Misterio resuelto: el pie era de un oso

Misterio resuelto: El pie perteneció a un oso

Por Bill Freehling

Se soluciona el misterio del pie.

El pie encontrado el 10 de febrero en un relleno sanitario del condado de Spotsylvania es la pata trasera de un oso.

Ésa fue la conclusión a la que se llegó en la oficina del examinador médico de Virginia, que entró en contacto con la oficina del sheriff de Spotsylvania esta mañana.

Eso da fin a la especulación, a veces intensa, sobre el pie de 8.5 pulgadas que se encontró en el tiradero de Livingston por los trabajadores que limpiaban las huellas de una niveladora.

Al principio se pensó que era el pie izquierdo de un ser humano. El personal de emergencias de Spotsylvania pasó horas revisando cerca de 127 toneladas de basura en el tiradero para encontrar otras partes del cuerpo.

Entonces la respuesta vino del laboratorio del estado: era una “especie de mono”.

Pero los expertos en primate del país que vieron el pie decidieron que no era de un mono. Eso condujo a especular que perteneció a un Bigfoot.

Mucha gente había determinado previamente que era de hecho el pie de un oso.

El sheriff de Spotsylvania, Howard Smith, dijo que el laboratorio del estado había llegado a la misma conclusión después de hacer un trabajo forense adicional y de consultar con un antropólogo.

Smith dijo que las autoridades sospechaban que un taxidermista tiró la pata después de pelarla y de cortarle las garras. No había pelo en la pata, y había sido aserrado limpiamente.

Wendy Christensen-Senk, una taxidermista del Museo Público de Milwaukee, concluyó que era un oso negro, después de ver las fotos. Ella dijo que las patas del oso se confunden a menudo con las de los humanos después de ser peladas y de eliminar las garras.

Smith dijo que el pie será guardado en el laboratorio del estado de Virginia para propósitos de entrenamiento. Él dijo que la oficina del sheriff de Spotsylvania ahora lo considera un caso cerrado.

http://fredericksburg.com/News/FLS/2007/022007/02202007/0220foot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *