. Se colocaron sillas plegables y las mantas se dispersaron. Aquí y allí se erigieron grandes sombrillas de jardín y se pusieron sombreros de ala ancha como protección contra los intensos rayos solares.

 

28 de abril. Giant Rock (10:00 a.m.)

 

SaucerDiary1El anfitrión de la convención de Naves Espaciales, George Van Tassel, subió hacia la elevada plataforma de los oradores a las 10:00 a.m., para extender su saludo a todos, en la Tierra, y en el espacio. Van Tassel dijo: “La gente del espacio siguen siendo personas a pesar de su alto grado de cultura y evolución. Nosotros en la Tierra compartimos mucho con ellos, entre otras cosas, el mismo concepto de una alta deidad”[2].

 

Un Reverendo Morris Ludwig dio la invocación, seguido por los oradores: Diana Howard, Truman Bethurum, Dan Fry, Orfeo Angelucci y Bessie Arthur, o en otras palabras, los “veteranos” usuales que afirman haber contactado con gente del espacio que eran la encarnación de la dulzura y la luz.

 

Además de los oradores contactados, Van Tassel también produjo algo de testimonio “legítimo” de algunos individuos que pudieron realmente haber visto algo. Uno fue el jefe del control de tráfico aéreo en LA International quien supuestamente había observado 200-300 ecos de radar raros durante su carrera, con una formación numerosa de aproximadamente dos docenas. Otro orador fue un operador de radar estacionado en White Sands Test Range, Nuevo México, donde dijo que había rastreado un ovni al paso de un misil a una altura de 110 millas. Otro testigo ovni con ciertas calificaciones fue un piloto de Western Airlines quien experimentó un encuentro con un ovni mientras volaba en un vuelo doméstico. El ovni hizo dos pasadas a su avión de pasajeros.

 

Entre los oradores hubo cantos, proyección de diapositivas de “pinturas simbólicas”, bailes y una exhibición de giros de bastón y música de acordeón por los “Rhythm Squeezers”[3].

 

Mezclado entre la multitud esa tarde estaba un entusiasta de los platillos, Israel Norkin, quien observó a una celebridad de la parte Este del país. Norkin reconoció al Dr. Charles Laughead, el “Doomsday Doc”, el profesor universitario que predijo que un gran desastre ocurriría el 21 de diciembre de 1954, y que afirmó que había obtenido esta información de “seres del espacio”. No es necesario decir que esa gran calamidad nuca ocurrió. El resultado fue que el pobre hombre perdió su trabajo y ha tenido que luchar con su hermana en la corte porque ella quiere que lo internen en una institución por locura. El Dr. Laughead ha sido examinado por los doctores y fue declarado de mente sana pero ese fue sólo un pequeño confort después de todo por lo que ha pasado. Norkin le preguntó al profesor cómo se metió en el movimiento platillo:

 

SaucerDiary-Contraportada“Mi primer contacto fue por hablar con George Adamski cuando salía del Rose Bowl el primero de enero de 1954. Mi interés fue estimulado posteriormente poco después de eso cuando un estudiante de ministerio recibió un mensaje para mí por “escritura inspiracional”. Era del Elder Brother quien más tarde se identificó como Jesús el Cristo y también Sananda. En este mensaje, se me dijo que me mantuviera contando la verdad de los “platillos”. Los venusinos, dijo, me contactarían y yo trabajaría con ellos. Esto se ha cumplido parcialmente en nuestro contacto y comunicación con Sanat Kumara, espíritu planetario de Venus y el que envió este mensaje”[4].

 

El Dr. Laughead fundó el “Quest Group” que mantiene reuniones para “explorar el profundo significado de la Cristiandad y otras religiones, además de la metafísica”. (¡Fue en aras de todas estas tonterías que Laughead arruinó su vida!)

 

Cuando oscureció un amigo llamado Andy Vail mostró una película de 47 minutos que él tituló: “We Have Seen The Saucers”. La película supuestamente proporcionaba “pruebas de la realidad de la nave espacial”.

Del segundo libro, Mysterious Signs in the Sky, encontramos un apunte en internet. Menciona que el libro está dedicado a los contactos personales de Norken con seres extraterrestres:

Los avistamientos de ovnis de Israel Norkin abarcan un período de 30 años, y este libro es el relato fascinante de sus contactos personales con extraterrestres y su investigación en profundidad en el campo de los ovnis. La relación del Sr. Norkin con las Inteligencias Superiores como él las llama, lo convirtió en un maestro y estudiante. Los cielos nocturnos del Desierto de Mojave en California se convirtieron en una gran pizarra sobre la que este hombre solitario presenció gloriosas exhibiciones de luz. Finalmente, la comunicación telepática se alcanzó, y el autor, cada vez más receptivo a los maravillosos acontecimientos, supo que era hora de contar su historia. Mysterious Signs in the Sky es la historia detrás de tres fases de investigación de platillos y contacto con seres de otros mundos. Ilustrado con sus propias fotografías de naves espaciales extraterrestres, el Sr. Norkin claramente hace su punto – no estamos solos. Pero, en última instancia, el mensaje aquí es que el autor y otros contactados no tienen el monopolio de los avistamientos; Es un fenómeno que puede ser obvio para cualquiera. Israel Norkin ha roto el código y nos muestra qué buscar. El lector se alejará de esta narrativa provocativa con un renovado sentido de maravilla infantil… y ese es el regalo más preciado del Sr. Norkin.

 

Esta zona desértica de Joshua Tree, Landers y otras áreas del desierto de Mojave han sido un foco de actividad ovni durante muchos años, y muchos contactados famosos como George Van Tassel y George Adamski han hecho contacto con seres en esta área.

 

MysteriousSignsInTheSky1Este libro es una necesidad para cualquier persona que esté interesada en el estudio serio de la ufología y los contactees.

 

Misterios en el cielo Tapa dura – 1984

 

Por Israel Norkin

 

Hardcover: 101 pages

 

Editor: Exposition Press (1984)

Hay una fotografía de Israel Norkin, durante la Tercer Convención de Naves Espaciales de Giant Rock, en la que aparece mostrando algunas de las fotografías de platillos voladores que él mismo tomo. Desdichadamente el documento que tengo es una fotocopia en donde no se puede apreciar la grandeza de estas naves interplanetarias. Es muy probable que Norkin haya publicado esta fotos en su libro Saucer Diary, en donde podemos ver varias fotos de contactados, platos voladores y portadas de libros sobre platillos volantes.

Sobre los contactos de Israel Norkin nos ocuparemos en la siguiente entrada.

REFERENCIAS

Norkin Israel, Saucer Diary, Pageant Press; New York, 1st edition 1957. 137 pages.

Norkin Israel, Mysterious Signs in the Sky, Exposition Press, Smithtown, New York, 1984. 101 pages.


[1] Ver: Understanding Vol II, No. 8, julio de 1957

Understanding Vol II, No. 9, octubre de 1957

[2] Understanding, Vol I, May 1956.

[3] “Spacecraft Convention”, Proceedings of the College of Universal Wisdom, Vol. 4, No. 2. March-April 1956. p. 3; Also: “Spacecraft Convention Echoes”, Proceedings of the College of Universal Wisdom, Vol. 4, No. 3. May-June 1956. p. 5.

[4] Norkin, Israel. Saucer Diary. New York: Pageant, 1957. p.