¿Por qué la NASA busca ovnis verdaderos?

¿Por qué la NASA busca ovnis verdaderos?

Por James Oberg

MSNBC

Junio. 13, 2008

Shuttle2 Houston – La breve ansiedad orbital del viernes acerca de la amenaza de un objeto no identificado visto por la ventana del trasbordador espacial Discovery subrayar por qué la NASA ha estado siempre interesada en lo que puede ser llamado con razón, ovnis.

El incidente explica mucho acerca de los procedimientos y prácticas para hacer frente a avistamientos inusuales a ojo desnudo o con cámara, de “cosas” fuera de las ventanas de la nave espacial.

No tiene nada que ver con las historias de visitantes extraterrestres que circulan ampliamente, canales de radio clandestinos o supuestas “órdenes de silencio” top-secret para evitar discutir tales avistamientos – o incluso mentir sobre ellos. Como se puso de manifiesto el viernes por la mañana, lo cierto es justo lo contrario: Se reportó en los canales abiertos de una cosa extraña tan pronto como se detectó.

La razón es de vida o muerte. Desde los días del Mercury, los ingenieros de la NASA han dado cuenta de avistamientos visuales de anomalías que a veces pueden aportar pistas para el funcionamiento – o el mal funcionamiento – de las naves espaciales que contienen sus preciosos astronautas. Puntos blancos fuera de la ventana pueden ser spray de la fuga de un propulsor, o partículas de hielo, hojuelas del aislamiento, sujetadores sueltos (como en este último caso) o herramientas o componentes liberados inadvertidamente.

Independientemente de qué puedan ser los objetos, suponen una amenaza si vuelven a entrar en contacto con la nave espacial, posiblemente causen daños a los delicados instrumentos, al escudo térmico, ventanas o celdas solares, o se incrusten en los mecanismos rotatorios de las bisagras. Por lo tanto, Misión Control necesita saber de ellos de inmediato a fin de determinar que no son peligrosos.

Continúe leyendo el resto de este interesante artículo en el siguiente enlace:

http://www.msnbc.msn.com/id/25147760/

En tanto la "bruja" agoniza sus victimarias salen libres

Baño de gasolina y lumbre a una bruja

Todo por amenazar a una vecina con “secarla en vida”.

Por Gabriel Rodríguez Vázquez

Huixquilucan, Estado de México. 31 de agosto 1984. Por amenazar a una incrédula vecina de que la “secaría en vida”, una moderna hechicera fue salvajemente golpeada por una muchedumbre, quien le prendió fuego después de rociarla con gasolina.

Juana Reyes de Flores fue la presunta “bruja” que fue víctima por un grupo de iracundas mujeres, encabezadas por Catalina de la Cruz, a quien la hechicera había amenazado.

Los hechos se registraron el pasado jueves entrada la tarde, en el poblado denominado San Francisco Ayotusco.

Después de una larga espera y de nerviosismo la muchedumbre inició la caza de la “bruja”.

En una de las callejuelas fue sorprendida Juana Reyes de Flores por el grupo de mujeres que primeramente la atacaron con palos y puntapiés.

Acto seguido la rociaron con gasolina y posteriormente le prendieron fuego. Hasta el momento, informó la Policía Judicial, el estado de la “bruja” era delicado debido a las quemaduras sufridas.

Otros vecinos al percatarse del ataque de que fue objeto la hechicera solicitaron la presencia de la policía, quien logró la detención de la incrédula Catalina de la Cruz.

Al ser interrogada la detenida junto con sus cómplices, señalaron a la Policía Judicial que Juana había amenazado a Catalina que en unos cuantos días “la iba a secar en vida”.

Lo que motivó que Catalina viviera días de incertidumbre, por lo que ésta reunió a un grupo de amigos y decidieron planear el ataque y la quema de la presunta “bruja” con el objeto de romper el “hechizo”.

En tanto la “bruja” agoniza sus victimarlas salen libres

70 mil pesos de fianza y… a su casita

“Sólo queríamos darle un susto, pero…”

Por Gabriel Rodríguez Vázquez

Huixquilucan, Estado de México. 1 de septiembre 1984. En tanto la moderna “bruja” atacada y quemada por sus propios familiares –Catalina y Candelaria de la Cruz, madre e hija- se debate entre la vida y la muerte, ayer sus victimarias obtuvieron su libertad caucional, tras los trámites de agilización” que realizó el juez segundo de lo penal, quien les fijó una fianza de 70 mil pesos.

Catalina y Candelaria de la Cruz habían ingresado el mismo día que golpearon salvajemente y prendieron fuego tras rociar a la “hechicera” Juana de Flores, al penal de Barrientos, en Tlalnepantla, en donde sólo permanecieron unas cuantas horas dado a los ágiles trámites que ahí se registran.

En tanto Juana Reyes, según conoció La Prensa a través de la Policía Judicial, se hallaba internada en el Hospital Rubén Leñero, en el Distrito Federal, debido a las quemaduras sufridas de manos de sus victimarias.

Por otro lado y de acuerdo al acta levantada por la agente del Ministerio Público de este municipio, Elda Cervantes Flores, tanto Catalina como Candelaria de la Cruz fueron consignadas ante el citado juez con el acta 257/84, quien las dejó en libertad bajo caución con el acta número 1410/84, horas después de golpear, rociar y prender fuego a la “hechicera”.

“SE NOS PASÓ LA MANO”

Según dejaron asentado Catalina y Candelaria de la Cruz en el acta 257/84 lo siguiente:

“Nada más queríamos darle un susto, pero se nos pasó la mano”.

El problema con Juana Reyes de Flores es por rencillas que surgieron a raíz de la posesión de unas tierras las cuales datan de hace meses, además de que “es sobrina de mi esposo”, añade Catalina.

“En cierta ocasión Juana me había amenazado de rociarme con una pócima, la cual me secaría en vida, paulatinamente. Ese día llegó, me sorprendió y me bañó con un líquido.

“En venganza, urdimos cómo sacarnos la espina. El día 30 de agosto aproximadamente a las 11:00 horas la espiamos a que saliera de su casa, ubicada en Huixquilucan.

“Madre e hija la atacamos con golpes y después la rocié con gasolina y le prendimos fuego. Más tarde la Policía Judicial nos detuvo, aunado a que uno de los vecinos solicitó su presencia”.

Noche de bodas con un demonio

Noche de bodas con un demonio

Enero 23, 1976

Para la joven china Shao Kin, la primera noche de luna de miel no resultó tan agradable como lo señalan los cuentos de amor. Resultó que al entrar en la recámara nupcial, cuando iba a ser abrazada por su flamante esposo, sufrió un desmayo.

El marido corrió por la ayuda de los parientes, los cuales “diagnosticaron” que la aún doncella, efectivamente había recibido un abrazo, pero de un demonio, el cual todavía la sujetaba por la espalda.

“Sabiamente” para deshacerse del maligno ser, decidieron prenderle fuego en la espalda. Más tarde la desposada sí pasó la noche de bodas en la cama, sólo que de un hospital.