Emenegger/Sandler/película de aterrizaje ovni – Holloman AFB

Emenegger/Sandler/película de aterrizaje ovni – Holloman AFB

Publicado: 06/12/2009

La saga Emenegger/Sandler: La historia comienza en 1973, cuando Robert Emenegger y Alan Sandler, dos empresarios de Los Ángeles con buenas conexiones, fueron invitados a Norton Air Force Base en California para discutir un posible documental sobre proyectos de investigación avanzada.

Dos oficiales del ejército, un jefe de la base de Air Force Office of Special Investigations, y el otro, el director de audio-visual Paul Shartle, discutieron una serie de proyectos. Uno de ellos involucró a los ovnis. Éste sonó el más interesante y se pusieron en marcha planes para seguir adelante con una película sobre el tema.

A Emenegger y Sandler se les contó de una película tomada en Holloman AFB, Nuevo México, en mayo de 1971. En octubre de 1988, en un programa de televisión nacional, Shartle declararía que había visto la película de 16 mm que muestra «tres aparatos en forma de disco. Uno de los aparatos aterrizó y dos de ellos se fueron».

Se abrió una puerta del vehículo aterrizado y salieron tres seres. Shartle dijo, «Ellos eran de tamaño humano. Tenían una complexión extraña, gris y una nariz pronunciada.

Llevaban trajes ajustados, (y) tocados que parecían ser dispositivos de comunicación, y en sus manos tenían un «traductor».

«Un comandante de la base Holloman y otros oficiales de la Fuerza Aérea salieron a su encuentro» (Howe, 1989).

A Emenegger se le hizo creer que se le daría la película para su uso en el documental. Fue llevado incluso a Norton y se le mostró el sitio de aterrizaje y el edificio en el que había estado la nave espacial almacenada y otros (Edificios 383 y 1382) en los que se hicieron las reuniones entre el personal de la Fuerza Aérea y los extraterrestres durante los siguientes días.

Según sus fuentes, el aterrizaje tuvo lugar a las 6 am

Los extraterrestres eran «médicos, tipos de profesionales». Sus ojos tenían hendiduras verticales como los de un gato y las bocas eran finas y de forma de hendidura, sin papada Todo lo que se le dijo a Emenegger de lo ocurrido en las reuniones fue un simple «hecho»: que los militares dijeron que estaban monitoreando las señales de un grupo de alienígenas con los que no estaban familiarizados, y que si sus invitados ET sabían algo de ellos. Los extraterrestres dijeron que no.

Las fuentes militares de Emenegger dijeron que le darían 3,200 pies de película tomada del aterrizaje. En el último minuto, sin embargo, el permiso fue retirado, aunque Emenegger y Sandler se animaron a describir el episodio en Holloman como algo hipotético, algo que podría suceder o que podría ocurrir en el futuro.

Emenegger fue a la Base Aérea Wright-Patterson, donde se había ubicado el Proyecto Libro Azul hasta su cierre en 1969, para preguntar al coronel George Weinbrenner uno de sus contactos militares, lo que había sucedido.

Según el relato de Emenegger, el intercambio se llevó a cabo en la oficina de Weinbrenner. El coronel se levantó, se acercó a la pizarra y se quejó en voz alta: «Â¡Esos malditos MIG 25! Aquí hacemos público todo lo que tenemos. Sin embargo, los soviéticos tienen todo tipo de cosas que no conocemos.

«Â¡Necesitamos saber más acerca de los MIG 25!»

Se trasladaron a una biblioteca y continuó con su monólogo sobre el avión de combate ruso, le entregó a Emenegger una copia de The UFO Experience (1972) de J. Allen Hynek, con la firma del autor y su dedicación a Weinbrenner.

«Era como una escena de una obra de Kafka», recuerda Emenegger, infiriendo de la conducta extraña del coronel que estaba confirmando la realidad de la película mientras se aseguraba de que nadie escuchara la conversación se dio cuenta de que era lo que estaba haciendo.

La película documental «UFOs Past, Present & Future» (Sandler Institutional Films, Inc.) fue lanzada en 1974 junto con un libro de bolsillo con el mismo título. El incidente de Holloman se cuenta en tres páginas (127-29) de la sección «Futuro» del libro.

En otro lugar, en una sección de fotos e ilustraciones, está la concepción de un artista de una de las entidades de Holloman, a pesar de que, junto con otras figuras extraterrestres, se describen sólo como «basadas en descripciones de testigos oculares». (Emenegger, 1974).

La asociación de Emenegger con los militares e inteligencia militar que había conocido mientras hacía la película iba a continuar durante años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.