Foto del extraterrestre del FBI/KGB/SS: Encontrada

Foto del extraterrestre del FBI/KGB/SS: Encontrada

22 de abril 2012

Por Kentaro Mori

fbikgbssalien02

“Arriba, una de las fotos más impresionantes de una supuesta criatura extraterrestre recuperada de los ovnis estrellados. Durante muchos años se pensó que la foto se originó en un accidente en USA, pero recientemente se descubrió que fue capturado en Alemania, poco antes de la Segunda Guerra Mundial. Los funcionarios que tienen el ser son miembros de las SS de alto rango” (revista brasileña UFO, N. 18, p.18, diciembre 1991)

001_thumbEsta ha sido durante mucho tiempo una de las favoritas, y luego que por primera vez escribimos acerca de ella, nos enteramos, a través de Isaac Koi, que ya en 1982 Loren Gross había publicado en su serie “UFOs: A History” la fuente correcta completa del montaje: la edición de April Fools (día de los inocentes), de abril de 1950, de la revista de fotos alemana “Neue Illustrierte”, y en 2003 Achim Martin le había enviado copia del artículo original. Por desgracia, las publicaciones de Gross tienen una circulación muy limitada y las reproducciones son de mala calidad.

Por lo tanto, conseguí el número original de “Neue Illustrierte”, publicado en Colonia, Alemania, el 29 de marzo de 1950. Era una revista semanal, y como se indica en un gran titular rojo en la tapa, era el número del 1 de abril. Yo comparto el material de este caso abiertamente, y si usted lo aprecia, por favor ayúdeme a cubrir los gastos – instrucciones al final de esta entrada.

¡La gente de Marte!

Justo en la página 3 de la edición del primero de abril de 1950 de Neue Illustrierte, uno encuentra la fuente de esta imagen icónica:

ScanImage003a_thumb

El artículo de una sola página se compone de cuatro fotomontajes, además de un “Manuscrito marciano”. Se puede traducir como sigue (traducción libre basada en la obra de WalterRatlos en ATS publicado por Koi):

Neue Illustrierte, Colonia, Alemania, 29 de marzo 1950 – “Número del 1 de abril!”, P. 3

 

Primeras imágenes auténticas:

 

¡LA GENTE DE MARTE!

 

Un informe especial del desierto de Arizona

 

World Copyright: NT

 

21 Marzo de 1950, 21.45 horas, en el famoso Monument Valley en Arizona, EU: La primera fotografía de un “platillo volador”. Durante semanas, los aviones estadounidenses habían estado persiguiendo a estos misteriosos objetos celestes. Ellos fueron capaces de tomar algunas fotografías, pero sólo mostraban la estela de luz del “platillo volador”, como una raya blanca en el cielo nocturno. Estas máquinas son capaces de cambiar su dirección repentinamente. Se elevan y esquivan cuando se encuentran con otros objetos en el cielo. En el momento de cambiar de dirección, cuando el “platillo” estaba aparentemente inmóvil en el aire, el Sargento D. Ussel (13º División Aerotransportada) “disparó” con su cámara a distancia hacia el proyectil volador. Segundos más tarde, golpeado en el aire por cohetes anti-aéreos, el disco extraño explotó en unos insólitos y gigantescos fuegos artificiales: alrededor de 20 cápsulas de plata brillantes cayeron como lluvia a la tierra.

 

22:10: informe del “Valle de la Muerte”: “Observando la aparición fantasmal”. Toda la población estaba alarmada, dentro de un radio de 150 km desde el punto en que fue derribado el objeto del cielo. Sólo se recibió un informe del Departamento de Guerra. Decía: “al principio vimos luces de color blanco azulado, luego claramente una forma corpórea, que al parecer se movía impotente, y se deslizaba extrañamente con mucho trabajo, como los buzos bajo el agua. La aparición no duró. La forma corpórea se disolvió utilizando algún truco”.

 

Cuando la cápsula de plata explotó: ¡El primer ser de Marte fue “capturado”! McKerenich testigo presencial, un agente secreto de Phoenix, Arizona, informó: “Yo estaba consciente de lo especial que era este momento: Por primera vez, desde la existencia de la raza humana, un habitante de la Tierra veía… ¡un visitante del espacio! Pero, al mismo tiempo, yo estaba impactado. Este hombre de aluminio parecía estar lleno de una desesperación inmensa. Su cuerpo llevaba una capa brillante de papel de aluminio. El observatorio en Phoenix especula: Para protegerse de la radiación cósmica.

 

La ciencia se enfrenta a nuevos enigmas: La escritura de “Marte”. Especialistas en claves e inventores de códigos están trabajando para averiguar si es un alfabeto normal o incluso una escritura de espejo.

 

La gran sorpresa: el ser de Marte tiene… tan sólo 70 cm de altura. Fue trasladado a una cámara especial de vacío. El Departamento de Guerra anunció explícitamente: No está claro si el planeta de origen de estos seres es Marte. La única certeza es que son de origen planetario, es decir, que provienen de un planeta dentro de nuestro propio sistema planetario, o de una estrella vecina. “Nuestras Fotos”, continúa el Departamento de Guerra, “son las únicas imágenes reales. Estamos advirtiendo que hay en circulación falsificaciones baratas, que en la actualidad incluso han encontrado su lugar en la prensa mundial”.

El sargento Tonto

003_thumbComo es típico en las bromas del 1 de abril, hay varios indicios de que es una broma, incluyendo cómo se hizo. La señal más reveladora ya la ha señalado Koi: el Sargento anti-aéreo D. Ussel (13º División Aerotransportada) es un juego de palabras de “Dussel”, que significa tonto en alemán.

El comentario sobre la “forma corpórea, que al parecer se movía impotente, y se deslizaba extrañamente con mucho trabajo, como los buzos bajo el agua” es también una referencia al origen de las imágenes correspondientes: eran del grupo británico de patinadores de hielo “Los Lidstones”.

La advertencia final contra “falsificaciones baratas” que circulan en la prensa es también un buen toque.

Todas estas señales fueron confirmadas en la siguiente edición de la revista Neue Illustrierte, del 5 de abril de 1950, en la página 43:

004_thumb

Neue Illustrierte, Colonia, Alemania, 5 de abril 1950, P. 43

 

¡Abril! ¡Abril!

 

El “Neue Illustrierte”, en su número de abril, del 29 de marzo, jugó algunas bromas a sus lectores: el aterrizaje de marcianos en la página 3 es una fantasía. El Sargento D. Ussel (Dussel) no existe. El marciano era un artista del grupo de patinadores “The Lidstones”.

En una búsqueda de los patinadores llamados “The Lidstones” aparece una foto de Susan Miller, de Joan y James Lidstone publicada en 1962. El hombre tiene un parecido con el marciano, aunque no podemos tener la certeza de la identificación debido a la baja calidad de ambas imágenes:

jameslidstone-martian

Un punto interesante es que las botas del marciano parecen botas de patinadores. Aunque en el más famoso de los fotomontajes el marciano está casi desnudo, en los otros dos, donde aparecen las figuras humanoides que parecen llevar trajes plateados, incluyendo capas en la cabeza, y es posible que fueran las utilizadas por los patinadores en alguna presentación. Como ha señalado Koi, por las posturas de los marcianos “deslizándose” en la segunda foto, es muy probable que las imágenes de origen provinieran de una presentación de patinaje.

En cuanto al platillo volador, Martin Kottmeyer ya lo había identificado como “una imagen retocada del modelo de platillo del Dr. E. W. Kay que apareció en la prensa el 11 de enero de 1950”.

neue-kays

De una broma de inocentes a leyenda ovni

Debido a la baja calidad de las reproducciones de la imagen más famosa, también es de notar que surgieron algunas confusiones en cuanto a la composición de la escena. A continuación, puse de relieve en diferentes colores las cinco personas (incluido el marciano) que aparecen en la foto:

marsmenschen-april1

La interpretación más común, que se refleja en la figura japonesa de juguete al inicio de esta entrada, tenía la mujer frente a la cámara (en amarillo), con las piernas abiertas. De hecho, en el fotomontaje original, se puede ver su pierna izquierda y darse cuenta que ella está en realidad a un lado y las piernas en la parte derecha de la imagen pertenecen a la segunda mujer (en rojo).

Sin embargo, se trataba de un fotomontaje burdo: la mujer en amarillo aparece delante de la mujer de rojo – ya que su mano derecha la obstruye -, y, sin embargo, las piernas de la mujer de rojo están claramente más al frente y en línea con el pequeño marciano.Las dos mujeres, probablemente no pertenecía, en esa geometría, a la misma escena, y se cortaron y pegaron sin un examen cuidadoso de la disposición espacial. El autor del fotomontaje puede haber dejado a propósito estas fallas evidentes en su obra.

Surgieron varias otras confusiones relacionadas con la fotografía, la más común en relación a la broma americana de 1953 del mono afeitado. El cuerpo del marciano no es el de un mono sin pelo, a menos que se clasifique a un ser humano como tal. El autor del fotomontaje jugó con las proporciones para crear un marciano de 70 cm de altura.

Como incluso Donald Keyhoe había señalado en ese tiempo, la historia de los pequeños extraterrestres de un platillo estrellado vino del engaño del Ovni de Aztec – Roswell sólo volvió a la ufología a finales de 1970. El engaño ovni de Aztec también inspiró exactamente la misma broma del 1 de abril. Otra publicación alemana creó su propia historia de un pequeño extraterrestre capturado: el Wiesbadener Tagblatt.

A través de Koi yo también había leído previamente, en “Looking for the Aliens” (1991) de Jenny Randles y Peter Hough,  de la obra de Claus-Westh Henrichsen que indicaba que “las posiciones de la mano de los “hombres de seguridad” indican que agarran un objeto rígido. Después de llevar a cabo pruebas, él propone que ¡en realidad estaban empujando un cochecito de niño!”. He creado un montaje burdo para validar esta propuesta, sin embargo al ver la foto original y ver más claramente las posiciones de las manos de los hombres en gabardinas, tengo que tener en cuenta que a menos que los hombres estuvieran agarrando un mango curvo, sus manos no están adecuadamente alineadas.

De la misma fuente yo también había considerado que Han-Werner Peiniger de un grupo ovni de Alemania Occidental alega que es otra broma de los Inocentes, y señala que los autores son G Falscht y Logen R, que en inglés es similar a la D Bunker y A Fraud (de hecho, una traducción literal sería “falsificado” y “hacer creer”)”, e incluso el título de mi primer texto sobre la foto, en consecuencia, fue “Die Fälscher Alien”. Una vez obtenida la revista original y la siguiente aclaración, sin embargo, no pude encontrar ninguna referencia a “G Falscht y R Logen” como los autores de la historia.

El manuscrito marciano

Después de leer las pistas en cuanto a la “escritura enigmática de Marte”, sospeché que en realidad era un mensaje en alemán llano, simplemente reflejado e invertido:

ScanImage003b

Y, por supuesto, el compañero Manuel Borraz “descifró” el mismo (con un poco de esfuerzo usted puede ser capaz de leerlo también):

Die Erde gefällt uns nicht.

Wir möchten wieder nach Hause.

No nos gusta la Tierra

Queremos regresar a casa

Esta fue una excelente broma de los Inocentes, con todos los signos reveladores de una broma, que se aclaró claramente en el siguiente número para cualquier lector que haya tenido alguna duda. Serios investigadores de ovnis a través de los años, todos la descartaron como una broma, aunque los detalles exactos los eludieron a la mayoría de ellos desde hace décadas y se presentó un montón de confusión hasta el día de hoy.

Al localizar y compartir el original espero que el caso esté definitivamente establecido.

Por favor, ayude a cubrir los gastos, un total de alrededor de U $ 200, mediante donaciones a través de Paypal:

https://www.paypalobjects.com/en_US/i/btn/btn_donateCC_LG.gif

Puedo compartir mejores escaneos de calidad de los artículos pertinentes a todos los que quieran solicitarlos en privado, aunque debo señalar que los fotomontajes originales fueron retocados en gran medida y no tengo un escáner profesional (la resolución máxima nativa es de 600 ppp), por lo que la calidad no será mucho mejor que las versiones a las que se puede acceder haciendo clic en las imágenes.

Ni que decir, yo simplemente trabajé en la investigación de muchos otros a los que se hace referencia aquí y en las entradas anteriores que he escrito en relación con esta foto, sobre todo Luis Ruiz Noguez e Isaac Koi.

http://forgetomori.com/2012/ufos/the-fbikgbss-alien-photo-found/

María Sabina y el hongo alucinógeno: ¿Pasaporte a otra dimensión?

MARÍA SABINA Y EL HONGO ALUCINÓGENO: ¿PASAPORTE A OTRA DIMENSIÓN?[1]

Por Jonathan Monti[2]

MariaSabinaPerdida en la sierra de Oaxaca vivía una mujer anciana, delgada, bajita, indígena y de pelo blanco.

Esa imagen es la que todos conocimos de ella, de María Sabina, la curandera.

Su casa eran los parajes recónditos de la sierra, en Oaxaca, lugar al que, principalmente en la década de los sesentas, asistía un gran número de hippies para lograr “ la comunión con el universo”.

Y en su choza de adobe, María Sabina ofrecía todas las noches una “velada”: la famosa ceremonia de los hongos… ¿La puerta a otra dimensión?

UN TRANSPORTE MUY ESPECIAL

El instrumento era su altar, adornado por un Cristo, un San Antonio, veladoras, flores silvestres y de cempasúchil, y un brasero para copal. Sin embargo, el verdadero medio de transporte era “el hongo sagrado”.

La característica principal del hongo alucinógeno es que su tallo es blanco y su cabeza negra; su nombre científico es Psilocybe caerules cens mazatecorum heim, mientras que su nombre mazateco es Di Shi Tóo, aunque también es conocido con el simple nombre de Derrumbe.

TESTIMONIO DE LA EXPERIENCIA

Son innumerables los casos de personas que llegaron hasta la casa de María Sabina para “viajar”.

Sin embargo, hay un testimonio sumamente interesante que, por la seriedad y profundidad con que es tratado, nos ha llamado la atención.

imageEste testimonio es dado por Enrique Franz Val en su libro “Conversaciones con María Sabina y otros curanderos”[3], en el que narra su propia experiencia y del que se desprende lo siguiente:

“María Sabina prendió el copal –escribe- y sahumó los hongos, mientras rezaba quedamente. El ambiente se llenó de misterio y expectación; algo solemne y sagrado estaba a punto de ocurrir.

 

“Germán, un niño, me servía de traductor, pues la sacerdotisa de los hongos sagrados no hablaba español. Me indicó que comiera los honguitos con una seña, y ambos lo hicimos, en silencio. Ella masticaba lentamente, y yo traté de imitarla…

 

“-Dice María Sabina que cuando sientas que los hongos empiezan a hacer efecto, le avises –dijo Germán, el traductor.

 

“Aproximadamente a los 30 minutos, me sentí mareado y se lo dije. El sabor de los hongos es muy fuerte y persiste mucho tiempo.

 

“María Sabina apagó las velas y se sentó junto a mí. Empezó a rezar en mazateco, muy quedamente. Me preguntó mi nombre y se lo dije: Enrique. Después empezó a cantar en voz baja.

UN CANTO ÚNICO

“Luces multicolores cambiaban su intensidad y tonalidad de acuerdo con las variaciones de su canto. Un canto rítmico, hipnotizante, sagrado, antiguo. Sentí que me mecía suavemente y me transportaba a otros mundos…

 

“En ningún momento experimenté sensaciones o visiones terroríficas; por el contrario: una paz infinita, la sensación de ir volando en una espiral de colores. En el centro de la habitación, junto a la pared, directamente sobre el altar, apareció una luz blanca de gran intensidad. Yo no salía de mi asombro. Le pregunté a Germán qué significaba esa luz; él preguntó a María Sabina y ella respondió que era la luz del Espíritu Santo…

 

“Fue algo muy impresionante. Era una luz muy intensa. Después se fue desvaneciendo hasta desaparecer.

¿EL JARDÍN DEL EDÉN?

image“La habitación desapareció de mi campo de visión, y me encontré en un jardín florido, lleno de fuentes y pájaros. Bosques llenos de belleza. El jardín del edén…

 

“Los rezos de María Sabina continuaban. De pronto, escuché:

 

“’Señor San Pedro, señor San pablo, señor Jesucristo… Enrique, Enrique, Enrique, santo…, santo…, santo…’

 

“Estas frases me conmovieron, me sacudieron profundamente. Me sentí como Cristo en la Cruz…

 

“Sentí la corona de espinas. Sentí que escurría sangre de mi frente. La luz volvió a ser visible sobre el altar… Me dio miedo y salí a tientas de la casa. Afuera, las estrellas se veían como focos de colores. Sentí la necesidad de protegerme, de rezar…

 

“Miré hacia el cielo y los millones de estrellas de las galaxias me impresionaron profundamente. Mentalmente repetí las palabras del Padre Nuestro…

 

“pronuncié esta oración con los ojos cerrados, en mi mente, y milagrosamente me temor desapareció. Me di cuenta de que las palabras del padre Nuestro encierran un gran poder espiritual que nos pone en contacto con lo sagrado.

 

“Abrí los ojos y miré serenamente el cielo… Las estrellas formaron ante mis ojos una inmensa cabeza de anciano eterno, con barba y cabello blanco, muy largo. Sus ojos eran como dos abismos insondables llenos de amor.

 

“Millones de estrellas y galaxias formaban su larga cabellera y barba blanca. Contemplé una imagen de la conciencia cósmica universal…

“VIO” A DIOS

“Mi cuerpo se sacudió y lloré extasiado. Le pedí perdón por todos mis pecados. Mi vida y mi muerte se volvieron microscópicas ante la grandeza y belleza de lo que estaba contemplando y viviendo. Una inmensa paz interior se apoderó de mí; una sensación de poder, de armonía…”

Hasta aquí las palabras de Enrique Franz Val. Ahora bien, comer hongos no es algo tan sencillo, ya que además de ser una droga, encierra aún grandes peligros si se consume de modo irresponsable y sin una previa preparación. El hacer esto podría provocar peligros tales como la locura o incluso la muerte.

Tenemos ejemplos de esto por montones y los podemos encontrar de sobra; uno de ellos: cuando, en los años sesenta, un gran número de hippies comió los hongos de manera irresponsable, sin haber hallado en el viaje la belleza que se narraba.

ADIOS A MARÍA SABINA

Hoy, maría Sabina ya no está más para guiarnos en el viaje. Ya no es moda o novedad ir a la sierra de Oaxaca a buscar “la verdad”.

El 22 de noviembre de 1985 ella partió a un lugar que ya conocía. Pero ciertamente no la podremos olvidar nunca, porque, tal como lo dice una canción, María Sabina es “el símbolo de la sabiduría y el amor”.


[1] Publicado originalmente en Semanario de lo Insólito, No. 121, México, abril de 1994. Pág. 9.

[2] Pseudónimo de Óscar García.

[3] En realidad el autor es Enrique González Rubio Montoya, la editorial es Publicaciones Cruz O. SA. (Nota de LRN)