Archivo de la categoría: Ovnis

Fotos de ovnis nazis

Fotos de ovnis nazis

21 de junio de 2004

Kentaro Mori

unazEn el enlace de arriba puede ver más historias (en inglés) y fotos de ovnis nazis, en portugués aquí. Ambos enlaces tienen solo una imagen real de platillo volador, que es la de un avión alemán de ala circular, el Sack AS-6 (que tenía una contraparte estadounidense similar, el Vought V-173) y no es nada extraño. Otra imagen real es la de un modelo pequeño, de hecho construido por Viktor Schauberger, un pseudocientífico con fantásticas afirmaciones sobre la fuerza de los remolinos que llegaron a estar involucrados en el mito. Sus modelos e ideas, en lo real y concreto, pueden no ser muy diferentes de esta aspiradora (de hecho, también se relaciona con un determinado medio de enriquecimiento del uranio, pero Schauberger no es precisamente el inventor de la rueda). De todo esto, la relación de los vórtices con los ovnis solo es concreta en… los ovnis de vórtice.

Por supuesto, también debemos señalar una evidencia de fraude, y algo para disipar el mito de los ovnis nazis.

Actualización: Andréia recuerda que toda la saga (y “saga” es un término especialmente apropiado, leyendas nórdicas) también se puede leer aquí.

https://web.archive.org/web/20160516213639/http://www.ceticismoaberto.com/geral/384/fotos-de-ufos-nazistas

Las fotografías Twin Falls (21)

Las fotografías Twin Falls (21)

Tenemos otra nota de The Times News, de Idaho, pero del 15 de julio de 1947[1]:

TheTimesNews-Idaho-15-7-1947La investigación “disco”

El engaño “disco volador” en Twin Falls por lo menos nos dio un vistazo dentro del viejo secreto de “capa y espada” que en ocasiones emplea el Ejército de los EE.UU. hasta el punto de hacer el ridículo.

Una vez que la inteligencia del ejército se enteró del descubrimiento en Twin Falls, aceleró su maquinaria de censura. Se le ordenó a la policía mantener el “platillo” bajo llave y candado, las fotografías y películas tomadas fueron incautadas y para todas las preguntas referentes al “disco” los oficiales mantuvieron un silencio como el de la esfinge.

Naturalmente esta secrecía del ejército levantó especulaciones a lo largo y a lo ancho. Los cables de prensa zumbaron con preguntas. Los periódicos de muy lejos llamaron por información. Un periódico despachó su propio aeroplano hacia Twin Falls.

Hasta que los oficiales del ejército que volaron aquí desde Salt Lake City no comenzaron su viaje de regreso, no hubo indicios de que todo el asunto fuera un engaño – que el “platillo”, según su investigación, había sido construido y “plantado” por cuatro chicos adolescentes.

“¿Pero porqué estos oficiales del ejército llevaron el falso disco de regreso a Salt Lake City con ellos?” preguntó un hombre local quien sintió algo irregular sobre la investigación. “Si fue un engaño, ¿porque no lo pusieron en exhibición aquí en donde todos pudiéramos verlo?”

Otras preguntas también parecen estar en orden. Si el ejército está “en conocimiento” en cuanto se refiere a estos “platillos”, ¿Por qué no se limitó a pedir una descripción del misil encontrado en Twin Falls? Si la descripción no concuerda con la de algo verdadero, ¿por qué tanto alboroto y el secreto y su viaje en avión a Twin Falls?

Sólo hay una conclusión. Ya sea que el ejército no conoce de qué se trata estos “platillos” y están titubeando o hizo una obra de teatro del incidente de Twin Falls para mantener al público ignorante o confundido, o ambos.

De regreso a Salt Lake City varios días más tarde los “latones”, en el más puro estilo militar, liberaron una fotografía del “disco” que había sido traído aquí de Twin Falls. En los brazos de un capitán, el disco “falsificado” fue hecho aparecer como otro triunfo para el ejército.

https://archive.org/stream/The_Times_News_Idaho_Newspaper_1947_07_15#page/n3/mode/2up/


[1] Anonimo, The “Disc” Investigation, The Times News, Idaho, July 15, 1947.

Más allá de la barrera de la luz 6

(**) UN SÍMBOLO DEL HOMBRE ALCANZANDO LA LUNA

(Prefacio)

“… y también era un símbolo … un símbolo del hombre que alcanza la Luna y las estrellas, del hombre que se lanza al espacio en una aventura sin fin …”

Desde que el hombre ha vivido en este mundo, desde los días en que vivió en una cueva, ha buscado el conocimiento. Ha alcanzado las alturas del Everest, las profundidades del mar. Sus aviones, en miles, abarcan todo el mundo y rodean gradualmente esta Tierra a mayores alturas y velocidades, haciendo de lo que era una vasta circunferencia algo tan insignificante que no es sorprendente que esté llegando a los vastos, ilimitados y desconocidos campos de espacio.

Ha llegado a la Luna, la primera etapa de su viaje a otras civilizaciones en otros mundos; no se equivoquen, no estamos solos. Esto está ahora probado por arqueólogos, científicos y astrónomos. El ritmo de los descubrimientos se está acelerando ahora que se han establecido las pistas. Casi todos los días trae descubrimientos asombrosos y emocionantes. Hay otras civilizaciones de las que venimos, y es allí donde debe estar el futuro del hombre.

Hace algunos años, cuando estaba en la inteligencia británica en Malaya — luchando contra los bandidos comunistas escondidos en las vastas junglas — uno sintió una sensación de terrible frustración. En ninguna parte del mundo había paz. La Tierra entera fue desgarrada por conflictos, Guerra Fría y guerra caliente. Miles de personas dijeron: “El hombre está haciendo un desastre en la vida; hay tanta confusión. ¿Realmente vale la pena vivir?”

En ese momento, un profesor de Oxford salió y nos dio una conferencia. Dijo: “Hay masas de madres Grundies que dicen: ‘¡Qué época más espantosa para vivir!’ ¿Se dan cuenta estas personas de la edad maravillosa que es? Estamos en el umbral mismo de dejar este planeta y viajar y explorar el vasto universo… Este es el comienzo”.

Continuó describiendo el estatorreactor, o tubo de estufa volador, como él lo describió, simplemente un tubo de estufa calentado que pronto proyectaría a los hombres por el espacio a velocidades cada vez mayores. ¡Ciertamente una época espantosa! Cuán afortunados somos de estar vivos y qué logros maravillosos y fascinantes podemos ver en nuestras vidas.

Estas páginas cuentan, a través de la experiencia personal, una civilización avanzada en el espacio exterior, una civilización que ya ha encontrado los secretos de la propulsión espacial. Uno está cautivado por la belleza y la maravilla de sus silenciosas naves eléctricas que sobrevuelan y han aterrizado en esta Tierra.

Puramente imaginario, se podría decir, hasta que se lee la inmensa cantidad de explicaciones científicas y técnicas que da el autor. La derrota de la llamada gravedad ha sido durante mucho tiempo un sueño, y la ingravidez es la respuesta. Esto, al parecer, solo se puede lograr en el campo eléctrico, y aquí se describe con detalles absorbentes para que el científico o el hombre de la calle lo perciba. De hecho, es cierto decir que quien primero obtenga las respuestas será el amo completo de esta Tierra.

Pero estas personas del espacio no solo son avanzadas en el campo científico; están evolucionados física, mental y espiritualmente y no desean traer nada más que bien a este planeta. Esperemos que antes de que el hombre reciba el secreto, él también querrá llevarse consigo la paz y la buena voluntad y no las luchas y los males actuales de esta Tierra. ¿Por qué, siempre que se informa un aterrizaje, la gente debe apresurarse a buscar armas de fuego en pánico y comenzar a disparar? Porque es el instinto de conservación y destrucción del hombre.

Que podamos volar pacíficamente hacia lo desconocido algún día. Que la gente del espacio venga a nosotros y nos muestre una mejor forma de vida antes de que nos destruyamos a nosotros mismos y al mundo. No solo hay detalles técnicos en todos los campos de este libro, sino que la belleza del amor universal tal como la describe la autora —que ciertamente no es una persona común— nunca será olvidada.

Anthony Fielding

Mayor British Intelligence Corps (retirado)

Elizabeth Klarer: viajera espacial 7

Elizabeth Klarer: viajera espacial 7

Elizabeth Klarer (1910-1994)

(De Answers.com) Elizabeth Klarer fue la contactada de platillo volante más prominente de la década de 1950 en Sudáfrica. Nació en 1910 en Mooi River, Natal, Sudáfrica y surgió de la oscuridad en 1956 después de un encuentro con una nave espacial supuestamente de Alpha Centauri, de la que tomó una foto. Fue recibida con entusiasmo entre los aficionados a los ovnis sudafricanos que le proporcionaron una plataforma para contar sus encuentros.

ElizabethKlarer1A medida que se desarrollaba la historia de Klarer, afirmó haber tenido un avistamiento de ovnis por primera vez en 1917 y nuevamente en 1937. Finalmente, en 1954, mientras estaba en su granja en Natal, donde nació, vio un platillo nuevamente. Esta vez voló lo suficientemente cerca como para que pudiera ver a uno de sus ocupantes. Luego, el 6 de abril de 1956, estaba nuevamente en su granja en Natal cuando aterrizó un platillo y la llevaron a bordo. La persona hermosa y rubia que había visto antes se presentó como Akon. El platillo la llevó a una gran nave nodriza, donde le mostraron imágenes de Meton, el planeta natal de Akon. Le dieron comida, una comida vegetariana y le presentaron su cultura. Dos meses después volvió a ver el platillo y le tomó una foto mientras volaba sobre su granja.

Ella contó esta historia en reuniones de ovnis en Sudáfrica y, a lo largo de los años, informó contactos adicionales. El evento más importante en estos últimos encuentros fue el desarrollo de un vínculo romántico con Akon, con quien tuvo un hijo. Afirmó que en un momento se quedó durante cuatro meses en Meton y completó su embarazo allí. Su hijo no podía vivir en la Tierra, pero ocasionalmente la visitaba. Todos estos eventos fueron discutidos en su libro de 1980, Beyond the Light Barrier. Aunque fue muy bien recibida en Sudáfrica, los investigadores de ovnis norteamericanos y europeos no creyeron su historia. Excepto por la imagen, evidencia débil de hecho, no había nada que colaborara con su historia. Sin embargo, persistió en sus afirmaciones hasta su muerte en febrero de 1994.