Adiós a la ufología, hola a la verdad

Adiós a la ufología, hola a la verdad

James Carrion

Llega un momento decisivo en la vida de todos cuando se debe elegir entre dirigir o ser guiado, aceptar la vida como lo que es o luchar por el cambio, por pequeño que sea, a favor del bien común. Mientras escribo esto el fin de semana de Pascua, contemplo el hombre cuya vida se está celebrando y su impacto en el mundo. Él predicó con el ejemplo, no tenía miedo de desafiar el status quo y su mensaje era puro. Lo que tenía que ofrecer era simple, palabras basadas en la verdad, y como una persona que admiro y respeto, si puedo ser una millonésima parte de lo que era, sentiría que estoy en el camino correcto.

Hubo un tiempo hace muchos años en que estaba considerando dejar la ufología porque no podía darle sentido a todo. He aquí un tema que estaba siendo tomado con pasión por gente inteligente y sobria, con muchos grados académicos avanzados, pero la solución estaba siempre fuera del alcance. Seguramente debía haber algo con el tema por tanta gente trabajando en ello, pensé. El problema me atrajo y decidí que tenía que descubrir la verdad por mí mismo, incluso si eso significa sacrificar otras cosas en mi vida. En un campo donde los reclamos salvajes están a la orden, me aferré a la única organización que yo sentía como un reservorio de sentido común y razón en su modus operandi – MUFON.

Afortunadamente, MUFON trasladó su sede a Denver en el año 2000 y me puse en contacto John Schuessler, director internacional en ese momento y le ofrecí mis servicios voluntarios. Recuerdo estar sentado en un café frente a MUFON preguntándole a John «¿Qué piensa usted que está pasando realmente?» Su respuesta me sorprendió. «No lo sé». Seguramente, después de todos estos años de búsqueda y excavación, debe haber algunas respuestas, me dije a mí mismo, por lo que quedé aún más intrigado.

Mientras miraba las filas y filas de gabinetes de archivos en la sede de MUFON, comencé a preguntarme si las respuestas que buscaba estaban adentro. Propuse a la Junta del MUFON digitalizar los documentos de los archivos en lo que denominé «Proyecto Pandora» y me dieron su bendición y el respaldo financiero. Pasé cientos de tediosas horas catalogando los archivos para escanearlos y el proyecto se completó en el lapso de un par de años. También me uní a la Junta del MUFON y ayudé a definir la nueva misión de la investigación científica de los ovnis de MUFON en beneficio de la humanidad.

Cuando John estaba buscando un sucesor, yo era reacio a proponerme, pero luego pensé en la posición única en la que esto me pondría para dedicar mi tiempo a la búsqueda de la verdad. Asumí el reto y los próximos tres años se convirtieron en una montaña rusa de ideas y descubrimientos que iban a cambiar mi opinión sobre por qué siempre es tan difícil de alcanzar la verdad detrás de los ovnis.

También decidí tomar un enfoque único. Presiona el fenómeno y ve lo que sale. No sólo busqué una señal, sino la ausencia de una, porque es lo que te dice. Además tomé la decisión consciente de renunciar a las «fuentes internas». Acoplando todo esto con una ética de investigación implacable que se hacía con rigor, entonces comenzó a surgir una imagen clara.

Lo que descubrí fue que el fenómeno se basa en el engaño «“ del tipo humano – y que no hay manera de que alguien entienda la verdad real a menos que primero esté dispuesto a aceptar eso. No, no estoy hablando de un grandioso encubrimiento de visitas extraterrestres, sino de la manipulación documentada de personas e información para fines sobre los que sólo puedo especular. ¿Cómo puedo saber de manera inequívoca que esto es cierto? Bueno, permítame exponerlo para usted en términos sencillos.

La gente es fácilmente manipulable, porque todos estamos sujetos a las presiones psicológicas del ego, creencias, prejuicios y visión de túnel. Por ejemplo, los que creen que la tierra está siendo visitada por los extraterrestres tienen los ojos vendados y ninguna cantidad de explicaciones alternativas los convencerá de lo contrario. Ellos son los acérrimos creyentes para los que la ufología les sirve como una religión para confirmar sus creencias, que ellos aceptan como dogma de fe. En el otro extremo del espectro están los detractores que combaten todas las afirmaciones con una razón del porqué eso no puede ser, sin molestarse en analizar los datos, o mover un dedo, o hacer investigaciones por sí mismos.

Un momento, ¿qué pasa con aquellos que no toman las cosas como cuestión de fe y en realidad recogen datos y realizan investigaciones? Buena pregunta. Decidí examinar la recogida de datos y las prácticas de investigación ufológica, y después de estudiarlas minuciosamente a lo largo de miles de expedientes históricos de investigadores de MUFON, APRO NICAP, en los archivos de MUFON, y lo que encontré, fue investigación incompatible con una falta total de normas de prueba. También encontré un rastro de artículos de desinformación y mala información que ha mantenido a la ufología bajo control a través de luchas internas y pistas falsas, agujeros de conejo y elaboradas operaciones de engaño.

La otra cosa que encontré documentada en los archivos de MUFON fue la triste historia de los investigadores de ovnis que pensaron que podrían desempeñar con éxito el juego de «encubrimiento» cultivando sus fuentes internas sólo para ser desacreditados, manipulados o su ego ser llevado al engaño. Pero fue después de realizar seis investigaciones personales que comencé a cuestionar que cualquiera de los datos asentados en cualquier archivo ovni pueden estar equivocados.

2006 – El informe de una empresa ficticia de buceo del hallazgo del ovni de Kinross de 1953 «“ se desconoce los autores y siguen en libertad.

2007 «“ Las afirmaciones falsas de Michael Nelson de la recuperación de evidencia física relacionada con la persecución ovni del condado de Portage en 1966. Leer el artículo de Nelson en los MUFON Symposium Proceedings del 2007, y luego, darse cuenta que nada de esto se basa en los hechos.

2007 – La historia de los Drones de California para la que no se pudo encontrar un solo testigo real, irreprochable y verificable.

2008 «“ Las afirmaciones de Stan Romanek que no sólo no son verificadas por la ciencia (a pesar de lo que dice), sino que implican la práctica vergonzosa de los investigadores de ignorar las normas profesionales por fraternizar e implicarse emocionalmente con el sujeto de su investigación.

2009 – Información inquietante que descubrí con el Dr. Frank Salisbury sobre el Rancho Skinwalker que pone en duda la validez de las experiencias descritas en el libro Hunt for the Skinwalker.

Todos estos casos tienen un denominador común: se basan en verdades a medias, y la manipulación absoluta hecha previsiblemente para hacer caer al creyente, pero también han hecho caer a varios ufólogos en su red de engaños. Y todos ellos también se habrían salido con la suya de no haber sido por la intromisión de esos chicos, pero diré más sobre la analogía Scooby Doo más tarde.

Cuando la imagen se hizo más clara, empecé a hablar más de lo que había descubierto, para gran disgusto de los que cometían los engaños. Al principio, me limité a publicar mis investigaciones en el MUFON Journal pero finalmente las llevé a mi blog debido a la creciente reticencia de la Junta MUFON para exponer algunos de estos autores, sobre consideraciones de responsabilidad legal o de financiamiento. Pero yo no podía permanecer en silencio y dejar que se crearan más mitos ovni en un mar interminable de datos nebulosos.

Decidí cavar más profundo y en lugar de centrarme en los espectáculos secundarios que emergían y distraían a los ufólogos llevándolos por otro agujero, hice investigación original de los primeros días del fenómeno. Lo que encontré fue increíble y está documentado en mi ponencia en http://scilib.ucsd.edu/sio/hist/Carrion_New%20Avenues.pdf. Consciente de que para descubrir más información y para probar mi teoría requeriría un enfoque como de láser y tiempo que yo no tenía de sobra, tomé la decisión de abandonar el puesto de Director Internacional de MUFON e informé a la Junta de MUFON.

También es interesante observar cómo mi investigación original cayó en oídos sordos en la comunidad ufológica. Cuando sugerí que el Santo Grial de la ufología, Roswell, podría ser un elaborado engaño, parte de una operación de inteligencia, no sólo me encontré con una ola de hostilidad por parte de los «creyentes», sino una reacción de silencio, desacreditado y ninguneado incluso por los investigadores «sin prejuicios» que afirman que no se rebajarían a tales tácticas. En lugar de inspirar a un ejército de investigadores compañeros a cavar más profundo en esta área inexplorada me sentí como Copérnico contándole a una sala llena de compañeros de cómo la Tierra gira alrededor del sol a pesar de que todos los demás creen que la tierra es el centro del Universo. ¡Blasfemia! ¡Herejía!

Todo esto me ha llevado a donde estoy hoy en día – fuera de la ufología – lejos de las creencias polarizadas, el circo de tres pistas de pueblo, y actos de ilusión que sólo han creado una sala de espejos y callejones sin salida y que dejó de producir respuestas definitivas a pesar de 60 años de investigación acumulados. Me siento libre y lleno de posibilidades, capaz de buscar la verdad mediante la investigación y documentación originales, verificables, sin las distracciones y el ruido constante.

En 1969, el Proyecto Libro Azul fue la historia y la MUFON fue fundada. El mismo año se inició el popular programa de televisión Scooby Doo, que incluía un grupo de detectives aficionados de resolver misterios y exponer a los estafadores y charlatanes que posteriormente eran detenidos por las autoridades. Cuando el perpetrador estaba siendo arrestado y esposado, ellos previsiblemente declaraban «“ «y me hubiera salido con la mía, si no hubiera sido por la intromisión de esos chicos». Comencé a preguntarme si la banda hubiera resuelto los misterios, si el perpetrador y las autoridades fueran una y la misma cosa. El perpetrador puede quedar atrapado y expuesto, pero una vez libre de irse, podía practicar sus engaños en otra parte. Eso, en pocas palabras, es el triste estado de la ufología de hoy, los seres humanos engañando a los seres humanos. Si hay un fenómeno real, todavía no he visto ninguna prueba de ello que se sostenga bajo un escrutinio científico. Fuera de la ufología voy a seguir pelando las capas de engaño humano y exponerlas como lo que son. Si hay un fenómeno real en su núcleo, aún está por verse.

http://followthemagicthread.blogspot.com/2010/04/goodbye-ufology-hello-truth.html

4 pensamientos en “Adiós a la ufología, hola a la verdad”

  1. Tarde o temprano, quienes deseamos saber qué hay más allá de esa masa informe llamada UFOLOGÍA, nos topamos con esas murallas de desinformación, favores pagados con el silencio, fomento de ideas equivocadas debido a algún interés personal o simple y sencillamente por querer ser el centro de atención de un fenómeno en el que todo mundo cree tener la batuta.

    Por muchos años, al exterior del tema, MUFON siempre dio una cara de profesionalismo y organización. Los boletines que emite eran impecables y bien organizados, al menos los que vi durante el período de Walter Andrus. Sin embargo durante el período de James Carrion fue cuando la organización se abrió al campo, es decir, cuando vimos a la cabeza arremangada y llenándose de tierra revisando casos, no sólo dependiendo de sus fuentes en distintas partes como representantes de MUFON.

    Yo siento que al crecer y crear una extensa red de contactos en quienes se confiaba el reporte de casos para acercarlos a la organización, fue lo que en gran medida hizo perezosa a la organización en general, y es a lo que se refiere James cuando menciona lo de las fuentes internas. Cuando la cabeza de un grupo centralizado se apoya en su red de contactos y no hay retroalimentación, se pueden generar ideas equivocadas al respecto del trabajo que se viene realizando, desvirtuando así la manera en que debe llevarse a cabo. Empieza a tener problemas de circulación y el organismo empieza a convertirse en un caos. Por lo general, esto mismo les sucede a todas y cada una de las organizaciones cuya cabeza no tiene un claro objetivo del proyecto o cuando existe más de un integrante que puede tomar decisiones y cuyas ideas no van el mismo rumbo, además de la burocracia que se puede generar en una organización tan grande.

    Lo que Carrion expone en este artículo, creo que ya lo hemos visto por mucho tiempo, tanto por haber pertenecido a una agrupación como por haber sido testigo de la creación y posterior deterioro de otras agrupaciones. Algo muy similar sucede en los foros; se empieza con todas las ganas del mundo, se crean estatutos para no caer en lo mismo que los demás, se establecen normas de flujo de información y hasta de comportamiento; una pormenorizada lista de los temas que se tratarán en el seno del grupo y al final de cuentas, tarde o temprano, termina convirtiéndose en un simple lugar de encuentro donde circula presentaciones, poemas, cadenas chatarra y hasta recetas para que no te pongan el cuerno.

    El ser humano tiende al caos, además de ser proclive al pensamiento mágico, y eso siempre será un factor determinante para los vicios en que se pueda caer para que a la postre, el prestigio ganado por años se vaya al caño entre airadas discusiones por falta de organización, omisiones y hasta corruptelas.

    Es lamentable, pero de no apretar tuercas y acabar con viejos vicios, tal vez estemos asistiendo al principio del fin de una famosa organización que nació poco antes de morir el último gran proyecto oficial para saber qué son los OVNIs. Tal vez más de 3000 miembros sean más una carga que una ayuda para alcanzar los objetivos propuestos:

    1.- Promover la investigación OVNI.
    2.- Educar al público sobre el tema OVNI.

    Hoy más que nunca, hace falta empuje para el segundo punto.

    Saludos.

  2. Me parece interesante, que aclares el fraude en que se ha vuelto en fenomeno de la Ufologia, con personas y organizaciones que no ven con seriedad el fenomeno, llenando de publicaciones inmaduraz que despretigian en fenomeno. Yo solo te puedo decir que creo en el fenomeno porque vivi muy de cerca junto a dos amigos en fenomeno por alla en el año 1884 en la comuna de calbuco, sur de chile.

    Creo que se requiere pasar a otra etapa como humanidad, una en donde este fenomeno se estudie con seriedad alturas de miras. Para alla avanza la humanidad, porque el fenomeno es real, y no un grupo de charlatanes taparan el cielo con la verdad. Gracias y saludos desde Puerto Montt, Sur de Chile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.