El misterio de las centellas (835)

El misterio de las centellas (835)

En el verano de 1996 viví una tormenta excepcionalmente fuerte con centellas. Aproximadamente a las tres de la mañana empezaron los flashes y truenos, y pronto se hizo violento, tanto que el paisaje alrededor se podía observar a todo color sin luz artificial, en el medio de la noche. No llovía aún. De repente vi una bola de luz naranja circulando y zigzagueando salvajemente en el aire por encima de una casa de campo aproximadamente a media milla de distancia, unos 20 a 30 pies de altura en el aire. El fenómeno desapareció después de algunos segundos. Unos minutos más tarde comenzó a llover muy fuerte.

Gregor

Bonn, Alemania

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.