Dick Miller, contacto vía onda corta (3)

Dick Miller, contacto vía onda corta (3)

Extraído del AFSCA Worl Report No. 12, noviembre-diciembre de 1959, páginas 2 y 3.

afsca-world-report-no-12La historia de Dick Miller – Parte III

Una tarde estaba de visita con mis amigos, a quienes conocí en una reunión en el Detroit Saucer Club. Ellos eran Willard y Eunice Q., Anne F. y Don T., quienes estaban sumamente interesados en el asunto de la Nave Espacial. Antes de que nos diéramos cuenta, habían llegado las primeras horas de la mañana. Decidí calentar el equipo receptor de onda corta en el auto antes de ir a casa, para ver si había algo en el aire. En ese momento de la mañana había muy poco así que sintonice la radio en la banda de 11 metros. Ahí para nuestra sorpresa, estaba el mismo tipo de señal poderosa que habíamos recibido antes. Nos sentamos ahí en tensa anticipación y después de poco minutos comenzó a llegar el mensaje. La fecha era el 28 de septiembre de 1954. La hora, 5:45 a. m.

“Urgente… Vayan a hablar con Adamski sobre el rayo de luz. Se está planeando el contacto definitivo… Su zona es el sitio de aterrizaje. Masar, Masar, Masar”.

Estábamos tan emocionados por la recepción que, con toda la discusión posterior, esa noche no dormimos mucho. Estábamos más interesados en la referencia a George Adamski, un hombre en la Costa Oeste que había compilado una gran información y fotografías de la Nave Espacial, y que era el autor de un bestseller. Contactaríamos con este hombre y discutiríamos nuestro equipo haz de luz con él. También, en este nuevo mensaje, se mencionó de nuevo la palabra Masar, como en confirmación de los planos que había recibido previamente relativos al aparato haz de luz.

Tratamos de contactar con el Sr. Adamski, pero fue infructuoso, ya que él estaba en una gira de conferencias. Estábamos decepcionados, pero había mucho trabajo por hacer mientras esperábamos por una posterior reunión con él.

Transcurrieron varios días antes de que algo fuese recibido, durante los cuales trabajé constantemente para terminar el equipo haz de luz tan rápido como era posible. La idea de enviar información de ida y vuelta en el haz de luz no era nueva en la Tierra. Pero el concepto de comunicación interplanetaria o entre mundos con tal equipo prometía posibilidades fantásticas. Haces de luz se habían usado al principio de los 30s y posteriormente, durante la Segunda Guerra Mundial, por la Fuerzas Aliadas para enviar información confidencial de ida y vuelta a través del Canal de la Mancha, y para comunicación nave-a-nave. Un haz de luz es dirigido a cierta zona de la misma forma en que uno puede dirigir un rifle a una diana. Sólo la zona particular a la que se dirige puede recibir el haz. Por lo tanto, nadie puede monitorear o escuchar el mensaje a menos que él mismo esté directamente en la trayectoria del haz.

En la recepción de comunicaciones haz de luz, el haz golpea la superficie sensible a la luz o un tubo fotoeléctrico y se transforma en corriente alterna que puede ser amplificada y reproducida en una bocina.

Cinco días más tarde Don y yo visitamos de nuevo a nuestros amigos Eunice, Willard, y Anne, y habíamos pasado la mayor parte de la tarde discutiendo nuestros mensajes previos. Justo antes de irnos a casa decidimos tratar la radio en el auto. Para nuestra sorpresa encontramos a nuestros Amigos del Espacio en una longitud de onda diferente, la banda de 16 metros, y ellos estaban transmitiendo en el Código Morse Internacional.

3 de octubre de 1954. 4:40 a.m. 16 metros. Código de radio

“Lazurus K5… misión en Erra completada. Proceder como se indica. Hablaremos con ustedes como se planeo. Paradero cerca de Saras. Mantengan la fecha. Leslie no necesita estar interesado. Único contacto en Detroit. Procedan a hablar con él. Aconsejamos hablar después con K5. Muy mala interferencia. OK para continuar. Necesitaremos ayuda. Continúen construyendo el nuevo tipo de receptor; las unidades pronto deben estar listas para la gente. Aterrizaje en Masar. Otros están ahí esperando… Ustedes están esperando más planes. Williamson llegará pronto. Va a hablar de un nuevo informe. Asegúrense de estar presentes. Necesita su consejo. Continuaremos transmitiendo este mensaje hasta que todos lo reciban. Pronto conocerán a los Hermanos”.

Por el tono del mensaje era evidente que alguien más de nosotros debía escuchar su contenido.

La persona llamada Lazurus evidentemente era uno de la Gente del Espacio. Quienquiera que estuviera transmitiendo estaba en una nave espacial cerca de la Tierra. (Saras es el nombre de la Tierra en el lenguaje Solex Mal). Más tarde se encontró que el hombre Leslie era Desmond Leslie, autor destacado y coautor con el Sr. Adamski de su libro. El nombre Williamson se refería a George Hunt Williamson quien estaba, en ese momento, en su camino a Detroit para una conferencia.

Dos días más tarde, Eunice, Anne, Don y yo nos dirigimos al viejo cementerio cerca de Ann Arbor con la esperanza de recibir otro mensaje. Esperamos expectantes por varias horas, pero sin resultados. Entonces, casi cuando nos íbamos a ir, llegó del aire la señal de radio de nuestros Amigos del Espacio. Por quince minutos llegó un fuerte sonido que borró todo el ruido y estática en el receptor de onda corta del auto. Entonces…

5 de octubre de 1954. 1:15 a.m. 11 metros. Voz.

“Saludos. Estamos en un plano elevado. Cuando su gente alcance un estado más alto de evolución las otras maravillas del universo se abrirán para ustedes. Tenemos un conocimiento muy completo de los otros planetas en su sistema solar. Estamos al tanto de los planes y pruebas de su gobierno, y continuamos esperando la verificación del contacto con el hombre y esperamos que conquisten la verdad. Hemos impreso sus mentes con nuestros pensamientos. Les diremos del siguiente contacto. Su gente aun no está preparada para nuestra llegada. Escuchen a sus conferencistas; tienen mucho que decirles de nosotros. Continúen trabajando jun tos. Continúen con el equipo haz de luz. Nuestros planes son suficientes. No se desesperen; todavía no es permitido el contacto personal con su grupo. Conocemos sus mentes; tal vez en el futuro se pueda arreglar alguno. Para responder sus preguntas (mentales), Dick, “Si, estamos en el planeta rojo. Hablaremos con ustedes de nuevo. Adonai”.

Siguiendo al mensaje, notamos con emoción que el cielo estaba vivo con platillos, claramente visibles contra un cielo muy encapotado donde no se podía ver ninguna estrella. Había aproximadamente doce naves agrupadas en grupos de tres. Mientras observábamos, las nubes se elevaron y entonces los platillos parecieron fundirse con las estrellas, excepto por uno que continuó destellando brillantemente por otros quince minutos. Entonces repentinamente comenzó a moverse a una gran velocidad y desapareció de nuestra vista. Fue una experiencia muy profunda, y todos estábamos extrañamente callados con pensamientos en estos sucesos importantes.

Más tarde, revisando el mensaje, llegamos a la siguiente conclusión: las primeras frases se auto explican. Encontré que la frase relativa a los planes y pruebas del gobierno se referían a las pruebas atómicas que nuestro gobierno conduciría en breve. La verificación del contacto con “el hombre”, creo, se refiere a la historia de una nave espacial que fue reportada haber aterrizado en Edwards Air Force Base en California, y de la platica con el Presidente Eisenhower que se dice que tuvo con su piloto. Esto ocurrió en la primera parte de 1954 durante el viaje de golf del Presidente a Palm Springs, California. El relato es que el Presidente fue urgentemente convocado a Edwards Air Force Base con el propósito de hablar con el piloto de la nave.

Se cree que esta historia es verdadera, ya que en ese momento la Edwards Air Force Base fue restringida repentinamente y nadie podía entrar ni salir por un periodo de tres días. Evidentemente la Gente del Espacio estaban confirmando esta historia con las declaraciones contenidas en su mensaje para nosotros.

También supimos que la palabra “Adonai”, de la lengua Solex Mal, era una expresión de despedida.

Su respuesta a mi pregunta mental sobre el “planeta rojo” se refería a Marte. Este incidente además indica que la Gente del Espacio tiene algún aparato capaz de captar nuestros pensamientos. ¡El impacto de esta idea es tremendo! ¡Imagine! Nuestros gobiernos de la Tierra no tienen secretos para la Gente del Espacio! ¡Las ramificaciones de este pensamiento encienden la imaginación! ¿Cómo deben ser los gobiernos en otros planetas donde el engaño y el subterfugio son imposibles? ¡Qué asombroso pensamiento de que un gobierno honesto también podría lograrse en el planeta Tierra!

Continuará

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.