Monstruo elefante pico de pato de Santa Cruz

Monstruo elefante pico de pato de Santa Cruz

8 de julio de 2008

Darren Naish

Bienvenido al día 2 de la semana del monstruo marino. Esta vez el “monstruo” destacado es un cadáver varado: encalló en lo que entonces se llamaba Moore’s Beach (ahora es Natural Bridges State Beach), justo al Noroeste de Santa Cruz, California, en 1925 y, aunque se identificó correctamente en prácticamente toda la literatura criptozoológica que he visto, todavía se identifica aquí y allá en Internet (particularmente en sitios pro-creacionistas) como una anomalía no identificada que desconcertó a los expertos.

Moore's Beach ziphiid compositeNo: la verdadera identidad del cadáver, generalmente apodado como el monstruo de la playa de Moore (a veces el monstruo de Santa Cruz), es obvio y uno debe ser un poco idiota para no resolverlo, o al menos no para trabajarlo, después de un poco de investigación …

Lo que parece haber confundido a las personas es que el cuerpo y la cola formaron una forma tubular de 6 m de largo, creando así la impresión de un cuello super largo (compuesto de arriba de la página “ciencia de la creación” aquí y acreditado a Colecciones Especiales, Universidad de California en Santa Cruz). Según algunas versiones, el cuerpo entero tenía 15 m de largo pero, según las fotos, esta medida es muy probable que sea una exageración. Lo que tampoco ayuda es que algunos autores (escribiendo en periódicos o en libros sobre “misterios inexplicables”) informaron la presencia de patas elefantinas en el cadáver, con uñas de los pies (Chorvinsky 1995). Es difícil de entender por las fotos donde podrían haber estado estas “piernas” y claramente no son visibles en las fotos. Algunos informes se referían a una cola parecida a un pez.

Lo que es más importante, la cabeza estaba muy intacta y se muestra perfectamente en las fotos. Los ojos son pequeños, la frente bulbosa y las mandíbulas forman un “pico” vagamente parecido a un pato. Estas fotos muestran, sin ninguna duda, que el cadáver es de una ballena picuda de Baird descompuesta, o de una ballena de Baird, Berardius bairdii. En la mayoría de los textos se repite el hecho de que esta identificación fue proporcionada por la Academia de Ciencias de California, lo que me hace preguntarme si alguna vez apareció un artículo técnico sobre el espécimen (que yo sepa no). CAS recogió el cráneo y lo agregó a su colección, y hoy está en exhibición en el Cowell Hall de la Academia (me encantaría una foto, ¿alguien tiene una?).

El fourtooth de Baird es el zifio más grande existente: un ejemplar californiano varado en 1904 y otro capturado cerca de Japón y descrito en 1971, ambos tenían aproximadamente 12.8 m de largo (Balcomb 1989 y referencias en él), pero 10-11 m se considera promedio. Tiene dientes extraños, una vida social extraña y un estómago extraño, y para más información mira el artículo de Cameron sobre las dos ballenas aquí.

Un artículo en Internet (por Jordan Niednagel en Creation Science Evangelism) afirma que, si bien el cadáver es de hecho un cetáceo, su identificación como fourtooth de Baird no es correcta porque, mientras que B. bairdii tiene un par de dientes triangulares en la parte delantera de la mandíbula inferior, seguido de un par parecido a una clavija más pequeña ubicada un poco más atrás, el monstruo de la Playa de Moore no tiene dientes obvios y solo tiene unos parches blancos ambiguos en la punta misma de la mandíbula inferior. El autor de este artículo no debe haber visto muchas fotos de los zifios de Baird, sin embargo, porque muestran que, particularmente en individuos jóvenes y ancianos con dientes muy desgastados, los pares de dientes posteriores a menudo son virtualmente invisibles (aparentemente porque se re sumergen en el tejido de las encías), mientras que el par anterior puede ser tan pequeño que aparecen solo como pequeñas manchas blancas (Balcomb 1989, figura 5). Mire la imagen de abajo (por Jack Bumbacher de CAS, de aquí); He insertado la enorme flecha para mostrar lo discretos que están los dientes anteriores en una indudable carcaza de B. bairdii. Lo que vemos en la carcasa Moore’s Beach es completamente consistente con esto. Por cierto, las fauces de la carcasa de Moore’s Beach parecen más cortas que las del cráneo parcialmente defleido que se muestra a continuación porque, bueno, el cráneo que está debajo está parcialmente sin carne. Los cráneos de los cetáceos siempre se ven más mandibulares que los animales vivos porque una gran cantidad de tejido suave envuelve la base de la tribuna en los animales vivos.

Una identificación particularmente inusual del cadáver, aparentemente proveniente de una fuente respetable, se menciona a menudo ya que también parece poner en duda la identificación de B. bairdii. Aparentemente, E. L. Wallace concluyó que no podía tratarse de una ballena y que podría ser un plesiosaurio que se había preservado en el hielo glacial (Reinsted 1975, Chorvinsky 1995). Wallace pensó que la parte del cuerpo con forma de cuello era realmente larga, que los huesos que podía encontrar eran demasiado pequeños para ser vértebras de ballenas, y que el pico indicaba una dieta herbívora. Se dice que dijo “lo llamaría un tipo de plesiosaurio”. Wallace ha sido referido como un “naturalista de renombre” y como alguien que había servido dos veces como presidente de la Sociedad de Historia Natural de Columbia Británica, pero no sé nada sobre él, ni he escuchado su nombre mencionado fuera de la literatura sobre el monstruo de Moore Beach. No puedo felicitarlo por su conocimiento de las ballenas, plesiosaurios o cadáveres podridos.

Las ballenas podridas que han sido identificadas en otras partes del mundo nos muestran que las canales flotantes pueden soltar sus huesos y finalmente parecer trozos amorfos y deformados de goo (a menudo apodados “globsters”, un término inventado por Ivan Sanderson). Definitivamente pueden distorsionarse para crear la impresión de un cuello largo, como lo confirma una foto de otro cadáver de ballena picuda publicada por Dinsdale (1966). El hecho de que el cuerpo del cadáver de Moore’s Beach no se parece mucho al de una ballena (al menos, por lo que podemos decir de las fotos supervivientes) podría no significar mucho, por lo tanto, y también es irrelevante dados los datos obvios que podemos recoger de la cabeza.

¡Otro mañana!

Refs – –

Balcomb, K. C. Baird’s beaked whale Berardius bairdii Stejneger, 1883: Arnoux’s beaked whale Berardius arnuxii Duvernoy, 1851. In Ridgway, S. H. & Harrison, R. (eds) Handbook of Marine Mammals, Volume 4. Academic Press, pp. 261-288.

Chorvinsky, M. 1995. The Santa Cruz sea monster. Strange Magazina 15, 15.

Dinsdale, T. 1966. The Leviathans. Routledge & Kegan Paul, London.

Reinstead, R. 1975. Shipwrecks and Sea Monsters of California’s Central Coast. Ghost Town Publications, Carmel (Ca).

http://scienceblogs.com:80/tetrapodzoology/2008/07/moores_beach_monster.php

Las increíbles fotos de monstruos marinos de Hook Island

Las increíbles fotos de monstruos marinos de Hook Island

7 de julio de 2008

Darren Naish

Le Serrec monster tadpoleBienvenido a la semana del monstruo marino. Sí, toda una semana dedicada a la discusión y evaluación de fotos que supuestamente muestran críptidos marinos o cadáveres de ellos. ¿Por qué hacer esto? No estoy del todo seguro, pero me pareció una buena idea en este momento. Comenzamos con una imagen fantástica que, afortunadamente, has visto de vez en cuando y de la que poco sabemos (de nuevo, para quienes conocen la literatura criptozoológica, me disculpo por haber insultado su inteligencia). A juzgar por los comentarios que he visto en Internet, la gente hoy en día asume que esta imagen es un trabajo de Photoshop único para la era digital, mientras que de hecho es una imagen clásica, muy reproducida, ampliamente discutida en la literatura criptozoológica, y aparece impresa por primera vez en marzo de 1965 (junto con otras). Es la foto de Robert Le Serrec de una enorme criatura parecida a un renacuajo encontrada en Stonehaven Bay, Hook Island, Queensland …

Vamos a señalar que, si el objeto representado aquí es realmente un gran animal marino desconocido, entonces quizás no debería estar en un sitio web llamado Tetrapod Zoology ya que las identificaciones propuestas más populares de la criatura son que es una especie de gigante extraño pescado. Llegaremos al tema de las identificaciones en un minuto. La historia comienza en marzo de 1965 cuando el fotógrafo bretón Robert Le Serrec afirmó, en la revista australiana Everyone, que había obtenido fotos excelentes y genuinas de una verdadera serpiente marina: una criatura descubierta por casualidad mientras descansaba en una laguna. Un relato muy detallado del caso fue escrito por Heuvelmans (1968) y lo que he escrito aquí se basa principalmente en ese relato. Shuker (1991) y Newton (2005) proporcionaron más información.

le serrec variantNaufragó en la Gran Barrera de Coral con su familia y el amigo australiano Henk de Jong, Le Serrec y su familia habían comprado una lancha a motor y habían decidido pasar tres meses en la isla Hook (una de las Islas Whitsunday). Todos cruzaron la bahía de Stonehaven el 12 de diciembre de 1964, cuando la esposa de Le Serrec vio un extraño objeto en el suelo de la laguna. Resultó ser una criatura gigantesca parecida a un renacuajo, que se estima tiene unos 30 pies de largo. Tomaron varias fotos fijas, acercándose gradualmente (la imagen que se muestra aquí es una maqueta que encontré en la web). Con el tiempo, Le Serrec y de Jong se armaron de coraje para acercársele bajo el agua y filmarla. Resultó más grande de lo que se pensaban, con una longitud estimada que aumentó a 75-80 pies. No se movió y sospecharon que podría estar muerta, pero justo cuando Le Serrec comenzó la filmación abrió la boca e hizo movimientos hacia ellos. Regresaron al bote, y para este momento la criatura se había movido.

Una gran herida pálida era visible en el lado derecho de la cola, y se sugirió que estaba herida (tal vez causada por la hélice de un barco) había causado que el animal descansara y se refugiara en la bahía poco profunda. Los ojos, ubicados en la parte superior de la cabeza y lejos del frente del hocico, eran pálidos y tenían pupilas en forma de hendidura. En su mayoría de color negro, el animal tenía rayas transversales marrones y su piel tenía una textura suave. No poseía aletas ni espinas de ningún tipo y no vieron dientes dentro de la boca blanca.

synbranchid Monopterus resizedAl conocer el caso, Heuvelmans (1968) informó que había verificado a Le Serrec y que “había dejado acreedores impagos en Francia y no parecía muy confiable” (página 533). Coleman y Huyghe (2003) afirman que fue buscado por Interpol. Ivan Sanderson había sido contactado sobre la historia en febrero de 1965 (Le Serrec se había dirigido inicialmente a los medios estadounidenses para obtener el mejor precio para las imágenes) y había llegado a la conclusión de que el objeto podría ser una bolsa de plástico utilizada por la Marina de los EE. UU. en experimentos para remolcar gasolina, un globo desinflado que se había cubierto con hierba o un rollo de tela que se había atado en algunos lugares (Heuvelmans 1968). Estas no parecen ser las posibilidades más sensatas para mí: ¿qué pasa con la idea más obvia de que (si no era un animal real) era una extensión de lámina de plástico con forma personalizada, cargada con arena?

mastodonsaur resized July 2008Más tarde, Sanderson sugirió que la criatura podría ser un sinbránquido gigante o una anguila del pantano*. Los sinbránquidos son peces acanthomorfos de cuerpo largo, principalmente de agua dulce o de estuario en hábitat, bien conocidos por su capacidad para respirar aire y realizar excursiones terrestres (se muestra uno arriba, de Wikipedia). Sin embargo, son pequeños (generalmente de menos de 60 cm de largo) y tienen forma de anguila, no en forma de renacuajo, por lo que tampoco parece una idea sensata. Presionado para proponer una “verdadera identidad animal” para la criatura, Heuvelmans señaló en un artículo de una revista que podría ser “una especie de selachian gigante parecido a una anguila”, que sería un gran negocio si fuera correcto.

* No he visto el artículo de Sanderson, publicado en True Magazine, y lo tomo de Shuker (1991).

Sin embargo, Heuvelmans (1968) en realidad favoreció la idea de láminas de plástico cargadas de arena. Notó que la posición de los ojos era altamente sospechosa dado que la mayoría de los vertebrados tienen sus ojos a los lados de la cabeza o más cerca del hocico. Sin embargo, estos argumentos en realidad no cuentan mucho, ya que los animales desconocidos pueden tener sus ojos donde quieran y, de todos modos, hay vertebrados que tienen ojos posicionados de manera similar a los del monstruo de la Isla Hook (como los temnospondilos mastodoncianosos (el cráneo de uno se muestra arriba) … sí, tal vez es un mastodonciauroide superviviente sin extremidades).

Hook Island compositeSi bien la foto que se muestra en la parte superior de este artículo se ha reproducido mucho, algunas otras imágenes no han sido reproducidas. Una (que se muestra aquí a la izquierda) muestra a la criatura a un alcance más cercano, y desde un ángulo diferente. Otra (aquí a la derecha) muestra la cabeza como se ve directamente desde el frente, a un alcance mucho más cercano. Muestra claramente que los ojos blancos que puedes ver en la parte superior de la cabeza realmente están destinados a ser los ojos, pero su contorno ondulado y roto proporciona más apoyo para la idea de que la criatura es falsificada, ya que el contorno ondulado muestra claramente que el el borde de la “criatura” está parcialmente sobrepuesto por la arena. Ok, podrías decir que la criatura se había enterrado parcialmente en la arena, y de hecho Le Serrec informó que este era realmente el caso. Pero en al menos cuatro puntos parece que alguien ha colocado puñados de arena sobre el borde de la criatura: exactamente lo que harías si intentas bajar el peso de una lámina de plástico con forma de monstruo.

La última prueba que demuestra que todo el episodio fue un engaño proviene del hecho de que, en 1959, Le Serrec había intentado agrupar a un grupo en una expedición que resultaría “financieramente fructífera”, y que tenía “otra cosa en reserva que traerá mucho dinero … tiene que ver con la serpiente marina” (Heuvelmans 1968, p 534). Por cierto, la película supuestamente tomada de la criatura no reveló nada.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA         Una última cosa: cuando la mayoría de la gente piensa en las serpientes de mar, generalmente se imaginan criaturas enormes, parecidas a serpientes. ¿De dónde sacó Le Serrec la idea de un monstruo gigante de renacuajo? Cuando era niño siempre pensé que Le Serrec estaba inspirado en el “vientre Amarillo”, un críptido marino que Heuvelmans (1968) supuso que tenía la forma de un renacuajo, de 60 a 100 pies de largo, marcado con bandas negras transversales en los costados, y restringido a las aguas tropicales de los océanos Índico y Pacífico (mi esfuerzo, c. 1988, para reconstruir el vientre amarillo que se muestra en la imagen adyacente). Dado que Heuvelmans publicó por primera vez sus ideas sobre el “vientre Amarillo” en 1965 (cuando apareció la edición francesa de In the Wake of the Sea-Serpents, Le Grand Serpent-de-Mer), mientras Le Serrec tomaba las fotos en diciembre de 1964, esto no puede ser posible, ¿verdad?

Me pregunto si Heuvelmans había publicado una descripción del “vientre Amarillo” antes de 1965, y que esta descripción había sido utilizada por Le Serrec para hacer el engaño. Por lo que puedo decir sin embargo, Heuvelmans no hizo tal cosa. ¿Pero podría Le Serrec haber visto a Le Grand Serpent-de-Mer a principios de 1965, y solo mintió sobre la fecha del encuentro? Eso requeriría una investigación detallada (tendrías que mostrar, por ejemplo, que Le Grand Serpent-de-Mer estaba disponible antes de marzo de 1965, y que Le Serrec había conseguido una copia). ¿Qué pasa con la idea opuesta: que Heuvelmans había sido inspirado por la criatura Hook Island cuando se le ocurrió la idea del “vientre Amarillo”? Esto supondría que Heuvelmans inicialmente había considerado a la criatura Hook Island como genuina, y no hay indicios de eso (no obstante, no es imposible). Además, parece haber basado el “vientre Amarillo” en muchos otros casos claramente identificados (casos dudosos y ambiguos (ver Magin 1996), pero claramente identificados).

Recientemente se informó que Le Serrec ha sido encontrado sano y salvo y que vive en Asia, y – a partir de 2003 – aparentemente había planes para entrevistarlo sobre el caso. Eso podría ser interesante, pero, sin tener en cuenta, el caso de Hook Island es, sin duda, un engaño, aunque creo que es bastante bueno.

¡Más mañana!

Refs – –

Coleman, L. & Huyghe, P. 2003. The Field Guide to Lake Monsters, Sea Serpents, and Other Mystery Denizens of the Deep. Tarcher/Penguin, New York.

Heuvelmans, B 1969. In the Wake of the Sea-Serpents. Hill and Wang, New York.

Magin, U. 1996. St George without a dragon: Bernard Heuvelmans and the sea serpent. In Moore, S. (ed) Fortean Studies Volume 3. John Brown Publishing (London), pp. 223-234.

Newton, M. 2005. Encyclopedia of Cryptozoology. McFarland & Company, Jefferson (N. Carolina) and London.

Shuker, K. P. N. 1991. Extraordinary Animals Worldwide. Robert Hale, London.

http://scienceblogs.com/tetrapodzoology/2008/07/hook_island_monster_tadpole.php

Marco Polo y la criptozoología

Marco Polo y la criptozoología

Nick Redfern

26 de mayo de 2017

Uno de los relatos de animales misteriosos más controversiales se originó con el famoso viajero, Marco Polo (1254-1324), quien habló de criaturas supuestamente desconocidas en la provincia de Carajan, que cae bajo la región de Yunnan, en el sur de China. La descripción de Polo de las bestias es intrigante y estimulante. En sus propias palabras: “En esta provincia se encuentran serpientes y grandes serpientes de un tamaño tan vasto como para infundir miedo a quienes las ven, y tan espantosas que el solo relato de ellas debe excitar la maravilla de aquellos que las escuchan. Te diré cuan largas y qué grandes son”.

El relato continuó: “Puede estar seguro de que algunas de ellas tienen diez pasos de longitud; algunas son más y algunas menos. Y a granel son iguales a un barril grande, porque las más grandes tienen unas diez palmas en circunferencia. Tienen dos patas delanteras cerca de la cabeza, pero para el pie nada más que una garra como la garra de un halcón o la de un león. La cabeza es muy grande y los ojos son más grandes que una gran barra de pan. La boca es lo suficientemente grande como para tragar un hombre entero, y se adorna con grandes dientes [puntiagudos]. Y en resumen, son tan fieras y tan espantosamente feas, que todo hombre y bestia debe temer y temblar. También hay otras más pequeñas, como de ocho pasos de largo, y de cinco, y de un solo paso”.

Y, entonces, está esto de Marco Polo: “La forma en que están atrapadas es esto. Debes saber que durante el día viven bajo tierra debido al gran calor, y por la noche salen a alimentarse y devoran a todos los animales que puedan atrapar. También van a beber a los ríos, lagos y manantiales. Y su peso es tan grande que cuando viajan en busca de comida o bebida, como lo hacen de noche, la cola hace un gran surco en el suelo como si hubieran arrastrado una tonelada llena de licor”.

Marco_Polo_traveling-570x357Estaba lejos de haber terminado: “Ahora los cazadores que las persiguen las llevan por cierto gin, que ponen en la huella que la serpiente ha pasado, sabiendo que la bestia volverá de la misma manera. Plantan una estaca en lo profundo de la tierra y fijan en la cabeza de esta una afilada hoja de acero hecha como una navaja o un punto de lanza, y luego cubren el conjunto con arena para que la serpiente no pueda verlo. De hecho, el cazador planta varias de esas estacas y cuchillas en la pista. Al llegar al lugar, la bestia golpea la hoja de hierro con tal fuerza que entra en su pecho y lo clava hasta el ombligo, de modo que muere en el lugar y los cuervos al ver que el bruto muere comienzan a graznar, y luego el los cazadores saben que la serpiente está muerta y vienen a buscarla”.

“Esta es la forma en que se toman estas bestias. Los que las toman proceden a extraer la hiel desde adentro, y esto se vende a un gran precio; porque debes saber que proporciona el material para una medicina preciosa. Por lo tanto, si una persona es mordida por un perro rabioso y solo le dan un pequeño centavo de esta medicina para beber, se cura en un momento. Nuevamente, si una mujer está dura de parto, le dan exactamente otra dosis y pare de inmediato. Una vez más, si alguien tiene alguna enfermedad como el picor, o puede ser peor, y aplica una pequeña cantidad de esta bilis, se curará rápidamente. Entonces ves por qué se vende a un precio tan alto”.

“También venden la carne de esta serpiente, porque es excelente para comer, y la gente le tiene mucho cariño. Y cuando estas serpientes tienen mucha hambre, a veces buscarán guaridas de leones, osos u otras grandes bestias salvajes, y devorarán a sus cachorros, sin que el padre y la madre puedan evitarlo. De hecho, si atrapan a los grandes ellos también los devoran; no pueden hacer Resistencia”.

Entonces, ¿a qué se refería exactamente Marco Polo? En su libro Dragons: More Than A Myth? Richard Freeman sugiere que Marco Polo no se refería a nada más extraño que los cocodrilos. Una conclusión idéntica es alcanzada por “Dr. Beachcombing” Y, a pesar de algunas rarezas, en términos de las descripciones, no veo ninguna razón para estar en desacuerdo. ¿Monstruos? Nop. ¿Animales desconocidos? No, otra vez. ¿Cocodrilos? Casi seguro.

https://mysteriousuniverse.org/2017/05/marco-polo-cryptozoology/

Este pez invasor puede vivir fuera del agua y caminar sobre la tierra – y los expertos están preocupados

Este pez invasor puede vivir fuera del agua y caminar sobre la tierra – y los expertos están preocupados

Red de noticias de Mangalore Today

Las autoridades australianas están vigilando de cerca la perca de escalada (Anabas testudineus), un pez asustadoramente resistente y agresivamente invasivo que puede vivir fuera del agua por seis días mientras que se arrastra a través de la tierra seca.

imageSegún el Dr. Nathan Waltham, un científico de la Universidad James Cook que actualmente está siguiendo el movimiento de la perca, los peces también pueden sobrevivir en el lodo de un lecho de arroyo seco durante medio año. Originalmente se cree que es un pez de agua dulce, la perca se cree que es capaz de tolerar cantidades limitadas de agua salada.

El pescado altamente invasivo tiene una voluntad de acero, y se dice que compite con especies nativas con relativa facilidad. Cuando es tragado por un depredador, no caerá sin una pelea: la amenaza diminuta se hinchará exponencialmente, asfixiando a su captor.

Nativo de Asia, la perca de escalada ya se ha establecido hasta el sur como Papúa Nueva Guinea. A los expertos les preocupa que puedan avanzar hacia el continente australiano por el estrecho de Torres, ya se ha visto en Boigu y Saibai, dos islas entre Papua Nueva Guinea y Australia, y sería “difícil” erradicar.

El programa de Waltham TopWATER tiene como objetivo educar al público sobre la amenaza que representan estas especies altamente invasoras:

“Es sólo a través de la educación activa y la supervisión, en colaboración con las autoridades pertinentes y las comunidades locales, que podemos mantenerlo bajo control. Si lo hacemos lo suficientemente temprano”, comentó Waltham.

En ciertas partes de Asia, la perca trepadora es una fuente importante de proteínas. La misma resiliencia que mantiene viva fuera del agua es también su caída – el pescado permanece fresco por más tiempo después de su muerte.

http://www.mangaloretoday.com/today/This-invasive-fish-can-live-out-of-water-and-walk-on-land-and-experts-are-concerned.html