¿Bigfoot? ¿Ovnis? Un montón de basura

¿Bigfoot? ¿Ovnis? Un montón de basura

HuellaBigfoot Los archivos de The Interior News contienen una serie de avistamientos de ovnis y Sasquatch hechos en el invierno. Los expertos son extremadamente escépticos de la existencia de un animal grande, peludo que deambula por los bosques del Valle Bulkley.

Publicado: 22 de abril, 2009

Una gran y misterioso de primates vaga por los bosques de Bulkley Valley, dejando sólo huellas ocasionales. Mientras tanto, las naves extraterrestres sondean nuestros cielos, desapareciendo sin apenas dejar un rastro.

Al menos esto es lo que un número creciente de personas creen en Valle Bulkley. Sin embargo, según algunos científicos en Columbia Británica, la probabilidad de que cualquiera de estas afirmaciones sea verdadera es prácticamente nula.

El otoño pasado, continuando a lo largo de este invierno, hubo reiterados informes de avistamientos de ovnis y Bigfoot en el lago Moricetown Burns.

De hecho, los misioneros mormones documentaron grandes huellas y no menos de una docena de personas fiables contactaron con este diario desde una zona cercana a Moricetown y Houston con fotos y relatos de una figura aparentemente inexplicable que parecía haber dejado huellas cerca de sus hogares.

Y luego estaban aquellos de veracidad increíble, algunos en posiciones de gran responsabilidad, que viven en Smithers, que dijeron haber visto las famosas luces en el cielo de Valle Bulkley.

Sin embargo, Douglas Scott, un profesor de astrofísica en la Universidad de Columbia Británica tiene bastante confianza en que las especies extraterrestres existen en algún lugar del universo. Sin embargo, dado su enorme tamaño, el científico dice que es muy poco probable que hayan estado visitándonos.

«Lo básico es que es increíblemente difícil visitar otras estrellas. Probablemente en algún lugar ahí fuera hay otros seres vivos, de algún tipo. Pero las distancias son enormes», dice Scott.

Incluso viajando a la velocidad de la luz, lo cual es imposible según las leyes de la física, se tardaría cuatro años para llegar a la estrella más cercana, Próxima Centauri. Esto significa que incluso si los seres humanos lograran crear una nave espacial que pueda viajar tan rápido como 300,000 km en un segundo, nuestros astronautas tendrían un viaje de 40 años.

Incluso llegar a Marte es muy difícil, añade Scott. «Ir a una estrella es algo así como 100,000 veces más difícil. No es sólo un poco más difícil».

Los extraterrestres tendrían dificultades similares. Pero una vez más, subraya que él no descarta la posibilidad de vida extraterrestre por completo.

«Me niego a creer que los extraterrestres vuelan alrededor de la Tierra, como si vinieran aquí por capricho. Si alguien tiene alguna prueba real yo sería el primero en entusiasmarme y querría saber más. Pero en las cosas que usted oye, no hay ninguna evidencia».

En cuanto a la posibilidad de un gran primate caminando por los bosques de la Columbia Británica, el Dr. Jacob Goheen, un profesor asistente de zoología en la UBC, que estudia la historia natural de los mamíferos, critica con sarcasmo brutal la idea misma.

«Yo no sé por dónde empezar», dice. «En primer lugar, no hay otros simios en el hemisferio occidental. Y un tipo de patrón que vemos entre los mamíferos es que en esas especies, hay una superposición geográfica. La segunda cosa, es que es difícil imaginar una especie de ese tamaño que se haya podido ocultar durante tanto tiempo».

Goheen dice que el acto de buscar animales hipotéticos no se puede considerar ciencia. Las personas involucradas en la investigación científica por unanimidad rechazan la existencia de criptoanimales como el Bigfoot, dice, y las personas que dicen que existe, no tienen buenas credenciales científicas.

«No encontrarás un biólogo que crea en estas cosas y los biólogos son los expertos. De modo que eso debería decirte algo. Odio sonar tan pedante, pero sería como preguntarle a un actor profesional acerca de cómo debemos construir un puente en lugar de a un ingeniero civil».

«En cualquier caso, un gran primate la pasaría mal para sobrevivir en los bosques del noroeste de BC, añade Goheen, conociendo lo que conocemos acerca de la dieta de otras especies de simios. Los chimpancés y orangutanes comen frutas principalmente. Los gorilas comen hojas, pero se la pasan todo el día comiendo».

«Hay muy pocos mamíferos que puedan pasar la vida comiendo hojas de madera de conífera. Son realmente malas – son tóxicas. No he oído hablar de ningún primate que coma eso».

En cualquier caso, dice Goheen, los criptozoólogos viven tan fuera de este mundo que apenas vale la pena responderles. Ellos no tienen nada valioso que añadir al actual cuerpo de conocimientos, dice.

«Un debate sólo es bueno si ambas partes tienen algo que aportar. Por ejemplo, no debatimos si las cigüeñas traen a los bebés. Aunque se podría argumentar que, tendría que ser una locura».

Pero, ¿es cierto que las personas que creen haber avistado al Bigfoot están mal de la azotea?

No necesariamente, según el Dr. Paul D. Siakaluk, profesor asociado de psicología en la Universidad del Norte de Columbia Británica. Siakaluk dice que algunas personas tienen firmes creencias que se niegan a aceptar la evidencia que desafía sus creencias, no importa cuán convincente sea.

«La gente que está más interesada sólo aceptará la información que concuerde con la estructura de sus creencias. Por lo tanto, si creen o no entienden que es imposible viajar en el tiempo… entonces harán caso omiso de cualquier información o conocimientos que se les presenten. Sólo aceptarán la información que es coherente con lo que ellos creen».

Muchas personas tienen ideas preconcebidas de cómo debe ser una nave extraterrestre. Por ejemplo, los platillos volantes, un elemento básico de la ciencia-ficción, son reportados como avistamientos ovni, dice. «La idea de que debería haber algún objeto luminoso en forma de disco es lo que denominamos un esquema», dice Siakaluk. «Un esquema» es un término utilizado en psicología que significa un conjunto de creencias o expectativas acerca de algo en el mundo.

Siakaluk también dice que algunas personas son más propensas a creer en la pseudociencia que otras. «Las personas difieren en términos de credibilidad».

La línea inferior, dicen Scott y Goheen, es que alguien que hace una afirmación paranormal debe estar listo para probarla.

Scott recuerda un dicho popular entre los escépticos: «Mientras más extraordinaria es la afirmación, más extraordinarias deben ser las pruebas, dice.

«Si realmente vio un ovni, trate de obtener algunas pruebas realmente buenas».

Y tomar mejores fotografías y vídeos podría ser un buen comienzo, dice Goheen.

«Invariablemente, cuando la gente ve al Bigfoot, ellos nunca tienen una cámara. Salvo estas fotos realmente borrosas de algún tipo vestido con un traje de gorila».

http://www.bclocalnews.com/bc_north/interior-news/lifestyles/43366292.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.