Los “nidos ovni” de Tully Primera parte

El nido del platillo volador de Tully de 1966 revisitado

17 de julio de 2017

Bill Chalker

1966 siempre ha tenido un lugar especial de importancia para mí. Mientras que definió los inicios tentativos de mi propio interés en el tema ovni, fue el fenómeno ovni en sí que marcó el año. 1966 fue un año decisivo tanto en Australia como en el extranjero, pero sobre todo, fue una piedra de toque notable para el argumento en apoyo de una realidad ovni. El año vio en Australia algunos casos notables que argumentaron poderosamente que había una realidad ovni real – había algo real y tangible en nuestros cielos, ¡que estaba aterrizando entre nosotros!

(Mi recreación del encuentro de Pedley)

Lo que jugó en Horseshoe Lagoon en la propiedad de la caña de azúcar de Albert Pennisi en la mañana del 19 de enero de 1966 fue un testamento extraordinariamente potente para el caso de una realidad ovni. El término “nido de platillos” entró en el “folklore ovni” y dejó su marca indeleble en la historia del misterio ovni. El famoso asunto del “nido de ovnis” de Tully de 1966 es uno de los relatos más conocidos de un informe aparente de desembarco de ovnis. 1966 fue un año importante para la actividad ovni en Australia. El clásico ovni aterrizó en la Laguna de Horseshoe, cerca de Tully, al norte de Queensland, y George Pedley, agricultor de plátanos de 28 años, fue testigo  y la actividad que siguió aseguró que la localidad fuera el centro de un extenso ambiente ovni que continuó durante muchos años, particularmente en 1969, 1972 y 1975. El área también fue el sitio de los experimentos polémicos en la detección de ovnis a través de la teledetección y la filmación.

El incidente de Tully se ha mencionado extensamente en la literatura ovni durante los años, y con todo sorprendentemente muchas imprecisiones e ideas falsas se han desarrollado. Estos problemas se volvieron más críticos cuando el famoso incidente volvió a ser el foco de atención, esta vez debido a la controversia de los “crop circle” inglesa. Las escuelas prominentes del pensamiento en las formaciones de crop circles adoptaron el incidente de Tully 1966 como ejemplo clásico de sus explicaciones percibidas para los complejos círculos. Sus afirmaciones sobre la relevancia del incidente de Tully como progenitor o un ejemplo clásico del fenómeno de círculos de los cultivos actualmente percibido eran deficientes y, en general, infundados. Doug y Dave, los famosos bromistas de “círculos”, también citaron el incidente de Tully como la inspiración de sus escapadas de creación de círculos de los cultivos. En lugar de ser un ejemplo de un efecto de vórtice del viento, el sitio de aterrizaje de la “nave espacial”, el resultado de las fuerzas paranormales ocultas, la evidencia de “plasma en vórtice” o engaños de “nidos de platillos”, el nido de Pedley es un notable ejemplo de un rastro físico de un caso ovni. La elección de “ovni” es deliberada en que un fenómeno no identificado aparentemente estaba involucrado. Una explicación definitiva se nos escapa actualmente.

(El dibujo de George Pedley del ovni que él vio del formulario del informe de QFSRB (ahora UFORQld))

Como todos los acontecimientos notables es importante entender el contexto de lo que ocurrió el 19 de enero de 1966. Es una historia fascinante que toca en la naturaleza más ancha y más lejana de la realidad ovni.

El foco central de la historia del “nido ovni” de Tully es Horseshoe Lagoon en la propiedad de Albert Pennisi cerca de Euramo a unos 8 kilómetros al sur del municipio de Tully. La laguna y la propiedad de Albert se encuentran en la franja plana plana de la costa. Tully se encuentra entre el Monte Tyson (674 metros) al noroeste inmediato y el Monte Mackay (724 metros) un poco más al este.

Es desde el pico del Monte Tyson que algo engendró las leyendas aborígenes del Chic-ah-Bunnah. El pico se registra como el “lugar de desembarco” de Chic-ah-Bunnah. Gladys Henry registra la sorprendente tradición en su libro de 1967 sobre cuentos folclóricos aborígenes “Girroo Gurrll: the First Surveyor and Other Aboriginal Legends”:

“El Chic-Ah-Bunnah era un espíritu en forma de hombre, y siempre fue avistado corriendo por el aire. Emitía una extraña luz azul y cegaba al mirarlo. Cuando se alejaba de la tierra había un golpe espantoso y un ruido rugiente. Comía brasas rojas brillantes y sólo llegaba a la tierra en ciertos lugares. Los tres lugares conocidos en la zona eran Goodarlah Hill en el río Murray, la gran roca en la parte posterior o lado occidental de la cresta del Monte. Tyson (Mt. Bulleroo) y otra roca lejos encima del valle de Davidson. La criatura era espantosa de contemplar y tenía una nariz larga y horrible. Se dijo que Kitty Chilburrah había visto uno personalmente mientras estaba en Palm Island, y el testigo local, una niña llamada Jaa-Jin-oo (la anguila pequeña), afirma haber visto uno en los últimos años. No hay evidencia de que el chic-ah-bunnah haya hecho daño a nadie. Simplemente inculcó un gran temor en los corazones de los espectadores”.

(Del libro de Gladys Henry)

Jack Muriata, un respetado anciano de la tribu Girrigun, describió un encuentro con el chich-ah-bunnah, que experimentó en 1932, cuando tenía 9 años jugando una noche sin luna con amigos en las orillas del río Tully. Jack contó su historia a Frances Whiting, que incluyó el cuento en una historia sobre la saga ovni de Tully que apareció en el periódico de Queensland “The Sunday Mail” el 20 de enero de 2002.

“Nuestras madres y abuelas solían decirnos que no nos alejáramos demasiado del campamento en caso de que el Diablo viniera llamando. Hombres diablos, los llamamos los aborígenes, o chic ah bunnahs. Los blancos los llaman ovnis, y si uno se queda atrapado, nuestras abuelas nos dijeron que moriríamos”.

 “Una noche estuve con mis amigos y caminamos demasiado lejos de nuestro campamento al río. Estábamos jugando en las dunas cuando esta gran bola de luz, tan brillante, que nunca habías visto semejante luz, voló desde el cielo por encima de nosotros. Encendió todo el río, y luego bajó a lo largo de las orillas, como si nos estuviera buscando”.

 “Mis amigos estaban gritando, ‘¡Corran! ¡Corran!’ Y todos nos alejamos tan rápido como pudimos volver al campamento y a nuestras madres. No quieres que te atrape el diablo”.

Otro de los primeros informes ovni vino de cerca de Euramo, el pueblo más cercano a Horseshoe Lagoon. En septiembre de 1959, Max Menzel conducía un tractor cuando vio “una nave brillante, grande y cónica, de aproximadamente 30 pies de largo”, que parecía estar flotando sobre la caña de azúcar, a sólo 100 pies de distancia. Una casa cercana estaba iluminada con una intensa luz roja y naranja. Hubo una proliferación de avistamientos hasta 1965, incluyendo un aparente aterrizaje nocturno en las laderas del Monte Mackay el 29 de noviembre. La actividad subió durante meses a raíz de la experiencia de Pedley. El distrito de Tully parecía estar obsesionado por los ovnis.

Una de las fuentes más prolíficas de historias de ovni del área de Tully fue la testigo local Claire Noble. Había informado sobre la extensa actividad que precedió a la famosa observación de Pedley de enero de 1966.

La respuesta a los informes de Claire Noble de ovnis hasta enero de 1966 atrajo respuestas mezcladas de los lugareños. Albert Pennisi había estado cultivando en el área desde 1947 y sabía algo de las historias locales y estaba inclinado a creer las observaciones que Claire Noble y otros estaban haciendo en los meses que llevaban hasta el 19 de enero de 1966. Sorprendentemente Albert y su esposa vieron algo muy inusual en la propiedad justo antes de comprarla en 1947. Vieron grandes rayos giratorios de luz que parecían brillar desde el cielo a cierta distancia. Subiendo a un cobertizo para tener una mejor vista, Albert vio lo que parecía “un acorazado” viajando por el cielo. Así que cuando personas como Claire Noble empezaron a ver cosas extrañas en la zona, Albert mantuvo una mente abierta.

La historia de Tully Times (que parece ser una pieza de co-creación periodística)

Los archivos RAAF describen el famoso incidente de Tully de la siguiente manera:

Alrededor de las 9.00 horas del día 19 de enero de 1966, el Sr. G. A. Pedley, cultivador de plátanos de Tully, Qld, observó un objeto gris mate, no reflectante, de unos 25 pies de largo y 8 pies de profundidad, elevándose verticalmente entonces subió en un ángulo de 45° a una altura de unos 30 pies sobre el pantano que estaba situado a unos 25 metros de su posición. Se produjo un silbido asociado que disminuyó mientras el “objeto” subió. La forma aparente se describió como “dos platillos, cara a cara”, pero no se observó ningún detalle estructural. La duración de la observación fue de aproximadamente 15 segundos y desapareció en el aire medio mientras se alejaba a la distancia (no evaluada).

 La famosa foto de la huella

 “Una depresión claramente definida y cercana a la depresión circular permaneció en evidencia en la hierba de pantano en el punto desde el cual el objeto fue visto levantándose y midió alrededor de 32 pies de largo por 25 pies de ancho. La hierba fue aplanada en curvas en el sentido de las agujas del reloj al nivel de agua dentro del círculo y las cañas habían sido arrancadas del lodo. No había quemaduras en la hierba ni en los árboles circundantes y el observador declaró que no había olor a combustión…”

George & Albert en el sitio

Mi investigación de los archivos de la Royal Australian Air Force (RAAF) reveló el informe original de la policía sobre el incidente. Como estas son las fuentes documentadas más tempranas, extractos de ella se incluyen aquí de detalles no incluidos en la declaración anterior hecha en 1973 en respuesta a una investigación del periódico “australiano”.

George Pedley delante de la huella

George Pedley reportó su experiencia a la policía de Tully a las 19.30 horas del 19 de enero. A las 7 am, del 20 de enero, George Pedley y el sargento A. V. Moylan fueron al lugar del incidente. El sargento Moylan, luego contactó a la Base Townsville de la RAAF por teléfono, en la mañana del 20 de enero. El teniente Wallace le aconsejó al sargento Moylan que él enviaría un cuestionario proforma para ser completado por George Pedley. El viernes 21 de enero, el teniente Wallace confirmó el envío de dos copias de la proforma de avistamiento por correo ese mismo día y también pidió al sargento Moylan obtener “una muestra de la hierba de la zona quemada”. A las 3.30 pm, el mismo día, Moylan regresó al sitio y tomó una muestra “de la hierba de la depresión en la hierba del pantano en el sitio. La proforma fue llenada por Moylan basado en sus entrevistas con George Pedley y fue fechada el 26/1/66 El sargento Moylan envió el informe y la muestra el 26/1/66.

Los siguientes detalles se extraen del RAAF “REPORT ON AERIAL OBJECT OBSERVED” que Moylan llenó con George Pedley. Debido a que se han hecho muchas afirmaciones contradictorias sobre lo que George Pedley dijo en ese momento, vale la pena volver a la documentación llenada entonces:

Nombre del observador: George Alfred PEDLEY de 28 años

 Manera de la observación: viajando en un tractor cerca de 1/2 milla de la casa de la granja de Albert PENNISI, Rockingham Road, Euramo. Atención atraída por el silbido, claramente oído por el ruido del tractor, similar al aire que se escapa del neumático; revisó neumáticos y buscó fuente de ruido cuando vio objetos a unos 25 metros adelante. No se utilizaron instrumentos ópticos en la observación.

 Altura o ángulo de elevación: Visto por primera vez a la altura de la copa 30’. Se elevó verticalmente hasta aproximadamente el doble de esa altura, luego salió, subiendo a unos 45 grados.

 Velocidad, o velocidad angular: Extremadamente rápido; No hay estimación de velocidad, pero mucho más rápido que un avión. Estaba cerca de las copas de los árboles y éstas daban al observador una buena base para estimar la altura.

 Dirección de vuelo con referencia a puntos de referencia o puntos de la brújula: Se elevó verticalmente a unos 60 pies y salió hacia el sur oeste trepando a unos 45 grados; parecía estar girando todo el tiempo observado. (el objeto parecía permanecer en) camino de escalada recta.

 Existencia de cualquier evidencia física: Depresión claramente definida cercana a la circular en la hierba del pantano en el punto desde el cual el objeto visto se eleva, unos 32’ de largo y 25’ de ancho. Hierba aplastada en la superficie de 4’ de agua que se encuentra en en curvas en el xxxx sentido horario.

(El sargento Moylan, en su informe, había mecanografiado en el sentido contrario a las agujas del reloj inicialmente y luego lo había corregido en el sentido de las agujas del reloj, al superponer el “anti” con el “xxxx”. La dirección del remolino en el lugar del incidente del 19 de enero es una cuestión de confusión continua. La dirección de las agujas del reloj fue la dirección de corrección B.C. Discutí esta confusión con Stan Seers, el principal investigador de Queensland Flying Saucer Bureau (ahora UFO Research Qld) del Tully UFO milieu. Él confirmó que incluso él consiguió confundirse y estuvo de acuerdo que el “el nido del platillo” del 19 de enero de 1966 tenía rotación a la derecha).

Condiciones meteorológicas experimentadas en el momento de la observación: Cielo limpio; Sol caliente.

 Localización de cualquier tráfico aéreo en la vecindad en el momento del avistamiento: Desconocido pero comprobado por RAAF Garbut.

(El Teniente Wallace, de la base de la RAAF de Townsville, en un minucioso documento de cobertura, confirmó que “no había ningún servicio o aeronave civil operando en la zona… en el momento del avistamiento…” – B.C.)

Cualquier información adicional: (Sargento Moylan escribió)

El observador informó este asunto a la Policía de Tully a las 19.30 horas del 19/1/66 y a las 7 de la mañana, del 20/1/66 me acompañó al sitio de la depresión en el pantano. Su versión incluía entonces la información de que el objeto se elevó verticalmente, parecía que se sumergió ligeramente y luego se alejó en camino de escalada recta. Luego dijo… además que no había olor a combustión ni quemaduras visibles de hierba o árboles; que la hierba aplastada o los juncos eran bastante verdes cuando vio por primera vez la depresión; a su regreso aquella tarde la hierba se había vuelto parda.

 (El sargento Moylan agregó además:)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.