El ovni del Atlántico Norte 3

No es un cometa: La pasada noche, los observadores del cielo desde Inglaterra a la Florida y Canadá fueron testigos de un nuevo cometa explosivo – o algo que así parecía. “¡Se parecía al Cometa Holmes!” dice Alvaro Garay de Casselberry, Florida. Chris Schierer de Cazenovia, Nueva York, vio la misma cosa, y se pregunta “cómo pudo haberse perdido ese, a ojo desnudo, cometa brillante”. Él tomó esta imagen usando una Canon 20D.

Un par objetos pasaron a través de la nube que sugirió “un satélite en explosión o volcado de combustible”. Esta última es la correcta. Esta nube simulando a Cometa 17P/Holmes es combustible eliminado por la etapa superior de un cohete Atlas que colocó un satélite clasificado de la Oficina Nacional de Reconocimiento en órbita, el 10 de Diciembre. El evento creó una espléndida exhibición de unos 50 minutos y luego se perdió en la noche.

EXTRA: Vea el vídeo de la descarga de combustible capturado por Kevin Fetter de Ontario, Canadá. Download Windows Video-1.80 Mbs-0:14

Consulte el siguiente Mapa interactivo Mundial de los avistamientos de la descarga de combustible Interactive World Map of Fuel Dump Sightings

Chris Schierer, que estaba en Cazenovia, NY, informó así de su avistamiento:

”Vi este objeto a simple vista y me preguntó ¡cómo pudo haberse perdido ese, a ojo desnudo, cometa brillante! Posteriores observaciones (incluyendo estas imágenes), muestran que este objeto se está moviendo rápidamente con relación a las estrellas del fondo.

“La cauda era triangular (como la clásico cola de un cometa) a simple vista. También son visibles dos objetos en la cola. ¿Tal vez la explosión de un satélite?

“El movimiento fue, básicamente, hacia el Este. Con algo de tiempo he podido localizar la estrella sobre el terreno para dar un poco las coordenadas exactas, pero quería conseguir la imagen”.

http://www.spaceweather.com/archive.php?view=1&day=11&month=12&year=2007

El ovni del Atlántico Norte 2

La Fuerza Aérea de EU confirma que cohete fue la fuente de los destellos sobre las provincias del Atlántico

Por Carla Allen / The Vanguard

14 de Diciembre de 2007

Dos tercios de este cohete lanzado desde Cabo Cañaveral se separaron y soltaron en el Océano Atlántico como estaba previsto el lunes, diciembre 10, por la noche. Un portavoz de la Fuerza Aérea de EU dijo que el cohete Atlas V contenía una carga útil de seguridad nacional. El destello creado durante la separación fue visto por miles de residentes en Canadá.

La Fuerza Aérea de EU confirma que un cohete fue la fuente de los destellos sobre las provincias del Atlántico.

No era un ovni. No era un meteorito. La fuente de un prolongado destello en el cielo frente a la costa atlántica, el lunes, diciembre 10, se debió a la separación de los componentes desechables de un cohete lanzado de Cabo Cañaveral.

Ken Warren, portavoz de la U.S. Air Force’s 45th Space Wing en Patrick AFB en la Florida, dice que el cohete Atlas V dejó la plataforma de lanzamiento con una carga de seguridad nacional, de la Oficina Nacional de Reconocimiento, a las 5:05 pm Hora del Este.

Viajó a través de la atmósfera a una velocidad de 15,040 pies por segundo o 8,911 nudos, a una altura de aproximadamente 380,000 pies, la nave llegó a nuestra zona a las 5:16 pm ET (6:16 pm Hora del Atlántico).

La primera etapa del depósito de combustible y la parte superior del cohete, que se conoce como de la carga útil, se separó y siguió subiendo a más de 600,000 pies antes de comenzar su reingreso.

Warren dice que hay dos posibilidades para los destellos ampliamente vistos.

“Nuestro análisis muestra que la bola de fuego podría haber sido producida por los cuerpos desechables. En este caso no se trata de combustible, sólo la fricción con la atmósfera. Si las observaciones se produjeron muy cerca del tiempo del lanzamiento podría haber sido lo que se vio. La etapa Centaur también realizó una maniobra de eliminación de los combustibles, que se produjo mucho más tarde. Esto ocurre en órbita sin que los fragmentos reentren a la atmósfera. También se informó haber visto esto”, dijo.

El impulsor y el cohete de la carga útil cayeron en la zona norte del Océano Atlántico cerca de la isla de Sable – aproximadamente 120 millas al Este de Nova Scotia, según lo previsto.

“Se eligen las trayectorias de lanzamiento para reducir el riesgo para el personal, en la mayor medida posible, a lo largo de la trayectoria de vuelo”, dijo Warren.

Se emitieron avisos a los aviadores y marinos que antes del lanzamiento para garantizar la seguridad del personal que pudiera haber estado en las cercanías de las zonas de impacto potencial.

Muchos pescadores en contacto con la Guardia Costera canadiense reportaron el destello, preocupados de que se tratara de una bengala de emergencia de un marinero en peligro.

El Centro Conjunto de Coordinación de Salvamento en Halifax recibió cerca de una decena de informes de “la luz en el cielo” de New Brunswick, Nova Scotia y la Isla del Príncipe Eduardo.

Esto marca el cuarto lanzamiento exitoso de un Atlas V desde Cabo Cañaveral AFS este año. El 20 de Diciembre tendrá lugar otro lanzamiento en la Cordillera Oriental – un cohete Delta ll llevando un satélite de posicionamiento global NAVSTAR.

Los lanzamientos con acimutes de vuelo similares al de diciembre 10 no son raros, pero se producen con poca frecuencia.

Warren dice que no hay planes para recuperar los componentes desechados.

“En este momento no hay ningún plan para recuperar los desechos; el gobierno de Estados Unidos no recupera rutinariamente los componentes de la primera etapa”, dijo.

El núcleo común del cohete es de 12,5 metros de diámetro, 106,6 pies de largo y pesa alrededor de 50,000 libras.

http://www.novanewsnow.com/article-167544-US-Air-Force-confirms-rocket-source-of-flare-over-Atlantic-Provinces.html

El ovni del Atlántico Norte 1

¿Recuerdan la noticia de un ovni parecido al de Canarias que fue visto el 10 de diciembre sobre los cielos del Atlántico Norte Atlántico Norte ? Este post y los dos de arriba amplían la noticia.

Cohete lanzado en Cabo Cañaveral probable fuente de luz brillante sobre el Suroeste de Nova

Por Carla Allen / The Vanguard

11 Diciembre 2007

Los radios de VHF vibraban con los informes de una luz brillante, vista por los pescadores sobre las Islas Tusket, el lunes por la noche.

El origen del espectáculo estaba muy probablemente relacionado con el lanzamiento de un cohete desde Cabo Cañaveral, a las 5:03 PM ET.

El dispositivo llevaba una carga útil de seguridad nacional de la Oficina Nacional de Reconocimiento.

“Comenzamos recibiendo alrededor de 20 informes a las 6 y hubo cerca de una docena de llamadas entre New Brunswick, Nova Scotia y la Isla del Príncipe Eduardo”, dijo un oficial del Joint Rescue Coordination Centre en Halifax.

Tim Malone, a bordo del FV Jill Marie, dice que fue uno de los muchos que informaron de la luz, que los pescadores pensaron que podía ser una bengala.

“Por lo menos 10 diferentes pescadores lo reportaron”, dijo. “Estaba tan alto y brillante”.

Los astrónomos en el Departamento de Astronomía y Física en la Universidad de Saint Mary fueron notificados de un lanzamiento y posible descarga de combustible del satélite NROL-24.

El técnico Dave Lane remitió la siguiente información que recibió en un mensaje de correo electrónico:

Amigos observadores, “Mañana por la tarde a las 17:04 EST la US National Reconnaisance Office está programando lanzar un satélite en una órbita inusual que puede llegar a lo largo del Este de Canadá, menos de dos horas más tarde”.

Las llamadas a la Oficina Nacional de Reconocimiento de The Vanguard para determinar la trayectoria de vuelo de los cohetes no fueron contestadas en la fecha límite.

La lluvia anual de Geminidas también estará en su hora pico sobre la región el 13 y 14 de Diciembre.

http://www.novanewsnow.com/article-i166465-Cape-Canaverallaunched-rocket-likeliest-source-of-bright-light-over-SW-Nova.html

Extraterrestres de arcilla (Final)

EL CASO FILIBERTO CAPONI

SEXTO ENCUENTRO (20 DE SEPTIEMBRE DE 1993)

El 20 de septiembre fue el siguiente avistamiento.

Me quedé de guardia todas las noches. No podía dormir. Así que a las 3 de la mañana lo vi bajo la casa. ¡Ahí está de nuevo!, me dije y antes de fotografiarlo levanté a mi abuela, que duerme en el cuarto contiguo, pero ella no fue capaz de verlo desde su ventana, aunque estaba justo debajo de ella. Estaba de pie. Entonces bajamos y mi abuela lo pudo ver en todo su esplendor. Tenía miedo porque creía que estaba viendo cierta clase de ser maligno. Comenzó a gritar, mientras yo trataba de calmarla y me aproximaba para fotografiarlo.

Primera foto del 20 de agosto.

Luego se repitió la misma escena de siempre: el ser se volteó hacia Caponi. La abuela Perla Antonia le suplicó a su nieto:

Alejémoslo de aquí Filiberto. Tengo miedo.

Pero yo corrí detrás de eso, hasta el arco, en el campo, bajo la lluvia. Pero lo perdí y me quedé todo mojado en medio de la hierba.

LAS FOTOS

En resumen Caponi tuvo 6 encuentros, aunque los ufólogos contabilizan sólo 5, considerando los sucesos del 9 y 10 de mayo como uno solo. También tuvo un casi encuentro el 8 de agosto. El primer encuentro fue el 9 de mayo (sin fotografías). El segundo, también sin fotografías, el 10 de mayo. El 24 de mayo tomó dos fotos. El 11 de agosto 1 foto; el 20 dos fotos de la criatura sentada; y el 20 de septiembre una última fotografía de la criatura parada y cubierta con una sustancia sanguinolenta frente al taller de Caponi.

Las fotos fueron publicadas por la revista semanal Visto, No. 43 del 28 de octubre de 1993. También aparecieron en el programa I Fatti Vostri del 5 de noviembre, conducido por Giancarlo Magalli (viernes 5 de noviembre de 1993)

Pasó el tiempo y las fotos fueron olvidadas hasta que, en julio del 2001 volvieron a aparecer en el programa Maurizio Costanzo Show, al mismo tiempo que se publicaban en la revista UFO Notiziario.

Pronto llegaron varios ufólogos para investigar el caso. Entre ellos podemos contar a Fratini Maximum del CETE, de Roma; Roberto Pinotti, Gianfranco Lollino y Massimo Angelucci del CUN; y Fabio Della Balda, del CROVNI de San Marino.

Foto número 2 del 20 de agosto.

El magistrado de Ascoli Piceno ordenó confiscar las fotos de Caponi e inició un procedimiento judicial en su contra, acusándolo de “diseminar noticias falsas y exageradas que alteran el orden público”. Su material fotográfico fue confiscado como evidencia en un juicio al que se le sometió.

A pesar de que en su testimonio hubo contradicciones en cuanto al número de fotos que sacó y los que dio a conocer al público, y de que se demostró que Filiberto era un artesano que trabajaba la arcilla de terracota, que luego moldeaba y pintaba, en mayo de 1994, la corte sobreseyó los cargos y le regresó las fotos.

DESCRIPCIÓN DEL HUMANOIDE

La criatura mide unos 70 centímetros. Esta es la descripción que Filiberto proporcionó al CUN:

La cabeza es esférica con dos ojos al frente orientados hacia los lados. Están fijos y tienen una percepción pobre. Son parecidos a los ojos de una mosca, como un panal con muchos puntos negros. Parecen pulidos, como si fueran de plástico.

La cara no muestra movimiento alguno, excepto por la boca que se abre y cierra con regularidad. La boca muestra mucha salivación. No se le ven dientes ni lengua. Parece un pico que recuerda la boca de las tortugas.

La piel es rugosa y con cicatrices, mientras que la piel de la cabeza es completamente tersa, aunque tiene manchas. También el pecho muestra manchas de color blanco y amarillo.

Foto del 20 de septiembre.

Las piernas son delgadas pero musculosas, como las pezuñas de los carneros. En las manos se distinguen tres dedos, pero no los mueve. Tampoco mueve los brazos. Estos últimos son frágiles y la fibra muscular contraída se puede ver en los movimientos, pero es poco perceptible porque las manos parecen atrofiadas y casi no las mueve. Los dedos tampoco se ven muy bien, sólo cuando hace un movimiento con los hombros.

Los tubos salen de la piel para entrar de nuevo en ella, pero parecen ser diferentes a la piel. No parecen ser parte del cuerpo, sino algo añadido a él. Los tubos se mueven un poco, mientras que el vientre es inamovible, como si no respirara.

Las piernas son la parte más fuerte, si consideramos la forma en que corre. Tiene dos dedos en los pies, uno ligeramente más largo que el otro, tal vez un pulgar.

Hay tres chichones a su espalda. El del cuello parece ser el más grande.

Nunca emitió un sonido entendible. Era un grito compuesto por dos ‘líneas exactas y precisas’ alternadas en un lamento regular. Sin embargo parecía estar interesado en la luz: en la última foto estaba mirando hacia una lámpara de alumbrado público, y parece que tuvo un sobresalto con el flash. Incluso he llegado a pensar que estaba posando para las fotos.

Una cosa más. He pensado en capturarlo, pero creo que es una idea absurda.

Lo que me preocupa es que no se le de la importancia que merece y que sólo se discuta en los tabloides. Pero en verdad nadie estuvo realmente interesado. Con pocas excepciones. Y de los varios ufólogos que me contactaron, pocos me creyeron. Si alguien cree que yo lo fabriqué, lo desafío a que me lo demuestre.

CONCLUSIONES

Caponi se equivoca, no son sus detractores quienes deben demostrar que eso es falso. Es Caponi quien tiene que demostrar que sus fotos y toda su historia son verdaderas. Desconozco la razón del sobreseimiento. Tal vez después de que pasó el escándalo y las aguas regresaron a su curso, los magistrados desistieron de los cargos. Aunque parece que sí se le impuso una multa.

La historia es poco creíble y ni siquiera es original. La escena se repita una y otra vez: el humanoide cruza sigilosamente por delante de Caponi, parece que no lo ve, y luego se gira al ser iluminado por el flash, para inmediatamente después salir huyendo.

Dibujos del propio Caponi.

Está, además el hecho de que Caponi se dedica a la fabricación de figuras de terracota. Para él sería muy fácil fabricar dos o tres pequeños modelos de arcilla y luego fotografiarlos. Si los ufólogos no consideran esta posibilidad es que se les puede vender el Pentágono.

Aparte de Filiberto, sólo su padre y su abuela vieron al ser. En ambos casos la observación fue en pésimas condiciones. Podría ser que el mismo Filiberto colocó sus modelos de arcilla en posiciones adecuadas para que sus familiares las pudieran observar. Bajo esta perspectiva repasemos las observaciones y veremos que encajan perfectamente.

Desafortunadamente para la historia de Caponi no se cuenta con otro tipo de evidencia. El mismo Filiberto ataja la posibilidad de atrapar al humanoide. Pero no solo eso. Las vendas con sangre que podrían dar el espaldarazo definitivo a su historia, como siempre ocurre en la ufología, han desaparecido.

En Internet se dice que en Julio de 1993 se detectó un OVNI en los radares del aeropuerto de Roma y que la Fuerza Aérea Italiana envió dos cazas para interceptarlo. El OVNI fue derribado mediante dos misiles aire-aire. Los fragmentos cayeron en un canal del Monte Vettore, cerca de Pretare d’Arquata, pero el piloto de uno de los cazas vio tres esferas que dejaban el OVNI justo antes de la explosión. Luego, tres días después (23 de julio) Caponi encontró a su extraterrestre. La historia es apócrifa y no corresponde al relato original de Filiberto.

En definitiva, lo más probable es un montaje de Filiberto, cuyos motivos pueden ser varios: intereses ufológicos, dinero, fama entre sus amigos, una broma que se salió de las manos.

REFERENCIAS

Good Tim, Unearthly Disclosure. Conflicting Interests in the Control of Extraterrestrial Intelligence, Century, 2000.

http://www.edicolaweb.net/da040111.htm

http://www.ufocasebook.com/caponi.html

IL CASO CAPONI. I ripetuti incontri fra un piccolo essere umanoide, apparentemente ferito, e un giovane di Pretare d’Arquata, che lo fotografò nel 1993, artículo en Internet, http://www.edicolaweb.net/da040101.htm. El artículo está dividido en los siguientes apartados:

IL CASO CAPONI »

UN TESTIMONE SOTTO PRESSIONE »

LA NOTTE DEL PRIMO INCONTRO »

UNA GARZA IMBRATTATA DI SANGUE »

SI È VOLTATO PER GUARDARMI… »

CONFIDENZE AD UN AMICO »

ERA ANCORA “LUI” »

UNA SECONDA “PELLE” PROTETTIVA »

L’ULTIMO INCONTRO »

RITRATTO DI UN “ALIENO” »

IL CASO RESTA APERTO »

Extraterrestres de arcilla (Primera parte)

EL CASO FILIBERTO CAPONI

Filiberto Caponi, es un joven artesano ceramista, escultor y pintor, de 23 años, de Pretare d’Arquata, en la provincia de Ascoli Piceno. La casa de Caponi esta en la cumbre del monte Vettore, a pocos kilómetros de Salaria. En 1993 tuvo cinco encuentros con una extraña criatura, de la cual logró sacar un total de 6 fotos con una cámara Polaroid 660. Esta es su historia.

Filiberto Caponi

El primer encuentro tuvo lugar la tarde del 9 de mayo de 1993. Filiberto vio a un humanoide que parecía tener la piel quemada y estaba envuelto en vendas sanguinolentas. En este encuentro no hubo fotografías pero Capón sufrió una extraña afección de la piel. Pero dejemos que sea el mismo Filiberto quien nos cuente su historia.

Primer encuentro (9 de mayo de 1993)

Era la tarde del 9 de mayo de 1993. Como de costumbre regresaba de un paseo con mi motocicleta y estaba cerrando el garage, cerca del campo, cuando escuché un quejido, distinto al que emiten los animales que conocemos. Estaba pensando que era un borracho que venía por el mismo camino haciendo ruido. Entonces, en una de las esquinas de la casa, vi lo que parecía una bolsa blanca, de donde provenía el quejido. Lo primero que pensé fue que se trataba de un gato pequeño que se quejaba por estar atrapado en una bolsa de plástico. Sonriendo, pensé que había encontrado un gato abandonado, envuelto en una bolsa de plástico, estiré la mano para tocarlo, pero por reflejo me detuve pensando que me podía arañar. Así que me limité a darle una pequeña patadita a la bolsa para ver si podía salir por sí mismo. Me asuste porque la vieja bolsa de plástico saltó, mostrando que tenía una cabeza, brazos y piernas. Se levantó del suelo, y se dirigió a la pared. Todo fue muy rápido, tenía las piernas envueltas y llevaba algo a sus espaldas, parecía una bolsa que estuviera a sus espaldas, pero no era parte de la piel. Sólo le vi la piel de la cabeza y de los brazos, los cuales no los usaba y no se movían.

Este fue el primer encuentro de Caponi. Su piel sufrió un inexplicable oscurecimiento cutáneo en su pie derecho, el mismo que tocó la entidad. Ese oscurecimiento desapareció después de 3 días.

Caponi se sintió confundido, pero tenía mucho miedo por lo que decidió abrir nuevamente el garage y se subió a su motocicleta para pensar el asunto, calmarse y escuchar la radio.

Pensé que lo que había visto no existía, que estaba cansado, y que era algún tipo de animal.

Pero al regresar a su casa su madre notó que algo raro sucedía. El muchacho estaba pálido. Ella le preguntó qué le pasaba. Luego de comentar lo sucedido, decidieron regresar en compañía de su padre, para buscar al animal o alguna pista. Sobre la barda por la cual había desaparecido, el padre encontró “gasas médicas cubiertas con sangre”, pero no las llevaron a casa. Las metieron debajo de una vieja lavadora que estaba en el patio, con la intención de llevarlas al día siguiente a Ascoli Piceno para que las analizaran.

Por la noche, Caponi volvió a escuchar el lamento, pero no vio nada.

EL SEGUNDO ENCUENTRO (10 DE MAYO DE 1993)

No había nada, nada. Eso era imposible ya que mi padre también estaba ahí. Mi padre me dijo que subiéramos a mi recámara desde donde podríamos ver mejor. Estuvimos ahí casi una hora, luego mi padre se canso y se fue a dormir. Justo en ese momento reapareció ‘la cosa’… llamé a mi padre y, por un momento, él pudo verlo también, mientras desaparecía por el arco, en un abrir y cerrar de ojos. Mi padre me miró como preguntando ‘así que no estabas bromeando’… de cualquier forma me dijo que me fuera a acostar, ya que era tarde (las 3 de la mañana).

A la mañana siguiente la hermana de Filiberto fue a buscar las gasas, pero habían desaparecido.

Pudo haber sido un perro que olió la sangre. (Dijo Filiberto)

Sin embargo fue en ese momento que decidí pedirle su cámara a mi cuñado. La puse sobre el buró. Esperé durante toda una semana pensando en que tal vez la criatura regresaría y yo la podría fotografiar.

TERCER ENCUENTRO (24 DE MAYO DE 1993)

Pasaron 15 días sin que nada sucediera. Caponi ya se había olvidado del asunto cuando una noche…

Eran aproximadamente las dos de la mañana cuando de nuevo escuché el extraño grito. Me levanté. Tomé la cámara y abrí la puerta. Mientras tanto sentí que algo estaba caminando por el callejón. Vi cuando llegó, desde afuera, no muy rápido, casi caminando. Tomé la primera foto. La foto salió fuera de la cámara, la tomé y me dispuse a sacar otra. Se detuvo cuando lo iluminó el flash, como si hubiese notado la luz, ya que tal vez estaba sordo, ya que hice algo de ruido cuando abrí la puerta y él continúo avanzando en mi dirección. Se paró y se volvió sólo cuando tomé la foto. Pensé que podría correr hacia él, tomar una foto, y luego perseguirlo. Esta era mi oportunidad, y lo hice. Me dirigí hacia eso, avanzando pocos metros, lo fotografié de nuevo, y luego escapé gritando ‘¡Lo fotografié!’, sin mirar en dónde estaba, por lo que me estrellé contra la pared. Mi padre se levantó y me preguntó qué pasaba. Las fotos se revelaron delante de los ojos de mis familiares: al principio sólo se veía una sombra oscura, pero después se hicieron visibles la cabeza y los brazos. Expliqué que cuando tomé la segunda foto giró levemente su cabeza hacia mí, sin girar el cuerpo. Mi padre sintió que sus cabellos se le erizaban. Mi madre dijo ¿Por Dios, qué es eso? Entonces los tranquilicé y les dije que tenía varias fotos, que deberíamos colocarlas en un lugar seguro en donde nadie las viera. Decidimos colocarlas en una caja de madera para poder estudiarlas con más calma al siguiente día.

Primera foto del 24 de mayo y de todas las series.

La primera foto muestra una pequeña sombra y se ve el ser claramente, por lo menos la cabeza, una mano y cierto ropaje oscuro a sus espaldas y una cubierta blancuzca en la parte baja del cuerpo. Pero la foto está dañada debido a un accidente. La segunda foto, también está dañada, pero muestra de una manera más clara a la criatura que está cubierta parcialmente por algo. La flecha indica la posición de la cabeza. Al día siguiente encontraron que las fotos estuvieron a punto de quemarse.

Encontré que la tapa de la caja estaba curveada. Oscurecida por su parte interna, llena de humo. Me pregunté qué pudo haber ocurrido. Cuando la abrí sentí el olor de plástico quemado. La foto estaba quemado en su derredor y en donde se veía al ser tenía una burbuja y estaba arruinada. Separé la segunda foto que también estaba arruinada, solo su superficie no estaba destruida.

Se supuso que unas viejas baterías que estaban dentro de la caja pudieron reaccionar con los químicos de la foto polaroid y provocaron el accidente.

Caponi les contó el incidente a sus amigos y luego la noticia se regó por el pueblo.

Cometí un gran error al contarle a un amigo, que es carpintero. Él me juró que no iba a contar nada pero un día que estaba borracho lo contó todo. Tres días después toda Italia lo sabía, después de que la noticia apareció en el Messagero di Ascoli Piceno, quien publicó las fotos quemadas.

CASI ENCUENTRO (8 DE AGOSTO DE 1993)

Una tarde fui con mi amigo que había contado la historia. Ya habíamos hecho las paces. Estábamos caminando en compañía de otros dos camaradas cuando todos escuchamos ‘el grito’, proveniente de detrás de la puerta de la casa. Decidimos salir y revisar. Yo comencé a trepar la barda, mientras un amigo permanecía atrás y los otros seguían en orden, y cuando llegamos cerca del sitio de donde venía el quejido, éste se paró. Regresamos al bar y se organizó una especie de expedición de caza. Éramos entre 15 y 20 personas, algunos con cuchillos, antorchas y cámaras fotográficas. Todos excitados.

Foto número 2 del 24 de mayo. La flecha indica la posición de la cabeza.

Uno de ellos tenía un perro de caza. Todos regresamos a la puerta. Estando ahí el perro escuchó el ruido y se alejó de nosotros, cruzó la puerta y comenzó a ladrar, como si estuviera luchando, y luego se escucharon más y más gritos. Luego el perro fue lanzado por sobre la barda, cayó de espaldas, se levantó y se fue a esconder en una esquina. Los demás me voltearon a ver callados. Pero cuando propuse localizar la fuente del sonido para descubrir de qué se trataba, todos dijeron que no. Sin embargo, a partir de ese momento, la gente en el área me comenzó a creer y me entrevistó un periodista de la revista Stop, pero cuando vio las fotos, no creyó oportuno comprarlas.

El 8 de agosto en Pretare varias gallinas murieron misteriosamente. Algunas les amputaron las patas y a otras la cabeza, sin signos de derramamiento de sangre ni huellas de mordeduras.

CUARTO ENCUENTRO (11 DE AGOSTO DE 1993)

Caponi tuvo otros encuentros con la criatura. El 11 de agosto estaba fuera de su casa mirando las estrellas.

Eran las 5 de la mañana y frente a la puerta de mi taller, de nuevo vi el paquete blanco, moviéndose; al principio pensé que era mi gato, pero luego, mirando con más atención, comprendí que se trataba de esa cosa, de nuevo. Estaba sentada y mirando a su alrededor. Entonces me metí a la casa, tomé la Polaroid y miré por la ventana. Estaba ahí afuera. Salí y tomé la foto. Con la luz de la cámara la criatura giró la cabeza, se levantó, inclinó su espalda, se giró y escapó. No me importó porque tenía la foto. Sólo esperaba que no se arruinara como las otras, así que decidí no contar nada, ni a mis padres y las guardé en mi cajón.

El ser en esta foto está envuelto en su “cubierta externa de protección”, y parcialmente cubierto con gasas o vendas. Filiberto describe esta cubierta:

Pueden ser algún tipo extraño de pantalones. La criatura tiene un tipo de cuero en sus hombros, con vendajes.

QUINTO ENCUENTRO (20 DE AGOSTO DE 1993)

Luego tuvo otro encuentro el 20 de agosto. Esta vez tuvo la oportunidad de tomar dos nuevas fotos.

Literalmente vivía pegado a la Polaroid. Aunque otro amigo me prestaba su cámara, decliné su ofrecimiento y se la regresé sin haberla usado.

Abrí la ventana y lo vi sentado en el centro del patio. Bajé e hice la primera foto. Hizo su movimiento acostumbrado, giró la cabeza lentamente y entonces tomé la segunda foto. En este momento escapó. El ser siempre aparece con gasas alrededor de sus piernas, y algo parecido al cuero a sus espaldas, pero esta vez no tenía su cubierta, aunque aparecía con dos tubos en el tórax que parecían moverse bajo su piel, como un líquido o un gas a presión, o un fluido, no lo se, tal vez para respirar. Los pequeños tubos se movían al mismo tiempo, rítmicamente. Otra cosa importante: Estoy convencido de que su cuerpo estaba mojado, chorreaba agua, aunque no mucha. Desde su cabeza el agua caía entre sus ojos, como una especie de sudor. Quiero enfatizar que esa tarde mi hermana escuchó ruidos, sobre la pequeña terraza de la casa, en donde mi padre tiene dos barriles con agua que usa para regar las flores.

Foto del 11 de agosto.

Pensamos que se había dado un baño. Se suponía que los barriles estaban llenos, pero uno de ellos apareció a la mitad. Tal vez durante la noche saltó a la terraza, se desvistió y se sumergió en uno de los barriles, para bañarse. Ese fue el ruido que escuchó mi hermana.

Salimos pare ver si esa cosa había dejado su ropa, pero no había nada. Sólo había un pequeño agujero en el baluarte, de unos 25 a 30 centímetros de ancho. Lo iluminé con una linterna, pero no pude ver nada.

Continuará…