El día que cayó una bomba atómica en Carolina del Sur

50 años después de haber sido bombardeada por accidente, con una bomba A, una pequeña comunidad de S.C. ha hecho las paces con la historia

Por Bobby Bryant

Después de 50 años, finalmente podemos preguntar: ¿Quieres ketchup en tus «papas fritas atómicas»?

Antes que responda, remóntese a 1958, e imagine ver un bulto negro cayendo del cielo por encima de las zonas rurales del Condado de Florencia. ¿Pájaro? ¿Superman? ¿Ovni? ¿Bomba atómica?

Adivine

Oh, todo fue un accidente – nadie intentó que un B-47 que salió de Savannah en una misión de adiestramiento perdiera una ojiva atómica de 7,000 libras, 10 pies de largo, encima de la casa de Walter Gregg Sr. En la comunidad de Pee Dee»™s Mars Bluff, el 11 de marzo de 1958.

Nadie intentó dejar caer la cabeza atómica sin armar, con su carga atómica todavía a bordo del avión, a 15,000 pies del suelo. O que el disparador altamente explosivo de la bomba – sólo un petardo en comparación con lo que hubiera sido una explosión nuclear – detonara en el momento del impacto, formando un cráter de 50 pies de ancho y 35 pies de profundidad en un bosque detrás de la casa de Gregg, triturando la casa de Gregg como un huracán.

Pero eso es lo que pasó. La Fuerza Aérea de los EU dejó caer una bomba atómica sobre Carolina del Sur «“ tal vez la primera vez que cae accidentalmente una bomba en una comunidad civil. Se trata de un evento inolvidable… Que casi todos han olvidado fuera de Pee Dee.

Si quiere enterarse cómo y por qué ocurrió este accidente, continúe leyendo el reportaje en el siguiente enlace:

http://www.thestate.com/117/story/342059.html

Cae un trozo de hielo en Lula

¿El cielo se está cayendo en Lula? Cae hielo sobre una tienda

Proyectil que golpeó una tienda de neumáticos puede haber caído de un avión

Por Stephen Gurr

8 de marzo de 2008

Por un breve momento el jueves, pareció como si el cielo se estuviera cayendo sobre Lula.

El viernes por la mañana investigadores de la Administración Federal de Aviación visitaron Welch’s Tire Shop, un garaje en la calle Main, para examinar un informe de un trozo de hielo del tamaño de un baloncesto que cayó desde un cielo sin nubes y destrozó un techo de lamina, dispersándose en fragmentos del tamaño de bolas de béisbol.

Se cree que el hielo cayó de uno de los muchos jets comerciales de pasajeros que vuelan sobre una ruta hacia el Hartsfield-Jackson Atlanta International Airport.

«Podría muy bien haber matado a alguien que estuviera parado allí», dijo Gordon Welch, el propietario del garaje.

Welch estaba a unos cinco pies de distancia del punto de impacto en la esquina del garaje, y un cliente estaba cerca de dos pies de distancia, cerca de un camión que estaba en un ascensor hidráulico. La fuerza del impacto causó una honda conmoción en el edificio, dijo.

«Había cosas volando por todas partes», dijo Welch. «Nunca he visto algo caen del cielo con tanta fuerza».

Las personas que trabajan cerca en una tienda de transmisión y un lote de autos usados reportaron haber oído «un gran ruido que llegaba a través del aire», justo antes del impacto, que se produjo poco antes de las 4 p.m. del jueves, dijo la prometida de Welsh, Melissa Whitfield.

«Cuando golpeó, pensé que algo había explotado», dijo.

Kathleen Bergen, una portavoz de la FAA, confirmó que la agencia está examinando el incidente. Bergen dice que, en ocasiones, ha caído hielo de los vuelos a gran altura, pero es considerado como algo «muy, muy raro». En general los informes que involucran «hielo azul», son el resultado de una descompostura del sistema sanitario de un avión, dijo Bergen.

Pero, ya que el hielo involucrado en el incidente del jueves era blanco, la suposición es que podría ser hielo que se formó en la parte exterior trasera de un avión a gran altura y que cayó mientras descendía, dijo Bergen.

La FAA va a ubicar el lugar de los hechos y examinará el plan de vuelo de las aerolíneas desde el jueves para determinar qué avión estuvo volando en ese momento, dijo.

«Vamos a hacer todo lo posible por rastrear el avión para ver si hay alguna cuestión mecánica que pudiera haber causado que ocurriera esto», dijo Bergen.

El viernes los investigadores federales tomaron fotografías de los fragmentos de hielo que Welch conserva en un congelador y fotografiaron la zona de impacto, dijo Whitfield.

Bergen dice que funcionarios de la FAA investigaron un caso de un gran trozo de hielo blanco que cayó del cielo y aplastó un coche en 2007 en Tampa, Florida. La causa fue reducida a hielo que quedó atrapada en la rueda de un jet o bien a un mal funcionamiento del tubo calefactor que permitió que se formara hielo en la parte posterior del avión, que luego cayó cuando se fundió a menor altura. El avión desde el que cayó el hielo nunca fue identificado.

Bergen dijo que la FAA «investigará esto en la medida en que podamos, pero no hay ninguna garantía de» que se determine la causa exacta.

Se le preguntó si pensaba que los funcionarios serían capaces de localizar la fuente de hielo, Welch dijo, «lo dudo».

Whitfield dijo, «Cosas como esta no son normales. El cielo no cae demasiado a menudo en Lula».

http://www.gainesvilletimes.com/news/article/3985/

El "misterio" de las piedras que levitan

El «misterio» de las piedras que levitan

Kentaro Mori

¿Otro Enigma Misterioso Desconocido?

Por más que nuestra ciencia tradicional avance produciendo computadoras, sensores y métodos para estudiar el universo microcósmico y microcósmico de todo lo que nos rodea, todavía se encuentra una fila de varios fenómenos extraños esperando ser explicados.

Uno de esos sorprendentes misterios se encuentra en la India, en la ciudad de Shivapur donde dos enigmáticas piedras reposan junto a un santuario. Están ahí, al alcance de la mano de los que quieran tocarlas, filmarlas y fotografiarlas.

Una pesa 55 kilos, y la otra, 41 kilos.

Hasta ahí, nada raro. El mundo está lleno de piedras de todos tipos y tamaños.

Pero la parte realmente «GUMP» de estas piedras, surge cuando once hombres tocan la piedra mayor; y nueve (no ocho, ni diez. Sólo funciona con nueve) tocan la piedra menor mientras entonan una misteriosa frase mágica. En este momento ocurre lo imposible:

Las dos piedras se elevan en el aire hasta dos metros de altura, como si la gravedad dejará de existir.

Continúe leyendo en el Mundo Gump con toda la historia traducida de las piedras. La palabra mágica es «Qamar Ali Darv»¦ eeessshhh».

El enigmático e inexplicable fenómeno es citado en el periódico Pravda.ru, el mismo que promueve la historia del bebé extraterrestre Aleshenka (o Alioshenka), entonces debe ser verdad.

Cualquier cosa que haga, no vea el video del evento. Podría destruir sus sueños de salir levitando con este mantra.

http://www.ceticismoaberto.com/news/?p=1160

Es algo similar al viejo truco de «levitar» a una persona en una silla. Se podría decir que «la unión hace la fuerza» y que el esfuerzo combinado obtiene mejores resultados.