Archivos de la categoría Ovnis

La fotografía Fayetteville

La fotografía Fayetteville

NorthwestArkansasTimes-Fayetteville-Arkansas-7-7-1947aOtra fotografía de estudio, para ilustrar un artículo sobre platos voladores fue la que apareció en la portada del Northwest Arkansas Times, de Fayetteville, Arkansas, del 7 de julio de 1947

En una de las columnas podemos leer

NorthwestArkansasTimes-Fayetteville-Arkansas-7-7-1947c“Platillos Voladores” avistados cerca de la ciudad, aparecen en toda la nación[1]

Disco reportado sobre granja de Henry Seay

El único hombre en la vecindad de Fayetteville que ha informado haber visto un “platillo volador” – Henry Seay, un granjero – no está impresionado por los informes de todas partes en la nación de que los “platillos” son invasores del espacio exterior o aeronaves dirigidas a control remoto.

“Tal vez las cosas que la gente ha visto en Texas son máquinas hechas por el hombre”, dijo hoy Seay, “pero lo que yo vi era enteramente natural. Creo que fue causado por los remolinos de viento a grandes alturas”.

De acuerdo con la teoría de Seay, los cuerpos brillantes de forma oval que volaron sobre su granja dos millas al Norte de Fayetteville sobre la Autopista 71 las noches del viernes y el sábado fueron producto del viento y la erosión del terreno.

“Hay arenas brillando en muchas partes del país”, dijo. “Creo que los platillos que vi eran simplemente arena succionada al aire por los fuertes vientos”.

Él recuerda haber visto “platillos” similares hace años en Carolina del Norte. Las cosas son muy comunes ahí, dijo, donde muchos de los nativos creen que son espíritus de los muertos. Las arenas brillantes, los fox fire y el fuego de San Elmo también son comunes en esa región, dijo.

Seay avistó el primer “platillo” poco después de oscurecer la noche del viernes, y primero creyó que era alguna forma de fuegos artificiales. Él los describió como alrededor del tamaño de un plato de comida y dijo que volaba erráticamente. Arena, cayendo del objeto, lo golpeó y asustó a un hato de ganado en su granja. El objeto estaba volando hacia el Noreste alrededor de unos 300 pies, dijo. Otros dos también fueron avistados, pero estaban considerablemente más altos.

La noche del sábado, otros tres “platillos” cruzaron la granja de Seay, pero estaban mucho más alto que en la noche previa. Todos se movían en la misma dirección, viajando con el viento a una velocidad baja.

Un segundo artículo dice:

NorthwestArkansasTimes-Fayetteville-Arkansas-7-7-1947fExplicación del misterio aún por encontrar[2]

San Francisco, Julio 7, (UP) – De un extremo al otro del país, hoy se añadieron al misterio que ha asombrado a la nación desde el 25 de junio, nuevos informes de los “latillos voladores” en forma de disco volando a través de los cielos.

No hay una explicación satisfactoria para el fenómeno. Los platillos fueron informados vistos por primera vez en el estado de Washington el 25 de junio. Entonces personas en otros estados el Oeste dijeron que ellos los habían visto. El pico llegó en las fiestas del 4 de julio, cuando por primera vez fueron informados vistos al Este del Mississippi.

La última tabulación mostraba que los objetos misteriosos habían sido informados vistos en 38 estados, el Distrito de Columbia y en Canadá. Ayer fueron informados haber sido vistos en más de una docena de estados y en el Suroeste de Ontario.

Una patrulla aérea de la Guardia Nacional de Oregón informó que había fallado en avistar uno de los objetos. La Guardia planeó enviar un avión hoy para observar cerca de St. Maries, Idaho, donde una mujer dijo que 10 personas vieron ocho de los discos desaparecer en el bosque el 3 de julio.

La mayoría de los observadores usualmente concuerdan que los objetos eran redondos u ovales. Las estimaciones de su tamaño han ido de una casa de cinco habitaciones o más grande que un aeroplano a una descripción de “una bola plateada de seis pulgadas de diámetro”.

NorthwestArkansasTimes-Fayetteville-Arkansas-7-7-1947dEl Ejército, la Marina y la Comisión de Energía Atómica todos negaron cualquier conexión con el misterio. El vocero de las Fuerzas Aéreas del Ejército en Washington dijo que las AAF habían estado revisando los informes, pero que “todavía no tenemos la más ligera idea de lo que puedan ser”.

Algunos científicos sugirieron que los reflejos de luz, tales como los de las aeronaves, pueden dar cuenta de los objetos brillantes que han sido informados. En algunos casos, los observadores han insistido que los “platillos” han estado acompañados de sonido.

El General Carl Spaatz, comandante de las Fuerzas Aéreas del Ejército, en el Pacífico Noroeste, en un viaje de pesca dijo que él no sabía nada sobre los objetos misteriosos o de ningún plan de usar aviones de la AAF para buscarlos.

En Bozeman, Mont., Casey Baird, piloto de un P-38, un avión de seguimiento trabajando para la United States Geodetic Survey, informó que él había sido forzado a evadir un grupo de discos voladores y que su fotógrafo trató de obtener una fotografía.

Cita leyes de la vista

En Nueva York, Howard W. Blakeslee, editor de ciencia de Associated Press, dijo “mucho de lo que ha sido descrito sobre los platillos voladores puede ser explicado por ciertas leyes de la vista.

“Todos los objetos aparecen redondos o casi redondos a cualquier distancia que esté cercana al límite de qué tan lejos pueda ver una persona. Si los objetos son vistos por luz reflejada, como lo informan la mayor parte de los casos, ellos ciertamente deben ser redondos y si los reflejos son de la luz solar entonces los tamaños informados son los que podría esperarse de reflejos de luz distantes.

“Las descripciones de virtualmente todos los platillos como redondo y planos concuerdan exactamente con los trucos que juegan los ojos. Estos trucos varían con las diferencias en el clima y luminosidad.

“Yo he visto platillos voladores sobre Long Island Sound cerca de mi casa no solo este año sino en años anteriores”.

Finalmente el pie de foto en medio de estos dos artículos dice:

Realmente nadie ha visto el avistamiento de arriba. Pero el fotógrafo sobrepuso algunos platillos con alas en una fotografía aérea del centro de Fayetteville para mostrar cómo se podrían ver los “platillos voladores” sobre la ciudad.

NorthwestArkansasTimes-Fayetteville-Arkansas-7-7-1947eEn la página 6 de esa misma edición del Northwest Arkansas Times encontramos la fotografía de Frank Ryman.


[1] Anonimo, “Flying Saucers” Sighted Near City, Appear All Over Nation, Northwest Arkansas Times, Fayetteville, Arkansas, July 7, 1947.

[2] Anonimo, Explanation of Mystery Yet To Be Found, Northwest Arkansas Times, Fayetteville, Arkansas, July 7, 1947.

Oliendo un misterio

OLIENDO UN MISTERIO

13.2.17

Peter Rogerson

TheBrimstoneDeceitJoshua Cutchin. The Brimstone Deceit: An In-Depth Examination of Supernatural Scents, Otherworldly Odors and Monstrous Miasmas. Anomalist Books, 2016.

Este libro podría haber sido titulado o subtitulado “Por su nariz usted los conocerá” y, si bien ha habido numerosos libros sobre lugares sobrenaturales y sonidos este es casi seguro el primero en olores sobrenaturales. Cutchin observa que extraños olores están asociados con una variedad de experiencias anómalas, y aquí se concentra en cuentos de ovnis, fantasmas y Bigfoot. Mientras que documenta una gran variedad de apestosos, pueden caer en dos categorías, escenas agradables como perfume o flores o quizás incluso el olor del pescado y las virutas, y los olores fundamentalmente desagradables, que a menudo ofrecen azufre y sus productos, sulfuro de hidrógeno y dióxido de azufre.

Los fantasmas pueden oler a muerte y a decadencia, los ovnis pueden estar asociados con olores de azufre, ozono y varios químicos y Bigfoot tiene una tendencia a apestar el lugar.

Cutchin dedica mucho espacio a la química detrás de tales olores y qué procesos inorgánicos y orgánicos pueden producirlos. No me siento seguro de discutir mucho de eso. Estoy más interesado en lo que estos olores simbolizan, que parecen ser una especie de taquigrafía que le dice algo acerca de la naturaleza de lo que se supone que se trata. Los santos o sus cuerpos pueden exudar olores dulces como símbolos de su santidad, los ovnis pueden exudar olores químicos como símbolos de su tecnología y los hedores de Bigfoot son símbolos de su animalidad.

Tal vez el tema unificador es el del azufre, que Cutchin señala es a la vez un veneno, especialmente en su forma compuesta, y es esencial para la vida y se puede utilizar en la curación. No saca algo que creo que es crucial aquí, el azufre es un producto del vulcanismo, incluso hoy en día hay mineros de azufre que arriesgan sus vidas obteniendo la materia de los cráteres volcánicos humeantes.

Los volcanes son ejemplos de la naturaleza en su estado más salvaje y más indomable. Son masivamente destructivos y, sin embargo, después de la erupción, dejan un terreno extremadamente fértil, por lo que los humanos se han instalado a su alrededor a pesar del peligro. Los seres humanos deben haber notado esto desde tiempos muy tempranos y los volcanes bien podrían haber sido los primeros objetos de adoración como fuerzas primas de creación y destrucción. Las montañas volcánicas se elevan hasta los cielos y descienden hasta las profundidades y por lo tanto son lugares donde el inframundo, la tierra media y el mundo superior de los dioses se encuentran y hay pasajes entre ellos.

En la mitología cristiana los volcanes adquirieron un carácter más demoníaco, son sus lagunas hirvientes de lava lo que da lugar a la idea de que el infierno es un lugar de intenso e incesante calor. El azufre, asociado con los volcanes, se convierte en el símbolo de las profundidades crónicas y de la transformación incesante.

El ozono se asocia con el rayo, otro ejemplo de la naturaleza en su estado más salvaje, un portador de fuegos salvajes que son de nuevo agentes de muerte y fertilidad y por lo tanto de transformación.

El mal olor de Bigfoot marca su animalidad y su antítesis a la sociedad humana educada. Es una criatura del desierto y naturaleza salvaje. El olor a la decadencia asociado con algunos fantasmas se remonta a tiempos en los que los fantasmas eran considerados no como los fantasmas etéreos de hoy, sino como cadáveres deshuesados, muy físicos y podridos. La corrupción y la decadencia son medios por los cuales un cuerpo humano abandona el mundo del hábitat y la cultura y entra en el desierto de la naturaleza cruda. Es otro ejemplo de transformación.

Por lo tanto, los olores sobrenaturales documentados aquí podrían ser asignados a dos categorías, los olores fantasmales de perfume, de la cocina (otro ejemplo de transformación), etc. son símbolos de recuerdos persistentes de un hábitat “hogareño” anterior. Los malos olores son simbólicos de algo que viene de fuera del hábitat humano.

Estos intrusos pueden parecer superficialmente algo del hábitat, bigfoot camina como y vagamente se parece a un ser humano, pero su hirsutismo y los olores animales dicen que no es nada de eso, los ovnis pueden parecerse a los productos de la tecnología y la cultura extraterrestre), pero los olores extraños como su comportamiento evasivo sugieren que son algo completamente distinto. Sospecho que esto podría ser lo que Cutchin está sugiriendo con sus alusiones alquímicas en el capítulo final, pero ese es un tema en el que no tengo experiencia suficiente para discutir.

Si es posible que no quiera inspirarse en este tipo de reflexiones filosóficas de este libro, puede leerse igualmente como una fuente de experiencias humanas extraordinarias o del folclore moderno. Ciertamente, representa un enorme esfuerzo en la recopilación de material y sin duda será referido por personas con puntos de vista muy diferentes.

http://pelicanist.blogspot.mx/2017/02/sniffing-out-mystery.html

Una explicación científica de la ignorancia ufológica

Una explicación científica de la ignorancia ufológica

23 de febrero de 2017

Rich Reynolds

NewYorker2-22-17El New Yorker actual [2/27/2017], representado aquí, tiene un artículo de Elizabeth Kolbert, That’s What You Think, Page 66 ff.

La pieza aclara “por qué la razón y la evidencia no cambiarán nuestras mentes”.

La reportera Kolbert proporciona una serie de experimentos (psicológicos y de otro tipo) que demuestran (confirman) por qué las personas razonables parecen a menudo totalmente irracionales.

Se cita el “sesgo de confirmación”: “la tendencia de las personas a aceptar información que apoya sus creencias y rechaza la información que las contradice”. [Página 68]

Kolbert escribe: “Si la razón está diseñada para generar juicios sólidos, entonces es difícil concebir un defecto de diseño más serio que un sesgo de confirmación”. [Ibid]

El principal argumento expresado por la Sra. Kolbert, con los libros referenciados para apoyar el argumento, es que los seres humanos han evolucionado a desechar la razón en deferencia a esto:

“La razón se desarrolló no para permitirnos resolver problemas abstractos, lógicos o incluso para ayudarnos a sacar conclusiones de datos desconocidos; Sino que se desarrolló para resolver los problemas planteados por vivir en grupos colaborativos”. [Ibid]

“La gente cree que ellos saben mucho más de lo que realmente saben. Lo que nos permite persistir en [una] creencia es la otra gente”. [Página 70]

“Por regla general, los sentimientos fuertes sobre los temas no surgen de la comprensión profunda”. [Ibid]

Un libro escrito por Jack y Sara Gorman ofrece este escrito de Kolbert:

“[Los Gormans] citan la investigación que sugiere que la gente experimenta placer genuino – una oleada de dopamina – al procesar información que apoya sus creencias. ‘Se siente bien aferrarse a nuestras armas, incluso si estamos equivocados’” [Página 71]

“Proveer a la gente con información precisa no parece ayudar; simplemente la descartan”. [Ibid]

Proporciono este relato diluido para apoyar mi punto de vista, y el de algunos de ustedes, que ofrece una comprensión de por qué y cómo algunos proponentes de UFO ETH operan y piensan (o no, según sea el caso).

Usted puede encontrar el artículo en línea creo.

Extraje la inclinación política y los ejemplos detallados sobre varios aspectos de la sociedad que hacen el punto. La Sra. Kolbert sugiere para llegar a mi punto:

Que los aficionados a los ovnis y los ufólogos de núcleo duro son rejuvenecidos por sus compañeros iguales y ha sido perjudicial para la investigación de ovnis.

También va al corazón de la discusión aquí sobre la difícil situación de Kevin Randle con los no pensadores y los habitués de Roswell.

El tema ovni está lleno de ignorancia y no pensar; todos sabemos eso.

La astuta pieza del New Yorker de la Sra. Kolbert explica por qué eso es así,

http://ufocon.blogspot.mx/2017/02/a-scientific-explanation-for-ufological.html

Franklin y Dorothy Thomas: Los editores (2)

Franklin y Dorothy Thomas: Los editores (2)

La mayoría de los libros que publicó Franklin Thomas en la editorial New Age Publishing Company y que tenían como autor a su esposa Dorothy Thomas, fueron plagiados de otros autores. Tal es el caso de The Coming of the Great White Chief!, que fue tomado de la obra de Norman C. Pierce The Great White Chief and Indian Messiah[1].

De hecho el original de Pierce, de 1971, aunque fue publicado posteriormente a la edición de los Thomas, ya había circulado a través de copiado y re copiado, de mano en mano, dentro de la comunidad mormona, mucho antes de 1955.

Este relato muy dudoso, debido a ciertos comentarios sobre su manera de vestir y estilo de vida de los indios del Sureste mexicano. El relato fue escrito por un mormón, más probablemente un mormón fundamentalista tratando de utilizar el ángulo lamanita para soportar sus creencias.

Existen muchos anacronismos, como que las supuestas tablillas fueron transportadas, primero del viejo mundo hacia lo que hoy es Perú y de ahí subieron hacía Centroamérica hasta llegar a Tenochtitlán, huyendo de los españoles. Nuevamente viajaron del país azteca hacia la península de Yucatán durante la conquista. Tenochtitlán cayó el 13 de agosto de 1521, mientras que el imperio inca capitula el 16 de noviembre de 1532. Los españoles estuvieron antes en México que en Perú, por lo que el itinerario de las tablillas propuesto por Pierce no pudo haberse dado.

De igual forma no son reconocibles ninguna de las tribus mencionadas en este relato, así como la orografía. ¡Pierce habla de lugares desérticos dentro de la Península de Yucatán! Tampoco concuerda la toponimia ni los nombres de los indios depositarios de esos libros sagrados. Las ceremonias de estos indios, además, parecen sacadas de una película de Hollywood de principios del siglo veinte.

Lo anterior es justo lo que explica Richard Eyring Turley en su libro Victims: The LDS Church and the Mark Hofmann Case[2]:

En 1945 comenzaron a circular copias de una historia mecanografiada entre los Santos de los Últimos Días sobre un “Gran Jefe Blanco” cuya gente vivía en una remota región montañosa al Sur de México y que eran descritos en términos reminiscentes al Libro de Mormón. La historia afirmaba que el jefe se había convertido en el líder “de todas las tribus indias y naciones del hemisferio Oeste” y estaba preparándolos para construir un gran templo en los Estados Unidos. El autor de la historia, un miembro de la iglesia, atribuía su información a un navajo descrito como historiador tribal[3].

 

Pronto la historia fue denunciada por varios líderes de la iglesia. En 1953, sin embargo, las copias de la historia habían estado circulando tan ampliamente entre los miembros de la iglesia que Spencer W. Kimball (un miembro del Quorum de los Doce quien se convertiría en presidente de la iglesia en 1973) encontró necesario publicar un artículo sobre ella. “A pesar del hecho de que la gente ha sido repetidamente advertida por carta, a través de sus autoridades eclesiásticas locales y desde el púlpito y la prensa, todavía hay algunos que persisten en dispersar esta historia ficticia de “The Coming of the Great White Chief”, escribió. Aunque él atribuía la prominencia de la historia a “personas bien intencionadas” que habían “copiado y distribuido a lo largo y a lo ancho esta historia fantasiosa”, señaló que los elementos más evocativos de la historia habían sido “investigados profundamente” y “se encontró que eran engañosos, y la mayoría de sus elementos totalmente falsos”. Él concluyó su artículo expresando esperanza de que “cesará la duplicación y circulación de esta historia ficticia”[4].

 

Sin embargo la historia continuó circulando, y en 1966, la Iglesia emitió otra declaración, esta vez a los líderes locales de la iglesia. “Aunque esta historia ha sido repudiada en numerosas ocasiones y encontrada ser falsa en prácticamente todos sus mayores alegatos”, explicaba la declaración, “Personas no informadas continúan duplicando y distribuyendo copias de esta composición mítica. Por lo tanto, se solicita que los miembros sean instruidos en abstenerse de duplicar y distribuir copias de esta historia ficticia”[5].

Alteraciones del pasado

Eyring continúa relatando varios otros casos de fraudes arqueológicos y antropológicos relacionados con los mormones, en el capítulo Alterations of the Past. Aunque no tienen nada que ver con los Thomas o con el asunto del “Gran Jefe Blanco”, por lo menos dos de estos casos son muy interesantes y como no nos desvían mucho de esta historia y caen bien dentro de la temática de este blog, las publicamos a continuación.

A principios de los sesentas, una docena de tablillas metálicas llamaron la atención de los estudiosos mormones. Supuestamente descubiertas en una tumba mexicana entre 1952 y 1956, las Padilla Gold Plates (como fueron llamadas, por uno de sus descubridores) generó excitación entre algunos que reconocieron que las inscripciones en las tablillas eran paralelas a los caracteres en el Libro de Mormón que Martin Harris mostró a Charles Anthon en 1828[6].

 

Los estudiosos en la iglesia mantenida por la Brigham Young University recibieron la noticia del descubrimiento de las tablillas con escepticismo. De sus estudios preliminares, los estudiosos concluyeron tentativamente “estas tablillas de oro de México son falsificaciones, y un verdadero fraude ha sido cometido, ya que las tablillas son reportadas haber sido vendidas por una gran suma de dinero, sobre el testimonio del “descubridor” de que eran de un origen antiguo”[7].

 

Más de una década más tarde, un profesor de arqueología y antropología en la universidad entregó un artículo informando un estudio cuidadoso de las tablillas. “Si son auténticas”, postuló, “estas doce tablillas del tamaño de un timbre postal representan la más significante evidencia arqueológica del Libro de Mormón que ha aparecido. Si no son auténticas, son un fraude vergonzoso”. Revisando los resultados de varias pruebas científicas que revelaron varios “grandes anacronismos tecnológicos”, el profesor concluyó “que las Padilla Plates no son auténticas”. Sugirió que “dado que todos los factores considerados, el caso en contra de la autenticidad de las Padilla Plates debe ser cerrado de una vez por todas”[8].

 

En 1977, la teoría de Spalding, condenada como una “falsificación de base” por los primeros mormones y rechazada por un amplio rango de estudiosos, captó brevemente los encabezados una vez más cuando tres investigadores californianos afirmaron tener evidencia de que Solomon Spalding escribió doce páginas del Libro de Mormón original. Los investigadores informaron que habían proporcionado reproducciones amplificadas de las páginas en disputa, junto con muestras de la escritura del manuscrito Spalding redescubierto en 1884, a tres analistas de escritura quienes, informó Los Angeles Times, eran “todos ellos bien conocidos en su campo, trabajaban independientemente y no conocían la conexión con el Libro de Mormón”[9].

 

El primer analista, quien “había analizado cientos de casos”, supuestamente informó al Times que era su “opinión definitiva de que todos los escritos en cuestión… (fueron) escritos por la misma persona conocida como Solomon Spaulding”. El segundo analista, quien “dijo que había sido un examinador de documentos cuestionables para el departamento de la policía de Milwaukee y el U.S. Treasury así como sirviendo como director para varias organizaciones nacionales de documentación e identificación”, se dijo que había concluido, “Este es uno y el mismo escritor”, aunque condicionó su respuesta a que si las copias que él tenía eran buenas. El tercer analista, quien también era “frecuentemente llamado para testificar en casos de la corte”, ofreció su “opinión y conclusiones consideradas de que todos los escritos fueron ejecutados por Solomon Spaulding”. Sin embargo, mientras informaba de estas declaraciones, el Times también llamó la atención sobre la supuesta relación Spaulding y señaló que “el proyecto de investigación no es del todo un estudio desinteresado”[10]. Resultó que, el más vocal de los tres investigadores, era un ex mormón, y un prominente anti-mormón había pagado los costes de los tres expertos en escritura[11].

 

Mientras tanto, los historiadores de la iglesia en Salt Lake City negaron con firmeza que las páginas disputadas del Libro de Mormón fueran escritas por Spalding. “Hemos comparado esta escritura en el manuscrito del Libro de Mormón con los escritos de Spaulding que fueron hechos hace más de 20 años antes y absolutamente no hay concordancia”, respondió Leonard J. Arrington del Departamento Histórico de la iglesia[12]. Arrington encontró que la teoría propuesta era “completamente insostenible”. “Requeriría que creyéramos que Spaulding había escrito 12 páginas en su cuaderno”, continuó Arrington, “que esas 12 páginas de alguna manera derivaron 14 años más tarde en las manos de un joven granjero no relacionado (Joseph Smith) a gran distancia, que este joven mientras dictaba el Libro de Mormón insertara estas 12 páginas en sus manuscritos a través de su narrativa y que esas 12 páginas concordaran exactamente con el tamaño y textura del papel que estaba justo delante y por detrás en el manuscrito”. “Tenemos confianza inquebrantable”, dijo Arrington, “de que el Libro de Mormón fue escrito por escribanos en 1829 como viene de los labios de Joseph Smith”.

 

Pronto, loes expertos en escritura contratados comenzaron a aparecer menos unidos en sus puntos de vista que lo que habían sugerido los primeros informes. Pronto uno desertó del proyecto, manteniendo que la prensa había malinterpretado su opinión y que el anti-mormón que ayudó a financiar la investigación “tenía una vendetta contra la iglesia”. Los otros dos tomaron posiciones opuestas. “Así que”, una historia de Associated Press bromeó, “el score es uno a uno, con una abstención”.

Natoni Nezbah, el navajo

En el apéndice de su libro Norman C. Pierce, que estamos publicando por entregas en este mismo blog, escribe lo siguiente:

LA PROFECÍA DE JOSEPH SMITH

 

NATONI NEZBAH, EL NAVAJO

 

En 1945, este escritor entrevistó a un indio de Navajo con el nombre de Natoni Nezbah, que afirmaba que había visitado la ciudad sagrada de los indios blancos en el extremo sur de México, y que se había reunido y recibió enseñanzas de su Gran Jefe Blanco, Echa Tah Echa Nah, el Poderoso y Sabio, cuyo nombre es Joseph, que era también el nombre de su padre antes que él.

 

Toni, como lo llamamos, también afirmó que la Echa Tah Echa Nah había sido aclamado como el Súper Jefe de todos los otros jefes indios en una gran conferencia de indios principales de Norte, Sur y América Central, que se celebró en el lago de Pátzcuaro en el mexicano estado de Michoacán, en abril de 1940. Toni contó una larga historia, detallada acerca de estos indios, blancos y sus creencias, la cultura y la sociedad utópica que parecía ser ideal. Y dijo que era su plan hacer pronto una migración masiva hacia el Norte, y cómo iban a amalgamarse con los mormones. Pero él estaba presentando una tabla de tiempo que estaba muy por delante del evento real, que debe venir después de 30 años de tribulación sin precedentes.

 

No hace falta decir que estaba fascinado con la historia y pronto la puse en forma de manuscrito, siendo muy fiel al detalle como él me la relató. Sin embargo, una copia de este manuscrito se salió de mis manos, y pronto recibió una gran difusión por copia y re-copiado, multicopiado e impreso. En efecto, una de las autoridades generales de la Iglesia, que lo supo, me informó que si tuviera un centavo por cada copia de la misma, sería un hombre rico.

 

El Jefe Howard L. LaHurreau de los indios Pottawattomie, al ser entrevistado por Milton R. Hunter y otros en o cerca de Ft. Wayne, Indiana, el 15 de junio de 1951, verificó que Natoni Nezbah habían enseñado en esta “Star City” de los indios blancos, pero que había roto sus votos indios poniéndose en contacto con los mormones y ofreciendo llevar a cualquiera de ellos a esta ciudad sagrada.

 

Una vez más, 1955, esta misma historia recibió amplia circulación de nuevo en un folleto publicado por la New Age Publishing Company, operada por Dorothy Thomas, de Glendale, California. Curiosamente la señora Thomas pronto recibió una invitación del Jefe Dan Kat Chongva[13] de los indios Hopi de ir a visitarlo sobre este asunto.

 

EL TESTIMONIO HOPI

 

El venerable anciano jefe, que se dice que ahora tiene 110 años, verificó la historia, a pesar de que declaró que Natoni Nezbah no era un verdadero mensajero autorizado de Echa Tah Echa Nah. No obstante, afirmó que la historia era básicamente cierta, y que los indios Hopi buscan con interés la llegada del Gran Jefe Blanco, junto con el Verdadero Hermano Blanco. El Verdadero Hermano Blanco les había llevado a su actual país de origen, y les había dado unas tablillas sagradas para que las mantuvieran hasta que volviera con otras tablillas que coincidirán con ellas, y las inscripciones sagradas al respecto puede ser revelada.

 

Estos poderosos líderes, dijo, serán capaces de unir a todos los indios de América del Norte en conjunto como una sola nación, y reunirlos en Tierra Hopi para escapar del DÍA DE PURIFICACIÓN, o el Día del Juicio Final, que está a punto de venir sobre el mundo. Este es el tiempo de acuerdo a las profecías indias, en que los que hacen el mal serán barridos de la faz de la tierra, y en su mayoría los indios serán dejados para heredar la tierra de América. Una profecía india conocida afirma que el dinero del hombre blanco pronto se hará inútil; entonces van a destruirse a sí mismos casi luchando entre ellos y los negros. A continuación, después de nuevas sentencias 112 serán visitados sobre la tierra, el indio heredará su propia tierra una vez más.

 

LA PROFECÍA HOPI

 

La versión Hopi de la profecía sobre el Día de la Purificación, ha sido publicada recientemente en la portada de “The Prescott Courier”, del 9 de agosto de 1970 cuando el viejo Jefe Dan Katchongva visitó Prescott para ser testigo de una serie de avistamientos de ovnis predichos. Estaba buscando una señal tan esperada de ellos. Estos avistamientos de ovnis fueron presenciados por cientos de personas, y también fueron fotografiados y las fotos publicadas en la primera página del Courier, junto con la historia Hopi. En efecto, las historias de ovnis fueron presentadas durante tres días. (Véase también la revista FATE de abril de 1971.)

 

La profecía Hopi de la primera página de “The Prescott Courier” dice:

 

“Los Hopi creen que la raza humana va a pasar a través de tres etapas de la vida desde su origen. Tres es un número sagrado. Al final de cada etapa, la vida humana tiene que ser purificada o castigada por ciertos actos del Gran Espíritu, principalmente debido a la corrupción, la codicia y el alejamiento de las enseñanzas del Gran Espíritu. La última gran destrucción fue por inundación, que destruyó a casi todos los fieles”.

 

“Los Hopi ahora esperan el siguiente Día de la Purificación, momento en el cual serán castigados o destruidos todos los autores malos o equivocados, después de lo cual la verdadera paz, la hermandad y la vida eterna se producirá”.

 

“Ellos creen que un gran incendio y explosión señalará la venida del Verdadero Hermano Blanco. Esto, en su opinión, será una señal para una migración indígena de México, América Central y del Sur para comenzar”.

 

“Los Hopi creen que su Verdadero Hermano Blanco, cuando venga, será todo poderoso y él llevará una gorra roja o una capa roja. Será (con) una gran población, y no pertenecerá a ninguna religión sino a la suya propia. Él traerá consigo las tablillas sagradas de piedra. Grande será su venida. Ninguno será capaz de enfrentarse a él. Todo el poder en este mundo será colocado en sus manos, y él vendrá con rapidez y en un día conseguirá el control de todo este continente. Los Hopi han sido advertidos de nunca tomar las armas”.

 

LOS HOPI OBTIENEN LA SEÑAL PROFÉTICA DE LOS OVNIS

 

Este evento se informó de nuevo en “The Albuquerque Journal” para el 10 de octubre de 1970, en un artículo de lleva estos titulares: HOPI GET PROPHECY SIGN FROM UFO’s, y una historia de cinco columnas de la siguiente manera.

 

“Hemos visto los platillos voladores y hemos oído su mensaje para nosotros”, dijo el jefe de Dan Katchongva, declarando que el Día de la Purificación estaba cerca. El Jefe Dan Katchongva era el líder de una delegación Hopi que fue a las Naciones Unidas en 1959, para advertir a los líderes mundiales reunidos del inminente Día de la Purificación, y para advertirlos también de la gran necesidad de que se arrepintieran y establecer y mantener la paz en el mundo, o sufrir las consecuencias del Día de la purificación”.

 

El artículo concluye con las palabras del viejo jefe: “Sabemos que los fieles han de ser reunidos para escapar del Día de la Purificación. Por lo tanto, cuando el gran incendio y explosión tenga lugar, se verá en todo el Norte, Sur y la América Central, y la tierra se sacudirá. Por lo tanto, cuando el Verdadero Hermano Blanco venga, escúchenlo y reúnanse cuando la energía provenga del Sur”.

 

“Le damos nuestro testimonio, y todo lo que les decimos es verdad”, dijo el Jefe, “Así que ya no tienen excusa de que no se les dijo”.

 

¿Podemos negarlo? En verdad el día de los indios está a punto de amanecer, mientras que el día del hombre blanco ya está en el crepúsculo, y se acerca rápidamente a la oscuridad.

 

Algunos pensamientos de despedida

 

Su atención se llama a Isaías 30:26, donde se habla de que la Luna llegará a ser “como la luz del Sol, y la luz del Sol siete veces mayor, como la luz de siete días”. Esta podría ser la señal luminosa, visible sobre las Américas, es decir para marcar el inicio de la gran migración india desde el Sur.

 

El Verdadero Hermano Blanco parece ser Cristo, cuya presencia propia será en esta gran migración, de acuerdo con la Doctrina y Convenios, 103:19-20: “Por tanto, no se ablande vuestro corazón, porque yo os digo, como les dije a sus padres: mi ángel irá delante de vosotros, pero no es mi presencia, pero os digo: mis ángeles subirán delante de ustedes, y también de mi presencia, y con el tiempo habéis de poseer la buena tierra”.

 

La capa roja y la tapa del Verdadero Hermano Blanco se aclara en Doctrina y Convenios 133:50-51: “Y serán oídos su voz: He pisado yo solo el lagar, y he traído juicio sobre todo pueblo; y ninguno de mis compañeros. Y los he hollado con mi ira, y yo pise con mi ira, y la sangre que tienen salpicó mis vestidos, y ensucié todas mis ropas; para esto fue el día de la venganza que estaba en mi corazón”.

 

En cuanto a la gran reunión de los indios para escapar del Día de la Purificación, llamamos la atención sobre la promesa de Cristo en el Libro de Mormón, en 3 Nefi 20:13-16, donde promete “recoger los restos (o indios) desde el Norte, Sur, Este y Oeste, para traerlos al conocimiento del Señor su Dios, que los ha redimido. Y el baño de Padre me mandó que os diera (los nefitas y lamanitas, etc.) ESTA TIERRA PARA SU HERENCIA”.

 

El Presidente John Taylor indicó que sólo 10% a 25% de los LDS[14] sobrevivirían las pruebas que hay que enfrentar durante la creación en orden y el período de juicio.

 

Isaías también indicó que una décima parte se salvó cuando le preguntó al Señor acerca de esto: “Entonces dije: Señor, ¿hasta cuándo? Y respondió él: Hasta que las ciudades estén asoladas y sin habitantes, las casas sin hombre y la tierra esté hecha un desierto, y el Señor haya echado lejos los hombres, y haya lugares abandonados en medio de la tierra”.

 

“Pero aun quedará en ella una décima parte, y ellos (el décimo) se convertirán, – la semilla santa será la sustancia de los mismos”. (La semilla santa para la población milenaria.) – ver Isaías, 6:11-13.

 

No debemos suponer que porque los indios blancos de necesidad, tuvieron que limitar su crecimiento de población dentro de su pequeño valle, escondido, que esta situación prevalecerá una vez que migren a la Nueva Jerusalén. En efecto, Isaías habla de esta misma situación en relación con los que sobreviven a las resoluciones judiciales en los días de la rama profeta: (Is. 4:1-3)

 

“En ese día siete mujeres echarán mano de un hombre, diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente sea llamado por tu nombre para quitar nuestro oprobio (de esterilidad.)

 

“En ese tiempo el renuevo de Jehová será para hermosura y gloria, y el fruto de la tierra para grandeza y honra, a los sobrevivientes de Israel. Y acontecerá que el que quedare en Sion, y el que fuere dejado en Jerusalén, será llamado santo; todos los que están escritos entre los que viven en Jerusalén”.

 

Sí, en pie sobre sus propios pies, como una tina en su propio fondo, ¡y trabajar en vuestra salvación!

 

Fin


[1] Pierce C. Norman, The Great White Chief and Indian Messiah, edición del autor, Salt Lake City, 1971.

[2] Eyring Turley Richard, Victims: The LDS Church and the Mark Hofmann Case, University of Illinois Press, Illinois, 1992. 528 pages.

[3] “The Coming of the Great White Chief”, Ms 3337, HDC; Norman C. Pierce, The Great White Chief and the Indian Messiah (Salt Lake City; Norman C. Pierce, 1971), v.

[4] Spencer W. Kimball, “The Coming of the Great White Chief”, Church News, May 16, 1953.

[5] “Avoid Publication of Mythical Story”, Priesthood Bulletin 2, No. 1 (Jan.-Feb. 1966): 1.

[6] Ray T. Matheny, “An Analysis of the Padilla Gold Plates”, Brigham Young University Studies 19 (Fall 1978): 21-22, 33.

[7] “Gold Plates from Mexico”, University Archaeological Society Newsletter, No. 78, Jan. 17, 1962, 4.

[8] Matheny, “Analysis of the Padilla Gold Plates”, 21, 40. Other comparable examples could be cited of forged inscriptions that seem aimed at a Mormon audience. See, e.g., William James Adams, Jr., and Ray T. Matheny, “Archaeological and Cryptological Analyses of the Manti Inscriptions”, Utah Historical Quarterly 44 (Spring 1976): 133-40, in which some bogus inscriptions were found to be made up in substantial part from the brands of Utah cattle ranchers.

[9] Russell Chandler, “Book of Mormon Challenged Anew”, Los Angeles Times, June 25, 1977; Edward E. Plowman, “Who Really Wrote the Book of Mormon?” Christianity Today, July 8, 1977, 32-34; “Mormon Mystery”, Time, July 11, 1977, 69.

[10] Chandler, “Book of Mormon Challenged Anew”.

[11] Ibid.; “LDS Aides Deny Theory”, Salt Lake Tribune, June 26, 1977; “Expert Avoids Opinion”, Deseret News, June 29, 1977; Russell Chandler, “Added Support Seen for Challenge to Mormon Text”, Los Angeles Times, June 30, 1977.

[12] “LDS Aides Deny Theory”.

[13] Este Dan Katchongva no es un personaje de ficción. Fue un jefe indio que murió el 22 de febrero de 1972. Fue el depositario de las “Fire clan tablets” y escribió un folleto, “Hopi: A Message for All People”, Akwesasasne Notes, 1975, en el que revela algunas enseñanzas tradicionales Hopi e incluye algunas profecías para el futuro.

[14] Later Day Saints, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones).