Ejemplo de verdadera criptozoología

Después de un siglo de búsqueda, los científicos han confirmado la existencia de este extraño blob de mar

sea-creature-dec_1024El blob de mar está de vuelta.

BEC CREW

6 de diciembre de 2016

Hace más de un siglo que los científicos nombraron a esta extraña criatura por un mítico ‘ferryman of the dead’, pero ahora podemos confirmar su existencia, con científicos en California haciendo el primer registro oficial desde 1899.

Envuelto en una nube de moco, este alimentador de filtro transparente es inusualmente grande, y ha estado apareciendo en el radar durante años, pero hasta ahora, nadie podía averiguar lo que realmente estaban viendo.

La especie fue descubierta por el biólogo Carl Chun de la Universidad de Leipzig, Alemania, hace más de un siglo, y fue nombrada Bathochordaeus charon, por el famoso Caronte – una figura en la mitología griega que transportaba las almas de los muertos a través del Inframundo.

A lo largo de las décadas que siguieron, se hicieron varios avistamientos posibles, pero ahora los científicos tienen su primer registro definitivo del evasivo blob, ebservado en las aguas de la bahía de Monterey, frente a la costa de California.

«No teníamos ni idea, hasta que examinamos más de cerca el espécimen, que realmente habíamos encontrado a B. charon, la especie descrita por primera vez hace más de cien años», dijo Rob Sherlock del Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterey (MBARI).

«Parecía que Chun finalmente había sido reivindicado después de años de duda».

Identificar una vida marina ridículamente pequeña no es una tarea fácil, y después del descubrimiento de B. charon en 1899, los científicos comenzaron a dudar de su existencia como especie real, porque compartía tantas similitudes con Bathochordaeus stygius.

Descubierto en 1936, Bathochordaeus stygius parece tan similar a B. charon que durante el siglo pasado, los científicos se han estado preguntando si son realmente la misma especie.

Tampoco ayudó a que los especímenes originales de B. charon de Chun se perdieran, por lo que los investigadores no han tenido mucho que hacer para consolidar su descubrimiento.

«(Los científicos) finalmente comenzaron a preguntarse si originalmente Chun describió a B. charon en realidad era la misma especie que B. stygius», informa Tia Ghose para Live Science.

«Un famoso experto larváceo incluso sugirió combinar los nombres de las dos especies».

Así es como se ven los dos, con B. charon (a-c) en comparación con B. stygius (d-f):

compare-seaSherlock et. al.

Afortunadamente, cuando el equipo de MBARI envió su vehículo de control remoto, llamado Doc Ricketts, a la bahía de Monterey, pudieron capturar uno vivo y confirmar que todo sobre su espécimen fue descrito por Chun en 1899.

El equipo también fue capaz de aclarar las ambigüedades en varios avistamientos anteriores de la especie.

B. charon es un tipo de larvácea – flotante libre, criaturas como renacuajos que normalmente se extienden no más de 1 cm de largo (0.39 pulgadas), sin incluir su cola. Pero el espécimen que Sherlock y su equipo encontraron fue uno enorme de 9 cm de largo.

Se alimentan produciendo una «casa» de moco para sentarse en su interior, y el moco atrapa pequeñas partículas de alimento como una red mientras la criatura flota a través del océano. Más allá de eso, sin embargo, los investigadores tienen poca idea acerca de cómo viven, se reproducen y envejecen estas criaturas.

«En muchos aspectos sabemos mucho más sobre la luna que sobre la vida en el océano», dice Sherlock en un comunicado de prensa.

Aquí están las imágenes recién confirmadas de la especie:

b-charonB. charon sin su moco en casa. Crédito: MBARI

b-charon-2MBARI

b-charon-3MBARI

La investigación ha sido publicada en Marine Biodiversity Records.

http://www.sciencealert.com/this-is-the-first-official-sighting-of-california-s-bizarre-sea-blob-in-100-years

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.