Cazando extraterrestres desde el hogar

Cazando extraterrestres dese el hogar

La más antigua búsqueda de señales de radio de civilizaciones extraterrestres está teniendo una explosión de nuevos datos provenientes del telescopio de Arecibo actualizado, lo que significa que el proyecto SETI@home necesita más computadoras personales para que le ayuden a desmenuzar los datos.

Desde que se lanzó SETI@home hace ocho años, el proyecto basado en la Universidad de California, Berkeley, del Laboratorio de Ciencias Espaciales ha registrado más de 5 millones de voluntarios interesados y cuenta con la mayor comunidad de usuarios dedicados de cualquier proyecto de computación de Internet: 170,000 devotos en 320,000 computadoras.

Sin embargo, los nuevos y más sensibles receptores en el más grande radiotelescopio del mundo en Arecibo, Puerto Rico, y una mejor cobertura de las frecuencias generan 500 veces más datos para el proyecto que antes. El software SETI@home ha sido actualizado para hacer frente a estos nuevos datos, como la búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI) entra en una nueva era y ofrece una nueva oportunidad para aquellos que quieran contribuir a la búsqueda de otras civilizaciones en el universo.

«Esta nueva generación de SETI@home es 500 veces más potente que nada que se haya hecho antes», dijo el jefe del proyecto científico Dan Werthimer. «Esto significa que hay 500 veces más probabilidades de encontrar ET que con el SETI@home original».

Según el científico del proyecto Eric Korpela, los nuevos datos generan 300 gigabytes por día, o 100 terabytes (100,000 gigabytes) por año, cerca de la cantidad de datos almacenados en la Biblioteca del Congreso de EU. «Esa es la razón por la que necesitamos todos los voluntarios», dijo. «Todo el mundo tiene la oportunidad de ser parte del mayor proyecto científico de participación pública en la historia».

El disco de Arecibo de 1,000 pies de diámetro, que cubre un valle en Puerto Rico, es parte del National Astronomy and Ionosphere Center operado por la Universidad de Cornell con fondos de la Fundación Nacional para la Ciencia. Desde 1992, Werthimer y su equipo han rastreado las observaciones radioastronómicas en Arecibo para grabar señales del espacio y analizar los patrones que podría indicar que fueron transmitidos por una civilización inteligente.

Cuando los datos recibidos saturaron la capacidad de análisis, los científicos concibieron un proyecto de computación distribuida para aprovechar muchas computadoras en una gran supercomputadora para hacer el análisis. Desde que se lanzó SETI@home, se han planteado otros proyectos de informática distribuida, desde folding@home, para predecir la maraña tridimensional de una proteína, a la recién lanzada cosmology@home, para modelar los universos posibles. La mayoría están ahora en una plataforma llamada BOINC (Berkeley Open Infrastructure for Network Computing), que fue desarrollada por el director del SETI@home David Anderson a fin de que los diferentes proyectos puedan compartir recursos.

«En la actualidad hay 42 proyectos en BOINC, y, hasta ahora, no ha habido suficiente potencia de las computadoras para todo», dijo Werthimer.

Lo que provocó el nuevo flujo de datos es la adición de siete nuevos receptores en Arecibo, que ahora permiten al telescopio registrar simultáneamente señales de radio procedentes de siete regiones del cielo, en lugar de sólo una. Con una mayor sensibilidad y capacidad de detectar la polarización de las señales de radio, más de 40 veces más la frecuencia de cobertura, Arecibo está buscando nuevas fuentes de radio en el cielo.

Esto mejora también el telescopio para una mejor búsqueda de señales inteligentes desde el espacio.

«Los receptores múltiples nos ayudan a eliminar mejor la interferencia y nos hacen menos susceptible a pensar que las cosas terrenales son extraterrestres», dice Werthimer.

Werthimer señaló que, a pesar de que la UC Berkeley ha estado analizando señales de radio del espacio desde 1978 en diversos telescopios, aún no han sido encontradas señales de una civilización inteligente.

«Los terrícolas apenas acaban de empezar a buscar en las frecuencias del cielo; estamos buscando sólo en el fuentes cósmicas más brillantes, con la esperanza de que estemos escaneando los canales de radio correctos», dijo. «La buena noticia es que estamos entrando en una era en la que somos capaces de escanear miles de millones de canales. Arecibo está optimizado para este tipo de búsqueda, así que si hay señales por ahí, nosotros o nuestros voluntarios las encontraremos».

SETI@home ha sido financiado por diversas organizaciones a través de los años, incluyendo la Sociedad Planetaria y Sun Microsystems, y sigue siendo apoyado por donaciones individuales de sus voluntarios.

http://www.astrobio.net/news/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=2577&mode=thread&order=0&thold=0

Para los ufólogos esta sería una magnífica forma de reivindicarse y de hacer algo útil (en lugar de perder el tiempo buscando marcianitos verdes en platos voladores). No pierden nada si se apuntan a este proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.