Mistificación experimental ovni

Mistificación Experimental Ovni.

David Simpson

De MUFOB New Series 2, marzo de 1976

Resumen

Al examinar los efectos de un fraude comprobado, se analiza la fiabilidad y objetividad de los expertos en ovnis. Se concluye que el entusiasmo y la credulidad de muchos comentaristas dificultan la evaluación científica del fenómeno ovni.

Introducción

SimpsonW6 Con los años muchos miles de reportes de ovnis han sido documentados, numerosas personas y organizaciones de ovnis han analizado la información, y tratado de correlacionar los datos de observación a fin de descubrir un patrón que ayude a resolver el enigma ovni. Sin embargo, rara vez tiene importancia dado que todo tiene el mínimo común denominador, los entusiastas de los ovnis en sí. ¿Cómo influyen en la recogida y compilación de datos ovni? ¿Son investigadores imparciales, exhaustivos y científicos? Aunque las respuestas a estas preguntas son de fundamental importancia para que se consiga una comprensión realista del fenómeno ovni, la mayoría de los entusiastas siguen siendo intolerantes a estas preguntas. Pocos están dispuestos a aceptar la sugerencia de que con frecuencia se producen errores graves de información, y menos aún que los misterios de los ovnis son a menudo el resultado de la incompetencia de investigadores partidistas.

FSRV16N04-1970-Jul-Aug La Society for the Investigation of Unidentified Object Phenomena (SIUFOP) consideró que eran necesarios resultados experimentales para continuar el debate. Se consideró que un experimento útil sería comparar los detalles de estímulos fabricados ovni con las descripciones dadas por los testigos inocentes. La subsecuente documentación de los ufólogos entonces proporcionaría una medida de la objetividad y la capacidad general como investigadores de ovnis. Desde un punto de vista de terceros, los resultados de las pruebas permitirán que los relatos genuinos de ovnis se evalúen de manera más realista.

Los méritos de los engaños ovni controlados rara vez han sido discutidos[1], pero puedo informar de aquí, que durante su existencia formal, el SIUFOP se embarcó en un programa de experimentos diseñados principalmente para involucrar a aquellos que ya trabajaban en el estudio de los ovnis, en lugar de otros miembros del público en general. El relato a continuación es un experimento: un avistamiento ovni creado en 1970 que fue soportado con pruebas fotográficas. Flying Saucer Review (FSR) fue en gran parte responsable de documentar el caso y en función de su titular[2], este experimento fue llamado Fotografías Warminster.

El experimento

Warminster, en Wiltshire, fue el lugar elegido para este experimento debido a su alta densidad de ufólogos observando el cielo. El plan consistía en proporcionar a los espectadores sobre Cradle Hill con un estímulo visual simple, para introducir la evidencia fotográfica incompatible con el estímulo y observar el efecto de dicha prueba en la investigación, registro y publicidad posterior.

SimpsonW5 Fueron cavadas marcas de aterrizaje de ovnis y un área apropiada de la hierba fue cortada a pocos metros de la carretera por el lado de Sack Hill, Warminster. A las 11.00 horas del sábado 28 de marzo 1970 una luz brilló desde esta posición hacia un grupo de ufólogos sobre Cradle Hill, cerca de tres cuartos de milla de distancia. La luz fue producida por una lámpara de tungsteno de 144 watts, más o menos colimada por un espejo cóncavo de 4 pulgadas de diámetro y alimentado por una batería de coche. Un filtro de gelatina púrpura fue colocado en el haz y todo el conjunto se colocó directamente en el techo del coche. La lámpara se encendió durante 5 segundos, se apagó 5 segundos, y luego se encendió durante 25 segundos. De principio a fin, por lo tanto, el estímulo duró 35 segundos y durante este período el coche y la lámpara se mantuvieron estacionarios. Teniendo cuidado de no ser visto, el coche y la luz fueron rápidamente removidos.

Entre los observadores del cielo en Cradle Hill (que pronto fueron conscientes de la extraña luz) estaban dos elementos de los aparatos de SIUFOP: un detector de ovnis y una cámara en un trípode. La apariencia exterior del detector de ovnis era la de un sensor de campo magnético típicamente casero. En el interior sólo había un timbre sincronizado para sonar 15 segundos después de que la luz violeta fue visible por primera vez: esto funcionó.

Ufologos Mientras los observadores del cielo estaban viendo la luz violeta y teniendo en cuenta que el detector corroboraba la presencia del ovni, el miembro del SIUFOP, Sr. Norman Foxwell, pareció fotografiar la luz. Sin embargo la película en su cámara ya había sido expuesta: la imagen latente al respecto había sido dispuesta para mostrar un falso ovni en una posición diferente, y no tenía ninguna semejanza a la luz púrpura circular. La imagen falsa se superpuso en dos tomas de 35 mm, cada una mostrando la escena de las lámparas de la calle durante la noche, familiar para los observadores del cielo en Cradle Hill.

En el primer fotograma el ovni fue montado por encima del horizonte (invisible) y aproximadamente a 22 grados al Sur de la posición de la luz violeta. El segundo cuadro muestra el ovni aún más al sur, alrededor de 8 grados, por debajo del horizonte, más tenue y borroso. Ningún cuadro incluía la ubicación de la luz violeta. La imagen del ovni se hizo de un puro seccionado, horizontal y con una mancha circular por encima y por debajo del centro. Este diseño fue creado en un osciloscopio utilizando las figuras de Lissajous.

SimpsonW1 Faros de coches (a unas tres millas) conduciendo hacia el Oeste a lo largo de la carretera principal hacia Warminster son momentáneamente visibles a la derecha de la colina Battlesbury cuando se ven de noche desde Cradle Hill. Por lo tanto las fotografías tomadas en esta dirección, con tiempo de exposición, a menudo muestran una línea blanca trazada por el movimiento de los vehículos durante la exposición. Se aseguró de que la escena del fondo utilizada en cada montaje mostrara diferentes longitudes de línea consistente con fotografías con tiempo de exposición de unos pocos segundos.

Poco después de que la luz púrpura se había extinguido finalmente y el detector de ovnis se había apagado, el Sr. Foxwell tomó dos imágenes genuinas, que incluyen, como las fotografías de comparación, parte de la mencionada escena de la calle con lámparas. Estas fueron proporcionadas a futuros investigadores fotográficos con las siguientes pistas importantes de que las fotografías de ovnis eran por lo menos de carácter dudoso. En primer lugar, las imágenes de los negativos se prepararon ampliando más del 10 por ciento más que las verdaderas – las lámparas individuales de la calle eran fácilmente identificables y la medición de las distancias entre ellas destaca esta falta de coherencia. En segundo lugar, las escenas de fondo utilizadas fueron fotografiadas muchos meses antes de marzo de 1970 y mostraban diferencias en el patrón de las lámparas ya que dos lámparas no funcionaban. Cuando las imágenes genuinas fueron tomadas (minutos después del incidente de la luz violeta) los faroles de la calle habían sido arreglados. Estas inconsistencias se habían utilizado deliberadamente para ver si los ufólogos examinaban críticamente la evidencia fotográfica.

SimpsonW2 Las instrucciones para el Sr. Foxwell eran pasar la película de su cámara a cualquier ufólogo que se haría cargo de revelarla en privado. Esto fue considerado como la parte del experimento con más probabilidades de fracasar, ya que fomentar a un completo desconocido para aceptar una película que podía ser valiosa, podía haber sido visto con sospecha. Cabe destacar que en este momento el señor Foxwell era totalmente inconsciente de la identidad de cualquier persona o grupo de representantes en la colina (con excepción de tres miembros del SIUFOP).

Se acercó a dos personas y preguntó dónde podía hacer que revelaran su película. La respuesta fue: En este momento de la noche no lo sé. Se acercó otro skywatcher que era la única persona que intentaba registrar la información y mencionó que él había conseguido un par de fotos. Durante la breve conversación que siguió, se supo que esta persona era el Sr. John E. Ben, que tenía contacto con FSR. Estuvo de acuerdo en tomar la película y una media hora más tarde se le entregó.

Resultados

SimpsonW7 En un experimento de este tipo, los resultados llegan de muchas formas: cartas, conversaciones telefónicas y artículos publicados, etc. Referencias detallada a todos ellos requieren más espacio del que está disponible aquí, y de todos modos probablemente servirían de poco. He tratado de extraer de los registros de datos que en mi estimación indican la naturaleza de la investigación llevada a cabo por los ufólogos. El martes 31 de marzo de 1970, después de haber revelado la película, el Sr. Ben llamó por teléfono a un familiar del Sr. Foxwell (el Sr. Foxwell no estaba en el teléfono) y dictó un mensaje. Parte de él decía:

Parece que hay un gran objeto cilíndrico con dos objetos más pequeños saliendo de la esfera principal. En una foto parece haber una esfera más pequeña que todavía está en contacto.

Parches de luz en un negativo de dos dimensiones fueron descritos como objetos tridimensionales mediante el uso de las palabras cilíndrico y esfera.

Al día siguiente el señor Foxwell telefoneó el señor Ben, quien describió más las impresiones y trató de conseguir un permiso para llevarlas a una reunión del comité consultivo de FSR. Agregó que por casualidad los seis principales hombres de Europa iban a asistir.

SimpsonW8 El Sr. Ben trabajó en el Instituto Wellcome de la Historia de la Medicina, y la película había sido revelada por los Sres. Stanard y Hazell de su departamento fotográfico. Durante una llamada telefónica el 3 de abril, el Sr. Foxwell fue informado de que habían decidido que las imágenes no podrían ser falsificadas. También se le dijo que el día después de la observación el Sr. Ben y sus amigos habían visitado la zona donde se vio la luz púrpura, para buscar marcas en el suelo. No encontraron nada, ni siquiera las marcas de aterrizaje dejadas por SIUFOP.

En comunicaciones posteriores con el Sr. Foxwell, el Sr. Ben indicó que FSR estaba muy interesada en las fotos y las habían examinado en el laboratorio. El 26 de mayo escribió:

El Sr. Charles Bowen de la FSR me ha contactado esta mañana para decirme acerca de sus fotografías Warminster. Me complace informarle que ya han demostrado que los negativos son auténticos fuera de toda duda.

El número de julio-agosto 1970 de la FSR dio al caso su primera publicidad[3]. La ilustración de portada fue una impresión de la luz púrpura pintada por el señor Terence Collins, un artista profesional que había estado con los observadores del cielo en Cradle Hill. Aunque los detalles generales de esta impresión eran correctos, el tamaño del objeto era exagerado. De hecho, el diámetro de la luz violeta subtendía un ángulo (a aquellos en Cradle Hill), similar a las lámparas de la calle cercana, mientras que la impresión del artista mostraba la luz púrpura que subtendía un ángulo de alrededor de diez veces mayor que la de las farolas.

CharlesBowen Este número de FSR titulaba su editorial Warminster Phenomenon y publicó dos artículos que informaban sobre las fotografías del Sr. Foxwell, la primera fotografía titulada Cradle Hill por John Ben[4]. En su artículo el Sr. Ben recordó el avistamiento en marzo de ese año de lo que era en realidad una luz fija, en tierra, visible durante 35 segundos, y con respecto a los observadores sobre Cradle Hill estaba situada a una altura de aproximadamente cero grados:

… A las 11:02 p.m. un objeto fue visto en una elevación de aproximadamente 20 grados en el cielo oriental. El objeto apareció de repente como si viniera a través de las nubes y apareció a los ojos como una luz muy brillante ovoide, de color púrpura con una periferia de color blanco. Dos miembros de mi grupo que observaron el objeto a través de binoculares comentaron que podían ver una luz roja en el centro, lo que también fue atestiguado por testigos con buena visión…

El objeto se mantuvo inmóvil durante aproximadamente 30 segundos durante los cuales el Sr. Foxwell fue capaz de tomar la primera de sus fotografías. El objeto se movía lentamente hacia la derecha – hacia la ciudad – y perdió un poco de altura en el proceso. En un momento en el movimiento disminuyó considerablemente como oscurecido por nubes bajas. El objeto siguió moviéndose durante unos 20-30 segundos, y luego se detuvo de nuevo. Luego, la luz aumentó considerablemente en intensidad, a pesar de que no podíamos estar seguros si el objeto se movía directamente hacia el punto de observación, o si se mantenía estacionario. En este punto, sonó la alarma de un detector, y un testigo corrió a apagarlo. Después de 10-20 segundos la luz se disminuyó y luego salió como si se ocultara por las nubes. Sin embargo todos estábamos seguros de que el objeto no se había movido una vez más. El avistamiento duró aproximadamente 1.1 minutos…

SimpsonW3 La elevación establecida del objeto y la duración de la observación son errores evidentes en la observación, mientras que la referencia a las nubes es engañosa. Tal vez la parte más interesante del informe es la sección que trata del movimiento de la luz violeta. En lugar de señalarla como estacionaria, la descripción es consistente con el movimiento implicado registrado en las fotografías falsas. Las escenas mostradas en las fotografías del Sr. Foxwell no incluyen la posición de la luz violeta, pero este hecho parece haber pasado desapercibido.

El segundo artículo, “The Warminster Photographs Examined”[5], fue escrito por Percy Hennell FIBP, un fotógrafo y asesor de FSR. Él escribió:

Permítanme decir en primer lugar que no hay nada en estas fotografías que me haga pensar que se han falsificado de alguna manera…

Más tarde, llama la atención de los lectores a los bordes de la izquierda del ovni mostrados en sus ampliaciones. Debido a que estos bordes son más puntiagudos que los de la derecha sugieren:

…algún jet de propulsión puede haber estado operando para mover el objeto a la derecha.

cradle-hill-diagram-1024x335

En ambos artículos se observan faros de coches en la escena del fondo, pero mal colocados en la colina más allá de las luces de la calle. Ni el autor parece consciente de que estaban a la derecha de Battlesbury Hill y en una calle principal.

SimpsonW9 Charles Bowen, editor, añade una nota What the Eye Sees[6] preguntando por qué el objeto visto era tan diferente de la imagen grabada por la cámara. Él terminó su nota citando una observación hecha por el Sr. R. H. B. Winder después de ver la pintura:

Estos colores son una reminiscencia de los colores asociados con la ionización del aire.

(El Sr. R. H. B. Winder BSc CEng MIMechE es listado como un consultor para FSR).

En septiembre 1970 el Sr. Ben invitó al Sr. Foxwell a unirse a él y su grupo en una reunión, para discutir el caso. En ese momento, contacté con el Sr. Ben en mi calidad de Presidente del SIUFOP y expresé interés en las fotografías Warminster. Como resultado de ello, yo también fui invitado a esta reunión. Se consideró conveniente que el Sr. Foxwell no debía asistir, sino Ken Raine (Vice-presidente de SIUFOP) y yo.

Entre los presentes se encontraban John Ben, Terence Collins (el artista) y un fotógrafo independiente de consultoría, Michael Samuels FRMS. Gran parte de la noche fue dedicada a tratar de establecer las posiciones de la fotografía del ovni en relación Battlesbury Hill. Ken Raine y yo sugerimos la superposición fotográfica de una imagen crepuscular de Battlesbury Hill (tomado de Cradle Hill) sobre imágenes de Foxwell. Las fotografías tomadas en el crepúsculo mostraban las farolas, así como el contorno de Battlesbury Hill. Estos componentes habrían permitido la superposición exacta y la colocación del ovni, respectivamente. La posición de los faros de los coches también se habría establecido correctamente. Se tomó poca atención a nuestra idea: los otros prefirieron transferir líneas de construcción de una foto a otra. Si hubiera sido tenida en cuenta nuestra propuesta, habrían tenido una oportunidad razonable de descubrir la discrepancia de la ampliación señalada anteriormente.

PierreGuerin Unas semanas más tarde el Sr. Ben me dijo que había calculado la longitud de los ovnis en 56 pies y en la segunda imagen estaban a 50 yardas de los faros de los coches.

El Dr. Pierre Guerin, director de investigación en el Instituto de Astrofísica del Centro Nacional Francés de Investigación Científica, presentó una interpretación tentativa de las Fotografías Warminster en la edición de FSR noviembre-diciembre de 1970, traducido por Gordon Creighton[7]. Inicialmente limpió los negativos y luego hizo nuevas ampliaciones. Dijo:

En mi opinión no hay duda de que el objeto fotografiado de ninguna manera es el resultado de un engaño…

A continuación, puso en duda la diferencia entre la aparición de la imagen en las fotografías y las descripciones de testigos oculares. Para responder a la pregunta él sugirió:

…Que el objeto fotografiado estaba emitiendo luz ultravioleta que el ojo no ve. Sin embargo, alrededor del objeto, había un halo de color rojo rubí, probablemente de color monocromático y sin duda era debido a algún fenómeno de la ionización del aire, que sólo era visible para el ojo y en realidad no dejó impresión en la película…

clip_image002[17] Si esta interpretación es correcta, las consecuencias que podemos extraer de ella son importantes. Como se sabe, en una edición reciente de la FSR, John Keel disputa la presencia de cualquier objeto material sólido dentro de la variable de los fenómenos luminosos que él llama avistamientos suaves, afirmando con ello que la fase sólida del fenómeno ovni es sólo uno de los aspectos – y sin duda el aspecto menos frecuente – del fenómeno en cuestión. Los avistamientos de Warminster en efecto, parece que nos proporcionan un ejemplo de un avistamiento blando vinculado con la presencia, en su centro, de un objeto sólido que no es visible para el ojo, sino sólo la luz ultravioleta que emite.

Que los ovnis pueden aparecer o desaparecer, en el acto, al salir o al entrar en nuestro espacio-tiempo visual de cuatro dimensiones es probablemente cierto. Sin embargo, sería temerario afirmar que no siempre poseen un cuerpo sólido material, desde el momento en que han penetrado en el espacio-tiempo. A pesar de las afirmaciones de John Keel, el avistamiento suave, de hecho, podría muy bien ser efectos meramente secundarios a la presencia de objetos sólidos, sean o no visibles para el ojo, en el medio gaseoso de la atmósfera. Esta hipótesis ya había sido formulada hace mucho tiempo, y los avistamientos de Warminster parecen confirmarlo.

En enero de 1971, SIUFOP publicó su Boletín Nº 19 al que contribuí con un artículo crítico característico sobre las fotografías Warminster titulado The Hoax of 1970?[8] El Boletín SIUFOP tenía la reputación de atacar fuertemente los métodos y los motivos de los ufólogos por lo que este artículo estaba bastante en esa línea. En él hice un resumen de la historia del caso publicado y pasé a criticar las investigaciones realizadas por los Sres. Ben, Hennell, Guerin y otros por las razones expuestas. Mis conclusiones estaban contenidas en la siguiente frase:

FSRV17N02-1971-Mar-Abr En ningún momento en su campaña de publicidad la FSR se refiere a una investigación del fotógrafo – la persona más importante, ya que sin las fotografías de este no sería más que otro informe de luces en el cielo.

No hay referencias a una investigación del fotógrafo, porque, sorprendentemente, nadie lo había entrevistado.

El número de marzo-abril 1971 de la FSR tenía el sorprendente título “Nuevo misterio en Warminster”. El Sr. M. Samuels (anteriormente conocido por el DS y KR) había regresado recientemente a Warminster con una cámara para tomar algunas fotografías de Cradle Hill a la luz del día. En su informe Unexpected Photographic Effects at Warminster[9] contó de nuevo una gran lectura en la medición de luz y vinculó esto con un descubrimiento posterior de una muy pequeña, mancha amorfa oscura en la zona del cielo en una de sus fotos. Él escribió:

Mis sentimientos ahora son que debe existir algún tipo de relación entre el hecho de que la imagen que se formó en la película apareció en el momento de exceso de radiación ultravioleta – sobre todo porque ninguna de las cuatro personas presentes en Cradle Hill en el momento en que las fotografías se tomaron recuerdan haber visto ningún objeto, ya sea habitual o inusual, sobre Battlesbury Hill.

y más adelante:

Si asumimos que nuestro objeto era de materia sólida, emitiendo radiación ultravioleta, nos encontramos, en la consideración, que la línea de trazo continuo se descompone por la radiación ultravioleta no enfocada, pero seguiría siendo lo suficientemente oscura como para causar una pérdida de densidad en el negativo.

clip_image002[25]Baste señalar que una fuente de luz ultravioleta, visible como cualquier otra, podría causar un aumento en la densidad de un negativo, no la disminución observada.

Un total de cinco artículos relacionados con las fotografías Warminster fueron publicados en este número de FSR. Charles Bowen hace la crónica Progress at Cradle Hill[10] e imprime una impresión de contacto de la tira de negativos del Sr. Foxwell, mostrando el orden de las cuatro exposiciones. Las imágenes publicadas de esta tira de contacto son evidentemente muy pequeñas, pero cualquier persona con vista normal y una regla puede medir el error de magnificación mencionado al comparar la distancia entre las diez farolas en el negativo 1 con la distancia entre las mismas diez lámparas de la calle en el negativo 4.

clip_image002[27]

En una carta a toda página de FSR[11], el Sr. S. Scammell realmente sugirió fotografías superpuestas de día y la noche, pero procedió a hacer esto por medición, en lugar de fotográficamente. Como resultado, se llegó a la conclusión de que las imágenes de ovnis fueron tomadas desde una ubicación en Cradle Hill conocida como Field Barn. No lo fueron, desde este lugar la mayor parte del detalle que se muestra en las fotos de ovnis no puede ser visto ya que es oscurecido por la misma Cradle Hill. Del informe original de Ben John él calculó que el objeto fotografiado era probablemente un vehículo del ejército que viajaba a unos 15 mph. Él también, incorrectamente colocó los faros de los coches en la carretera principal en Battlesbury Hill.

clip_image002[29]

En el segundo informe de John Ben “Continued Investigations at Warminster”[12] de los faros de coches se colocaron en Battlesbury Hill una vez más.

clip_image002[31]“A Further Examination of the Warminster Photographs” por Terry Collins[13] aparece un diagrama de elevación a doble página de Battlesbury Hill. Con las mediciones de las fotografías de ovnis que él construyó, con graves errores, las dos posiciones de los ovnis y la posición de los faros de coche. (El diagrama publicado tenía 13 pulgadas de largo y el error en el posicionamiento de las lámparas era de 2 pulgadas.) Según sus cálculos el cuerpo principal del ovni era de 60 pies de largo y 15 pies de ancho.

A fin de registrar con mayor precisión la verdadera apariencia de la luz violeta, SIUFOP había revisado Warminster el sábado 13 de febrero de 1971. La luz brilló dos veces esa noche, una vez desde la posición original en Sack Hill, y una vez desde un coche en movimiento a lo largo de Sack Hill. Varios ufólogos observaron el cielo en ese momento. Cuando se publicó el sexto suplemento de FSR Case Histories de agosto de 1971 se hizo evidente que uno de los observadores del cielo había fotografiado nuestra luz y envió la transparencia, con una carta de presentación, a la FSR[14]. En su carta, el Sr. Frank M. G. Morton llamó la atención sobre la similitud de este avistamiento a la ilustración de la portada de FSR, vol. 16, No. 4. Él describió los hechos con una precisión razonable de una manera que contrasta con John Ben:

Las apariciones y desapariciones de la luz en todos los casos fueron como una lámpara que se enciende y se apaga de repente.

clip_image002Poco más se publicó en el segundo año desde el inicio del experimento, pero los comentarios verbales de varios ufólogos en conferencias, etc. dieron la impresión de que este caso se estaba convirtiendo en una referencia clásica.

Por desgracia para SIUFOP en junio de 1972 se anunció el final de su control sobre el experimento. El éxito del experimento dependía del secreto por lo que es lamentable que un amigo en quien confió el Sr. Foxwell fuera también amigo de Carl Grove, colaborador de FSR. Como resultado FSR fue informado de que las fotografías Warminster eran falsas, aunque no creo que ellos supieran de la participación de SIUFOP. El Sr. Foxwell había cambiado de ocupación y como resultado se perdieron los canales de comunicación que existían entre él y los miembros SIUFOP. Como resultado transcurrió mucho tiempo antes de que SIUFOP fuera consciente de la magnitud de la divulgación. Si no fuera por esto, los señores Ben y Bowen habrían recibido respuestas completas en respuesta a sus cartas corteses posteriores al señor Foxwell. Debo disculparme por el hecho de que esas respuestas no fueron enviadas.

FSRV18N04-1972-Jul-Aug El experimento se terminó después de dos años en la columna editorial en el número de julio-agosto de 1972 de FSR[15], titulado Dubious Photographs.

Resumen y conclusiones

En una investigación detallada, ya sea de los ovnis o algo más, todas las pruebas deben ser sometidas a una evaluación crítica, si es que se entienden completamente. La evaluación científica exige que las pruebas no concluyentes, sospechosas, o contradictorias sean clasificadas como tales y posteriormente archivadas. A menos que se haga esto nos quedaremos ya sea con una hipótesis de hecho débil y poco convincente por la mala evidencia, o con una hipótesis basada en mitos, que no aportan nada útil a la comprensión de nuestro medio ambiente. Las fotografías Warminster proporcionaron a un grupo de ufólogos con la oportunidad de utilizar esta clasificación. Las fallas incorporadas eran fácilmente detectables haciendo que los negativos fuesen sometidos a un análisis crítico.

La gran cantidad de literatura publicada lleva a la conclusión de que las imágenes fueron consideradas muy importantes por los investigadores de ovnis, sin embargo, a pesar de esto y su impresionante lista de consultores, los investigadores en cuestión no analizaron críticamente la evidencia. Ni una vez entrevistaron al Sr. Foxwell, pero sin sus fotografías el avistamiento habría sido insignificante. Sus declaraciones y acciones a menudo eran de gente tratando de entender un acontecimiento extraño, pero de gente dispuesta a ignorar las críticas pertinentes a fin de apoyar una causa.

En los ojos de muchos un caso ovni tiene un aura de credibilidad cuando es respaldado por alguien de gran prestigio profesional como el Dr. Pierre Guerin. Por tanto, es decepcionante que el doctor Guerin, aparentemente no estuviera consciente de la facilidad con la que se pueden ser fabricar perfectas fotografías falsas. Cabe señalar que FSR no fue elegida para este experimento: su participación fue pura casualidad. Charles Bowen, editor, sus asesores, John Ben y la mayoría de las personas relacionadas con el caso no son fanáticos arquetípicos de los platillos voladores: en efecto FSR es considerado por muchos como el epítome de la investigación desapasionada de ovnis. Por tanto, es lamentable que cuando se enfrentó con un caso ovni de tal importancia potencial, lo poco que logró. El avistamiento tuvo lugar en Inglaterra, el fotógrafo vivía cerca de Londres, y sus negativos produjeron lo que muchos consideran las imágenes más convincentes de un objeto volador no identificado jamás tomadas. Sabiendo esto, los investigadores fallaron en la disposición geográfica de la zona de avistamiento, no pudieron entrevistar al fotógrafo y no pudieron descubrir las inconsistencias sustanciales introducidas en los negativos.

Los otros casos ovni publicados en FSR a menudo se originan en distintas partes del mundo y rara vez se corroboran con datos científicos. ¿Es probable que hayan sido reportadas o investigadas más competentemente que las fotografías Warminster? Yo lo dudo.

Agradecimientos:

Me gustaría agradecer a todos los miembros de SIUFOP que ayudaron en el experimento, y los editores de MUFOB por la impresión de este informe tardío.

Nota editorial (de MUFOB New Series 2):

Queremos dejar en claro que hasta que se presentó este informe del Sr. Simpson, ninguno del equipo de redacción de MUFOB tenía ninguna otra información acerca de este fraude que se publicó en el momento en la FSR. La aparición en MUFOB en 1970 de un artículo de Paul Hopkins[16] acerca de una broma experimental fue una de esas sincronías que tanto le gustaban a Charles Fort.

http://magonia.haaan.com/1976/experimental-ufo-hoaxing/

Ver: Ruiz Noguez Luis, El caso Simpson-Warminster, Perspectivas ufológicas, No. 4, enero de 1995, México, Págs. 70-72.

http://marcianitosverdes.haaan.com/2007/08/el-caso-simpson-warminster/


[1] Hopkins, Paul. Of Hoaxes and Hoaxing, Merseyside UFO Bulletin, Volume 3, number 4, December 1970

[2] FSR, 16, 4, July-August 1970, portada

[3] FSR, 16, 4, July-August 1970.

[4] Ben, J. Photographs from Cradle Hill , FSR, 16, 4, July-August 1970.

[5] Hennell, P. The Warminster Photographs Examined , Ibid.

[6] Bowen, C. What the Eye Sees, Ibid.

[7] Guerin, P. Warminster Photographs, a Tentative Interpretation , FSR, 16, 6, November-December 1970.

[8] Simpson, D. I. Hoax of 1970?, SIUFOP Newsletter, 19.

[9] Samuels, M. Unexpected Photographic Effects at Warminster, FSR, 17, 2, March-April 1971.

[10] Bowen, C. Progress at Cradle Hill, Ibid.

[11] Scammell, A.E. A Surveyor’s Criticism, Ibid.

[12] Ben, J. Continued Investigations at Warminster, Ibid.

[13] Collins, T. A Further Examination of the Warminster Photographs, Ibid.

[14] Morton, M.G. Yet Another Photo from Warminster, FSR Case Histories, No. 6, August 1971.

[15] Bowen, C. Dubious Photographs, FSR, 18, 4, July-August 1972.

[16] http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/de-engaos-y-mistificaciones/

Un pensamiento en “Mistificación experimental ovni”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.