Rendlesham Forest, habla el Coronel Conrad

Incidente Rendlesham: comandante de EU habla por primera vez sobre el «Ovni de Suffolk»

El alto funcionario militar de EU quien dirigió la investigación sobre el supuesto aterrizaje de un ovni en un bosque de Suffolk ha hablado por primera vez en tres décadas sobre el incidente.

Por Jasper Copping

6 de agosto 2011

Rendlesham El incidente había sido conocido como el Roswell de Gran Bretaña: un grupo de soldados estadounidenses estacionados en Suffolk entraron en un bosque para investigar las misteriosas luces y salieron convencidos de que habían visto una nave extraterrestre.

Los avistamientos, en diciembre de 1980, siguen sin explicación y se han convertido en el enigma ovni más tentador y duradero del país.

Uno de los implicados, incluso afirmó haber tocado una nave extraterrestre.

Ahora, el hombre que dirigió la única investigación del «incidente de Rendlesham Forest», ha hablado acerca de los avistamientos – pero su decisión de poner fin a treinta años de silencio, es poco probable que le guste a los ovni-creyentes, ya que él sugiere que sus hombres podrían haber engañado.

En 1980, el coronel Conrad de la Fuerza Aérea de los EU era el comandante de la base de los aeródromos gemelos de Woodbridge y Bentwaters, cerca de Ipswich, que en ese momento se entendía que almacenaban armas nucleares.

Justo después de Navidad se observaron luces misteriosas en el cielo sobre el cercano Bosque de Rendelsham, y después de la segunda noche de informes de sus hombres, el Coronel Conrad investigó por sí mismo.

Durante el día, entró en el bosque a un claro donde se habían visto las luces y encontrado marcas en los árboles y en el suelo, lo que indicaba un posible aterrizaje de una nave espacial.

El Coronel Conrad dijo que encontró que no eran «nada especial». Sin embargo, regresó a la base y reunió un equipo de sus mejores oficiales de seguridad y los envió al bosque en la noche para investigar.

Armados con un contador Geiger, cámaras y dispositivos de visión nocturna, revisaron el «lugar de aterrizaje». Después de no ver nada sospechoso, la mayor parte del equipo regresó a la base esa noche. Un grupo se quedó, incluso su adjunto, el Teniente Coronel Charles Halt, se mantuvo en contacto con su superior por radio.

Este es el relato de lo que sucedió después, que ha alimentado los rumores de aterrizaje de un ovni. Por la radio, dijeron haber visto más luces en el suelo y en el cielo.

En casa, en la base, el comandante y su esposa salieron a buscar la luz, tras enterarse del avistamiento. Otros oficiales de alto rango en la base – y sus esposas – hicieron lo mismo. Pero a pesar de ser una noche clara y sin nubes, no vieron nada sospechoso.

Unos días después el Teniente Coronel Halt presentó un informe del incidente al Ministerio de Defensa, y desde entonces dijo que las luces que vio eran «de origen extraterrestre» y acusó a los EU y los servicios de seguridad del Reino Unido de un encubrimiento. El Coronel Conrad, que había ido a casa convencido de que no había visto nada inusual, se mantuvo en silencio.

Ahora ha proporcionado una serie de afirmaciones acerca de los avistamientos al doctor David Clarke, un académico de la Universidad Sheffield Hallam y el asesor ovni de los Archivos Nacionales – que esta semana darán a conocer algunos de los archivos del Ministerio de Defensa en relación con el incidente.

«No vimos nada que se asemejara a las descripciones del Teniente Coronel Halt, ya sea en el cielo o en el suelo», dijo el Coronel Conrad.

En una dura crítica a su antiguo colaborador, el coronel Conrado añadió: «Teníamos personas en posición de validar la narrativa de Halt, pero ninguno de ellos lo hizo».

Él dijo que no había «pruebas sólidas» de algo sospechoso.

Se dijo inicialmente que el contador Geiger dio lecturas ligeramente elevadas en el claro, pero más adelante se encontró que estas indicaban los niveles «normales» de radiación de fondo.

El Coronel Conrad es muy severo con su ex diputado.

«Él debe estar avergonzado por su afirmación de que su país e Inglaterra, conspiraron para engañar a sus ciudadanos sobre este tema. Él lo sabe bien», dijo.

Suffolk El ex comandante de la base se opone también al testimonio posterior de otro soldado, el sargento Jim Penniston, que había ido al bosque en la primera noche de los avistamientos y desde entonces ha afirmado que tocó una nave extraterrestre.

El Coronel Conrad dijo que él se entrevistó con el oficial en ese momento y que, si bien describió haber visto extrañas luces que se habían trasladado a la distancia, no había mencionado el haber tocar una nave espacial.

A pesar de que no puede explicar los relatos posteriores de sus subordinados, el coronel Conrad dijo que cree que el incidente pudo haber sido un engaño.

Esto concuerda con las teorías de algunos expertos que sospechan que las primeras luces que vieron los hombres eran en realidad de una bola de fuego o del faro de Orford Ness, a unos cinco kilómetros de distancia, y que fueron posteriormente engañados por sus colegas, entre ellos algunos que llegaron a ocupar altos cargos entre los militares de EU.

El Coronel Conrad dijo: «La búsqueda de una explicación podría ir a muchos lugares, incluyendo la perpetración de un ingenioso engaño. Fenómenos naturales como el aire frío muy claro, tiene una capacidad teórica de orientar y reflejar la luz a través de grandes distancias o incluso la presencia de una nave espacial extraterrestre.

«Si alguien tuviera los recursos de tiempo, dinero y técnicos para determinar la causa exacta de las luces reportadas en el Bosque de Rendlesham, creo que se podía hacer. También creo que las probabilidades están en contra de que exista una nave espacial extraterrestre involucrada, y casi igual de alta en contra de que sea una intrusión de naves hostiles terrestres».

El Dr. Clarke, que es un escéptico en cuestiones de ovnis, cree que el Teniente Coronel Halt vio algún tipo de ilusión óptica y que sus afirmaciones y las del sargento Penniston se han hecho cada vez más extremas en los últimos años, mientras se ha incrementado la especulación sobre los avistamientos.

«Yo no creo que nadie, y menos aún Conrad, dude que Halt y sus hombres vieron «˜algo»™ en el bosque. Tenían una experiencia extraordinaria. Y esa experiencia extraordinaria permanecería con independencia de si en última instancia, se trataba de un faro o linternas de cazadores furtivos «“ lo que también se ha sugerido.

«Pero el Coronel Conrad es el responsable de la única investigación apropiada de este incidente. Él fue a buscar y si había algo que ver, no puedo ver cómo no la pudo haber visto».

http://www.telegraph.co.uk/news/newstopics/howaboutthat/ufo/8685868/Rendlesham-Incident-US-commander-speaks-for-the-first-time-about-the-Suffolk-UFO.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.