El enigma de la estación de televisión fantasma

EL ENIGMA DE LA ESTACIÓN DE TELEVISIÓN FANTASMA

EcuacionDrakeEstamos viajando hacia una dimensión distinta a la del mundo de la visión y del sonido, el reino sorprendente de la imaginación donde todo es posible: la dimensión desconocida.

Parecería que estamos escuchando a Rod Serling y que es un nuevo capítulo de The Twilight Zone, pero no, el suceso del que vamos a hablar a continuación ocurrió en realidad a finales de la década de los cincuenta y es citado en numerosos libros de ovnis publicados en el siglo pasado y en varios sitios de internet que lo siguen presentando como uno de los más desconcertantes “misterios sin resolver”.

Recuerdo haberlo leído por primera vez en la revista DUDA, Lo increíble es la verdad, y en algún libro de Tomás Doreste. La historia, en resumen, decía que el cartel de identificación de una pequeña estación de televisión en Houston, la KLEE-TV, había sido captado y fotografiado por televidentes en Inglaterra. Ya de por si era notable que una señal de televisión emitida en Texas hubiese sido captada en el viejo continente, en los días en que aún no existían los satélites de telecomunicaciones; pero aún más extraordinario era el hecho de que, según se supo, la estación había salido del aire desde 1950.

Para los escritores de lo insólito sólo había dos explicaciones: de alguna manera las ondas habían quedado atrapadas en las capas elevadas de la ionosfera y por algún evento desconocido habían regresado a la superficie de la tierra tres años después; o alguna nave espacial alienígena las había captado y las regresaba con el fin de entablar comunicación con la raza humana.

Aún más, pronto relacionaron esta historia con la del padre veneciano benedictino Ernesto Pellegrino, quien afirmó que había inventado un aparato que le permitía fotografiar acontecimientos pretéritos. En 1972, en el Domenica del Corriere publicó la fotografía de Cristo en la cruz, como prueba de sus afirmaciones. También salió a relucir el supuesto aparato inventado por George Delawar, un supuesto físico inglés de la Universidad de Oxford, quien también había inventado otro aparato para fotografiar el pasado. Delawar fue un poco más recatado en sus “pruebas” y sólo presentó la fotografía de su boda, veintitrés años antes, en la ciudad de Nottingham. Los inventos de Pellegrino y de Delawar merecerían un artículo aparte.

Reader'sDigest-December-1958En fin, variaciones a la historia de la señal de KLEE-TV aparecerían en la literatura ufológica y de temas forteanos, como ya hemos dicho, pero lo interesante sería rastrear el origen de la historia original. De hecho sabemos que apareció inicialmente en la revista Reader’s Digest en su número de diciembre de 1958, página 186. Era sólo una breve nota de las que por lo regular aparecen en esa revista al final de los textos más largos. La nota decía:

¿Te has preguntado, en última instancia, en lo que se convierten las ondas que las estaciones de radio y de televisión envían al espacio las 24 horas del día? ¿Se desvanecen y desaparecen o se quedan ahí para siempre? Lo que sí sabemos es que a veces las imágenes aparecen misteriosamente, mucho después de que un programa ha terminado. Una de las más famosas de tales ocurrencias fue en Inglaterra en septiembre de 1953.

 

Televidentes en muchas partes de Inglaterra repentinamente vieron un cartel de identificación de la estación de televisión KLEE de Houston, Texas, que apareció un día en sus pantallas. Varios televidentes tomaron fotografías de la imagen para probar el suceso, pero cuando los ingenieros de radiodifusión británicos notificaron a KLEE de Houston del raro evento, se les dijo que la estación había salido del aire desde 1950. No se había mostrado ningún cartel de identificación en los pasados tres años.

 

¿Dónde había estado la imagen en esos tres años? ¿Por qué apareció sólo en Inglaterra y cómo llegó de vuelta de dondequiera que haya estado? Esto hace que te preguntes ¿no es así?

FrankDrakeY así comenzó una de las más intrigantes historias “extrañas-pero-ciertas”. Este relato “demasiado bueno para ser verdad” llegó a oídos de un astrónomo, el Director del National Astronomy and Ionosphere Center, en Cornell University, Ithaca, Nueva York, el Profesor de Astronomía Frank D. Drake, mejor conocido por su famosa “Ecuación de Drake”, que sirve para estimar la cantidad de civilizaciones en la Vía Láctea, susceptibles de poseer emisiones de radio detectables.

No podía ser de otra manera ya que el Profesor Drake justamente estaba interesado en la búsqueda de vida extraterrestre a través de las ondas de radio. El que una señal emitida en Texas hubiese sido captada en Inglaterra, tres años después de haberse lanzado, era un tema que él debía investigar.

Drake se enteró que KLEE-TV, Channel 2, fue el primer canal de televisión de Houston, iniciando sus transmisiones en mayo de 1949. Su propietario, el hotelero W. Albert Lee, vendió la estación, a mediados de 1950, a la familia Hobby, que era dueña de The Houston Post y KPRC-AM-FM. KLEE-TV se convirtió KPRC-TV en 1950.

Frank Drake presentó los resultados de su investigación, mismos que explicarían el “enigma de la señal KLEE-TV”, en el Symposium on Unidentified Flying Objects, patrocinado por la American Association for the Advancement of Science, Boston, Massachusetts, 26-27 de diciembre de 1969. Se puede leer su ponencia en el libro UFO’s A Scientific Debate, editado por Carl Sagan y Thornton Page[1]. La parte sobre la historia de KLEE-TV está en las páginas 248 a 253.

Traducimos la parte medular del artículo de Frank Drake:

KPRC-TV1KPRC mantiene una gran cantidad de correspondencia en sus archivos de este evento en particular y amablemente me los compartió. Supe que las circunstancias fueron investigadas por ingenieros de la British Broadcasting Company, quienes dijeron que ellos no podían confirmar ni desaprobar la validez de este evento particular. Por alguna razón los ingenieros de Chrysler Corporation en Estados Unidos también examinaron el evento, y ellos lo declararon válido: el cartel de identificación de KLEE-Houston realmente había sido observado tres años después de su última transmisión. Esto llevó a la publicación del artículo del Reader’s Digest.

 

Aprendí más de la correspondencia de KPRC de la gente en Inglaterra que había visto “KLEE” en una pantalla de televisión inglesa. También está disponible una gran colección de fotografías tomadas de la pantalla de televisión[2]. De particular interés es una carta de uno de los televidentes originales dirigida al presidente de la Estación KLEE:

 

“Adjunto a la presente está fotografía tomada por una cámara de caja ordinaria de lo que creo es su señal de prueba recibida a las 3:50 p.m. del 14 de septiembre de 1953. Sería de gran interés y ayuda si fuera tan amable en confirmar o negar a vuelta de correo si esto es así y al mismo tiempo sería de gran ayuda si usted firma el reverso de la fotografía y la regresa. Su ayuda en este asunto será muy apreciada”.

 

Investigación subsecuente mostró que era una carta modelo y que cartas como esta habían sido enviadas no sólo a KLEE sino a muchas otras estaciones de televisión americanas – cada una informando la observación del cartel de identificación de la estación particular.

 

El jefe de ingenieros de KPRC respondió a esta carta, aunque él no sabía que era una carta modelo: “Mi opinión es que definitivamente no es el tipo de cartel de identificación que hemos usados desde que éramos KLEE. Creo que tal vez esta es una fotografía de un comercial de Kleenex. Kleenex es un pañuelo facial utilizado por las mujeres americanas para remover el maquillaje”.

 

KLEE1949La supuesta fotografía del cartel de identificación decía “KLEE”, y debajo de las letras estaban dos líneas diagonales. El verdadero cartel de identificación contenía la palabra “KLEE-TV” y por debajo exhibía un mapa de Texas y las palabras “Channel 2, Houston, The Eyes of Texas”[3]. Obviamente hay tanto diferencias como similitudes. Las letras TV no aparecen en la foto inglesa. Sin embargo, las líneas diagonales son similares a las líneas diagonales que radiaban desde Houston en el cartel de identificación verdadero. Así que alguno podría argüir (desesperadamente) que la fotografía correcta fue transmitida a través del Atlántico, pero con el encuadre equivocado. Además, ahí estaba el Kleenex. KPRC envió un telegrama a WCBS-TV, Nueva York: “Por favor avise a la brevedad posible si transmitieron o no un comercial de Kleenex aproximadamente a las 10:58 A.M., del 14 de septiembre de 1953”. Realmente esto era lógicamente absurdo: porque si en verdad fue un comercial de Kleenex, entonces la estación de recepción en Inglaterra no era necesariamente una afiliada a CBS sino cualquier estación de cualquier cadena[4]. Había una respuesta de WCBS, Nueva York:

 

“En respuesta a su pregunta, nosotros no emitimos un comercial de Kleenex aproximadamente a las 10:58 A.M. del 14 de septiembre. Estábamos transmitiendo el programa matinal de Arthur Godfrey y el patrocinador para la porción de 10:45 a 11:00 A.M. fue Surf. Es posible que Godfrey pudiera haber mencionado Kleenex, pero no tenemos registros de eso”.

 

KLEE-TVEl asunto Kleenex parece haber sido destruido como hipótesis de trabajo, así que regresamos a la idea de que los televidentes en verdad recibieron KLEE en Inglaterra.

 

Esto, por supuesto, llevó a KPRC a que se emocionara más. Ellos escribieron al televidente inglés, preguntando, “¿Qué tipo de aparato está usando? ¿Ha recibido alguna otra información aparte de las señales de identificación?” y muchas otras preguntas. Ellos recibieron una larga respuesta de un gentleman quien resultó ser el socio del televidente original en una empresa de negocios que construía televisores para recibir mensajes desde los Estados Unidos. Esta era una gran idea; en 1950 la televisión inglesa era terrible. El inglés contestó que él había tomado la fotografía y que él estaba usando un televisor que él mismo había diseñado – un altamente sensible superheterodino incorporado para captar la señal americana y una invención llamada celda de luz; al rotar la celda lejos de la estación, él conseguía la mejor foto (¡un logro sobresaliente!). La televisión no tenía antena. Él dijo que el aparato daba imágenes pobres, pero que él tenía mejores fotografías (¡este es un buen truco!). Él no tenía cinta de la señal de sonido, porque el sonido fue distorsionado por la interferencia local.

 

KPRC_opening003En 1954 los ingenieros electrónicos estaban convencidos de que esta cosa maravillosa había, de hecho, ocurrido. En efecto, KPRC tiene una gran colección de las fotografías de su cartel de identificación y de los otros carteles de identificación recibidos por este extraordinario televisor celda de luz superheterodino. Mirándolas, al principio uno se maravilla porque ellas de hecho se ven como carteles de identificación de estaciones de televisión americanas. Entonces uno se pregunta por qué sólo hay carteles de identificación; nunca hay nada más. Entonces uno nota que son muy peculiares en algunos aspectos. Son por lo regular letras blancas con algo de “nieve”, como las vemos en la televisión de verdad, pero con un fondo perfectamente negro. Y en ningún caso hay nieve en la parte negra. Segundo, cada “A” y “P”, o letras similares se ve como una letra de esténcil. Ninguna foto tiene un área negra “flotante” en una letra. Cuando uno mira de cerca uno detecta que el ruido en las letras se parece mucho a los granos en la madera. De hecho, la colección contiene fotos con diferentes carteles de identificación pero con el mismo patrón de nieve. Uno comienza a concluir que todo es un engaño, que una luz fue proyectada a través de esténciles a una pieza de madera, y se tomó una fotografía. Entonces las diapositivas fueron proyectadas en una pantalla de la impresionante máquina.

 

KPRC-TV-2Esta conclusión se hace más cierta cuando uno lee la correspondencia en la cual los inventores afirman haber recogido no sólo fotos de los Estados Unidos sino también de la Unión Soviética, Francia y Suramérica. El cartel de identificación que habían captado de la televisión de Moscú estaba escrito ¡en inglés!

 

Uno puede construir la siguiente hipótesis: El inglés pudo haber fotografiado carteles de identificación en pantallas de televisión en varias ciudades en los Estados Unidos. Probablemente carecían de la habilidad de reproducir una foto en movimiento en su receptor[5]. De regreso a Inglaterra vieron que algunas de ellas no eran muy buenas, así que las copiaron con la técnica de esténcil-proyectado-en-madera. Ellos proyectaron las diapositivas en su máquina antes de invitar huéspedes, y televidentes, incrédulos, quienes fotografiaron la imagen en la máquina y enviaron estas fotografías a las estaciones en los Estados Unidos para verificación; probablemente la carta modelo fue suministrada por los inventores. Tal vez este engaño había sido hecho por años. Entonces, un día, el desastre: Una respuesta llegó diciendo, “Esa es la fotografía correcta pero no ha sido transmitida desde hace tres años”. Una estación había cambiado su cartel de identificación.

 

test-patternEn este punto, cualquiera debe haber visto que fue un fraude. En vez de eso ellos dijeron que su máquina ¡era aún más maravillosa de lo que creíamos! Algunas personas se dedican a hacer engaños, y mucha gente, incluso los altamente educados, quieren creerlos. Ellos aceptarán cualquier clase de pacotilla como evidencia si cumple algunos sueños.

 

Al día de hoy, la historia KLEE todavía se informa como si fuera un gran misterio, a pesar del hecho de que la explicación completa ha estado en posesión de KPRC por años. La gente trabajará muy duro para creer cualquier clase de engaño, y ahí hay gente que trabajará para fabricar tales engaños.

KPRC-TV-1959KPRC acumuló una serie de innovaciones impresionantes en el mercado de televisión de Houston. Tuvo el primer radar meteorológico de la ciudad TV, emisión en color (y la primera en convertirse completamente a color), cinta de vídeo para los informes de campo, con todo un personal de oficina de noticias en Austin y fue la primera estación de Houston en contratar personal femenino y afroamericano.

En sus primeros años, KPRC fue la televisión dominante en Houston. Debió en gran parte su éxito a su propiedad común con el periódico The Houston Post. KTRK comenzó a dominar los ratings en los años 1970 y KHOU fue un fuerte desafío de 1980 a 1990, pero KPRC se mantuvo competitiva.

The Washington Post compró KPRC-TV en 1994. Hoy en día, es conocida en el aire como “Local 2”.

KPRC aprendió todo sobre esta estafa a tiempo, pero como es normal la verdad no recibió ni de cerca toda la publicidad que tuvo la sensacional historia original. Muchos años más tarde, mucha gente continúa creyendo que este es uno de los más desconcertantes “misterios sin resolver”.

Referencias:

Drake D. Frank, On the Abilities and Limitations of Witnesses of OFO’s and Similar Phenomena”, en UFO’s A Scientific Debate (Carl Sagan y Thornton Page, editores), W. W. Norton & Company, New York, 1974, págs. 247-257.

http://fadedsignals.com/post/45229326552/klee-tv-channel-2-signed-on-in-1949-as-houstons

McDaniel Mike, Quest for First Set Leads Down Path Called Memory Lane, The Houston Chronicle, Houston Texas, 31 December 1999. Pag. 1.

Tan Paul Lee, Encyclopedia of 7700 Illustrations, Assurance Publishers, Rockville, Maryland, 1979. Pag. 1278.


[1] Drake D. Frank, On the Abilities and Limitations of Witnesses of OFO’s and Similar Phenomena”, en UFO’s A Scientific Debate (Carl Sagan y Thornton Page, editores), W. W. Norton & Company, New York, 1974, págs. 247-257.

[2] En algún foro de internet alguien comentó que una de las fotos misteriosas fue publicada en TV Guide alrededor de 1953-54. No he podido encontrar esa foto. (Nota de LRN)

[3] KPRC tomaría este eslogan y lo transformaría en un programa de revista que se centraba en el estilo de vida de Texas. El programa funcionó desde 1969 hasta 1998, convirtiéndose en el de más larga duración sindicado en Texas. (Nota de LRN)

[4] De hecho KLEE-TV era una filial de la cadena NBC. Aunque, durante cuatro años, KPRC transmitió programación de las cuatro redes. (Nota de LRN)

[5] Drake se refiere a que la velocidad de la cámara debía coincidir con el número de cuadros por segundo en la pantalla del televisor para que no aparecieran barras en la fotografía. (Nota de LRN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.