Murió James W. Moseley

James W. Moseley: Obituario

JamesMoseley1Ufólogo, escritor, saqueador de tumbas, mujeriego, pero sobre todo humorista. James W. Moseley ha muerto a la edad de 81 años.

James W. Moseley nació el 4 de agosto de 1931 en la ciudad de Nueva York, en el seno de una familia militar. Su padre, George Van Horn Moseley, alcanzaría el rango de General de División del Ejército de los EU.

Moseley asistió a la Universidad de Princeton durante dos años. A pesar de ganar buenas notas, la abandonó para dedicarse a sus intereses y aficiones, incluyendo la arqueología. Empezó a interesarse en los ovnis tras los reclamos de 1947 del piloto Kenneth Arnold, pero su interés se profundizó después de la muerte, en 1948, del piloto de la Fuerza Aérea de los EU Thomas Mantell persiguiendo un ovni.

A finales de 1950, Moseley pasó un total de cerca de tres años de su vida en Perú, donde logró excavar y exportar cientos, si no miles, de artefactos incas y pre-incas, que datan de la era pre-cristiana. Se trata de objetos de cerámica, madera, plata y oro de alto nivel artístico.

En julio de 1954, Moseley co-fundó Saucer News, una revista conocida por su estilo poco ortodoxo, o como dice Jerome Clark, “irresponsable”. Saucer News sólo ocasionalmente hacía investigación ovni seria, Moseley fue uno de los primeros en dar a conocer las pruebas contra las pretensiones del principal líder “contactado” George Adamski.

Además de publicar varios trabajos en donde se demostraba que las fotos de Adamski eran un fraude, Moseley participó en el engaño de la carta Straith, una broma que realizó junto a su amigo Gray Barker (otro de los pilares de la ufología), con la cual intentaban burlarse de Adamski.

En una entrevista Moseley expuso su punto de vista sobre el asunto de Adamski:

SaucerNews1“Cuando lo conocí, Adamski iba en su modo clásico de ‘el gran gurú’. Usted podría ir con él a Palomar sin una cita y él estaría sentado allí con su corte, y hablando con toda la gente que entraba y parecía un tipo agradable. No podía demostrar nada: usted tenía la opción de creer en él o no. Ahora bien, si era auténtico o no, él tenía un fondo con la Real Orden del Tíbet. Luego escribió su historia de ciencia ficción, Pioneers of Space, que resultó ser muy similar a su posterior libro sobre ovnis. Yo no creo que él creía literalmente todo lo que dijo. Pero creo que lo que dijo estaba en línea con una filosofía personal que puede muy bien haber tomado en serio.

 

“Creo que con Adamski era así: si yo digo ‘soy Jim Moseley, y creo en el mundo de la paz, el amor y salvar el medio ambiente’, a la gente no le importará. ¿Por qué iban a hacerlo? Pero si digo que un astronauta llamado Orthon me ha dicho que debemos amarnos unos a otros, pues bien, sin duda le da más significado. Creo que es una de las grandes cosas detrás del movimiento del contactismo. Ellos creían en lo que estaban diciendo, pero necesitaban una autoridad superior para llegar al otro lado. Al igual que en la religión, necesita a Dios. Adamski necesitó a Orthon”.

HortonOtro caso que Moseley investigó en 1953 fue el del accidente del platillo volador de Ralph Horton. Moseley conoció sobre ese caso en el Atlanta Constitution. Entonces llamó al aeropuerto y confirmó que el objeto era un dispositivo utilizado por la Fuerza Aérea para determinar la velocidad y dirección del viento. El aparato se enviaba al cielo unido a un globo y era rastreado por el radar, ya que los haces de radar son reflejados por el objeto.

Moseley fue a visitar a Horton y este buscó el objeto en su desván y se lo dio a Moseley. El ufólogo lo perdido y con el tiempo se lamentó de que, si hubiera tenido en el objeto, entonces podría haber sido él en lugar de Karl T. Pflock quien habría hundido el asunto del ovni de Roswell.

ShockinglyJusto Pflock fue el coautor con Moseley) del libro titulado Shockingly Close to the Truth!, en el que Moseley da a conocer muchos de sus engaños ovni, realizados en conjunto con Barker.

Moseley llamaba a Gray Barker, su mejor amigo, el primer “autor de platillos voladores”. Ambos fundaron Saucer News que sería vendida a Barker en 1968. La revista llegaría a alcanzar un tiraje de 10,000 ejemplares.

Luego Moseley se convirtió en conferencista regular de los ovnis y organizaba una convención anual. Entre finales de los 1960 y principios de 1970, dio conferencias como experto en ovnis en más de cien universidades de todo el país.

NonSuscribeEn 1970, fundó un boletín que sería conoció con varios títulos (Saucer News, Saucer Cruis, Saucer Booze, Saucer Glues, Saucer Jews) hasta que Moseley lo estableció en Saucer Smear en 1981. Producía el boletín de forma irregular, y lo enviaba por correo sin costo alguno a cerca de 200 amigos y asociados. Luego se asoció con alguna compañía y comenzó a vender los números atrasados en PDF y a aceptar suscripciones, algo que nunca había hecho. Para leer el Saucer Smear uno tenía que ser un “no suscriptor”, aunque se daba una calurosa bienvenida a las donaciones.

Leer Saucer Smear era una delicia porque se podía entender la ufología desde dentro, guiados por uno de los ufólogos que conoció a los principales protagonistas que fueron creando –literalmente- los principales mitos ovni (Moseley tuvo una estrecha relación con muchas figuras fundadoras de la ufología). Saucer Smear típicamente tenía un tono jocoso y chismoso; estaba lleno de noticias y humor. El humor y los chismes eran la principal característica de ese boletín. Su línea era de un “escepticismo benigno” hacia las creencias más extremas de ovnis, y en general, reflejaba las diferentes formas en que Moseley había tamizado sus creencias al paso de los años.

En orden cronológico, consideró la hipótesis extraterrestre, la hipótesis de un arma/aeronave secreta, la hipótesis psíquico/sobrenatural/interdimensional en la línea de John Keel o Jacques Vallee, un profundo escepticismo y el agnosticismo. Según Jerome Clark, se había “entretenido en casi cada punto de vista que es posible tomar acerca de los ovnis, sin llegar a decir nada especialmente interesante o memorable acerca de cualquiera de ellos”.

JimMoseleyLongJohnNebelMoseley apareció a menudo en el viejo programa de radio de Long John Nebel o en el de televisión de Joe Pyne. Abajo se puede ver una de estas intervenciones.

En su libro Shockingly Close to the Truth, Moseley dijo que su amigo Gray Barker murió el 6 de diciembre de 1984, “después de una larga serie de enfermedades” en un hospital de Charleston, West Virginia. Pero la causa era algo misteriosa y el diagnóstico no fue siempre claro. Moseley escribió que “el fracaso más o menos simultáneo de varios órganos, debido muy probablemente a causa del SIDA (aunque no fue diagnosticado como tal en aquellos días)” mató a Barker.

En el documental de Ralph Coon sobre Barker, Whispers from Space, el investigador de Clarksburg es representado como un homosexual de closet. Barker tenía sólo 59 años cuando murió. Moseley apareció en el documental, hablando de su amistad. El hecho es que Moseley era directo, y podía tener un amigo gay, lo que por supuesto se entiende hoy en día, pero no tanto en su generación.

Sin embargo los chismes que se generaron en torno a su orientación sexual tuvieron mucho impacto en Moseley. Jerome Clark decía que ese asunto “Le importaba a Jim, que no era gay y que no le gustaba cuando la gente se extendía en tal especulación”.

Tal vez fue por eso que durante años, con demasiada frecuencia publicaba fotografías de mujeres de pechos grandes en su boletín Saucer Smear. En realidad, era bastante obvio. Moseley fue un cómico, muy interesado en las mujeres y el sexo, y le encantaba ser el centro de atención.

JamesMoseley2En su vida adulta Jim Moseley se dedicó a los bienes raíces, las antigüedades precolombinas por arte y negocio, y a los platillos volantes (ovnis) por curiosidad intelectual. Durante casi treinta años, Moseley vivió en Florida.

En 1984, estableció una tienda de antigüedades y arte precolombino en Key West, Florida, en donde vendía parte de su colección que había robado en sus excavaciones en Perú y otros países de América del Sur, así como tallas de madera poco comunes de diversas partes de África. En 1992 donó su material peruano restante al Graves Museum of Archaeology and Natural History, ubicado en Dania, Florida, cerca de Fort Lauderdale. Ahí están en exhibición permanente.

Él también hizo dinero en bienes raíces. Una de las propiedades que vendió fue Rose Lane Gardens, una casa de huéspedes de lujo de 6 unidades que se abrió al público a finales de 1989, con dos “casas caracol” remodeladas en la sección del Oldtown de Key West – cada casa tiene cerca de cien años de edad.

Previo a trasladarse a la Florida en 1983, Moseley vivió la mayor parte de su vida en o cerca de Fort Lee, Nueva Jersey, en el área metropolitana de la ciudad de Nueva York.

JamesMoseley3James W. Moseley, murió la noche del viernes, 16 de noviembre de 2012, a los 81 años de edad. Falleció en el hospital, en Key West, Florida, varios meses después de ser diagnosticado con cáncer de esófago.

Al enterarse de la muerte de Moseley, el editor y editor de Anomalist Books Patrick Huyghe, dijo: “Fue uno de los últimos viejos que quedaban de la época dorada de los platillos volantes Adiós, Jim”.

Referencias

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: The Phenomenon from the Beginning, Volume 2, L-Z (2nd ed.), Omnigraphics, 2005.

Moseley James W. & Pflock Karl T., Shockingly Close to the Truth!: Confessions of a Grave-Robbing Ufologist, Prometheus Books, 2002.

Sheaffer Robert, Psychic Vibrations. Skeptical Giggles from the Skeptical Inquirer, Create Space, 2011, Págs. 41-43.

Story Ronald J. (editor) & Greenwell J. Richard (consulting editor), The Encyclopedia of UFOs, Doubleday & Co, Garden City, 1980.

Un pensamiento en “Murió James W. Moseley”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.