Maussan y los “Zeroides”

MAUSSAN Y LOS “ZEROIDES”[1]

Héctor Escobar

CarlosDiazUno de los hechos que más me ha llamado la atención en terrenos ufológicos ha sido la proclamación por parte del grupo maussanita de que los objetos fotografiados por Carlos Díaz en Tepoztlán, Morelos, al parecer durante muchos años, son “seres vivos”. Ya anteriormente comenté en otro artículo, que en México no había interés por hipótesis fuera de la HET. El destino me desmintió más rápidamente de lo que yo esperaba

Sin embargo, y hasta donde podemos deducir, “los ovnis vivos” de Carlos Díaz surgieron de manera “accidental y espontánea” sin relación con las teorías de Trevor James Constable y los “zeroides”.

carlosdiazIndependientemente de la relativamente simple falsicabilidad de las fotos de Díaz propuesta por el analista del MUFON Jeff Sainio, a la cual se oponen (¿cómo no hacerlo?) los comentarios del autonombrado “consultor de la NASA” Jim Diletosso, la idea de los zeroides maussanitas acarrea sus “bemoles”, cosa que no parece importunar la lógica (¿habrá alguna acaso?) de Jaime Maussan.

Carlos Díaz ha declarado en muchísimas ocasiones comunicarse mentalmente con los seres extraterrestres que tripulan las naves que dice fotografiar. No obstante –hasta donde sé- jamás a descrito a estos seres, limitándose –cuando se le cuestiona al respecto- a decir que son “como nosotros pero más bellos”.

Ahora bien: si los ovnis son células vivas ¿cómo es posible que sean naves tripuladas por seres de otros planetas? ¿Acaso hay domadores de células extragalácticos? ¿Cómo pueden estas supuestas células sobrevivir el espacio interplanetario? ¿Dónde viajarían los bellos extraterrestres de Díaz? ¿En el núcleo celular? ¿Escondidos en una mitocondria? Adelantándome a algún fiel que me tache de descreído o poco imaginativo podríamos suponer que se tratara de que los mismos extraterrestres sean las células ¿se trataría pues de inteligencia unicelular?

Si bien Maussán y Díaz no parecen tener conflictos lógicos, estos están ahí. Pero no nos extrañemos, pues Maussán parece no entrar en contradicción cuando en un programa de televisión alerta del fin del mundo que ya se acerca y la inevitable evacuación de la Tierra que será destruida por la ira divina (según lo pregonan los Bongiovanni), y una semana después se preocupa por las especies amenazadas ¿Qué demonios podría importar los ocelotes, las ballenas o la pulga de la India si la Tierra fuera a ser destruida en dos o tres años? No hay coherencia.

Ante esto proponemos nuestra versión en tres actos del origen de los zeroides maussanitas. Hemos de aclarar que se trata de simple especulación, pero que creemos muy cercana a la realidad[2].

Acto primero

“Jaime Maussán conoce a Carlos Díaz quien le enseña sus extraordinarias fotos que serán la envidia de la ‘banda de los platillos plateados’[3]. Ante la primicia –emocionado en lo más hondo de su ser- Maussan envía inmediatamente copias de las mismas a Jim Diletosso”.

Acto segundo

“Diletosso, ni tardo ni perezoso las analiza con sus computadoras concluyendo que son infalsificables pues si se pudiera hacer un truco de este tipo se necesitarían miles de dólares[4]. Comenta además que las características de las fotos le sugiere que se trata de ‘plasma’”.

Acto tercero

“Maussan –que no tiene la más remota idea de lo que es el plasma- consulta un diccionario encontrando una primera definición de plasma que dice:

Plasma. –Término con el que se nombra a una determinada serie de líquidos que se encuentran en el interior del organismo. V. protoplasma.

 

Protoplasma. –Sustancia contenida en el interior de la membrana plasmática celular.

El razonamiento –es un decir- es como sigue: “si los ovnis parecen plasma y el plasma se encuentra en el interior de las células, entonces los ovnis son células”.

No creo –pero podría ser- que Diletosso haya pretendido decir algo tan absurdo. En realidad, sospecho que Diletosso se refería al “plasma” como el estado de la materia en donde predominan las partículas altamente ionizadas (segunda acepción del término). En realidad, Maussan nunca se enteró –por la emoción- de esta segunda acepción y desde entonces cree que Díaz fotografía células inteligentes provenientes de las Pléyades[5].


[1] Publicado originalmente como Escobar Héctor, Maussan y los “Zeroides”, Perspectivas ufológicas, Año 3, No. 7, México, febrero de 1996. Págs. 7-8.

[2] Héctor estaba más cerca de lo que pensaba. Si bien la escena con Diletosso, que se describe más abajo, pudiera ser especulativa, lo que no lo es la siguiente historia. Entre los primeros seguidores de Maussán se hallaba un joven suizo, desertor de la carrera de ingeniería, Max Hofbauer. Conocí a Max en uno de los programas de Nino Canun, otro de los maussanitas me lo presento. Me dijo que Max era un contactado que había recorrido durante días la zona de Atlixco, Atlimeyaya, en plena oleada de avistamientos. Pasaba los días en meditación convocando a los extraterrestres. Platiqué con Max de diversos aspectos del fenómeno ovni. Como ex estudiante de ingeniería Max comentó que las fotos de Díaz le parecían los de una nave hecha de plasma (el cuarto estado de la materia). Seguro que eso mismo le dijo a Maussan y luego Diletosso se lo confirmo. Es de aquí de donde viene el asunto de las “naves de plasma” de Carlos Díaz. (Nota de LRN)

[3] Así se conocía a un grupo de ufólogos dedicados a coleccionar fotografías de hermosos platillos plateados. Entre esos ufólogos estaban el ya mencionado Diletosso, Wendelle Stevens, Marina Popovich, Billy Meier y el propio Maussan. (Nota de LRN)

[4] En realidad Juan Chía, quien reprodujo las fotos con una lámpara fabricada con vidrio soplado, sólo gastó algunos miles de pesos. Fue el propio Héctor Escobar quien formuló esta idea. Quien esto escribe le contó a Chía que sospechábamos que el ovni de Carlos Díaz era una lámpara (en una de sus películas incluso se escucha el momento en que se enciende y se apaga el interruptor de la lámpara, justo cuando el ovni se enciende y se apaga). Chía reprodujo las fotos para su programa “En busca de lo desconocido”, de TV Azteca, pero nunca se emitió este capítulo. (Nota de LRN)

[5] Ver el artículo de Martín Fragoso: http://platosdeplasma.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.